afhpedagogia-gmail-com Escritora Lola Pop

Acompaña al inspector Samuel Vázquez en la investigación sobre los culpables de una de las tramas criminales que suceden entre la élite de la ciudad de Barcelona.  Descubre, capítulo a capítulo, actos que huelen a traición, silencios a cambio de medidas desesperadas y la inocencia vestida de sofisticación. Ni el más rojo carmín podrá eclipsar la mirada de los que buscan las manos manchadas de culpa. Nadie quedará indiferente con el desenlace de la operación 'Cathouse'. Serás un culpable más en el crimen y cómplice de los protagonistas que narran a lo largo de toda la novela. REGISTRADO EN LA PROPIEDAD INTELECTUAL. GOBIERNO DE ESPAÑA


#3 en Suspenso/Misterio Sólo para mayores de 18. © El libro está registrado en la propiedad intelectual. No se podrá copiar, ni compartir, sin autorización de la autora.

#friendstolovers #enemytolovers #amor #thriller #suspense #juvenil #misterio #crimen #newadult #adulto
15
4.8mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los domingos
tiempo de lectura
AA Compartir

PRÓLOGO

En 2015 me presenté a un concurso de relatos, en mi ciudad natal, Barcelona. Era la primera vez que intentaba algo así, porque siempre había sido muy reservada con mis escritos. Pensé que era una oportunidad para darme cuenta de si solo se trataba de algo de mi tiempo a solas o, escribir ficción era una pasión que debía empezar a compartir.

Les mostré el relato a las personas de confianza. Leían a Miguel, el protagonista que ahora conocerás en «Cathouse», solo que en una versión más reducida y en una escena muy concreta del libro (Capítulo 1. Tizas).

Para mi sorpresa, un amigo de la universidad (H.C) me preguntó «Oye, Aina, ¿cuándo voy a conocer más sobre Miguel?». Aquel mensaje de whatsapp me sorprendió muchísimo. «¡Qué dices, loco! No hay más que eso» le respondí, incrédula. Mi amigo volvió a la carga en el chat y me escribió la respuesta que me hizo pensar sobre mi lado escritor: «Me has dejado con ganas de saber más. ¿Qué hay de los otros personajes de los que habla? Pablo, por ejemplo. Quiero saber qué pasa con él». Más. Quería más. Pero, no había más.

Al llegar a casa, lo comenté con mi pareja y también le envié un mensaje a otros amigos que habían leído el relato, a modo de indagar sobre ese mismo impacto que había causado en H.C. Por lo visto, toda mi gente daba por hecho que iba a seguir esa historia y que Miguel daba para un libro. Hasta mi padre y mi madre amaron la historia y creyeron que seguían los capítulos.

El destino hizo que yo no ganase el concurso de relatos pero diese el paso hacia el verdadero proyecto de ficción que tienes entre manos. Hice posible ese «Más».

Empecé a escribir borradores de email con los primeros capítulos del libro, donde Miguel se crecía en la trama y se imponía sobre mi tiempo personal y mis sentimientos. Solo tenía algunos ratitos de camino al trabajo o de vuelta a casa, horitas de los fines de semana mientras descansaba del ajetreado trabajo o, antes de irme a dormir, ya con la mente despejada de todas las obligaciones domésticas hechas.

Por aquel entonces, yo iba a trabajar a institutos de gente de mucho dinero y me hablaban de sus futuros espectaculares. No me permití alejarme de esa realidad para no crear la típica saga de niños bien (a lo Netflix, me refiero). Este libro era esa aula, esa sala de actos de madera y color borgoña, mis sinceras charlas con ellos y, sus sueños alimentados por sus distinguidas familias con grandes empresas. Y conocí a un dramático Miguel, a una presumida Gillian, a un Pablo de la vida y, una envidiosa Paula. Me rodeaba de una parte de la élite barcelonesa y empecé a comprender lo que sentían, sin juzgar su condición. Sus vidas eran más difíciles que la mía, a decir verdad y a pesar de lo que mucha gente pueda pensar, porque no tenían elección en muchas cosas, mientras que yo sí la tenía en mi entorno y en mis decisiones. Y así quise reflejarlo en esta trama, que sumaba más capítulos día tras día, soltando todo en aquellos borradores de email.

Tras ochenta capítulos escritos en mi teléfono, inspirándome en el día a día, pensé en sacar a la luz lo que tenía hecho en borrador, aunque fuese imperfecto. Buscando por internet «¿Cómo publicar una novela?» encontré que Francisco de Paula (Blue Jeans) había hecho crecer su novela en un blog. Aquello no me parecía mala idea, pero el impacto con el lector iba a tardar mucho para lo que me interesaba. Necesitaba saber si el libro tenía sentido y debía continuar hasta el final.

Seguí buscando en Google y, al final, di con Wattpad, una plataforma que ya me sonaba de haber leído 'After' en físico. Subí una primera versión del libro, llamándole «Retomando el valor de decir te quiero» en vez del actual «Cathouse». Reconozco que, por aquel entonces, me equivoqué clasificando el libro como «romance». En 2015-2016 aún no conocía el new adult y, suavizaba ciertas actitudes que tenían mis protagonistas, en el nombre del amor.

Hice llegar el enlace de Wattpad a personas de confianza, mientras los desconocidos leían mi novela con el objetivo de aportarme cosas diferentes a mis conocidos. Recibí buenos comentarios, likes en los capítulos, me abrían chats privados para resaltar mi trabajo... El libro calaba.

Recuerdo algunas mañanas, en el trabajo, en las que, hasta mis propios compañeros y compañeras comentaban la trama por los pasillos de la oficina y en el comedor, como si yo no la hubiese escrito y no estuviese allí con ellos. Me hacía sentir extrañamente orgullosa, porque no podía comentar la novela por no desvelar la trama, a la vez que me encantaba escucharles hablar de los personajes, como si no los conociese de nada. Miguel no arrasaba tanto como Gillian y, Samuel excitaba sexualmente como nadie. Pablo era más a quien abrazar y, Paula pasaba desaparecibida a pesar de su personalidad.

Al llegar a los 11K lecturas en Wattpad, justo a falta de cuatro capítulos por terminar este libro, ciertas personas del trabajo fueron a por mi punto débil (la escritura) porque no podían ir a por causas de mi vida personal que se rumoreaba por los pasillos y, me provocaron un bloqueo escritor muy bestia por no entender su actitud.

Una de mis mejores amigas (L.M), que trabaja conmigo en la oficina, vivió lo que me hicieron pasar ciertas trabajadoras y, vio que estaba metida en un bucle del que debía salir cuanto antes o, perdería mi pasión por la escritura. Siempre me animó a quitarme ese lastre cada vez que lo intentaba superar. Valoraba (y valora) mucho mis textos profesionales y personales. Yo le creía, intentaba escribir de nuevo, pero algo en mi mente y mi corazón no funcionaba y no podía con esa horrible sensación de ser torpe, incoherente y tener falta de vocabulario.

Fui incapaz de redactar proyectos, emails y cualquier carta formal que me pedían. Nada de nada. Los directivos me miraban con lupa cada paso que daba fuera y dentro del trabajo, usándolo para achacarme la inseguridad al escribir. Un no parar de correcciones sobre correcciones, incluso algunas solo por hacerme sentir que me equivocaba una y otra vez y, que eran muestras de que estaba poco concentrada por razones personales que se inventaban para hacerme dudar hasta de mi sombra.

La cosa se puso peor. Mucho peor. No os imagináis la impotencia. En 2017 tuve que marcharme de ese trabajo para resurgir y empezar de nuevo mi vida, lejos de situaciones tan tóxicas y que me estaban coartando algo tan mío como escribir. Me vino perfecto salir de allí, pero del impacto que sufrí, que no hubo perdón que me sanase ese bloqueo (por más que lo intentaron), me convertí en una persona celosa de mi tiempo y de mis cosas. Me volví, básicamente, desconfiada con la gente nueva que conocía y, explicar sobre lo que hacía tan pegada al teléfono, que era esconder mis escritos. Pasé a no decirle a nadie (nadie es nadie) que yo escribía novelas, relatos o lo que fuese que me naciese para desahogarme. Hasta el blog que tenía en un periódico, lo abandoné a su suerte y no volví a postear por no poder asumir tal peso de no ser buenos textos por culpa de ese bloqueo.

Una lectora (D.M.975), como muchas que había agregado a Instagram en la época Wattpad, me pedía ese final de «Retomando el valor de decir te quiero» al ver que dejaba morir el libro en Wattpad. Año tras año esperando ese final. Sus chats eran maravillosos, valorando mi trabajo y apoyándome para que el libro siguiese su curso. Y eran una buena razón para continuar, pero algo seguía estando ahí, dentro de mí, diciéndome que no era bueno para mí promocionar Cathouse. No fue hasta hace poco, que le expliqué a D.M la verdad de lo que me sucedía, sin entrar en muchos detalles y, comprendió la razón de su espera. Le prometí que saldría algún día de eso y, espero que al leer este prólogo sienta mi sincero agradecimiento por su apoyo incondicional durante tantos años.

Mientras el bloqueo se hacía fuerte, me iba de ese trabajo y empezaba otro, pensé en hacer una historia totalmente distinta (Adonis) al libro que tienes entre manos, por cambiar de aires y combatir esa inseguridad en la escritura. Un remedio casero. Elegí escribir un romance, alejándome de la trama policíaca de «Cathouse». Lola y Mario, los protagonistas de «Adonis», me daban confianza en las escenas eróticas, en los diálogos, en la trama y en escenas que se alejaban del libro que tienes entre manos. Usé el libro para hablarle a mi bloqueo y, terminé «Adonis», aunque muy muy muy insegura de ello.

Con los años me nació dar pasos en solitario, sin contarle a nadie si hacía más o menos historias, si tenía redes asociadas a mis libros o, si publicaba en plataformas. En el anonimato me sentía muy bien (me siento bien) y, me permitió seguir celosa de mi tiempo, ya como Escritora Lola Pop.


Años que se pasó mi pareja diciéndome que este libro iba a ser impactante, que lo acabase de publicar, que tenía una trama muy interesante, que le diese voz a la vez que «Adonis», que había quien lo pedía terminar. Yo solo hablaba de Adonis y, si alguien me preguntaba por otras tramas, obviaba esa respuesta y me reafirmaba como escritora de romance-erótico. «Cathouse» no existía.

En 2019 o 2020 empecé a alejarme aún más de los satélites que quedaban de aquellos días de curro tóxico, cortando toda relación o vínculo residual. Con nombres y apellidos. Lo hice de forma radical, de un día para el otro y desapareciendo de grupos de chat, mensajes no respondidos y citas a las que no acudí más. ¡Fuera! ¡Ni un chat relacionado con esos días, ni una quedada compartida con gente que seguía en ese empleo, ni un comentario o rumor que volviese a salir! Y juro que acabé quitándome el mal rollo de encima, a pasos agigantados. Porque el mal aura seguía en silencio.

Durante el 2021 fui notando mejora, alivio personal, profesional y, mi bloqueo se esfumó cada vez más al sentir que empezaba de nuevo y que eran mis palabras escritas contra ese pasado tóxico. Me sentía con ganas de escribir y arriesgar con relatos, tramas y personajes que jamás me había planteado escribir.

Rompí esas barreras.

Ya en octubre de 2021, sentada en la terraza de un bar, junto a mi pareja, hacia girar mi copa de vino mientras meditaba sobre esa trama maldecida y sobre mis miedos a publicar «Cathouse». Algo tiraba de mí, en positivo. Algo me nacía cambiar esa visión del libro. Y, de la nada, solté «¿Y si publico el libro de Miguel, otra vez?». Mi pareja se alegró muchísimo, porque siempre apostó por aquel borrador que estaba abandonado en una memoria externa. Y sabía que era una señal. Era un reto. Era motivación.

Al día siguiente, en casa, sola, en silencio, abrí el archivo «Cathouse» y empecé a leer el capítulo 0 de este libro. Las sensaciones fueron brutales, una montaña rusa de sentimientos y, aunque me acordaba de aquel trágico periodo de 2015-2019 en ese trabajo, me pudo mucho más reencontrarme con Miguel, Pablo, Gillian, Paula, Fran, Samuel y cada uno de los personajes que aparecen en los siguientes capítulos a este prólogo. Emocionada al saber que siempre habían estado ahí esperando a que yo estuviese bien para ellos y, que los valorase cómo merecían.

Lo publiqué y lo despubliqué. Lo publiqué y lo despubliqué. Solo por ponerme a prueba. Y no sé explicar la sensación, pero me agradó saber que QUERÍA hacerlo.

Y puedo decir que en 2022, el libro «Cathouse» viene dispuesto a quedarse, a crecer, a ser parte de mis libros mejor valorados, no por los demás, sino por mí misma. Y aunque estoy nerviosa (mucho, a decir verdad), sé que puedo completarlo, promocionarlo y hablar de él en redes (en un grito victorioso).

Quizás haya personas que no conozcan esto que me ocurrió y lo harán ahora, con este prólogo. Sorry, not sorry. Ha pasado así y no lo puedo cambiar.

Mucho ha transcurrido desde 2015, pero juro que no sabía qué palabras usar que acompañasen mi extraña actitud al publicar, mi forma de promocionar los libros (tan comedida) y, no permitir BETAS en mis libros o correcciones de externos. No era el momento.

A.G, que siempre quiso betearme, que me ha pedido muchas veces leer mis borradores, quizás leyendo este prólogo comprende la necesidad de dejar como estaba todo y esperar que el bloqueo se fuese apagando para poder hacer frente a sus palabras. Quizás tus palabras no hubiesen tenido el mejor contexto para que me ayudasen a crecer. Pero, siempre he sentido ese cariño de madrina en la plataforma Inkspired.

Con este prólogo no digo que el bloqueo se haya esfumado del todo al ver esta historia publicada. Este libro es mi nueva ilusión, pero queda camino por hacer ante lo que se espera de él y lo que espero de mí misma al publicarlo de verdad, con todas las de la ley (nunca mejor dicho).

Voy a protegerlo. Me prometo no dejarlo morir en el intento. Y si llega a manos del aura, por casualidad, espero que le haga pensar.

Y ahora... ¿Le damos caña a la trama? ¿Superamos este reto?

14 de Febrero de 2022 a las 17:35 11 Reporte Insertar Seguir historia
10
Leer el siguiente capítulo CAPÍTULO 0. OSCURAS LLAMADAS

Comenta algo

Publica!
Apriles_06 Apriles_06
Te conocí por Adonis y ahora sé que ese libro fue el que te ayudó a sanar o esconder ese bloqueo que viviste. Amé adonis y lo sabes; darme cuenta ahora que es solo una parte de tu gran talento me deja con ganas de saber más. Esta nueva novela tuya que empezaré, no son solo letras, es un proyecto grande, son tus sueños e inseguridades que tuviste que derrotar y enfrentar durante mucho tiempo. No lo dudo, será increíble. Me sentí identificada en muchas partes de tu prólogo porque cuando la gente que conocía se dio cuenta que escribía me cerré y no volví a hacerlo, y justamente también por wattpad una plataforma que ahora sé no es la indicada para cierto tiempos de escritos, supongo que tiene un público bastante selectivo con ciertas categorías de las cuales no estoy de acuerdo. Te deseo el mayor de los éxitos. Sabes llegar y atrapar al lector con solo un par de líneas, sé que muchos al igual que yo están ansiosos de empezar a leer el primer capítulo rodeada de expectativas favorables, es más, no son solo nuestras expectativas, también son las tuyas que te descubriste en este nuevo libro descubriendo que puedes dar más de ti. ¡TE FELICITO! Aquí voy, en un nuevo viaje contigo.. En este libro que se llama Cathouse. Te regalo esta frase de una escritora que al igual que tú también admiro. "Anoche mi corazón me despertó llorando... Cómo puedo ayudarte le rogué. Mi corazón contestó. Escribe el libro. No sé pero me recordó a ti.
May 31, 2022, 18:38

  • Escritora Lola Pop Escritora Lola Pop
    Wowwwwww 😢😢😢😢 ¡Vaya palabras tan bonitas! Es una maravilla lo que has escrito. No puedo más que agradecer que me apoyes tanto 😜😜😜😜 Creo haber superado poco a poco lo que supone este libro, tan diferente a Adonis y a Alexia, pero quién avisa no es traidor y es un libro bastante crudo. May 31, 2022, 18:44
Dulce deLeche Dulce deLeche
Caray, que historia más rocambolesca!!!! Parece muy interesante tu vida de verdad... tanto como las historias que escribes!!!!
April 25, 2022, 12:56
Dax Voldemor Dax Voldemor
Aplusos. Nice!
March 30, 2022, 02:00

Julián Juan Lacasa Julián Juan Lacasa
Pues ya pudiste librarte de gente tan chunga y empezar de nuevo a escribir más implicada. Así que a ver qué pasa, aunque conociendo a la autora, sabrá sorprendernos con inteligencia.
March 13, 2022, 00:45

  • Escritora Lola Pop Escritora Lola Pop
    Ahora a descubrir una historia que nada tiene que ver con lo que haya escrito March 13, 2022, 07:16
Zihanka Zihanka
No he podido esperar al finde y ya le he echado el ojo al prólogo. Me alegro del paso que has dado al publicarlo, pero me alegro más de que cortarás la relación con gente tan tóxica. Para mí, eres muy grande!! Me gusta mucho como escribes 😊
February 15, 2022, 20:51

  • Escritora Lola Pop Escritora Lola Pop
    Graciaaaaaas guapiiiiii!!! Y yo me alegro de que estés al otro lado 😜😜😜😜 Que no puedas esperar es bueno 😂😂😂 February 15, 2022, 22:56
E Erika
Pues tengo muchas ganas de leerlo y de disfrutarlo. Me alegro mucho que hayas decidido publicarlo 😊 En la vida todo son momentos, etapas y experiencias. Todo llega en su momento justo. Mucho ánimo BFF 😘
February 14, 2022, 19:13

  • Escritora Lola Pop Escritora Lola Pop
    ¡Gracias! El capítulo 0 ya empieza muy fuerte. No quiero decir nada pero... No es lo que hayas leído otras veces 😵‍💫 February 14, 2022, 19:14
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 50 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión