0
5.0mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todas las semanas
tiempo de lectura
AA Compartir

Decadencia de Valores Humanos.

Un cordial saludo a todos los lectores en especial a quienes son padres.

En la actualidad se percibe un déficit de moral de parte de niños, jóvenes, e incluso de adultos, muchas personas comprenderán lo frustrante que es ver a niños haciendo rabietas por juguetes o dulces y sus padres negligentes complaciendo cada rabieta, o jóvenes que no saludan, no ceden sus asientos a personas mayores o discapacitadas, incluso adultos que ponen por encima su soberbia y tratan mal a sus semejantes.

El deber de los padres es generar en sus hijos una conciencia moral que permita un ambiente social adecuado, este problema ha ido aumentado y con la tecnología los jóvenes se han inundado de consumir grandes contenidos obscenos e información basura, los padres están perdiendo el poder de su voz y su autoridad frente a sus hijos. Las instituciones educativas también deben poner su granito de arena, no hay nada de malo en sermonear a los alumnos cuando dicen groserías, o cuando son impuntuales, una llamada de atención puede ayudarlos a reflexionar y los docentes también deben demostrar su ética y empatía a sus alumnos y los padres de ellos.

Para tener una sociedad tranquila en el futuro, debemos optar por empezar a crear buenas costumbres, estudiar y compartir información sobre lo importante que son los valores éticos, enseñar y ser ejemplo para los niños quienes en su desarrollo son quienes asimilan todo y cada una de nuestras acciones, si fumas hazle saber que es malo, si bebes hazle saber que malo.

Si maltratas a tu esposa es mejor que te alejes de ellos, si no eres un ejemplo, mejor no seas una mala influencia.

13 de Septiembre de 2022 a las 02:33 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Normalización.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas