yunnie-alin Yunnie Alin

Todos conocen el desafío: cada semana, Jeon Jungkook debe salir con alguien nuevo, la primera persona en invitarlo a salir el lunes por la mañana. Pocos creen que Jungkook pueda hacerlo. Puede que sea el rey de la Academia Bighit, pero nunca ha tenido una cita antes. Hasta que un chico lo invita a salir y todo cambia. Kim Taehyung no esperaba que Jungkook dijera que sí. Entonces, cuando Jungkook accede a salir en secreto con él, Taehyung pierde el control. Pero a medida que pasan los días, descubre que hay más en Jungkook bajo la superficie, y salir con él comienza a sentirse menos como una actuación y más como algo real. Taehyung sabe cómo termina la historia de un chico gay al que le gusta alguien heterosexual. Con el corazón en juego, trata torpemente de pasar el último año en la escuela, en casa y en el armario, mientras lidia con el hecho de que esta "relación" durará sólo cinco días. Después de todo, Jeon Jungkook es popular, guapo y heterosexual... ¿cierto? ------------------------- Este libro es una adaptación de fans para fans sin fines de lucro todos sus derechos al autor original del libro, pueden encontrar el libro como Date Me Brayson Killer. Espero que disfruten esta historia, la verdad a mi me encantó. ꒰⑅ᵕ༚ᵕ꒱˖♡


Romance Romance adulto joven Todo público.

#vkook #taekook #Kookv
25
2.0mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo

Todo empezó como un reto. Por supuesto, en ese momento no sabía que el reto iba a cambiar mi vida. Pero ese es el punto de los cambios, ¿no? Como el amor, simplemente ocurren, y parece que nunca avisan de su llegada. En su lugar, es solamente un momento «oh mierda» tras otro. O en mi caso, es un momento «OH MIERDA» en mayúsculas, que, si soy honesto, es el 95 por ciento de la vida de un adolescente gay en el armario.

Fue una semana antes de que la escuela reanudase, y todos estábamos en la fiesta de Noche Vieja de Rose Daniel. Rose ha sido mi compañera de biología desde el inicio del último curso, y por primera vez me invitaron a la fiesta personalmente, y no solo por ser la lapa de mis mejores amigos, Hyuna y Hoseok. (Lo sé, el nombre de Hoseok era su cruz, pero al menos la gente sabía su nombre).

Estaba en un rincón cerca de un librero, intentando parecer casual al mirar los lomos de libros que reconocía mientras en secreto buscaba a mis amigos desaparecidos en combate. Nunca sé qué hacer en las fiestas. En serio, ¿qué hago con mis manos? ¿Tengo que mover mis pies al ritmo de la música?

No tenía la intención de escuchar a escondidas, pero Jeon Jungkook tiene una voz que transmite, te atrae. Es el capitán del equipo masculino de fútbol y el chico más popular de la Academia Bighit , así que no era sorpresa que fuera el centro de atención.

—Las relaciones de la preparatoria no importan —dijo él—. Estamos en nuestro último año. La mayoría de nosotros va a terminar en distintas universidades, y parece un gasto de energía emocional comprometerse a algo que está destinado a acabar. ¿Por qué molestarse? —Qué romántico de tu parte —dijo Hyuna arrastrando las palabras.

Curioso, me metí a la cocina para encontrar a mis mejores amigos entre el grupo de los ultra populares: los atletas y los ricos.

Tenía sentido que Hyuna y Hoseok estuvieran ahí. Hyuna es la capitana del equipo femenino de fútbol, y Hoseok uno de los chicos más ricos de la escuela, lo que significa que no tiene que jugar algún deporte para ser invitado a cosas. Yo, en cambio, soy siempre su acoplado.

Hyuna tomó las manos de Hoseok entre las suyas. Sus dedos se entrelazaron.

—Podrías perfectamente conocer al indicado en la preparatoria.

Han pasado seis meses desde que mis mejores amigos empezaron a salir. Aún me estoy acostumbrando. Estoy feliz por ellos. Era claro para todos menos ellos que eran perfectos el uno para el otro. Siempre tuvieron mi bendición para llevar su amistad al siguiente nivel. Pero a veces termino sintiéndome como un sujetavelas, estando fuera de lugar. Literalmente.

Jungkook sacudió la cabeza. Su cabello castaño oscuro parecía un tono más claro bajo la luz fluorescente, y las sombras bailaban por su afilada mandíbula. Sus ojos cafés también se veían más oscuros bajo esa luz.

—Bueno, mis padres fueron la pareja más popular de su preparatoria —dijo Min Yoongi. Miró a su mejor amigo—. Sabes, Jungkook, es irónico que estés tirando opiniones sobre las relaciones cuando nunca has tenido una.

—¿Tus padres son muy estrictos o algo así? —preguntó Hoseok.

—No —respondió Yoongi —. Ellos no tienen problema con que salga con alguien.

—Sí, es mi decisión no hacerlo —explicó Jungkook con un encogimiento de hombros. Miró al vaso rojo en su mano—. Solo que no le veo el sentido a las relaciones de preparatoria.

—Tal vez es porque no puede encontrar con quién salir —se burló Jin, con su blanca sonrisa deslumbrante. Jin también estaba en el equipo de fútbol y resulta ser mi crush secreto desde el inicio de tercer año.

Me adentré más en el círculo.

Jungkook se rio.

—Vamos. Sin ofender, pero probablemente podría salir con alguien nuevo cada semana si lo quisiera. —Tomó un sorbo de su vaso mientras Hyuna rodaba sus ojos.

—Pruébalo —dijo Yoongi —. Te reto.

—¿A qué? —preguntó Jungkook.

Hubieron «uhs» de parte de los chicos, y las chicas a su alrededor se rieron. Jungkook se removió incómodo, incómodo de ser el centro de atención.

—Pruébale a todos que puedes salir con alguien nuevo cada semana —dijo Yoongi.

—¿De verdad me estás retando?

—Síp —dijo Yoongi —. ¿Estás asustado?

—Bien. Lo haré. —Jungkook levantó su mirada y nuestros ojos se encontraron. Yo aparté mi mirada—. Pero si es un juego o un reto o lo que sea, entonces debería haber reglas. Taehyung , ¿qué piensas?

Me demoré un segundo en responder. No planeaba participar.

—Am, tal vez solo debería durar la semana escolar —dije nervioso—. De lunes a viernes. —Bien. —Jungkook asintió—. No quiero sacrificar mis fines de semana por esto.

—Nada físico —sugirió Lisa—. Esto es un juego, y los límites de todos deberían ser respetados.

Jungkook parecía incluso más aliviado.

—Y solo personas de último año. No quiero ser asqueroso al respecto.

—De acuerdo. Solo los de ultimo de año pueden jugar —dijo Yoongi. Miró a su alrededor—. ¿Eso es todo?

—No puedes invitar a nadie a salir —añadió Hyuna—. O sería muy fácil.

—Espera, ¿qué?

—El reto es este, Jeon Jungkook —dijo Hyuna con un travieso brillo en sus ojos—. Saldrás con la primera persona en invitarte a salir cada lunes hasta la última campanada del viernes. Tienes prohibido invitar a alguien a salir. Y si no te invitan a salir, pierdes.

—Oh, me gusta eso —dijo Lisa—. Las chicas pueden invitar a salir a los chicos. —Alzó su mano para chocar los cinco, y Hyuna felizmente le respondió.

—También pierdes si te aburres de salir con esa gente —dijo Yoongi —. Te conozco, amigo. No creo que esto sea para ti. —Le dio una palmada a Jungkook en el hombro.

—¿Y qué pasa si pierde? —pregunté.

Jungkook me lanzó una mirada que parecía como si estuviese esperando que nadie mencionara un castigo. Yo encogí los hombros con una sonrisa. ¿Qué tan seguido se puede ver a Jeon Jungkook retorcerse?

Yoongi sabía qué le iba a doler más.

—Tienes que tomar el autobús escolar por lo que queda de año.

Todos se rieron. Todos sabemos lo que Jeon Jungkook ama su Jeep blanco. Es indiscutiblemente el auto más limpio de la escuela. Lo lava al menos una vez a la semana; he visto las fotos en su perfil de Instagram.

—Mierda, de acuerdo —dijo Jungkook —. Pero esto debe tener un límite de tiempo. Lo voy a hacer por tres meses y listo. Si pierdo, entonces después del descanso de primavera empezaré a tomar el autobús. Pero cuando gane, y voy a ganar, no volverán a dudar de mí nunca.

—Sí, sí, sí —dijo Hyuna—. Vas a ser una leyenda.

—Jeon Jungkook. El hombre. El mito. La leyenda. Eso me gusta —dijo Jungkook. Se bebió de un trago el resto de su cerveza—. Que empiece el juego.

—En ese caso —dijo Lisa—. ¡Sal conmigo, Jeon Jungkook ! —Estalló en carcajadas.

—Está bien, aunque no es lunes. Cuando empiece la escuela, Lisa, vas a ser mi primera novia. —Jungkook sonrió—. Pero esta será la primera y última vez que voy a romper las reglas.

Todos han sido advertidos. —Se inclinó con gallardía ante ella.

Y así fue como todo empezó.

Dos meses después, el reto de Jeon Jungkook sigue en pie. Y el tiempo se está acabando. Una sola semana escolar es lo que obtienen todos.

No ha habido excepciones a esto.

Ninguna.

Excepto yo, claro.

OH MIERDA.


30 de Junio de 2022 a las 04:52 0 Reporte Insertar Seguir historia
2
Leer el siguiente capítulo LUNES

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 35 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión