anzeexmyu Anzee Myu

La vida de Esteban Gómez Un joven de 19 años comienza a trabajar en un centro comercial de todo tipos muebles, accesorios de hogar, juguetes para niños, piscinas infantiles y prendas de vestir, Steven dejó la universidad por seguir trabajando para ayudar a sus padres, el señor Gómez fue diagnosticado como hipertenso por exceso de trabajo, más por su mayoría de edad, así que lo suspendieron y Steven es el único hijo que tiene que velar por ellos, la señora Rey ya no puede seguir trabajando porque es asmática + diabética. Steven trabaja en el centro comercial llamado: City Corgua Home, sin llegar a pensar que iba a cambiar su vida laboral y sentimental. Historia original: anzeexmyu [No se aceptan copias ni adaptaciones de esta historia] Hecha en: Guatemala


Fanfiction Series/Doramas/Novelas Todo público.

#guatemala #coreadelsur #gayromance #gay #chicoxchico #boyxboy #bl
0
7 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

.oo.

ANTES DE EMPEZAR A LEER.


esta historia esta basada a hechos reales en algunos capítulos, por favor esta historia tiene cultura de Guatemala, si no te gusta como narro la historia o las palabras desconocidas que lees no la leas asi tampoco dejes ningún comentario grosero.


Esta historia es BL. si no te gusta el BL no la leas por favor.


...

LA VIDA DE ESTEBAN GÓMEZ.


"¿Axel Esteban Gómez Rey?"- dijo la seño que llevaba con ella una tableta y papeles que seguro eran de los aspirantes que necesitaban trabajo.

Al escuchar mi nombre alce mi mano de inmediato, levantándome del asiento que al parecer se me durmieron las nalgas de estar solo sentado esperando que me llamaran.

Dejé la revista de moda en el asiento donde anteriormente estaba.

"Yo, soy seño"- dije, caminando pasos lentos hacia donde se encontraba ella, asintió y me dijo que me detuviera por el distanciamiento social, obedecí, me arregle el cubrebocas que lo tenía torcido por lo aburrido que jugaba con la pita de la oreja.

"Joven Axel Gómez, puede pasar a la oficina del señor Morales"- asentí, sonriendo como si ella me fuera a ver que sonreía.

Entre en aquella espaciosa oficina que toda las cuatro paredes eran de color blanco, abajo del pie de la pared estaba pintado de color café encendido, las cortinas que estaban tapando las gigantes ventanas eran de color café de igual manera que las sillas, el suelo era cerámico pero de color cafés y en el fondo se encontraba el escritorio negro con bordes cafés, las sillas de madera barnizada, saludé y cerrando la puerta detrás de mí, el señor se encontraba acomodando papeles, me miró a través de sus anteojos de culo de botella que se le miraban muy pequeños los ojos, me sonrió amablemente:

"Adelante, Esteban Gómez ¿cierto?"- se quitó los anteojos, dejándolos sobre el escritorio en una esquina de este, yo asentí y me acerqué un poco.

Me miraba de pies a cabeza, le di gracias a Dios que mi Papá abuelo me haya dicho que me fuera formal para que me vieran que soy responsable y maduro, aunque mi cuerpo me engaña que tenga 19 años, según qué parezco de 17 años, -Qué sigan pensando que parezco de 17 años que de 20-

"Siéntate Gómez"- indico el señor Morales

Asentí y logré sentarme dejé mi bolsón en el suelo, sentándome formalmente como mi abuelo me dijo que hiciera.

"Bueno, Gómez, ¿estás listo para la entrevista?"- dijo, buscando algún papel sobre el escritorio, me dirigía la mirada para saber mi respuesta, y yo le dije:

"Si, claro muy listo"- dije con entusiasmo, aunque por dentro moría de nervios

El señor mayor tal vez de 60 años asiente ante mi respuesta positiva, dirigió la mirada hacia la computadora de escritorio, manejando a la perfección el mouse negro, sus ojos se movían de arriba a bajo buscando algo.

"Bueno, dice que tienes 19 años, soltero, ¿Dejaste la universidad?"- cuestionó

"Si, por motivos económicos"- respondí de inmediato

"Pues..."- suspiró haciendo una pequeña pausa de dos segundos "es difícil seguir la universidad cuando no hay dinero, jóvenes buscan trabajo para seguir la universidad, pero en realidad el trabajo quita más tiempo y tienen que elegir entre las dos ¿universidad o trabajo? , no hay días de feriados, depende de la plaza que te toque"- Yo asentí

"Necesito el trabajo para seguir manteniendo a mis padres, ellos padecieron de enfermedades y están suspendidos del trabajo así que saque mis papeles para buscar trabajo, ¿Ya me está entrevistando?"- esta vez yo cuestioné, él ríe y niega

"No, ahorita si vamos a empezar Esteban"- informó

Sonreí dentro de mi mascarilla, imprimió algunas hojas y me fue preguntando varias cosas personales, sobre el tipo de trabajo que andaba buscando.

"Ok, si te tocara de cocinero ¿Sabes cocinar?"- asentí diciendo un -"Si"-

Siguió varias preguntas que respondí con toda sinceridad sin dar demasiada información, mi respuestas era concretas y seguras de lo que yo respondía, ya que dar demasiada información daría cómo burocracia, así que seguí respondiendo conforme me fuera preguntando.

Dejé la universidad por motivo de economía, mis verdaderos padres me dejaron con mis abuelos a la edad de cinco años, me dejaron con la mentira que iban a ir hacer un mandado a la capital, y en la noche me llegaban a traer, mi abuelo me dijo que cuando pregunte por la hora y el me la dijo que eran las nueve de la noche, dijo que yo corrí a recoger mis juguetes, mi suéter y salí al patio a esperar sentado a mis padres, mis abuelos solamente se quedaban callados porque no querían que yo llorara, pero cuando no llegaron, mis abuelos me confesaron que ellos ya no iban a llegar que me resignara de ellos que ya no iban a venir por mí, lloré como no se imaginan, a caso me odiaban, o era un patojo no deseado, mis abuelos me consolaron y aún así no dejaba de llorar, parecía la chillona por llorar solo en las noches a las Diez de la noche, porque me recordaba que mis padres no iban a llegar por mí, hasta que pasaron dos meses que me rehúse de que ellos me habían abandonado para siempre a lado de mis abuelos maternos.

Crecí con ellos, mis abuelos me cuidaron cuando todavía trabajaban, Tenían la fuerza de hacerlo, estudié en un colegio que mi abuelo suplicó una media beca y la logré por mis calificaciones, luego en un instituto y estudié medicina aunque no me dieron mi diploma de orientación de medicina solamente de computación, mis abuelos me llevaron a una cena a McDonald's por qué nosotros no habíamos comido una hamburguesa pero me divertí con ellos, estaban felices, luego de eso logré entrar a una universidad pero solamente estudié dos semestres porque ya no podía pagar la matrícula del tercer semestre.

Luego mi abuelo se había desmayado en el trabajo y fuimos al hospital general que le diagnosticaron que era hipertenso y que no podía hacer esfuerzo de nada o comer cosas saladas, porque se le elevaba la presión arterial, lo suspendieron, aunque le pasan cuatrocientos quetzales mensuales.

Mi abuela la llevaron de emergencia a una clínica cercana de su trabajo, tenía debilidad en su cuerpo, le hicieron un examen de la glucosa y estaba muy alta según el doctor 140mg/dl le administraron cuatro unidades de insulina, estuvo en observación, le administraron una solución para que se recuperara pronto.

Le dieron egreso el mismo día y mandaron a realizar exámenes para mantener el control de la diabetes de mi abuela.

"¿No te importa qué clase de puesto deseen colocarte?"- pregunto

"No, no importa, lo que quiero saber es el salario ¿cuanto?"- hable firme

"Depende del puesto, si es en McDonald's ahí varían y te darían oportunidad de seguir estudiando pero bajan el salario, en un centro comercial tal vez como 1,700 o tal vez más depende verdad, no tengo información de esto"- Termino

"Si" -

Termino con otras preguntas más y me dijo que ya estaba acabado la entrevista

"Bueno, estaban ya está terminado las preguntas, el cuestionario ya se estará revisando cuando se termine con las demás entrevistas, puedes retirarte y cuando ya hemos terminado de revisar llamaremos a quienes hayan pasado la entrevista, ¿colocaste tu correo electrónico?"- asentí "¿número teléfono?"- asentí "Entonces espera la llamada para darte información"-

"Está bien señor morales, gracias, tenga buena tarde"- dije despidiéndome del señor

Me levante de la silla de madera que hizo un rechinido grave en el piso

"Gracias igualmente, con cuidado"- dijo arreglando los papeles de nuevo.

Salí de la oficina, y la señorita entró a la oficina, sin antes de decirme que firmara de asistencia que había realizado la entrevista, seguí caminando al pasillo, baje las escaleras y a los lejos escuché que dijo la seño:

"Mario Ortiz"-

Después de varias escaleras al fin había llegado al primer nivel, camine a la salida, visualizando los carros estacionados enfrente del pequeño edificio, llegue a la salida de aquel terreno a cementado, espere que el semáforo marcara en rojo para pasar, luego de un minuto marco rojo y logré pasar con varias personas, fui a la parada de buses y esperé la camioneta amarilla que iba directo a mi colonia las margaritas.

Vi que venía llegando un bus de color verde con blanco que era para la colonia cañaveral, Magnolias y modelo No.1 aunque esos buses también me dejaban en el puente de la colonia la siloe, pero tenía que caminar en subida mejor esperé la otra camioneta amarilla.

varios minutos pasaron y el bus llegó, subí al bus y pagué mis tres quetzales aunque antes eran dos quetzales le subieron otro quetzal y ni gel anti bacterial están dando, yo pido y dicen que ya no aplican gel.

Busque un asiento antes que la camioneta arracara y fuera a dar hasta el otro lado de la puerta trasera, me senté en un asiento vacío antes que está caminará, suspiré cuando ya estaba yendo a mi casa, donde me esperaban mis abuelos favoritos y mi mejor amigo Duncan mi perro de raza Pitbull con una raza de la calle, me lo fueron a vender a cincuenta quetzales dos patojas de doce años, lo llevaban en una bolsa negra plástica, cuando tocaron la puerta creí que era las vendedoras de atol y de enchiladas a decirle-"No,gracias"- cuando me dijeron que vendían un Chuchito, fruncí mi ceño pensando que eran chuchos de comer y resultó que era un perro tal vez de un mes o dos meses de color cafés todo el cuerpo y blancas las patas y el pecho, yo cuando lo vi fue amor a primera vista, lo saque de la bolsa le hable bonito, y el chuchito me miraba como -"Compárame rápido"- yo tenía tal vez diez años, mi abuela iba a decirle que no quería perros y estaba muy caro el perrito, así que las patojas le dijeron a mi abuela que les diera veinticinco y la otra semana otros veintitantos-Me sonreí para mí mismo cuando recordé ese momento-, que las niñas me dijeron que el novio de una de ellas -pequeñas pero ya con novios, yo a esa edad yo jugaba con los vecinos a placa placa policía dime ¿quien es este?, y mi primer beso fue por accidente con una niña de 7 años fue extraño, mi abuela las regaño que a su edad deberían estar jugando a las muñecas o estudiando no pensando en novios- nos contó cómo su perra del novio de una de ellas era pitbull y se le escapó y regresó embarazada de un perro callejero.

Mis abuelos me llevaron a comprarle una casita atinándole al tamaño que iba ser, le compramos cobijas calientitas para cuando haya mucho frío en las madrugadas, le compramos juguetes, huesos de juguetes, muñecos de trapo y una cuerda para que él jugara con ellos, conforme iba creciendo Duncan se quedaba conmigo todas noches en mi cuarto le dejé su cama cerca de la mía en el suelo, pero siempre lloraba en las madrugadas que yo lo subiera porque sentía frío, le daba concentrado con sabor a comida, le gustaba el helado, el pan dulce, el pan francés con sabor, amaba la carne aunque no le dábamos mucho, odiaba lo gatos ajenos que se acercaran a la casa, una vez tenía una gato llamado Rocky era compañero de Duncan él no le hacía nada por sabía que era de la casa, lamentablemente le dieron veneno a mi gato y Duncan quedó muy triste en un tiempo, cuando iba a estudiar lo dejaba afuera porque mis padres abuelos se iban a trabajar y él odiaba estar adentro con mucho calor, pensaba que se iba ahogar así que todas las mañanas lo dejaba afuera con agua fría de la refrigeración y concentrado, huesos de juguetes para que él se entretuviera mientras mi abuelo llegara.

Ahora que ya no están trabajando Duncan siempre siente a las seis la mañana para salir al patio y seguir durmiendo en el patio fresco, cerca de las flores Chinas, amores de un rato, claveles, sábilas y otras plantas más. Duncan es gordo y jamás le corte las orejas y la cola, no me gusta verlos sufrir cuando se las cortan, el vecino de enfrente también tiene un Pitbull azabache le cortaron la cola dejándola tunca y las orejas también, siempre lo ha mantenido amarrado y un día mi abuelo tenía el portón abierto para barrer el patio y sacar el agua que derramaba las flores recién regadas en la mañana, Duncan estaba desatado, y se salió solo para orinar el palo de limonal y el perro del vecino rompió la cadena se le salió al vecino mientras sacaba el carro y este fue directo atacar a Duncan, lo hizo acostado a mi perro, ambos se tenian del cuello, mi abuelo gritó y yo baje tan rápido, no sé quién estaba muriendo pero mi perro Duncan era más grande que el otro que lo agarraba como juguete de trapo, el vecino pateaba a mi perro para que soltara a su perro, me dio tanta rabia que mi abuelo se quitó su cincho y me lo dio, se lo pasé tan rápido por debajo del cuello de mi perro y lo jalé con fuerza lo soltó, ambos tenían sangre en el hocico, a mi me estaba exigiendo médico a su perro mi abuelo se rehusó porque la culpa no era de Duncan sino del otro, Duncan solamente salió a orinar el palo de limón que estaba cerca de nuestra casa, y el otro perro siempre lo han tenido amarrado todo el día y noche, por ese motivo es tan bravo que el propio dueño no lo puede tocar.

Desde ese entonces mi abuelo abre el portón sin antes de amarrar o entrar a Duncan a la casa para que no suceda otra tragedia como de aquella vez.

Cuando llegue a la colonia, todos el patojalito de los hijos de los vecinos andaban corriendo, gritando, jugando en las bicicletas -qué un niño cayó de boca y se rompió la nariz- quise levantarlo pero la vecina era muy gritona y a mi ni me puede ver, metí la llave en la puerta del portón negro de hierro, y cuando está se abre deja ver a mi Duncan movió la cola que movía su cuerpo también como era gordo no sabía si movía la cola o bailaba, lo saludé se paró en dos patas me besó la cara, mis abuelos salieron al encuentro los saludé a ambos.

"Mijo ¿cómo te fue?"- dijo Feliz mi abuelita.

"Estábamos pidiéndole a nuestro señor y a la virgen de Guadalupe para que te fuera bien en tu entrevista mijo"- esta vez hablo mi abuelo

Duncan seguía moviendo la cola, yo sonreí, mire a mis abuelos y a Duncan era lo único que tenía en esta vida, los miré y sonreí y los abracé fuerte dándoles las gracias por cuidarme y por orar por mí mientras yo salía a la calle a buscar trabajo o a estudiar.

"Me fue bien, me llamarán si pase la entrevista y si estoy apto al puesto que me darán"- dije

"Le pediré a mi Dios y a la Virgen que todo salga bien, Mijo"- Me apretó mis cachetes yo reí "Vamos a dentro, hice caldo de pollo, le hecho fideítos como a ti te gusta y las verduras, te lo voy a calentar"- la detuve mientras entramos a la casa

Duncan entró y se sentó cerca del sillón

"No mamá abuela lo voy a calentar yo, tú debes de estar cansada"- contradije

"Esteban, yo lo haré, vete a sentar con tu papá"- No dejo que yo siguiera y se metió a la cocina.

Antes de entrar a la casa me quite los zapatos y los dejé en la entrada y entré descalzo, me quite las mascarilla y la tire al bote de la basura donde tirábamos los cubre bocas conforme salíamos a la callé, me metí al baño y me lave las manos ya que iba a comer, me seque y salí del baño, Duncan me estaba esperando y cuando salí seguía moviendo la cola, lo llamé para que me siguiera y él lo hizo, nos acercamos a la sala donde se encontraba mi abuelo tomando una taza de café hirviendo, todas las tardes lo hacía.

"¿Cuando te llamarán?"- preguntó mi abuelo, sorbiendo café caliente y su pan dulce.

Gire a mirarlo ya que me distrajo las noticias de TN23, suspire y le dije:

"Ellos sabrán, tal vez una semana o dos, abuelito ¿Tomaste agua pura antes de tomar café?"- le pregunte después de responderle

"Mijo, llevo tomando café durante años, y si tome agua antes de tomar café, no te preocupes, pero espero que no sean dos semanas de espera para el trabajo"- mastico su pan dulce mojado con café

Asentí y yo también pedía que no fuera tanto días para trabajar, porque en verdad necesitaba el trabajo.

"Si, papá abuelo, también pienso lo mismo"- baje la mirada, Duncan se fue a costar a su nido de la tarde que estaba cerca del sofá grande, suspire y mi abuela me habló

"Esteban Mijo, ¿Vas a comer en la sala o aquí en el comedor?"- dijo en voz alta

"¡Aquí abuelita en la sala!, voy la mesita de madera"- dije, mientras corría a traer la mesa que estaba afuera en la pila pequeña que teníamos.

Dejé los trastes encima del lavadero de ropa y entre la mesa sin antes limpiarla, regresé a la sala y coloqué una pequeño mantel y me senté en el sillón, sin antes de colocar mi comida, mientras mi abuela sacaba el fresco de piña del refrigerador, llevo las tortillas, la sal, limón y rábanos y una ensalada que había hecho ella pepino con sal y limón.

Empecé a comer mientras miraba las noticias, mi abuelita se senté en el sofá pequeño era su favorito, Duncan se había quedado dormido.

"Duncan ha estado esperándote desde la mañana que te fuiste, ¿verdad Sergio?"- Mi abuelo asintió

"Si, no quería comer adentro, quería comer afuera por si llegabas él estaría atento a tu entrada"- reí

Tome todo el fresco de piña y llene de nuevo el vaso, mi abuela siempre compraba pechuga para mí porque la pierna no me gustaba, me comí todo el caldo de pollo y las tortillas.

"Me imaginó cómo estaba"- miré a Duncan dormir

Cuando termine mi abuela iba a levantarse cuando yo lo impedí que se levantara, levante mi plato y lo que sobraba, lave el Plato, el vaso y la servidora, cuando salí la mesita ya no estaba, suspiré y mi abuelito no estaba en el sillón grande, giré hacia izquierda y se asomó mi padre abuelo caminando despacio.

"Abuelo, ¿Que le dije? Todo lo que yo saco o hago lo tengo que hacer yo, usted no abuelo"- Me quejé

"Esteban solo fui a dejar la mesita, no es gran cosa"- Me contradijo

Suspiré y asentí

"La próxima lo haré yo abuelo"- le advertí

El asintió y yo me acerqué a él a llevarlo de la mano para donde estaba antes en sillón, recogí su taza y el plato pequeño. Los lave y volví al sillón.

Después de las seis de la tarde mi abuela salió a la tienda y la panadería a comprar la cena cuando yo me fui a bañar y le dije que yo iba a ir, pero no me hizo caso.

Duncan estaba acostado cerca de mi cama esperándome, salí con toalla debajo de mi cintura, busqué mi bóxer en la canasta de ropa limpia, busqué una pantaloneta holgada, y una camisa blanca holgada también, me seque el pelo con una toalla seca y bajé, Duncan me siguió.

"Abuela ¿Cuánto de pan compro?"- entre a la cocina y ya estaba poniendo los platos y sirviendo

"Ya fui hijo, ven a cenar"- dijo ella sonriendo "si, si, la próxima lo harás tú"- yo reí y me senté en la silla, Duncan se sentó a lado mío.

"Ojalá pues"- Mi abuelo abrió la bolsa plástica y agarró sus tres panes, yo un quetzal que son tres panes y mi abuela tres.

8 de la noche

Cuando terminamos de cenar, vimos un poco de televisión, alguna película de miedo, que solo yo la terminaba viendo porque mis abuelos se quedaban dormidos, antes de que se hicieran tarde pague la tele y les dije que nos fuéramos a dormir, mi abuela entró al baño y mi abuelo a cambiarse a su cuarto.

"Si quieren algo me dicen ¿va?"- Mi abuelo me asintió

"Si Esteban, ve a dormir, te levantaste a las cinco de la mañana, yo voy a esperar a tu abuela"- sonreí y asentí

"Va, Feliz noches papá abuelo"- pase cerca del baño y le dije a mi abuela "Pase Feliz noches mamá abuela"- y ella me respondió

"Gracias hijo, Feliz noches igual, ¿ya sacaste a Duncan a ser pipí?"- y le respondí que si y me fui a mi cuarto.

Nuestra casa es pequeña, es de dos niveles la hicieron cuando mi madre trabajaba y le pagaban bien y logró hacer esta casa, mis abuelos decidieron quedarse en el primer nivel porque les costaba y les daba miedo estar arriba en el segundo nivel, eso fue lo que me contó mi papá abuelo, y arriba solo se encontraba el cuarto de mamá, bueno el que fue antes.

Arregle mi cama, le arregle el nido de mi perro cerca de mi cama, me quite la camisa y mi pantaloneta dejándola encima de una silla de madera. Apague la luz y me metí a la cama, saque mi celular de mi bolsón que no me acordaba de él, lo desbloquee y me metí a WhatsApp y tenía mensajes de mis antiguos compañeros.

Algunos los dejé en visto, solo a Carlos le respondí

[Carlos]
- Vos, ¿de verdad ya no vas a seguir?
- para pasarte lo que hemos estado estudiando.

Y comencé a responderle

[Maje de Esteban]
- Nel vos, ya no voy a seguir.
- a gracias vos, pero no voy a seguir más, tengo que trabajar.

[carlos]
- Qué mal maje, ya te estaba queriendo
- Jajaja

Me reí y le respondí

[Maje de Esteban]
- Sho maje, mejor contame que está pasando.

[Carlos]
-Vos, la Luisa me preguntó por vos, y le dije que ya no ibas a seguir y se puso como triste la patoja.
- le doy tu número, porque me lo pidió

[Maje de Esteban]
-¿y vos que le dijiste?

[Carlos]
- Qué se lo iba a pasar, pero se me ha olvidado preguntarte si se lo paso o no.
- Mano y vos ¿porqué no le hiciste caso cuando te dijo que le gustabas?

[Maje de Esteban]
- Maje a mi no me gusta Luisa, ya sabes porque mano entendeme.
- además ella es muy creída cuando yo quería con ella, hasta me hacía caras feas cuando me sonreía con ella.
-Ya me voy a dormir vos, ahí mañana.

[Carlos]
-Está bueno maje, hay nos hablamos mañana.
- ¿Le pasó el número?

Me reí y le respondí lo ultimo

[Maje de Esteban]
- Dale mi número, le diré la verdad.
- Va pues.

Apague mi celular desconectando mis datos, coloqué la alarma a las ocho de la mañana aunque la primera alarma era la de Duncan cuando quería ir al baño, y la segunda era la de mi teléfono.

Le dije buenas noches a Duncan, pero éste se subió a la cama a lado mío, me giré y lo abracé no lo tapé porque era gordo y luego le daba calor.

Y esta es mi vida de todos los días, salgo a buscar trabajo en camioneta, regresó a las seis o más luego antes de las cuatro, mis abuelos solo se encargan de cuidar a Duncan y de esperarme, los vecinos son muy amigos de mis abuelos, y otros vecinos enemigos, pero nosotros no salimos de la casa, menos mi abuelo no le gusta estar afuera solo para ver: Micos enjaulados.

[•••]

Hay palabras que no entendiste como:

Camioneta es un bus, microbús.
Patojo es Niño, y cuando se le dice patojos se esta diciendo en plural Niño y niña.
Nel, es No.
Maje es como decir amigo, o también se puede usar en otra cosa.
Sho es una mala palabra para los guatemaltecos.

18 de Enero de 2022 a las 04:45 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Continuará…

Conoce al autor

Anzee Myu Vivo en la ciudad mágica de las flores, imaginación extensa, pero débil a la hora de narrar. Soy nueva escribiendo historias.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~