Cuento corto
0
10.0k VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Más alla

Ahí esta, frente a mi, con la mirada fija,

con la determinación de llevarme 

en sus cálidas manos,

yo no me quiero ir,

aun hay muchas cosas que quiero hacer 

¿Todo siempre fue tan brillante?

Un gran resplandor surge 

iluminando mi rostro por completo,

el frió se apodera de mi cuerpo,

mis manos se desvanecen,

mis piernas ya no existen,

el cuerpo opaco es casi invisible,

las nubes están tan cerca que las puedo tocar

y ahora recibo un cálido abrazo.

4 de Octubre de 2017 a las 01:29 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~