sinfonauniversae Sinfonia Universal

Anhelos, deseos, sueños. Lo crearon para eso y existe para eso.


Cuento Todo público.

#creación #encantador #creador
Cuento corto
3
192 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El Encantador de Historias

"Anhelos, deseos, sueños". Fue lo primero que percibió al nacer, despojado de aquel capullo en el que había estado mucho tiempo dormido, justo donde se entremezclaban la esencia de la imaginación y de las lúgubres almas pensantes. Y, cuando abrió los ojos por primera vez a la mismísima vida que le recibía con amorosos brazos, sintió que su aliento de vida le era devuelto, como si nunca hubiera antes existido. Lo habían creado, sí, y se sentía inmensamente dichoso, pero, de alguna forma no lo lograba entender.

"¿Con qué propósito?", pensó, "¿Con qué propósito lo habían despertado de su sueño eterno?" Había entonces visto ya su rostro y su cuerpo en el espejo de las aguas de las ilusiones más soñadas, mudamente memorizando sus formas luminosas, tratando de entenderlo todo. Era bello, y sin igual. "¿Cómo lo habían separado de ese lugar donde era gobernante de todo lo existente?" Mas así, sabía que lo habían creado con un fin, qué, no tardó en entender, cuando lo vio ante sus ojos, mismos que brillaban como dos poderosas lunas iridiscentes en la espesura de la noche.

Allí, encerrado en una prisión eterna se encontraba su creador, sonriéndole con desolada e incorruptible alegría. "¿Por qué lloraba?" "¿Por qué aquella ave gigantesca, revestida de un aura ancestral, lloraba?" Quería enjugar esas lágrimas, que como mundos manaban de sus ojos, hasta convertirlas en sueños sin final. Y de pronto, sintió, sin explicación alguna, aunque resentido por lo que le habían hecho, que quería, muy en el fondo de su iluminado corazón, hacerlo inmensamente feliz. "Narra para mi" Le dijo aquella criatura, aquel cantante mesiánico que había extendido una portentosa ala para que la tomara entre sus manos. "Narra para mí, por eso te he creado, para que, me cuentes hermosos cuentos eternamente. Narrador"

De pronto, el ser bautizado con el nombre de "Narrador" se vio entonces inmerso y moldeado por la luz, proveniente de su insigne creador de millares de universos y de vidas. Se vio así mismo emerger del corazón más amado, en medio de constelaciones, galaxias y planetas, mortalmente agradecido. Nacido para colmar de felicidad, a una criatura que parecía inmensamente solitaria, de cuya imaginación había nacido. Sus obsequios y dones, como bien comprobó nada más indicada la petición, le permitieron moverse en la vida y la muerte, pues él era un creador y destructor a través de la mera narración.

Así, siendo un ser que creaba vida y muerte a partir de las historias, los cuentos, los poemas y las canciones que antes de dormir escuchaba su único y callado público, bajo la luz de las estrellas y la luna; testigo de su gracia, sabiduría e inocencia, siempre narraba con galantería y mesura. Mas, aunque ponía todo su corazón en narrar bellas historias para su creador, ninguna parecía arrancarle una sonrisa a quien lo había traído a la vida. Lo que el narrador no sabía era que, su creador, estaba demasiado sumido en la tristeza, producto de la inesperada pérdida de su amante inmortal.

"¿Por qué" "¿Por qué?" susurraba en la vigilia del sueño que no llegaba hasta sus ojos y hasta su corazón. "¿Para esto fui creado? Me siento inmensamente impotente, al no poder hacer nada con este don que me fue otorgado." Se dijo. "Desearía hacer algo por él" "Algo que le haga sonreír al menos una vez". Fue entonces cuando una idea preciosa brotó desde el fondo de su espíritu, que jamás se veía marchitarse, aunque, frustrado como estaba, decidió ejercer un deseo que calaba profundo en su ser, sin medir las consecuencias de sus actos. Fue entonces, cuando, se le ocurrió crear la historia más bella jamás creada, en la que pondría todo de sí, para que su creador pudiera sonreír finalmente al despuntar el alba.

Pronto acudió ante él, ante la prisión que jamás se abría, ni desde dentro, ni desde afuera, llamándolo con prisa. El cuento que tenía preparado no se desperdiciaría para nada, pues él, era el "Narrador". El que podía hacer todo lo que se propusiera. Esperó hasta que despertara, y entre los barrotes, tomó el ala de la criatura ofrecida, a la que acarició dulcemente, y, susurrando contra su oído finalmente narró la historia más bella jamás creada; qué inclusive, hizo llorar lágrimas de amor a ese poderoso ser extinto en el olvido.

Sin embargo, a medida que narraba aquella prodigiosa historia, desde sus labios, como un amante dormido junto a su amado, su luz e inocencia le fueron abandonando silenciosamente, hasta que, en él, ningún rastro quedó de ellas. Había puesto tanto de sí, tanto de su espíritu y de su corazón, que, esa fue su última historia cargada del halo luminoso más poderoso del universo. Así, cientos de ojos parpadeantes le cubrieron, en nombre del pecado que había cometido, pues al perder su inocencia por completo, para siempre extraviada, se había sumido en una oscuridad perpetua. La bella figura que había sido, se había cubierto por un manto de inaudita servidumbre a ese esplendor que sólo se encontraba al iniciar el atardecer. Y revestido del mismo, encorvado, inclusive cargado de cuernos y pezuñas que afeaban su antes agraciado y candoroso rostro, no culminó su oficio, sino, más bien recién iniciaba.

Y, ahora siendo un monstruo maldito, narrador de historias, poseedor de un tétrico y bello don, era la esencia de la imaginación y de la fantasía oscura, aquel ser digno y merecedor de alabanzas, como de venenosas y crueles maldiciones. Era aquel narrador, cuyos sueños y pesadillas, haría para todos, toda una prodigiosa realidad. Mas se sabe que, desde el día de su cambio, todas sus historias, fueron para siempre hermosas, sí, pero condenadamente oscuras, y él se convertiría para siempre en un encantador de historias.

20 de Enero de 2022 a las 04:03 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Fin

Conoce al autor

Sinfonia Universal Mi nombre es Vanessa pero prefiero que me conozcan por el nombre de Sinfonía Universal. Tengo mis pocos años en este mundo de escritura, pero más perteneciendo al ritual que significa la vida, soy de Mérida - Venezuela, el lugar que Dios eligió para que naciera. Soy un aprendiz de escritora, autodidacta, que tiene el infinito sueño de crear historias de fantasía que atrapen, y llenen de color las vidas de todos.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~