sofiafaust Sofía Faustino

A veces es necesario sacar la frustración de alguna manera, y se crean miles de pensamientos, los cuales debes sacar. Es por eso, que decidí comenzar a escribir esta antología y poco a poco logré llenarla de historias llenas de dolor, sufrimiento que podríamos estar sintiendo en ese momento incluso.


Suspenso/Misterio Sólo para mayores de 18. © 2105237898159

#dolor #violencia
4
222 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

No pudo más

Estaba obscuro y no, no era de noche, estaba lloviendo y ni siquiera estaba nublado, estaba rota y jamás podría volver a estar completa, nada era visible para nadie más, que para ella. Las sombras la atacaban, las sombras de su pasado no lograban desaparecer, querían acabar con ella. Y lo peor es que lo estaban logrando.


La neblina que inunda su vista es creada por la lluvia de lágrimas que provienen de sus ojos, se siente vacía, está más perdida que una mina enterrada, está más estancada que la cascada de un río seco, pero no sabe el porqué, no sabe porque esas sombras no dejan de molestarla. Solo no hay razón alguna que haga que ella sepa porque esas sombras, esos malditos recuerdos no la dejen tranquila o es que solo ella no le encuentra una buena razón. El dolor es cada vez más insoportable, hasta tal punto de no poder respirar.


¿Han sentido eso?


¿Sentir que nada vale la pena ya para seguir?


¿Qué tienen a tantas sombras que los detienen cada vez más?


Pues ella se siente así, ha tenido miles de formas en que ha caído, siempre se levantaba, con raspones, golpes, sangrando... a veces un poco más doloroso de lo común, pero siempre levantándose para seguir.


Todos nos cansamos de eso, todos nos cansamos de caer y no recibir cosas buenas y decimos, ya no quiero caer, pero tampoco tengo ganas de levantarme, y ella se cansó de levantarse, ella ya no pudo más, ella tiro la toalla, ella simplemente se rindió.


Y sí, quizás y ese fue la peor de las decisiones que cualquier persona podría tomar, pero ustedes no saben lo que ella estaba sintiendo, ella ya no podía, no le hallaba salida o una nueva entrada a su vida de desastre, al final encontró esa salida, la más rotunda y cobarde salida. Muchos hemos pensado en tomar ese camino.


Tomó una navaja, la colocó en el inicio de su muñeca la hizo viajar hacia arriba, era doloroso por supuesto, pero era menos doloroso que su vida misma, gritó, lloró y aun así no se detuvo hasta que la sangre brotando de ella comenzó a debilitarla, inhaló profundamente y entonces hizo un último esfuerzo dándole fin a esa vida de mierda de la cual ya no quería saber nada más. Ya no quería ni un solo recuerdo crudo y doloroso.


15 de Enero de 2022 a las 04:02 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Precipicio

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 21 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión