antonio Antonio Pinto Renedo

Con este libro intento explicar la profunda conexión que existe entre todas las cosas del universo tanto grandes como pequeñas.


No-ficción Todo público.

#metafísica #filosofía
0
33 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

EL ORIGEN DEL COSMOS

Antonio Pinto Renedo

© Autor, maquetación y diseño de cubierta:

Antonio Pinto Renedo

Publicado en Enero 2022

ÍNDICE

01-EL COMIENZO

02-EL CAMBIO DE ESTADO

03-EL HUEVO CÓSMICO

04-LAS LEYES UNIVERSALES

05-LA APARICIÓN DE MÚLTIPLES SERES

06-LA CREACIÓN DEL UNIVERSO MATERIAL

07-LAS PRIMERAS GALAXIAS

08-EL ESPACIO

09-LOS PLANETAS HABITADOS

10-LA EVOLUCIÓN BIOLÓGICA

11-LA CREACIÓN DEL HOMBRE

12-LAS DISTINTAS VERSIONES HUMANAS

13-EL PARTO

14-EL COMIENZO DE LA CIVILIZACIÓN

15-EL HOMBRE DIVINO O HUMANO

16-EL ÁNGEL CAÍDO

17-EL GOBIERNO UNIVERSAL

18-LEMURIA, MU, Y LA ATLÁNTIDA

19-EL PROCESO DE COLONIZACIÓN

20-EL MUNDO DEL FUTURO

21-LA ENCICLOPEDIA GALÁCTICA

22-EL SIMBOLISMO SOLAR

23-LAS CUALIDADES DE DIOS

24-LOS DISTINTOS GRUPOS DE SERES

25-LAS LEYES DE DIOS

26-EL SER UNIVERSAL

27-EL ORIGEN DE JESÚS

28-LA NATURALEZA DE LOS ÁNGELES

29-LAS CUALIDADES RACIALES

30-REALIDAD INMEDIATA Y REALIDAD CÍCLICA

31-EL EQUILIBRIO DE POTENCIALES

32-JUSTICIA Y MEDITACIÓN

33-LA DIVISIÓN SEXUAL

34-LA CRUZ GIRATÓRIA

35-REALIDAD INMEDIATA Y CÍCLICA ENTRE LOS ANIMALES

36-LA COMIDA Y LAS EXCEPCIONES

37-EL DILEMA DE LOS FILÓSOFOS

38-LAS DOS FORMAS DE KARMA

39-LAS DOS FORMAS DE ENERGÍA

40-UN AUTÉNTICO HOMBRE

41-LA PIRÁMIDE DEL CONOCIMIENTO

42-DIFERENCIA ENTRE PRUEBA Y CREENCIA

43-LAS DOS FORMAS DE PENSAR

44-LA FILOSOFÍA NO ES SUFICIENTE

45-LA VERDADERA LIBERTAD

46-LA FUENTE

47-LA CASA DE LOS ESPÍRITUS

48-EL BIEN Y EL MAL EN EL TIEMPO

49-EL HOGAR DE LOS EXTRATERRESTRES

50-LAS ABDUCCIONES

51-LAS CUALIDADES DE LOS ESPÍRITUS

52-RELACIÓN ENTRE ESPÍRITU Y MATERIA

53-LAS CUALIDADES DE LOS COLORES

54-LOS PLANOS UNIVERSALES

55-LA VELOCIDAD DEL ALMA

56-EL ORIGEN DE LA REENCARNACIÓN

57-LA CADENA UNIVERSAL

58-LA TERCERA GUERRA MUNDIAL

69-EL DILEMA DE LA MUERTE

60-LA RUEDA DEL TIEMPO

61-LA VOLUNTAD INDIVIDUAL Y COLECTIVA

62-COINCIDENCIA ENTRE ARRIBA Y ABAJO

63-DIMENSIÓN MATERIAL Y DIMENSIÓN ESPIRITUAL

64-LAS RUEDAS DEL PROGRESO

65-CONEXIÓN DEL CUERPO HUMANO CON LA NATURALEZA

66- EL CICLO DE CICLOS CÓSMICOS

PRÓLOGO

Ante todo quisiera subrayar, que el objetivo de este libro no es estudiar el universo de la forma clásica o materialista, sino que tiene como finalidad explicar todos sus aspectos más importantes pero analizados desde un punto de vista filosófico o metafísico. Es cierto que representa una audaz descripción del cosmos, pero es mejor esto que limitarse a negar toda alma en la materia como hacen los científicos materialistas cuando afirman que el origen de todo fenómeno material sin conciencia es otro fenómeno material sin conciencia de sí mismo. Es sorprendente, que existiendo en el presente tantas universidades y tantos especialistas en física, sin embargo son muy pocos los que se preguntan cuál es la verdadera razón de su comportamiento, o si son conscientes de lo que hacen. Pero los científicos materialistas que niegan el alma a las personas o a la materia siempre responden a esa pregunta con evasivas, diciendo que si la materia y sus partículas reaccionan a los estímulos que reciben es por causa de otras partículas más pequeñas, pero siempre intentan eludir la verdadera respuesta, porque si la materia reacciona y actúa de ese modo, es sencillamente porque está viva, aunque sea de forma distinta a lo que los biólogos llaman vida, porque es vida, aunque sea mineral y no orgánica.

También me gustaría que este libro sirva para encontrar un punto de entendimiento en común entre la filosofía antigua más espiritualista y la mentalidad materialista moderna que ayude a comprender la parte de razón que cada una tiene, porque tan anticientífico es negar la existencia del espíritu o la vida de la materia como empeñarse en decir que las leyendas y supersticiones antiguas son verdades absolutas. El problema de la sociedad contemporánea es que carece de un liderazgo moral lo que provoca la anarquía social, esto se debe, a que las organizaciones religiosas se niegan a adaptarse a los tiempos por miedo a que esos cambios les haga perder su poder, porque si aceptan cambios en sus ideas fundamentales eso demostraría que no son infalibles como ellos nos quieren hacer creer. Este es un comportamiento arrogante, porque no quieren aceptar que muchas de las cosas que hay en el mundo se encuentran fuera de lo que ellos creen o entienden, simplemente porque cuando sus religiones se fundaron todavía no se conocían. Esta actitud provoca una separación entre ciencia y religión que solo mediante la renovación moral es posible reconducir. En realidad, el espiritualismo, comienza donde termina el materialismo, por eso, los científicos nunca podrán comprender la realidad íntima de la materia si no aceptan analizarla desde un punto de vista espiritual. Hay que tener en cuenta, que una sociedad que solo se apoya en los aspectos materiales de la vida pero desprecia los espirituales es como un agricultor que trata de hacer crecer las plantas solo con tierra pero sin agua, es evidente que de ese modo va a fracasar.

Con este libro, he intentado dar respuesta en un solo libro a las principales cuestiones filosóficas que a lo largo de la historia han confundido a la humanidad, también he tratado de usar un lenguaje claro y directo, para que los lectores no tengan demasiadas dificultades en comprender su contenido. Espero que les sea de utilidad.

01 EL COMIENZO

Al principio solo existía la nada también llamada vacío, pero la nada o el vacío no pueden existir por sí solos porque la nada es lo contrario a la existencia, por lo tanto, esto solo puede ser considerado desde un punto de vista simbólico, pero fuera del tiempo, porque en ese momento el tiempo no existía. Esto significa que al principio de la evolución cósmica existía la nada que también es el principio femenino del universo y que se puede representar como un cuadrado negro. En el centro de ese cuadrado se encontraría un círculo blanco o dorado que representa la materia y la parte masculina del universo. Este círculo blanco en ese momento no tenía tamaño, porque al existir solo una partícula en todo el universo no existiría nada con lo que compararse. Es decir que en realidad la nada y la materia siempre han existido porque no es lógico que solo exista la nada o solo la materia ya que se necesitan la una a la otra para poderse definir, esto es así, porque en realidad son lo mismo pero mirado al revés.

El vacío y la materia son los dos elementos primordiales de los que después se derivaron todas aquellas cosas que tienen sexo o polaridad, lo que demuestra la íntima conexión que existe en el universo entre lo grande y lo pequeño. En el lado femenino tenemos: Los planetas con respecto al sol o las estrellas con respecto al núcleo galáctico, la noche, el agua, el frío, el color azul, el silencio, la mujer, el azúcar, la línea recta. Como representantes del lado masculino tenemos: El sol, el calor, el día, el color rojo, el sonido, el hombre, la sal, la línea curva, la materia de la tierra con respecto al mar. Estas dos polaridades también se dividieron después en las dimensiones vertical y horizontal. En este caso, la orientación polar o sexual depende solo de las circunstancias, porque ambos sexos pueden ocupar cualquiera de los dos planos, pero la parte circular siempre corresponde al lado masculino y la recta al femenino. Tampoco debemos olvidar que en el universo todo es curvo, pero una curva parece recta cuando solo se tiene en cuenta una parte mínima de su circunferencia, lo que las hace diferentes es el contraste que hacen entre las dos y sus posiciones dimensionales opuestas. En general, el color negro representa el lado femenino y el blanco el masculino, pero pueden invertir sus posiciones simbólicas dependiendo de las circunstancias. Esto mismo ocurre con la materia que es masculina en contraste con el mar, pero es femenina en contraste con el sol.

En este ejemplo se describe el espacio como un cuadrado hipotético con un círculo en su interior, pero solo es algo simbólico, porque la distancia en el espacio en realidad se determina mediante la separación entre dos partículas, pero como en este momento inicial solo existía una única partícula el espacio tiene más un valor simbólico que una medida concreta. Por eso, para entender la naturaleza de cosmos cuando solo existía una partícula es necesario considerar que el espacio no estaría solo en el exterior sino también en el interior de esa primera partícula, por eso, la materia de esa partícula se ve reducida a conceptos abstractos y metafísicos y lo que consideramos como materia es en realidad el vacío rodeado por un círculo de materia, es por lo tanto ese círculo o superficie la verdadera materia, porque cuando se trata de partículas que no están formadas por otras partículas no hay en su interior nada que podamos encontrar sino solo vacío. Esto es así porque el vacío y la materia en realidad son la misma cosa, positivo y negativo, existencia e inexistencia, masculino y femenino todo en la misma cosa, en un aspecto aparece como materia y en otro aspecto aparece como vacío, son las dos caras de la misma moneda. Como la existencia y la inexistencia son lo mismo, no es posible que al principio del universo solo haya existido uno de los dos, por eso tanto el vacío como la materia son eternos. Esto significa, que lo que llamamos materia es en realidad la superficie del vacío, es decir una línea circular que rodea el vacío, por fuera es materia y por dentro es vacío y cada vez que ese círculo se cierra por la mitad para formar un ocho y luego se separa en dos, entonces se crea una nueva partícula o círculo. También se podría decir que la materia es hacia adentro materia y hacia afuera vacío.

Esta primera partícula no estaría formada por ninguna otra partícula, sin embargo sí es divisible. Este sistema de división luego fue copiado aunque en una escala más compleja para crear los seres unicelulares. El color dorado, que es un símbolo de sabiduría, se atribuye a la partícula de materia porque solo a través de la evolución de la materia es posible el progreso intelectual mediante su división en partículas más complejas. En este caso, el vacío actúa como elemento femenino y pasivo, pero es imprescindible para poder crear la separación entre las partículas y todas las versiones posteriores de la bipolaridad del cosmos como son, por ejemplo, las notas musicales o las frecuencias electromagnéticas. Estos dos elementos primordiales también son el origen de la dimensión vertical y la horizontal, aunque dependiendo de en qué plano se encuentren pueden ocupar la posición inversa.

02 EL CAMBIO DE ESTADO

Aquí es donde se produce la división entre el materialismo y el espiritualismo, es decir entre quienes reconocen que dentro de toda entidad existente hay vida y conciencia y quienes la niegan, porque la evolución de esa primera partícula comienza cuando esta es consciente de su propia existencia, porque siente y en consecuencia trata de abandonar esa situación estática para avanzar y crear una forma más compleja y con más partículas, esto es necesario para que sea posible crear depósito de memoria donde poder apoyarse en el proceso de evolución. Por eso, esta primera partícula se dividió en dos y estas dos a su vez en otras dos y así sucesivamente hasta poder reunir las suficientes partículas para poder crear una mente compleja, digo mente porque en este momento el cuerpo y la mente de este ser eran la misma cosa. En este momento solo existía un único ser, porque todas las partículas se encontraban conectadas directamente entre sí, a diferencia de los seres distintos cuyas partículas no tienen una conexión directa.

Cuando se trata de estudiar los fundamentos esenciales de la materia, es necesario comprender que más que un análisis físico o químico hay que analizarlos desde un punto de vista metafísico, porque a nivel atómico la física y la metafísica se unen completamente, pero mientras los científicos sigan empeñados en reconocer solo los hechos pero negando las causas es imposible avanzar, es decir si reconocen que la materia actúa y reacciona pero le niegan el derecho a sentir es imposible pasar de un conocimiento superfluo a otro profundo. Hoy en día, la gente ve la forma circular de los planetas o las estrellas y piensa que la explicación de ello es porque tiene que ser así o que simplemente es la consecuencia de la gravedad, pero no comprenden que el círculo o la línea recta son valores que primero son metafísicos y solo después físicos, porque esa forma circular es ante todo le representación de la naturaleza eterna y repetitiva del universo, por eso, los científicos nunca podrán entender la esencia fundamental de la materia mientras no la busquen en la metafísica, porque mientras crean que toda duda se puede solucionar simplemente rompiendo las partículas en trozos más pequeños, entonces es evidente que les va a resultar muy difícil entender la verdad.

Este proceso de división inicial se haría sin romper en ningún momento la conexión directa de todas las partículas lo cual es condición indispensable para poder mantener en un solo ser todo su conocimiento. Esto se conseguiría mediante el uso de filamentos materiales que las mantendrían unidas aunque este es un modo de describirlo quizás algo simple ya que quizás es más apropiado decir que en realidad el universo es como si se encontrase dividido en dos planos uno es material, y otro es inmaterial o vacío, la conexión material entre las partículas se hace a través de esa dimensión que es en todo momento es continua y material. Un plano de la materia que podríamos definir como horizontal sería material y el otro plano que podríamos definir como vertical sería inmaterial. La clave de que ambos planos puedan funcionar sin que las partículas materiales choquen continuamente sería la creación de una especie de vibración en la que podrían cambiar al plano inverso a la velocidad de la luz. Para nosotros el universo se muestra como una sucesión de esferas de materia circulares separadas por el vacío, pero el universo real necesita que todas las partículas de un mismo ser se encuentren conectadas directamente, porque si se rompiera ese vínculo directo entonces estaríamos hablando de seres distintos y no de uno solo. Incluso la forma circular de esa primera partícula es en gran medida simbólica, porque en realidad el círculo representa la repetición y la renovación eternas, esto es posible no porque el tiempo dure eternamente, sino porque vuelve a comenzar cada vez que termina.

03 EL HUEVO CÓSMICO

Podría decirse que el universo, al principio, era como un huevo formado por una sola partícula y del mismo modo que dentro de un huevo el animal va creciendo antes de romper el huevo, el universo formado por una partícula se fue multiplicando lentamente para hacer al ser inicial mucho más complejo. Esa primera partícula se fue multiplicando en otras partículas pero todas ellas estaban conectadas de forma directa porque esa conexión directa es la clave que determina que se trata de un mismo ser, porque cuando esas partículas se separan sin que exista una conexión directa entonces se crean seres nuevos. El hecho de que estos seres sean nuevos no significa que hayan sido creados en ese momento, porque su esencia es eterna y su vida es cíclica, es decir que lo correcto sería decir que el ser inicial lo que hizo fue clonarse en muchos seres con sus mismas características y vida eterna y cuando el actual ciclo cósmico termine todos los seres volverán al huevo inicial y se unirán directamente hasta volver a ser uno otra vez. Es, por lo tanto, una división del ser inicial y no una creación de seres nuevos. Ante la pregunta: ¿qué fue antes si el huevo o la gallina? En lo que se refiere al huevo cósmico lo correcto es decir que su existencia es paralela a la creación del tiempo, porque el huevo surge de la gallina pero la gallina está dentro del huevo, es decir que el proceso de formación de un huevo o de una gallina son ambos la consecuencia de la vida eterna y esa vida eterna primero creó seres unicelulares es decir sin huevo ni cáscara y después formó los animales más complejos, por lo tanto, la creación de ambos debe considerarse paralela. Una gallina puede formar un huevo y un huevo puede formar una gallina, pero esto solo es un planteamiento basado en el orden que establece el tiempo, pero al principio del cosmos el tiempo no existía por eso, lo correcto es decir que tanto el huevo como la gallina son la misma cosa y al principio del universo fueron creados al mismo tiempo. Es decir que solo después de que el tiempo comenzase a funcionar tuvo sentido el método actual por el que se suceden los procesos en un orden descendente o ascendente. El huevo de un animal, es en realidad la versión en un plano diferente del huevo cósmico inicial, este es otro de los muchos ejemplos que demuestran la conexión que existe entre las diferentes partes del universo.

En el huevo cósmico inicial se encuentra toda la esencia del universo es decir toda su vida, esta vida es eterna porque no tiene principio ni fin en el tiempo porque el tiempo vuelve a comenzar cuando se termina, por lo tanto, para comprender la naturaleza de ese huevo es necesario entenderlo desde la lógica y la metafísica y no desde el tiempo. El universo en ese momento es un cuadrado de espacio vacío negro con un huevo circular blanco en su centro, esto es más un concepto metafísico que físico, pero cuando se trata de entender la materia o el universo a un nivel tan fundamental, entonces es difícil separar una cosa de la otra sin que resulte incomprensible. El cuadrado de vacío negro representa la parte femenina de la naturaleza y el circulo blanco representa la parte masculina de ella, el cuadrado negro es vacío y el circulo blanco es materia, uno es acción y otro reacción uno es pasivo y otro es activo, el vacío es inexistencia y la materia es existencia, en realidad son la misma cosa, pero vista desde puntos de vista diferentes. Cuando el ser inicial se multiplicó en múltiples partículas, esas partículas se mantuvieron unidas en todo momento haciendo de este modo que su estructura se hiciera más compleja. Unas partículas formaron los bancos de memoria y otras formaron sus órganos motores, era como una especie de cerebro y cuerpo al mismo tiempo pero también era el primer espíritu del cosmos. Después de ir poco a poco sumando conocimientos este ser consideró que necesitaba otros seres para construir el universo que ahora conocemos, por eso, después se dividió en otros seres iguales a él.

Al principio, durante todo este proceso, el huevo inicial se fue haciendo más complejo hasta parecerse cada vez más a una estrella formada por millones de partículas, pero todas ellas estarían conectadas directamente entre sí porque de lo contrario ya no sería un mismo ser y en consecuencia no sería posible compartir los mismos conocimientos. No debemos confundir la comunicación que puede existir entre distintos seres con la conexión directa que tiene que haber entre las partículas que forman cada ser, esto es necesario, porque todos los átomos de materia que forman un ser, a su vez están formadas por partículas simples dotadas de un conocimiento equivalente a un solo bit de información. Esto significa, que cada partícula original es demasiado simple como para que pueda evolucionar y crear seres complejos si no fuera por la conexión directa que tienen entre sí. Es decir que dentro de un mismo ser, cada una de las partículas que lo forman, estarían conectadas directamente porque no habría vacío entre ellas. Esa es la clave del conocimiento, porque si cada partícula estuviera rodeada de vacío entonces serían partículas con una inteligencia nula es decir totalmente ignorantes, por eso, la clave del conocimiento para poder acumular conocimientos consiste en que cada ser tenga muchas partículas unidas directamente sin espacios vacíos entre ellas para que sea posible formar seres y mentes complejas. Este primer ser permanecería el equivalente a millones de años pensando en como organizar el universo, entonces se daría cuenta de que lo mejor es construirlo como si fuera una casa, es decir que primero un solo ser se dedicaría a construir los cimientos en forma de estrellas y planetas y el resto de seres se dedicaría a servirse de esta plataforma para construir civilizaciones. Una vez los principios fundamentales de lo que debía ser el universo estuvieron claros llegó el momento de romper el huevo y comenzar la expansión de las galaxias, por eso, a continuación fue necesario dividir este ser inicial en múltiples seres. El ser que al que por rotación le correspondiera construir el universo material en esta ocasión, comenzaría a formar los primeros átomos de hidrógeno y al mismo tiempo se establecería la velocidad de la luz como la futura forma de velocidad que el universo debía de tener hasta el fin del tiempo, esta sería a partir de entonces una velocidad constante para todo el universo. Es decir que la velocidad de la materia que ahora consideramos normal no existía al principio sino que fue necesario activarla cuando estuvieron claras las características que el universo debía tener, esto es lógico, porque al principio tampoco existían los átomos. La mayoría de esas características fueron decididas al principio como si el universo que ahora conocemos fuera el sueño del primer ser, es decir que fue nuestro propio sueño cuando formábamos parte del huevo inicial, aunque ahora como hombres no lo podamos recordar. Antes de que el huevo se rompiera y la materia se esparciese por el espacio, la mayor parte de las características que el universo debía de tener ya habían sido decididas. Esto significa, que una vez se activó el proceso de funcionamiento de la materia a la velocidad de la luz y desde un nivel alto de energía a otro bajo cambiando energía por evolución, al ser que le correspondía ser y organizar el universo solo le quedo como expresión de sus voluntad supervisar los procesos decididos con anterioridad para que funcionaran correctamente y únicamente intervendría para cambiar los acontecimientos en el supuesto de que las previsiones iniciales estuvieran equivocadas, o hubiera algo nuevo que añadir, pero eso, solo afectaría a una mínima parte del proceso.

En esta fase inicial del cosmos, el espíritu y el cuerpo son la misma cosa, es decir que la separación entre el cuerpo mortal por un lado y el espíritu inmortal por el otro, no se producirá hasta que los espíritus ya separados del ser inicial construyan sus cuerpos usando la materia de la tierra que a su vez forma parte del ser universal. Para hacer esto, los espíritus necesitan olvidar su vida anterior mientras están encarnados, porque la dimensión humana es distinta a la espiritual, por eso, para que esta dimensión funcione correctamente y sin interferencias es necesario que actúen de forma separada hasta que la civilización humana alcance el nivel máximo de evolución, cuando ese momento llegue, entonces no solo podrán igualar, sino incluso superar los conocimientos que pudieran guardar en su memoria espiritual. Todo este sacrificio y renuncia que obliga al espíritu a perder temporalmente parte de sus conocimientos para convertirse en hombre es necesario, porque así puede dar a la dimensión humana una mayor amplitud, esto es necesario, porque la evolución necesita que la dimensión humana sea nueva e independiente con respecto al mundo espiritual. El espíritu necesita construir un cuerpo material, es decir un cuerpo con materia que no forma parte de sí mismo sino del ser universal, porque de este modo la mayor parte de las funciones infra atómicas le son cedidas a él. Con este sistema el espíritu humano solo se tiene que ocupar de las funciones superiores que consideramos propias del hombre y no a decidir cada reacción química o física de nuestro cuerpo. Con la fusión entre el espíritu y la materia cada ser puede alcanzar el máximo grado de felicidad, pero eso solo será posible cuando el proceso de evolución tecnológica y moral termine de completarse.

04 LAS LEYES UNIVERSALES

En realidad, las leyes universales surgen de la verdad, es decir que el universo se sostiene sobre aquello que es siempre igual y constante en todo tiempo y lugar. Estas verdades universales determinan aquello que podemos hacer y lo que no y son los fundamentos en los que se apoyan las leyes físicas universales. Porque en el universo la mitad de aquello que nos podemos proponer es posible conseguirlo y la otra mitad no, una es la dimensión horizontal que rige lo variable y voluntario y otra es la dimensión vertical que rige aquello que es imposible hacerlo por estar en contradicción con la verdad. Para poner un ejemplo podría decirse que es como sumar dos, por dos porque es evidente que la respuesta siempre será cuatro por mucho que nos empeñemos en negarlo, en cambio, el universo nos permite en el otro plano multitud de opciones voluntarias. Uno sería el plano vertical, femenino, cristalino y rígido y el otro sería el horizontal, masculino cálido y cambiante. También se puede comparar el universo y la realidad presente con una fotografía que tuviera la mitad clara y nítida, esta mitad representaría aquello que es constante durante todo el ciclo cósmico y es independiente del tiempo, la otra mitad de la fotografía sería borrosa porque estaría vibrando sin parar y representaría aquello que está sujeto al tiempo y a la posibilidad de hacer cambios a voluntad y en consecuencia está expuesta al riesgo de cometer errores.

La existencia de esa dualidad en la naturaleza que divide las cosas en puras y en consonancia con las verdades universales, y otras cambiantes y en muchos casos erróneas es la razón de que en algunas religiones se diga que vivimos en un mundo ilusorio. Aquellos que tienen la capacidad de comprender cuáles son esas verdades o claves universales que son constantes de forma indefinida y además pueden separarlas de las creencias erróneas propias de cada época, consiguen de este modo un punto de referencia estable para poder progresar y alcanzar la verdad. El proceso de cambio continuo determina que cada día sea diferente al anterior y hace difícil distinguir los cambios acertados de aquellos que no lo son, pero este cambio continuo en búsqueda del progreso es lo que hace que la vida sea emocionante porque cada día descubrimos algo nuevo.

El universo por un lado es rígido y constante, pero por el otro lado se encuentra sometido a un proceso de cambio continuo desde un nivel alto de energía a otro bajo intercambiando energía por progreso. Este proceso de cambio y evolución hace la vida más interesante, pero al existir en este plano el libre albedrío en el que existen tantas opciones diferentes para elegir también es fácil cometer errores. El cambio continuo y programado de la materia desde un nivel alto de energía a otro bajo es lo que genera el tiempo y va modificando el universo cada segundo.

Al final de cada ciclo cósmico, todos los seres se tiene que reunir en una sola partícula par que sea posible que el tiempo vuelva a comenzar, esa última partícula no puede dejar de existir porque es la que contiene la suma de la vida de todas las demás y de ella volverán surgir de nuevo todas las partículas y seres que deben poblar el universo en el siguiente ciclo. Esa última partícula no puede dejar de existir, porque en esa fase inicial del cosmos solo existe la materia representada por esa partícula y la nada representada por el vacío, pero como no puede existir solo materia o solo vació entonces la existencia de esa dualidad tiene que ser eterna con independencia de todos los cambios que puedan sufrir.

El primer ser universal podría estar el equivalente a millones de años evolucionando y multiplicando sus partículas para hacerse más complejo y aprender. Todo ese tiempo lo dedicaría a meditar para averiguar cuál es el modo de hacer que su vida sea más feliz. Entonces imaginaría el universo que conocemos del mismo modo que un ingeniero medita sobre la construcción de un edificio. También comprendería que lo mejor es que existan otros seres que compartan el universo con él. Esta fase de multiplicación y expansión inicial del universo al principio sería lenta. En la actualidad los átomos de materia ya tienen preestablecido el modo como tiene que comportarse en cada reacción química o nuclear, por eso lo hacen tan rápido, pero al principio, la forma como se tenían que producir todas las reacciones aún no estaría decidida, por eso, el paso de la fase inicial a la expansión rápida exigió su tiempo. No tiene sentido pensar en el universo inicial como una suma de átomos de hidrógeno, porque antes de que existieran primero había que proyectarlos. Es decir que en aquellos, tiempos las reacciones nucleares a la velocidad de la luz como las conocemos ahora no eran posibles, porque primero se tenía que decidir en qué marco y condiciones debían ser todas las reacciones materiales. Es decir que se pasó de un proceso lento de movimiento de la materia a otro rápido y a la velocidad de la luz, pero esto, solo fue posible cuando las condiciones o leyes fundamentales de la materia terminaron de ser establecidas.

Este proceso de expansión inicial se podría comparar con el juego de fichas de dominó cuando se usa para hacer una cadena de fichas puestas en paralelo para que se caigan al chocar unas con otras. En este juego, el organizador va despacio y tarda un tiempo en colocar todas las fichas en su sitio, pero una vez cae la primera ficha sobre la siguiente, provoca una rápida reacción en cadena hasta que cae la última ficha. El universo funciona igual al principio, porque es absurdo decir como creen algunos científicos que el universo se expandió de repente y a la velocidad de la luz, porque eso, no podría haber ocurrido si antes no hubiera habido un lento proceso de diseño de esa reacción en cadena y una mente detrás de ese proceso que hubiera estudiado como hacerlo. Cuando todos los procesos básicos estuvieron analizados y decididos, la mayoría de los procesos físicos transcurrieron por un rumbo establecido y previsto de la misma forma que un tren circula por los raíles.

Esto solo sería aplicable al ser universal que es y controla los planetas, pero no a los seres individuales, porque pueden disfrutar de un libre albedrío bastante mayor. Esto significa, que para el ser universal el concepto de voluntad y libre albedrío estaría limitado a supervisar todos los procesos nuevos para que sigan el rumbo decidido al principio, pero también podría añadir algo nuevo si lo considerase necesario para el buen funcionamiento del universo. Este ser universal podría sentir todos los procesos materiales en los que participa aunque fueran casi automáticos, esto es posible, porque su mente estaría diseñada para poderse dividir en múltiples tareas al mismo tiempo. Esto significa, que las funciones básicas de la materia estarían determinadas de una forma bastante rígida y preestablecida, en cambio, las opciones de los seres individuales como los espíritus o las personas tendrían un margen mucho mayor de maniobra. Es decir que el universo material funcionaria según la dimensión rígida y vertical al tener que formar los cimientos del cosmos y el resto de seres se servirían de él igual que los actores se sirven del escenario en una teatro. El universo tiene que ser rígido e inamovible en sus reglas fundamentales precisamente para que los seres que viven en él puedan ser flexibles y variables sin temer que sus actos puedan alterar gravemente el rumbo del cosmos. El universo necesita leyes constantes para que todos los seres que viven en él puedan evolucionar. Es cierto que el tiempo provoca cambios sin cesar, pero esos cambios se deben hacer sin cuestionar las leyes primordiales que fueron decididas al principio.

05 LA APARICIÓN DE MÚLTIPLES SERES

A partir de este momento este primer ser tomaría la decisión de dividirse en millones de seres por el método de clonación creando de este modo tantos seres como existen en la actualidad en todo el universo todos como él iguales e inmortales. Estos seres no serían sus hijos sino él mismo clonado con sus mismas cualidades y recuerdos porque a diferencia de los seres unicelulares que se dividen por escisión estos seres no se crearían a partir de materia nueva agregada sino por la división de la ya existente. Esto es posible, porque la primera partícula se puede dividir aunque no esté formada por ninguna otra partícula. Para hacer posible la aparición de seres nuevos este primer ser se dividiría rompiendo la conexión directa de las partículas para que a partir de ese momento las experiencias de cada ser sean diferentes a las de los demás, de este modo, al existir muchos seres con muchas experiencias diferentes la riqueza del cosmos es mayor. Esto significa, que a partir de ahora las emociones que cada ser tenga solo le afectarán a él directamente. Sin embargo, también les afectarán a los demás indirectamente a través de la vida cósmica, porque al estar todos conectados de forma indirecta todos vivirán las vidas de los demás en futuros ciclos cósmicos nuevos cuando se intercambien los papeles. Esto es así, porque al dividirse este primer ser en muchos otros lo que también está haciendo es dividir sus propias experiencias en tiempos distintos, es como si todos los seres ahora fueran el mismo ser pero cada uno en una época diferente.

De este modo, las experiencias que vivan los demás ahora, serán nuestro futuro, pero también fueron nuestro pasado, porque el destino del universo una vez se haya completado la vida universal es volver a unirse en una sola partícula y volver a comenzar todo desde el principio. Entonces el tiempo se repetirá pero el universo no se completará del todo hasta que todos los seres hayan vivido todas las vidas de los demás y cuando eso ocurra todos los seres se unirán para volver a ser uno. Para poner un ejemplo más fácil de entender, es como si el tiempo fuera una película en la que cada ser interpreta un papel diferente cada vez que el universo se repite, pero en este caso, el escenario también sería un personaje que tendríamos que interpretar antes de que el tiempo termine, es decir que viviríamos las vidas de todos los personajes pero también la vida del universo material antes de que todo vuelva a empezar, esa es la esencia del carácter cíclico de la naturaleza. En la religión Hinduista se define como karma, al hecho de que a cada ser le ocurran los mismos acontecimientos buenos o malos que antes haya producido a otros.

También hay quien cree, que esto es una especie de castigo divino provocado por un ser supremo, pero en mi opinión esto es un gran error, porque el carácter cíclico del universo que también podría denominarse karma no surge de la voluntad de nadie, sino que es parte esencial de la naturaleza, porque necesita repetirse, intercambiarse, y renovarse, para poderse reciclar. Eso significa, que quienes ahora están arriba mañana estarán abajo y quienes hoy son ignorantes mañana serán sabios, y no hay ningún ser en el universo por evolucionado o poderoso que sea que pueda escapar a esta realidad. También hay que subrayar que, el hecho de que a todos los seres que vivimos en el cosmos nos vayan a ocurrir los mismos acontecimientos es decir todos los acontecimientos posibles, no ocurre porque esa información se guarde en ningún sitio, sino porque es un destino inevitable de la materia reciclarse hasta que todas las partículas y todos los seres pasen por todas las posiciones y vivencias posibles, porque la materia siempre se encuentra en un movimiento circular de repetición constante, incluso los rayos de luz tienen que regresar al punto del que han partido. Es decir que el proceso de renovación y recambio continuo de la naturaleza desemboca de forma inevitable en que todos los seres terminen algún día viviendo todas las vidas que los demás hayan vivido. Esto, es una consecuencia de la mecánica natural de la materia y no de que haya ningún sitio en donde se guarden los recuerdos de los hechos pasados. Esto es posible, porque la existencia de múltiples seres y múltiples partículas se derivan de la subdivisión de un solo ser original que se separó para dar lugar a todos los seres que ahora existen, es decir que aunque en este momento seamos seres diferentes con vidas diferentes en realidad procedemos del mismo ser y volveremos a formar parte de él algún día.

Esto significa, que en realidad cada vida humana solo es una parte de la vida de ese ser, es como si existiera una vida mayor que es la suma de las vidas de todos los seres del cosmos. Al principio del actual ciclo cósmico, este ser o primera partícula se separó creando seres distintos que en realidad son el mismo, esto es útil porque genera la existencia de experiencias vitales distintas. Sin embargo, como en realidad todos los seres proceden del mismo ser, eso significa, que en el fondo nuestras experiencias están conectadas en el tiempo de forma que al final y de forma inevitable todos terminaremos viviendo todas las vidas de los demás. Cuando eso ocurra, entonces el tiempo volverá a comenzar y todo el proceso se volverá a repetir porque en el universo incluso el tiempo se regenera. Cuando la primera partícula se separó, creó todos los seres que ahora existen, estos seres en la actualidad no se encuentran conectados de forma directa de ninguna forma, por eso son seres distintos, pero sí se encuentran conectados de forma indirecta a través de tiempo, como si existiera un hilo invisible que nos une y determina que al final todos volveremos a ser uno. Este único ser al que todos tenemos que regresar es el denominador común que nos une en el tiempo, esto explica, por qué todos los seres al final viviremos todos los acontecimientos que ahora son vividos por los demás seres.

06 LA CREACIÓN DEL UNIVERSO MATERIAL

A partir de este momento se llegaría a la conclusión de que es necesario construir un universo material en el que poder desarrollar múltiples experiencias vitales con el fin de ser felices, porque este, es el verdadero motivo de la evolución por eso, se tomaría la decisión de designar a uno de estos seres para que se ocupe de la tarea de construir pero también de ser el universo.

El proceso de designación no sería el azar, porque la circunstancia que determinaría a qué espíritu le tiene que corresponder esa tarea depende de la propia rotación de las funciones universales. Esto es posible, porque, aunque es cierto que el universo tiene que repetir el tiempo y los acontecimientos de nuevo en cada ciclo cósmico, sin embargo, los seres o espíritus que lo habitan no tendrán que volver a reunirse en la partícula inicial del cosmos hasta que todos los seres hayan vivido todas las vidas, esa, es la clave del proceso de rotación. Dicho de otra forma, el universo no olvidará completamente sus conocimientos adquiridos hasta que todos los seres pasen por todas las vidas y solo entonces el tiempo volverá a comenzar desde el principio completamente.

El ser designado para ocuparse del universo material no solo lo gobernaría sino que él mismo sería el universo con todas sus estrellas y planetas pero sin incluir a los espíritus individuales. Es decir que el universo sería su cuerpo y su espíritu al mismo tiempo, porque sería un espíritu súper condensado a diferencia de los espíritus individuales que serían livianos para poder reencarnarse en cuerpos humanos. Su finalidad a partir de ese momento sería la construcción de estrellas, planetas y galaxias para servir de hogar a los demás seres individuales una vez se hayan reencarnado como hombres. El hecho de que un solo ser sea y gobierne el universo no implica que sea superior a los demás seres, porque el solo se encargaría de crear el escenario para que los seres superiores puedan vivir en la forma humana que es la más evolucionada del cosmos. Para que se entienda mejor podría decirse que si el universo fuera un teatro las galaxias serían el escenario y los seres humanos serían los actores y por lo tanto estarían en una situación superior. Sin embargo, una vez el ciclo cósmico termine otro ser se tendrá que encargar de esta función permitiendo así que el ser que en esta ocasión se ocupa de administrar el universo pueda reencarnarse como hombre.

Hasta este momento, todos los seres existirían solo en forma espiritual a diferencia de los seres biológicos que son la suma de un cuerpo material formado con materia prestada del ser universal y un espíritu individual reencarnado en él. Esto es necesario, porque al ceder los espíritus al ser universal que administra la materia el control de la infinidad de procesos físicos y químicos secundarios, nuestros espíritus se pueden dedicar solo a las funciones superiores que conocemos como consciencia humana. Por esa razón, no nos tenemos que encargar de ninguna función interna de nuestro cuerpo sino solo de las tareas externas. La reencarnación en la materia también es necesaria para amplificar las emociones, porque el espíritu por separado de la materia solo es energía en su mayor parte, pero cuando se reencarna en la materia puede aumentar la cantidad de sensaciones y conseguir el equilibrio perfecto para ser feliz.

También es posible, que en lugar de existir un solo ser que sea y administre el universo, existan seres individuales separados que sean y administren cada planeta o estrella por separado, pero creo, que es más razonable pensar, que todo el universo está regido por un solo ser, porque si cada astro fuera un ser distinto entonces las fusiones o explosiones de planetas y estrellas crearía una situación absurda al pertenecer cada fragmento a un ser diferente y al mezclarse entre sí serían muy difíciles de controlar. En cambio, si todo el universo material perteneciera a un solo ser, todos esos procesos estarían bajo su propio control lo que evitaría cualquier contradicción. Estos seres no solo estarían administrando los planetas, porque cada uno de sus átomos sería también parte de su cuerpo. Tampoco hay que tener en cuenta, que el hecho de que un ser sea y gobierne todo el universo material no lo convierte por eso en superior a nosotros, porque para demostrar lo contrario tenemos el ejemplo de los elefantes o las ballenas, que son mucho más grandes que el hombre pero sin embargo inferiores evolutivamente. Tampoco debemos pensar que este ser es Dios, porque en su esencia es un ser como nosotros, aunque abarque en tamaño el universo, Dios, en cambio, es el denominador común que conecta todos los seres, es decir las leyes universales que surgen de nuestro interior y que de forma rotatoria participamos en crear. Este ser que sostiene los cimientos del universo material tampoco se puede comunicar con el resto de los seres, porque la mente de un espíritu individual como la nuestra está enfocada de manera dirigida en una sola cosa y forma el plano vertical o superior. En cambio, el ser universal tiene su mente dispersa en millones de tareas al mismo tiempo en el plano horizontal o inferior, lo que impide la existencia de un contacto individualizado. Para este ser universal, el control de los planetas y las estrellas no es difícil, porque todo el universo funciona casi de forma automática además, los fundamentos en los que se basa fueron decididos casi en su totalidad cuando toda la materia aún se encontraba dentro del huevo cósmico.

07 LAS PRIMERAS GALAXIAS

Una vez estuviera designado el ser que tendría la responsabilidad de crear el universo material, es decir el universo sin incluir a los espíritus individuales, este ser comenzaría a crear los primeros átomos de hidrógeno hasta formar la materia primordial de todas las galaxias. Entonces comenzaría la rápida expansión del universo. Esta expansión posiblemente no sería por una gran explosión sino por la introducción en la materia de una fuerza de repulsión que la comenzaría a separar. Empezarían a formarse de este modo las primeras mini galaxias de hidrógeno puro. Estas primeras galaxias tendrían en su interior dos fuerzas, una que sería de repulsión que las impulsaría separando unas de otras en direcciones opuestas y otra de atracción que las empujaría a acercarse a las que tendría más cerca. Una sería una fuerza que podríamos llamar de repulsión vertical, y otra sería una fuerza de atracción horizontal. Esto explica, porque unas galaxias se alejan de otras mientras que en cambio otras galaxias se acercan a sus vecinas. Con el tiempo y según las galaxias se vayan alejando unas de otras, su posición vertical se iría transformando en horizontal paulatinamente, entonces, la fuerza de repulsión se convertirá en atracción y las galaxias comenzarán a aproximarse hasta que se junten y formen de nuevo una sola masa y todos los átomos se unirán hasta quedar convertidas en una sola partícula y el proceso de expansión volverá a comenzar.

Inmediatamente después de iniciarse la expansión de las nubes de hidrógeno comenzaría la fusión del hidrógeno para formar las primeras estrellas súper gigantes. Estas estrellas generarían en su interior átomos más complejos debido a sus grandes presiones internas y luego estallarían, después, con sus cenizas, se formarían los planetas como la Tierra. Estas explosiones iniciales serían las responsables de la radiación de fondo que demuestra que el universo estuvo junto en el pasado. Con el tiempo, las galaxias se organizarían dejando grandes espacios vacíos entre ellas dando al universo el aspecto actual parecido a una compleja red de neuronas similar al cerebro, y es que en realidad, esa red de neuronas formaría la mente del ser universal como si cada galaxia fuera una de las neuronas de su cerebro.

El universo material, forma de este modo una estructura circular luminosa parecida a como lo hace nuestro espíritu, porque en realidad nosotros somos un espíritu, pero que habita dentro de un cuerpo humano, somos, por lo tanto, similares a ese gran espíritu universal pero en miniatura, aunque vivimos en el plano superior que representa la vida humana. El universo, es al mismo tiempo espíritu y materia, porque cuando la materia del espíritu se condensa se hace visible como la materia normal. El hombre, en cambio, es la consecuencia de unir un espíritu individual provisto de materia poco densa, con la materia muy condensada del espíritu universal. Cuando el universo alcance el punto de expansión límite, la energía de expansión cesará y las galaxias comenzarán de nuevo a acercarse hasta formar de nuevo una sola partícula y el proceso volverá a comenzar. En realidad, en el universo todo se desplaza de forma circular, eso significa, que incluso los rayos del sol volverán algún día al punto del que salieron.

Todas las galaxias tienen en su interior una estrella mal llamada agujero negro que debido a su intensa gravedad mantiene unidas el resto de estrellas a su alrededor, esta estrella cumple la misma función estabilizadora que el sol en el sistema solar. Esta estrella central no es un agujero sino que está formada por masa tan super comprimida que atrapa hasta las partículas de luz, lo que hace difícil que sea detectada. En estas estrellas la presión gravitatoria que se produce en ellas no es de arriba hacia abajo como la gente piensa sino del exterior hacia el interior, esto significa, que la presión de los lados se neutraliza en el centro donde las presiones opuestas se encuentran, lo que hace absurdo considerarlo un agujero. El hecho de que estas estrellas tengan una gravedad muy intensa, no las hace por ese motivo más agujero que cualquier otra estrella del firmamento. Sin embargo, al ser la galaxia un disco, toda la materia que cae en el agujero negro lo hace desde la circunferencia horizontal hacia el centro lo que provoca que estas estrellas tengan un punto de alta presión en todo el disco horizontal y dos puntos de baja presión en los polos, esto provoca que la materia procedente del disco choque a gran velocidad en el centro provocando un rebote por los polos dando lugar a la salida por estos de energía y quizás algo de materia.

Los científicos actuales tratan de comprender los mecanismos profundos de la materia pero limitándose solo a observar el comportamiento externo de sus partículas, esta es una actitud claramente despectiva, porque al actuar así niegan a la materia su derecho a ser considerada viva y consciente de sus propios actos, por eso, para poder comprenderla profundamente es necesario estudiarla desde un punto de vista no solo físico sino también metafísico porque cuanto más se profundiza en los fundamentos de la materia más necesario se hace tener en cuenta los aspectos morales y espirituales para poder comprenderla.

El tamaño del universo no es infinito, pero es correcto decir que el espacio, también llamado vacío sí lo es, pero solo en lo que se refiere a su capacidad de expandirse indefinidamente cuando las partículas materiales se desplazan por él, pero en cambio, la materia, y el tamaño que puede abarcar si es limitado, porque lo contrario estaría en contradicción con el principio de renovación universal que requiere la vuelta de toda la materia al punto central del que surgió. Desde el mismo momento en que las estrellas emiten sus primeros rayos de energía comienza el proceso de vuelta al origen de su punto de partida, porque esas partículas de luz no describen una trayectoria rectilínea sino curva que precisamente terminará cuando todas vuelvan al lugar del que surgieron y formen de nuevo el huevo de materia original. Esto es así, porque en realidad la energía en un sentido absoluto no se pierde sino que solo cambia de fase, primero está en las estrellas conservada dentro de los átomos de hidrógeno, luego es lanzada al espacio y pasa por los planetas favoreciendo el progreso de las civilizaciones, luego se dispersa en el espacio recorriendo distancias inmensas y por último regresa al punto de partida para volver a comenzar desde el principio. Esta transición energética paulatina es la que crea el tiempo que a su vez provoca la evolución y garantiza que no existan dos días iguales en toda la historia, ese proceso continuo de renovación es lo que hace interesante la vida y por eso, cuando esa energía se termine será necesario que el universo vuelva a comenzar.

08 EL ESPACIO

En realidad, el espacio es la nada y por lo tanto el polo opuesto a la materia, por eso, es un error dar al espacio cualidades de la materia o a la materia cualidades del espacio porque este no se puede doblar o perforar ya que estas son cualidades de la materia. La materia es el polo masculino de la naturaleza y el espacio es el polo femenino de esta. En ocasiones es lógico considerar a la materia femenina pero siempre con respecto a otra cosa que actúe como representante de los valores masculinos. Por ejemplo, la materia de la tierra es femenina con respecto al sol pero es masculina con respecto al agua. La lluvia también es femenina porque se produce cuando el vapor se condensa por el frío que a su vez pertenece a la dimensión femenina. Los planetas son femeninos con respecto al sol y los continentes de la tierra son masculinos con respecto a la parte de la tierra cubierta por el mar. El espacio es el lado femenino de la materia y es necesario para que existan las polaridades o las notas musicales ya que sin un espacio entre cada nota no puede existir la música. El tamaño que el espacio pueda tener lo determina la separación entre las partículas materiales, y cuanto más se separan estas partículas mayor es también el espacio. Cuando el universo termine su actual proceso de expansión volverá a su punto de partida y todo lo existente en el universo se reducirá a una sola partícula. Se podría decir entonces que el espacio y la materia son lados diferentes de la misma cosa. El espacio y la materia son los dos primeros ejemplos de polaridad universal y por eso son responsables de todos los ejemplos de polaridad que se crearon después.

09 LOS PLANETAS HABITADOS

Una vez que los primeros planetas adecuados para producir vida biológica se hubieron creado, los espíritus comenzaron la labor de desarrollar esta vida, esto es así, porque el ser cósmico que es y controla la materia solo se puede ocupar de las funciones químicas y físicas básicas pero no de crear plantas, animales o personas. La diferencia entre ellos es que el ser universal tiene su mente dedicada a todas las tareas materiales de forma dispersa, en cambio los seres individuales pueden dedicarse a funciones concretas y precisas como por ejemplo crear los cuerpos en los que luego se van a reencarnar. Una vez que la reencarnación se ha completado, las funciones simples, físicas, químicas, biológicas y orgánicas, son cedidas para que las realice el ser universal, de este modo los espíritus reencarnados pueden ocuparse de las funciones superiores que caracterizan la vida humana. Estos procesos se realizan en su mayor parte de forma automática porque la mayor parte de ellos habrían sido decididos al principio antes de la expansión de la materia universal, sin embargo no sería posible preverlo todo, por eso, la función principal del ser universal sería la supervisión y mejora de todos los procesos físicos conforme se van desarrollando. El ser universal también sería ayudado en este proceso automático por las limitaciones que la realidad permite en las opciones materiales, porque las leyes inamovibles de la naturaleza condicionarían de forma considerable aquello que este ser podría hacer. Este automatismo de la naturaleza permitiría a este ser universal tener tiempo para dedicarse a la reflexión y estudio de los procesos futuros a seguir porque lo que nosotros consideramos leyes universales en parte son creadas por él, es decir aquellas leyes de la dimensión horizontal que sí están sujetas a su libre albedrío.

Como ya se explicó con anterioridad, los espíritus necesitan reencarnarse en cuerpos materiales porque de este modo las emociones son más intensas, además, cuando se sumergen en el agitado e imprevisible mundo de la materia, es posible beneficiarse del inmenso número de combinaciones que tiene y en consecuencia de las situaciones nuevas. Por eso, se podría decir, que el proceso de evolución es desde cierto punto de vista un trabajo en el que los espíritus se dedican a domesticar la materia, es decir que el progreso consiste en aprender a manejar la materia para poder obtener todos los beneficios que esta puede ofrecer. Este proceso recuerda el modo que usan los obreros para construir un edificio, pero con la diferencia de que en este caso el edificio es nuestro cuerpo, y los obreros son los espíritus. Desde un punto de vista metafísico, el espíritu es azul y la materia es roja, el espíritu representa la dimensión vertical y el sexo femenino, y la materia representa la dimensión horizontal y el sexo masculino, y solo cuando se combinan surge la felicidad y la vida representada por el color verde, por eso, la materia y el espíritu se necesitan mutuamente para que seamos felices.

En el universo, las leyes físicas son las mismas en todas partes, esto determina que los planetas adecuados para la vida orgánica sean también iguales, y los seres inteligentes de esos planetas por lógica tiene que ser muy similares a nosotros, por eso, es un error guiarse de las novelas o películas de ciencia ficción cuando se trata de averiguar como pueden ser estos seres, porque al no tener los escritores suficiente intuición para comprender el futuro, lo que suelen hacer es mostrar a los supuestos extraterrestres viviendo con paisajes del siglo diecinueve o medievales, cuando actúan así, lo que hacen no es mostrar el futuro, sino imitar los lugares del pasado que ya conocen. Otro error común es presentar a los extraterrestres como seres feos, mediocres o degenerados, porque no existen seres superiores degenerados, el mal solo es posible en los mundos primitivos en donde la ignorancia hace posible el error del que surge el mal.

El universo funciona como si fuera una letra (X) simbólica, que dividiría un cuadrado en cuatro lados, dos horizontales a izquierda y derecha para representar las fuerzas que son necesarias en todo momento y que están representadas por el color rojo y azul. Luego, en la posición inferior, estaría el color negro para representar el atraso, la ignorancia, y todo aquello que por estar equivocado se debe abandonar. Arriba, con el color blanco, se representa la verdad, la luz y aquellas verdades que han quedado limpias de todo resto de falsedad. Esto significa, que el mal solo puede existir en los mundos primitivos pero no en los evolucionados, porque en ellos la luz de la ciencia elimina todos los márgenes que el mal puede usar para confundir a la gente.

La dimensión horizontal representa a los valores rojo y azul que son buenos y necesarios y se mantienen constantes a los largo del tiempo, estos valores se compenetran manteniendo una comunicación mutua y continua de izquierda a derecha y de derecha a izquierda. Sin embargo, estos valores también pueden servir para representar el proceso de reducción energética que sufre el universo al pasar del rojo al azul o del calor al frío mediante un proceso por el cual la energía de las estrellas se sustituye por evolución y organización, es decir, que en este caso, y con el paso del tiempo, la energía disminuye, y a cambio la organización aumenta. El plano horizontal representa los valores rojo y azul que son benignos y constantes y se compenetran mutuamente a los largo del tiempo. El plano vertical representa los valores que van de menor a mayor o de mayor a menor y pueden representar algo benigno o no dependiendo de las circunstancias, pero la función que cumplen en un plano se puede invertir en otro sin ser una contradicción, porque se trata de planos diferentes, por eso, cuando se trata del proceso de disminución de energía de las estrellas es como si se hubiera pasado del plano horizontal al vertical porque los potenciales no se mantienen constantes como suele ocurrir en el plano horizontal, esto no es una contradicción, sino que ocurre porque en un plano distinto las cosas pueden funcionar de forma diferente. Es decir que en un plano el color rojo puede estar ocupando la dimensión horizontal y el color azul la vertical, y en otro ser al revés, esto no tiene por qué ser una contradicción cuando ocurre en planos diferentes. Tampoco es una contradicción cuando el equilibrio de potenciales se hace de forma indirecta, porque al principio del cosmos el universo es más rojo y al final es más azul, sin embargo, en términos absolutos, tienen la misma importancia.

Seguramente, los espíritus solo intentarían desarrollar el proceso de evolución biológica en aquellos planetas que reuniesen las condiciones ideales para desarrollar una forma humana aceptable, es decir que no solo importaría la gravedad, el oxígeno, o la temperatura, que el planeta pudiera tener, sino también la existencia de superficie sólida o un período de rotación aceptable. Esto significa, que aquellos planetas que no reuniesen estos requisitos, o que no fueran capaces de mantenerlos el tiempo suficiente para que la civilización humana se complete serían descartados por completo incluso para el desarrollo de las formas biológicas más simples.

10 LA EVOLUCIÓN BIOLÓGICA

Cuando los espíritus se plantearon construir sus cuerpos materiales, primero empezaron por las formas unicelulares. Este trabajo exigió una dedicación intensa al principio, porque en ese momento no podía intervenir la llamada selección natural ya que no existía un ser biológico provisto de un código genético capaz de reproducirse y en el que poderse apoyar. Es decir que la intervención de los espíritus en la evolución genética fue pasando de mayor a menor intensidad hasta que la reproducción, primero por escisión, y luego sexual, se hubo completado. A partir de ese momento, la voluntad de los seres biológicos es decir la de los espíritus ya reencarnados en las plantas, los animales o las personas también intervino en el diseño y mejora de sus cuerpos lo que supuso una participación de los espíritus cada vez más indirecta. Esta nueva situación, les ofrecía la posibilidad de dedicar solo una parte minoritaria a las correcciones genéticas entre cada reencarnación porque ahora también podían dedicarse a ello después de reencarnados mediante la selección sexual. Con la aparición del sexo fue más fácil realizar mejoras genéticas y favorecer la evolución de las formas sin necesidad de una intervención directa de los espíritus, porque al poder elegir la pareja podemos optar por la mejor preparada o más sana y favorecer con ello el progreso genético. Esto significa que la evolución de las formas se hizo en un 50% por intervención espiritual directa, y en otro 50% por selección sexual y elección voluntaria de los seres biológicos, es decir por los espíritus ya reencarnados.

Los espíritus, al principio, no conocían qué forma debían tener los animales o el hombre antes de crearlos y solo se llegó a saber después de muchos estudios y comparaciones, esto es así, porque ellos también tienen que aprender como nosotros para poder progresar, por esta razón, la evolución biológica haya necesitado tantos millones de años para completarse. Aunque la memoria de un espíritu se remonta al principio de los tiempos, sus conocimientos se limitan al manejo esencial de la materia, por eso, el desarrollo de las formas biológicas con todos sus detalles moleculares se tuvo que aprender mediante la prueba y el error hasta llegar al presente. Un espíritu que sé reencarna en la forma humana por primera vez, es bastante más torpe que otro que ya lo ha hecho en numerosas ocasiones, además, cuando se reencarna no puede servirse de sus recuerdos espirituales genéricos sino solo de las cualidades más fundamentales para no interferir con el plano humano, estas cualidades, son las que determinan la inteligencia espiritual que dota a quien la tiene de la intuición necesaria para comprender el significado esencial de las cosas.

Un espíritu, es como un pequeño sol pero menos denso, y formado por átomos con un diseño especial para su uso exclusivo. Una parte de la materia forma parte de él directamente, y la otra ha sido tomada de la materia terrestre. Una parte de su energía es interior e inagotable, y otra parte es exterior y recargable. La interior es la que pertenece al espíritu y la exterior es la que absorbe del medio ambiente. La energía interior es la que conecta sus propias partículas y la exterior es la que se usa para su relación con la materia del ser universal, esto es así, porque la energía exterior pertenece al ser universal y cuando se agota es necesario recargarla. Para entenderlo mejor se podría decir que la energía interior es inagotable, porque pertenece al espíritu y a su propio microcosmos y forma en su interior un circuito cerrado. En cambio, la energía exterior pertenece al ser universal y forma en él otro circuito cerrado mucho mayor, pero, para nosotros, es una energía que entra y sale, por eso tenemos que recargarla. Para el ser que es y controla el universo, su energía también es interna, porque pasa del hidrógeno de las estrellas al espacio, pero nunca sale del universo que es su propio espíritu y cuerpo al mismo tiempo, y cuando el ciclo cósmico termine volverá a su punto de partida inicial.

Un espíritu es muy similar al ser universal que es y forma el universo pero con un tamaño mucho más pequeño. También puede hacerse visible o invisible a voluntad, porque al tener muy poca densidad le basta con dejar de emitir energía para no ser detectado. Otra de sus cualidades es poder atravesar la materia sin colisionar, para conseguirlo es suficiente con evitar que las fases de sus átomos coincidan con las fases de la materia que quieren atravesar, esto es posible, porque la materia cambia de fase a la velocidad de la luz de una posición material a otra inmaterial y toda la materia que colisiona es porque comparte la misma fase. Esto no ocurre porque en la fase inmaterial la materia deje de existir, sino porque cuando se colocan en esa posición actúan como dos aviones que para no chocar se cruzan a diferentes alturas, de ese modo se sirven del espacio vacío para conseguirlo.

En lo que se refiere al momento inicial en el que se crearon los primeros seres unicelulares, la ciencia oficial guarda un vergonzoso silencio, porque como niegan la existencia del espíritu o incluso la vida de la materia y solo reconocen los efectos en los procesos atómicos se sienten incapaces de explicar cómo es posible que a partir de un montón de átomos pueden surgir seres unicelulares. Como esa pregunta les resulta incómoda al poner en evidencia las carencias de la ciencia materialista, ahora dicen que las moléculas complejas que sirvieron para crear las primeras células orgánicas quizás vinieron del espacio dentro de los meteoritos, pero eso, más que ser una respuesta a la pregunta del origen de la vida parece que es tirar la pelota en el tejado del vecino a ver si él consigue hacer canasta, porque ¿qué diferencia hay entre los átomos que pudieran existir en la Tierra o las moléculas orgánicas que pudieran venir del espacio, si en cualquiera de los dos casos se trata de simples moléculas atómicas y no de células capaces de reproducirse? Y si lo que plantean es que también vinieron células completas o seres vivos orgánicos capaces de sobrevivir en estado de letargo dentro de los meteoritos, entonces lo único que están haciendo es decir que esa vida orgánica comenzó en otros planetas pero no resuelven el asunto que nos ocupa que es cómo a partir de simples moléculas se crearon células orgánicas capaces de reproducirse. Los científicos materialistas quieren que la gente piense que reunir muchas moléculas orgánicas es igual que producir una célula, pero eso, es tan estúpido como decir que si reúnes muchas piezas de un coche en un taller y las dejas toda la noche solas quizás a la mañana siguiente encuentres un coche terminado de montar. Es evidente que en este proceso falta una cosa y es reconocer la existencia de vida consciente e inteligente dentro de la materia y un alma inmortal dentro de las personas.

11 LA CREACIÓN DEL HOMBRE

Una vez se hubieran designado los planetas originales para la creación de la vida biológica los espíritus se dirigirían a ellos y comenzarían a trabajar para la creación de sus cuerpos. Estos cuerpos serían en gran parte parecidos a robots, porque solo cuando se une el espíritu al cuerpo se forma una persona completa. Se comenzaría con las primeras bacterias y seres unicelulares realizando un proceso parecido al que vivió el universo cuando la primera partícula se multiplicó. En el momento de la reencarnación, los espíritus constructores (que también somos nosotros mismos) olvidan su pasado para no interferir en la vida humana, porque esta, es una dimensión diferente. Por eso, al principio de la evolución pierden parte de sus conocimientos, sin embargo, el destino del hombre es alcanzar e igualar los conocimientos del espíritu mediante la ayuda de la tecnología. Esto es necesario, porque la dimensión humana es diferente e independiente de la del espíritu y por eso, es mejor comenzar desde cero. Para que se entienda mejor esta situación se puede comparar con un fontanero que para progresar decide hacerse ingeniero, quizás como fontanero era un experto, pero como ingeniero necesita esperar un tiempo para convertirse en un experto, del mismo modo, los espíritus en su dimensión superior seguramente tendrían amplios conocimientos sobre los fundamentos de la materia, pero al reencarnarse como plantas, animales o personas, pierden ese estatus intelectual debido a la necesidad de olvidar que es necesaria para no mezclar los dos planos. Al principio la vida sería simple y primitiva, pero cuando este plano dimensional humano se complete la vida será mucho mejor que todo aquello que como espíritu hubiera podido alcanzar, esta es la razón de que merezca la pena pasar por todas estas etapas. Recordar es útil en determinados casos pero olvidar también lo es por eso, si al comenzar la reencarnación olvidamos nuestra vida como espíritus, podremos vivir la vida humana con mayor intensidad.

El espíritu, antes de la reencarnación, podría ser considerado en cierto modo como un ser superior, esta situación se pierde momentáneamente al reencarnarse en un mundo primitivo debido al atraso tecnológico en el que se encuentra, pero esto, solo ocurre durante el tiempo que la civilización tarda en alcanzar su máximo nivel de desarrollo, entonces, los espíritu superiores y los que ya se encuentran reencarnados logran alcanzar el equilibrio, porque comparten los mismos conocimientos. Cuando los espíritus se reencarnan como hombres pierden sus recuerdos temporalmente y adquieren la personalidad de hombre, es decir el bagaje de conocimientos y creencias de su época. Después de la muerte del cuerpo, el espíritu necesita liberarse de ese lastre para poder ascender al mundo espiritual y así poder recordar sus vidas anteriores, es decir su vida y su personalidad de espíritu que es más larga y se remonta al comienzo del universo. En realidad, los espíritus van aprendiendo paulatinamente igual que el hombre, porque para ellos los avances tecnológicos y genéticos también son nuevos, pero ellos los entienden desde un nivel científico diferente y superior al humano. Al reencarnarse como hombres pierden parte de su nivel intelectual temporalmente, pero solo hasta que la civilización humana se complete, entonces la materia y el espíritu actuarán en perfecta armonía y el hombre podrá tener todos los beneficios de la materia pero viviendo en consonancia con los valores del espíritu.

Una vez el hombre haya alcanzado su madurez tecnológica, comenzará su expansión por el espacio. Mediante la tecnología, será posible poblar todos los planetas pero no cambiando los planetas para que se parezcan al hombre que es imposible, sino construyendo naves ciudad donde sea posible vivir con la misma comodidad que en la tierra. Una vez esto se haya conseguido y los miles de planetas de nuestro entorno más cercano se hayan poblado, los espíritus de los animales y plantas se reencarnarán en forma de seres humanos en esos planetas, eso significa que a partir de ese momento la vida animal y vegetal terminará en la tierra porque los espíritus de los animales ya podrán reencarnarse como humanos.

Mientras los espíritus esperan la oportunidad para reencarnarse en la vida humana, es bueno que permanezcan reencarnados en múltiples especies vegetales y animales, porque es necesario que pasen por todas esas etapas biológicas antes de estar preparados para reencarnarse como personas. También nos proporcionan el oxígeno y el alimento necesario para que el hombre pueda existir, además, sirven como reserva biológica, porque si un cataclismo destruyera al hombre, la naturaleza se serviría de ellos para volver a crearlo sin tener que empezar desde el principio. Un ejemplo de esto lo tenemos en las extinciones masivas que han ocurrido a lo largo de la historia, porque en esas catástrofes hasta el noventa por ciento de los animales y plantas han sido destruidos, pero al tener la naturaleza tantas especies y adaptadas a tantos climas y situaciones diferentes ha sido posible volver a recuperar el ritmo de la evolución sin sufrir un retraso excesivo sobre el ritmo natural.

El hecho de que las plantas puedan llegar a desaparecer no será un problema, porque el hombre del futuro estará capacitado para crear oxígeno y alimentos de forma artificial, además tendrán cualidades iguales o mejores que los de origen vegetal. Además la vida humana se ampliará en unos veinte años, porque también desaparecerían los virus y bacterias que causan las típicas infecciones y con ello la humanidad dejaría atrás una de las principales causas de su sufrimiento. A partir de ese momento, las ciudades estarían más desinfectadas que cualquier quirófano actual.

Las comodidades del futuro harán que la vida sea mucho más fácil que en la actualidad, las guerras desaparecerán porque una vez el mundo se encuentre unificado políticamente ya no existirán razones para el enfrentamiento y los conflictos en el espacio será muy difícil que se produzcan porque debido a las grandes distancias espaciales los planetas se harán autosuficientes y funcionarán como gobiernos independientes. Para ahorrar energía el comercio y los viajes turísticos se limitarán al interior de los planetas excepto en casos muy excepcionales. Los ciudadanos vivirán en ciudades compactas y como si fueran naves ciudad protegerán a sus habitantes del clima exterior de los planetas.

En las viviendas ya no se utilizarán materiales primitivos como los ladrillos, el cemento o la pintura, en cambio se usarán placas prefabricadas de plástico, vidrio o metal, de ese modo se podrán montar y desmontar con facilidad como si fuera un juego. Este sistema de montaje y desmontaje sería rápido, fácil y limpio, y se usaría en casi todos los objetos de la ciudad incluyendo tanto a los objetos pequeños como a los edificios y ciudades completas. Todas las ciudades estarán llenas de colores porque estos atraen los buenos sentimientos y la alegría, por eso, en el futuro, será inconcebible que los ciudadanos vistan exclusivamente con ropa negra o se ensucien la piel con tatuajes ya que estos son símbolos del mal. Por eso, me parecen despreciables los que admiran todo lo relacionado con la ropa negra y la muerte, ellos quieren hacernos creer que están actuando en defensa propia y tratan de que el mal parezca bien, pero, en realidad, actúan así porque son adoradores del mal y no lo quieren reconocer, porque quien defiende el bien rechaza la ropa negra, favorece un mundo lleno de color y busca la luz sin ambigüedades, ellos solo se engañan a sí mismos, porque el bien solo tiene un camino. Esto no lo digo solo por todos aquellos que adoran el mal y se adhieren a las sectas demoníacas, sino también por aquellos que se sienten atraídos por todo lo que gira en torno a lo maligno aunque no se hayan adentrado en ello por completo y por eso se rodean de todos esos ademanes que ahora se llaman góticos.

Esta situación social, es en realidad un síntoma del vacío moral que existe en estos momentos en la sociedad, y ocurre como consecuencia por un lado de la degeneración de las organizaciones religiosas que dominadas por el egoísmo se niegan a evolucionar por miedo a que eso les haga perder su poder. Y por el otro, debido a la falta de valentía por parte de los ciudadanos para buscar su progreso espiritual. La iglesia católica se halla sumida en un dilema, porque si cambia sus principios fundamentales estaría reconociendo que no era infalible y por lo tanto a partir de ese momento debería respetar la existencia de múltiples opiniones diferentes sobre las cuestiones filosóficas, pero como el vaticano siempre ha sido una dictadura religiosa prefieren mantener el dogma a cambio de sacrificar el progreso. Esa actitud, es precisamente lo que la convierte en un instrumento del mal y provoca que ya no sirva a la sociedad como guía espiritual. Otra de las razones para negarse a progresar es que intuyen, que el progreso social llevará de forma ineludible a que los ciudadanos reclamen su derecho a pensar con libertad sobre las cuestiones filosóficas, esto provocará la desaparición de las organizaciones religiosas más preocupadas por competir por el poder con los gobiernos que por favorecer el progreso moral. Esto determinará que esa función moralizadora pasará, en el futuro, a ser enseñada en los colegios. Sobre esto no nos debemos equivocar, porque el hecho de que las organizaciones religiosas sean en la actualidad malignas y deban desaparecer como consecuencia del progreso, no significa que la religión sea por eso mala, porque toda sociedad necesita de principios morales si quiere progresar.

Esa falta de liderazgo moral, o dicho de otra forma la carencia de solidos principios morales que defiendan el bien como eje de la conducta, es el caldo de cultivo para que se extienda el caos, el anarquismo y la delincuencia. La gente tiene que tener claro, que donde no hay ley hay anarquía y donde terminan los derechos de uno comienzan los derechos de los demás, por eso, es necesario que la ley defienda la libertad y la democracia, pero sin que eso se use como excusa para propagar el mal y la delincuencia.

El cuerpo humano es perfecto en su naturaleza esencial y esas costumbres salvajes lo terminan desfigurando. En el futuro tampoco se permitirán las mutilaciones sexuales tanto de niñas como de niños por eso, estarán prohibidas prácticas salvajes como la circuncisión, también las mutilaciones de los órganos sexuales femeninos o la perforación de las orejas a las niñas, esto estará prohibido mientras sean menores de edad, pero una vez lleguen a la edad adulta se permitirá que ellos decidan. La sociedad actual no comprende esto porque confunde la libertad con el libertinaje y son dos cosas muy distintas.

A pesar de su aparente sencillez las viviendas del futuro tendrían muchos adelantos tecnológicos para hacer la vida más agradable, como por ejemplo tener las paredes insonorizadas para evitar las molestias que producen los ruidos. Tampoco usarán llaves para abrir las puertas, porque es más eficaz usar sistemas electrónicos como por ejemplo marcar un código en un teclado o acercar una tarjeta a un sensor. En estas viviendas tampoco serán necesarias las cocinas, porque la comida llegará a ellas mediante pequeños ascensores ya precocinada, será suficiente que la pidan por el ordenador y en pocos minutos aparecerán en unos aparatos parecidos a los microondas actuales que serán la parte final de estos ascensores.

La energía del futuro también será limpia porque estará derivada del sol, y la energía nuclear solo se podrá usar en los viajes espaciales porque entre las estrellas no llega la luz del sol. Este tipo de energía estará prohibido usarla dentro de los planetas debido a la peligrosidad que tienen las fugas radioactivas, por eso, lo mejor es usar la tecnología para conseguir toda la energía necesaria a partir del sol y sus derivados. Resulta sorprendente que los interesados económicamente en este tipo de energía digan que es una energía limpia solo porque no usa combustibles fósiles, ¿es que no les bastan los accidentes de Fukushima o Chernóbil para ver que eso no es cierto? En esto como en tantas otras cosas se le da más importancia a las apariencias que a la realidad. Incluso hay países que han establecido impuestos para penalizar el uso de combustibles fósiles pero no para la energía nuclear, esto, es evidentemente un acto de hipocresía, porque el hecho de que la energía nuclear no favorezca el calentamiento global no cambia el hecho de que sea tanto o más perjudicial que la otra cuando se producen fugas. Es verdaderamente absurdo que existiendo en la Tierra tanta energía solar, sin embargo los seres humanos estén destruyendo las pocas reservas de uranio que existen en el mundo, y no solo por lo peligroso que es usarlo en un medio ambiente lleno de vida como el que tiene este planeta, sino porque algún día podría ser necesario usarlo en las naves interestelares para recorrer el espacio que hay entre las estrellas en donde la energía solar no llega, pero si ese uranio se destruye en la actualidad eso ya no será posible.

Dentro del cuerpo humano y el de los animales se encuentran la mayoría de los inventos que el hombre ha descubierto, lo que demuestra que antes de que existiera la ciencia humana ya existía una ciencia superior. Un ejemplo lo tenemos en el avión, porque quienes lo inventaron aprendieron los fundamentos esenciales observando volar a las aves. Son muchos los científicos que anuncian al mundo sus grandes descubrimientos pero, que al mismo tiempo, se niegan a reconocer que primero estudiaron y en parte copiaron la tecnología de nuestro cuerpo antes de aplicarla a sus inventos. Ese conocimiento, en realidad, es obra de nosotros mismos, es decir de nuestro espíritu, aunque durante la vida humana no lo podamos recordar. Esto significa, que en este momento existe un desfase entre nuestro conocimiento como espíritu y nuestro conocimiento como hombre, sin embargo, este desfase quedará solucionado cuando el progreso de la ciencia elimine esta diferencia. El conocimiento que albergamos en nuestro espíritu es grande, pero aun así existen diferencias evolutivas a nivel espiritual entre cada ser, esto se debe, a que todos los espíritus no han participado de la misma manera en el progreso biológico, porque son los primeros en llegar a cada especie los que han ido creando el progreso genético, por eso, todos aquellos que permanecen en formas animales o vegetales inferiores tienen un nivel espiritual menor. Lo mismo ocurre en el ser humano, porque aquellos que llevan viviendo como hombres miles de años es lógico que tengan una mayor inteligencia espiritual que los que acaban de llegar ahora a esta forma. Todo ese conocimiento que tenemos dentro de nuestros cuerpos es la consecuencia del trabajo de los espíritus unido a la influencia de la selección natural que también actúa, lo que es absurdo es decir que todo ese esfuerzo y toda esa ciencia es el producto del azar o la casualidad, ese es un punto de vista materialista que solo trata de eludir la verdad.

12 LAS DISTINTAS VERSIONES HUMANAS

En la actualidad, resulta difícil encontrar los restos fósiles de los primeros hombres o más bien de las distintas etapas que los primates pasaron hasta formar el hombre moderno, esto es debido, a que la evolución suele funcionar mediante saltos bruscos de la misma forma que la corteza terrestre se mueve repentinamente con los terremotos, se podría decir entonces que el salto del mono al hombre también fue un terremoto biológico y esas versiones humanas entre el hombre y el mono fueron solo una especie de puente que una vez cruzado desapareció, es decir que no podían mantenerse esas versiones humanas intermedias por ser solo modelos inestables y de transición que solo servían como medio para llegar a la forma humana. Esto es lo que ocurrió con el hombre de neandertal o cromañón. Es decir que la naturaleza va preparando lentamente los cambios sin que se note a lo largo cientos de miles de años realizando pequeños cambios en los genes que no son visibles a simple vista, por eso, un salto evolutivo repentino solo es posible como consecuencia de muchos pequeños cambios anteriores. Cuando la naturaleza completa un ciclo de pequeños cambios producidos lentamente durante mucho tiempo, entonces solo es posible continuar con el progreso subiendo a otro nivel evolutivo, pero esto solo es posible mediante un cambio brusco y rápido para pasar a un nivel superior. El cambio biológico que es necesario para pasar del mono al hombre, aunque en general sea considerado repentino, sin embargo podría haber tardado miles de años en completarse, esta cantidad de tiempo puede parecer larga comparada con una vida humana, pero es corta si se compara con el ciclo de tiempo anterior. Al ser este proceso de cambio biológico algo excepcional e inestable, las versiones animales entre el hombre y el mono desaparecieron porque no tenían como finalidad permanecer de forma continua sino solo cubrir la distancia que separa ambas especies. Podría compararse esto con la evolución del sistema solar, porque en la actualidad solo existen una mínima parte de los mundos que existían al principio, debido a que los planetas van limpiando sus órbitas de otros planetas más pequeños al absorberlos. Del mismo modo, la naturaleza solo conserva aquellas especies que son estables de forma continua y no aquellas como las situadas entre el mono y el hombre que solo fueron útiles como medio de transición hasta llegar a la forma humana.

Esto también ocurre con las grandes naciones, porque son numerosos los ejemplos de imperios que habiendo existido durante muchos siglos sin embargo desaparecieron de forma repentina, esto no ocurre porque algo haya cambiado de repente, sino porque la naturaleza tiende a seguir su inercia lo que provoca que pequeños síntomas de hundimiento no se vean con claridad hasta que se produce el derrumbe total. Otros ejemplos de saltos en la historia son, la explosión inicial que generó el cosmos, la aparición de las primeras estrellas y planetas, la aparición de los primeros seres unicelulares, la aparición de las plantas, la aparición de los animales, la aparición del hombre, el descubrimiento del fuego, la agricultura, la escritura, la revolución industrial. Este proceso avanza en escalas cada vez más cortas de tiempo porque el desarrollo biológico o tecnológico hace que las etapas siguientes sean más fáciles porque se dispone cada vez de mayor información. Esto significa, que al mundo le queda poco para terminar su proceso de desarrollo tecnológico y moral.

Debido al desconocimiento que los filósofos antiguos tenían del proceso real de evolución que desembocó en la forma humana, se hizo popular creer que el hombre había sido hecho mediante creación espontánea, ellos creían que los espíritus o los seres superiores habían creado al hombre directamente sin pasar por las formas animales más primitivas. Lamentablemente, cuando los descubrimientos científicos demostraron lo contrario, estos filósofos o religiosos se negaron a aceptar la evidencia, porque en ese momento su estructura religiosa era demasiado compleja y rígida como para aceptar las pruebas que aportaban quienes no formaban parte de su congregación. A partir de ese momento, actuaron con arrogancia al ocultar sus creencias más importantes a los iniciados, esto lo hicieron por dos razones principales, en primer lugar porque de ese modo creaban una falsa expectación en sus adeptos al decirles que esos conocimientos secretos solo se los podían ofrecer si permanecían muchos años al servicio a la congregación y, en muchos casos, trabajando para ella sin cobrar nada. Para cuando estos adeptos ascendían de categoría dentro de la congregación y descubrían que esas creencias solo eran creencias y no pruebas, entonces decidían por lo general mantener el sistema con los nuevos adeptos, porque entonces eran ellos los beneficiados si mantenían el secreto. Era una especie de engaño piramidal. ¿Cómo se puede creer que las afirmaciones de estos religiosos son ciertas, cuando muchas de estas ideas se les habían ocurrido mientras se drogaban a la luz de la luna con su bebida alucinógena (Soma)? Ellos se creían muy inteligentes, pero no eran capaces de comprender que la droga es lo contrario a la razón.

En segundo lugar, los religiosos y ocultistas optaron por esconder esas creencias o más bien las supuestas pruebas de esas creencias por una mezcla entre vergüenza y arrogancia, porque no querían reconocer ante sus adeptos que en realidad eso que ellos llamaban “conocimientos ocultos” se basaban en parte en sus propias opiniones y no en pruebas contrastadas, es decir que llamaban pruebas a una suma de cuentos y leyendas mitológicas aunque mezcladas con algunas ideas filosóficas geniales. Ellos afirmaban tener toda la sabiduría, pero consideraban que esos conocimientos se resumían a las creencias que tenía la secta, que no es lo mismo que toda la verdad. Es cierto que los filósofos o sacerdotes antiguos lograron descubrir algunos secretos del universo, sobre todo en metafísica y astronomía, pero cuanto más avanzaba la ciencia más se demostraba el error en sus opiniones sobre muchos aspectos de la naturaleza, pero como no estaban dispuestos a reconocerlo preferían crear una cortina de humo y decir que las pruebas más definitivas no podían ser entregadas a los ciudadanos con el argumento de que no serían capaces de entenderlo.

Con esa actitud demostraban tener el mismo comportamiento materialista que los científicos occidentales a los que criticaban, porque el progreso solo es posible cuando se es flexible en las ideas, pero cuando existen muchos intereses creados en torno a una mentira es frecuente que aun sabiendo la verdad se siga con la mentira. Es sorprendente que estos religiosos o sus seguidores ocultistas sean incapaces de comprender que muchas de esos cuentos, fábulas y supersticiones en las que creen, solo están basadas en medias verdades. ¿Cómo va a ser posible el progreso si no hay autocrítica? Aun así me considero más cercano a los ocultistas que a los científicos materialistas, porque en lo que se refiere a la filosofía pura creo que tienen mucha razón en algunas cosas, pero es necesario que se den cuenta, que las fábulas y cuentos del pasado solo son eso, y el hecho de que tengan una parte de verdad no les da derecho a afirmar que todas sus ideas son verdades absolutas.

Es posible, que gran parte de esos “conocimientos ocultos” que los sacerdotes de las religiones antiguas no querían divulgar, sean en realidad los métodos que usaban para invocar a los espíritus a los que ellos consideraban dioses, y que quizás guardaron en secreto para evitar que alguien les pudiera acusar de brujería y desencadenar una persecución contra ellos. También es posible que lo ocultasen para evitar que un aprendiz inexperto pudiera causarse daño a sí mismo o los usase para hacer daño a otros si se le enseñaban estas técnicas demasiado pronto. En cualquier caso, los filósofos o sacerdotes antiguos pertenecían a sociedades atrasadas, por lo que era imposible que pudieran poseer todos los conocimientos, solo los ciudadanos del futuro podrán acercarse algún día a la auténtica verdad.

Del mismo modo, los científicos materialistas tienen que abandonar su actitud seca y reconocer que la materia no puede funcionar sin un alma con vida propia que la anime. Podría decirse que los ocultistas y teósofos se caracterizan por reconocer solo la parte espiritual o azul de la naturaleza, mientras que los científicos materialistas solo reconocen la parte material o roja de ella, por eso, es necesaria una ciencia que combine adecuadamente los dos valores para dar como resultado la verdad y la vida representadas por el color verde que surge al unir el color rojo con el azul. Lamentablemente, muchos ocultistas habrían podido pasar a la historia como excelentes historiadores de mitología si no se hubieran creído literalmente las leyendas que estudiaban, pero no fueron capaces de entender, que aunque esas historias tengan por lo general una parte de verdad, es necesario estudiarlas con escepticismo para poder descubrir qué parte es la correcta y cuál no lo es. No pretendo decir que creyeran en todo lo que leían, pero carecían de la suficiente mentalidad científica como para poder conseguir un análisis totalmente imparcial, aunque es justo decir, que los científicos materialistas actúan con la misma terquedad cuando se trata de reconocer la parte espiritual de la vida. Lamentablemente, los científicos actuales suelen ocultar sus prejuicios detrás de la ciencia, para hacernos creer que son muy científicos, y todo porque no son capaces de separar una cosa de la otra.

También es sorprendente, que los ocultistas afirman poseer textos escritos en épocas prehistóricas, teniendo en cuenta que la escritura apenas lleva existiendo unos pocos miles de años en el mundo. A los ciudadanos de la actualidad los textos antiguos les pueden parecer muy lejanos, pero los idiomas complejos y la escritura formada por muchas palabras capaces de expresar correctamente una idea solo hace unos pocos miles de años que existen, por eso, aquellos que afirman tener textos escritos de hace decenas de miles de años demuestran tener mucha imaginación pero poco estudio científico. Ellos afirman que esas civilizaciones se destruyeron a causa de cataclismos, pero si eso fuera cierto ¿por qué no existen restos arqueológicos que lo demuestren? Porque es evidente, que si en el pasado hubiera existido una civilización con un nivel tecnológico semejante a la que existe en estos momentos, entonces existirían miles de pruebas que lo podrían demostrar y no solo hipótesis.

Otro mito de los ocultistas es creer que los continentes permanecen un tiempo emergidos y otro sumergidos, de este modo tratan de justificar la desaparición del mítico continente de la Atlántida, pero la ciencia ha demostrado que esto es un error, porque desde que la Tierra se formó siempre han existido los mismos continentes emergidos, lo que sí ha existido es la deriva de los continentes que hace que se desplacen alejándose unos de otros varios centímetros cada año. En el pasado también existían lagos en donde ahora hay desiertos y cambios en las líneas costeras debido al depósito de tierra en las playas procedente de la erosión de las montañas, pero los continentes siempre han sido los mismos.

La verdad es que las creencias de los antiguos filósofos y ocultistas estaban cerca de la verdad, pero se perdieron en las tinieblas y el error por negarse a coordinar los descubrimientos de la ciencia con sus propias ideas, porque cuando decían que los primeros hombres habían sido semitransparentes y sin huesos se equivocaban, porque en realidad fueron los primeros animales y seres unicelulares los que tuvieron esas características. Luego a partir de ellos, mediante la evolución biológica, se derivaron los hombres. Cuando decían que el hombre había existido antes que los animales se equivocaban de nuevo, porque primero fueron los animales antes que el hombre, si nos referimos a él como ser físico, sin embargo, sí es cierto, que existió el espíritu antes que los animales, y además fue el responsable de su existencia.

El error, por lo tanto, fue llamar hombre al espíritu, y creer que el espíritu siempre tuvo la forma humana. En realidad, el espíritu en su forma pura y original solo es una esfera de energía que se aloja en el cerebro, lo que nosotros llamamos fantasma, solo es un cuerpo artificial que imita la forma humana y que se desarrolló con posterioridad a la aparición del hombre para hacer que el paso de una reencarnación a otra sea más sencilla para el espíritu. Ellos creían que el hombre había aparecido sobre la Tierra por creación espontánea o aumentando el espíritu su densidad agregando materia de la tierra a su alrededor, pero pensaban así porque no comprendían que para hacer un ser humano lo más lógico es seguir un proceso de evolución desde cero empezando por los seres orgánicos más simples hasta los más complejos. La teoría creacionista no tiene sentido, porque en aquellos momentos iniciales los espíritus ni siquiera podían saber cuál era la forma física más avanzada, que es la forma humana, y esto solo se supo después de terminado el proceso de evolución biológica. Es decir que tendrían razón en lo que se refiere a que fueron los espíritus los que actuando sobre la materia habrían construido las formas físicas, pero estarían equivocados al no ser capaces de comprender que la forma más adecuada de hacer esto es mediante la evolución natural de las especies. El proceso de evolución desde cero yendo de menos a más es útil a los espíritus, porque así es posible construir una civilización totalmente independiente del mundo espiritual, de este modo la vida humana sería más intensa al olvidar temporalmente sus vivencias anteriores a la reencarnación, serían así dos dimensiones distintas aunque igual de necesarias.

Los ocultistas afirman que el hecho de que muchas culturas del mundo compartan las mismas ideas genéricas demuestra que son ciertas, pero no tienen en cuenta que en el pasado la humanidad se reducía a unos cuantos miles de individuos, y de esos miles solo unos pocos fueron los responsables de la civilización. Este proceso comenzó en Mesopotamia sobre el año 6000 a. C, en esa época el mundo estaba sufriendo cambios climáticos a causa del fin de la glaciación, es probable que este cambio produjera sequía en algunas zonas lo que obligó a la población a buscar un remedio alternativo, la solución fue desarrollar un sistema organizado de cosechas lo que hizo posible que se abandonase el nomadismo. Como consecuencia de ello la población aumentó rápidamente en número y en descubrimientos científicos. Este cambio repentino supuso una ventaja evolutiva sobre el resto de la humanidad y cuando todos esos descubrimientos se exportaron a Egipto y otros lugares también se exportaron los mitos y creencias religiosas lo que explica la homogeneidad en algunas de sus creencias. Con el tiempo, este proceso de cambio y desarrollo repentino causaría tanta impresión en los pueblos vecinos que los primeros reyes de esa civilización serían considerados como dioses en la Tierra. Los reyes antiguos también fomentaban esta creencia sobre todo los egipcios, porque pensaban que cuanto más distancia hubiera entre ellos y el pueblo más difícil sería que se levantasen revueltas contra ellos por eso, además de ser líderes políticos también intentaban ser líderes religiosos.

Cuando la primera civilización se extendió por la Tierra, se fusionó con las poblaciones primitivas de esos territorios, dando lugar a la leyenda bíblica en la que se decía que los hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres. Es decir que “los hijos de Dios” serían en realidad los descendientes de esa primera civilización, y las “hijas de los hombres” serían los pueblos que conquistaban y de los que tomaron mujeres para casarse. También se dice que como resultado de esa unión entre dioses y hombres surgieron los gigantes, pero no serían hombres gigantes, sino civilizaciones gigantes, que como resultado de su expansión por el mundo construyeron las pirámides y todos los grandes monumentos de la edad de piedra o de bronce. Con esas grandes construcciones trataban de simbolizar su despertar como civilización y también la diferencia entre el hombre y los animales. El uso de estas construcciones era variado, podían ser desde simples estatuas de sus reyes o dioses hasta otros como Stonehenge o Göbekli Tepe que servían como relojes solares para organizar las cosechas.

Otra creencia que también existía en el pasado era que la evolución de los espíritus requería abandonar unos mundos y pasar a otros de forma escalonada según su nivel de evolución como si fueran las aulas de un colegio, pero en mi opinión esta es una creencia equivocada, porque el hecho de que algunos seres se adelanten a la mayoría no es suficiente razón para que se tengan que trasladar a otros planetas, siempre serán más útiles para el progreso de la humanidad si se quedan a ayudar al resto de ciudadanos, especialmente si tenemos en cuenta que ese nivel evolutivo lo alcanzaron aquí. ¿Cómo va a evolucionar el mundo si sus mejores individuos lo abandonan? Esta creencia surge cuando se tiene una opinión demasiado pesimista sobre el mundo, y también cuando no se entiende que los problemas de la humanidad no van a durar siempre y algún día se alcanzará la madurez tecnológica y moral necesaria para que haya paz.

Ese momento de plenitud tecnológica y social es lo que en todas las culturas se define como "llegar al cielo". Quienes piensan de esa manera piensan que solo es posible llegar a ese mundo perfecto después de la muerte, pero creen, que es necesario cambiar de planeta o de dimensión para lograrlo, piensan así, porque no comprenden que la clave está en la reencarnación, porque conecta ese pasado oscuro del que nos queremos alejar con ese futuro ideal al que queremos llegar. Es un viaje que hacemos pasando de una vida a la otra hasta llegar al destino. Algún día, los espíritus lograrán viajar a otros mundos, pero solo cuando la civilización humana termine su proceso de evolución, entonces los espíritus que ahora esperan en forma de plantas o animales podrán reencarnarse como hombres para colonizar el resto de planetas deshabitados de nuestro entorno.

Probablemente, una de las razones de la actitud materialista de la sociedad actual se debe a que el universo, y en consecuencia la civilización, proceden de un mundo influido predominantemente por el caos y el color rojo que simboliza la materia. Al principio, el exceso de energía que era común en el universo provocó confusión y desorden que dificultaron a la humanidad ver los aspectos elevados del cosmos, representados por el color azul. Esto favoreció que al principio, se tuvieran demasiado en cuenta los aspectos materiales e inmediatos de la vida y se olvidaran los espirituales. El destino del universo y de la humanidad, es avanzar hacia un mundo más frío y azul y en consecuencia más espiritual, pero también provisto de mucho más orden lo que favorecerá que sea más evolucionado. En los siglos venideros, la humanidad vivirá un gran despertar del espiritualismo en el mundo, esto es necesario, porque el hombre solo podrá convertirse en un ser superior cuando equilibre adecuadamente estos dos valores universales, por eso, es necesario que le dé el mismo valor a la materia que al espíritu. La humanidad solo alcanzará la perfección, cuando comprenda que para ser feliz es necesario tener en cuenta la realidad presente, pero también hay que reconocer que existe la naturaleza cíclica del universo, que es igual de importante y nos conecta con el futuro.

Muchos son los escritores antiguos y actuales que tratan de vivir de su trabajo literario, pero cuando se dan cuenta de que las ganancias no les dan para vivir porque sus pruebas son escasas, optan por engañar a la gente creando expectativas usando pruebas falsas para atraer compradores y no dudan en vivir de la mentira mientras sus lectores no se den cuenta. También es común en ellos copiarse sin cesar, así todas sus llamativas mentiras sirven para crear un universo ficticio compartido por todos ellos. Un ejemplo de ello es (El libro de Urantia), este libro, en mi opinión, se inspiró en gran parte en el libro (La doctrina secreta) de Elena Blabatski, pero introdujo algunas modificaciones para no chocar con la ortodoxia cristiana. El autor, con este libro, trataba de dar una versión espiritual de la historia que sirviera para contrarrestar la popularidad de las doctrinas de Darwin.

En lo que se refiere a Elena Blabatsky, creo que ella representa todo lo mejor y lo peor al mismo tiempo, lo mejor porque como especialista en filosofía y mitología antigua era excelente, y lo peor porque tenía tanta devoción por lo antiguo que perdió la perspectiva científica. No se puede negar que tenía razón cuando acusaba a la iglesia católica de haber copiado muchas costumbres y rituales de las religiones paganas a las cuales trataba de destruir, pero me parece injusta su actitud contra la Biblia, teniendo en cuenta que es uno de los libros más pulcros y con una espiritualidad más refinada que existen. En mi opinión, ella fue dominada por la envidia, porque no podía soportar la importancia que el cristianismo o el judaísmo tenían en occidente y por eso, se dedicó a criticar estas religiones sin cesar con el fin de sustituirlas por el hinduismo, el budismo o el politeísmo.

Esta actitud, que es común en los teósofos, convierte este movimiento en rancio y atrasado, porque una cosa es reconocer los conocimientos que tenían las antiguas religiones, y otra cosa es creer que poseían toda la verdad, porque si bien es cierto que tenían amplios conocimientos de filosofía y espiritualidad, también es cierto que cometieron grandes errores, sobre todo en lo que se refiere al pasado geológico o biológico del mundo. Es un error tratar de resumirlo todo diciendo que ellos tenían toda la razón y los demás estaban equivocados en general, porque a este mundo aún le queda mucho para llegar a la verdad, y por lo tanto es lógico que las creencias humanas tanto de los espiritualistas como de los materialistas estén plagadas de aciertos y errores. La verdad es que el espíritu existe y la materia también, por eso, es necesario que estos dos movimientos ideológicos lleguen a entenderse para alcanzar la verdad.

No es posible comprender la esencia de la materia sin aceptar que dentro de ella existe vida, porque la materia es en definitiva una expresión de la vida, el espiritualismo trata de demostrar este principio, por eso, la ciencia materialista no estará completa hasta que reconozca esta verdad. También resulta sorprendente, que muchos de los teósofos y ocultistas subrayan la existencia de espíritus o entidades superiores, pero nunca hablan de la existencia en la Tierra de seres extraterrestres de carne y hueso, ellos todo lo resumen al mundo de los espíritus, no tienen en cuenta, que muchos de los sucesos asociados a los dioses en el pasado, no eran causados solo por espíritus superiores, sino también por seres procedentes de otros planetas.

En la actualidad, son muchos los escritores que tratan sobre estos temas con un evidente afán de lucro, ellos exageran y deforman los hechos para hacer sus libros más interesantes y así ganar dinero, esto ocurre sobre todo con aquellos que tratan de vivir solo de la escritura. En mi caso es diferente, porque yo hago mis libros por vocación y animado por la ilusión de encontrar la verdad científica y filosófica de las cosas, pero no dependo económicamente de estos libros a diferencia de tantos impostores que llenan las librerías con sus falsas obras. Con sus mentiras siembran la sociedad de desconfianza, pero muchos sucesos espirituales o de tipo ovni son reales a pesar de sus engaños y exageraciones.

En mi opinión, muchas de las creencias de los filósofos antiguos o de los ocultistas son reales, pero tienen la ignorancia o la terquedad necesaria para no reconocer aquellas otras en las que no tienen razón, como por ejemplo en lo que se refiere a las pruebas que demuestran que el hombre desciende del mono o como fue la evolución de los continentes. Estas pruebas son claras y evidentes en la actualidad y aun así muchos se niegan a aceptarlas solo por seguir la ortodoxia religiosa derivada de una época en la que solo se creía en la creación espontánea del hombre o los animales. Cuando un filósofo es imparcial, tiene que estar dispuesto a renunciar a sus creencias cuando las pruebas son lo suficientemente contundentes.

Los religiosos antiguos creían que los seres vivos habían sido creados de forma repentina porque desconocían el proceso de evolución natural de las especie que consiste en que un animal inferior puede pasar a convertirse en otro superior mediante mutaciones genéticas a lo largo de millones de años, después de que se descubriera la teoría la evolución de las especies de Darwin lo lógico sería que todos aquellos interesados por el progreso de la ciencia lo hubieran aceptado, pero tanto los religiosos, como los ocultistas, mostraron una gran resistencia a aceptarlo, porque una vez los prejuicios se convierten en dogma todo el aparato religioso corre peligro cuando alguien quiere cuestionar el dogma, porque aquellos que viven del dogma temen que los cambios cuestionen sus privilegios por eso, prefieren mantener una mentira que reconocer que no son infalibles.

Los antiguos sacerdotes de las religiones politeístas y luego la iglesia católica también adquirieron prejuicios en lo que se refiere a la sexualidad o la reproducción, posiblemente la causa era que al vivir en monasterios aislados del resto de la gente donde solo se admitían miembros de un solo sexo optaron por imaginar un mundo espiritual en el que sus dioses se dividían entre los que aceptaban la sexualidad y los que no y por lo visto a este segundo grupo les tenían en mejor consideración. Cuando imaginaban a los seres superiores de este modo, lo que hacían era sugerir que eran igual que ellos, lo que en mi opinión era un comportamiento claramente arrogante. También es posible, que esos prejuicios, fueran la consecuencia de tener una visión deformada del concepto de virginidad, porque es moralmente correcto llegar virgen al matrimonio sobre todo cuando no se disponen de métodos anticonceptivos, pero es completamente absurdo exigir la virginidad como algo imprescindible para estar de acuerdo con la regla religiosa. Es cierto que quien forma una familia tiene más dificultades para dedicarse a la meditación que un sacerdote, pero también es cierto que el sexo es un elemento fundamental en el universo, y si no existieran aquellos que tienen hijos tampoco existirían sacerdotes ni ninguna otra persona porque no existiría la especie humana. La filosofía es una de las funciones necesarias para que la civilización prospere pero no la única, por eso, aquellos que fomentan los prejuicios hacia el sexo lo único que han conseguido es convertir los monasterios en nidos de homosexuales en lugar de sitios de meditación dedicados a ensalzar la naturaleza.

Aquellos que piensan que la filosofía por sí sola es suficiente para llenar nuestra vida cometen un gran error, porque la filosofía nos puede ayudar a ser felices, pero una persona que vive encerrado en un monasterio al final puede terminar sintiendo un gran vacío, porque al principio, cuando descubren lo emocionante de las ideas espirituales que allí les enseñan pueden sentirse emocionados, pero eso, por sí solo, puede ser insuficiente, porque ni siquiera pueden saber si esas supuestas enseñanzas son ciertas. La conclusión es que solo cuando formamos una familia nos sentimos realmente acompañados, porque solo una familia nos entretiene y nos llena de forma indefinida. Es cierto que tener un hijo implica un gran trabajo para los padres, pero también es cierto que quien tiene un hijo no vuelve a saber lo que es el aburrimiento porque cada día de su vida es un nuevo descubrimiento. Se podría definir la filosofía como la ciencia que estudia la vida en su aspecto teórico, por eso, para ser completamente feliz puede ser necesario combinarla con la parte práctica de la vida que representa tener una familia o un trabajo.

La filosofía, hasta que se lleva a la práctica solo es teoría, porque la filosofía es equivalente a la energía y pertenece a la dimensión vertical, y la práctica es equivalente a la materia y pertenece a la dimensión horizontal, eso significa, que solo cuando se unen las dos se logra el equilibrio. La energía sin materia es incapaz de producir fuerza, y la materia sin energía produce el mismo resultado. Del mismo modo, la filosofía que no se lleva a la práctica solo es un simple proyecto sin demostrar, y la vida práctica sin una filosofía que la organice y la haga progresar tampoco es nada, por eso, para que la vida sea perfecta, es necesario combinar ambos aspectos por igual excepto en situaciones excepcionales. Es cierto que para lograr un análisis filosófico profundo es necesario alcanzar un cierto distanciamiento de la sociedad, pero eso solo puede ser aplicable a una minoría de personas y en circunstancias excepcionales, porque para la mayoría de la población lo ideal es la relación armónica entre la meditación y la vida física.

La filosofía es espíritu y la familia o el trabajo forman parte de la vida en la materia, pero solo cuando el espíritu y el cuerpo, o la materia y la energía se unen, se alcanza el equilibrio de las dos dimensiones. Porque la materia no es nada sin el espíritu y el espíritu no es nada sin la materia. Puede haber situaciones que justifiquen una vida dedicada solo a la tarea espiritual, pero eso solo puede tener sentido en ocasiones muy excepcionales.

13 EL PARTO

Mucha gente se pregunta ¿por qué si el ser humano es la forma biológica más evolucionada de la naturaleza, sin embargo es tan difícil completar el parto sin pasar grandes dolores y dificultades? Es cierto que una de las causas es el mayor tamaño de la cabeza del hombre con respecto al resto de las especies debido a que tiene un cerebro más grande en proporción. Pero es absurdo pensar que la naturaleza no haya previsto esto, porque en realidad la mayor parte del incremento del cerebro se hace dentro del cráneo y los animales suelen tener solo una pequeña parte del cráneo ocupada por el cerebro mientras que en el hombre lo ocupa por completo, esto significa, que el tamaño proporcional de la cabeza en el hombre no es demasiado diferente al que tienen los animales. La verdadera explicación es, que el ser humano se empeña obstinadamente en tratar a las mujeres embarazadas como si estuvieran enfermas cuando eso no es cierto.

El momento del parto es muy delicado, porque el bebé tiene que pasar por un conducto muy estrecho, esto significa, que solo cuando se le ofrecen todos los recursos posibles el parto puede llegar a su fin de forma correcta. Sin embargo, al considerar que la mujer está enferma, se opta por pedirle que se tumbe en posición horizontal. Este es un grave error, porque en ese delicado momento el médico debe usar todos los medios a su alcance por el bien de la madre y su hijo, pero al pedirle que se tumbe se renuncia a un excelente recurso que sí era usado en la antigüedad, porque en el pasado era muy normal que las mujeres dieran a luz en posición vertical o parcialmente vertical, de este modo era posible usar la gravedad en su beneficio, porque en posición vertical tanto si la madre empuja, como si descansa, la gravedad continúa ayudando para conseguir el parto.

Mediante el uso de la gravedad, el peso del bebe pasa de ser un inconveniente a trabajar a favor del parto, porque en posición horizontal el peso es un estorbo, porque la presión de la gravedad no se dirige hacia el canal del parto sino hacia la espalda, lo que anula su utilidad. En esta situación, lo único que puede hacer que el bebé avance es el esfuerzo de la madre, pero en posición vertical, la gravedad actúa en la misma dirección que el canal del parto facilitando así su conclusión. Si se hiciera de esta manera, la mujer tendría la ayuda del peso del bebe para completar el nacimiento, en lugar de actuar en contra. Esto demuestra, que no es la naturaleza sino la terquedad humana y el interés por buscar la comodidad del médico lo que está dificultando los partos, porque no hace falta ser muy inteligente para comprender, que si las mujeres adoptaran la posición vertical en el momento de dar a luz todo el proceso se haría mucho más sencillo.

También hay que tener en cuenta el grave daño que una mujer puede sufrir si realiza el parto tumbada, porque en posición horizontal la presión sanguínea es mucho mayor que en la vertical, y si tenemos en cuenta que en ese momento la tensión nerviosa se suma a la sanguínea se crea sin necesidad el riesgo de un derrame cerebral o daños de otro tipo. Es sorprendente, que sabiendo esto los médicos, aún no se haya cambiado un método que deja tantas mujeres muertas todos los años. Lo ideal sería, que al dar a luz la mujer adoptase una posición intermedia ni totalmente vertical ni totalmente horizontal como si estuviera sentada pero un poco inclinada hacia atrás, así, al tener la cabeza elevada el cerebro no sufriría daño alguno a causa de la presión sanguínea. Además, en esa posición, la gravedad sería una aliada en favor del parto y podría dar a luz totalmente cómoda y relajada.

14 EL COMIENZÓ DE LA CIVILIZACIÓN

Resulta sorprendente, que algo tan simple como un rayo haya tenido tanta importancia en el comienzo de la civilización, porque sin el rayo que producen las tormentas y el incendio que se produce a continuación el progreso de la tecnología hubiera tardado muchos más miles de años en producirse. Porque fue el rayo el que hizo posible que los hombres primitivos conociesen el fuego sin el cual no habrían podido fundir metales, hacer ladrillos para los edificios, utensilios de cerámica o cocinar. Fue el descubrimiento del fuego lo que hizo posible la gran revolución de la edad de piedra, luego vino la era de los metales y luego la tecnológica e industrial. Seguramente, sin el descubrimiento del fuego también se habría llegado a la situación de desarrollo actual, pero habría sido necesario descubrir primero las propiedades químicas de los elementos atómicos comparando las distintas sustancias que ofrece la naturaleza hasta que fuera posible producir el fuego o la corriente eléctrica de modo artificial, pero eso, sin duda, hubiera tardado muchos más miles de años en conseguirse que si ya se dispone del fuego.

15 EL HOMBRE DIVINO O HUMANO

Desde la antigüedad, ha existido una duda moral sobre cuál es el origen del hombre si es divino o humano, la verdad es que ambas cosas son ciertas, porque dentro de cada hombre existe un espíritu inmortal que le dota de esa parte divina, pero al mismo tiempo tiene una parte de humano por el atraso e ignorancia que la civilización terrestre tiene en la actualidad. Esta duda moral se origina por el hecho de que antes de nacer todos éramos espíritus con una vida y recuerdos mucho más extensa que la que tenemos como hombres, sin embargo, al reencarnarnos, debemos olvidar esa vida espiritual con el fin de concentrarnos en la vida humana y así evolucionar hasta hacer que la civilización humana se complete e incluso supere los conocimientos que como espíritus pudiéramos tener.

Debido a esta circunstancia, surgió la leyenda del génesis donde se cuenta que Dios creó de la tierra una forma humana y le sopló aire en su nariz y entonces ésta cobró vida, ese soplo al que se refiere es la entrada del espíritu en el cuerpo. Cuando eso ocurrió, la materia dotada solo de vida mineral adquirió vida humana con la unión del espíritu al cuerpo. Otro ejemplo bíblico es cuando se dice que los hijos de Dios se casaron con las hijas de los hombres, esos hijos de Dios a los que se refieren pueden ser en realidad nuestros propios espíritus y esas hijas de los hombres en realidad representan a la materia de la Tierra que simbólicamente es femenina. Esta leyenda también puede referirse a la unión de las civilizaciones más avanzadas con las más primitivas. Esta unión, dio lugar a la aparición de gigantes que luego construyeron las pirámides de Egipto o la torre de Babilonia, estos gigantes no eran hombres de gran estatura sino grandes civilizaciones, por eso, después de desaparecer, sus sucesores, dirían que esas construcciones solo podían ser obra de gigantes, y es cierto que serían gigantes pero no por su estatura sino por su gran desarrollo técnico para la época en la que lo hicieron.

16 EL ÁNGEL CAÍDO

La lucha de los espíritus por convertir la materia en un medio ideal para su manifestación también puede explicar la leyenda del “ángel caído” que se narra en el Apocalipsis, porque antes de crear sus cuerpos materiales los espíritus, es decir nosotros, poseíamos unos conocimientos mucho mayores a los que luego como animales o como hombres tuvimos, pero este sacrificio merece la pena, porque solo es algo temporal hasta que se logre completar la creación del hombre superior, y cuando esto se consiga, la unión del espíritu con la materia proporcionará mayor felicidad y conocimiento que si esta unión no se hubiera hecho. Este proceso evolutivo no tiene nada que ver con el mal al menos directamente, puesto que el plan de los espíritus para crear sus cuerpos es algo benigno, necesario y existe desde el principio de los tiempos, también es el motivo de la aparición de las plantas, los animales o las personas.

Lo que puede dar lugar a la confusión es que al reencarnarse los espíritus como hombres, tienen que perder temporalmente sus recuerdos y sumergirse en la civilización humana primitiva, esto implica que caer en el mal resulte inevitable y normal al estar rodeados de ignorancia y ocurre en todos los mundos en las etapas iniciales de su desarrollo, pero esto solo es algo temporal, porque cuando el progreso de la civilización se complete se producirá la coincidencia evolutiva entre el hombre y el espíritu y entonces el mal desaparecerá. Esta situación no ocurrirá porque el hombre abandone su cuerpo físico, porque a diferencia de lo que algunos creen el cuerpo material es necesario para que el espíritu pueda amplificar sus experiencias vitales y en consecuencia sentir mayor felicidad.

Por esta razón el espíritu lo construyó y por eso lo seguirá utilizando hasta que termine el actual ciclo cósmico y las galaxias se vuelvan a reunir en el huevo inicial para dar lugar a un nuevo universo. El hombre se convertirá entonces en un ser superior y logrará superar los conocimientos que como espíritu pudiera tener antes de crear la forma humana, pero para conseguirlo, es necesario que deje de ver el mundo solo desde un punto de vista inmediato y material, cuando eso suceda, la vida humana seguirá siendo material, pero también será espiritual, porque a partir de ese momento se vivirá para siempre en consonancia con los valores universales. Cuando el proceso evolutivo se termine ya no habrá más maldad en el cielo, es decir en los mundos superiores, y solo quedará en la tierra, es decir en los mundos primitivos, pero como el mal es la consecuencia del error terminará por desaparecer en todos los mundos cuando completen su proceso evolutivo. La Biblia y especialmente el Apocalipsis usan en gran medida el simbolismo para describir los acontecimientos por eso, es necesario analizar su significado para poder comprenderlo.

Esto significa, que los ángeles caídos son, por lo tanto, los espíritus que tuvieron que reencarnarse en la materia para poder evolucionar, porque solo cuando se une el espíritu con la materia se puede alcanzar la máxima felicidad. Todos los espíritus son, en cierto modo, ángeles o divinos, porque poseen vida eterna, pero su conexión con los valores divinos depende de lo cerca que se hallen de la verdad. Estos espíritus que somos nosotros mismos no eran malos antes de descender al mundo, sino que la maldad existe en la Tierra como consecuencia del atraso de la sociedad humana por eso, algunos espíritus después de reencarnarse se vuelven malignos cuando se ven influidos por esa ignorancia. Sin embargo, la condenación eterna no existe, por eso, y tras un periodo transitorio, todos los espíritus que caen en el mal vuelven a una situación normal cuando conocen las dañinas consecuencias que para ellos tiene su comportamiento. Caer en el mal y abandonarlo es, por lo tanto, un proceso cíclico en el que todas las personas caen en algún momento a lo largo de sus distintas reencarnaciones cuando viven en los mundos primitivos. Esta situación es normal en todos los mundos primitivos y terminará cuando el progreso de la ciencia expulse la ignorancia del mundo, cuando eso ocurra, el mal ya no podrá apoderarse más de las personas y entonces Dios, es decir la verdad, descenderá a la Tierra para convivir con los hombres para siempre.

También hay quienes piensan que el mundo es el infierno, pero esto, es un gran error, porque aunque es cierto que la ignorancia genera el mal, sin embargo, el mal en su forma más extrema solo es capaz de aparecer en una minoría de personas al mismo tiempo, porque solo representa un desequilibrio minoritario con respecto a lo que sería un comportamiento moralmente normal. Es cierto que la mayoría de la gente no es justa del todo, pero solo una minoría llega a estar dominada por el mal, porque si todos actuaran así la convivencia sería imposible, por eso, los tiranos y los canallas tratan de ocultar su verdadera personalidad.

El principal problema moral de la sociedad, es que la mayoría de la gente no es decente por convicción sino por necesidad, es decir que necesitan serlo para poder beneficiarse con las ventajas que tiene la convivencia armónica con el resto de los ciudadanos, pero sin estar todo lo convencidos que sería deseable. Esto tiene el inconveniente de que, con frecuencia, se adentran en comportamientos malignos que les perjudican pero que nunca hubieran ocurrido de haber tenido un código moral sólido, por eso, lo que el mundo necesita para completar su nivel espiritual es asumir la justicia como un proyecto vital fundamental y el eje de su ser, para que su alma se encuentre en paz y su mente siempre esté bien encaminada.

El infierno, en realidad, solo es la forma simbólica que tiene la gente de representar el sufrimiento que se deriva de caer en el mal. Y el mal, se produce cuando una persona le da a la parte roja o material un valor excesivo ocupando la parte que corresponde a la parte azul o espiritual. Es decir que el mal ocurre cuando una persona convierte la injusticia en su forma de ser principal y no en una excepción como hace la mayoría de la gente. Cuando eso ocurre, la persona se vuelve maligna porque actúa con tiranía y desprecia a los demás, esto le genera muchos problemas de convivencia que le llevan a sufrir, por eso, es necesario recuperar el equilibrio para sentir de nuevo la felicidad.

El infierno, se suele simbolizar con el color rojo precisamente porque este color en su aspecto negativo puede representar la injusticia y el materialismo. También se asocia con el centro de la tierra porque cuanto mayor es la energía y la densidad de la materia mayor es la probabilidad de que se genere la confusión de la que surge el mal. Sin embargo, esa energía y esa vitalidad propia del color rojo también es benigna, porque crea ilusión de vivir y múltiples emociones nuevas, por eso, los espíritus necesitan reencarnarse en la materia para alcanzar la máxima felicidad. La clave del progreso es, por lo tanto, aprender a vivir en la materia, pero sin olvidar los valores del espíritu.

17 EL GOBIERNO UNIVERSAL

En mi opinión, el gobierno universal no consiste en una especie de senado donde unos seres superiores se dedican a dar órdenes a otros para decidir los asuntos cósmicos. En primer lugar porque el universo material es un ser vivo que por lo tanto se controla a sí mismo y no lo hace desde un senado sino desde todas y cada una de sus partes de forma homogénea, es como si todo el universo fuera un gran cerebro y cada galaxia fuera una neurona. Desde un punto de vista físico, la mayor parte de los acontecimientos materiales están en consonancia con las leyes de la gravedad que son las que en última instancia deciden el devenir de los planetas, estrellas y galaxias y esto lo hacen de forma casi automática. Seguramente, la mayor parte de los acontecimientos presentes y futuros fueron decididos antes de que comenzara la expansión universal cuando toda la materia estaba reunida dentro del huevo cósmico. Es decir que las colisiones o fusiones de planetas y estrellas solo son una consecuencia de esas decisiones iniciales y proseguirán casi sin cambios según el diseño trazado al principio. Esto no significa que todo en el universo esté decidido previamente, sino solo las leyes básicas que regulan la materia, esto es necesario, porque sin la existencia de unos cimientos sólidos y constantes en los que el universo se pueda apoyar el progreso no sería posible.

Sin embargo, si de lo que se trata es de decidir el gobierno de los espíritus y seres individuales es diferente, porque estos sí pueden tener sus propios gobiernos creados por ellos mismos y por lo tanto sí pueden crear un órgano de gobierno o senado. Pero en este caso, cada comunidad o mundo debe decidir con libertad como organizarse, por eso, hablar del poder de Dios como un ser que decide sobre los demás es un error. Se puede decir entonces, que en el universo existe en primer lugar un ser universal que se auto controla y autogobierna a sí mismo, este ser también controla los planetas, las estrellas y las galaxias, porque en realidad cada uno de ellos forman parte de su cuerpo como si cada planeta fuera una de sus extremidades. También controla cada uno de los átomos que forman los planetas, pero no ha creado ni controla los átomos que forman los espíritus individuales.

En el caso hipotético de que todo el universo no fuera un solo ser y cada planeta o cada estrella fuera un ser individual, entonces tampoco existiría un senado o un gobierno universal como se entiende entre las personas, porque los planetas en realidad son seres inferiores evolutivamente y por eso, su coordinación no se lleva a cabo mediante conversaciones directas entre personas o espíritus en un senado, sino mediante las redes magnéticas, gravitatorias y la energía de las estrellas que conectan todo el universo a la velocidad de la luz. Esta comunicación no se haría mediante conversaciones humanas sino mediante miles de operaciones por segundo que conectaría todos los átomos de los distintos astros entre sí. Esto se debe a que los planetas tienen su mente dividida en múltiples tareas al mismo tiempo lo que hace imposible que puedan sostener conversaciones como las que hacen las personas. Además, al ser los planetas o las estrellas seres vivos, no sería posible que estos abandonasen sus órbitas para acudir a un hipotético senado porque eso destruiría el orden universal, por eso, la comunicación entre ellos solo puede hacerse de forma indirecta. Una vez se hubieran establecido esas leyes básicas, los planetas y las estrellas seguirían el ritmo previamente establecido, pero serían coordinados por las estrellas también llamadas agujeros negros que se encontrarían en los núcleos de las galaxias y que se encargarían de controlar toda la materia del universo. Estos agujeros negros harían la función de presidentes de todas las estrellas, pero solo en lo que se refiere al control físico de la materia. También hay que decir, que estas estrellas coordinadoras no intentan tragarse el universo como la gente piensa, porque su función se limita únicamente a coordinarlo mediante su fuerza de gravedad. Dicho de otra forma, un agujero negro es tan agujero o tan destructor como puedan ser una estrella en un sistema solar, la única diferencia es que los agujeros negros tiene tanta masa que se comprimen enormemente hasta alcanzar una gravedad que casi no deja escapar ni la luz. Esta propiedad es, en realidad, buena para las estrellas circundantes, porque al ser capaces de absorber su propia energía radiante se evita el peligro de que esa energía perjudique el desarrollo de las demás estrellas o los planetas que puedan tener. Los agujeros negros tampoco crecen sin control, porque su tamaño en realidad es proporcional a la materia que los rodea, es decir que crecen cuando las galaxias se fusionan y unen los agujeros negros que tienen en sus respectivos núcleos.

En cualquier caso, el ser o seres que controlan los planetas no son dioses, en primer lugar porque ellos no han creado los espíritus de las personas ni los cuerpos que manejan, sino que su función es únicamente organizar el universo desde un punto de vista físico o atómico. En segundo lugar, el ser o seres que son y controlan los planetas no pueden hablar con las personas, porque su mente está dividida en miles de millones de tareas al mismo tiempo lo que hace imposible que puedan realizar una conversación como es entendida por una persona, porque para poder mantener una conversación humana, se necesita una capacidad superior a la que tienen los planetas y también hace falta una dedicación concreta a esa tarea. Para ellos es imposible, porque su mente que está dividida en muchas funciones infra atómicas al mismo tiempo, en cambio, para mantener una conversación humana, es necesario que la mente esté focalizada en una sola tarea. En realidad, es el ser o seres que son y controlan los planetas los que hacen posible que la materia funcione en todos y cada uno de sus pequeños detalles, por eso, las personas no son conscientes de como funciona su cuerpo por dentro, porque los miles de reacciones químicas que cada segundo se producen son realizadas por ellos para que nosotros podamos realizar las funciones propiamente humanas.

Es posible que el universo sea controlado por uno o por muchos seres, en mi opinión, lo más probable es que sea solo uno, porque de este modo, cuando toda la materia pertenece a un solo ser, entonces es más fácil controlar un universo que evoluciona sin parar hacia la fusión de todas sus galaxias. Este ser tampoco sería Dios, porque él se encarga de controlar la materia de los planetas y estrellas, pero no ha creado ni controla a los espíritus que se reencarnan como plantas, animales o personas. Por lo tanto, Dios no es un ser, sino el denominador común que los une a todos. Dios entra en nosotros pero también sale de nosotros porque nosotros también somos constructores del universo, porque cuando estamos en la dimensión espiritual también nos encargamos del diseño de nuestros cuerpos y cuando vivimos en la dimensión humana también participamos en la construcción de la civilización.

Luego, en el universo, existen miles de millones de seres individuales que se controlan a sí mismos, pero al ser muchos, necesitan crear órganos de gobierno colectivos para que los coordinen. Todo el proceso de evolución biológica tiene que ser desarrollado y supervisado por los espíritus que luego se reencarnan en los cuerpos de plantas, animales o personas y en consecuencia van evolucionando y aprendiendo de forma paulatina sobre la forma de organizar la biología. En este sentido, ellos son el instrumento de Dios en la Tierra, es decir que todos los que con su trabajo contribuyen al progreso de la humanidad están representando a Dios porque el progreso de la civilización también forma parte del plan cósmico.

En último lugar existen las leyes universales que les condiciona a todos, estas leyes no las hace ningún ser sino que surge de todos los seres, pero los seres tampoco pueden decidir todas las leyes sino solo las que están sujetas a la voluntad que es el equivalente a un 50% de todo lo que podríamos querer hacer. Por ejemplo, lo que la civilización humana logrará hacer en el futuro no es, en ningún caso, ilimitado, sino que está definido por el sentido y lugar que el hombre tiene que ocupar en el universo y eso, no es algo ilimitado. Los límites del universo son los límites de la verdad y la verdad no puede ser contradicha, esos límites de la verdad es lo que en último extremo define a Dios por eso, cuando alguien trata de ir contra la verdad se perjudica a sí mismo, pero no por ir en contra de la voluntad de alguien sino por actuar en contradicción con la lógica que es lo que está detrás de las leyes universales.

Se podría decir entonces que las leyes de la verdad son las leyes de Dios, pero esas leyes no las hace ningún ser sino que existen y se manifiestan a través de todos los seres. Estas leyes de la lógica permiten en parte el libre albedrío y en parte no por eso, cuando alguien se dirige por el camino equivocado se dice que no actúa en consonancia con las leyes de Dios. Sin embargo, es mediante el libre albedrío como nos podemos sentir libres y aunque sea cierto que corremos el riesgo de equivocarnos merece la pena si es a cambio de poder elegir. Las leyes universales son perfectas porque se derivan de la verdad y existen desde el comienzo del ciclo universal.

Las leyes de la lógica existen con anterioridad a las leyes físicas universales y han existido siempre y siempre existirán porque existen fuera del tiempo y del espacio en la dimensión de la lógica. Para que se entienda mejor se podría decir que la verdad ocupa el plano dimensional vertical y fuera del tiempo mientras que el tiempo ocupa el plano dimensional horizontal. Es decir que primero existen las leyes de la lógica que determinan las leyes posteriores. Estas leyes que se derivan de la verdad están fuera del espacio y del tiempo ya que el tiempo vuelve a repetirse cuando se termina por eso, las leyes de la verdad son neutrales al tiempo.

Luego existen las leyes de la física que son gestionadas por el ser universal y están determinadas en gran medida por la verdad. El ser universal que organiza los planetas y las estrellas también puede cometer errores pero en una cantidad y magnitud muy inferiores a los que pueden cometer los seres humanos, porque su vida como organismo físico existe desde el comienzo de los tiempos y por lo tanto conserva su memoria y conocimientos desde el principio a diferencia de nosotros que usamos solo los conocimientos que podemos conseguir durante nuestra vida humana o como civilización. Para este ser, un ciclo cósmico es lo mismo que una vida humana para nosotros. Luego existen las leyes de los espíritus o humanas y están sujetas en gran medida al libre albedrío por lo que pueden estar o no en consonancia con la verdad y las leyes universales. Por lo tanto, las leyes humanas serán adecuadas en la medida en la que estén en consonancia con la verdad, esto significa que las personas, sufrirán las consecuencias de equivocarse, cuando por error se alejen de las leyes que rigen el universo y, que a su vez, han sido creadas en consonancia con la verdad.

18 LEMURIA, MU Y LA ATLÁNTIDA

Desde la antigüedad, existen leyendas sobre la existencia de continentes que fueron sumergidos bajo el mar, Lemuria y Mu en oriente y la Atlántida en occidente, esas leyendas se han transmitido de generación en generación hasta terminar convertidas en simples historias mitológicas, pero pueden tener una explicación lógica. Hace 15.000 años, la Tierra se encontraba cubierta en un 50% de su superficie por los hielos de la última glaciación, esta situación ocasionaba que una parte del agua que ahora forma los mares se encontrase en forma de hielo en las zonas polares, esto significa, que muchas tierras que ahora son islas en aquellos tiempos podrían haber formado una gran extensión de tierra unida. También es posible, que a causa del bajo nivel del mar Japón y Filipinas estuvieran unidos al continente asiático, o separados por una delgada franja de mar, de este modo, todo el archipiélago de Indonesia continuaría de forma ininterrumpida hasta llegar a Australia. Esto también pasaría con las islas del océano pacifico, porque en aquellos tiempos la cantidad de tierra emergida que había sería mucho mayor que la que ahora conocemos, en esta situación, sería fácil pasar de una isla a otra con simples canoas. En aquellos tiempos, el nivel del mar podría ser de unos cien metros más bajo que el actual, esto, en términos globales no es demasiado, pero pudo incrementar de forma importante la superficie emergida en las zonas poco profundas. Cuando la glaciación terminó hace unos 12.000 años los hielos comenzaron a retroceder y los mares avanzaron tierra adentro. Hay que tener en cuenta, que en aquellos tiempos gran parte de la sociedad humana vivía de la pesca en las zonas costeras, esto significa, que el avance del mar terminaría cubriendo sus pueblos, por eso, este hecho sería recordado en todo el mundo como algo catastrófico. Posteriormente, los habitantes de esos pueblos se verían obligados a construir otros nuevos en lugares más elevados con respecto al mar, todo esto iría acompañado de lluvias abundantes. Así comenzaría en todo el mundo la leyenda del diluvio universal. Es evidente que esta inundación no cubrió el mundo entero pero sí cubrió muchos de los poblados costeros que en aquellos tiempos existían.

Algo parecido ocurrió con la Atlántida, la leyenda de esta isla seguramente tuvo su origen en la civilización minoica, esta civilización tenía su capital en Creta y en la antigüedad controlaba todo el mar mediterráneo con una gran flota encargándose del comercio entre Egipto y la Grecia primitiva. Para que este comercio fuera más seguro usaban un puerto como escala en la pequeña isla Santorini situada un poco al sur de Grecia, sus habitantes no sabían que esta isla era en realidad era un volcán dormido y cuando entró en erupción en el año 1650 a. C destruyó no solo la isla sino también la civilización minoica y causó graves daños a Egipto y a otras naciones. Esta erupción provocó una gran columna de humo y cenizas que al desplazarse a otros países y depositarse en el suelo provocó daños en las cosechas durante varios años. Este suceso fue el origen de la leyenda bíblica de las diez plagas de Egipto, también provocó un gran tsunami que destruyó muchas poblaciones costeras. En la Biblia, fue descrito como un suceso hecho por Dios contra el ejército egipcio como castigo por perseguir a los hebreos. Los efectos de las plagas Bíblicas coinciden exactamente con los efectos que pueden provocar las erupciones volcánicas por eso, la comparación resulta bastante evidente. El filósofo Platón creía que la Atlántida se encontraba en las costas atlánticas al sur de España, la explicación más probable de esta confusión pudo ser porque siglos después de que el volcán destruyera la civilización minoica hubo otro tsunami que destruyó las ciudades costeras situadas al sur de la península ibérica, por eso, Platón, debió confundir las dos historias.

Esto significa, que los sucesos descritos en la Biblia seguramente son ciertos en parte, pero fueron modificados para con el fin de que resulten más interesantes a las generaciones futuras. Este desastre climatológico destruyó miles de kilómetros cuadrados de tierras fértiles que tardaron varios años en recuperarse provocando también el éxodo de los hebreos hacia la futura Israel, esto significa, que con toda seguridad, este éxodo no fue como nos cuentan una huida de Egipto contra la voluntad del faraón, sino que más bien fue permitida, o incluso ordenada por este, ante la imposibilidad de alimentar a todos los habitantes. Además, lo más probable es que los hebreos no fueran esclavos del faraón sino que seguramente trabajaban a cambio de un sueldo. Esto demuestra que las leyendas antiguas tienen siempre una parte de verdad aunque sea difícil averiguar cuál es.

Con posterioridad, las leyendas nos mostrarían a los atlantes como seres prodigiosos y gigantes, no serían prodigiosos pero sí muy avanzados técnicamente para su época. Tampoco serían gigantes, pero sí lo sería su civilización o el tamaño de sus construcciones si los comparamos con muchas de las que existían en aquellos tiempos. Hoy en día, hay quien trata de justificar la existencia de un continente en medio del atlántico por las semejanzas que existen entre algunas civilizaciones, o entre la flora y la fauna de la mayoría de los continentes, pero no tienen en cuenta, que durante la última glaciación existió un paso de hielo en el estrecho de Bering que hizo posible las migraciones de personas o animales. Pero, la prueba definitiva que demuestra que ese continente nunca existió, es la coincidencia absoluta en la forma de las líneas costeras de América y África. Esto demuestra que en el pasado todos los continentes de la Tierra se encontraban unidos y se fueron separando lentamente mediante la deriva continental.

19 EL PROCESO DE COLONIZACIÓN

El proceso de colonización para extender las civilizaciones avanzadas por el espacio se haría con lentitud viajando primero a las estrellas más próximas, pero, en el caso de que una civilización avanzada descubrirse un planeta habitado como la tierra a muchos años luz de distancia no enviaría una expedición a explorarlo directamente sino que habría que esperar miles de años hasta que ambos planetas se encontrasen a su distancia mínima suponiendo que la rotación de la galaxia los fuera aproximando poco a poco. También se podría llegar a él siglos después de haberlo descubierto, pero no por una expedición enviada directamente del planeta de origen sino por otra surgida de una colonia instalada cerca de él, porque no debemos olvidar, que lo lógico, es que una civilización avanzada cree colonias a su alrededor abarcando un radio de cientos de años luz expandiéndose hasta que los espíritus de su planeta original se terminen de reencarnar en personas dando término así a su campaña de colonización de mundos.

Cuando este momento llegase, el planeta madre podría haber colonizado varios miles de planetas entre el planeta propio y el descubierto, reduciendo así las distancias entre ellos, de este modo, sería fácil llegar a otros planetas madre que en ese momento podrían estar en su fase de desarrollo inicial. Por eso, me parecen ingenuos quienes dicen que las grandes distancias espaciales son un obstáculo insalvable para que otras civilizaciones extraterrestres lleguen a nuestro planeta, no comprenden que si ya están aquí es porque con toda seguridad comenzaron su viaje de aproximación hace miles de años reduciendo las distancias que nos separan creando colonias en los planetas situados entre su planeta de origen y el nuestro. Tampoco es cierto, que solo se puedan habitar los planetas como la Tierra, porque con la tecnología adecuada todos los planetas pueden ser habitables, los gigantes a través de sus lunas y los pequeños directamente. Esto no se haría modificando la atmósfera de los planetas, sino construyendo ciudades herméticas provistas de su propio clima interior.

Lo más importante en los viajes espaciales no es la velocidad de las naves sino su adaptación al espacio, por eso, las naves se construirían como si fueran ciudades espaciales de varios kilómetros de tamaño y provistas de todo lo necesario para vivir cómodamente durante siglos si fuera necesario. Es posible que durante todo ese tiempo los viajeros no pudieran visitar ningún planeta hasta llegar a su destino, pero en cambio sí sería posible realizar viajes a las demás naves de la flota de expedición, de ese modo, el tiempo pasaría exactamente igual que si hubieran estado en su propio planeta de origen.

Para viajar a las estrellas, las naves podrían usar su propio gas de reacción o también podrían usar el escaso gas que hay en el espacio, pero esto solo se podría hacer en aquellos lugares como las nebulosas en donde hay mucho gas entre las estrellas. Estas naves tendrían grandes depósitos de gas que ocuparía la mayor parte de su fuselaje, un reactor nuclear generaría el calor necesario para calentar el gas a altas temperaturas y después lo expulsaría a gran velocidad para dar el impulso necesario para poder alcanzar las estrellas más próximas en unos cuantos años. En el caso de que fuera necesario hacer las naves aún más rápidas, se podrían dividir en dos etapas, de este modo, una vez que se hubiera consumido el gas de reacción usado en la fase de aceleración, la segunda etapa en la que estarían los pasajeros se separaría de la primera etapa en la que se encontraría el gas ya consumido, de este modo solo sería necesario llevar gas de reacción y energía para realizar el frenado de la segunda etapa una vez que la nave llegase al destino. En el caso de que fuera posible usar el gas del espacio como masa de reacción, entonces el gas sería recogido mediante un embudo situado en la parte delantera de la nave de forma parecida a como se hace en los aviones provistos de turbinas a reacción, en el espacio hay muy poco gas por centímetro cuadrado pero a cambio la velocidad de las naves puede ser mayor al no haber casi resistencia a su avance, esto podría compensar la situación. Una vez el gas estuviera comprimido un reactor nuclear lo calentaría y expulsaría acelerado. Con este sistema no haría falta llevar el gas acumulado en la nave, esto serviría para reducir su peso y en consecuencia se gastaría menos energía. Otra opción serían los motores de fusión nuclear, en el presente aún no son posibles pero en el caso de conseguirlo la energía derivada de la fusión de los átomos de hidrógeno haría posible que las naves pudieran alcanzar mayores velocidades que las de tipo químico. Lo ideal para cualquier nave espacial sería alcanzar al menos el 15% de la velocidad de la luz porque con esa velocidad el viaje a las estrellas sería relativamente fácil.

Cuando una civilización con capacidad para viajar por el espacio se plantea colonizar un planeta cercano primero debe comprobar si ya está habitado, porque lo lógico es respetar el desarrollo natural de los planetas que puedan haber en el universo, además, los planetas como la Tierra con vida orgánica son muy escasos en la galaxia, esto significa, que hay miles de planetas deshabitados que pueden ser poblados sin estorbar la vida que pueda haber en los demás. Poblar un planeta ya habitado es un crimen que, con toda seguridad rechazará cualquier planeta civilizado del cosmos. En realidad, todos los planetas pueden ser habitados usando la tecnología, por eso no tiene sentido impedir el normal desarrollo de un planeta con vida propia usando ese argumento. Una vez decidido que un planeta va a ser colonizado se construiría una flota espacial formada por naves ciudad con capacidad para unos veinte mil tripulantes, esta expedición serviría como semilla para poblar luego los planetas de destino. La colonización de mundos no se podría utilizar como método para resolver un exceso de población de otro planeta, porque para solucionar un exceso de población lo más práctico es crear un sistema de control demográfico, por eso, el proceso de colonización a otras estrellas se haría solo mediante una pequeña expedición por los inmensos costes que eso implica. Estas naves ciudad, estarían preparadas para vivir en el espacio durante siglos si fuera necesario mientras dura el viaje entre las estrellas, pero estarían capacitadas para ofrecer la misma calidad de vida que si estuvieran en la Tierra. Las estrellas tipo gigante azul como las pléyades no serían habitadas, porque este tipo de estrellas están inmersas en un proceso de mutación que terminará con la explosión de la estrella, esto significa, que si se instalase una comunidad en uno de sus planetas tendrían que abandonarlo en un periodo de tiempo relativamente corto si lo consideramos en una escala de tiempo universal. El destino de estas estrellas inestables es explotar, después, con sus cenizas, se formarán otros planetas y estrellas más pequeños que entonces sí estarían en condiciones de ser poblados de forma indefinida. Lo más seguro, es que muchas estrellas gigantes azules no tengan planetas propios, porque los átomos complejos que son necesarios para formar los planetas se obtienen de las cenizas que dejan las explosiones de esas estrellas, porque los forman en su interior.

Si un planeta tuviera que ser abandonado para ir a otra estrella después de haber sido poblado por completo no se construirían naves con capacidad para toda la población, sino que lo más práctico sería reducir su población hasta una cifra pequeña, entonces esa comunidad última sí se embarcaría en las naves coloniales para dirigirse a su destino. Los espíritus de aquellos que no hubieran podido viajar se desplazarían entonces a la velocidad de la luz y esperarían su oportunidad para reencarnarse de nuevo cuando la población colonial tuviera hijos. Esto mismo ocurriría con todos los espíritus de animales y plantas que en este momento se encuentran en los planetas habitados como la Tierra, porque una vez este planeta comience a poblar los planetas de su entorno, estos espíritus se tendrán que desplazar hasta ellos si quieren reencarnarse como seres humanos, porque hay que tener en cuenta, que para crear una persona no es suficiente con la materia de su cuerpo, también es necesario un espíritu que lo habite y dé vida propia a ese cuerpo. Esto significa, que cuando todos los espíritus que ahora están en la Tierra consigan su oportunidad para reencarnarse, entonces el planeta perderá su vida vegetal o animal, y esos espíritus vivirán para siempre como humanos. Cuando eso ocurra, la humanidad deberá obtener su comida y el oxígeno necesario para vivir por medio de su propia tecnología. Los científicos deberían esforzarse en aprender a crear comida por medio de la tecnología, porque de este modo, sería más fácil sobrevivir en cualquier planeta sea cual sea el clima o gravedad que pueda tener, porque es un error tratar de depender exclusivamente de las plantas y esperar sencillamente a ver si se pueden adaptar a esos planetas, es mucho mejor imitar los mismos métodos que ellas utilizan y crear proteínas o vitaminas de forma artificial. No debemos olvidar, que en realidad las plantas también son máquinas, aunque se definan como biológicas.

En el futuro, todos los productos de las fábricas serán reciclables por ley, pero no solo para que sean reciclados con facilidad después de terminar de ser utilizados, sino que la ley obligará a las empresas a fabricar los productos de forma que su vida útil sea máxima y no como ocurre ahora que muchas veces ocurre que un mismo aparato tiene varias piezas con una vida útil de veinte años y en cambio otras solo de cinco provocando que el aparato falle y haya que tirarlo. Por eso, lo lógico, es obligar a las empresas a que exista una adecuada sincronización entre el tiempo de uso de los productos que fabrica, y si eso no es posible, entonces deben fabricar los aparatos en condiciones para que esas piezas de menor duración puedan ser reemplazadas con facilidad por los usuarios. Muchas empresas diseñan sus productos para que duren poco y así aumentar sus ventas, esto es lo que deberían vigilar los gobiernos para que no ocurra.

Resulta patético ver como la sociedad actual se autodestruye y convierte el mundo en un vertedero porque solo se preocupan de aumentar la productividad en lugar de dar prioridad a la conservación del medio ambiente. Los gobiernos de algunos países desarrollados se comportan como células cancerígenas, porque entienden muy bien el significado de la frase (crecimiento económico), pero desconocen el significado de las frases (conservación del medio ambiente) o (reparto de la riqueza). Sin embargo, esta responsabilidad no es solo de los gobiernos, porque los ciudadanos deberían dar ejemplo usando los productos hasta el final de su vida útil, y no como ocurre ahora que muchos tiran cosas casi nuevas solo por vanidad.

Tampoco tiene sentido pensar que la colonización de los planetas se hará por medio de métodos como el teletransporte que, con frecuencia, se muestra en las películas, porque ese sistema no tiene ningún fundamento científico. La naturaleza inventó el movimiento con el fin de poder transportar objetos materiales complejos sin que eso provoque su destrucción y la pérdida de todo el valor intelectual que lleva en su interior, un ejemplo de ello son las estrellas o los planetas, porque se desplazan por el espacio sin perder en ningún momento sus propiedades o su forma. El transporte instantáneo a la velocidad de la luz solo es posible para la energía y todo aquello que esta transporta como por ejemplo la información, es decir que por medio de un rayo de energía es posible transportar información pero no materia. Es cierto que también se puede crear un flujo de materia a gran velocidad como el que se produce en el chorro de un cohete, pero es absurdo pensar que después se puede hacer de él una persona adulta porque para eso se necesitan nueve meses de gestación y dieciocho años de crecimiento, además, si analizamos con detalle el mito del tele transporte, hay que tener en cuenta, que primero sería necesario matar a la persona, convertir su masa corporal en un chorro de partículas y después esperar que una máquina logre que tanto su alma como su cuerpo vuelvan a ser como eran antes. No tiene sentido plantear algo semejante cuando para eso ya existen las naves espaciales que permiten transportar la materia organizada sin perder ninguna de sus propiedades. Tampoco tiene sentido creer que es posible viajar mediante plegamientos del espacio, porque el espacio no tiene materia precisamente porque es lo opuesto a ella, el espacio no se puede estirar, plegar, doblar o perforar, porque esas son cualidades de la materia y no del espacio. El espacio es neutro ante la materia y el hecho de que se use para hacer comparaciones del comportamiento de la materia no implica que por eso le sean aplicables al espacio. Esto significa, que los viajes espaciales solo son posibles recorriendo la distancia que separa los planetas y las estrellas.

Hoy en día, son muchos los científicos que tratan de buscar la inmortalidad del cuerpo con sus investigaciones científicas, pero al actuar así demuestran tener el alma de piedra, es decir el alma llena de materia pero sin espiritualidad, porque se niegan a reconocer que donde verdaderamente se encuentra la inmortalidad es en el espíritu eterno que se encuentra dentro de nuestro cuerpo. Tratar de buscar la inmortalidad del cuerpo es como despreciar esta suprema verdad. Por esta razón, siempre existirán los niños, porque cuando nos reencarnamos, además de renovar nuestro cuerpo, podemos volver a vivir las emociones que se producen cada vez que descubrimos algo nuevo. Además, es absurdo tratar de mantener el cuerpo de forma indefinida, porque con la muerte y el posterior nacimiento, se pueden realizar los cambios genéticos que sean necesarios al crear un cuerpo completamente nuevo. Porque igual que sería absurdo tratar de mantener una lavadora o una televisión eternamente limitándose solo a cambiar las piezas, del mismo modo sería absurdo tratar de mantener el cuerpo solo con puntuales reparaciones. No olvidemos, que nuestro cuerpo también es una máquina, aunque biológica, y su forma de renovación es la muerte. La solución para renovar el cuerpo es la reencarnación del espíritu, de este modo se puede vivir cada vida como si fuera la primera. Los niños dan alegría y aseguran a los padres una vida sin aburrimiento. Los padres dan atención a los niños y los niños dan cariño a los padres, así que ambos encuentran de este modo un sano equilibrio.

20 EL MUNDO DEL FUTURO

Una de las características del mundo del futuro será su capacidad para combinar de una forma excelente la tecnología más compleja con la mayor sencillez. En ese mundo, todas las cosas estarán llenas de colores variados aunque sin mezclar unos con otros, esto se hará para dar alegría a la vida en lugar de las grises ciudades actuales pensadas solo para su uso práctico. La gente vivirá en viviendas sencillas que serán muy cómodas pero sin lujos innecesarios porque el tamaño de estas dependerá del número de ocupantes y no de la ambición de cada uno. Estas viviendas tendrán todo lo necesario para vivir pero sin buscar el gigantismo o la opulencia. Todas las viviendas serán adquiridas con el sistema de alquiler propiedad que consistirá en que el inquilino firmará un compromiso con el estado por el que será dueño de ella durante toda su vida y por lo tanto responsable de todas las reparaciones que puedan surgir, pero una vez la abandone volverá al estado que las podrá entregar a un nuevo inquilino. Con este sistema, un joven se podría independizar en el mismo momento de cumplir la mayoría de edad.

Estas viviendas no necesitarán cocinas, porque la comida se recibirá precocinada mediante pequeños ascensores especiales diseñados para poder recibir cualquier pedido de pequeño tamaño y cada vivienda tendrá uno de estos ascensores integrado. Las ciudades tendrán unas tuberías parecidas a las que llevan agua a las casas pero un poco más grandes para el transporte de productos, de este modo en lugar de ser necesario ir a los supermercados a buscarlos sería suficiente con solicitarlos por internet y una vez la orden llegue a las fábricas, los productos podrán salir desde ellas a través de esos tubos hasta llegar a las viviendas. Por el interior de los tubos circularán unos pequeños vehículos controlados automáticamente que llegarán a las viviendas en pocos minutos después de ser recibido el pedido. Mediante el uso de estos vehículos y ascensores automáticos, las viviendas podrán recibir cualquier producto de tamaño pequeño o mediano siempre y cuando no supere la capacidad de estos compartimentos que sería similar a un horno microondas. Todas las puertas de estas viviendas serán automáticas, para abrirlas será suficiente con pulsar un botón y la puerta desaparecerá en el interior de la pared más próxima. Las viviendas serán completamente eléctricas y no se usará gas, porque la electricidad es mucho más segura y limpia. Tampoco se usarán calefacciones, porque las ciudades serán compactas, es decir que todo el aire interior estará reciclado y se mantendrá siempre a la misma temperatura.

Estas ciudades serían como naves ciudad, porque estarían construidas en un solo bloque unido formado por edificios herméticos juntos, y se diseñarían de una sola vez, igual que ocurre con un edificio o un avión. La circunferencia lateral estaría destinada a los hangares de naves. Los vehículos de las ciudades circularan por la sección inferior y las personas lo harán por las secciones superiores, de este modo será imposible que ocurran atropellos. En la planta baja estarán las zonas de tránsito de vehículos, en esa misma planta y encima estarán las fábricas, después estará la zona de tránsito peatonal, luego estarán las viviendas y oficinas, y en el centro de la ciudad se encontrarán los órganos de gobierno. Para aumentar el ahorro de energía, la mayoría de los vehículos serán de uso público, pero la población no notará la diferencia porque a cambio habrán muchos y con muchas frecuencias para que la gente no tenga que esperar, además, los vehículos irán más rápidos que en la actualidad porque al no existir pasos de peatones y pasar cada dirección por alturas distintas no existirán los cruzamientos al mismo nivel y en consecuencia el proceso de desplazamiento será rápido y cómodo.

En los puntos destinados al abordaje de vehículos como por ejemplo en los andenes de los trenes, la zona destinada a los pasajeros estará separada completamente de la zona destinada al tráfico de vehículos con el fin de evitar la posible caída de los transeúntes a las vías. Para acceder al interior de los trenes se abrirá una puerta de comunicación doble entre el andén y el vehículo similar a las que se usan en los ascensores, pero con la diferencia de que en este caso se usarán para acceder a los vehículos con desplazamiento horizontal.

Dibujo de vivienda y ciudad: Suprimidas por requisitos de la paguina web.

En estos esquemas se puede comprender mejor lo expuesto. En el dibujo izquierdo, podemos ver una vivienda clásica que podría ser utilizada por la mayoría de la población. En el número uno, se muestra la entrada de la vivienda que, aunque se encontraría en un edificio, al mismo tiempo estaría en el interior de una ciudad compacta. En estas ciudades los edificios no estarían separados unos de otros, porque en el mismo punto en el que uno terminase comenzaría el siguiente, por eso serían compactas, pero, para compensar la sensación de cercanía, se crearían muchos espacios de paseo y entretenimiento para la población. Además todas las dependencias estarían insonorizadas para aumentar la sensación de intimidad.

En el número dos, se muestra como podría ser el salón principal, mostrándose en color morado los asientos y la mesa en azul, en el lado izquierdo hay una pantalla de televisión con forma de ventana para que los ocupantes puedan ver en tiempo real la imagen exterior de la ciudad. No debemos olvidar, que el clima de la Tierra es exclusivo de este planeta, pero en la Luna, en Marte o en cualquier otro planeta la atmósfera no es respirable y en consecuencia las ventanas solo pueden mostrar una imagen del exterior pero no se pueden abrir. En el número tres podemos ver la cocina con una mesa en el centro, como ya he dicho en esas cocinas no se produciría humo ni se cocinaría la comida, porque esta llegaría ya precocinada a través de unos pequeños ascensores directamente desde las fábricas. La basura también podría ser eliminada por el mismo procedimiento.

En el número cuatro, estaría el cuarto de baño, en este ejemplo solo se muestra el principal pero sería posible tener otros más pequeños dentro de las habitaciones. En el número cinco se muestran las habitaciones de los niños, la mayoría de las parejas solo podrían tener dos, porque en el futuro sería necesario limitar los nacimientos a esa cifra para evitar la superpoblación, sin embargo, como los accidentes u otras causas podrían causar la muerte accidental de algunas personas se tendría un cuarto adicional para aquellas parejas a las que se les permitiría tener tres hijos para compensar estas pérdidas. En el número seis, estaría el cuarto de los padres, que al ser dos sería el doble de grande que el de los hijos. Los padres podrían elegir entre tener una cama más grande o bien tener dos camas juntas, esto sería útil para evitar el inconveniente de que cada uno tenga gustos diferentes en la forma de dormir o sensaciones de calor distintas. Por último, en el número siete, se tendría un almacén, para guardar los objetos que solo se usarían excepcionalmente, aunque también se podría usar como cuarto de invitados en el supuesto de que todos los cuartos estuvieran ocupados. Las puertas de las habitaciones estarían indicadas en color rojo.

En el dibujo de la derecha se muestra una ciudad compacta, estas ciudades podrían tener distintos diseños pero todas tendrían en común que formarían un bloque compacto para proteger a los ciudadanos del clima exterior que pueda existir en cada planeta. Estas ciudades serían diseñadas como un todo unido y la población también formaría una especie de equipo, por eso, la situación de mendicidad que ocurre en la Tierra en la actualidad sería totalmente imposible que pudiera ocurrir en este sistema social. Da la impresión de que a la sociedad contemporánea le da miedo dar ese paso, quizás porque nunca antes se ha considerado a todos los ciudadanos de un país, o de una ciudad como parte de un sistema unido. En la actualidad existen gobiernos que dictan leyes o cobran impuestos dentro de su ámbito de poder, pero pocos se han llegado a plantear que el estado tiene el deber de cerrar esos desequilibrios que impiden que la sociedad esté verdaderamente unida. Por eso, me parecen patéticos esos gobiernos que preparan alojamientos para que los mendigos puedan dormir durante el invierno, pero que durante el día les echan a la calle como si fueran perros abandonados. Si de verdad se preocupasen por ellos, lo que harían es conseguirles apartamentos donde pudieran vivir de forma permanente y un trabajo para poder sentirse útiles. Es absurdo que haya países ricos en el mundo que todavía no se hayan planteado esta cuestión. Es necesario entender, que solo cuando se tome la decisión de integrar a los mendigos y a los parados en la sociedad será posible afirmar que todos forman parte de un solo pueblo. La gente no es capaz de comprender el inmenso beneficio que esto tendría para todos, porque entre otras cosas se reduciría la delincuencia y se aumentaría el sentimiento de unidad.

En estas ciudades, los vehículos circularían a niveles distintos del tráfico peatonal y las fábricas se encontrarían junto a las carreteras en los niveles más inferiores. En el centro de la ciudad se encontraría la sede del gobierno y en la periferia se encontrarían los hangares para el aterrizaje de los vehículos de despegue vertical. En esas ciudades no se usarían aviones, porque las alas los desestabilizan mucho y con el sistema de despegue vertical es más sencillo despegar o aterrizar cuando hay viento, además, con estas naves no es necesario usar largas pistas de aterrizaje, de modo que cuando llegan pueden dirigirse directamente a los hangares. Estas naves, estarían provistas de medias alas y motores integrados dentro del fuselaje, de este modo podrían despegar como un helicóptero y una vez en el aire usarían la capacidad aerodinámica del fuselaje para equilibrarse en vuelo. También podrían llevar un paracaídas en la parte superior que se activaría en el caso de avería total del sistema eléctrico de los motores. Otra ventaja es que al no usar rotores en la parte superior como los helicópteros, podrían incorporar asientos eyectables para que los pilotos, o si se considera oportuno los pasajeros, puedan escapar en caso de accidente grave del aparato.

Otro modelo de ciudad podría ser el de tipo cupular, en este caso el aislamiento del clima exterior se conseguiría mediante la colocación de una o varias cúpulas transparentes alrededor de los edificios, sin embargo, sería un sistema menos seguro que el compacto, porque en caso de romperse la cúpula, la población quedaría expuesta al clima exterior en pocos minutos. Sin embargo, en los mundos sin atmósfera se instalarían cúpulas encima de las ciudades compactas y luego se conectarían las cúpulas mediante tubos por los que circularían las naves, esto se haría así, porque, de este modo, los gases que se usarían en la propulsión de las naves podrían recuperarse y usarse de nuevo. En los planetas sin atmósfera los viajes serían más económicos porque no existiría el rozamiento atmosférico, aunque eso también se podría hacer en los mundos con atmósfera construyendo tubos al vacío por donde circularían las naves. En estos tubos, las naves podrían alcanzar velocidades supersónicas sin sufrir las consecuencias del rozamiento atmosférico, así sería posible viajar al otro lado del planeta en poco tiempo con muy poco gasto de energía. En el caso de la Tierra, lo mejor sería alcanzar los 29.000 kilómetros por hora cuando se fuera a recorrer una distancia muy grande, de este modo la fuerza centrífuga y la centrípeta se equilibrarían, esto serviría para hacer el viaje más fácil y rápido. Esta velocidad provocaría la ingravidez en los pasajeros, pero se podría solucionar creando una gravedad artificial interior. Para conseguir esta velocidad se usarían unos aceleradores electromagnéticos y así se evitaría la molestia de llevar grandes y pesados depósitos de combustible. Con este sistema se podría viajar al otro lado del mundo en solo 45 minutos.

En los mundos coloniales, la comida será fabricada de forma artificial, pero tendrá la misma calidad que la derivada de las plantas, de este modo no será necesario intentar adaptar las plantas al clima o a la gravedad de cada planeta. La vida en esas ciudades será sencilla y tranquila, porque todas las cosas que necesitan seguir un orden estarán diseñadas con precisión, por esa razón la gente usará las mismas horas para dormir o levantarse todos los días incluso los festivos, de ese modo, el sistema automático del cuerpo podrá adaptarse con facilidad a las circunstancias. Por la noche se usarían principalmente las horas punta para ir a acostar y por las mañanas las puntas o las medias para levantarse suponiendo que el planeta use un sistema de veinticuatro horas. Esto se haría con el fin de dar mayor estabilidad a los horarios, porque si se usan las horas punta por la noche el horario es más estable, teniendo en cuenta por ejemplo que muchos programas o documentales terminan en hora punta, por eso, los cuartos de hora solo se usarían para cosas más secundarias. Todas estas medidas estarían destinadas a hacer que la vida sea más tranquila y harían posible que todos los habitantes puedan llegar a los cien años de vida sin dificultad. Esto es posible, porque en realidad la mayoría de las enfermedades comienzan en la mente, es decir que son la consecuencia de vivir sin respetar la naturaleza.

En este mundo, toda la gente vestirá un traje con aspecto de uniforme y con un color común para todo el traje, pero cada persona podría usar el color que más le guste. En los oficios todos los empleados usarían el mismo color del traje, pero se usarían distintivos de otros colores para diferenciar cada oficio. Con este sistema, decidir la ropa a llevar será muy sencillo y al ir vestidos todos igual se reforzará la sensación de unidad. Es cierto que al vestir de este modo la sociedad se parecería a un sistema militar, pero se actuaría así para reforzar el sentimiento de unidad entre todos los ciudadanos y no para impedir las libertades civiles. El hecho de usar esta tipo de ropa no está en contradicción con la defensa de un sistema democrático y solo se aprobaría esta forma de vestir después de que los ciudadanos lo aprobasen en una de las muchas votaciones que se harían normalmente, porque a diferencia de la sociedad actual en un planeta evolucionado todas las leyes sin excepción tiene que ser votadas por los ciudadanos antes de entrar en vigor.

En este mundo todo estará organizado para que la gente entienda que nadie sobra, eso significa que todos los ciudadanos tendrán empleo garantizado y el paro no existirá, para conseguirlo es suficiente con que el gobierno entienda que las ciudades son como los seres vivos y tienen que ser atendidos en su conjunto sin olvidarse de nadie. La jornada laboral podrá adaptarse a la capacidad física de las personas según su edad, de forma que la duración podría ser de ocho horas desde los veinte años de edad hasta los cincuenta y de cuatro horas desde los cincuenta a los ochenta, después las personas podrán seguir trabajando si es su deseo pero dependerá de sus capacidades físicas. Aquellos trabajadores que realizasen trabajos de mayor esfuerzo físico no serían retirados por la edad de forma prematura, sino que se les cambiaría a otros oficios acordes a su edad. Los trabajos no estarían diseñados solo para producir mercancías o resultados empresariales sino, sobre todo, para el entretenimiento de los ciudadanos, por eso, el concepto de jubilación que existe en la actualidad entendido como una renuncia a la participación en las tareas productivas allí no existiría.

En el futuro, los seres humanos no usaran los falsos rituales que existen en la actualidad, no habrán bodas, ni comuniones, ni bautizos religiosos, tampoco existirán ese tipo de organizaciones porque la verdadera religiosidad se lleva por dentro, por eso, no tienen sentido los actos teatrales que solo buscan aparentar. Con el acto de sumergirse en el agua y volver a emerger se quiere representar la limpieza física y por extensión la espiritual, pero también representa la muerte y el posterior renacimiento, o como la materia del espacio que es masculina hace contraste con el vacío que es femenino, porque es mediante el contraste entre el agua y la persona, o el vacío y la materia como se crea la vida y la vibración. Sin embargo, un hombre evolucionado debe rechazar el bautismo físico porque siempre será mejor el bautismo espiritual, es decir el que hace con sus pensamientos y actos y no con las apariencias y ceremonias materiales. Lo mismo se puede decir de la confesión, porque un animal con forma de hombre se confiesa ante otro animal con forma de hombre, pero un verdadero hombre solo se confiesa ante Dios, porque solo un animal humano es tan ingenuo como para creer que las organizaciones religiosas representan a Dios. Un verdadero hombre no acepta intermediarios que le digan cuál es la voluntad divina, por eso busca a Dios por sí mismo.

La gente del futuro no se vestirá de negro cuando un pariente muera, porque todo el mundo sabrá que solo existe la muerte del cuerpo y no la del espíritu que lleva dentro. Tampoco existirán las joyas, ni los cosméticos, ni los tintes para el pelo, porque la gente no tratará de aparentar lo que no es ni se colgará objetos en las orejas para aumentar la confianza en sí mismos, porque la clave para que las personas se sientan realizadas y la sociedad consiga la paz es que todos los ciudadanos se apoyen en la justicia y la verdad.

En la sociedad, habrá dos pilares fundamentales, uno en el plano físico y otro en el espiritual, en el plano físico se tratará de obtener placer o entretenimiento solo mediante la ciencia y la técnica y no por la violencia, y en el plano espiritual la sociedad se apoyará en la justicia como eje de la religión. Cada uno de estos pilares fundamentales satisface uno de los dos planos metafísicos que es necesario tener en cuenta para ser feliz, esto es así, porque no solo están conectados sino que se derivan de ellos. Uno es el masculino y horizontal, y el otro es el femenino y vertical. El plano masculino, horizontal y rojo, es el que se corresponde a la felicidad que proporciona la ciencia y la técnica en el ámbito material de la vida. El plano vertical, femenino y azul, es el que proporciona la felicidad cuando se establece la justicia como norma moral de convivencia en el ámbito espiritual de la vida. Al ser ambos planos pacíficos las guerras desaparecerán para siempre. En este ejemplo, muestro el plano horizontal como rojo y el vertical como azul, es cierto que en otros casos los muestro al revés, esto no es una contradicción, porque los planos pueden girar en cada situación dependiendo de las circunstancias.

Con el tiempo, el mundo evolucionará hasta tener un solo gobierno, un solo idioma, una sola raza, y una sola religión, porque el progreso solo tiene un destino y es alcanzar la perfección en todos los aspectos de la sociedad porque en el universo solo hay una verdad. Este será un mundo espectacular desde el punto de vista tecnológico pero al mismo tiempo muy tranquilo desde el punto de vista social, porque se habrá implantado una verdadera república democrática con participación directa por parte de todos los ciudadanos en todas las leyes, además, todos los aspectos laborales estarán perfectamente delimitados por la ley, que esto permitirá que las huelgas tampoco sean necesarias. La verdadera clave del progreso social no está en tener un gobierno autoritario ni en tener mucha tecnología, sino en tener una sociedad que comprenda la verdad y aplique esa verdad a su vida diaria. Muchas veces ha ocurrido, que han sido rechazadas buenas leyes, porque para conseguir el poder los políticos han asustado a los ciudadanos provocando que al final solo lleguen a ser aprobadas leyes con poca efectividad para solucionar los problemas, por eso, la sociedad tiene que entender, que a veces, solo es posible solucionar los grandes problemas, cuando se aplican grandes remedios.

En el futuro, las monarquías desaparecerán por completo, porque en realidad, una monarquía solo es una dictadura hereditaria, y por eso, están en completa contradicción con los fundamentos de una democracia. Tampoco existirán las monarquías parlamentarias, porque son sistemas parlamentarios que conservan la monarquía para fines puramente decorativos pero sin ningún valor real, esto demuestra que en realidad son sistemas completamente incompatibles, por eso, el sistema de gobierno sería una república en la que el presidente se elegiría para un período de cinco años prorrogable a otros cinco. Normalmente la función de presidente se reservará para los políticos más veteranos. Una vez terminase esa función podrían formar parte de un consejo de ex presidentes. La profesión de político se aprendería en las universidades como cualquier otro oficio especializado y no dependería de los partidos porque estos no existirían. El enfrentamiento entre los políticos ya no sería posible, porque todas las leyes serían decididas directamente por los ciudadanos, esto significa que los políticos solo se ocuparían de estudiar y proponer las leyes que considerasen más apropiadas, pero la decisión final sobre qué ley se aprueba y cual no solo dependería de los ciudadanos. Al decidir los ciudadanos todas las leyes, los políticos quedarán liberados de esa función, lo que hará que su oficio sea una profesión como las demás.

En este mundo todos los vehículos voladores serán sin alas y de despegue vertical, es muy probable que este tipo de aparatos no desciendan de los aviones sino de una versión mejorada de los vehículos de despegue vertical no tripulados. En estos mundos avanzados no habrá contaminación, porque toda la energía procederá del sol y sus derivados. Las enfermedades podrán ser erradicadas casi por completo, pero la clave para conseguirlo no será el uso de la tecnología, sino el abandono por parte de los ciudadanos de los malos hábitos como el consumo de drogas o la renuncia a consumir más calorías de las que el cuerpo necesita. Es decir que se actuará más sobre la causas que sobre los efectos para eliminar esos problemas. Esto es necesario, porque de qué sirve tanto gasto sanitario si las personas no expulsan a sus demonios de su mente, es decir de qué sirve todo el esfuerzo de los médicos si las personas se niegan a abandonar sus vicios y sus conductas mezquinas que son lo que realmente les genera las enfermedades.

Las drogas son malas consejeras, porque una persona bajo sus efectos cree que tiene más poder del que tiene realmente para influir en el mundo que le rodea. También causan un falso optimismo o un optimismo sin sentido que lleva a quienes las consumen a tomar decisiones de las que, en la mayoría de los casos, tienen que arrepentirse toda su vida. Hay que tener en cuenta, que el falso optimismo que producen las drogas hace que la vida parezca más fácil de lo que es realmente, esto puede provocar que cometamos errores. Digo que es un optimismo falso, porque se genera mediante sustancias que fuerzan y dañan los sistemas que el cerebro tiene para regular el placer. El pesimismo, en cambio, nos empuja a poner los pies sobre la tierra y también a analizar los riesgos con detalle. Por eso las drogas son tan malas, porque al empujar al cerebro hacia un optimismo excesivo e irracional además de dañarlo nos lleva a cometer errores que muchas veces son irreversibles. La conclusión de todo esto es, que solo debemos aceptar para generar placer, aquellos métodos que estén de acuerdo con la naturaleza, me refiero a cosas como la comida, la música, el sexo, la tecnología, pero usados sin excesos. Esto es necesario, porque solo los métodos de estímulo naturales respetan los filtros que tiene el cerebro para garantizar que el placer no esté en contradicción con el sentido común.

También existirán prótesis artificiales para poder reemplazar cualquier órgano del cuerpo que se haya perdido de forma accidental, estas prótesis serán casi idénticas a los órganos verdaderos, de este modo se abandonarán los trasplantes. Si los científicos actuales se hubieran preocupado por construir estas prótesis en lugar de tratar de usar los órganos de los cadáveres, seguramente, en la actualidad, ya tendrían unos órganos artificiales de gran calidad y disponibles de forma inmediata para cualquier paciente.

En los planetas colonizados, tampoco serán posibles las infecciones, porque al no existir en ellos animales, ni vegetales, ni microorganismos de ningún tipo, en el momento de entrar a vivir los colonos desinfectarán completamente las ciudades y sus propios cuerpos para erradicar por completo los microorganismos y librarse así de las molestas infecciones. Hay que tener en cuenta, que en la Tierra, los microorganismos son necesarios porque forman parte de un ecosistema biológico, y sirven entre otras cosas para descomponer la materia muerta, pero, en los mundos coloniales no serían necesarios porque esa función la podrían hacer las personas mediante la tecnología. El hombre podría ocupar todos los mundos deshabitados que serían la mayoría pero los mundos originales es decir, con vida propia, no serán ocupados, como forma de respeto a su propio ritmo de evolución.

En el futuro los delitos también terminarán desapareciendo, para conseguirlo el sistema se apoyará en dos pilares fundamentales, por un lado garantizar por parte del estado el trabajo para todos los ciudadanos y por el otro castigar con justicia los delitos cometidos. Con el fin de evitar que se fomente la vagancia y el engaño entre los ciudadanos no se darían ayudas económicas a los desempleados sino trabajos organizados por el estado. Plantear las ayudas económicas como única política social además de ser una burla a los trabajadores es un lastre para la economía, porque en el caso de aquellos ciudadanos que tengan problemas físicos o psíquicos siempre puede buscar trabajos apropiados para ellos en los que eso no sea un inconveniente, porque el hecho de que una persona tenga una determinada deficiencia no significa que sea inútil.

Es decir que el nivel de las ayudas económicas tiene que estar en consonancia con la incapacidad física que una persona pueda tener, pero con la intención de favorecer que sea autosuficiente para que no tenga que vivir a costa de los presupuestos públicos. Lo que es inaceptable, es que se utilicen los presupuestos públicos destinados a ayudar a los desempleados para mantener a individuos que no quieren trabajar y que se pasan el día pensando en métodos para engañar al estado para que este les dé un sueldo a cambio de nada, muchos de estos individuos antisociales afirman no tener dinero para vivir pero no dudan en contratar abogados para que les ayude a ocultar sus ingresos. Por eso, lo mejor que se puede hacer contra esos parásitos sociales es ofrecerles trabajos y no subsidios, y si se niegan a aceptarlos entonces tampoco se les ofrecerán ayudas económicas ni se les permitirá dedicarse a la mendicidad. Es cierto que el estado debe ayudar a quien lo necesita para integrarse en la sociedad, pero es un error usar el dinero público para mantener a quienes solo tratan de vivir a costa de los demás. La ley debe usar contra los criminales la misma energía que ellos usan para ir en contra de ella, con el fin de hacer que vuelvan a la legalidad.

Una vez que los delitos derivados de la necesidad hayan quedado descartados, solo quedarán los delitos derivados de la vanidad, para solucionarlo, el estado deberá mandar un mensaje claro a la sociedad para que sepa que ningún delito puede quedar impune, es decir que las condenas estarán diseñadas con el fin de favorecer que los ciudadanos no deseen recurrir al delito. Eso significa, que aquellos que cometan un crimen premeditado tendrán como castigo la pérdida de su propia vida, esto no significa que se les vaya a ejecutar necesariamente, pero tendrán que vivir y trabajar en prisión por el resto de su vida para pagar todos sus gastos e indemnizar a sus víctimas. Lógicamente, en esta sociedad existiría la reinserción, pero aquellos que quitan una vida, es justo que paguen con la suya o pierdan su libertad durante el resto de su vida.

En mi opinión, para aquellos que han cometido un crimen de forma premeditada solo existen dos opciones razonables, una es la pena de muerte y otra es la cadena perpetua, esto debería ser así especialmente para los asesinos en serie. La ley debe ser especialmente dura con aquellos que han cometido un crimen con la intención premeditada de hacer un mal, pero, sin embargo, puede ser más benevolente con aquellos que hicieron un mal creyendo que hacían un bien, o quienes lo hicieron engañados pero sin albergar maldad en su corazón.

En realidad, la posibilidad de condenar a muerte a los criminales no es una opción descartable necesariamente y tampoco se puede considerar injusta ni desproporcionada porque ellos, antes, han quitado la vida a otra persona. En el caso de usarse, sería útil para reducir la cantidad de personas ingresadas en las prisiones, también serviría para reducir los costes del estado, en el supuesto de que los presos no llegasen a amortizar los gastos con su trabajo. Otra ventaja es que se mejoraría el ambiente dentro de las prisiones al no haber asesinos entre los reclusos. Además, el miedo a ese castigo podría tener un efecto disuasorio entre los ciudadanos. En el supuesto de aplicarse esta pena lo mejor sería usar como método de ejecución un sistema indoloro basado en la inhalación de monóxido de carbono. Con este sistema, los condenados quedarían dormidos antes de morir. También se permitiría a los familiares de las víctimas poner el mecanismo en funcionamiento, de este modo no sería necesario tener una persona dedicada a esa función.

La segunda opción sería aplicar la cadena perpetua, en mi opinión esta es la mejor opción, porque no siempre existe una seguridad total sobre quién cometió el delito. Esto se debe, a que las pruebas que son necesarias para condenar a una persona no siempre son absolutas e incuestionables, porque si eso fuera necesario, entonces sería muy difícil dictar sentencias condenatorias. Esta dificultad para tener pruebas irrefutables, algunas veces obliga a los tribunales a condenar en base a las probabilidades de ser culpable y no a la seguridad absoluta. Esto se hace así, porque de lo contrario muchos criminales saldrían libres aun existiendo un 99% de las pruebas en su contra. Esto no ocurre solo en los tribunales sino en todas las profesiones, porque muchas veces tenemos que tomar decisiones aun sin tener la seguridad absoluta si queremos que el proceso funcione.

Es cierto que lo ideal sería estar seguros siempre de nuestras decisiones fuera de toda duda razonable, pero la verdad es que en la mayoría de las ocasiones eso no es posible, y por este motivo no nos queda más remedio que tomar decisiones en base a probabilidades razonables. Con la cadena perpetua, los acusados disponen de más tiempo para poder demostrar su inocencia, suponiendo que lo sean, además, trabajando en prisión, pueden pagar los costes que pudieran ocasionar al estado e indemnizar a las víctimas. Una de las mayores ventajas de la cadena perpetua es que con este sistema la sociedad puede evitar mancharse las manos de sangre con la ejecución de los reclusos.

Una vez que los delincuentes fueran condenados a cadena perpetua a su vez tendrían dos opciones diferentes, una sería el suicidio voluntario, al que tendrán derecho, y la segunda sería el trabajo en prisión por el resto de su vida. Esto no se hará así por crueldad, sino para mandar un mensaje claro a los ciudadanos, porque todo acto de debilidad con los criminales es un premio para ellos y al mismo tiempo un acto de desprecio a las víctimas y eso, en la actualidad no se suele tener en cuenta. Sobre esto, hay que tener claro, que la severidad solo es perjudicial cuando es injusta, pero cuando es justa y proporcionada al delito puede ser una excelente fuente de paz para la sociedad, porque cuando la maldad del delincuente es intensa, entonces solo una conducta igual de severa es capaz de erradicar el mal.

En cualquier caso, la gente tiene que comprender, que el mal solo puede desaparecer de la sociedad cuando los criminales temen a la ley en lugar de reírse de ella como ocurre en la actualidad en algunos países que se consideran modernos, porque en esos países se gastan fortunas para que los criminales se encuentren cómodos en las prisiones, pero al mismo tiempo desprecian el sufrimiento de las víctimas. Estos políticos sin alma presumen de todo lo generosos que son con los criminales pero, ¿Qué es lo que ofrecen a las víctimas? La gente no debe equivocarse con esto, porque solo cuando los criminales temen a la ley será posible erradicar el mal de la Tierra. Esto solo se podrá lograr, cuando la sociedad rechace una clase política que más que luchar contra la delincuencia colabora con ella.

No pretendo negar con esto que todo recluso tiene derecho a un trato humano en la cárcel, pero existen casos de asesinos condenados a cientos de años que sin embargo han sido liberados en solo quince años y sin haber demostrado ningún arrepentimiento. También existen casos de proxenetas dedicados a secuestrar mujeres para obligarlas a ejercer la prostitución que han recibido las mismas o menores penas después de haber sometido a ese trato a docenas de mujeres. En estos países donde reina la anarquía, los políticos dicen a los ciudadanos que no deben tomarse la justicia por su mano porque para eso ya está la ley, pero sin embargo, hacen leyes para legalizar el robo, porque sitúan en una cantidad tan alta el valor de lo que se tiene que robar para considerarlo delito que es casi imposible alcanzarla, de ese modo, el delito es considerado falta, y aun siendo declarado culpable, el delincuente es absuelto rápidamente y sin pagar multa alguna cuando se declara insolvente. Incluso se ha dado el caso de delincuentes detenidos y liberados docenas de veces antes de ser ingresados una sola vez en prisión. Otro ejemplo indignante es el caso de las ocupaciones de viviendas, porque en estos países donde reina la anarquía, los delincuentes son tratados por la ley como si fueran dueños de las viviendas, y al mismo tiempo a los propietarios se les trata como delincuentes, y hasta se les prohíbe desconectar la luz o el agua mientras dura la ocupación. Ese comportamiento de la ley es un crimen contra la humanidad, porque quien ocupa una vivienda mientras su dueño está en el hospital o de vacaciones no es otra cosa que un ladrón y por ello, debería ser detenido inmediatamente después de que la policía sea informada del delito. Es evidente, que los políticos que apoyan las ocupaciones de viviendas son unos hipócritas, porque si de verdad se preocupasen de las personas que no disponen de medios para tener una vivienda propia, promoverían leyes para ayudarles, usando los recursos del estado, en lugar de favorecer que se apropien de las viviendas de otros.

Hay ladrones que roban cantidades enormes de dinero pero la ley les permite salir de la cárcel en poco tiempo y sin devolver lo robado, en este caso, es evidente que esas leyes han sido diseñadas a la medida de los políticos que las han hecho. La explicación de todo esto es, que en una “democracia”, los políticos están obligados a aplicar la misma condena a todos los ciudadanos por el mismo delito, esto les obliga a aplicar condenas ridículas a todos los ladrones para que así los políticos que roban puedan salir rápidamente de la cárcel cuando son descubiertos. Es evidente, que esta actitud no tiene nada de humana pero sí mucho de cómplice por parte de una clase política corrupta que se siente más identificada con los criminales que con los ciudadanos decentes. La sociedad tiene que abrir los ojos con respecto a esta clase política que dice preocuparse de los ciudadanos pero se comportan como psicópatas porque carecen de toda empatía con el sufrimiento de las víctimas.

Es necesario comprender, que muchas veces las apariencias son lo contrario de lo que parecen, porque existen policías que han sido injustos al defender la ley y también hay delincuentes que han hecho justicia al incumplirla, esto puede parecer una contradicción, pero suele ocurrir con frecuencia en las dictaduras y también en las democracias, porque muchas veces los políticos no hacen las leyes para ayudar a los ciudadanos sino para protegerse ellos cuando roban a los ciudadanos. La ley y la justicia deberían estar unidas pero no siempre es así, porque si la ley fuera justa entonces la mitad de los políticos estarían en la cárcel. No pretendo decir con esto que haya que incumplir la ley, lo que quiero decir es que en muchas ocasiones la ley no se diseña para hacer justicia, sino para defender los intereses egoístas de los políticos. Por eso, la sociedad debería exigir que se modifiquen todas las leyes que ponen los intereses de los criminales antes que los de las víctimas.

En las penas de prisión, lo ideal sería que las reducciones de la condena por buen comportamiento o por trabajar en prisión no pudieran superar nunca el veinte por ciento del total de la condena, porque trabajar en prisión no debería ser una elección sino una obligación excepto en aquellos casos en que los reclusos paguen los gastos de su propio bolsillo. También debemos tener en cuenta, que el hecho de tener un buen comportamiento en prisión (donde los presos son vigilados), no implica tener buen comportamiento en libertad (donde no lo son), y son muchos los asesinos y violadores que después de ser liberados han vuelto a reincidir porque saben que sus víctimas van a estar desprevenidas, por eso, cuando un delincuente recibe una condena la ley debe asegurarse de que la cumpla, al menos en su mayor parte. La verdad, es que muchos gobiernos han usado el argumento del buen comportamiento en prisión como pretexto para liberar a los criminales demasiado pronto con el fin de ahorrarse los gastos que generan y todo por la falta de voluntad que tienen para hacerles trabajar en prisión. Otras veces la falta de proporción entre la gravedad del delito y la escasa severidad del castigo se debe al temor de los políticos a ser castigados por sus propios delitos y por eso, optan por reducir los delitos a todos los criminales. Eso demuestra, la escasa o nula consideración que quienes hacen estas leyes tienen hacia los ciudadanos. Aplicando este sistema, en el futuro los delitos graves terminarán por desaparecer y la humanidad logrará una gran estabilidad social.

Las guerras en el espacio tampoco serán posibles, porque las grandes distancias entre los planetas quitarán a los gobiernos toda ambición imperialista y los planetas vivirán casi aislados unos de otros. Los viajes turísticos se limitarán al interior de los planetas, esto significa que no se harán viajes de este tipo a otros mundos con el fin de evitar el gasto innecesario de energía o la pérdida en el espacio de los gases de reacción que las naves pudieran usar. Los viajes espaciales comerciales también se limitarán solo a aquellos minerales que no existan en los respectivos mundos y los productos de cada mundo serán reciclados por completo lo que determinará que los elementos atómicos básicos nunca se terminen. Eso, unido a la energía solar que es prácticamente inagotable, permitirá a los mundos una larga vida sin problemas hasta que el ciclo cósmico termine. En el supuesto de que fuera necesario conseguir más energía, se podrían instalar paneles solares en el espacio o incluso en órbita cerca del sol, luego mediante rayos láser se podría distribuir esa energía por todos los planetas del sistema solar. Este sistema sería especialmente útil cuando el sol consuma la mayoría de su energía nuclear y se convierta en una estrella enana blanca, cuando eso ocurra, emitirá mucha menos energía, pero en mi opinión, la emisión de esta energía podría mantenerse casi constante hasta el final del ciclo cósmico, porque pasaría a consumir su energía de forma inversa. Esto sería la consecuencia de tener poco combustible nuclear junto con una masa mucho menor que la que tenía al principio. Esto significa, que durante su vida, las estrellas pasarían de una fase inicial de gran gasto de energía en poco tiempo a otra fase de poco gasto de energía pero durante mucho tiempo. Del mismo modo, la humanidad pasaría de tener mucha energía al principio pero poco aprovechada debido al atraso tecnológico, a otra fase de poca energía solar pero mejor aprovechada debido a tener un mayor nivel tecnológico. Suponiendo que el comportamiento de las estrellas fuera así, la humanidad podría seguir viviendo en el sistema solar indefinidamente, y en el caso de que no lo fuera, entonces se podrían enviar expediciones de colonización a las estrellas jóvenes que fuesen apareciendo. En el caso hipotético de que ya no fueran a aparecer más estrellas jóvenes y la energía de las estrellas se hubiera agotado, entonces se podría intentar obtener energía mediante la transformación nuclear de la materia, pero en mi opinión y debido a su peligrosidad, eso, solo se haría, en los supuestos más extremos.

Aquellos que vivan en lunas orbitando alrededor de planetas gaseosos gigantes también podrían obtener una energía inagotable a partir de estos planetas, porque cuando alcanzan una masa crítica empiezan a generar su propia energía termonuclear como si fueran pequeñas estrellas, pero al tener un tamaño menor el ritmo de gasto de su hidrógeno sería muy lento, esto permitiría obtener energía de estos planetas durante mucho más tiempo de lo que tarda una estrella en consumir su hidrógeno.

Hoy en día son muchos los que afirman haber construido un sistema de energía libre es decir un sistema para producir energía sin esfuerzo y sin recurrir a ningún tipo de combustible o fuentes como la energía solar, pero eso, parece ser solo un engaño más, porque siempre y sin excepción, estos individuos primero pretenden presumir del supuesto invento para poco después decir que por algún inconveniente no se puede comercializar. Desde un punto de vista científico, este tipo de aparatos parecen estar en contradicción con el mismo fundamento físico en el que se basa la energía. Porque la energía solar se basa en la transición de un nivel alto de energía a otro bajo mediante la fusión de los átomos de hidrógeno para producir helio, este procedimiento no es inagotable ni tampoco es constante si se entiende en términos absolutos, como los aparatos que dicen tener los supuestos descubridores de la energía libre, aunque la energía solar puede durar miles de millones de años.

La verdad es que la energía ya por su propia naturaleza no es constante, porque la que recibimos del sol también va en un proceso de lenta disminución como consecuencia de una transmutación nuclear, sin embargo, para nosotros puede ser un recurso energético fácil de obtener si se pone interés en conseguirlo. Además, en el mundo ya existen formas de producir energía, muy similares a la supuesta energía libre y son todas las que se derivan del sol, porque una vez se ponen en funcionamiento, pueden generar energía durante muchos años y sin contaminar. Un ejemplo de ello son las presas hidroeléctricas, porque basta con crear un salto de agua para que puedan generar electricidad con mucha facilidad.

Otro ejemplo puede ser la energía de los volcanes, porque sería suficiente con introducir un tubo metálico a cierta profundidad para que sea posible generar electricidad con el calor contenido en el interior de la Tierra. Esto se conseguiría introduciendo agua en el tubo, una vez caliente se convertiría en vapor y después el vapor movería los generadores electromagnéticos que producirían la electricidad. Estos generadores, además de ser una de las mayores maravillas que el hombre ha inventado, es lo más similar que puede existir a un mecanismo capaz de producir energía casi sin esfuerzo y de forma continua, porque puede convertir la energía cinética en eléctrica sirviéndose de las fuerzas de la naturaleza.

Una vez obtenida la energía, incluso sería posible convertirla en gas hidrógeno y oxígeno mediante la electrólisis del agua. Esto demuestra, que en el mundo ya existen métodos para producir energía limpia fácilmente y solo hace falta la voluntad política para que se usen en toda la Tierra en lugar de los combustibles fósiles o la energía nuclear.

Para que la sociedad del futuro sea perfecta, primero tiene que completar todas las fases de progreso que son, la física de nuestro cuerpo, la espiritual de nuestro espíritu, y la tecnológica de nuestra civilización. Cuando se llegue a ese momento, se alcanzará la paz entre los hombres y también la armonía con la naturaleza, porque entonces la humanidad conocerá todas las claves y el significado metafísico de aquello que nos rodea.

21 LA ENCICLOPEDIA GALÁCTICA

El universo, se divide en una parte estable y rígida que representa las leyes basadas en la verdad y que crea el orden universal y luego existe la parte variable que representa todo aquello que está sujeto a nuestra propia voluntad o al tiempo. Todas las leyes universales que son constantes durante todo el ciclo cósmico pueden ser usadas como una guía y referencia para comprender aquello que desconocemos, es como si cada una de esas leyes fuera como un volumen de una gran enciclopedia universal. Si somos capaces de descubrir esas leyes tendremos las claves para poder comprender el funcionamiento de la naturaleza. Estas claves fundamentales no son demasiadas en número y van de mayor a menor importancia, pero cuando conectamos y relacionamos unas con otras pueden ayudarnos a desenvolver todos los enigmas del cosmos. Cada una de las claves que descubre un filósofo es como si fuera la sección de un círculo, esto significa que cuando se completa es posible comprender de forma global todo el conjunto, porque la conexión de todos sus elementos permite ver con claridad aquello que es común a todos y los representa. A partir de ese momento, es necesario pasar a otro nivel o círculo más alto para tener una comprensión más compleja del cosmos.

Una vez se asciende a otro nivel o rueda se tiene que comenzar desde el principio a comprender sus características globales, porque cada círculo es algo distinto al siguiente igual que ocurre en una escuela cuando se comienza una clase superior. Sin embargo, cuanto más se acerca el filósofo a la cima de los círculos más se acerca también a la cúspide del conocimiento en donde ya no tendrá que cambiar de opinión porque habrá llegado a la verdad. Podría decirse entonces, que el progreso es como una esfera llena de círculos en su interior, de este modo el salto a un nivel superior estaría determinado por la dimensión azul, recta y vertical, y el progreso dentro de cada círculo estaría representado por la dimensión roja, curva y horizontal. De este modo, las leyes universales y constantes estarían en consonancia con la dimensión azul y vertical, y las sujetas al error o la voluntad se encontrarían en la dimensión roja y horizontal.

Cada vez que una persona asciende a un nuevo nivel intelectual puede tener la sensación de que ese nivel está en contradicción con el anterior, pero eso se debe, a que cada nivel tiene circunstancias nuevas que si bien son diferentes no es cierto que estén en contradicción con los niveles anteriores. Es cierto, que las reacciones que debemos adoptar en cada plano tienen que ser diferentes al anterior, pero eso se debe, a que también aparecen circunstancias diferentes, por eso, nunca debemos estar completamente seguros de que una cosa vaya a ser igual en cualquier circunstancia. Quizás sea esta verdad evolutiva el origen de la leyenda bíblica de la escalera de Jacob. Esto es posible, porque en realidad todo el universo se encuentra conectado sea directa o indirectamente lo que determina que cada cosa tenga algo que ver con las demás, por eso cuando un filósofo logra sintonizar con las verdades universales puede progresar diez veces más rápido que si no tuviera esa conexión, esta circunstancia es lo que provoca la inspiración.

Cuando una persona se encuentra inspirada, es como si su mente estuviera conectada con la biblioteca universal, y en ese momento, es como si todas las preguntas encontrasen respuesta rápidamente o al menos los conceptos básicos. No es necesario que esta biblioteca esté en ningún lugar físico para que sea posible guardar los conocimientos, porque en realidad esos conocimientos se encuentran en el interior de todas las cosas, porque todo lo que está bien hecho ha sido construido en consonancia con las verdades universales y por lo tanto contiene esas verdades en su interior. En realidad, todo el universo ha sido construido en consonancia con estas verdades, por lo tanto, la clave es lograr conectar con esas claves para poder deducir las partes de esa verdad que nos cuesta más encontrar. Para lograr la inspiración, el filósofo debe tratar de ir hacia la fuente de los conocimientos evitando que la influencia del entorno y los prejuicios de su época actúen como un escudo infranqueable entre él y la verdad.

Aquellos que se interesan por la filosofía, necesitan alcanzar un cierto grado de aislamiento y la tranquilidad necesaria para poder detectar cuáles son esas leyes que se encuentran fuera del tiempo con el fin de poder usarlas para mejorar su propia vida y la de los demás. Estas leyes están fuera del tiempo y no cambian nunca, porque están basadas en la verdad. Estas leyes son fijas y constantes, porque no se pueden contradecir a sí mismas. Para detectar esas leyes constantes, aislarse del entorno es lo ideal, porque en esa situación el filósofo se queda estático con su cuerpo pero no con su mente. Esto es necesario, porque al ponerse en la misma situación de reposo que tienen las leyes que quiere descubrir, se adquiere la capacidad de entrar en sintonía con ellas. Algunos filósofos de la India se dieron cuenta de esta circunstancia y por eso, en la actualidad existe una representación teatral donde se trata de enseñar que para poder comprender el mundo es necesario que el cuerpo permanezca inmóvil mientras los ojos, que también representan la mente del filósofo, están en movimiento.

El tiempo y las leyes constantes forman una dualidad compenetrada de forma indefinida, pero el tiempo cambia sin cesar cuando el universo transforma la energía de las estrellas en evolución. Esa evolución, hace que la vida sea emocionante al suministrar novedades sin cesar a todos los seres que lo habitan, pero la necesidad de cambio continuo que tiene la evolución también nos expone a cometer errores. Esto significa que siempre vamos a vivir en un universo en el que una parte es fija, pura y verdadera y la otra es variable y expuesta a la equivocación. La parte fija no está sujeta a nuestra propia voluntad porque depende de la verdad y como la verdad no se puede contradecir a sí misma es constante siempre con independencia del tiempo, además, en el universo necesita que exista esa parte fija porque actúa igual que la columna vertebral en el cuerpo humano, es decir que representa la parte fija que sostiene todo aquello que es elástico y si puede cambiar. Luego está la parte horizontal y variable que depende de nuestra propia voluntad. Podría decirse entonces que el universo se divide a un 50% entre la dimensión rígida y vertical y la variable y horizontal.

La dimensión femenina, recta y vertical, es la que contiene las verdades universales que son constantes en todo tiempo y lugar, por eso, se las puede considerar leyes divinas. La dimensión horizontal, masculina, curva y variable, se caracteriza por el cambio vertiginoso que genera el tiempo y la energía de las estrellas. También nos ofrece el libre albedrío, por eso, nos expone a cometer errores. La existencia de esta dimensión variable, cambiante y sujeta a la posibilidad de cometer errores es lo que provoca la creencia de que vivimos en un mundo ilusorio, porque es muy difícil saber con exactitud qué parte de lo que creemos es puro, verdadero y en consonancia con los valores universales, y que parte es la consecuencia de nuestros propios errores de juicio. Este problema es mayor en aquellos planetas que todavía no han terminado su proceso de evolución.

Para encontrar cuáles son esas leyes constantes y verdaderas es necesario que el filósofo investigue cuáles de todas las cosas permanecen a lo largo del tiempo sin cambiar. Hay cosas duraderas que son correctas solo durante un tiempo y también hay cosas duraderas que están equivocadas, sin embargo, la verdad es lo más constante de todo, porque no hay nada en el universo que la puede contradecir de forma indefinida. Se puede negar la verdad durante un tiempo, pero no es posible engañar a todos todo el tiempo. Cuando un filósofo consigue detectar esas verdades universales que son constantes adquiere un punto de referencia excelente para comprender el mundo, a partir de ese momento puede diferenciar aquello que es temporal y sujeto al error y aquello que es indefinido y correcto. Lamentablemente, muchas ideas geniales descubiertas por los filósofos antiguos fueron mezcladas con las más burdas supersticiones, a veces esas supersticiones las tenían los mismos filósofos y otras veces fueron añadidas con posterioridad, el resultado final es una suma de creencias con una parte de verdad y otra equivocada. Por eso, es importante que un filósofo trate de ser imparcial y rechace los prejuicios, pero no me refiero a aquello que en los colegios o en el cine llaman prejuicios, que suele estar demasiado influido por opiniones políticas y no por pruebas, sino que debe negarse a llamar prejuicio a una actitud solo porque otros nos dicen que lo es, porque en realidad un prejuicio, se basa en considerar buena una conclusión sin molestarse en comprobar el sentido o la lógica que pueda tener. Sin embargo, mucho de lo que se enseña a los niños está lleno de prejuicios y se usa para dirigirlos a favor de la ideología política que domina en ese momento. Es decir que ese niño, cuando llegue a adulto, va a considerar prejuicio todo lo que se oponga a lo que le han dicho que es cierto, pero si actúa así va a estar lleno de prejuicios, porque actúa según lo que le han enseñado y no por un análisis imparcial, y todo porque no le apetece reflexionar sobre el mundo que le rodea y prefiere seguir la moda intelectual del momento. Es decir que en lugar de esforzarse en averiguar si una opinión es un prejuicio va a cometer el prejuicio de aceptar como buena la opinión equivocada de otros solo porque no quiere dedicar tiempo a meditar sobre el porcentaje de verdad que pueda tener lo que le han enseñado.

Un filósofo en cambio, cuando se aísla del mundo, reduce la influencia del entorno y de ese modo consigue con la meditación viajar por el tiempo y el espacio valorando todo de forma global, esto le permite acercarse mucho a la verdad si tiene la suficiente inteligencia. En realidad, cada cosa que nos rodea nos habla de las verdades universales, la forma redonda de los planetas o su movimiento repetitivo nos sugiere la naturaleza cíclica del cosmos. El color rojo y el azul representan solo una de las tantas versiones de la bipolaridad universal y la unión de ambos produce el equilibrio y la vida, por eso, el color verde la representa. Además, los valores universales se repiten sin cesar en cada nivel de la naturaleza lo que también sirve de guía para descubrir la verdad sobre cómo el universo se conecta y qué elementos son primordiales en su funcionamiento. Buscando todas esas coincidencias se puede entender la arquitectura del cosmos.

Hay quien piensa, que para poder meditar es necesario adoptar complicadas posturas con las piernas y las manos o emitir extraños sonidos, quienes dicen eso es porque no son capaces de encontrar el camino para conectar con el mundo espiritual y se engañan a sí mismos desarrollando absurdos rituales con su cuerpo. Actúan así, porque tienen la mente de piedra y por eso confunden lo físico con lo mental. La clave para meditar de forma eficaz es sencillamente buscar un lugar en el que sea posible estar cómodo y sin excesivas interferencias del mundo exterior, la mayoría de las veces ese lugar ideal es la propia casa.

Para ser un hombre completo, es necesario enriquece a sí mismo buscando la verdad y dudando de todo, porque para acercarse a la verdad hay que estar dispuesto a sufrir la decepción de tener que reconocer que se está equivocado, porque de este modo es posible hacerse más fuerte y más sabio al tener la verdad como único cimiento del ser. Con cada decepción y con cada error que reconozcamos podremos avanzar un paso, hasta que ya no tengamos que cambiar de opinión porque habremos llegado a la verdad, así obtendremos el beneficio de ir por el camino correcto.

Es cierto que mis libros suelo repetir con frecuencia los mismos temas o conceptos, esto se debe a que cada uno de ellos en realidad representa las claves del cosmos, por eso, me parece adecuado repetirlos ya que pueden servir como guía a los lectores, pero siempre será mejor repetir una verdad, que olvidarse de ella. Si el lector comprende esas claves y las une en su mente, quizás pueda dar ese salto intelectual que le ayude a comprender todo aquello que le falta. También es útil repetir un tema cuando se trata de profundizar en algo que no ha sido explicado en profundidad o cuando se trata de añadir algo nuevo. Debemos tener en cuenta, que en el universo todo se repite y todo se relaciona y del mismo modo que no nos parece extraño que la rueda de un coche, los días, o los años repitan su movimiento sin cesar, del mismo modo yo suelo repetir aquello que está relacionado con otros asuntos diferentes. En realidad son esas repeticiones lo que marca la diferencia entre aquello que es importante y lo que es secundario.

Encontrar la inspiración no es fácil, porque cuando se intenta ascender de la densa confusión de este mundo hacia la diáfana claridad de las verdades espirituales con frecuencia, esa inspiración se ve interrumpida por el influjo de la materia que trata de llevarte hacia abajo y como si fueran nubes grises se interponen en medio del cielo azul dificultando de esa manera la visión a gran distancia y en consecuencia la profundidad de las conclusiones alcanzadas. Por eso, cada vez que un tema se repite, es como un nuevo intento para llegar un poco más arriba y conocer cada tema en mayor profundidad.

En realidad, tanto la materia como el espíritu son necesarios para alcanzar la felicidad, vivir en la materia es bueno y necesario, porque nos proporciona un inmenso caudal de nuevas emociones que hacen que cada día sea diferente, esa, es la verdadera razón por la que construimos nuestros cuerpos y nos reencarnamos en ellos, pero al mismo tiempo tiene sus propios inconvenientes, porque su densidad y cálido vigor también favorece la confusión, pero esto, solo será así durante un tiempo limitado hasta que el mundo termine de completar el proceso de evolución. Cuando eso ocurra, la dimensión espiritual y material encontrarán su equilibrio y todas las verdades quedarán por fin aclaradas. Entonces, los espíritus reencarnados en la forma humana, podrán vivir indefinidamente en paz, porque el mal ya no tendrá ninguna oportunidad de hacer daño a las personas, porque la verdad universal que es la auténtica definición de Dios vivirá para siempre en la Tierra.

Para poder progresar en el aspecto filosófico el hombre necesita tener tiempo para poder meditar y así poder descubrirse a sí mismo, por eso, me parece inaceptable que en algunos países la jornada laboral sea demasiado larga, porque así se convierte a los trabajadores en esclavos. Lo ideal sería que la jornada laboral nunca fuera superior a ocho horas diarias para los trabajadores jóvenes y no más de cuatro horas diarias para los trabajadores con más de cincuenta años, junto con uno o dos días libres por semana. Esto es lo mejor, porque debemos trabajar para vivir y no vivir para trabajar, una cierta cantidad de trabajo al día es bueno como ejercicio y como entretenimiento, pero es inaceptable que se convierta a las personas en simples máquinas para producir en masa.

También me parecen despreciables los manipuladores y dominantes de tantas sectas y organizaciones que intentan distraer a la gente minimizando los problemas reales del mundo con el fin de que solo les escuchen a ellos, estas son formas de manipulación mental y posesión que no se diferencian mucho de la conducta propia de los espíritus malignos o las personas dominantes. Ellos sienten envidia y celos de cualquiera que solicite nuestra atención o alga algo bueno por nosotros, porque solo quieren que creamos y escuchemos lo que ellos dicen, tratan de impedir que nos relacionemos con nuestras familias y que solo leamos los libros que ellos venden, ellos son como agujeros negros mentales que esconde su codicia detrás de bonitas palabras. Estos parásitos sociales fingen ser muy científicos, pero tratan de evitar que accedamos a fuentes de información fiables, usan nuestro miedo y también el egoísmo que podamos tener para engañarnos, porque si el miedo no es suficiente, entonces nos sugieren que dentro de su secta podremos obtener beneficios a costa de los demás. Ellos fingen tener una bondad que no tienen, por eso, la gente que no se preocupa por encontrar la verdad es el terreno ideal para sembrar sus mentiras.

Un ejemplo de esto lo tenemos cuando ocurren enfermedades o epidemias, porque estos individuos alarmistas que todo lo niegan siempre tratan de quitar valor a lo que nos dicen las autoridades sanitarias porque sienten envidia de cualquiera que requiera nuestra atención. Con esa actitud demuestran tener un comportamiento claramente posesivo.

Es cierto que las empresas farmacéuticas tratan de influir en los políticos para que nos animen a tomar más medicinas de las necesarias, porque para ellas una sociedad enferma y adicta a las medicinas es su modelo ideal, ya que les proporciona más ganancias. Es evidente, que la paranoia genera más paranoia y el miedo genera más miedo y a las empresas farmacéuticas les interesa que haya miedo y paranoia para así poder vender más medicamentos y hacerse ricas a costa de la salud de los ciudadanos.

Es como cuando hay epidemias y las empresas farmacéuticas nos dicen que debemos cambiarnos de mascarilla cada cuatro horas para estar protegidos, pero que, sin embargo, no dicen nada sobre el porcentaje de aire que entra sin filtrar por los laterales de la mascarilla cuando respiramos, para no perjudicar sus ventas. O cuando dicen que tenemos que vacunarnos tres veces en siete meses sin aportar pruebas concluyentes que lo demuestren. Es evidente que las mascarillas o las vacunas protegen de las enfermedades, también es lógico que en esa situación el gobierno trate de favorecer que la gente se vacune, pero es indignante que después de haber recibido dos dosis en un mes traten de imponer una tercera dosis casi seguida de las otras amenazando a quienes no quieren seguir vacunándose de tratarles igual que a aquellos que no se han vacunado nunca.

Esto parece ser más la consecuencia del interés económico unido a la paranoia que una verdadera necesidad médica, porque no hay ninguna prueba que demuestre que con dos vacunas no estemos protegidos al menos un año. Esto es lo que ha ocurrido con el coronavirus en el año 2021.

Da la impresión de que quisieran imponer una dictadura para el pueblo pero sin el pueblo, porque, si todo lo que está relacionado con la enfermedad es obligatorio, ¿qué margen le queda entonces a los ciudadanos para decidir sobre su propio cuerpo o para ejercer el libre albedrío? Luego, los partidos políticos de la oposición, con su comportamiento de acoso al gobierno, acaban favoreciendo a las empresas farmacéuticas, porque con el fin de llegar al poder, acusan al gobierno de no proteger a los ciudadanos sin no apoya la sobre medicación, luego, el gobierno, para no verse atacado por esas acusaciones, termina apoyando el exceso de medicinas, y lo que es peor, trata de imponerlo con amenazas. Al final, lo que comenzó siendo en un principio un problema médico, termina convirtiéndose en un problema de codicia, afán de poder, miedo y paranoia. Luego, estos comportamientos, se retroalimentan unos a otros hasta límites insospechados. Es decir que por un lado, en los países ricos se amenaza a los ciudadanos para que se sigan vacunando sin cesar en una rueda sin fin, pero por el otro, los países pobres tienen que seguir esperando para recibir esas vacunas. ¿Dónde quedó entonces la solidaridad internacional? Es evidente que, cuando la cobardía manda, la dignidad se olvida.

Es cierto que las enfermedades y las epidemias existen y pueden matar a la gente, por eso, lo correcto es buscar el término medio. Es decir que por un lado debemos reconocer que las empresas farmacéuticas están más interesadas en vender medicinas que en curar enfermedades, y los políticos están más interesados en conservar sus privilegios que en respetar los derechos civiles, pero tampoco debemos aceptar a esos timadores que niegan todo lo que nos dicen los médicos para que solo les escuchemos a ellos y así tenernos controlados, porque a ellos no les interesa la salud sino el poder que ejercen sobre sus grupos sociales, por eso, no dudan en mentir todo lo que sea necesario con tal de no perder el poder que tienen sobre la voluntad de los demás.

En realidad son unos hipócritas, porque miran la paja en el ojo ajeno pero no miran la viga en el suyo. Ellos quieren que pensemos que todo lo que procede del exterior a su secta es malo, y para convencernos usan las medias verdades. Es cierto que en el mundo hay muchas cosas malas, pero las sectas son, sin duda, de las peores que existen. Tanto las empresas farmacéuticas como los alarmistas, intentan obligar a los ciudadanos a apoyar su punto de vista como si la verdad fuera suya en exclusiva cuando eso no es así. Es como si dos personas que van por la selva perdidas se pusieran a discutir sobre qué camino es mejor tomar, si el camino en el que están los leones, o el camino en el que están las hienas, el dilema es que existe el mismo peligro en los dos caminos. Con las empresas farmacéuticas y los grupos que las rechazan es parecido, porque ambos tienen algo de bueno, pero también algo de malo, porque ambos se disputan nuestra atención con el fin de beneficiarse a nuestra costa, por eso, lo mejor es reconocer que ambos bandos tienen algo de razón, pero también algo de lo que deben avergonzarse.

Muchas de las personas que se adhieren a esas organizaciones extremistas no son mejores que sus líderes, porque se comportan como vampiros sedientos de sangre, la organización les reúne y les da los argumentos y medios para desarrollar su maldad pero la maldad ya la llevan en su interior. Esas organizaciones les sirven de pretexto y les proporcionan los medios para sacar su maldad al exterior, ellos culpan a los demás de sus problemas personales o familiares sin reconocer nunca su propia responsabilidad. Tratan por todos los medios de que la gente les considere víctimas cuando en realidad son déspotas degenerados, porque no hay mayor vileza que usar los problemas del mundo como excusa para justificar su propia violencia y disimular así la maldad y la arrogancia que llevan dentro. Ellos tratan de que la gente crea, que el hecho de haber tenido un determinado problema personal les otorga el derecho a maltratar a personas inocentes. Pero eso solo es una excusa, porque si de verdad les preocupase la justicia, entonces lucharían contra los tiranos en lugar de unirse a ellos. La verdad es que estas organizaciones están dirigidas por déspotas degenerados que se han dejado dominar por la arrogancia, pero muchos de los que se adhieren a ellas también lo son. Ellos usan los problemas de la sociedad para ocultar su propia maldad, porque en muchos casos culpan de sus problemas personales a personas inocentes para así poder maltratarlas y luego tratan de defenderse diciendo que actuaban en defensa propia. Con su conducta criminal solo demuestran que son unos hipócritas.

También es cierto, que los gobiernos suelen poner las epidemias o la salud pública como excusa para limitar las libertades civiles más allá de lo que las enfermedades exigen, porque al final el dilema es ¿qué debe estar primero, si la libertad para decidir por uno mismo con el riesgo de contagiarse, o el derecho del gobierno a limitar la libertad para reducir las epidemias? En mi opinión, la solución es el término medio, porque durante una epidemia es bueno reducir los contactos sociales para evitar los contagios, pero también es cierto que cada persona puede decidir por sí misma cuál es el riesgo que quiere correr porque al fin y al cabo se trata de decidir sobre su propio cuerpo y su propia vida. El gobierno dice que limita nuestros derechos o el libre albedrío para protegernos de las enfermedades, pero las cárceles están llenas de personas cuyo único delito fue consumir o vender sustancias alucinógenas que, aunque es cierto que son perjudiciales para la salud y por mi parte las rechazo totalmente, sin embargo, considero que debe ser cada ciudadano el que tome la decisión de aceptarlo o rechazarlo y no el gobierno, porque cuando se trata de nuestra propia salud y nuestro propio cuerpo, la decisión de lo que consumimos tiene que ser nuestra.

El gobierno no tiene derecho a encarcelar a nadie solo por hacer uso de su propia libertad, pero que encima digan que lo hacen por nuestro bien es un insulto a la inteligencia. Esto mismo ha ocurrido con el consumo de alcohol, la prostitución o el juego, que por motivos morales ha sido prohibido en distintas ocasiones a lo largo de la historia. También en los países musulmanes es normal obligar a la mujer a llevar un velo que cubra la cabeza total o parcialmente. La reflexión que de todo esto tenemos que hacer, es que el hecho de que una cosa pueda ser moralmente rechazable no significa que lo deba ser legalmente. El gobierno no tiene derecho a multar ni encarcelar a nadie por sus ideas o por sus actitudes morales cuando solo le afecten a sí mismo. En aquellos casos en que se considere que un determinado comportamiento, o el consumo de alguna sustancia es perjudicial para la salud, el gobierno debe crear campañas informativas para alertar a la población, también les podría dejar fuera de la asistencia sanitaria gratuita para hacerles reflexionar, pero no deben cruzar nunca la línea que implica invadir el libre albedrío de los ciudadanos.

Es cierto que hay muchas conductas y sustancias como las drogas que son perjudiciales para la salud, pero cuando se aplican a uno mismo el gobierno no tiene por qué impedirlo, más bien al contrario debe permitir su consumo para que cada persona descubra por sí misma lo equivocado de su acción, pero siempre y cuando no perjudique a otros como ocurre por ejemplo cuando se va a conducir o mientras se está en el trabajo. Al mismo tiempo es necesario eliminar cualquier atenuante para quien cometa un delito bajo los efectos de las drogas o el alcohol, porque el hecho de respetar el libre albedrío no impide que se deba aplicar un justo castigo para quien se lo merezca como consecuencia de sus actos. Es necesario actuar así para que los ciudadanos abandonen sus malos hábitos, por eso, el gobierno debe respetar su libertad, pero al mismo tiempo exigir las responsabilidades por los daños que pudieran causar a otros. Es decir que la clave de esta cuestión es, por un lado respetar el libre albedrío, pero al mismo tiempo educar a la población castigando cualquier delito cometido bajo la influencia de estas sustancias. Esto es imprescindible para que las personas tomen conciencia de que todo acto contra los derechos de los demás debe tener un justo castigo. Siguiendo este procedimiento nadie iría a la cárcel solo por ejercer su libre albedrío y las mafias ya no podrían actuar, así terminaría la guerra civil entre quienes apoyan el comercio de estas sustancias y quienes se oponen a él por la fuerza. Con este sistema, los ciudadanos comprenderían que el derecho a hacer lo que queramos no implica que no vayamos a ser castigados cuando usamos nuestra libertad para hacer daño a otros, así se aprendería a usar la libertad de forma más responsable.

Lamentablemente, la muerte nos priva de todos los conocimientos que durante la vida hemos acumulado, excepto aquellos que se guardan en el espíritu, eso no sería un problema si después de reencarnarnos las enseñanzas que recibimos fueran puras y verdaderas, porque con ellas volveríamos a tener los conocimientos más importantes, pero los prejuicios humanos y las mentiras que los políticos obligan a enseñar en las escuelas para favorecer su continuidad dificultan mucho que las personas puedan llegar a la edad adulta con una mente limpia. Eso no tendrá solución hasta que el mundo complete su desarrollo y las tinieblas de la ignorancia dejen paso a la luz del conocimiento, entonces, el hecho de que el cuerpo muera para que los espíritus puedan reciclarse ya no tendrá importancia, porque ya no existirán los prejuicios y las enseñanzas que recibirán los niños estarán basadas en la verdad.

Si sumamos la pérdida de recuerdos que la muerte implica para el espíritu, junto con todas las circunstancias que durante la vida nos impiden tener tiempo para meditar y encontrar la verdad, al final es difícil llegar a tener una visión objetiva de la realidad. Porque primero, en la niñez, tenemos que dedicar mucho tiempo a memorizar lo que se nos enseña, es cierto que mucho de lo que se enseña en los colegios es cierto, pero también es cierto que es el medio ideal para que el gobierno, mediante el ministerio de educación, trate de condicionar a los alumnos para que asuman como verdades absolutas aquello que les beneficia. En los hogares, los niños, también están expuestos a asimilar los prejuicios de aquellos padres que no se preocupan de encontrar la verdad y su única preocupación es leer los periódicos deportivos.

Luego, al llegar a la edad adulta, tienen que dedicar mucho tiempo a trabajar y cuidar a los niños que puedan tener. Esto determina, que al final, el tiempo que cada persona dedica a observar el universo y preguntarse el motivo por el que todo existe y cuál es su razón de ser se reduce a muy poco, pero la gente tiene que comprender, que es cuando meditamos cuando de verdad somos libres, porque si asumimos como cierto todo lo que nos cuentan entonces acabaremos siendo marionetas de los manipuladores y nuestra vida se resumirá en trabajar, reproducirse, entretenerse con los sentidos corporales y morir. Debemos escuchar al silencio, es decir debemos detenernos y mirar a nuestro alrededor para poder comprender el mundo real, porque cuanto más nos preocupemos por meditar y comprender, mejor podrá ser nuestra vida. Debemos sentir el dulce placer de la filosofía que pocos conocen, pero no me refiero solo a la filosofía que se lee en un libro, sino la filosofía que se adquiere con la meditación, debemos despertar el ojo de la mente, es decir debemos comprender que el mundo puede ser cambiado si dedicamos tiempo a descubrir cómo hacerlo mejor. La capacidad para valorar la importancia de las cosas es inversamente proporcional a la velocidad que usamos para analizarlas, es decir que cuanto más despacio las analizamos más profundo es el análisis, por eso, es necesario el silencio y la lentitud para poder comprender sus detalles.

22 EL SIMBOLISMO SOLAR

En el pasado, era común en las religiones la adoración al sol, la razón era simple y es que lo veían como un símbolo del gobierno universal por ser la fuente de energía que anima la vida en la Tierra. También influía en ello creer que solo existía un sol en el universo y en consecuencia todo el universo dependía supuestamente de su energía, solo después de varios milenios se descubrió que en realidad todas las estrellas son soles y el nuestro ni siquiera es el más grande, lo que ocurre es que tienen poca luminosidad porque se encuentran muy lejos de nosotros. Por eso, es un error considerar al sol como un equivalente de Dios, porque en realidad solo es una estrella que a su vez gira en torno a otra estrella más grande llamada agujero negro. El valor simbólico del sol es igual de importante que el valor simbólico de la Tierra, el sol representa la dimensión masculina y la Tierra la dimensión femenina y ambas son igual de importantes para el progreso del cosmos, pero con la diferencia de que cada una actúa en planos distintos y de forma diferente por eso, quien adora al sol al mismo tiempo desprecia a la Tierra. No tiene sentido adorar al sol o a los planetas de forma individual, porque cada uno de ellos solo representa elementos secundarios del universo, por eso, lo correcto es entender a Dios como aquello que reúne a todo el universo en una sola cosa es decir que Dios es aquello que es común a todos y no algo individual.

Es cierto que debido a su energía y gravedad el sol es el gobernador físico del sistema solar, pero a su vez él, está gobernado por la estrella también llamada agujero negro situado en el centro de la galaxia, a su vez las galaxias, están controladas por otra fuerza superior que gobierna el universo. Es decir que el sol, como gobernador gravitatorio del sistema solar puede ser considerado una parte del poder universal y por lo tanto también representa a Dios, pero esa representación solo tiene sentido si se entiende de forma indirecta, por eso, es un error adorarle como se hacía en el antiguo Egipto, porque el universo es mucho más grande y en él, nuestro sol, solo es una pequeña estrella. La importancia y superioridad del monoteísmo consiste en que unifica el universo en una sola cosa al definir a Dios como el valor supremo que está por encima de otros elementos menores como el sol o los planetas. El sol igual que los ángeles puede ser considerado como un representante de Dios pero no tiene sentido que se le adore o se le confunda con él.

El hecho de que el sol sea el gobernador gravitatorio del sistema solar y al mismo tiempo sea un símbolo masculino explica por qué, en el pasado, era normal considerar a Dios como un ser masculino, esto es debido, a que el concepto del mando o la acción son por naturaleza masculinos, aunque en términos absolutos los dos aspectos dimensionales o sexuales sean igual de importantes. Esto ocurre también en el gobierno de una ciudad o un país, porque el centro de poder es simbólicamente masculino, y el resto de la sociedad que se encuentra gobernada por él es simbólicamente femenina y por eso actúa de forma pasiva. Dios, sin embargo, es neutral, y no tiene un solo sexo o tiene los dos, pero como el concepto del mando es de naturaleza masculina es normal que se considere a Dios como un ente masculino aunque en términos absolutos no sea cierto. Esto significa, que la dimensión femenina de la naturaleza tiene en el universo la misma importancia que la masculina, pero no participa en el mando universal de forma directa sino indirecta.

Tampoco debemos olvidar la importancia de la Tierra y los demás planetas como símbolo femenino y con la misma importancia que el sol, porque para crear vida orgánica no solo es necesaria la energía del sol sino también la materia de la Tierra, por eso, Dios no puede representar solo a una parte sino a todo el universo. Es decir que el sol es el gobernador del sistema solar y el agujero negro es el gobernador de la galaxia, pero solo desde el punto de vista activo, directo o masculino, pero la Tierra y los planetas, gobiernan el sistema solar desde un punto de vista pasivo, indirecto y femenino.

El sol gobierna el sistema solar con su fuerza de gravedad y su energía, y por eso, en este plano, los planetas deben estar sometidos a él. El sol por su forma circular representa los valores universales y la naturaleza cíclica y repetitiva del cosmos y por su luminosidad representa la fuente de energía y luz que ayuda a progresar a los seres biológicos. Los dos sexos tienen la misma importancia en el universo pero el concepto del mando solo le corresponde al sexo masculino, porque si ambos sexos compartieran el mando del mismo modo, entonces el mundo no podría ser gobernado y no existiría la evolución porque ambos sexos se neutralizarían mutuamente. Es decir, que el sexo o el polo femenino de la naturaleza, debe participar del poder universal del mismo modo que el sexo o el polo masculino, pero no de forma directa sino indirecta.

No tiene sentido que existan dos cabezas en un mismo cuerpo ni dos comandantes en un mismo barco, por eso, la naturaleza determinó que ambos sexos sean igual de importantes, pero deben actuar cada uno en dimensiones distintas. Es decir que el lado masculino actuaría como gobernador y el lado femenino como gobernado. No debemos confundir el hecho de ser gobernado con estar en peores condiciones, porque los posibles casos de injusticia o tiranía que se producen como consecuencia del poder no son la consecuencia de la distribución de funciones que hace la naturaleza, sino del comportamiento erróneo o desequilibrado que tienen las personas.

El hecho de que el mando sea por naturaleza un concepto masculino, es la razón por la que se creó el mito de Eva saliendo de la costilla de Adán, con esto se quería simbolizar que el lado femenino de la naturaleza aun siendo igual de importante que el masculino en términos absolutos sin embargo, debe aceptar el liderazgo de este en aquellos aspectos de la vida en los que prevalece el lado masculino, esto es necesario para que el universo pueda ser gobernado y no caiga en la anarquía. El lado masculino de la naturaleza representa la acción y el lado femenino la reacción, el lado masculino o positivo representa la fuerza centrípeta y el lado femenino o negativo representa la fuerza centrífuga, el hombre representa la atracción y la mujer la repulsión, el hombre representa la concentración del poder y la mujer la dispersión. El valor es masculino y el miedo es femenino pero ambos son igual de necesarios para vivir, porque quien es demasiado valiente y no siente ningún miedo muere joven en algún absurdo accidente, eso demuestra que ambas cualidades son igual de necesarias para llegar a viejos. Solo cuando se crea un equilibrio entre las dos polaridades el universo funciona correctamente por eso, los gobiernos demasiado masculinos o de derechas dan lugar a dictaduras y pérdida de libertades civiles, y los gobiernos demasiado femeninos o de izquierdas dan lugar a anarquías y delincuencia.

Esto demuestra, que la clave está en el equilibrio de ambas fuerzas sin que una predomine demasiado sobre la otra. El lado masculino de la naturaleza debe gobernar o más bien representar la parte de la acción inicial de los procedimientos, pero en justa consonancia con el lado femenino que le complementa. Uno es acción y otro reacción, un polo gobierna de forma directa y vertical, y el otro de forma indirecta y horizontal, los dos son igual de importantes pero participan en el gobierno universal de forma diferente. El lado masculino debe actuar de forma activa y el lado femenino de forma pasiva e indirecta para evitar que se produzca una contradicción que anule la utilidad que tiene la separación sexual. En el universo, las dos polaridades tienen la misma importancia por eso, en lugar de decir que un sexo manda sobre el otro lo correcto sería decir que el sexo masculino manda sobre la dimensión material, y el sexo femenino manda sobre la dimensión espiritual. El poder político o de gobierno es masculino y actúa en el plano vertical, y el área o población sometida a ese gobierno es femenina y actúa en el plano horizontal. De este modo, el liderazgo del hombre sería directo y el de la mujer indirecto para no contradecirse. El objetivo que tiene esto es que las dos polaridades se relacionen de forma equilibrada para que de este modo ambas tengan sus derechos reconocidos. Dicho de otra forma, se trata de hacer que en lugar de existir dos mandos iguales que compitan entre sí, exista uno que represente a los dos con el fin de acelerar los procesos.

Todo esto demuestra, que es un error considerar al sol como un Dios, pero sí se puede entender que está en conexión con él al formar parte del gobierno universal si se plantea este gobierno desde un punto de vista físico. Los antiguos, representaban las fuerzas de la naturaleza en sus versiones masculinas o femeninas en forma de dioses simbólicos de forma humana porque no comprendían que esas fuerzas en realidad surgían de todos los seres que pueblan el cosmos y actúan con la misma proporción. Sin embargo, a lo largo de la historia ha sido común en las distintas religiones considerar al Dios universal o principal como un ser masculino debido a que la función de liderazgo o iniciativa principal corresponde por naturaleza al sexo masculino, aunque el lado femenino de la naturaleza también participe por igual aunque sea de otro modo. Es, en definitiva, una forma de trasladar a la forma humana el liderazgo que el sol ejerce sobre el sistema solar, porque se deduce que igual que el sol gobierna los planetas el hombre debe gobernar la familia.

Hoy en día resulta fácil juzgar a los antiguos diciendo que la mujer era discriminada, pero eso ocurre porque juzgan el pasado según las circunstancias del presente, porque sería absurdo asignar en aquellos tiempos a las mujeres tareas típicamente masculinas cuando en la mayoría de los casos tenían una numerosa familia que atender, porque debido a la corta duración de la vida que era normal en aquellos tiempos a las mujeres no les quedaba otra opción que tener muchos hijos y en consecuencia debían dedicar mucho tiempo a ocuparse de ellos. No era entonces una cuestión de discriminación sino de realidad práctica, no era el hombre el que provocaba la separación de funciones sino la misma naturaleza. En la actualidad, las feministas presumen de ocupar cargos típicamente masculinos mientras se niegan a tener los hijos que la sociedad necesita, pero no se dan cuenta, que al comportarse así condenan a la sociedad occidental a terminar siendo un mundo de ancianos. Es evidente que en este caso la palabra feminismo está frívolamente utilizada, porque lo que hacen no es favorecer a la mujer, sino convertir a las mujeres en hombres. Si no hubiera existido la separación polar o sexual en la naturaleza, el universo no hubiera podido existir, porque es precisamente la existencia de esta separación de polaridades en masculino o femenino, vertical y horizontal lo que determinó que las partículas de polvo espacial se unieran en unos sitios más rápido que en otros dando lugar a las estrellas y los planetas. Si el universo solo tuviera una dimensión sin diferencia polar o sexual sería tan simple que no podría evolucionar, porque con un solo plano y sin diferencias no podría crear el contraste entre el arriba y el abajo o el frío y el calor.

Ahora, las feministas tratan de convencernos de que cada vez que se pronuncia la palabra (todos) tenemos que añadir (y todas) cuando hay hombres y mujeres juntos, porque según ellas si no se hace así no hay igualdad. Pero si se hace así, se crea un nuevo problema, porque entonces habría que decidir que género va delante si el masculino o el femenino, porque si pronuncias el género masculino delante del femenino las feministas pueden decir que se está cometiendo una discriminación, es decir que es lo mismo que si no se pronuncia el género femenino. En ese caso el cambio no habrá servido para nada porque el hombre seguirá teniendo preferencia sobre la mujer al pronunciarse primero, pero si se hace al revés tampoco habría igualdad. Si se pronuncia delante unas veces el género masculino y otras el femenino también será un lío, porque entonces habría que determinar porqué unas veces se pone primero el género femenino y otras el masculino. La conclusión es, que de una cuestión simple se crea un problema enorme, porque el hecho de que se haya elegido el género masculino como representante de los dos no es para discriminar sino para simplificar los procedimientos, porque así se puede evitar tener que elegir el género cada vez que se pronuncia una frase.

El sexo masculino debe gobernar el femenino del mismo modo que el capitán de un barco gobierna a los marineros, esto no se hace porque se quiera discriminar a los marineros, sino porque es más sencillo si el capitán los representa a todos ellos. La naturaleza decidió elegir al hombre como representante de los dos sexos sencillamente porque el mando es una cualidad específicamente masculina. Es la actitud que adoptamos en la vida lo que determina la orientación sexual. Esto significa, que si las mujeres adoptasen actitudes propias de los hombres entonces sus propios cuerpos irían cambiando para parecer hombres, lo que supondría desaprovechar las ventajas que la especialización sexual tiene para la humanidad.

Dentro de todas las personas e incluso dentro de las cosas existen tanto los valores masculinos como los femeninos, eso significa, que el hecho de que se considere a cada uno como representante de un sexo u otro depende mucho de la actitud que se adopta, es decir que la razón por la que existen los sexos, es porque durante miles de años nuestros antepasados decidieron realizar funciones diferentes con el fin de mejorar la especie. El sexo no es solo algo que sirva a fines reproductivos, sino que está presente en todo o en casi todo lo que existe en el universo y se muestra en distintas versiones como son por ejemplo, los polos magnéticos, el sonido y el silencio, el frío y el calor o el día y la noche.

El sol es un símbolo masculino y la Tierra es un símbolo femenino, pero solo dependiendo con respecto a qué se considere. El sol es masculino, porque los planetas giran a su alrededor al reconocer su supremacía gravitatoria, pero es femenino, si se plantea como una estrella que gira alrededor del centro galáctico. Es decir que un astro puede cumplir un papel masculino o femenino dependiendo del plano en el que se encuentre, por eso, como elemento participante del gobierno universal puede considerarse en conexión con los valores divinos pero solo de forma indirecta porque nunca se debe confundir una parte con el todo.

Quizás por esa asociación entre el sol y el calor con el simbolismo masculino a las mujeres les gusta tanto el verano, porque la dimensión femenina representa el frío y el invierno, por eso, con el calor del verano que es masculino se complementa su naturaleza femenina. Esto es así, si se analiza desde un punto de vista metafísico. El verano da ilusión de vivir y es ideal para hacer viajes o cosas en el exterior, pero el invierno es puro y noble, porque es ideal para meditar, también ayuda a conservar los alimentos, reduce la fiebre, favorece la tranquilidad y se duerme de maravilla.

El verano puede ser música y estímulo pero también ruido y agobio, y el invierno puede ser silencio y paz, pero también aburrimiento y frío. Cada una de estas dos estaciones, representan en realidad los dos polos de la naturaleza y si sabemos administrarlos de forma equilibrada nos pueden ayudar a vivir mejor. El verano es masculino y material, y el invierno es femenino y espiritual. El verano favorece el viaje exterior con nuestro cuerpo y el invierno favorece el viaje interior con nuestra mente, eso significa que si llueve o hace frío tenemos una buena oportunidad para mejorar nuestro nivel intelectual leyendo o meditando, eso puede explicar en parte el gran desarrollo de la civilización europea.

Las mujeres, tienen el aura principalmente de color azul, sin embargo, cuando adoptan comportamientos propios del sexo masculino tienen el aura de color amarillo que es el color típico del sexo masculino. Esta sensación no siempre se debe a que renieguen de su sexo necesariamente sino a que están ligeramente orientadas hacia el sexo contrario en lugar del suyo. A su vez, las personas con demasiado carácter y muy autoritarias tienen el aura roja porque su personalidad está cruda e inacabada, unas veces es por la educación que han recibido y otras es la consecuencia de tener un desarrollo genético mal definido, por eso, son tan radicales. También hay que aclarar, que por aura no me refiero a ningún tipo de luminosidad sino a la sensación psicológica que producen. Estas mujeres son menos femeninas, pero a cambio suelen tener más reflejos y carácter que las otras. Esta característica probablemente está relacionada con un fallo hormonal que las hacen parecer algo masculinas pero la decisión de renegar de su sexo no lo determina la genética sino su propia voluntad.

Esto significa, que para realizar tareas típicamente masculinas son mejores que las otras, pero eso también significa, que como mujeres son menos eficaces, lo que para ellas representa una contradicción. Hasta aquí hemos hablado del color característico de cada sexo, pero eso no significa que por ser hombre o mujer los colores de su sexo sea lo único que los represente, porque luego existen los colores simbólicos de cada raza, o los colores simbólicos de cada personalidad, por eso, el color de cada persona es la suma de todos esos aspectos en general.

Los extraterrestres también se sirven del simbolismo solar al usar naves que imitan la forma del sol. Cuando decidieron darle el aspecto redondo y luminoso característico, no lo hicieron pensando en usarlas solo para desplazarse, sino que también tiene como finalidad fomentar en el hombre la búsqueda de la verdad, la espiritualidad y los valores divinos, en lugar de limitarse al enfoque materialista que predomina en la actualidad. El sol no representa a Dios directamente, pero sí indirectamente al ser el centro gobernador del sistema solar desde un punto de vista energético o gravitatorio. Además, el círculo representa la eternidad y la renovación, y la luz simboliza el conocimiento, la justicia y la verdad.

El pensamiento materialista que predomina en la actualidad es hipócrita y se contradice a sí mismo cuando dice que busca la verdad, porque no tiene sentido decir que la materia cambia, reacciona o se adapta, pero al mismo tiempo no tiene vida y conciencia propias. Con esa actitud ciega, es muy difícil que la humanidad pueda comprender los verdaderos fundamentos de la materia que van más allá de la física para entrar en la metafísica. Ellos se esconden diciendo que necesitan pruebas materiales para cosas espirituales, es como decir que no reconocen la existencia de la conciencia o el sentimiento solo porque no se pueden pesar.

El espíritu también es semejante a un pequeño sol, porque es esférico y provisto de su propia energía, cuando un espíritu se reencarna en un cuerpo, en realidad se instala en el cerebro que tiene su misma forma circular y toma el control del cuerpo a través de las neuronas que le sirven como interruptores. También tiene la capacidad de hacerse invisible a voluntad o brillar como una pequeña estrella. En realidad, nosotros somos el espíritu, y el cuerpo solo es el instrumento del que nos servimos para manifestarnos en la materia porque esta nos ofrece toda la diversidad de emociones que el espíritu necesita para ser feliz.

Contra esa actitud materialista que niega la vida eterna del espíritu y que reconoce a la materia la acción, pero al mismo tiempo y de forma contradictoria le niega la vida y conciencia propia, el ser humano se condena a ver solo una parte de la realidad negando la restante. Cuando solo se reconoce la parte material de la vida es como reconocer solo la parte masculina del universo, por eso, es necesario reconocer también la parte femenina y espiritual para estar en consonancia con la naturaleza. Reconocer solo la parte material de la vida vuelve al hombre seco, áspero y sin alma, o mejor dicho le vuelve opaco para sentir de forma plena las emociones del alma, lo que le hace incapaz de ser plenamente feliz. En realidad, todas las personas tienen alma, pero cuando solo se tiene en cuenta la parte material de la vida en perjuicio de la espiritual, entonces el alma tiene muchas dificultades para ser feliz, porque la felicidad surge del equilibrio entre la parte masculina o material y la femenina o espiritual.

Se podría decir, que la distancia que separa al hombre del mono es la misma que separa al hombre de un ser superior que ya ha terminado su periodo de evolución por eso, la humanidad debe hacer un esfuerzo para reconocer los valores espirituales que le faltan para estar completa del todo.

Al principio del universo, todo era caos, fuego y energía, por ello, existía un predominio de la parte roja y masculina. Con el tiempo, el universo y la Tierra se fueron enfriando provocando que cada vez hubiera más orden, esto significa, que al final del ciclo cósmico lo que predominará será el frío, el orden y la dimensión femenina. Esto será así en lo que se refiere a la energía del universo, pero en cambio las personas necesitan mantener una situación de equilibrio energético durante todo el tiempo. Ese exceso inicial de presencia masculina en el universo ha confundido a la humanidad, porque le da un valor excesivo a lo material o masculino sobre lo espiritual o femenino. La humanidad no comprende, que aunque eso sea normal en el universo, sin embargo, para los seres que lo habitan la felicidad solo puede surgir cuando hay equilibrio entre los dos valores universales.

A diferencia de los seres que lo habitan, el universo material sigue un proceso en el que se cambia sin cesar energía por orden y progreso, pasando de mayor a menor energía y menor a mayor progreso, pero los seres que utilizan la energía y la materia del universo necesitan mantener siempre constantes estos valores para alcanzar el equilibrio que les garantiza el progreso, por esta razón, cuando el hombre colonice los planetas, va a necesitar mantener siempre la misma temperatura ambiente dentro de las ciudades, con independencia de la temperatura que haya en el planeta en el que se encuentre. Esto significa, que el universo material formado por las estrellas y los planetas utiliza una dimensión horizontal y variable y los seres que lo habitan utilizan una dimensión vertical y constante en lo que se refiere a mantener el equilibrio de potenciales. Esto se debe a que las estrellas van perdiendo su energía sin cesar provocando el enfriamiento del universo, sin embargo, los seres que se sirven de esa energía deben usar siempre la misma para poder mantener constantes sus funciones vitales.

El universo material también necesita mantener el equilibrio de potenciales igual que los seres que viven en él, pero lo hace de forma indirecta a lo largo del tiempo, porque para él, lo que cuenta, es el valor medio, porque es masculino y rojo al principio y femenino y azul al final. En cambio, los seres que utilizan esa energía universal necesitan mantener en equilibrio su valor rojo y azul todo el tiempo. Entonces, la clave del equilibrio de potenciales consiste en que esté previsto el modo en el que ese reequilibrio se produzca, en el caso del universo se cumple al pasar de un inicio masculino y rojo a un final femenino y azul, y en el caso de los seres individuales se cumple mediante el mantenimiento continuo de la igualdad de potenciales todo el tiempo. El universo, entonces, utiliza un equilibrio indirecto y a lo largo del tiempo en el plano horizontal, y los seres que se sirven de su energía utilizan un equilibrio directo, continuo, y en el plano vertical. El universo va pasando del color rojo hasta el color azul, y desde arriba a la izquierda hasta abajo a la derecha. En cambio, las personas necesitan mantener todo el tiempo sus valores constantes avanzando desde abajo hacia arriba o del pasado hacia el futuro. El universo, mantiene el equilibrio de potenciales de forma indirecta y a lo largo del tiempo, y los seres que lo habitan lo mantienen de forma directa y durante todo el tiempo.

Sin embargo, en esto también hay excepciones, porque en algunos casos las personas también utilizan un sistema de equilibrio indirecto como por ejemplo en la edad, porque al principio todo es juventud sin conocimiento y luego todo es conocimiento sin juventud, a lo largo de la vida ambas cosas tienen el mismo valor medio, pero cada valor prevalece más en un momento que en el otro, aunque en términos absolutos tengan la misma importancia. Otro ejemplo serían los sexos, porque en el hombre predomina la parte masculina y en la mujer la parte femenina, pero con su unión cada uno aporta al otro la parte que le falta equilibrando de ese modo la balanza. Esto demuestra, que cuando se encuentra previsto el mecanismo de reequilibrio no se puede considerar una contradicción con el principio de equilibrio de potenciales. Es decir que solo cuando se provoca un desequilibrio que hace predominar un valor sobre el otro y sin que se encuentre previsto el momento del reequilibrio sea este de forma directa o indirecta, se puede afirmar entonces que se está discriminando a uno de los dos valores universales y en consecuencia es necesario recuperar ese equilibrio para que la naturaleza funcione correctamente. El materialismo que genera el mal, surge cuando se abusa de la parte masculina de la vida y en consecuencia representa un desprecio de la femenina, por eso, es necesario dar a los dos valores dimensionales el mismo valor para ser feliz, solo cuando damos al espíritu el mismo valor que damos a la materia encontramos el equilibrio perfecto.

En la antigüedad, los reyes también trataban de beneficiarse del simbolismo solar cuando comparaban su gobierno con el que ejerce el sol en el sistema solar, pero lo hacían de forma engañosa, porque si bien es cierto que tanto el universo como la sociedad necesitan un gobierno, eso no significa que ellos o sus actos representen algo bueno o divino, porque divino, es solo aquello que es perfecto, pero a ellos les faltaba mucho para que se les pudiera aplicar ese calificativo. Es decir, que aunque es cierto que todo sistema organizado necesita un gobierno y eso está en consonancia con los valores divinos, eso no significa que ese gobierno actúe de acuerdo a los valores divinos.

El gobierno que el sol ejerce sobre la Tierra, actúa principalmente en el plano gravitatorio, pero no es distinto al control que ejerce la tierra sobre la luna, o la estrella súper comprimida que gobierna la galaxia con respecto al sol. Después de la influencia gravitatoria también es importante la energía solar para el desarrollo de los mundos, pero no debemos olvidar, que en el universo el polo masculino representado por el sol se encuentra en equilibrio con el polo negativo o femenino representado por los planetas y ambos polos son igual de importantes para el desarrollo del universo, aunque cada uno lo hace de una forma diferente. Esto significa, que el feminismo tiene una parte de razón, porque es cierto que cada sexo es igual de importante en el universo, pero se equivoca cuando afirma que cada sexo debe tener la misma importancia en el mismo plano, porque los sexos deben complementarse, pero siendo cada uno principal y gobernante en todo lo que corresponde a en su propio plano dimensional, pero no en el contrario, esto, en la vida humana equivale a tener funciones distintas.

El sol, es el que nos da la energía para que la vida orgánica se desarrolle, pero la Tierra nos da la materia que es tan necesaria como la energía para que sea posible construir las formas materiales con las que vivimos, por eso, tanto el sol como la tierra y los símbolos polares que representan son igual de importantes en el universo y en consecuencia no tiene sentido idolatrarlos o construirles estatuas. Esto significa que Dios, solo puede considerarse aquello que es neutral a todo, porque está en todos los seres y astros que pueblan el universo.

El sol y los valores masculinos también representan el estímulo sensual que proporcionan los sentidos, es decir el placer que se obtiene de forma simple y mediante la vida en la materia. La Tierra, el agua y los valores femeninos representan el placer que se obtiene con el esfuerzo filosófico o espiritual. Uno es horizontal y el otro vertical, uno es salado y el otro dulce, uno es rojo y el otro azul, los dos son diferentes pero igual de importantes.

La sal y el azúcar también representan las dimensiones masculina y femenina y ambos alimentos son fundamentales para la salud, la sal representa la dimensión masculina y el azúcar la femenina, pero en una sociedad repleta de obesos se suele culpar injustamente a estos alimentos de la obesidad, pero no es la sal o el azúcar los culpables sino el consumo excesivo de grasas animales. Lo que está mal es comer sin orden y superar las calorías que se necesitan cada día. Pero empeñarse en hacer las comidas insípidas y sin sabor al final es peor, porque cuando comemos no lo hacemos solo para alimentarnos, porque también necesitamos sentir el placer que la comida proporciona, por eso, las células gustativas están diseñadas para que sintamos placer con estos alimentos.

Es decir que el cerebro no solo necesita saciarse de calorías, vitaminas o minerales, sino que también necesita saciarse del estímulo de placer que proporciona la comida, por eso, una comida que no incluye el sabor dulce o salado puede provocar una sensación de insatisfacción aunque comamos mucho, de ese modo nos sentimos forzados a comer más de lo necesario. Esto es lo que le ocurre sobre todo a las personas que no tienen ocupaciones como por ejemplo los jubilados, por eso, siempre es bueno hacer alguna actividad para estar distraído y no pensar en la comida. La costumbre de comer solo en unas horas determinadas es muy útil para evitar el sobrepeso, porque una persona aburrida que no tiene esta costumbre es fácil que recurra a la comida como entretenimiento, pero cuando se tiene una posición firme al respecto y solo se come a las horas que corresponde los sistemas automáticos del cerebro van a quedar amaestrados y solo sentiremos hambre a las horas que le hayamos enseñado, de este modo va a ser mucho más fácil evitar el sobrepeso.

La obesidad simbólicamente es masculina y la delgadez es femenina. La obesidad hace la forma del cuerpo más redonda y el círculo es un símbolo masculino, del mismo modo el cuerpo de una persona delgada se acerca a la línea recta que simboliza el sexo femenino. Eso significa, que una persona obesa va a desarrollar características masculinas y una persona demasiado delgada va a desarrollar características femeninas más allá de lo que tendría que corresponder. La delgadez excesiva puede favorecer el nerviosismo y la depresión. En cambio, el exceso de peso representa un exceso de materia y en consecuencia un defecto de espíritu, esto puede favorecer que el obeso tenga un carácter materialista y con mal humor, por eso, conseguir el equilibrio en el peso corporal es lo ideal.

Las personas con obesidad mórbida son como los adictos a las drogas, porque solo piensan en comer sin parar y sin ningún autocontrol, por eso, tener un control estricto sobre las horas de comer sería muy útil para ellos, para que eso sea posible, es fundamental que reconozcan su adicción y a partir de ahí tienen que poner interés en combatirla. Para estas personas sería muy útil el control horario de las comidas, porque al principio, sentirían ansiedad y depresión igual que los demás drogadictos por no poder comer, pero conforme su organismo detectase las nuevas pautas de conducta se adaptaría y comenzaría a adelgazar. No debemos olvidar que en la obesidad no solo intervienen fallos genéticos o de otro tipo también influye mucho el comportamiento que podamos tener.

Es cierto que algunas personas sienten más hambre de lo normal por un fallo genético, pero en estos casos la mente y el espíritu tienen el deber de imponerse sobre un cuerpo desequilibrado que manda señales erróneas de hambre para que la persona siga comiendo. No es aceptable, que una persona diga que come porque siente hambre cuando es evidente que su cuerpo no lo necesita, por eso, es necesario domesticar al sistema interno de nuestro cerebro para que se adapte a producir la sensación de hambre solo cuando corresponde, para conseguir esto es fundamental comer solo a las horas de las comidas y en la cantidad correcta. Los procesos de comida y ayuno son como las notas musicales o las hondas, porque deben seguir un proceso armónico de crestas y valles o fases de sonido alternados por fases de silencio. Quienes usen este sistema tienen que tener claro que si entre las horas de las comidas se aburren no debe usar la comida como sustituto de un entretenimiento porque de ese modo terminarán destrozando su cuerpo y su salud. No debemos olvidar que la gula, es la intención de usar la comida no para alimentarse sino como fuente de estímulos, este es un ejemplo de vagancia pero también de maldad, que suele ocurrir sobre todo a las personas jubiladas o con exceso de tiempo libre cuando no actúan con sentido común. Con ese comportamiento demuestran un completo desprecio por la salud, por eso, debemos tener una voluntad firme para luchar contra todos los comportamientos desequilibrados que la dañan. Para que el ritmo armónico de las comidas funcione, es necesario que los adultos solo se tomen cuatro comidas al día dos mayores y dos menores y entre horas solo se tome agua.

La obesidad representa el sometimiento del espíritu a la materia y la mente a los impulsos físicos, por eso, quienes han deformado su cuerpo con la obesidad, deben hacer un esfuerzo por recuperar el control sobre su cuerpo. Simbólicamente, la obesidad representa un exceso de materia y un defecto de espíritu en nuestro cuerpo, lo que también favorece el cansancio y el mal humor. Si estás personas renuncian a comer en exceso, al principio su cerebro les enviará señales para que sientan hambre, pero si se mantienen firmes en su ayuno entonces el cerebro ya amaestrado dejará de enviar esos impulsos fuera de las horas de comer. Es cierto que a un niño obeso no se le puede reprochar nada, porque en su caso lo más probable es que la obesidad se deba a un desequilibrio genético y con su edad es evidente que no va a saber como solucionarlo, pero los adultos disponen de suficiente información para remediar el problema, por eso, tienen que esforzarse por controlar ese desequilibrio sea o no genético establecido los límites que la comida debe tener y sobre todo nunca usarla como simple entretenimiento.

Cuando el progreso de la humanidad termine, las naciones ya no tratarán de obtener placer con la violencia, y solo lo obtendrán con el entretenimiento que proporciona el trabajo, la vida familiar y todo aquello que ofrece la tecnología, pero siempre en armonía con la naturaleza. Por eso, el trabajo debe ser agradable y no solo una fuente de mercancías, es necesario que todos los oficios se adapten para que los trabajadores estén cómodos y se entretengan mientras se encuentran en ellos, porque las personas no viven para trabajar sino que trabajan para vivir. Por eso, no debemos rechazar el trabajo usando máquinas automáticas para que lo hagan todo por nosotros, porque en realidad el trabajo puede ser una excelente fuente de placer y entretenimiento si lo hacemos pensando en el bien de las personas y no solo en la productividad. Porque no solo cuenta el final de un camino sino también las ilusiones y los proyectos que hacemos mientras recorremos ese camino. El trabajo tiene tres beneficios, nos permite entretenernos al ocupar parte de nuestro tiempo, nos hace sentirnos útiles y nos permite sentirnos realizados al participar con nuestras manos en el bien de la sociedad. Si la vida se resumiera solo a los clásicos entretenimientos pasivos, al final echaríamos de menos el trabajo, porque es a través de él como participamos en el diseño y construcción del universo.

Es cierto que el trabajo nos ocupa parte de nuestro tiempo, pero también nos proporciona el placer de participar en el desarrollo de la civilización, porque aunque la gente no lo entienda, el manejo de las máquinas, de las herramientas, o el pilotaje de las aeronaves debe ser la principales fuente de placer en todo planeta civilizado y no el recurso a la violencia. Mucha gente disfruta de su trabajo pero no se da cuenta de ello porque lo considera una obligación, pero es necesario entender, que el cuerpo humano es una máquina hecha por la naturaleza para trabajar, por eso, necesitamos el trabajo para ser completamente felices. Pero también debemos entender, que la finalidad del trabajo es hacer felices a las personas y no solo producir mercancías, porque tan malo es el exceso de trabajo como su defecto, por eso, debemos dedicarle solo el tiempo que en justicia le corresponda sin abusar de él. Por eso lo mejor es dividir el día en tres partes, una para trabajar otra para el tiempo libre y otra para descansar, de este modo el tiempo dedicado a trabajar debería ser de ocho horas diarias como máximo y al menos un día libre por semana. Además, conforme nos vayamos haciendo mayores y perdiendo nuestro vigor físico ese periodo de ocho horas se podría ir reduciendo para adaptarse a nuestras propias capacidades.

Tampoco debemos cometer el error de dejarnos dominar por la prisa, porque cuando tratamos de vivir la vida con demasiada velocidad y sin reflexionar las cosas adecuadamente perdemos la posibilidad de prestar a cada cosa la atención que se merece y la vida se termina sin que hayamos podido aprovecharla. Una persona que dedica demasiado tiempo a trabajar o hace las cosas con demasiada precipitación termina siendo esclava de su trabajo y solo llega a conocer la parte superficial de la vida. Cuando una persona vive de esta manera, llega a la vejez habiendo hecho muchas cosas, pero sin haber aprovechado ninguna de ellas, por eso, tenemos que dedicar a cada cosa el tiempo que en justicia le corresponde.

En realidad, nuestro cuerpo y toda la tecnología que hay en su interior, ha sido construida por nosotros por medio de nuestro trabajo cuando estábamos en la dimensión espiritual. Todo ese esfuerzo evolutivo tiene como finalidad hacer que nuestro cuerpo evolucione hasta que sea perfecto. El progreso de la ciencia tampoco puede ser ilimitado, porque su finalidad es completar la capacidad técnica que corresponde tener al hombre. Esto es así, porque la dimensión humana tiene un ámbito de desarrollo definido, por eso, lo que la sociedad llama progreso, solo es el proceso que debemos seguir para construir la civilización. Este proceso inicial es equivalente a la niñez en la vida humana, pero cuando la humanidad termine de completar su desarrollo tecnológico, el ritmo vertiginoso de progreso técnico que existe en la actualidad cesará, luego seguirá existiendo progreso, pero a un ritmo más lento y estable que durará miles de millones de años hasta que el actual ciclo cósmico termine.

Para resumir, es correcto considerar al sol como una parte del gobierno universal porque es el astro que gobierna el sistema solar desde un punto de vista físico, pero del mismo modo que no tiene sentido llamar dios a un capitán o a un presidente por el hecho de que ejerzan un cargo de dirección, tampoco tiene sentido que usemos ese calificativo para referirse a un planeta o una estrella solo porque ejerzan una influencia física sobre nuestro planeta. La influencia que los astros tienen sobre los seres vivos es únicamente física e indirecta, esto significa que no pueden saber lo que cada persona hace en su vida particular ni comunicarse con ella, tampoco son responsables de la creación y desarrollo de las formas biológicas que viven en la Tierra. Las antiguas religiones politeístas cometieron el error de atribuir al sol o a los planetas cualidades que no les corresponden, porque por un lado reconocían la influencia física que la gravedad de los planetas o la energía del sol pueden ejercer sobre la Tierra, pero al mismo tiempo les atribuían una influencia directa y personal sobre los seres vivos más allá de lo que les corresponde, por eso, el calificativo de Dios solo es razonable aplicarlo a aquello que es común y actúa en todo el universo. El monoteísmo fue en ese sentido un factor de progreso para toda la humanidad.

23 LAS CUALIDADES DE DIOS

Durante toda la historia los seres humanos han tratado de comprender el origen del universo y por eso han pensado que tendría que existir un creador o Dios como responsable de su existencia, sin embargo, si Dios hubiera creado el universo entonces sería necesario saber quién creó a dios. La respuesta es sencilla y es que Dios únicamente puede ser considerado aquello que controla y organiza la evolución pero no es creador de ella, porque el universo ha existido siempre. Pero como habrá comprendido el lector la palabra “siempre” se sitúa dentro del tiempo lo cual parece una contradicción, porque todo tiempo tiene principio y final. Eso se soluciona comprendiendo que el tiempo también es un concepto relativo porque cuando el universo termine su actual periodo de tiempo este volverá a empezar. Es por esto que el inicio o creación del universo hay que buscarla fuera del tiempo porque el momento presente ya ha existido con anterioridad pero esto, no puede ser registrado, porque todo el universo con su tiempo vuelve a comenzar desde el principio después de cada ciclo cósmico por eso, la creación en lugar de buscarla en el tiempo es necesario buscarla en la lógica. Esto significa, que aunque ese Dios planteado como un hombre gigante y todopoderoso que vive subido en una nube de las culturas antiguas está equivocado, sin embargo, sí tiene sentido pensar en la existencia de un Dios como explicación a la propia existencia o coordinación del cosmos, pero eso, no significa que tenga que ser tal y como en la antigüedad se pensaba. Por eso voy a describir las cualidades que en mi opinión definen a Dios.

Hay que decir en primer lugar que el universo no se crea ni se destruye sino que solo se transforma, y cuando termine volverá a empezar, eso significa que no puede existir un Dios creador sino solo un elemento coordinador del cosmos. Podría decirse entonces que Dios es ante todo aquello que es común a todos los seres del universo porque en realidad a Dios lo hacemos todos porque somos parte de él. En realidad todos los seres son las manos de Dios cuando con su trabajo de cada día contribuyen al progreso del mundo. El progreso de la civilización también es el plan de Dios por eso, cuando trabajamos para favorecer el progreso Dios actual a través de nosotros porque formamos parte de él. Dios no crea el universo, porque el universo es eterno y se repite por donde empezó cada vez que termina, eso significa, que Dios o las leyes universales no crean el universo sino que lo transforman sin cesar.

Dios es, por una parte, el conjunto de leyes las leyes basadas en la verdad que rigen el universo, y por la otra, es el conjunto de todos los seres que forman el universo. El universo, por lo tanto, surge de Dios y Dios surge del universo porque son la misma cosa, los dos dotados de vida eterna y en constante transformación. Podría decirse entonces, que una parte de Dios está representado por las leyes universales que se apoyan en la verdad, por eso, el riesgo de cometer errores es una posibilidad derivada de nuestro libre albedrío otorgado por la dimensión elástica y voluntaria de la naturaleza, pero este libre albedrío se encuentra fuera de esas leyes constantes que definen a Dios. Esto significa, que la posibilidad de equivocarse forma parte de todos los seres que forman a Dios, es decir que forma parte de todos nosotros, pero no forma parte de las leyes ideales en las que se apoya el universo.

Esto se debe, a que el universo funciona mediante una dualidad que contiene por un lado, una parte fija, pura, femenina, azul, en la dimensión vertical que representa los valores divinos y las verdades absolutas que no se pueden modificar. Y por el otro, tiene una parte variable, masculina, roja, en la dimensión horizontal, provista del libre albedrío y sujeta al riesgo de cometer errores. Esa dualidad, está presente en el interior de todos los seres que pueblan el universo, por eso, cuando alguien se equivoca y se aleja de esas leyes universales basadas en la verdad se dice que ha dejado de seguir las leyes de Dios.

Dios no tiene sexo o tiene los dos porque representa el todo unido. Esto significa que en el universo pueden existir muchas situaciones y seres que tienen sexo o polaridad diferentes pero Dios solo puede ser considerado la suma de todos ellos, por lo tanto debe ser considerado neutral en ese sentido.

Dios es justo, porque al representar a todos los seres al mismo tiempo y ser el denominador común que los une es, necesariamente, imparcial con ellos. Además, el universo funciona mediante la renovación cíclica que determina que todos los seres viviremos todos los acontecimientos y todas las vivencias de los demás, eso significa, que unas veces seremos los reyes y otra vez seremos los vasallos, unas veces seremos las víctimas pero otras veces seremos los verdugos, es decir que todo el que es víctima hoy también vivirá en otro ciclo cósmico la vida del verdugo que le agredió porque el tiempo se repite sin cesar. Este, es el motivo por el que conviene tener la justicia como norma moral esencial para relacionarnos con nuestros semejantes, porque con toda seguridad algún día viviremos aquello que en el presente hagamos a los demás.

En realidad los delitos, los accidentes, o el mal, son la consecuencia no deseada de la necesidad que la naturaleza tiene de olvidar para poder regenerarse y comenzar de nuevo. Eso no significa que el objetivo de la naturaleza sea que cometamos errores o suframos accidentes, pero el universo tiene que correr ese riesgo si quiere obtener a cambio los inmensos beneficios que proporciona el proceso de renovación universal. Con esa renovación, el universo comienza una nueva vida cósmica desde el principio. En ese momento todos los espíritus ignoran como es el mundo que les rodea, pero a cambio tienen por delante todos los descubrimientos y sensaciones nuevas que la naturaleza les puede proporcionar, porque descubrir todos los días algo nuevo es una de las mejores cosas que tiene la vida. Sin embargo, esta situación inicial de error y confusión solo es algo temporal, porque cuando las civilizaciones terminen su proceso de desarrollo los inmensos frutos de la ciencia les permitirán alcanzar una vida llena de felicidad.

Dios no es un dictador como algunos piensan, en primer lugar porque no es un ser individual separado de nosotros sino que al contrario surge de nosotros, y en segundo lugar porque la vida universal no tiene sentido si no es en democracia. Cualquier forma de gobierno que exista en el universo debe progresar siempre hacia el reparto justo de poder entre todos aquellos a los que se les aplica ese poder. En realidad, las leyes que gobiernan el universo las crean todos los seres que lo habitan porque Dios no es un ser individual separado de nosotros sino que todos formamos parte de él.

Una democracia siempre es mejor que una dictadura, porque en una dictadura o una monarquía (que es lo mismo) solo hay una persona que toma las decisiones políticas finales, además, para empeorar las cosas, está rodeada de aduladores que suelen apoyar la decisión del líder, aunque no tenga razón, para evitar ser víctimas del excesivo poder que concentra. Por eso, siempre es mejor que el poder sea compartido entre muchos, para que así el riesgo de equivocarse sea menor. Siempre será mejor que una decisión difícil sea pensada y decidida por muchos que ceder toda la responsabilidad al juicio de uno solo. Es cierto que en todo sistema de mando es necesario que exista un jefe o un presidente, pero, en una verdadera democracia, lo justo es que la decisión final sobre qué leyes deben ser aprobadas y cuáles rechazadas debe ser decidido por todos los ciudadanos. En algunos países también existe la democracia con monarquía parlamentaria, estos sistemas políticos en realidad son repúblicas que mantienen al rey con fines decorativos para contentar a los sectores sociales que prefieren el modelo monárquico.

Dios no habita en los planetas, o dicho de otra forma los planetas no son dioses ni tampoco tiene seres o espíritus que los gobiernen y que decidan cuál tiene que ser su comportamiento climático o volcánico. Sin embargo, es diferente si se trata es de averiguar cuál es la naturaleza de los planetas, porque un planeta igual que una persona tiene vida propia es decir que no necesita que ningún ser lo gobierne porque él es perfectamente capaz de gobernarse a sí mismo. Un caballo puede llevar un jinete que lo controla, pero también puede gobernarse a sí mismo. Del mismo modo, un planeta, no necesita que nadie lo dirija porque él puede hacerlo sin ayuda de nadie. La razón por la que algunos filósofos de la antigüedad creían que los planetas tienen espíritus que los controlan, es porque no podían entender que un planeta pudiera ser al mismo tiempo un ser vivo. Es posible que cada planeta sea un ser individual o también es posible que todo el universo material formado por estrellas y planetas (pero sin incluir a las plantas, animales o personas o los espíritus que habitan en ellos) formen un solo ser, porque en realidad toda la materia tiene vida e inteligencia y por lo tanto se puede gobernar a sí misma.

El mito de considerar que hay espíritus o dioses que gobiernan los planetas procede de la mitología prehistórica que consideraba que cada planeta era un dios solo por el hecho de vivir en el cielo y en consecuencia pensaban que tenía poder directo sobre todos los asuntos de las personas, así es como nació la creencia en la astrología. Otros pensaban que el planeta como tal no era un dios pero estaba gobernado por un espíritu divino. La explicación más adecuada es, que tanto si consideramos a los astros por separado o bien a todo el universo junto formando parte de un solo ser, no debemos considerarlos dioses solo porque nos impresiona su tamaño, ni tampoco es correcto pensar que otros espíritus los gobiernan, porque si reconocemos que son seres vivos como nosotros entonces debemos considerar lógico que se puedan gobernar a sí mismos. Es un gran error pensar que los planetas son dioses solo porque son grandes, porque el hecho de que tengan un gran tamaño no justifica que se les considere dioses del mismo modo que las ballenas o las jirafas son más grandes que las personas pero en la escala evolutiva ocupan un puesto inferior.

Es razonable decir que el sol mediante su gravedad gobierna el sistema solar porque el resto de planetas giran a su alrededor, pero eso no significa que sea un dios o haya un dios en su interior que lo gobierne a él. Tampoco tiene sentido creer que los planetas son seres con vida propia, y al mismo tiempo creer que necesitan un espíritu ajeno a ellos para que los controle, porque, si un planeta o el sol necesitasen de un espíritu para que los gobierne ¿significaría eso que los astros son tan estúpido que no se pueden gobernar a sí mismos? Por eso, lo correcto es considerar a los planetas o al sol como seres vivos y en consecuencia capaces de administrar sus propios asuntos sin necesitar a ningún espíritu o entidad ajena a los propios astros. Es cierto, que de acuerdo a las leyes de la física los astros más pequeños deben girar en torno a los más grandes y estos, a su vez, actúan como gobernadores del conjunto mediante su fuerza de gravedad, pero eso, no significa que necesiten espíritus que los dirijan, porque los astros tienen vida propia y en consecuencia pueden gobernarse a sí mismos.

Tampoco es lógico pensar que los astros puedan hablar con las personas. Es posible que cada planeta sea un solo ser por separado, pero también es posible que todos los planetas y las estrellas del universo formen un solo ser, pero eso, no significa que puedan hablar con las personas, porque en primer lugar no tienen porqué conocer el idioma humano y en segundo lugar aunque quisieran no podrían hacerlo, porque a diferencia de las personas ellos no están reencarnados en los planetas sino que los planetas son su cuerpo y su espíritu al mismo tiempo. Eso significa, que todos los procesos atómicos tienen que ser supervisados por ellos directamente lo que les obliga a tener su mente dividida en millones de tareas, esto les impide, aun queriendo, hablar con las personas. Esto también determina que en cierto modo sean seres inferiores a las personas, porque aun conociendo en detalle los procesos atómicos su mundo se limita a los aspectos básicos de la materia a diferencia del hombre que representa un nivel evolutivo superior. Esto es así, porque en la sociedad humana, la materia que este ser o seres controlan, es utilizada para crear un sistema evolutivo más avanzado, primero creando el cuerpo humano con la materia de la Tierra, y después creando una civilización tecnológicamente avanzada.

A diferencia del ser universal que es y controla las estrellas y los planetas, un hombre no es dueño de su cuerpo, o dicho de otra forma los átomos de nuestro cuerpo no forman parte de nosotros sino solo nuestro espíritu, por eso, cuando el cuerpo muere el espíritu se separa de él y sigue viviendo por separado. Esto es necesario, porque al tener un cuerpo formado por materia prestada de la Tierra, nuestro espíritu puede encargarse solo de las funciones superiores, pero las tareas inferiores como por ejemplo la administración de los átomos junto con todas sus reacciones químicas o biológicas, le son cedidas al ser universal. Esto permite al hombre vivir con más libertad y centrarse solo en los asuntos que son necesarios para crear la civilización humana. En realidad, los dioses de la antigüedad seguramente eran espíritus o seres extraterrestres, porque Dios como concepto abstracto no puede comunicarse con nosotros y los planetas tampoco, por lo tanto solo quedan los seres espirituales y los extraterrestres como mejores candidatos a ser los antiguos dioses.

Los seres espirituales, son los espíritus que se reencarnan como plantas, animales o personas. Antes de la reencarnación, los espíritus son capaces de recordar sus vidas anteriores y en consecuencia también los conocimientos que adquirieron en el pasado, esto significa, que en ese momento son, en cierto modo, espíritus superiores. También existen espíritus que después de morir su cuerpo se niegan a abandonar su personalidad humana, esto les impide recordar sus vidas anteriores porque ambas personalidades son incompatibles. La personalidad humana es inferior, cuando procede de una civilización primitiva y que aún no ha completado su proceso de desarrollo evolutivo. Esto significa, que cuando los sacerdotes antiguos invocaban a los espíritus a los que consideraban dioses, no sabían con total seguridad si quienes iban a responder a esa invocación eran espíritus superiores, espíritus inferiores, espíritus de las plantas o seres extraterrestres.

Dios es benigno, porque aunque es cierto que el mal existe, sin embargo, no es algo creado de forma deliberada ya que es la consecuencia del error, es decir que Dios crea la renovación y el olvido para que todos los seres puedan vivir de nuevo todas las experiencias como si fuera la primera vez, pero con el inconveniente de que ese olvido crea la ignorancia y como consecuencia accidental de esa ignorancia surge el error y el mal que se deriva de él cuando los seres se equivocan en su camino, pero el mal no es algo generado de forma deliberada. Eso significa, que el ser que controla los planetas y las estrellas no puede estar dominado por el mal al tener un conocimiento de la materia superior que le acompaña durante todo el ciclo cósmico. El mal, por lo tanto, solo le ocurre a los espíritus cuando se reencarnan como hombres primitivos y comienzan el desarrollo de la civilización, porque en ese momento, olvidan los conocimientos superiores que acompañan a su espíritu durante todas sus reencarnaciones.

Dios no tiene un ser maligno o diablo como opuesto y equivalente de él que durante épocas sucesivas se dedica a hacer el mal, excepto si se plantea de forma simbólica. Todos los seres superiores lo son, precisamente por ser justos, porque no se puede ser al mismo tiempo superior y maligno ya que eso es una contradicción. El mal, por lo tanto, solo es la consecuencia del error, eso significa, que los demonios no viven haciendo el mal de forma continua sino que son seres normales que se han desviado del camino correcto a causa de su ignorancia y por lo tanto tienen que volver a ser normales si quieren progresar y ser felices. Esto significa, que un ser puede desviarse del camino correcto y convertirse en demonio muchas veces durante el proceso de evolución, pero también debe volver a ser normal el mismo número de veces porque la condenación eterna no existe y solo es un medio de la iglesia para asustar a la gente.

El mal ocurre, cuando por ignorancia un ser le da un valor excesivo a la parte masculina de la vida, es decir cuando se vuelve materialista y adopta la injusticia como único aspecto a tener en cuenta, entonces se olvida de los aspectos espirituales de la vida y de la importancia que tiene la justicia como norma moral para ser feliz. Esto le provoca el enfrentamiento con sus semejantes y el sufrimiento hasta que comprende que debe volver a la justicia para ser feliz. Este proceso de caída y vuelta a ascender se produce de forma repetitiva porque cuando morimos olvidamos nuestros recuerdos espirituales aunque conservamos algunas cualidades. Eso significa, que si durante la infancia nos desviamos del camino sufriremos las consecuencias hasta que volvamos al camino correcto. Esta situación terminará cuando el mundo complete su proceso de evolución, entonces el mal ya no tendrá cabida en la sociedad porque la humanidad habrá alcanzado la plena sabiduría.

Dios no se sirve del diablo. Hay quien piensa que Dios usa al diablo como instrumento para probar a las personas, pero esto solo puede tener un significado simbólico, porque ni Dios ni el diablo son seres o espíritus individuales, sino únicamente personajes simbólicos. Por eso, aquellos que consideran a Dios un ser individual entienden que si Dios es el ser supremo y sin embargo el diablo existe, es porque Dios lo ha creado para servirse de él. Pero la verdad es muy distinta, porque Dios no se sirve del diablo, sino que el diablo o el mal surgen de forma inevitable en los planetas primitivos como consecuencia de la ignorancia. Es cierto que el universo genera la ignorancia con el fin de regenerarse, pero esto no se hace con la intención de que surja el mal, sino que este surge cuando por error un ser se adentra por el camino equivocado, pero sin que ese comportamiento sea algo deliberado.

Al principio, el universo está sumido en la ignorancia y como consecuencia de esa ignorancia puede surgir el mal, todo ser que comete el error de asumir la injusticia como conducta principal se convierte simbólicamente en un diablo o dicho de otra manera lo crea en su interior, pero igual que hay un momento en el que empieza a serlo, hay otro en el que lo abandona, porque no debemos olvidar, que en realidad el mal surge cuando se comete el error de elegir la injusticia como norma básica de comportamiento, pero al ser una conducta equivocada es necesario volver al camino correcto para seguir evolucionando. Esto significa, que Dios o las leyes universales lo que necesitan no es el mal, sino renovarse, porque el proceso de renovación es una parte esencial del universo. Para poder renovarse, el universo necesita volver al principio y olvidar todos sus conocimientos, como consecuencia de esa renovación se produce la ignorancia y como consecuencia de esa ignorancia algunos seres cometen el error de dirigirse hacia el mal. Esto es normal en todos los planetas primitivos, pero no ocurre porque Dios busque el mal como objetivo, sino que es una consecuencia accidental de la renovación del universo. El mal, por lo tanto, es un accidente del proceso evolutivo y no algo deliberado. Por eso, es correcto decir que Dios es responsable de que haya ignorancia cuando el universo se renueva, pero el mal no es algo deliberado, porque solo aparece cuando se elige una conducta moral equivocada.

Dios es constante y perfecto en la dimensión femenina, cristalina, azul y vertical, porque sus leyes se basan en la verdad y como la verdad no puede ser contradicha es inmutable siempre. Pero todos llevamos dentro una parte de Dios que sí se puede equivocar, porque depende de la dimensión horizontal, cálida, roja, masculina y variable. Esta dimensión, es la que permite el libre albedrío y la ignorancia por eso, cuando nos equivocamos dejamos de estar conectados a la parte de Dios que es perfecta, por eso, el progreso consiste en ir poco a poco eliminando lo que está equivocado hasta que solo queda aquello que es perfecto. No es que existan dos dioses uno vertical y otro horizontal, sino que existe un solo Dios que se expresa a través de esas dos dimensiones que existen en el universo, porque en realidad, esas dimensiones se encuentran dentro de nosotros mismos, es decir que existen y se manifiestan a través de todos los seres que pueblan el universo.

Dios no habla con las personas, porque él es un concepto abstracto y no un ser independiente y como ser vivo es la suma de todos los seres del universo. Sin embargo, un ser superior o extraterrestre puede hablar en su nombre y ser considerado su representante si trabaja para completar la evolución humana.

Dios no es un hombre ni tampoco es masculino, porque en realidad es la suma de todo lo que existe en el universo y en consecuencia representa las dos dimensiones masculina y femenina por igual. Sin embargo, es hasta cierto punto lógico que se le considere masculino, porque el concepto de mando es simbólicamente masculino, por eso, al considerarse a Dios el creador del universo es normal que se le identifique con una figura masculina aunque la explicación correcta sea más compleja. Lo mismo ocurre cuando la gente ve a Dios como un hombre viejo y barbudo subido en una nube, lo cierto es que Dios no es un hombre pero el hombre ha sido hecho según las leyes de la naturaleza por ello, se puede considerar como una versión correcta pero más sencilla de Dios. La nube simboliza el mundo superior y la barba se asocia con la sabiduría que da la vejez, todos estos ejemplos demuestran que la gente ha hecho un Dios basado solo en suposiciones simbólicas pero con algo de verdad en su interior.

En el pasado, era costumbre adorar al sol como un dios por su gran influencia sobre la Tierra. Es cierto que tanto desde el punto de vista energético como gravitatorio el sol gobierna sobre la Tierra y en consecuencia se le puede considerar como una parte del gobierno universal en el aspecto físico, pero en realidad, el sol, solo es una pequeña estrella entre muchas y a su vez está gobernado gravitatoriamente por el agujero negro que está situado en el centro de la galaxia. Esto significa, que es correcto considerar al sol como parte del gobierno universal por su influencia física sobre los planetas, pero es un error considerarlo un dios. El sol, es un símbolo masculino y gobierna los planetas mediante su energía y gravedad, a su vez, los planetas, simbolizan el sexo femenino y actúan sumisos ante su influencia, esto es así, porque el mando es una cualidad masculina y la actitud sumisa es femenina. Esto explica, por qué los hebreos asumieron después de su paso por Egipto que Dios era masculino, porque debido a la asociación que hicieron entre el sol, el mando, y el sexo masculino, creyeron que el Dios supremo o universal tenía que ser necesariamente un ente masculino. Pero es un error creer que Dios es un ser masculino solo porque la cualidad del mando lo sea, lo correcto es considerar que Dios solo puede ser aquello que es neutral y representa por igual ambos sexos o ambos planos universales.

Lo correcto es considerar la capacidad del mando como una cualidad típicamente masculina, pero no debemos olvidar que una mujer también puede mandar en determinadas circunstancias, eso significa, que es la cualidad de mandar lo que es masculina por naturaleza, pero eso, no significa que una mujer no pueda mandar en su dimensión específicamente femenina, porque dentro de cada persona también existen los dos polos, la existencia de polaridades está presente incluso en cada átomo, la diferencia entre un hombre y una mujer es que cada sexo se orienta más hacia una polaridad, pero solo en un aspecto vital no en todos.

El sol, por lo tanto, no es Dios, pero sí tiene sentido considerar que es una parte del engranaje de poder universal desde un punto de vista físico. Tampoco hay que olvidar, que la dimensión femenina tiene la misma importancia que la masculina para el desarrollo del universo aunque actúe en un plano diferente. Esa dimensión, en el sistema solar está representada por los planetas y son tan importantes como el sol para dar la vida. El sol como símbolo masculino nos da la energía, y los planetas como símbolo femenino nos dan la materia para construir nuestros cuerpos físicos. Esto demuestra, que la energía sin la unión con la materia no es nada y la materia sin la unión con la energía tampoco. Por eso Dios, en términos absolutos, solo puede representar la suma de ambos valores universales. Esto explica por qué en el pasado era tan normal crear dioses y diosas, porque trataban de destacar los principios masculinos y femeninos que están presentes en todas las cosas del universo como expresión de la bipolaridad del cosmos.

Esto también explica por qué existe ese empeño terco en algunas personas por buscar la divinidad de la madre de Jesús, porque lo que intentan sus adoradores es reconocer el lado femenino de la naturaleza, pero lo hacen cometiendo un grave error, porque convierten a una mujer en una diosa lo cual va en contra del concepto monoteísta y por lo tanto está en contra de los fundamentos cristianos más esenciales. Es absurdo decir que Dios tiene madre o padre, porque eso, además de ser una forma de politeísmo está en contradicción con el hecho de que Dios hipotéticamente es el creador del universo y en consecuencia no puede tener madre. La solución a esta confusión es, reconocer, que Dios no es masculino ni femenino, porque si bien es cierto que el mando es una cualidad masculina, sin embargo, también tiene en su interior los valores femeninos por igual y cada uno de esos valores es, en su plano dimensional, lo más importante. Dios, por lo tanto, no tiene sexo o tiene los dos a la vez, por eso, es mejor definirle como el denominador común de todos los seres del cosmos.

Dios por lo tanto nos crea y al mismo tiempo nosotros creamos a Dios porque formamos parte de él. Esto es así, porque el concepto de creación también es abstracto porque no existe creación en un sentido absoluto sino solo transformación. Una parte del cosmos es fijo e inmutable, es la que se deriva de la verdad y actúa como un sistema matemático que no se puede contradecir y luego existe la parte variable que ofrece diferentes caminos opcionales y que genera el tiempo. El tiempo consiste en el paso del universo de un nivel alto de energía a otro bajo cambiando energía por organización y progreso. Pero cuando este proceso termine, la energía volverá al punto de partida describiendo una trayectoria circular porque en el universo las líneas rectas absolutas no existen. Entonces, todos los seres que forman el universo se reunirán en una sola partícula y el proceso volverá a empezar. Es como si el universo actual fuera esa partícula original pero volcada en su interior para hacerse más compleja y variada mediante su división en múltiples partículas. Es decir que el universo, es un cuerpo esférico formado por multitud de seres que se ha derivado de la partícula inicial, pero que volverá a esa partícula cuando termine el ciclo cósmico. Es una esfera que pasa a través del tiempo de la sencillez a la complejidad, y cuando el tiempo termine volverá a empezar. Es decir que primero pasa de tener una partícula a tener muchas y luego pasa de tener muchas a tener una.

El universo, al principio, era como un espejo con una sola imagen que después se rompió en incontables pedazos que a su vez dieron lugar a innumerables imágenes idénticas a la original, porque cada uno de esos pedazos en realidad representa a todos los seres que viven en el cosmos. Al principio solo había un espejo porque solo había un ser, pero al romperse quedó dividido en muchos fragmentos que equivalen a muchos seres, porque en realidad todos los seres surgen del primero con sus mismas cualidades y su misma vida eterna, por eso, cuando el universo termine su actual ciclo cósmico todos los seres se volverán a reunir en uno solo. Es igual que si todos los fragmentos del espejo volvieran a fundirse para formar el que era al principio, entonces el tiempo se repetirá y el proceso volverá a empezar. Esta división es necesaria, porque así el universo se enriquece al crear miles de millones de vidas y con ello miles de millones de experiencias diferentes.

Dios no hace milagros, si entendemos como milagro algo que sucede fuera de la naturaleza, pero sí hace milagros si entendemos que un milagro es algo sorprendente, porque la naturaleza está llena de cosas impresionantes que son mucho más sorprendentes que eso que la gente llama milagros.

Dios no es Jesús ni ningún otro profeta de la antigüedad. Porque Dios es un concepto abstracto y no una persona, la razón por la que es muy frecuente que las organizaciones religiosas estén tan empeñadas en afirmar que los fundadores de las religiones son seres divinos es con el fin de manipular a la población, porque si se considera que esos filósofos antiguos son divinos entonces pueden afirmar que también son infalibles y por extensión pueden decir que la iglesia también lo es. A partir de ahí creen que todo se tiene que resumir a dar órdenes y esperar que la gente les obedezca al considerar que solo ellos pueden representar a Dios, eso sería en definitiva una dictadura religiosa. Con esa excusa, tratan de negar a los ciudadanos el derecho a pensar con libertad. Es, en definitiva, una conducta vil diseñada para manipular la mente humana que aún usan muchas religiones y sectas destructivas.

Un ejemplo de ello lo tenemos en el papa de Roma cuando pretende calificarse a sí mismo de” infalible o santidad”. Sustituir un nombre por un adjetivo calificativo que sugiera divinidad es un insulto a la inteligencia que los ciudadanos no tienen que aceptar, porque la infalibilidad no existe en ningún ser humano, y la santidad no es algo que se pueda poner como sustituto del nombre, porque un verdadero santo es ante todo humilde, pero quien usa esa palabra o acepta que otros la usen casi como un equivalente del nombre propio demuestra que si algo le falta es humildad y se usa deliberadamente con la mala intención de que los ciudadanos asuman sin discusión que es un ser casi divino y, en consecuencia, acepten sus pretensiones. La religión tiene que ser ante todo la libertad de pensamiento y debe defender el derecho de todos los ciudadanos a cambiar todo aquello que esté equivocado incluso si se encuentra dentro de la misma religión.

Dios no responde ni escucha los rezos o las súplicas, pero no por desdén sino porque no es un ser individual. Dicho de otra forma cuando alguien desprecia las leyes de Dios que también se pueden denominar las leyes de la naturaleza sufre las consecuencias de ello, pero esto no ocurre porque un ser supremo los castigue, sino porque la naturaleza sigue su curso tanto si la tenemos en cuenta como si no. Un ejemplo de ello son las epidemias causadas por la superpoblación, porque cuando no hay comida para alimentar a más personas el sistema inmunológico se debilita lo que favorece las enfermedades, pero muchas veces esto ocurre por la imprudencia de las personas que forman familias numerosas aun sabiendo que no las van a poder alimentar. Otro ejemplo son los jubilados, porque para muchos su vida se resume a comer, dormir, pasar el tiempo con entretenimientos superfluos y engordar, con esa actitud lo que están haciendo es llamar a gritos a las enfermedades, porque cuando se introducen en el cuerpo calorías que no van a ser gastadas se provoca la obesidad que es causa de muchas enfermedades. Este comportamiento no solo es un error, también es un acto de maldad, porque se usa la comida como un simple estimulante aun sabiendo que el cuerpo no necesita tanta cantidad de comida.

Durante el invierno, la gente se acostumbra a comer más de lo normal para reponer las calorías que el frío obliga a gastar, pero, al llegar la primavera y subir la temperatura, la gente a la que le gusta abusar de la comida se niega a renunciar a ese exceso de calorías lo que provoca la aparición de la gastroenteritis, luego, para no variar, dirán que es culpa de Dios por haber inventado las bacterias. Eso, lo dicen, porque no quieren reconocer, que al introducir en el cuerpo comida que no se necesita, este suele reaccionar con apatía y lentitud, y se niega a procesar esa comida a la velocidad que debería, lo que convierte el organismo en un nido de bacterias. Mucha gente piensa, que la comida principal del día tiene que incluir forzosamente un primer plato, luego un segundo plato y por último postre, pero eso es un grave error, porque lo único que debemos tener en cuenta a la hora de comer es la necesidad de calorías que nuestro cuerpo tiene. Es decir que para todos los que están jubilados y hacen poco ejercicio, o para quienes trabajan pero gastan pocas calorías al día, lo correcto sería comer solo un primer plato con algo de beber.

Con respecto a la comida, en el universo existe una suprema ley que dice, que solo aquellos que realizan trabajos físicamente duros y con un gran gasto de calorías pueden consumir muchas grasas sin verse perjudicados, pero aquellos que después de jubilarse pretenden seguir con un alto consumo de grasas la naturaleza les castiga de forma implacable en forma de infartos o derrames cerebrales. Por eso, antes de culpar a Dios, deberíamos mirarnos al espejo. Lo mismo ocurre en las residencias a donde los ancianos son llevados a vegetar y morir, es necesario hacer que se sientan importantes hasta el último día de su vida, porque la vida sin participación y sin esforzarse por tener buena salud no tiene sentido vivirla. A los ancianos les vendría bien hacer gimnasia, adelgazar los que tengan sobrepeso y trabajar en talleres produciendo objetos unas horas al día, pero no harían esos objetos solo para entretenerse, hacer ejercicio mental o sentirse útiles, sino también para distribuir esos objetos en la red comercial si eso es posible. Y las personas que dirigen las residencias deberían animarles a ello, porque muchos ancianos son incapaces de mover el cuerpo por el gran sobrepeso que tienen, y sería suficiente que perdieran esos kilos que no necesitan para volver a recuperar la movilidad y con ello buena parte de su juventud perdida. La juventud no solo depende de la edad, muchas personas siendo jóvenes se sienten anímicamente ancianas y muchas personas ancianas sienten la ilusión de vivir como si aún fuesen jóvenes. Una de las claves para conseguirlo consiste en tratar de mantener nuestro cuerpo y nuestra mente saludables toda nuestra vida, para conseguirlo debemos alejarnos de los excesos en el plano físico y vivir con dignidad en el plano espiritual. También hay muchos jóvenes que solo piensan en hacerse mayores y conseguir prestigio y cuando por fin consiguen ese prestigio se dan cuenta que han perdido la juventud, entonces les gustaría cambiar todo ese prestigio por la juventud perdida para volver a vivir la vida y la juventud sin mayores ambiciones.

Todo esto demuestra, que cuando la gente culpa a Dios deberían culparse primero a sí mismos, porque muchas veces es su comportamiento estúpido he imprudente, el que da lugar a los problemas. También hay que decir, que cuando alguien trata de hablar con Dios en realidad puede hablar con la parte de Dios que todos tenemos en nuestro interior, eso significa, que no debemos esperar que desde fuera vengan a resolvernos los problemas sino que debemos usar nuestra capacidad creadora es decir la parte de Dios que todos tenemos para cambiar el mundo y hacerlo mejor, al menos en lo que esté dentro de nuestras posibilidades.

Dios no es el sol, ni un planeta, ni una estrella, ni tampoco el ser que forma todo el universo material junto, suponiendo que todos los astros y galaxias formen un solo ser, porque el tamaño no es lo mismo que la importancia. Es decir que ese ser o seres algún día también vivirán como nosotros y nosotros como ellos porque en el fondo todos tenemos la misma esencia y compartimos las mismas funciones universales de forma rotatoria con independencia de que en un momento determinado seamos un planeta y en otro seamos una hormiga, lo que importa es que todos tenemos un espíritu inmortal idéntico.

Dios no tiene ayudantes en el sentido estricto de la palabra, porque en realidad Dios es el todo unido. Sin embargo, cuando un ser superior actúa como tutor de otro para ayudarle es como si actuara en nombre de Dios y las leyes que lo representan, por eso, los seres superiores pueden ser considerados ángeles al servicio de Dios.

Dios no es una suma de dioses como creen los ocultistas, pueden existir espíritus o seres extraterrestres que por su alto nivel evolutivo pueden ser considerados como sus representantes, pero, en ningún caso se debe considerar a Dios como la suma de ellos, porque Dios es precisamente el denominador común que une el universo entero en una sola cosa. Es decir que en términos absolutos el concepto de Dios no incluye solo a los seres superiores sino también está dentro de todos los seres que existen en el universo incluyendo en esto tanto a los seres cultos como a los ignorantes. Esto significa, que en el plano físico y horizontal Dios incluye a todos los seres que existen en el universo, y en el plano espiritual y vertical Dios incluye todas las verdades que rigen el universo y también a los seres que están en conexión con esas verdades, por eso, los seres superiores están en conexión con Dios en las dos dimensiones, pero los seres ignorantes o que van por el mal camino solo están en conexión con él en una.

Tampoco está bien fomentar la adoración de personas o cosas como hacen algunas religiones, porque con esa actitud están favoreciendo el politeísmo, puede que no lo llamen con ese nombre, pero cuando construyen altares para adorar vírgenes, santos, cristos o budas eso, es exactamente lo que hacen, al actuar así están insultando a Dios. Defender el monoteísmo es bueno para la humanidad, porque une a todos los seres ante él al considerarlos iguales. Es decir que pueden existir en el universo seres con distinto nivel evolutivo o de responsabilidad, pero esta solo es una situación temporal y rotatoria, porque en realidad todos los seres son iguales en su esencia.

Dios no tiene padre, madre, esposa o hijos excepto si consideramos a todos los seres del universo como sus padres o sus hijos, porque Dios en el fondo surge de nosotros, pero no existe un ser en el universo que sea su mujer o su hijo en exclusiva. Esas creencias en realidad son formas modernas de politeísmo que se hacen para sustituir a los antiguos dioses y diosas por vírgenes, santos o cristos a los que adorar, pero, con esa conducta, se cae en la blasfemia porque Dios no tiene madres ni hijos personales porque él solo es aquello que nos une y define a todos, él es, el denominador común del universo. Cristo puede actuar como representante de Dios en el aspecto moral, pero no es más hijo de él físicamente que cualquier ser que puebla el universo. Cristo está en consonancia con las leyes divinas y en consonancia con Dios porque estas leyes lo representan, pero como ser físico, es exactamente igual de hijo de Dios que nosotros.

Tampoco existen seres malignos al mismo nivel que Dios, porque el mal solo es la consecuencia del error y por ello no existen seres malignos en los mundos en los que habitan los seres superiores. El mal va unido al atraso y la ignorancia por eso, cuando un mundo se ilumina con la luz de la verdad destierra el mal de su seno y este solo puede seguir existiendo en los mundos primitivos. En realidad, Dios y el diablo son personajes abstractos y no reales en el sentido literal de la palabra, pero la diferencia es que todos los seres superiores pueden ser considerados representantes de Dios porque actúan en armonía con las leyes universales que lo representan. En cambio, en el caso del diablo, no existen seres superiores que lo puedan representar, sino solo aquellas personas que viven en los mundos primitivos y caen en el mal, porque el mal, al ser la consecuencia de la ignorancia solo puede existir en ellos. Esto significa, que una persona cuando se degenera se convierte en diablo, pero de la misma forma que se hace maligna puede volver a ser justa y digna de nuevo.

En el universo, hay dos dimensiones una horizontal que incluye el color rojo a la izquierda, y el color azul a la derecha, y representan aquello que es bueno y constante de forma indefinida, y otra dimensión es la vertical que representa el paso del atraso al progreso con el color negro abajo y el blanco arriba. Esta dimensión va de más a menos abajo y de menos a más arriba, porque la ignorancia y la oscuridad se van transformando en luz y conocimiento. Eso significa, que algún día y como consecuencia del progreso el mal desaparecerá de la Tierra. Por eso, son absurdas las sectas demoníacas, porque adorar el mal es lo mismo que adorar el error y la ignorancia.

Es un gran error tratar de obtener beneficios pactando con los espíritu malignos, porque en realidad son los espíritus de aquellos criminales muertos que por no haberse desprendido de su personalidad humana inferior no han podido recuperar completamente sus recuerdos espirituales y en consecuencia tienen un nivel de sabiduría muy inferior a los espíritus que se encuentran en el nivel más alto. Esto significa, que aquellos que intentan hacer tratos con ese tipo de espíritus se exponen a convertirse en sus víctimas, porque si esos espíritus no ascienden rápidamente al nivel superior es porque su conducta degenerada les impide desprenderse de sus propios prejuicios.

Los espíritus malignos suelen producir la sensación de mal olor o se muestran con el aspecto de cadáveres, esto es posible, porque con nuestras capacidades espirituales podemos notar su interés por conservar el cuerpo muerto en lugar de avanzar hacia una nueva reencarnación, es, por lo tanto, su actitud retrógrada, lo que provoca la sensación de repugnancia. Es decir que esa sensación de mal olor o ambiente fúnebre no se produce necesariamente como consecuencia de que provoquen gases, sino porque las personas que están cerca de ellos son capaces de percibir la sensación emocional que corresponde a la putrefacción o al mal que lleva asociado ese espíritu.

Resulta sorprendente que haya sectas malignas que traten de justificarse diciendo que defienden la libertad y el libre albedrío cuando defienden el mal, porque precisamente la libertad es uno de los pilares fundamentales en los que se apoyan quienes defienden el bien y la justicia, lo que la gente llama “leyes de Dios” no proceden de un viejo barbudo subido en una nube como mucha gente imagina, sino que en realidad surgen de las leyes de la naturaleza, y cada cultura y religión las ha tratado de explicar a su manera, y el hecho de que alguien diga que no cree o no reconoce la existencia de normas morales o leyes naturales no significa que por eso no sean necesarias o no les vayan a afectar. Porque el hecho de que todo sistema organizado necesite normas comunes no tiene por qué estar en contradicción con el libre albedrío, cada persona tiene derecho a hacer lo que quiera con su vida siempre y cuando no se inmiscuya en los derechos de los demás, esa es la clave de la justicia.

Es el eterno dilema de qué es más importante si el interés individual o el interés colectivo. Al final, es evidente, que una sociedad civilizada no puede funcionar bien si no da a ambos aspectos la misma importancia. Es decir que las leyes de Dios que también podríamos llamar las leyes de la naturaleza no existen para limitar los derechos de nadie, porque no es posible crear un sistema organizado con capacidad para evolucionar si no existen unas leyes comunes que todos debemos respetar, pero de las que todos nos podemos beneficiar. Es justo y correcto defender que existan normas o leyes comunes siempre y cuando sean justas, pero plantear un mundo sin leyes ni gobierno como pretenden los anarquistas, solo sirve para provocar la destrucción de todo orden establecido, además de dar rienda suelta al crimen y la delincuencia.

Es cierto que las organizaciones religiosas han intentado servirse de las creencias religiosas con el fin de explotar a la gente en su beneficio, pero no debemos culpar de ello a la religión, porque esta se basa en normas morales benéficas recopiladas a lo largo de milenios por los filósofos, pero que luego son utilizadas por estas organizaciones con fines maléficos. Porque del mismo modo que no debemos culpar al mensajero de lo que hay en el mensaje, tampoco debemos culpar a la religión de lo que hace con ella las organizaciones religiosas. Por eso, debemos usar nuestra capacidad para distinguir lo que nos rodea sin dejarnos dominar por estas organizaciones que dicen representar a Dios pero que en realidad sirven al diablo. Tampoco debemos dejarnos engañar por las sectas demoníacas, porque en esa dirección no hay salida.

Es un acto de hipocresía tratar de plantear el mal como si fuera acto de libre albedrío, porque ellos quieren usar el libre albedrío para hacer daño a otras personas, y eso, no es libertad sino tiranía, y son estúpidos los que piensan que pueden cometer crímenes o actos de tiranía sin recibir un castigo a cambio, porque solo quien defiende la justicia puede decir sin mentir que defiende la libertad y el libre albedrío de los ciudadanos. No debemos olvidar, que los derechos de unos terminan cuando comienzan los derechos de los demás y esto, los tiranos no lo quieren reconocer, pero tienen que tener en cuenta, que si actúan con despotismo el resto de la sociedad se lo va a hacer pagar.

También hay quienes plantean el concepto divino al revés, porque afirman que Dios es el malo y el diablo es el bueno basándose en el relato bíblico del árbol de la vida, del conocimiento, del bien y del mal, donde se dice que la serpiente tienta a Adán para comer del árbol. Ellos consideran que entonces la serpiente no puede ser mala si tienta a Adán para que coma de la manzana que otorga el conocimiento. Esa creencia surge por entender literalmente lo que solo se puede analizar desde un punto de vista simbólico, porque el plan de Dios o de la naturaleza siempre ha sido desde el comienzo de la vida en la Tierra que las especies evolucionen hasta llegar al hombre, y que este continúe hasta completar el progreso tecnológico. La causa de esta confusión es que la serpiente puede representar tanto aspectos benignos como malignos. Puede representar aspectos benignos, porque la serpiente puede usarse para representar el sol, la energía, la técnica o la sabiduría y todo lo positivo pueden proporcionar. Y aspectos malignos porque la energía mal controlada puede producir incendios, fugas radioactivas o accidentes de todo tipo. Si lo planteamos desde el punto de vista moral el aspecto negativo surge cuando solo se aprecian los aspectos masculinos o materiales y se desprecian los femeninos o espirituales, entonces se genera el materialismo y la injusticia. Este segundo aspecto es el que debió de inspirar a los autores del génesis cuando hicieron la historia de Adán y el árbol del conocimiento, pero es evidente que no se esforzaron por explicar el significado metafísico del relato.

La serpiente, puede describir un círculo con su cuerpo, por eso, algunos religiosos antiguos usaron este símbolo para representar el sol como productor de energía, y también para representar la renovación. El árbol representa el fruto que surge cuando se unen la energía del sol con la materia de la tierra, porque con esa unión se produce la vida. El árbol también puede representar la cruz de dimensiones en la que el polo positivo o masculino se une al polo negativo o femenino para con su unión producir la vida. En este caso, la línea horizontal representa a la tierra y la vertical representa al sol que con sus rayos fecunda la tierra. La moraleja de esta historia es que la felicidad y la vida solo pueden surgir cuando existe un correcto equilibrio entre la dimensión masculina y femenina del universo.

Aunque en el mundo existe el mal desde el comienzo de la historia, sin embargo, las regiones antiguas eran por lo general benignas, es cierto que la iglesia las culpó de ser demoníacas para conseguir adeptos, la verdad es que si bien no eran malignas en lo que se refiere a su intención, si lo eran en cambio por su comportamiento, porque cuando la iglesia o los redactores de la Biblia consideraron que el dios fenicio con cuernos Baal Amón era el Diablo, no lo hicieron porque lo creyeran, sino porque las prácticas de quemar personas en los sacrificios rituales que se hacían en su nombre si eran algo maligno aunque quienes lo hacían no se dieran cuenta. Es posible que esos crímenes los cometieran por ignorancia o por su propia maldad, o también es posible que fueran los espíritus malignos con los que se comunicaban en los rituales los que les indujeran a cometerlos. Porque en el pasado, era muy habitual, que los sacerdotes de las antiguas religiones hicieran invocaciones para comunicarse con lo que ellos creían dioses, pero que en realidad eran espíritus benéficos, en algunas ocasiones, pero en otras eran espíritus de criminales muertos que les trataban de inducir a cometer nuevos crímenes a cambio de falsas promesas.

La gente creía equivocadamente que con esos crímenes se favorecían las cosechas porque no entendían los procesos reales de la naturaleza y la iglesia al condenar esas prácticas como demoníacas lo que trataba era de eliminar aquello que estaba mal. De este modo a Seth o Saturno el dios egipcio se le convirtió en Satán, a Lucifer que es el planeta Venus se le convirtió en el príncipe de las tinieblas y al dios fenicio Baal Ammón por sus cuernos y las ceremonias con fuego que hacían en su nombre se le convirtió en el Diablo, el rey del infierno. Es cierto que en las religiones antiguas también había sabiduría, y es cierto que en las religiones actuales también hay maldad o ignorancia, pero cuando se trata de comprender el universo, entonces el monoteísmo es superior al politeísmo.

Lo mismo se puede decir con respecto a la serpiente del génesis que tienta a Adán y Eva. En el pasado la serpiente era un símbolo benigno que debido a su capacidad para formar un círculo se asociaba con el sol, la renovación o el conocimiento, pero los autores del génesis y la iglesia cristiana consideraron oportuno definirla como maligna con el fin de erradicar la adoración a los animales, los planetas o el sol que era común en la antigüedad y centrarse en un solo Dios universal como forma de culto más evolucionado. También se puede asociar la serpiente con el mal porque si esta representa al sol y por lo tanto la energía, entonces se puede usar para representar el caos y el desorden que se producen cuando la energía no es debidamente canalizada, cuando eso ocurre surge la confusión y el error, y en consecuencia el mal que se deriva de él, por esta misma razón el diablo o el infierno, se suelen asociar con el calor y el color rojo, este color igual que los demás es benigno en su esencia y representa la energía, la inestabilidad y el riesgo, pero cuando se le da un valor excesivo a la dimensión masculina sobre la femenina se provoca el accidente, el error o el mal. En la posición opuesta se encuentra el color azul que representa la estabilidad y los valores espirituales.

Un ejemplo parecido se encuentra en el apocalipsis cuando se describe al dragón como equivalente de la serpiente tratando de comerse al niño de una mujer que está a punto de dar a luz, se trata de representar aquí el materialismo en color rojo, tratando de evitar que la mujer que representa la espiritualidad en color azul de nacimiento a una nueva era de paz y luz en el mundo. El dragón tiene siete cabezas que representan a siete imperios que han hecho del materialismo su razón de ser. Sobre la mujer hay una corona de doce estrellas que representan a los seres superiores velando para que el dragón no consiga sus objetivos. Por eso, es necesario que tanto la dimensión masculina representada por el color rojo como la femenina representada por el color azul actúen en armonía sin que una de ellas trate de ocupar el lugar de la otra, porque cuando el color rojo y el azul se coordinan adecuadamente surge la vida representada por el color verde.

Este ejemplo simbólico de la Biblia también representa la cruz universal en donde a la izquierda se encuentra el color rojo y los valores masculinos, a la derecha el color azul y los valores femeninos, abajo el color negro representando el mal y arriba el color blanco representando el bien, sin embargo, cuando el color rojo y masculino de la izquierda se excede y trata de abarcar el lado derecho y femenino rompe el equilibrio que debe haber entre las dos fuerzas universales y entonces se vuelve negro y se genera el mal, por eso, pasa a estar situado abajo. En la representación bíblica, el dragón rojo se sitúa debajo de la mujer para simbolizar que el materialismo trata de destruir el fruto de la mujer que en realidad representa una era futura llena de espiritualidad para el mundo. En el futuro, existirá mucha más espiritualidad que ahora, pero no será así porque sea lo único que cuente, sino porque en la actualidad la humanidad es demasiado materialista y por eso, en el futuro, se producirá un reequilibrio y a partir de ese momento la humanidad dará el mismo valor a la materia que al espíritu.

Por esta razón, se dice que el infierno se sitúa abajo y el cielo arriba, es la forma simbólica de decir que cuando alguien se vuelve materialista y niega la existencia del espíritu se convierte en maligno y en consecuencia el color rojo que representa los valores masculinos del universo y que normalmente debe estar a la izquierda de la cruz o equis simbólica, pasa a estar abajo en la zona del mal. Esto ocurre, cuando una persona da un valor excesivo al lado masculino de la vida y en consecuencia niega el derecho a existir al lado femenino, al actuar así comete un error del que se deriva el mal, por eso, en este caso el color rojo se vuelve negro y pasa a ocupar el lugar inferior.

Por lo tanto, la serpiente o el dragón pueden servir para representar aspectos benignos o malignos dependiendo de las circunstancias, porque la serpiente representa en su enfoque benigno el fuego, la energía, el sol o el intelecto y en su aspecto maligno el caos o el materialismo, pero esto solo ocurre cuando una persona le da un valor excesivo a la dimensión masculina o material sobre la femenina o espiritual y trata de abarcar el espacio que no le corresponde. No es que la serpiente o la dimensión roja tengan dos caras una buena y otra mala, lo que ocurre es que cuando una persona comete el error de abusar de una dimensión sea la roja o sea la azul, entonces se produce un desequilibrio y como consecuencia surge el mal, por eso, para ser feliz, es necesario respetar el espacio que ambas dimensiones deben tener para funcionar correctamente, porque cuando abusamos de una en perjuicio de la otra en realidad nos perjudicamos a nosotros mismos.

También es perjudicial cuando ocurre lo contrario y se le da más importancia a la dimensión femenina sobre la masculina, porque entonces surge el feminismo contemporáneo. El feminismo extremista surge del mal, porque igual que el comunismo defiende solo el lado femenino de la vida lo que deriva en la anarquía, el caos y la delincuencia que es lo opuesto a los valores divinos y el orden universal. Esto se debe, a que la dimensión femenina representa la dispersión y la fuerza centrífuga, pero si no es equilibrada por la fuerza masculina o centrípeta que busca el orden alrededor de un núcleo de poder, entonces todo el sistema termina destruido.

Para progresar no solo es importante el sol y los valores masculinos, también es necesaria la Tierra y los valores femeninos que conducen al orden, el progreso y los valores espirituales. En realidad, la serpiente o el dragón que echa fuego son ejemplos simbólicos que sirven para representar la energía solar y la dimensión masculina, pero cuando esta energía es mal utilizada o dicho de otra forma cuando le damos un valor excesivo a la materia representada en rojo sobre el espíritu representado en azul surge el materialismo y el mal, por eso, debemos dar a cada cosa su justo valor.

La costumbre de adorar animales que existía en las antiguas religiones no se limitaba simplemente a usarlos como un ejemplo simbólico, sino que construían estatuas para adorarlos como divinidades personales, este comportamiento es indigno, porque rebaja tanto al ser humano como al concepto de Dios, por eso, se puede considerar un acierto el esfuerzo que la iglesia católica puso en erradicar estas costumbres, es una pena que esa buena intención inicial se transformó en codicia cuando se convirtió en una religión importante. La llegada del protestantismo fue un rayo de luz momentáneo, porque la iglesia católica se había convertido en un oscuro pozo lleno de maldad y corrupción cuando muchos reyes de Europa iban a Roma a ofrecer sobornos para que el papa apoyara sus intereses. Por eso, aquellos países como Inglaterra que se opusieron a esta situación pudieron mejorar sus economías al librarse del lastre que ese chantaje suponía.

El mismo error que cometieron las religiones antiguas lo han cometido después algunos seguidores de la teosofía o el ocultismo, porque impresionados por las leyendas del pasado han terminado creyendo en el politeísmo, esto se deduce cuando definen a Dios como una suma de “antiguos dioses”, se olvidan de que la llegada del monoteísmo fue un símbolo de progreso para la humanidad al reconocer por un lado a Dios como valor supremo y unificador de todos los seres y al resto de todos los seres como iguales ante él. Es correcto decir que Dios tiene ángeles o seres superiores ayudantes que lo pueden representar y comunicarse en su nombre con las personas, pero es necesario subrayar que Dios solo puede ser considerado el denominador común de todo el universo y no quienes le representan. En mi opinión, los filósofos antiguos se acercaron mucho a la verdad, no hay que olvidar que para progresar en filosofía no es necesario ningún aparato complejo porque es suficiente con tener tiempo y la inteligencia necesaria para comprender los detalles de la naturaleza, pero lamentablemente la ignorancia y la superstición de la época en la que vivían les impidieron completar el camino de la sabiduría.

El progreso intelectual no es fácil, y el nivel de conocimiento que puede tener un mundo que solo ha recorrido la mitad del camino es limitado, por eso, la humanidad no podrá percibir completamente el mundo real y descartar lo equivocado hasta que termine el proceso evolutivo. Cuando eso ocurra, la luz ocultará la ignorancia y ya no habrá más maldad sobre la Tierra porque los hombres habrán aprendido a actuar con equilibrio y equidad. La ignorancia ya no confundirá más a la humanidad, esto en el apocalipsis se define simbólicamente como “el engañador de Dios” es decir el mal que se deriva de la ignorancia trata de impedir que la parte de Dios que todos tenemos en nuestro interior surja, tome el control de nuestras vidas y nos libere de las mentiras que nos cuentan los tiranos. En el apocalipsis se dice que al final de los tiempos el mal será expulsado del cielo a la tierra, es decir que ya no existirá más maldad en los mundos evolucionados y solo existirá en los primitivos, por eso, cuando nuestro planeta alcance la perfección se convertirá en un mundo ideal y entonces Dios descenderá a ella, es decir la verdad que representa a Dios permanecerá en la Tierra para siempre.

Esta situación de perfección a la que todos los planetas o las personas llegan cuando terminan su proceso de evolución es lo que en el cristianismo se considera llegar al cielo y en el hinduismo alcanzar el nirvana. Para que un planeta alcance esta situación de plena perfección es necesario que todos los seres que lo habitan alcancen primero su máximo nivel espiritual y esto, se una con el máximo nivel tecnológico. Es, por lo tanto, un proceso de doble evolución, la personal mediante nuestro enriquecimiento interior, y la colectiva mediante el progreso de la ciencia.

Cuando eso ocurra, todos los seres que hayan completado su desarrollo en el conocimiento de las verdades espirituales alcanzarán su unión con Dios, pero no será una unión física como la que ocurre cuando el universo llega a su fin y todos los espíritus se unen en un solo ser para formar el huevo cósmico, sino que será una unión intelectual, porque Dios no es un ser individual, sino que es, en el plano físico, todos los seres que pueblan el universo y en el plano intelectual el conjunto de leyes que lo rigen. Todos los seres que habitan un planeta, cuando terminen su evolución espiritual se unirán a Dios en el plano intelectual, porque a partir de ese momento ya no necesitarán cambiar para adaptarse a la verdad, porque en ese momento ya vivirán en consonancia con ella. Cuando eso ocurra, todas las personas se seguirán reencarnando de forma indefinida en el planeta durante miles de millones de años hasta que el actual ciclo cósmico termine, entonces será necesario reunir a todos los seres en una sola partícula para hacer posible el inicio de un nuevo universo.

En realidad, todos los seres forman parte de Dios en el aspecto físico, pero debido a que tienen la necesidad de olvidar para poderse regenerar, pueden quedar temporalmente desconectados de la parte intelectual de Dios, porque debido a la ignorancia dejan de estar en consonancia con las verdades universales que también le representan. Sin embargo, cuando los seres alcanzan la perfección espiritual su conexión con Dios es completa, pero eso, no significa que para ello sea necesario que todos los seres estén en físicamente unidos, porque el universo necesita dividirse en miles de millones de planetas poblados por miles de millones de personas porque solo de esta manera consigue la variedad de seres y acontecimientos que hace más atractiva la vida universal. Es decir que la unión física de todos los seres no será necesaria hasta que el ciclo cósmico termine y todos los seres se unan para formar una sola partícula antes de formar un nuevo universo.

Los hinduistas creen equivocadamente que para alcanzar la perfección o el nirvana es necesario abandonar el proceso de reencarnaciones, pero creen eso, porque no comprenden que es mediante la reencarnación como el espíritu puede alcanzar la felicidad, la reencarnación es necesaria, porque solo de este modo el cuerpo que representa la materia, y el espíritu que representa la energía, alcanzan el equilibrio que hace posible la felicidad. Es decir que el hecho de reencarnarse no tiene como única finalidad el progreso, sea físico o espiritual, sino que es un medio en sí mismo para alcanzar la felicidad. Este error se debe a que creen igual que muchos cristianos o seguidores de otras religiones que los problemas de la Tierra van a durar siempre. Sin embargo, cuando el mundo alcance la perfección, tanto en el aspecto personal como en el tecnológico, la humanidad ya no necesitará soñar con un mundo perfecto, porque ya vivirán en él.

En el pasado, la mayoría de religiones creían en la vida después de la muerte, por ello, los sacerdotes solían intentar comunicarse con sus dioses imaginarios mediante rituales, pero sin saberlo, a veces, entraban en contacto con los espíritus de criminales muertos que se hacían pasar por esos supuestos dioses y les animaban a cometer crímenes rituales. Supuestamente, estos espíritus usaban las emanaciones de la sangre de las víctimas o su energía corporal para condensar sus estructuras fantasmales y así volver momentáneamente a la vida corpórea. Estos cuerpos fantasmales son etéreos y están diseñados para hacer más fácil el paso de una vida a la otra al imitar el cuerpo humano real, esto, lo consiguen, porque después de la muerte usan un poco de materia para representar la forma que el cuerpo tenía.

Cuando los espíritus se encuentran en esa situación están en una posición intermedia entre la vida humana y la espiritual, pero estos espíritus malignos se niegan a ascender al mundo espiritual superior quizás por miedo a represalias por sus crímenes cometidos durante su vida humana, o porque al tener una mentalidad materialista nunca creyeron en la reencarnación, por eso, se quedan en esa zona intermedia llamada limbo. Entonces, puede ocurrir que en las invocaciones de los sacerdotes se presenten como supuestos dioses y animen a la gente a cometer estos crímenes y servirse de las energías corporales de sus víctimas para aumentar la densidad de su cuerpo fantasmal y fingir así haber vuelto a la vida humana. Este es el verdadero origen del mito de los vampiros. Con esta actitud, los espíritus malignos demuestran su ignorancia, porque siempre será mejor avanzar en el mundo espiritual y prepararse para una nueva reencarnación, antes que tratar de fingir que se tiene un cuerpo humano cuando eso no es cierto.

Los religiosos antiguos trataban con sus rituales de comunicarse con los seres superiores pero no comprendían la verdadera naturaleza de quienes respondían a su llamada, unas veces eran espíritus verdaderamente superiores, otras veces eran los espíritus de criminales y otras veces eran seres extraterrestres, pero para ellos simplemente eran dioses. Quizás lo que determinaba el tipo de ser que acudía a la llamada era la actitud de quien hacía esa llamada y si el sacerdote era benigno podía atraer a los espíritus benignos y cuando el sacerdote era maligno seguramente el espíritu que acudía también estaba en sintonía con su actitud. Al final cada uno termina generando aquello en lo que cree, por eso, es necesario buscar la verdad que se esconde detrás de las apariencias y atraer el bien viviendo con dignidad.

24 LOS DISTINTOS GRUPOS DE SERES

No tiene sentido creer en la existencia de dioses o espíritus temáticos dedicados a actuar en cada aspecto de la materia, lo que sí existe es el ser universal que es y gobierna el universo material y luego existen los seres superiores que pueden mostrarse al hombre como espíritus o como seres extraterrestres, estos serían los antiguos ángeles de la Biblia, pero en lugar de dioses lo correcto sería considerarlos ayudantes de Dios. Estos espíritus o seres extraterrestres habrían tratado de favorecer el progreso de la humanidad desde tiempos muy antiguos mediante contactos extraoficiales con algunas personas que ellos seleccionaban para que hicieran la labor de profetas o intermediarios. El contacto directo con los gobiernos estaría prohibido para no interferir demasiado el ritmo natural de evolución. Este proceso de aprendizaje estaría limitado por la capacidad del hombre para comprender la verdad, porque de poco sirve que los seres superiores traten de enseñar al hombre las grandes verdades del universo si este se niega a aceptarlas influido por sus creencias primitivas. En las leyendas antiguas, se referirían a sus naves como los carros de los dioses en la Biblia o las vimanas en la India. Con posterioridad, estos encuentros con los seres superiores serían deformados y mezclados con guerras y acontecimientos humanos para hacer que estos seres parezcan más semejantes al hombre de lo que realmente eran y así hacer estas historias más interesantes aunque a costa de alejarse bastante de la verdad.

Con el fin de no interferir en el ritmo normal de evolución y en el libre albedrío de las personas, estos seres se limitarían a transmitir al hombre solo ideas genéricas pero nunca datos técnicos concretos, por eso, se equivocan quienes piensan que el progreso científico de la humanidad se debe a ellos. Esto explica por qué después de producirse estos contactos la cultura humana continuó siendo imperfecta y llena de mitos falsos y medias verdades, esto es así, porque aunque ellos traten de ayudarnos el esfuerzo principal para conseguir ese progreso tiene que salir de nosotros mismos.

En la actualidad, todavía sigue existiendo mucha ignorancia en toda la Tierra en lo que se refiere a las verdades metafísicas del universo incluso entre aquellos que las han intentado comprender o los que dicen comprenderlas, porque los seres superiores no pueden dar ningún conocimiento que no seamos capaces de deducir por nosotros mismos. Ellos nos pueden ofrecer solo aquello que estemos preparados para asimilar. Lamentablemente, en el mundo son muchos los que dicen conocer esas verdades aunque solo conozcan un poco de ellas, por eso, ocultan su ignorancia detrás de frases demagógicas que aparentan decir mucho cuando en realidad no aportan nada.

Cuando el mundo termine su evolución, lo más probable es que nuestros hermanos cósmicos se muestren abiertamente a nosotros porque entonces el hombre habrá alcanzado el mismo nivel intelectual que ellos. Ese momento, será uno de los más trascendentales en toda la historia de la humanidad, porque cuando esto ocurra, ellos nos podrán proporcionar los datos que hayan recogido sobre los hechos de nuestro pasado que hasta ahora han permanecido ocultos. Entonces será posible separar las luces de las sombras de nuestro pasado y saber cuáles de las antiguas supersticiones estaban basadas en la verdad y cuales eran el producto de la fantasía. También nos podrán proporcionar una copia de la biblioteca de Alejandría que quemaron los romanos con todos los inmensos conocimientos del pasado que había en ella, o imágenes reales de todos los hechos históricos que hubieran presenciado, es evidente que después de ese contacto el mundo ya no volverá a ser el mismo.

En la naturaleza, también existen los espíritus encargados de administrar las plantas o animales que por su gran sencillez carecen de espíritus individuales para cada individuo. Es decir que cada uno de estos espíritus controla toda una especie de plantas o animales de forma grupal. Estos seres funcionan más como robots que como seres con conciencia propia y esa función de conciencia la realiza el espíritu que los controla y se ocupa de sus necesidades pero no lo hace reencarnándose en ellos sino coordinándolos desde el exterior, por eso son seres grupales. Esto explica por qué hay casos en los que estos pequeños seres son descongelados después de pasar miles de años en el hielo y sin embargo vuelven a la vida, esto ocurre simplemente porque no son seres vivos dotados de un espíritu propio, sino máquinas controladas a distancia por su espíritu tutor. Ejemplos de estos seres que por su especial sencillez carecen de espíritu propio serían las bacterias o las hierbas.

No tiene sentido llamar dioses a los seres superiores o extraterrestres, porque Dios solo puede ser considerado el denominador común del universo es decir a aquello que nos une a todos. Dios, por lo tanto, no es un ser sino la suma de todos los seres. Dios tampoco es una ley, sino la suma de todas las leyes universales que se derivan de la verdad. Las leyes universales fundamentales no han sido creadas por ser alguno, sino que se derivan de la verdad, son ellas mismas la verdad, y como la verdad no puede ser contradicha al final actúa como precursora de las leyes posteriores que crean los seres vivos aunque estos debido a su libre albedrío no siempre crean leyes teniendo en cuenta la verdad. El universo, en su aspecto material tiene que respetar en gran medida estas reglas de la naturaleza basadas en la verdad, porque a nivel atómico todo se rige por las matemáticas y la lógica.

Estas leyes primordiales actúan como una guía y sirven para que el ser que administra el universo no necesite prestar excesiva atención a cada proceso físico porque la lógica y los límites que la propia naturaleza tiene se encargan de llevar la materia a su destino lógico casi de forma automática. De este modo, el ser que es y gobierna el cosmos aunque siente y participa conscientemente de todos los procesos materiales sin embargo, también puede dedicarse a organizar todo aquello que es nuevo en el proceso de evolución universal porque la mayor parte de los procesos de cambio y evolución en el universo ya fueron decididos con anterioridad en su mayor parte antes incluso de que el universo surgiera de su huevo inicial. Es decir que la primera tarea que tuvieron que hacer todos los seres que habitan el universo fue decidir los aspectos principales que éste debía tener antes de provocar la expansión de las galaxias, es decir que el universo primero fue pensado y solo después construido, por eso, todos los procesos de cambio que llamamos tiempo están en gran parte preestablecidos como por ejemplo los que controlan el efecto de la gravedad o las transformaciones de las estrellas. Esta situación afecta a la parte rígida del universo pero no a la parte flexible que permite el libre albedrío, por eso en la vida tenemos distintas opciones para elegir.

¿Pero, se puede considerar entonces que la primera partícula o el huevo cósmico inicial es Dios? La respuesta es que desde ciertos puntos de vista sí podría encajar con ese concepto, pero desde otros puntos de vista no. Esto es debido, a que al principio del actual ciclo cósmico, solo existía una partícula, después esa partícula que no estaba formada por otras partículas, sin embargo se dividió en muchas otras. Entonces, podemos pensar, que esa partícula fue la creadora de las otras y por lo tanto es Dios, pero esto es un error, porque esa primera partícula lo que hizo no fue crearlas, sino clonarse a sí misma, por lo tanto, las demás partículas también son al mismo tiempo la primera partícula y con sus mismas cualidades. Después, esta primera partícula se dividió en dos grupos, uno sería el de los seres que se reencarnan en forma de personas o animales, y otro es el ser o seres que son y gobiernan el universo material incluyendo las estrellas y los planetas.

Este ser universal también tiene cualidades que se asocian a Dios, porque es el encargado de hacer que el universo funcione y por lo tanto es el guardián y encargado de que las leyes de la naturaleza se mantengan sin variaciones significativas durante todo el ciclo cósmico. Si no fuera por él, no sería posible crear un proceso de evolución ordenado, porque él vela para que las leyes inamovibles que representan a Dios en el plano material no cambien. Sin embargo, este ser tampoco es Dios, porque la función que él hace ahora, también la tendremos que hacer nosotros cuando nos toque el turno en futuros ciclos cósmicos.

Es decir que en el aspecto material Dios somos todos, pero en el aspecto espiritual Dios solo son las verdades universales, por eso, cuanto más actuemos en consonancia con ellas, más nos encontraremos en consonancia con Dios. Las leyes universales han sido desarrolladas por todos los seres que pueblan el cosmos, pero a su vez se derivan de las verdades universales que existen fuera del tiempo, porque el mismo tiempo vuelve a empezar cuando se termina. Las verdades universales son eternas porque la verdad no tiene ni principio ni fin, sino solo las cosas o formas materiales que se crean a partir de esas verdades. Una vez que el universo comenzó, todos los seres empezaron a construir el universo que conocemos y lo hicieron inspirándose en esas verdades fundamentales, esto es necesario, porque el hecho de que alguien intente ignorar la verdad no significa que la verdad le vaya a ignorar a él, por eso, todos los seres deben respetar y vivir en armonía con las verdades universales.

En resumen Dios, desde el punto de vista material somos todos y desde el punto de vista espiritual son las verdades universales. En realidad, estas verdades también forman parte de nosotros, porque no pueden existir si no es a través de nosotros mismos, lo que ocurre es que debido a la existencia del libre albedrío por un lado, y por el otro a la necesidad de olvidar que todos los seres tienen para poderse regenerar, muchas veces y debido a la ignorancia, vivimos sin tener en cuenta esas verdades fundamentales, y en consecuencia, en ese momento, no estamos en conexión con la parte espiritual de Dios. Pero en realidad Dios surge de nosotros, aunque no siempre actuemos en consecuencia con lo que representa, por eso, desde cierto punto de vista el proceso de evolución es una forma de desenvolver lo que ya llevamos dentro. Esto es debido, a que en el universo, pasar de la ignorancia al conocimiento y del conocimiento a la ignorancia en un proceso giratorio, pero el denominador común, son todos los seres que viven en el universo y tienen vida eterna, junto con las leyes universales que se expresan a través de ellos.

A lo largo de la historia los seres humanos han inventado una gran multitud de dioses imaginarios con las mismas características que el hombre terrestre, así se crearon mitologías como la india o la griega en donde se mezclaban hechos y batallas humanas con supuestas batallas de los dioses. Es decir que tomaban como punto de partida un suceso real y lo modificaban mezclándolo con la supuesta participación de los dioses. Esto tiene una razón psicológica porque al plantear que los dioses, tienen los mismos vicios y pasiones que los hombres, en realidad lo que tratan de hacer es sobrevalorar a los propios seres humanos. Es, por lo tanto, un modo ingenuo de entender lo divino al mismo tiempo que un acto de arrogancia, porque al rebajar a los dioses tratan de elevar a los hombres.

También era frecuente, que cuando una gran civilización de la edad de piedra o de bronce desaparecía, al ver sus sucesores las grandes construcciones que habían dejado pensaban que eso no lo podían haber construido los hombres sino que tenía que ser forzosamente obra de gigantes semi divinos. Eso, se debe, a que no eran capaces de comprender cuál es el verdadero potencial que el ser humano tenía en la antigüedad. La verdad es que ese trabajo no lo habían hecho hombres gigantes sino una civilización que, comparada con sus vecinas era muy grande y por eso construía monumentos gigantes, esto, es lo que ocurrió por ejemplo con las pirámides de Egipto o la torre de Babilonia. La verdad es, que cuando los hombres prehistóricos se dieron cuenta de que eran superiores a los animales trataron de simbolizarlo construyendo grandes monumentos de piedra, esto se hizo común en toda la Tierra. Usaron este material, porque el conocimiento que en aquellos tiempos tenían de los metales era muy escaso. Estas civilizaciones primitivas no conocían las máquinas eléctricas de la actualidad, pero eran unos expertos en el manejo de la piedra, y usaban para ello martillos y cinceles hechos con minerales de gran dureza, sogas sacadas de fibras vegetales y troncos usados como ruedas. También se servían de un manejo hábil de la ley de la palanca para aumentar la fuerza mecánica y usaban grúas hechas de madera y piedra accionadas por contrapesos para subir grandes cargas a mayor altura de forma parecida a como lo hacen los ascensores actuales, pero con la diferencia que en lugar de energía eléctrica usaban fuerza animal o humana. Seguramente, fue de este modo como se pudieron construir las pirámides de Egipto y otras grandes construcciones de la antigüedad. Quizás el motivo por el que no se dispone de mucha información sobre el diseño de estas primeras grúas sea porque en aquel momento se consideraba tecnología secreta y por eso podría estar prohibido reproducirlas en dibujos o esculturas. Poniendo una grúa en cada planta sería fácil subir todas las piedras de una pirámide. Ese sería el verdadero secreto que se encuentra detrás de los grandes monumentos de la antigüedad como las pirámides o Stonehenge y no la existencia de gigantes. Esto mismo ya había sido escrito por el historiador griego Herodoto en su libro (Las historias) probablemente en el año 430 a. C. Incluso podrían construir taladros usando puntas hechas con minerales de gran dureza y accionadas por motores hidráulicos. El problema de la sociedad contemporánea es que se subestima lo que podían hacer los habitantes de la edad de piedra, porque si bien es cierto que no podían fundir metales como en la actualidad sin embargo lo compensaban usando minerales duros, y como fuerza mecánica usaban contrapesos y corrientes de agua.

Como en la prehistoria tampoco existía la escritura, el recuerdo de esas primeras civilizaciones pasó a la historia a través de cuentos y leyendas y serían recordados como los habitantes de una tierra de gigantes. El hecho de usar la palabra “gigantes” para diferenciar a los habitantes de la edad de piedra de la época que llegó después recuerda el calificativo de “bárbaros” que los romanos usaban para referirse a aquellos que se encontraban en un nivel inferior de desarrollo. En este asunto debemos valorar a los antiguos con humildad, porque lo más razonable sería usar el calificativo de “primitivos” ya que bárbaros es un concepto despectivo que presupone la incapacidad de razonar o progresar. Hay que tener en cuenta, que en el futuro el calificativo de “hombres primitivos” se usará para definir a todos aquellos planetas como el nuestro que aún no han terminado de completar su evolución, eso significa, que para ellos, nosotros estaríamos incluidos en el mismo grupo que los que ahora se consideran bárbaros.

Otras veces se confundían los restos fósiles o congelados de dinosaurios o grandes simios de la antigüedad y pensaban que procedían de hombres gigantes. En el pasado existía un gran simio pelirrojo de hasta 3 metros de estatura llamado Gigantopithecus que se extinguió hace 100.000 años, es posible que los primeros prototipos humanos convivieran con él antes de que se produjera la extinción y eso pudiera favorecer la leyenda de los gigantes, pero en aquella época, los humanos que habían eran más parecidos a animales que a hombres como ahora se entienden. Estos primeros humanos tampoco conocían la escritura y estaban provistos de un lenguaje muy sencillo por lo que resulta difícil creer que su recuerdo pudiera llegar hasta nuestros días. También es posible que esa leyenda haya surgido en una época más reciente al confundir los hombres prehistóricos a los gorilas u orangutanes con hombres, estos animales aunque no son gigantes pueden llegar a pesar hasta 250 kg. Otra de las explicaciones más convincentes que explicaría por qué en muchas culturas antiguas se habla de los gigantes es el gigantismo o la acromegalia. Debido a una enfermedad, la glándula pituitaria produce un exceso de la hormona del crecimiento provocando a quien la padece una estatura mayor de lo normal. Como en el pasado los seres humanos formaban comunidades pequeñas casi familiares, es posible que esta enfermedad fuera transmitida de forma hereditaria de padres a hijos provocando la existencia de poblados enteros con una estatura mayor de lo normal.

Otro mito que era común entre los sacerdotes y filósofos del pasado era considerar el número siete como representante de los dioses. En realidad, este número no tiene nada que le haga especial o mejor que los demás, porque cada número participa por igual en la representación de la naturaleza por eso, la explicación más probable de esa adoración está en que los antiguos sacerdotes eran al mismo tiempo excelentes astrónomos y consideraban a los planetas seres divinos. Estos sacerdotes pronto se dieron cuenta que los años se dividían en trescientos sesenta y cinco días y a su vez la división más adecuada de los días era en cincuenta y dos semanas de siete días, a partir de ese descubrimiento el número siete ya elevado a la categoría divina se usó para múltiples asuntos religiosos en los que se tenía que elegir un número, como por ejemplo cuando en el Génesis bíblico se dice que Dios creó el mundo en seis días y al séptimo descansó, es razonable pensar que en este caso la leyenda se está basando en la semana de siete días. Lo más probable, es que con ello se trate de simbolizar las distintas etapas que pasan hasta llegar al hombre entre las que se incluyen la mineral, la vegetal, la animal y la humana. También pudo servir para representar a los planetas que en la antigüedad consideraban dioses cuando solo se conocían siete.

Los ocultistas afirman que una de las razones para adorar este número se debe a que desde un punto de vista simbólico el número siete se forma cuando se junta un cubo de cuatro lados con una pirámide de tres y al parecer a este hecho le dan mucha importancia, pero esa parece una respuesta evasiva más que una auténtica razón que justifique su uso desproporcionado, porque con los demás números también se pueden hacer otras formas geométricas con un valor metafísico similar.

Algo parecido ocurrió con la adoración de la luna a la que consideraban madre de la Tierra, esta creencia se debía a que desde un punto de vista simbólico la noche es femenina y el día es masculino, por lo tanto, la noche es madre y el día es padre de la vida. Al mismo tiempo el sol es masculino y los planetas y sus lunas son femeninos con respecto al sol. La luna está igual de día que de noche, pero como solo se ve por la noche la asociaron con la maternidad y el sexo femenino, lo que llevó a que se la considerase equivocadamente la madre de la Tierra. Esta creencia es un error, porque la Tierra y la luna forman parte del mismo plano dimensional femenino que el resto de lunas y planetas del sistema solar.

Quizás el error también se deba a que en el pasado no se sabía que la Tierra era un astro como los demás y pensaban que tenía una superficie plana, por eso, pudieron considerar equivocadamente que la luna era la madre y el sol era el padre de la Tierra, pero lo correcto es unir en el mismo plano a la luna y a la Tierra. La noche y el día forman la vida, porque ambos forman una dualidad binaria, dicho de otra forma, si no existiera el vacío entre dos partículas o entre dos notas musicales no existiría la materia ni tampoco la música. El vacío o la noche representan el número cero, y la materia o el día representan el número uno.

Del mismo modo, el sol con respecto a los planetas representa el numero uno y la energía y los planetas con respecto al sol representan el número cero y el vacío, porque con respecto a él son femeninos. Toda la materia con respecto al vacío es masculina, pero cuando se trata del contraste entre la materia del sol y los planetas entonces el sol es masculino y los planetas con sus lunas son femeninos. La materia de los planetas con respecto al sol es femenina, pero la materia de los continentes con respecto al mar y el agua es masculina, esto demuestra que la definición de sí una cosa es masculina o femenina depende del plano en donde se encuentre. Es cierto que el sol y la luna son los astros que más influyen en la Tierra, el sol por su energía y la luna por su gravedad, incluso son muchos los seres vivos que adaptan su biología a los meses lunares, pero eso no significa que sea correcto considerar a la luna como la madre de la Tierra.

25 LAS LEYES DE DIOS

El universo está regido por unas leyes que surgen de la verdad, es decir que no se trata de leyes que hayan sido creadas por un ser o ente alguno, sino que en su esencia primordial esas leyes universales se derivan de la verdad última y por eso dirigen el universo como si se tratase de un proceso matemático, esto es así, porque la verdad no puede contradecirse a sí misma. Este hecho incuestionable provoca que el universo se divida en dos mitades, una es la que se refiere a las cosas que no se pueden hacer o cuestionar porque al ser ilógicas son imposibles, y otras son las cosas que podemos hacer porque están sujetas a la dimensión de la variabilidad. Es decir que esta dimensión permite elegir entre varias opciones o caminos pero sin contradecir las reglas básicas de la lógica física y matemática de la materia. Estos dos planos igual que otros muchos también se pueden dividir entre femenino, masculino y horizontal y vertical.

El plano vertical, espiritual, rígido, femenino y azul es el que corresponde a las leyes fundamentales del universo y que también podrían denominarse leyes de Dios. El plano horizontal, material, rojo, masculino y flexible, es el que corresponde a aquello que es elegible a voluntad por los seres que viven en el universo. En el plano horizontal estarían las leyes humanas o hechas por los espíritus individuales. Estas leyes, al ser creadas voluntariamente por seres sujetos a la posibilidad de equivocarse podrían no estar en consonancia con las verdades absolutas y como consecuencia de ello, los seres que las hacen podrían sufrir las consecuencias de tener defectos de diseño.

El libre albedrío nos proporciona la satisfacción de sentirnos libres, pero también implica el riesgo de equivocarse y caer en el mal, cuando a alguien le ocurre eso sufre por ello, pero esto, no le ocurre como consecuencia de un castigo divino o provocado por seres superiores, sino porque cuando se aleja de la verdad y contradice las leyes de la naturaleza que representan a Dios sufre las consecuencias porque esas leyes deben seguir actuando tanto si las tenemos en cuenta como si no por el bien de todos. Por eso, se puede decir entonces que Dios solo está en aquello que es perfecto, porque los errores derivados de la voluntad no están en sintonía con la verdad y las leyes universales que le representan. Esto significa que, cuanto más cerca está un planeta de la perfección, más en sintonía estará también de las leyes universales que representan a Dios. Esto es así, porque las leyes de Dios son en realidad las leyes de la naturaleza y cuando alguien las desprecia sufre las consecuencias. Esas leyes no son propiedad de nadie sino que representan a todos por igual y son necesarias para que el universo tenga unos cimientos sólidos en los que apoyarse, porque sin esos cimientos fijos y constantes el progreso del universo no sería posible.

26 EL SER UNIVERSAL

En lo que se refiere a la forma en la que las leyes universales llegan a nosotros directamente podría decirse que esto ocurre a través del ser universal que es y administra el universo material. Es decir que este ser ha construido el universo formado por estrellas y planetas en el que nosotros vivimos pero no controla ni ha construido los demás espíritus individuales, estos espíritus no están conectados a él directamente por eso son seres distintos. Esto es así, porque la dimensión humana la tenemos que construir nosotros mismos mediante el progreso biológico al principio y tecnológico después. Esto significa, que no existe un gobierno universal situado en algún punto del universo y dirigido por seres superiores, sino que este ser es el que lo administra directamente desde la partícula más pequeña a la galaxia más grande. Esto es posible, porque su mente a diferencia de la nuestra puede dividirse en múltiples tareas diferentes al mismo tiempo y sentir cada una de esas reacciones igual que nosotros sentimos los problemas de cada día. Este ser no tiene una sede propia donde residir, porque el universo es su propio cuerpo y también su espíritu ya que en realidad es un espíritu súper concentrado. Es decir que tanto su cuerpo, como su mente, forman todo el universo material, y las galaxias, en realidad, es como si fuesen las neuronas de su cerebro. Es decir que el universo es, al mismo tiempo, un ser vivo, pero para él toda la materia es, al mismo tiempo, su cuerpo, su mente y su espíritu.

Sin embargo, todos los seres individuales como nosotros vivimos en el universo pero no formamos parte de él directamente por eso somos seres distintos. Esto significa, que el universo está poblado por miles de millones de seres que viven en él, pero sin ser parte de él, del mismo modo que los microorganismos viven dentro de nuestro cuerpo pero sin ser parte de él. El ser universal, convierte su espíritu en su cuerpo por condensación hasta hacerlo visible de forma que en su caso el cuerpo y el espíritu son la misma cosa. Este ser no puede reencarnarse en otro cuerpo material como nosotros precisamente porque él es el encargado de suministrar y organizar el mundo material en el que se tienen que reencarnar los espíritus humanos. Es decir que los espíritus individuales o humanos no gobiernan sobre planetas o galaxias en el plano material, sino que solo gobiernan a otros seres o espíritus semejantes a ellos. Por lo tanto, es el ser universal el que se encarga de esa función, por eso, son absurdas las creencias antiguas en dioses o diosas que controlan el universo, los espíritus individuales solo pueden controlar a otros espíritus individuales.

Este ser tampoco es Dios ni ha creado el universo, porque su función sólo es administrarlo. En realidad, él universo es también su cuerpo y todo lo que le ocurre es parte de su vivencia personal. Los espíritus individuales simplemente se sirven de él igual que una bacteria se sirve del cuerpo humano, pero, con la diferencia, de que en un ser humano es evolutivamente superior al universo. Esto es así, porque el ser universal actúa solo en el plano mineral para proporcionar al hombre los cimientos en los que construir la civilización. En cambio, la civilización humana, representa un nivel superior en la escala evolutiva. La clave de esa diferencia está en que el ser universal tiene que administrar millones de tareas inferiores en el plano físico para que el hombre pueda administrar solo unas pocas tareas superiores en el plano humano. La razón por la que el hombre no necesita ocuparse de las tareas químicas o físicas que ocurren dentro de su cuerpo es porque ya se ocupa de ello el ser universal, así el hombre puede ocuparse de las tareas típicamente humanas.

El ser universal tampoco es omnipotente, porque todos los seres del universo tienen que someterse a la verdad y las leyes de la naturaleza por igual y de forma rotatoria. El ser universal evoluciona como nosotros y su trabajo consiste en decidir dentro de sus posibilidades los cambios a realizar para continuar con el progreso cósmico material de las estrellas y los planetas. Es un progreso material, porque el progreso de las civilizaciones humanas, de los animales o de las plantas, está en un plano superior y por eso lo tienen que hacer los espíritus individuales que están separados físicamente del ser universal. Este ser no debe ser confundido con Dios, porque aunque su tamaño sea grande, sin embargo solo es un ser más del universo y algún día todos los demás seres tendrán que pasar por esa misma situación de forma rotatoria. Este ser tampoco puede hablar con las personas, porque su mente está dividida en miles de millones de operaciones atómicas por segundo y lo más parecido que tiene a la voluntad individual lo tiene que dedicar a su propia evolución. Esto es así porque los seres individuales tienen una mente enfocada en un solo punto o dimensión vertical que permite la capacidad de pensar en una sola cosa, pero en cambio el ser universal tiene su mente dedicada a la dimensión horizontal que reduce la capacidad de concentración pero a cambio aumenta su capacidad de intervenir en múltiples tareas al mismo tiempo. Esta dimensión horizontal y cálida en la que actúa el ser universal que administra las galaxias funciona como un escenario para que el resto de seres de la dimensión vertical y cristalina se sirvan de él y puedan progresar. Este ser crea los cimientos y el decorado del universo y miles de millones de seres se sirven de ese decorado para progresar y crear civilizaciones avanzadas.

Se puede decir entonces que Dios no es un ser o ente individual, sino más bien es un personaje abstracto formado por dos aspectos, por un lado, en el aspecto material, es la suma de todos los seres del universo y por el otro, en el aspecto espiritual, es la suma de leyes universales que los gobiernan. A su vez, estas leyes se derivan de la verdad y se expresan a través del ser universal pero también a través de nosotros. Durante su vida, un ser puede estar más o menos en consonancia con la verdad, eso significa que su cercanía a Dios, va a depender de lo cerca y en consonancia que se encuentre de las verdades universales.

Podría decirse entonces, que para que el espíritu pueda vivir su vida humana más intensamente y concentrarse en ella, es necesario que la cantidad de materia que verdaderamente forma parte de él sea mínima, es decir que la materia de su espíritu debe ser pequeña en comparación con el total de materia que forma su cuerpo. Esto se debe, a que la capacidad que tiene un espíritu reencarnado de centrarse en una tarea concreta es inversamente proporcional a la cantidad de materia que forme parte de él, porque cuanta más materia sea de la Tierra menos se tendrá que ocupar el espíritu de las funciones inferiores. Es decir, que cuanto menor sea la parte proporcional que el espíritu representa en el cuerpo, menos tendrá que ocuparse de controlar los átomos que lo forman y por lo tanto más se podrá dedicar a las funciones superiores que corresponden a la vida humana. Por esta razón, en un hombre, solo una mínima parte de él corresponde al auténtico ser que es el espíritu y la mayor parte de la materia que forma su cuerpo pertenece a la Tierra. Como la tierra pertenece al ser universal, que a diferencia de los espíritus individuales es capaz de hacer miles de millones de tareas al mismo tiempo, el hecho de ocuparse del control atómico de nuestro cuerpo es decir de las tareas inferiores no le ocasiona ningún inconveniente. Así el espíritu después de reencarnarse puede centrarse solo en las tareas superiores es decir en las que corresponden a la vida humana. Esta es la razón, por la que no nos damos cuenta de todos los procesos atómicos, químicos o biológicos que ocurren dentro de nuestro cuerpo, porque el ser universal es capaz de controlar la materia desde los átomos más pequeños hasta las galaxias más grandes, de este modo, las personas pueden dedicarse solo a las funciones propiamente humanas que en la escala evolutiva ocupan un nivel superior.

27 EL ORIGEN DE JESÚS

Mucha gente se pregunta ¿Son Jesús, Buda o el resto de precursores de las religiones seres divinos o extraterrestres? Hay que tener en cuenta, que el hecho de crear una religión importante nunca ha convertido a nadie en un ser divino, tampoco debemos olvidar que nadie ha nacido sabiendo y detrás de toda gran idea o de todo gran invento hay miles de personas que con anterioridad han contribuido al progreso de la humanidad. Ellos, por lo tanto, lo que han hecho ha sido recoger todo ese trabajo para mejorarlo aportando su dedicación e inteligencia. El mundo lleva miles de años evolucionando, por eso, atribuir todo el progreso solo a quienes se han hecho famosos es una actitud simplista. Es un error confundir el mensaje con el mensajero, es decir que debemos considerar divinos únicamente a los valores universales y las verdades que los filósofos consiguen descubrir y no a ellos como personas. Por eso, es un acto de bajeza moral construir estatuas para adorar como divinos a los personajes religiosos cuando ellos, aunque hayan contribuido al progreso, solo son hombres y lo verdaderamente grandioso son las enseñanzas que nos han transmitido.

Es cierto que existen seres más evolucionados que otros en el plano espiritual y también existen en el universo seres extraterrestres que se encuentran más adelantados que los humanos en el camino de la evolución, también es posible que esos seres extraterrestres hayan ayudado a la humanidad en el pasado para favorecer su progreso, incluso es posible que ellos se hayan reencarnado en la tierra para ser guías de la humanidad, pero eso no les convierte en seres divinos, porque únicamente son seres de otros planetas que han decidido ayudarnos. Alguien podría preguntar ¿son Jesús y Buda o mejor dicho sus espíritus de origen extraterrestre? Eso, es imposible saberlo hasta que llegue el día en el que los extraterrestres, que con toda certeza se encuentran en la Tierra, se manifiesten abiertamente y lo confirmen o desmientan, pero no debemos olvidar, que en lo que se refiere a la filosofía lo importante no es el filósofo sino el valor de la enseñanza que transmite, por eso, el origen de Jesús no es importante, lo importante es analizar sus enseñanzas para averiguar la forma en que pueden mejorar nuestras vidas, o si es posible, averiguar si nosotros podemos mejorar esas enseñanzas, porque como ya he dicho, en el universo no hay nadie que lo sepa todo y hasta los seres superiores se equivocan a veces. Tampoco debemos permitir que la pasión nos nuble la razón, es decir que no debemos aceptar que estos personajes religiosos son divinos solo porque lo digan las organizaciones religiosas, porque a ellas les interesa cultivar el mito o la idolatría de estos personajes con el fin de manipular a la gente y obtener beneficio de ello, por eso, debemos valorar lo que de positivo puedan tener sus ideas, pero sin perder nunca el juicio imparcial. Es posible que los extraterrestres se hayan reencarnado alguna vez en la Tierra para ayudarnos, pero eso no significa que lo hayan hecho forzosamente en personajes famosos, porque la importancia de su misión no tiene por qué requerir siempre de la publicidad.

También es vulgar atribuir la realización de milagros a estos profetas, porque lo que define a un ser superior es su capacidad para comprender los valores universales como consecuencia de la evolución de su espíritu, esa, es la única cualidad que diferencia un ser evolucionado reencarnado en la Tierra de otro que no lo es. Todo el progreso que los seres obtienen a través de sus reencarnaciones se traduce únicamente en su enriquecimiento espiritual, es decir en su mejor capacidad para aprovechar la vida para ser felices, pero no pueden hacer cosas sobrenaturales con su cuerpo porque este, es igual que los demás, por eso, quienes tratan de utilizar los supuestos milagros como cebo para atraer gente a sus organizaciones religiosas demuestran que les sobra codicia y les falta categoría espiritual. Un profeta o un filósofo como Jesús o Buda, pueden ser considerados seres superiores, pero solo como consecuencia de su mayor conocimiento de las verdades universales y no porque puedan realizar milagros materiales. Ellos son fuertes en el plano de la filosofía y la comprensión del mundo espiritual, pero no en el manejo del plano material. Por eso, aquellos que tratan de que lo espiritual parezca material y construyen ídolos para adorar, lo que hacen es desvirtuar el verdadero significado de lo divino.

Quizás la creación de ídolos surgió como consecuencia del miedo a lo desconocido. Con los ídolos, la gente creía que podía comunicar a los dioses sus preocupaciones, esto solo era una forma de placebo, porque al creer que esos ídolos les escuchaban se sentían más tranquilos. Pero es evidente, que creer en los ídolos solo puede ser un freno para comprender la verdad, porque cuanto más tiempo se mantengan esas creencias más tarde se van a solucionar los problemas. Por eso, se puede suponer que el origen de estas creencias es la ignorancia, porque si lo que queremos es solucionar un problema, entonces siempre será mejor comenzar reconociendo la verdad antes que vivir creyendo una mentira. La adoración de ídolos de piedra que se hacía en el pasado era evidentemente un acto aberrante, pero la adoración de personas que se hace en el presente no es menos degenerado que aquel tipo de idolatría, porque la única diferencia entre aquella idolatría y la actual es que se han cambiado los nombres pero el acto de idolatría es el mismo.

Antes se construían ídolos de piedra para adorar a los dioses Zeus o Atenea entre otros, y ahora se construyen ídolos de plástico para dorar a la Virgen a Jesús o a los apóstoles, y las organizaciones religiosas que se benefician de ello quieren que los veamos como si fueran dioses para confundir nuestra mente y que nos sometamos a sus intereses, esto, es, sin duda, un acto de manipulación mental semejante a los que utilizan las sectas destructivas. Pero no nos debemos equivocar, porque todo acto de idolatría es rechazable con independencia del personaje o religión al que se refieran los ídolos. Es un acto abominable tratar de equiparar a Jesús con Dios porque en el universo existen miles de seres con un conocimiento de la verdad igual o mayor que el suyo, por eso, tratar de resumir la verdad a lo que Jesús pudiera decir es como tratar de meter el universo en un vaso de agua. Es cierto que las enseñanzas de Jesús o de cualquier otro filósofo pueden ser buenas para la humanidad, pero no debemos permitir que eso se utilice como excusa para construir ídolos en su nombre.

Los seres humanos adoran ídolos a su semejanza por pura vanidad, porque al adorar a alguien que se les parece lo que hacen es adorarse a sí mismos y con esto se sugiere que los seres divinos son igual que ellos. Es cierto, que la naturaleza, mediante la evolución, ha tratado de que el hombre sea perfecto y llegue a estar en consonancia con los valores universales que a su vez representan a Dios. Pero el hecho de que el cuerpo humano sea casi perfecto, no significa que por eso la civilización humana también lo sea. Por eso, crear ídolos con forma de personas es tan absurdo como si un mono crease ídolos con forma de mono. Es cierto, que el hombre está hecho en sus aspectos fundamentales en consonancia con las leyes de Dios, pero eso no significa que Dios sea un hombre. Esto solo puede considerarse una actitud arrogante, porque Dios, no es una persona sino un conjunto de leyes universales y al ser humano le falta mucho para estar en consonancia con ellas.

Del mismo modo, adorar a la madre de Jesús es como despreciarle a él, porque no hay prueba alguna que demuestre que ella pensase igual que él, porque son muchos los ejemplos de personas que fueron famosas en un campo de la ciencia, pero cuyos padres no solo no pensaban como ellos, sino que se opusieron con fuerza a las actividades de sus hijos. Es evidente, que al actuar así los responsables de la iglesia tratan de equiparar a la familia de Jesús con la monarquía, como si él hubiera sido rey de algún país de la Tierra y su madre, por lo tanto, fuera la reina madre, lo cual es mentira, porque tal reino nunca existió. Es cierto que Jesús tenía un reino, pero no era de este mundo, porque a él no le interesaba la política sino la filosofía y en ese campo no existen las familias reales. La filosofía era su reino, pero no porque él sea el líder de ningún reino espiritual, porque en los mundos superiores que ya han terminado de evolucionar todos los seres son igual de virtuosos. Sin embargo, se puede considerar que el mundo espiritual era su reino porque la filosofía era su especialidad, y trató de ser experto en ella para después enseñarla a sus discípulos. El hecho de que su madre le hubiera prestado sus genes, no le convierte por eso en parte de su causa ni en responsable de su filosofía. Por eso, convertirla en ídolo solo sirve para resucitar los viejos mitos del politeísmo pero disfrazados como monoteísmo.

En realidad, los espíritus más evolucionados de la Tierra o de cualquier otro mundo, cuando terminan una vida humana lo que hacen es prepararse para la siguiente y cuando se reencarnan, usan su nivel evolutivo superior para favorecer el progreso de toda la humanidad. Los espíritus que ya han conseguido completar su ascensión hacia la perfección espiritual no se van a vivir en un hipotético mundo espiritual, sino que se encarnan de forma indefinida en su propio planeta y contribuyen para que éste complete el progreso tecnológico. Después, cuando el mundo alcanza la perfección, tienen hijos, forman familias y realizan trabajos para hacer prosperar la sociedad, con la diferencia de que allí la vanidad y las guerras han sido desterradas para siempre. En realidad, la reencarnación es necesaria incluso cuando ya se ha completado el proceso evolutivo, porque solo cuando la materia de nuestro cuerpo se une a la energía de nuestro espíritu se alcanza el equilibrio perfecto para ser felices. En esos mundos perfectos, todos los seres tienen el mismo o mayor nivel espiritual que pudiera tener Buda o Jesús, por eso, es un error tratar de equipararlos con Dios, porque con independencia de la sabiduría que un hombre puede tener Dios, no puede ser solo una parte, porque solo puede ser aquello que es común a todos.

No debemos sobrevalorar el hecho de que una persona tenga mucha sabiduría, porque el conocimiento por sí solo no es suficiente para hacer que una persona sea feliz, porque ¿de qué sirve la sabiduría si solo la tiene una persona? Es cierto que la sabiduría puede ayudar a una persona a ser más feliz, pero solo cuando es compartida por todos y se aplica en la sociedad de forma práctica es posible obtener de ella los mejores resultados. Es decir que un sabio solo puede alcanzar la máxima felicidad cuando consigue que aquellos que le rodean le entiendan y compartan su sabiduría. En realidad, el sueño de un sabio es vivir en un mundo de seres perfectos, pero si eso no es posible, entonces solo le queda la opción de soñar con ese mundo o tratar de esforzarse para que el mundo presente sea perfecto. El sueño de un sabio no es ser diferente a los demás, sino estar rodeado de seres con su mismo nivel espiritual para poder vivir una vida normal con ellos. En realidad, ser un profeta implica tener una vida emocionante, pero también representa una situación excepcional e inestable, por eso, quien esté en esa situación trata de compartir su sabiduría con el resto de la sociedad para recuperar con ellos la estabilidad perdida. Esta es la verdadera razón de que Jesús muriera, porque es mejor arriesgarse a morir defendiendo aquello que ilusiona, que vivir haciendo aquello que aburre.

Tampoco debemos dejarnos llevar por los supuestos “superpoderes” que se atribuyen a los seres más evolucionados espiritualmente, porque la sabiduría de los filósofos solo es conocimiento metafísico, pero el hecho de que lo podamos poseer no implica que ese conocimiento nos permita manejar la materia a nuestro capricho. Las supuestas capacidades milagrosas que se atribuyen a los seres dotados de un gran nivel espiritual son solo adornos que las cúpulas religiosas utilizan para atraer a las masas ignorantes con el fin de aprovecharse de ellas. A su vez, a las masas ignorantes no les preocupan demasiado las enseñanzas metafísicas porque lo que buscan son remedios para sus problemas cotidianos. Es decir que en realidad no le dan tanta importancia a las enseñanzas espirituales como a solucionar sus problemas materiales, por eso, los líderes religiosos convierten las cualidades espirituales en materiales para que los filósofos antiguos parezcan más atractivos.

El poder que un filósofo puede tener se encuentra en el plano del conocimiento y no en el de la materia, porque su actividad se dirige principalmente al estudio de la metafísica. El estudio de la materia corresponde más a los científicos que se ocupan de la física. Es cierto que en el pasado algunos sacerdotes consiguieron realizar fenómenos sorprendentes durante los rituales en los que invocaban a los dioses, pero en estos casos no eran los sacerdotes los que realizaban esos fenómenos extraños, sino los espíritus o los seres extraterrestres con los que se comunicaban. Quizás este sea el origen de la magia, hoy en día convertida en prestidigitación. La antigua magia sería entonces la consecuencia de unir algunos conocimientos de química con la intervención de espíritus o seres extraterrestres.

Hay quien dice, aunque no es seguro, que Jesús solo era un hombre humilde que se unió a la secta de los esenios porque tenía inquietudes espirituales, esta secta, al parecer trataba de desarrollar su propio concepto de religión con métodos algo diferentes de los habituales. Cuando lo consideraron oportuno, los líderes de esta organización mandaron a Juan el bautista para tratar de convertir a una sociedad que consideraban desviada del camino correcto. Después de la muerte de Juan decidieron mandar a Jesús con la misma finalidad, Jesús fue crucificado, porque sus ideas resultaban demasiado modernas para la época. Aquellos que consiguen poder como consecuencia de seguir el sistema establecido ven como una amenaza a todo aquel que quiere cambiarlo, porque para ellos lo importante no es el progreso social, sino conservar sus privilegios.

Resulta sorprendente la excesiva similitud entre la vida de Krishna y la de Jesús como para que sea casualidad, incluso el nombre Cristo que se utiliza para referirse a Jesús se pronuncia casi igual, la explicación más probable es porque la secta de los esenios incluían en su teoría filosófica ideas procedentes de la India, eso explica por qué los religiosos de la época no dudaron en rechazarlo. Es decir que el cristianismo, en sus orígenes, posiblemente era el resultado de una fusión de las creencias judías con otras procedentes de la India. Quizás los apóstoles llamaron Cristo a Jesús porque le consideraban una reencarnación de Krishna. Lo que es evidente, es que los apóstoles nunca hubieran tratado de usar la vida de Krishna para rellenar las partes desconocidas de la vida de Jesús sin no hubieran sentido admiración por esta filosofía oriental. También resulta llamativa la gran semejanza entre el judaísmo, el cristianismo y el hinduismo, porque las tres religiones fomentan de forma casi idéntica el bien y los valores espirituales. La causa de esa semejanza seguramente se debe a que durante su cautividad en Babilonia, los hebreos asimilaron algunas de las enseñanzas de Zoroastro y las integraron en el judaísmo. El zoroastrismo también fue llevado a la India por los Arios donde favoreció el surgimiento del Hinduismo, después el Hinduismo regreso a occidente para influir en el judaísmo y de esta influencia surgió la congregación de lo esenios que dio lugar al cristianismo.

En realidad, la religión de los hebreos nunca fue algo constante, porque al principio solo eran un pueblo politeísta no muy diferente de aquellos que les rodeaban, pero durante su paso por Egipto conocieron la religión que consideraba al sol como el astro más importante del sistema solar, lo que favoreció que aceptaran el monoteísmo, después, paulatinamente, la adoración al sol fue sustituida por la creencia en un solo dios universal superior a cualquier estrella o planeta, porque comprendieron que Dios no puede ser nunca una parte y solo puede representar el todo. Quizás contribuyó a ello el contacto en el desierto con seres superiores extraterrestres o espirituales que les inculcaron como principios fundamentales la defensa del monoteísmo y la justicia. Posteriormente, durante su paso por Babilonia, asimilaron algunos aspectos de la religión de Zoroastro. Esta religión animaba a defender el bien y rechazar el mal para completar el progreso moral. Esas ideas también aparecían reflejadas en el antiguo testamento que recoge los acontecimientos previos a su paso por Babilonia, y eran bastante comunes en mayor o menor medida en las antiguas religiones. En ese momento, a los hebreos solo les faltaba una cosa para que su religión fuera perfecta y es reconocer la existencia de la reencarnación, esta idea filosófica ya era común en la India en aquellos momentos y si Jesús no hubiera muerto es posible que en la actualidad fuera un elemento más dentro del cristianismo o el judaísmo, esto se puede deducir, porque aunque Jesús no divulgó esta creencia o al menos no lo hizo de forma pública, sin embargo, se puede suponer que creía en ella, por el hecho de que tras su muerte, los apóstoles decidieron añadir muchas cosas de Krishna en su supuesta biografía.

La creencia en la reencarnación no era tan extraña en la antigüedad, de hecho, parece ser que la religión de los druidas (que estaba totalmente extendida por Europa antes de la dominación romana) también incluía esta creencia. Fue el materialismo de los egipcios lo que impidió que esta creencia sea hoy común en todo el mundo, porque ellos creían en la vida del espíritu después de la muerte, pero unida a la conservación del cuerpo muerto con la idea de su posterior resurrección, por esta razón le daban tanta importancia a conservar los cadáveres intactos. Esta, es una idea aberrante y antinatural, porque después de la muerte el cuerpo debe regresar a la tierra y el espíritu debe ascender al mundo espiritual, pero cuando los hebreos pasaron por Egipto asimilaron esta creencia que finalmente llegó a Europa con el cristianismo.

Después de la muerte de Jesús, surgieron muchas sectas derivadas del cristianismo que, aunque se basaban supuestamente en sus enseñanzas, sin embargo, tenían como objetivo crear organizaciones con una clara ambición por el poder porque actuaban de una forma parecida a como luego hizo la iglesia católica. Estas organizaciones, le daban más importancia a ensalzar al fundador de la secta que a propagar la filosofía cristiana. También se servían de los personajes que aparecían en la Biblia para justificar su secta, así, por ejemplo, unos decían ser seguidores de la virgen, otros de Judas y hasta había seguidores de Caín. Se parecían más a los clubes deportivos actuales que ensalzaban a sus estrellas y rivalizaban con las contrarias más que organizaciones dedicadas a buscar la verdad. Así es como surgieron los testamentos apócrifos más derivados de rumores y la imaginación de sus autores que de hechos contrastados, por eso, es un error apoyarse en ellos como si fueran pruebas indiscutibles si de lo que se trata es de juzgar la vida de Jesús. Es posible que algo de su contenido sea verdad, pero es imposible saber qué parte es cierto y qué parte es pura fantasía.

En cualquier caso, lo que sabemos de Jesús en la actualidad, es una versión neutra y edulcorada diseñada con el fin de gustar a todas las corrientes sociales y así captar más seguidores, pero si él existiera en el presente tomaría posiciones concretas que provocarían el apoyo de unos y el rechazo de otros, porque no es posible ser un profeta comprometido con los problemas sociales sin provocar la adhesión o el rechazo de las partes implicadas. ¿Porque, como era Jesús en realidad? Seguramente, quienes crearon el mito quisieron hacer un Jesús a la medida de cada persona, capaz de satisfacer y adaptarse a los mitos e intereses que cada uno tenga aun siendo opuestos. Seguramente él era en parte como se cuenta, pero en otra parte no, por eso debemos alejarnos del mito y buscar al hombre para poder entender como era de verdad.

LA CLEMENCIA DE JESÚS

Hay quien dice que Jesús siempre ponía la otra mejilla cuando alguien le quería agredir, pero esto es absurdo, porque cuando azotó a los mercaderes y volcó sus mesas para que salieran del templo demostró que cuando las circunstancias lo hacían inevitable también era capaz de luchar. Esto lo hizo porque consideraba una provocación usar el templo para fines mercantiles en lugar de destinarlo a su función religiosa.

La pascua de los judíos estaba próxima y Jesús subió a Jerusalén. En el templo encontró a los mercaderes de bueyes, de ovejas, de palomas y a los cambistas sentados en sus mesas. Y haciendo un látigo con cuerdas les arrojó del templo a todos con las ovejas y los bueyes, luego desparramó las monedas de los cambistas y volcó sus mesas. (Juan 2:13).

En realidad, la mayoría de las frases que se atribuyen a Jesús son simbólicas, por eso, cometen un error quienes le juzgan solo por esas frases que en la mayoría de los casos llevan asociado un mensaje indirecto. Cuando Jesús hablaba de ofrecer la otra mejilla, lo trataba de indicar es, que cuando alguien te provoca para hacerte reaccionar y que parezcas violento, entonces la mejor es poner la otra mejilla para desacreditar al provocador. Esto también puede ocurrir en una situación de inferioridad en la que es evidente que vas a perder si luchas.

También hay quien dice que Jesús proponía amar a los enemigos, pero ¿qué sentido puede tener que alguien ame a quien le hace daño? Es evidente que ninguno, por eso debemos extraer la enseñanza que lleva asociada. En este caso, lo que Jesús defendía es evitar el ensañamiento cuando un enemigo es vencido, porque el hecho de que alguien se desvíe del camino correcto no significa que por eso deba recibir la condenación eterna. Debemos ofrecer a nuestros enemigos o a los delincuentes la oportunidad del perdón, pero no cuando dicen que se arrepienten para obtener atenuantes a sus condenas, sino cuando el arrepentimiento es sincero y han indemnizado a las víctimas por el daño causado, porque perdonar a un canalla que sigue siendo un canalla es lo mismo que convertirse en cómplice de sus crímenes.

No debemos cometer el error de creer literalmente lo que nos dicen de Jesús u otros líderes religiosos famosos, porque no hay nadie en el universo que no se pueda equivocar, además, creer literalmente en lo que está escrito en un papel es convertirse en la marioneta de aquellos que traducen, modifican o interpretan ese papel. Quien busca la verdad debe ir a la fuente, es decir debe esforzarse por descubrir la verdad aunque eso suponga cuestionar las opiniones de los antiguos líderes religiosos. Solo cuando estamos dispuestos a ir a la fuente y buscar la verdad es posible hacer que el mundo progrese.

28 LA NATURALEZA DE LOS ÁNGELES

Desde la antigüedad, ha sido común la creencia en seres superiores que acompañan a Dios en el proceso de evolución universal, estos seres también han tenido otros nombres como por ejemplo: Elohim, Vigilantes, Devas, Prajapatis, Amshaspends. Los ángeles se podrían dividir en dos tipos: El primer grupo serían los seres superiores de forma humana y cuerpo físico procedentes de otros planetas habitados que vienen a la Tierra a investigar y al mismo tiempo aprovechan la visita para asesorarnos en nuestro proceso de evolución. Estos seres actuarían como si fueran nuestros hermanos mayores y para hacer su trabajo más fácil construirían bases en la luna, en los mares, en las montañas o en otros planetas, de este modo no necesitarían volver a su planeta cada vez que terminan un trabajo científico sino que convivirían con nosotros indefinidamente pero sin interferir demasiado en nuestro ritmo de evolución para no desvirtuar nuestra propia naturaleza o libre albedrío.

El segundo grupo serían los espíritus superiores que podrían ser de origen terrestre o extraterrestre. Los espíritus extraterrestres al proceder de una civilización superior a la nuestra tendrían una inteligencia espiritual mayor que los equivalentes de la Tierra. Un espíritu de la Tierra podría tener grandes conocimientos sobre la biología de las plantas, animales o personas que viven en ella porque habría participado en su creación, pero al mismo tiempo tendría limitados sus conocimientos superiores (es decir los que corresponden a la civilización humana) al nivel tecnológico actual. En cambio, un espíritu extraterrestre sería superior al terrestre porque podría conocer en detalle la biología de los seres humanos que ya han alcanzado la perfección física y además conocería todos los secretos de la ciencia y la técnica al pertenecer a una civilización superior que ya ha completado su desarrollo tecnológico.

En realidad son los espíritus los auténticos creadores de los animales, las plantas, y por último el hombre. Estos espíritus superiores en realidad somos nosotros mismos, es decir aquellos de entre nosotros que empezaron primero la tarea de crear nuestros cuerpos para luego reencarnar en ellos. La razón de que unos espíritus hayan empezado primero el proceso de evolución es, que al principio, el número de seres físicos es decir formado por espíritus reencarnados era muy pequeño, de hecho, en la actualidad, solo una mínima parte de todos las espíritus que habitan en la Tierra se encuentran reencarnados en la especie humana. Los demás espíritus, tendrán que esperar viviendo en las formas animales hasta que el hombre colonice el resto de planetas que forman parte de su zona de colonización para tener la oportunidad de reencarnarse como hombres. En este momento, la mayoría de los espíritus que habitan en la especie humana también son nuevos, esto se debe, a la gran expansión demográfica que la humanidad ha experimentado en los últimos siglos, por eso, el calificativo de “ángeles” solo puede aplicarse a los seres extraterrestres, o también a esa minoría de espíritus más evolucionados que llevan reencarnándose en la especie humana desde el principio de los tiempos.

Estos primeros espíritus que crearon a los animales y al hombre tuvieron que aprender todo lo necesario para diseñar primero y construir después nuestros cuerpos y por eso, son los más sabios, pero después de esa tarea se reencarnaron en las formas que ellos mismos crearon porque ese era el motivo de todo su esfuerzo. Esto significa, que esos ángeles en realidad somos nosotros mismos, o mejor dicho son los mejores y provistos de una mayor inteligencia espiritual de entre nosotros. Sin embargo, también es importante subrayar que esos “ángeles humanos” tienen en la práctica sus facultades intelectuales disminuidas, porque después de reencarnarse pierden todos los recuerdos propios de la vida espiritual y solo permanecen algunas de esas cualidades. Esos recuerdos no se pierden definitivamente, porque permanecen en la memoria espiritual, pero durante la vida humana no se pueden recordar para no interferir en la dimensión humana. Eso significa, que solo podemos recordar todos nuestros recuerdos espirituales durante el período que pasamos esperando a una nueva reencarnación. Esto debe ser así, porque el ser humano tiene que alcanzar los mismos conocimientos que se guardan en el espíritu pero por medio del progreso tecnológico.

Un espíritu evolucionado después de reencarnarse pierde temporalmente sus recuerdos espirituales, sin embargo, sí conserva muchas de sus cualidades e inteligencia. El hecho de poseer esas cualidades especiales no significa que después de reencarnarse vaya a ocupar un puesto de poder o responsabilidad necesariamente, porque las circunstancias que son importantes en el mundo de los espíritus no lo son en la vida humana, incluso son en muchos sentidos dos dimensiones puestas. Esto es debido, a que en el mundo de los espíritus es más fácil comprender las verdades universales que en la dimensión humana, porque el hombre se encuentra sumido en un proceso de evolución que aún le queda mucho para terminar. Debido a ese atraso y la confusión que genera, el hombre suele valorar equivocadamente las opciones que la vida le ofrece y por eso, en muchas ocasiones opta por tomar decisiones que le alejan del camino correcto. Esa diferencia entre las dos dimensiones solo quedará solucionada cuando la humanidad complete su proceso de evolución.

El mundo de la materia es más denso y está repleto de un movimiento vertiginoso que favorece la confusión por eso, el reto del hombre es dominarla para que le sirva a sus intereses, en eso se basa la evolución tecnológica. El mundo espiritual en cambio, es poco denso y tranquilo, esto favorece la intuición y la comprensión de las cosas con una mayor perspectiva. Analizado en términos metafísicos el mundo material es horizontal, masculino y lleno de energía y el mundo espiritual es femenino vertical y lleno de sentimiento. La unión de ambos planos universales es necesaria para ser feliz por eso existe la reencarnación.

Después de la muerte del cuerpo, los espíritus tienen la posibilidad de recordar sus vidas anteriores, pero para ello es necesario que abandonen su personalidad humana es decir el bagaje de creencias y prejuicios que adquirieron durante su última vida. Esta personalidad es como un lastre que les impide conectar con su yo superior. Aquellos que se niegan a ese cambio, permanecen en el limbo, es decir en el espacio intermedio entre la vida humana y la espiritual y mientras dura esta situación permanecen como espíritus pero sin poder recordar su personalidad espiritual y los conocimientos que lleva aparejada. Los espíritus que permanecen en esa situación es como si aún estuvieran en la vida humana porque su forma de sentir o de pensar sigue siendo la misma pero con la diferencia de que ya no tienen cuerpo físico.

Los sacerdotes antiguos que realizaban ceremonias para comunicarse con los espíritus les dividían en dos categorías: Una es, la de aquellos espíritus que después de la muerte del cuerpo logran ascender al mundo espiritual hasta recuperar completamente los conocimientos que sobreviven en la memoria espiritual, y otra es la de aquellos espíritus que por negarse a abandonar su personalidad humana no logran recuperar todos sus recuerdos espirituales. Cuando un espíritu se desprende de los prejuicios y personalidad de su pasada vida, entonces es capaz de alcanzar su máxima inteligencia espiritual y acercarse un poco más a la verdad divina. A los espíritus más sabios de este primer grupo los sacerdotes les consideraban dioses, esto favoreció el origen del politeísmo.

Luego, en el segundo grupo, están los espíritus inferiores, esto se debe, a que después de la muerte, aún no han recuperado sus conocimientos espirituales, a veces la razón es porque su bagaje de prejuicios actúa como un obstáculo que les frena en su ascenso al mundo espiritual. Prejuicios como negar la vida después de la muerte o el miedo a ser castigado en el más allá por los crímenes cometidos antes de la muerte. A este segundo grupo los antiguos les consideraban espíritus malignos, porque al negarse a completar su proceso de ascensión no son capaces de recuperar los conocimientos superiores guardados en la memoria espiritual, esto les obliga a permanecer en la ignorancia de la verdad y con frecuencia se entretienen causando perjuicios a los vivos.

Su actitud era en muchos casos maligna, porque en lugar de avanzar tratan de retroceder cuando intentan robar el cuerpo a los vivos mediante una posesión o intentan hacer la estructura fantasmal más densa de lo que corresponde para tratar de interactuar con la materia. Esto lo hacen, porque no comprenden que el único camino para recuperar su cuerpo es completar el círculo que obliga a desprenderse por completo del bagaje de esta vida y así estar listo para reencarnarse en la siguiente. Ese bagaje, está formado por un lado por la estructura fantasmal que se usa para hacer más fácil el paso de una vida a la siguiente y que es necesario abandonar cuando el espíritu comprende mejor su situación. Esta estructura es como un segundo cuerpo material, pero con capacidades muy inferiores a las que tiene el cuerpo humano para interactuar con la materia.

Por otro lado, también es necesario abandonar los prejuicios y la personalidad adquiridos durante su vida anterior. Para conseguir esto no es necesario hacer ningún tipo de reflexión moral, es suficiente con abandonar la estructura fantasmal y luego tener la voluntad de ascender, porque cuando se recuerdan las vidas anteriores el espíritu recupera su sabiduría y entonces comprende que aspectos de su actual personalidad debe abandonar y cuáles no. Ese bagaje es como un denso y pesado lastre que empuja al espíritu hacia abajo, esto le impide alcanzar las zonas superiores más diáfanas y transparentes, pero es necesario llegar a esa dimensión si quiere recuperar sus conocimientos y su personalidad de otras vidas.

Los sacerdotes antiguos también trataban de servirse de los espíritus para realizar oráculos de adivinación o para realizar actos de magia, pero lo difícil era saber qué espíritus pertenecían a un grupo y cuáles al otro, porque los espíritus malignos seguramente tratarían de engañarles. Los espíritus benignos o los seres extraterrestres tampoco se mostrarían exactamente como son, porque debido al atraso y la superstición que siempre ha existido en la Tierra seguramente se harían pasar por los dioses mitológicos como medio para comunicarse con el hombre primitivo sin que este notara nada extraño.

Antes de que existiera la astronomía existió la astrología y se basaba en creer que los planetas podían determinar las vidas de las personas directamente. Esto era debido, a que los filósofos y sacerdotes antiguos creían que los planetas eran dioses, ellos pensaban, que si los planetas eran dioses, entonces solo necesitaban estudiar sus movimientos para deducir los acontecimientos humanos con anticipación. En mi opinión, es un error creer que los planetas pueden influir en las personas directamente, porque ni tienen la energía que posee el sol ni tampoco su gravedad lo que determina que su influencia sobre la Tierra sea mínima. Sin embargo, no me parece descartable que la estación, o el mes en el que un niño nace puedan influir ligeramente en su personalidad futura, debido el efecto que la temperatura ambiental pueda causar durante los primeros meses de vida sobre su cuerpo o su mente, pero también hay que decir, que las estaciones del año y su influencia sobre las personas no tienen por qué relacionarse con los planetas, porque cada vez que se repite un mes o una estación, los planetas no repiten la misma posición que tenían el año anterior y por lo tanto no tienen por qué contar a la hora de considerar el mes de nacimiento. Es cierto que el sol, la luna, y en menor medida los planetas pueden influir en la vida humana indirectamente y desde un punto de vista físico mediante su energía y gravedad, por eso, hay muchos seres vivos en la naturaleza que sincronizan algunas de sus características biológicas con las estaciones, la hora del día, o las fases lunares, pero es un error pensar que por eso son dioses o tienen una influencia directa y personal sobre la voluntad de la gente.

Seguramente, la capacidad adivinatoria que se atribuía a los antiguos astrólogos no era debida al influjo de los planetas, sino a las cualidades de los espíritus de la Tierra o de los seres extraterrestres que se hacían pasar por dioses planetarios para comunicarse con ellos. Pero lo más probable, es que en la mayoría de las ocasiones, la capacidad de videncia la tuvieran desde su nacimiento, pero la ocultaban bajo el disfraz de la astrología, porque parece bastante absurdo pensar, que simplemente por saber la posición de los planetas o las estrellas, se pueda adivinar el futuro de la gente, teniendo en cuenta, que la influencia gravitatoria que ejercen sobre la Tierra, es extremadamente débil.

El hecho de que haya personas con la capacidad de videncia tampoco significa que por eso puedan predecir el futuro, lo que permite la videncia es una mayor capacidad para comprender la naturaleza de las cosas de forma más profunda o precisa, tanto del pasado, como del presente o del futuro, lo que en la práctica puede ayudar a predecir los acontecimientos en una escala de tiempo mayor y más precisa que quienes no tienen esa capacidad. Porque la verdadera videncia no se basa en la adivinación sino en la predicción, eso significa, que quienes poseen la videncia tienen más probabilidades de acertar porque pueden acceder a más información que quienes no la tienen. Lamentablemente, también han existido tanto en el pasado como en el presente muchas personas que sin ningún talento ni capacidad de videncia, se han servido de la astrología como medio para estafar a la gente, por eso, debemos desconfiar de todos aquellos que nos ofrecen soluciones milagrosas a cambio de dinero.

Los sacerdotes antiguos, decían que durante los oráculos podían comunicarse con los dioses a través de estatuas parlantes porque según ellos los espíritus las poseían. Los científicos materialistas ahora dicen que eso lo hacían mediante personas escondidas en el interior de las estatuas que fingían ser dioses o a través de tubos de comunicación conectados a las estatuas. El dilema es saber cuál de las dos versiones es la verdadera o quizás las dos sean ciertas, porque tampoco sabemos si hay pruebas para demostrar cada afirmación o si solo son opiniones que han terminado siendo asumidas como pruebas.

Es cierto que en la antigüedad, durante los rituales religiosos anteriores a la llegada del cristianismo a veces se usaban trucos parecidos a la magia contemporánea para producir efectos especiales y así impresionar a los espectadores, pero tampoco se puede afirmar con total seguridad que por eso no existan al mismo tiempo fenómenos producidos por los espíritus, la prueba la tenemos en que en el presente son muchos los espiritistas que han demostrado que el contacto con los espíritus es posible, aunque también existen quienes fingen hacerlo sin ser cierto.

En la antigüedad, también era frecuente construir templos dedicados a los oráculos de adivinación sobre fallas tectónicas como por ejemplo el de Delfos que era muy popular en la antigua Grecia. Los sacerdotes antiguos creían que los gases alucinógenos que esas fallas producían hacían posible la adivinación o el contacto con los espíritus o los dioses, pero lo más probable es que en estos casos solo fueran simples alucinaciones que usaban para impresionar a las masas. Es decir que en lo que se refiere a los contactos con el mundo de los espíritus existen los fraudes, pero también existen muchos sucesos reales aunque los científicos materialistas se nieguen a reconocerlo.

En la dimensión espiritual, es más fácil comprender las circunstancias con mayor perspectiva y a mayor distancia que en la vida humana, porque allí todo es menos denso y más intelectual que el mundo material, las capacidades adivinatorias de los espíritus son más un acto de predicción que de adivinación, porque tienen la posibilidad ver el mundo desde una perspectiva privilegiada, por eso, se les pedía consejo en los oráculos. Lo que el ser humano llama “videncia” es la capacidad de predecir los acontecimientos a largo plazo debido a la tendencia o inercia que la naturaleza tiene de continuar su rumbo, esta capacidad en el mundo material es más difícil de desarrollar debido a que la densidad de la materia reduce la intuición y la perspectiva porque actúa como un filtro que impide ver o deducir los acontecimientos a gran distancia, pero es normal en el mundo de los espíritus.

Si imaginamos las dimensiones material y espiritual situadas dentro de una pirámide, entonces cuando nos dirigimos hacia abajo encontramos el mundo material que cada vez es más denso, energético y opaco, esta opacidad y movimiento vertiginoso de la materia reduce la capacidad para entender profundamente cada detalle de lo que vemos, pero si ascendemos hacia el mundo espiritual, entonces todo es más lento y menos denso, lo que nos permite detenernos en cada detalle y ver las cosas con perspectiva y profundidad. En esa situación es fácil usar el ojo de la mente, es decir la capacidad para entender las cosas que nos rodean a mayor distancia o con mayor perspectiva. Esta situación es la que buscan los filósofos cuando tratan de aislarse del mundo, porque solo cuando se analizan las cosas con tranquilidad se pueden comprender sus detalles profundamente.

No debemos confundir el ojo de la mente con la glándula pineal, porque en algunos animales esta glándula está conectada con un tercer ojo situado en medio de la frente, este ojo no sirve para ver, sino que actúa como un sensor que sirve para regular los ritmos circadianos es decir los ciclos metabólicos que separan el día de la noche. Se trata por lo tanto de una función exclusivamente biológica que también se produce en el hombre pero sin tener el sensor frontal. En cambio el ojo de la mente es la capacidad para ver o entender mediante nuestra propia intuición o inteligencia, esta inteligencia puede surgir de la capacidad de nuestro cerebro pero también del nivel evolutivo de nuestro espíritu.

Cada dimensión tiene algo bueno que ofrecer, la dimensión material al principio es difícil porque los seres comienzan en ella rodeados de ignorancia, pero al mismo tiempo ofrece un torrente de emociones y acontecimientos nuevos sin cesar, por eso, los espíritus necesitan reencarnarse de forma indefinida para ser felices. Es un error creer que el paraíso o el cielo solo son posibles después de la muerte, porque en realidad la Tierra será perfecta cuando la civilización termine su progreso tecnológico. Es cierto que cuando un cuerpo deja de ser útil debe morir, pero también es cierto que nuestro espíritu necesita volverse a reencarnar para ser feliz. Porque la perfección no se encuentra en el mundo de los espíritus, sino más bien al contrario para alcanzarla es necesario vivir reencarnados en la materia pero en consonancia con los valores espirituales. La dimensión material es masculina y la dimensión espiritual femenina y solo cuando se relacionan armónicamente se logra el equilibrio perfecto. La materia y el espíritu representan las dos polaridades universales la materia la horizontal y el espíritu la vertical, la materia la masa y el espíritu la energía, cada una de ellas separada carece de fuerza por eso, solo cuando se unen se genera la vida. Por eso, los espíritus, vivirán para siempre reencarnados en cuerpos materiales, porque es mediante la unión entre espíritu y materia como se alcanza el equilibrio que es necesario para ser feliz.

Los espíritus que logran recuperar la memoria espiritual que es la que permanece de una reencarnación a otra también tienen diferente nivel evolutivo, porque aquellos que proceden de plantas o animales por lógica son inferiores a los que han alcanzado la forma humana, sin embargo, eso no impide que puedan participar en el diseño genético de los cuerpos en los que se han reencarnado. Es una lástima, que los científicos actuales rechacen la veracidad de los actos de teúrgia que los sacerdotes antiguos realizaban para comunicarse con los espíritus, porque con ello demuestran una completa falta de imparcialidad. Los científicos materialistas, cuando buscan pruebas para negar los fenómenos espirituales usan solo aquellas que favorecen sus tesis, pero al mismo tiempo desprecian las que demuestran lo contrario.

Los antiguos sacerdotes pensaban que los planetas eran dioses o bien estaban controlados por espíritus superiores, pero esto es un error, porque un planeta es un ser que vive en el plano mineral que es, en cierto modo, inferior al humano, por eso, esa creencia no tiene sentido. Tampoco es lógico que un planeta esté siendo controlado por otro ser, en primer lugar porque el destino de los seres individuales es reencarnarse como plantas, animales o personas, y en segundo lugar porque un ser planetario no lo permitiría ya que para eso se basta a sí mismo. Esto es así, sencillamente porque un planeta también es un ser vivo y por lo tanto no necesita que nadie lo dirija ya que puede controlarse a sí mismo. En realidad, los espíritus individuales y los planetas pertenecen a planos distintos, los espíritus a un plano superior y los planetas a un plano inferior, pero cada uno se ocupa de su propia dimensión sin interferir en la otra porque para eso se ha especializado en ella.

Lo que sí tiene sentido, es que los planetas más pequeños giren alrededor de los más grandes debido a su fuerza de gravedad, eso actúa dentro de las leyes físicas universales porque son comunes a ambos y están en el mismo plano. Un planeta tampoco puede hablar con las personas, porque su mente está dividida en miles de millones de tareas al mismo tiempo a diferencia de los seres individuales que se ocupan de tareas muy concretas dentro del plano vegetal, animal o humano. Es cierto que a diferencia de las personas un planeta posee inmensos conocimientos sobre la naturaleza atómica de la materia, pero el plano mineral en el que se encuentra es evolutivamente inferior al humano. Un planeta puede ocuparse del control de la materia pero no posee conocimientos superiores como los que son necesarios para el manejo de las lenguas humanas, por eso no es posible establecer una comunicación directa. La principal diferencia que hay entre los espíritus individuales y los planetarios es que un espíritu planetario tiene su mente dispersa en muchas tareas al mismo tiempo y en el plano horizontal. Otra diferencia importante es que los espíritus planetarios actúan solo en el ámbito inferior del plano material pero no en el superior del plano humano. Los espíritus individuales, antes de reencarnarse en cuerpos humanos también tuvieron que pasar por el plano mineral o atómico cuando desarrollaron la estructura interna de su espíritu, pero para crear las plantas, los animales o las personas se necesita pasar a un plano más avanzado, por eso son formas evolutivamente superiores a los planetas.

Es posible que cada planeta sea un ser independiente, pero también es posible que un solo espíritu sea y se ocupe al mismo tiempo del todo el universo material, yo me inclino por esta segunda opción, porque siendo un solo ser y en consecuencia una sola estructura es más fácil coordinar todo el universo material es decir todo el universo sin incluir a los espíritus que se reencarnan como plantas, animales o personas, por eso, son espíritus individuales porque a diferencia del ser universal no están conectados directamente entre sí. El ser universal, mantiene todos los planetas y las estrellas, conectados directamente mediante filamentos de materia continua por eso pertenecen a un solo ser. Esto también ocurre dentro de cada espíritu individual, porque todas las partículas que forman su propio ser también están conectadas directamente entre sí pero no están conectadas directamente por filamentos de materia continua con las partículas de otros seres, por eso son seres distintos.

Los espíritus individuales usan la materia del ser universal como medio discontinuo para la comunicación con los demás seres. Es un medio discontinuo porque tanto el ser universal como los seres individuales no están conectados entre sí mediante filamentos de materia continua sino que solo están conectados de forma continua con sus propias partículas. La unión de materia continua solo ocurre dentro de cada ser y cuando de forma voluntaria se rompe esa conexión se crea otro ser individual. Esto también es reversible, porque cuando el actual ciclo cósmico termine todos los seres volverán a unirse en una sola partícula de materia. Dentro de un mismo ser no existen líneas de comunicación sino líneas de conexión porque lo que caracteriza a cada ser es que todas las partículas que lo forman están conectadas directamente por filamentos de materia continua, eso significa, que cuando dos seres que no están conectados necesitan comunicarse tienen que usar como intermediario al ser universal, es decir a la materia que lo forma. Esto es así, porque dentro de cada ser no existe la comunicación sino solo la conexión directa y continua de todas las partículas que lo forman, en cambio, cuando se trata de seres distintos es necesaria la comunicación usando la materia del ser universal como intermediaria porque al ser seres distintos solo es posible una comunicación discontinua.

Otra diferencia entre el ser universal y los seres individuales es que el ser universal actúa en el plano horizontal y con su mente dividida en múltiples tareas por todo el universo, en cambio, los seres individuales actúan en el plano vertical, en un punto específico del espacio pero en funciones concretas y superiores al plano material por eso, en cierto sentido se trata de planos opuestos.

Una vez que los espíritus logran recuperar su personalidad superior se integran entre la comunidad de la dimensión espiritual y se dedican a trabajar para mejorar genéticamente nuestros cuerpos mientras esperan a su próxima reencarnación, porque no debemos olvidar, que la inmensa cantidad de ciencia y técnica que se encuentra dentro de nuestros cuerpos no ha salido de la nada ni del azar como creen los científicos materialistas, porque es necesario tener una inteligencia superior para que sea posible hacerlos. Cuando llegan a esa situación, no optan por transmitir sus conocimientos científicos al ser humano, porque eso supondría violar la separación de dimensiones que es necesaria para que cada una evolucione sin interferencias de la otra, pero en cambio sí pueden orientar al hombre por el camino correcto indirectamente. Esta, es una labor de guía que también exige de la voluntad y el esfuerzo de cada persona, porque los espíritus nos pueden ayudar, pero el esfuerzo principal tiene que surgir de nosotros mismos. A un niño recién nacido no se le puede dar la misma comida que a un adulto, porque su cuerpo no está preparado para asimilarla, del mismo modo, un espíritu superior solo nos puede ofrecer aquella información que seamos capaces de asimilar.

En realidad Dios, no se puede comunicar directamente con los hombres, porque tan solo es un concepto abstracto que incluye a todo universo. Esto significa, que los denominados “ángeles bíblicos” solo pueden ser los seres superiores físicos o espirituales, por eso, cuando los antiguos profetas trataban de comunicarse con Dios en realidad con quien se comunicaban era con los seres extraterrestres o con los espíritus que viven en la Tierra. Los ángeles espirituales son los intermediarios entre Dios y los hombres, pero también somos nosotros mismos, o más bien nosotros cuando recuperamos todas nuestras cualidades espirituales en medio de cada reencarnación. Sin embargo, cuando el progreso tecnológico termine, ya no habrá diferencia entre el conocimiento del hombre y de nuestro espíritu superior y entonces ambos serán iguales. El hombre debe alcanzar esos conocimientos por su propio esfuerzo y sin que nadie se los regale, esto debe ser así, porque al ser independiente de la dimensión espiritual la vida humana puede alcanzar su máxima amplitud. Es decir que debemos olvidar nuestras otras vidas para hacer más intensa la vida presente. Después, mediante el uso de la tecnología, debemos mejorar nuestra vida, para hacerla lo más perfecta y agradable que el progreso nos pueda ofrecer.

Esto significa, que el universo se dividiría en tres partes: Una sería la formada por el ser o seres que formarían y serían los planetas o todo el universo material junto en un solo ser. Este ser o seres no solo formarían los planetas, las estrellas, o las galaxias, sino que ellos serían esos planetas, porque la materia que los forman es, al mismo tiempo, su cuerpo y su espíritu, porque, a diferencia de nosotros, ellos no se reencarna en los planetas, porque estos son en realidad espíritus concentrados y por lo tanto la materia que los forman es al mismo tiempo su cuerpo y su espíritu, pero ellos, igual que nuestro espíritu nunca mueren, porque la materia puede cambiar de forma pero no ser destruida.

En segundo lugar están los espíritus individuales, es decir los que se reencarnan en plantas, animales o personas, estos espíritus tomaron la materia de los anteriores para formar sus cuerpos. De entre esos espíritus los primeros y más avanzados son al mismo tiempo los que más veces se han reencarnado en la vida humana y en consecuencia son también los que más inteligencia espiritual reúnen por haber tenido que ser los primeros en crear las formas físicas para luego reencarnarse en ellas. Después de la reencarnación no podrían recordar sus vidas anteriores pero si conservarían sus cualidades, esto contribuiría entre otras cosas a determinar su inteligencia.

No tiene sentido usar la palabra dioses para referirse a ellos, porque de este modo se difumina el concepto de Dios que por lógica es más razonable reservar solo para el concepto genérico que reúne todo el universo en una sola cosa. Porque si consideramos que los espíritus que crearon las formas biológicas de Tierra son dioses, entonces deberíamos usar ese calificativo al referirnos a todos los seres vivos que habitan sobre la Tierra, porque fueron sus espíritus antes de reencarnarse los que crearon sus cuerpos, por eso, el concepto de Dios debe reservarse solo para referirnos a los valores genéricos que gobiernan el universo.

Por último estaría el concepto de Dios, en realidad Dios no es un ser individual sino un concepto abstracto. Si imaginamos el universo como un círculo formado por miles de millones de seres, entonces Dios sería el denominador común que se encuentra en su centro, es decir que es aquello que sale de todos y vuelve a todos. Una parte de Dios surge de nosotros porque somos nosotros los que hemos creado nuestros cuerpos, pero otra parte corresponde a las verdades universales, por eso, cuando por error no estamos en conexión con esas verdades entonces, en ese momento, tampoco representamos a Dios. Por eso Dios está formado por dos partes: Una es la parte vital y horizontal que se refiere a todos los seres que forman el universo. Y otra es la parte intelectual y vertical que se refiere a las verdades universales que forman las leyes que rigen el cosmos. Estas leyes son sostenidas principalmente por el ser o seres que son y forman los planetas, eso significa que ellos son los depositarios del conocimiento que mantiene el universo en funcionamiento. Sin embargo, cuando nosotros colaboramos en el desarrollo de nuestro cuerpo antes del nacimiento, o favorecemos el progreso de la civilización después de habernos reencarnado, entonces, en ese momento, también nos convertimos en esa parte intelectual de Dios, porque actuamos de acuerdo con las verdades universales.

Se podría resumir todo diciendo que los creadores de los planetas y las estrellas son los mismos planetas y estrellas o dicho de otra forma la vida eterna que hay presente en ellos. Y los creadores de las plantas, los animales o el hombre somos nosotros mismos o dicho de otra forma los espíritus más evolucionados de entre nosotros. Eso significa que Dios representa las leyes universales y todo aquello que nos une, porque quienes ahora viven como planetas en el futuro, en una nueva reencarnación cósmica, también vivirán como personas o viceversa. Es decir que todos los seres del universo sean planetas, estrellas, plantas, animales o personas todos vivirán algún día las experiencias que ahora viven los demás, por eso Dios, solo puede ser aquello que es común a todos, Dios surge de nosotros, pero tampoco representa a nadie en exclusiva. Por esta razón, es un error usar la palabra dioses para referirse a un ser o espíritu superior, porque toda situación de ventaja es solo transitoria o temporal y ellos no son una excepción. Todos los seres del universo están sometidos a la rueda del tiempo que determina que unas veces seamos sabios pero otras veces seamos ignorantes, cuando nos regeneramos volvemos al principio y nos volvemos ignorantes, en ese momento dejamos de estar conectados a la parte de Dios que representa la verdad, por eso, solo las leyes eternas e inmutables que rigen el cosmos pueden ser consideradas permanentes y son la mejor definición de Dios, aunque sea cierto que la construcción del universo o la naturaleza se deba a nosotros mismos.

Un ser individual puede estar o no en consonancia con las leyes universales debido a la ignorancia que se adquiere después de la reencarnación, en ese momento no se le puede considerar como parte de Dios desde el punto de vista intelectual, pero desde el punto de vista físico todos los seres lo son tanto si están en consonancia con la verdad como si no. De ahí viene la expresión, “no estar en consonancia con las leyes de Dios”, es decir que como ser vivo todos formamos parte de Dios, porque nuestro espíritu es eterno y a lo largo del tiempo unas veces somos sabios pero otras somos ignorantes, unas veces somos los primeros pero otras somos los últimos. Esto es debido, a que no siempre estamos en consonancia con las verdades universales, unas veces estamos más cerca de la verdad y participamos más en el desarrollo del universo y otras veces estamos más lejos y participamos menos. Esas verdades existen con independencia de que nosotros las conozcamos o las tengamos en cuenta.

Un hombre puede acercarse a esas verdades divinas en mayor o en menor medida, pero son desarrolladas principalmente por el ser o seres que sostienen el universo material y que forman las estrellas y los planetas. A diferencia de un hombre, el ser universal nunca olvida su conocimiento mientras dura el ciclo cósmico, porque si lo hiciera el universo se desmoronaría. Un hombre, en cambio, pasa por fases de ignorancia y fases de conocimiento de forma cíclica en cada nueva reencarnación. A una civilización le ocurre lo mismo, es como una vida humana pero de duración mucho más larga y comienza inmersa en la ignorancia y avanza hacia el conocimiento, por eso hay momentos en los que estamos más en consonancia con las leyes de Dios y otras menos. En cambio el ser universal siempre mantiene el mismo nivel de control y conocimiento de las leyes universales para que nosotros podamos sumergirnos en la ignorancia y olvidar, esto es necesario para podernos regenerar pero a diferencia de nosotros él tiene que esperar a que el actual ciclo cósmico termine para poder realizar su propia regeneración. Es decir que el ser que es y controla el universo también tendrá que volver a la ignorancia para poderse regenerar, pero eso lo hará solo cuando el actual ciclo cósmico termine. El universo, por lo tanto, vela por nosotros y como si fuera los cimientos de un edificio nos sostiene para que podamos desarrollar la vida.

Pero no debemos olvidar, que todos estamos unidos por la rueda del tiempo y al final todos pasaremos por todas las situaciones y a nosotros también nos tocará el turno de tener que vivir como planetas o como estrellas, por eso “Dios” es aquello que nos une a todos y surge de nosotros mismos. La mejor definición de Dios son las verdades universales que están fuera del tiempo y que nunca cambian, esto es así, porque la verdad no puede contradecirse a sí misma. Los seres que viven en el cosmos no siempre están en consonancia con estas verdades, porque durante la vida cósmica es necesario olvidar para poder regenerarse. También es una forma de hacer posible el libre albedrío, porque sin esa posibilidad no tendríamos libertad de elección. Durante ese olvido, quedamos desconectados temporalmente de esas verdades, por eso, todo el proceso de evolución se basa en tratar de recuperar esa conexión con la verdad que nos une a Dios. La raíz de esas verdades universales también surge de todos los seres que pueblan el universo, pero a causa de los ciclos de renovación y olvido quedamos desconectados de ellas temporalmente. Eso significa, que podremos estar en consonancia con las verdades universales que representan la parte intelectual y vertical de Dios cuanto más cerca de la verdad nos encontremos.

29 LAS CUALIDADES RACIALES

En realidad, y aunque en la actualidad no se quiera aceptar, cada raza es diferente y con cualidades distintas unas mejores y otras peores. Es absurdo decir que cada raza tiene diferencias entre sí pero al mismo tiempo negar que esas diferencias puedan producir una ventaja evolutiva que las diferencie. En este capítulo trataré de estudiar esas diferencias.

LA RAZA AMARILLA

Esta raza es, hasta cierto punto femenina y está representada por el color azul, porque desde un punto de vista simbólico pertenece y se ha formado en la zona más fría de la tierra. Hay que tener en cuenta, que el color azul representa el frío y también los valores espirituales por eso, forma parte de esta raza. No es cierto que esta raza tenga la piel amarilla, porque suele variar entre el blanco y el moreno, pero si es correcto representarla con ese color, debido a que la crudeza y agresividad del clima asiático especialmente durante la anterior glaciación deterioró su aspecto exterior haciendo que el color azul predominante al principio pase a ser amarillo desde el punto de vista simbólico o metafísico. Esto es debido, a que el color amarillo representa la sequía que se produce cuando el frío intenso congela el agua que representa el color azul, por eso, es una raza que desde este punto de vista espiritual puede ser vista como acida, árida o masculina. Eso significa, que esta raza por un lado se encuentra desequilibrada hacia el color azul y el lado femenino de la especie humana lo que la dota de una gran sensibilidad espiritual, esto lo podemos ver en la emotividad de las tradiciones chinas o japonesas. Pero por otro lado, el color amarillo que también la representa tiene un simbolismo masculino y puede favorecer la sabiduría, pero mal dirigido también puede favorecer el materialismo. Se podría decir entonces, que el color azul original en esta raza se convirtió en amarillo porque el frío extremo en el que se ha desarrollado provoca la sequía de la que se deriva el color amarillo. La raza amarilla es la característica de Asia, aunque también se encuentra en América, a ese continente llegó seguramente por dos vías, una fue por el estrecho de Bering durante la última glaciación, y también cruzando el océano pacífico mediante pequeños barcos cuando el nivel del mar era más bajo y en consecuencia el tamaño de las islas más grande. Debido a los distintos climas que hay en América esta raza se encuentra en un proceso de cambio hacia la raza marrón. El frío extremo de Asia, también ha favorecido que esta raza tenga un carácter algo nervioso.

LA RAZA NEGRA

La raza negra se encuentra en el lado opuesto de la amarilla y se ha desarrollado principalmente en los lugares demasiado cálidos para que la vida humana pueda ser ideal. El hecho de vivir en un entorno principalmente cálido y por lo tanto material, la hace ser excesivamente masculina y física, lo que la dota de mayor agilidad que las demás en este plano, pero también le dificulta mucho el progreso en los aspectos metafísicos y espirituales de la vida, por eso, en ese aspecto se encuentra a en el lado opuesto a las razas blanca o amarilla. La materia se puede considerar masculina, cuando se plantea en contraste con el agua que es femenina. Aunque esta raza se caracteriza por ser muy expresiva y efusiva su estabilidad emocional es casi tan grande como la que tiene la raza blanca porque el clima cálido al que está acostumbrada es el más habitual en las tierras en las que se originó. La gran cantidad de pigmentación que tiene hace que esta raza sea la más adecuada para vivir en los países con una intensa radiación solar. Lamentablemente, muchas personas de esta raza que viven en países de raza blanca intentan integrarse modificando su aspecto físico para que sea más fácil pasar desapercibidos, las mujeres se tiñen el pelo de rubio o se lo planchan para que quede liso y los hombres se cortan el pelo muy corto para ocultar los rizos, con esa actitud lo que están haciendo es blanquear su raza en lugar de reivindicar el lugar que le corresponde en el mundo, por eso, lo ideal sería que cada raza viva con sus propios congéneres y en su propio territorio para no sentir la necesidad de aparentar ser lo que no son.

Otro ejemplo que demuestra como se trata de aparentar lo contrario de lo que se piensa lo tenemos en las películas del cine norteamericano, porque en sus películas, vemos continuamente como los indios que se acercan demasiado a los blancos más allá de lo que la moral pueda soportar son asesinados por algunos malvados, en realidad, eso es cierto en la película, pero lo que no comprenden los espectadores es que la verdadera razón de que sea sí, es que el guionista ha decidido eliminar al indio para que los sectores sociales más conservadores no se sientan ofendidos. De este modo se intenta que quienes apoyan el mestizaje crean que la película está favoreciendo esa situación, pero al mismo tiempo se trata de provocar el final para quienes la rechazan. También lo vemos cuando los protagonistas blancos dicen continuamente todo lo que aprecian a los indios y sus derechos, pero no pasan cinco minutos sin que haya matado alguno. O cuando un blanco se casa con una india y al final esta muere, también en este caso es el guionista el que provoca su muerte para no molestar a los grupos sociales que se oponen a ese matrimonio, esto lo vemos en la película (El último tren de Gun Hill). De este modo, el guionista trata de contentar tanto a quienes apoyan ese matrimonio como a quienes lo rechazan. La gente debería preguntarse, ¿por qué los negros, excepto en casos excepcionales siempre hacen papeles secundarios y son los sirvientes o comodines de los blancos como si aún fueran sus esclavos? Pues porque ese, es el único modo en el que muchos blancos los aceptan aunque no se den cuenta del todo de esta situación. La psicología y el cine se encuentran profundamente relacionados como vemos en la película (El planeta de los simios), porque en esta película, lo que se intenta comunicar de forma subliminal, es que si algún día los países desarrollados es decir los blancos norteamericanos y rusos se destruyen en una guerra nuclear, el mundo quedaría en manos de los países subdesarrollados, es decir los poblados por negros, pero para que no se note de forma consciente la sugerencia se sustituye a los negros por los simios, así el mensaje puede ser comprendido sin provocar reacciones de rechazo.

Hoy en día se define al cine como un arte aunque muchas de sus producciones se alejan mucho de ese calificativo. En realidad, se puede definir como arte o divino a todo aquello que está bien hecho, debido a que se encuentra en conexión con las verdades universales. Lamentablemente, en la actualidad, la palabra “arte” se utiliza para referirse a todo aquello que a los galeristas les apetece definir así aunque sea justo lo opuesto a su verdadero significado, porque en realidad, una obra de arte puede ser cualquier cosa que es perfecta en su diseño o construcción, porque esa perfección expresa su conexión con la divinidad y por eso nunca se debería aplicar esa palabra a lo inmundo o deforme como se hace en la actualidad. Afortunadamente siempre han existido cosas perfectas junto con otras que no lo son, en eso se basa el progreso, porque cuanto más avanza el mundo mayor es la proporción de aquello que es perfecto y menor lo imperfecto hasta que llegue el día en el que solo exista la perfección. Entre los años cincuenta y noventa del siglo veinte se hicieron películas y series de televisión con un gran valor artístico y conectadas con la divinidad, porque todo aquello que es o se acerca a la perfección está en directa conexión con lo divino, como por ejemplo las películas del oeste americano, es cierto que mostraban un mundo lleno de conflictos, pero también animaban a luchar contra la tiranía y fomentaban la ilusión de vivir con sus bellos paisajes.

Series de televisión como Meteoro, Mazinguer Z, Espacio 1999, Galáctica, MacGyver, o los superhéroes como el hombre araña o el hombre de hierro, enseñaban a niños y adultos como la tecnología puede hacer progresar al hombre y convertirlo en un ser superior. Al mismo tiempo, enseñaban a defender el bien y rechazar el mal y avanzar de la oscuridad que contiene la ignorancia hacia la luz del conocimiento, de este modo se transmitía una profunda enseñanza moral. En la serie Mazinguer Z, el piloto que controla el robot se instala en su cabeza con un planeador de forma muy similar a como el espíritu se instala en el cuerpo humano, lo cual es bastante sugerente. Del mismo modo, en Espacio 1999 el piloto se instala en la cabeza de la nave espacial, lo que le dota de capacidades que sin esa nave no podría tener. Estos ejemplos nos demuestran, como la tecnología puede hacer progresar a la humanidad y lo hacen con gran belleza y sentido espiritual, pero que una sociedad materialista no es capaz de ver.

También los superhéroes representan en realidad una versión contemporánea de la divinidad, porque imitan las cualidades que se atribuyen a los ángeles o a Jesús con poderes especiales que utilizan para luchar contra el mal y defender a las personas decentes. Ahora hay quienes dicen que esas producciones no son adecuadas para los niños porque incluyen algunas escenas de violencia, pero es lógico, hasta cierto punto, que incluyan algunas de estas escenas, porque solo reflejan la realidad del mundo al que representan y cuando la gente las ve, en realidad lo que intentan es mentalizarse y prevenirse de ese riesgo, y si además esa violencia se utiliza para enseñar a defender el bien sobre el mal al final se está enseñando al niño a elegir el camino correcto. Es sorprendente que en la actualidad haya quien recomienda evitar las escenas de violencia en las películas para niños, pero al mismo recomienda otras películas supuestamente adecuadas para ellos pero que llevan muy arraigada la semilla del mal, porque están llenas de escenas en las que se estimula la vanidad y la arrogancia o están cargadas de expresiones vulgares o sexuales con las que fomentan la promiscuidad, y todo con el fin de atraerles hacia esas producciones y enriquecer a quienes las hacen. Al actuar así, se crea el efecto contrario al que se dice buscar, porque se enseña a los niños a ser unos canallas o unos adúlteros cuando lleguen a la edad adulta, quizás esas películas contengan menos escenas de violencia que las hechas para los adultos lo cual me parece bien, pero si esa violencia se sustituye por fomentar la vanidad y el ego del niño entonces es peor el remedio que la enfermedad.

Otro ejemplo de la degeneración tanto en el cine como en la sociedad es el caso de la película (La guerra de las galaxias), porque en la primera trilogía de la serie se hicieron unas películas fantásticas que trataban de fomentar el bien y la ilusión por el progreso tecnológico, sin embargo, en la segunda trilogía, se les ocurrió la absurda idea de convertir al malo de la primera trilogía en el protagonista de la segunda mostrando su vida desde la niñez hasta la edad adulta. Lo absurdo en este caso no es el hecho de que se puedan contar cosas sobre su vida, sino que se le propone como modelo para los niños al convertirse en el protagonista de la serie. Es como si se hiciera una serie y en su primer episodio se sugiere que Hitler es el padre de un soldado norteamericano, y en el segundo episodio se narra la vida de Hitler desde su juventud hasta su edad adulta. En este caso la pregunta es, ¿qué beneficio moral pueden tener los niños si se pone al malvado como protagonista de la película? ¿Es que no existían otros personajes en la primera trilogía para poner como protagonista de la segunda antes que elegir al que representa la tiranía y el mal? Los defensores de esta segunda trilogía dirán que se hizo así porque en la primera película el guionista decidió elegir al malvado como padre del protagonista. Pero ¿es que no existían en toda la galaxia nadie a quien elegir como supuesto padre que solo se les ocurrió poner en ese puesto al líder de los criminales? ¿Dónde están en este caso los críticos que afirman defender el bien para los niños que no denuncian el mensaje en favor del mal que estas películas llevan oculto? Además ¿qué sentido puede tener que las películas hechas después se refieran a los hechos ocurridos antes? Esto solo es otra aberración más destinada únicamente a narrar todos los detalles de la vida del asesino Darth Vader. Lo que se deduce de todo esto, es que en el fondo, el responsable de ese guión siente admiración por el criminal que lidera a los malvados igual que muchos de los seguidores de esa segunda trilogía, y por eso, también representa la degeneración de la sociedad actual que cada vez está más inclinada a adorar el mal y el anticristo. Esto también lo vemos en el interés que muchos muestran en llenarse la piel con tatuajes o vestirse con ropa negra. La gente, en público, siempre dice que apoya la democracia, pero, es evidente, que en el interior de muchas personas se oculta un dictador con deseos de salir al exterior, por eso admiran al líder de los tiranos. Sobre esto debemos tener claro, que quien busca el bien favorece el bien y se opone sin excepción a cualquier subterfugio para que la gente se identifique con el mal como ocurre en este caso. Quien busca el bien cambia lo que tenga que cambiar para que el mensaje en favor del bien prevalezca sobre aquel que favorece el mal, tanto en el guión de una película como en la vida real.

La verdad es que muchos de los que se tatúan el cuerpo o se visten con ropa negra lo hacen porque sienten inseguridad en sí mismos. Ellos actúan así porque al ser los tatuajes y la ropa negra símbolos malignos creen que parecer malvados va a compensar su propia inseguridad ante los demás, debido a que la gente asocia el mal con una mayor agresividad. Pero con ese comportamiento demuestran un gran vacío intelectual, porque en realidad, no hay mayor apoyo y cimiento para el alma, que la bondad y la justicia. Luego están los que realmente se identifican con el mal, esos merecen lástima, porque eligen un camino mediocre que solo les puede llevar al sufrimiento. Es cierto que con ese comportamiento pueden hacer daño a los demás, pero hay que tener en cuenta, que las principales víctimas de un comportamiento antisocial son precisamente aquellos que lo fomentan, porque han elegido un camino sin salida.

Con la música ocurre igual, porque al principio fue evolucionando hasta alcanzar una gran calidad siendo su mejor ejemplo la música POP. En mi opinión, esta música es lo que más cerca a la perfección de todo lo que el hombre ha creado debido a su gran espiritualidad. Pero en la actualidad y sorprendentemente, la música está sufriendo una degeneración en este aspecto, porque la gente prefiere la música de baja frecuencia que es mucho más mundana y materialista. En realidad, existen canciones de calidad en todas las frecuencias, pero cuando se carece de estilo y buen gusto el resultado es desastroso, esto es un ejemplo claro de la confusión y falta de rumbo que domina en la sociedad.

También resulta llamativo ver como los guionistas de cine retratan a los supuestos seres extraterrestres, porque para evitar el rechazo del público se ven obligados a plantearlos como si fueran seres moralmente degenerados, porque si les mostrasen como corresponde a seres verdaderamente superiores entonces los espectadores se avergonzaría al verse comparados con ellos y en consecuencia rechazarían la película, por eso la gente solo les acepta cuando se les muestra con los mismos vicios humanos. En algún caso excepcional también se les ha mostrado como supuestamente benignos, pero para que no parezcan superiores al hombre les ponen como si fueran idiotas, de este modo los espectadores no se ofenden. Esto se hace así, porque la única forma que hay de mostrar al hombre como si fuera más civilizado o de algún modo superior a los extraterrestres, es cuando se les muestra más feos, más violentos o más tontos que los terrestres, de este modo no se ofende su vanidad. Es lo mismo que hacían los griegos cuando imaginaban el mundo de los dioses lleno de las mismas bajas pasiones que son normales entre los seres humanos. Pero la verdad, es que entre los seres superiores no existe la maldad, las enfermedades genéticas o las conductas inmorales, porque eso estaría en contradicción con lo que significa ser superior.

En la serie (Star trek) una nave llena de terrícolas viaja por el universo solucionado los problemas de los “estúpidos e incivilizados extraterrestres” y con su sabiduría y educación les demuestran cómo se tienen que hacer las cosas. Esto recuerda los documentales de animales que van por el bosque orinando para marcar el área con su olor y de este modo recordar a los otros animales cuál es su territorio y quien manda.

Esa actitud de supuesta ayuda lleva encubierto el interés por la ocupación o injerencia en los asuntos de otras civilizaciones. Es como si fuera una goleta inglesa que recorre el mundo ocupando territorios porque según ellos sus habitantes son tan estúpidos e incivilizados que necesitan ser gobernados por la "bondadosa" sociedad inglesa. Esta serie da sentido a la palabra arrogancia. En el caso de la película (Superman) ocurre algo parecido, porque muestra a un ser extraterrestres que sueña con vivir con la “bella y civilizada sociedad terrestre” y por eso se enamora de la chica protagonista que, en realidad, es como decir que se enamora de la misma Tierra. En todos estos ejemplos se trata de sugerir que los seres superiores o civilizados son los terrícolas, esto se hace para halagar la vanidad de los espectadores y que no rechacen la película pero con la consecuencia de que se muestra un universo totalmente falso.

La capacidad que tiene Superman de volar con su cuerpo, es una forma indirecta de representar la capacidad que tienen los seres superiores de volar con su mente, es decir la capacidad que tienen de explorar los mundos superiores mediante la meditación. Esta cualidad no la tienen las personas demasiado extrovertidas, porque en esa situación solo son capaces de desplazarse con su cuerpo pero no con su mente. La mente tiene dos dimensiones o ruedas, la horizontal para el desplazamiento físico, y la vertical para el desplazamiento mental. Los seres primitivos solo son capaces de desplazarse por la rueda horizontal, pero los seres superiores saben combinar adecuadamente las dos ruedas o formas de viajar.

También existe en la actualidad un cine a favor del mestizaje, porque nos muestran un futuro lleno de violencia y conflictos pero se deja claro que todos los bandos enfrentados están igualmente llenos de mestizos y feministas, tratan de sugerir de esta manera que los dos están de acuerdo con ese hecho. Es evidente que actúan así, en parte para evitar la reacción contraria de los grupos sociales que lo apoyan, pero esto también pone en evidencia como el cine se utiliza para manipular la mente humana, al ofrecer una versión de la realidad y del futuro adaptada a los intereses del presente.

Con las películas históricas ocurre lo mismo, porque no dudan en dar una versión del pasado totalmente falsa, de este modo se altera completamente la realidad para adaptarse a las verdades políticamente correctas del presente. También es sorprendente como el cine se ha tratado de adaptar al feminismo, porque el cuerpo de las mujeres no está diseñado para el enfrentamiento físico, sin embargo, en las películas nos muestran mujeres con aspecto masculino luchando contra los hombres, pero, por supuesto, sin hacerse ni un rasguño ni despeinarse, para no perjudicar su imagen estética.

Aun así, considero que el cine norteamericano siempre ha tenido una gran calidad en general aunque en la actualidad eso esté cambiando. La gente ingenua cree, que solo pueden tener calidad las películas hechas en el presente, pero existen películas en blanco y negro mucho mejores que otras actuales en color y con mayor presupuesto, porque la calidad no depende del dinero que se invierte en ellas sino, sobre todo, de la profundidad y sentido del argumento. Antes de la segunda guerra mundial se hacían películas con guiones interesantes y llenos valores morales. Después de la guerra se hicieron películas y series llenas de ilusión de vivir, esto favorecía mucho el progreso social y la meditación constructiva. Pero en la actualidad, el excesivo empeño por satisfacer los tópicos sociales de moda en la actualidad está provocando que muchas películas terminen siendo frías e insustanciales.

Todo esto demuestra, que la sociedad occidental se encuentra sumida en un conflicto racial y el cine, con su discurso de doble moral, trata de contentar a dos formas de ver el mundo contrarias, por eso, lo ideal sería que cada raza pudiera vivir entre los suyos para que no sea necesario aparentar algo diferente a lo que se siente. Un negro no tiene por qué buscar ni esperar la complacencia de los blancos siendo su esclavo o su sirviente, debe exigir que se le entregue tierras para construir su propio estado donde puedan ser independientes, ellos tienen derecho a tener un país en donde no sea necesario aparentar que todo va bien cuando no es así. Es una falacia decir que las razas tienen que estar mezcladas necesariamente, porque siempre será mejor que cada una tenga su propio territorio para que sea posible garantizar mejor sus derechos, porque la igualdad solo es posible estando rodeados por iguales. En realidad, quienes defienden el mestizaje en Estados Unidos es porque no quieren reconocer a cada raza el derecho a disponer de la parte de tierra del país que le pueda corresponder, porque si se dividiera el país por razas quedaría debilitado y en consecuencia tendrían que poner fin a su campaña imperialista. Es decir que se trata de fingir que todas las razas son iguales aunque sea falso, para evitar reconocer a cada una el derecho a crear su propio estado independiente. Esto ocurre, porque cuando llevaron los esclavos a América, no se les consideraba personas y en consecuencia nunca se pensó que algún día se les tuviera que reconocer sus derechos, por eso, al favorecer el mestizaje, se trata de ocultar que les están negando su derecho a tener una tierra con la que crear su propio país independiente de los blancos. Mientras tanto, los países europeos, están creando ahora el mismo problema al traer inmigrantes sin necesidad, porque la mano de obra siempre la podrían conseguir favoreciendo la natalidad, pero actúan así por simple imitación del país al que tienen como ídolo y con ello se crean sus mismos problemas.

En la actualidad, predomina en el mundo una actitud en favor del desorden, la inmoralidad, el anarquismo o el mestizaje, un ejemplo de ello es el mal llamado “arte abstracto” porque trata de fomentar el caos y el desorden sobre la simetría y la armonía en un intento por desviar a la humanidad de su progreso hacia la luz que se alcanza fomentando el orden tanto racial como social. Otra forma de “arte abstracto” sin sentido es aquel que busca impresionar al espectador con extravagancias como si lo absurdo se pudiera poner en lugar del arte, esto demuestra la falta de criterio de la sociedad actual.

En el pasado, el pueblo judío siempre fue un defensor acérrimo de la integridad racial o cultural, esto es muy importante en los fundamentos de su religión, pero la persecución que sufrieron durante la segunda guerra mundial ha provocado que ahora apoyen el mestizaje, pero no lo apoyan dentro de sus familias o en su comunidad, sino para el resto de la sociedad como método de autodefensa, porque es evidente, que en una sociedad mestiza, sus diferencias raciales o religiosas pueden pasar más desapercibidas.

En mi opinión, fue una estupidez que los nazis persiguieran a los judíos por motivos raciales, porque los judíos de Alemania llevaban muchos siglos cruzando su raza con los europeos, lo que determinaba que apenas existieran diferencias, quizás no todos fueran rubios o con ojos azules, pero en eso, eran iguales que la mitad de los alemanes. Además, si lo plantean desde un punto de vista religioso, en ese caso tampoco tenía sentido la persecución, porque en realidad la mayor parte de la biblia cristiana fue escrita por los judíos, por eso, la única explicación que se puede encontrar es el interés por usarlos como cabeza de turco para distraer a los alemanes mientras los nazis creaban una dictadura.

También hay que decir que es admirable el sentido espiritual y progresista de los judíos en general, porque odian vivir de la caridad y tienen una gran capacidad creativa, en esto son opuestos a la raza gitana que a diferencia de ellos tiene un gran apego a la materia lo que le dificulta enormemente su progreso hacia el mundo espiritual. No se puede negar que durante la guerra, los judíos sufrieron mucho a causa de la tiranía de los nazis, pero es igual de cierto, que al fomentar el mestizaje están favorecen el exterminio de la raza europea, perjudicando con ello al resto de la sociedad.

Uno de los motivos que desencadenó la guerra civil en Estados Unidos fue que el modelo esclavista no permitía a los trabajadores desplazarse libremente a las fábricas del norte donde cada vez era necesaria más mano de obra, esta fue también la razón de que terminara la esclavitud en Rusia aunque allí la llamaban servidumbre. Esto se debía a que el mundo estaba pasando de un modelo de economía agrícola a otro industrial y mantener a los obreros por la fuerza en una zona agrícola impedía su desplazamiento a las zonas industriales. El final de la esclavitud supuso la libertad de movimientos para ellos, pero pasaron de servir a unos amos a servir a otros sin que eso supusiera un cambio significativo en sus condiciones de vida, porque la comunidad blanca y la negra siguieron cada una por su lado como si fueran países distintos pero viviendo en el mismo.

El modelo social que fomenta el mestizaje y que se quiere imponer en la actualidad tampoco es mejor, porque se trata de fingir que no hay diferencias raciales cuando eso no es cierto. La verdad es que uno de los factores que más dificulta la integración social y favorece la pobreza en países como Estados Unidos es la negativa de muchos ciudadanos a aceptar el plan de la izquierda para mezclar completamente las razas. Aunque también hay que decir que se trata solo de una responsabilidad indirecta. Esos ciudadanos no quieren aceptar el mestizaje y en consecuencia tampoco apoyan un modelo social homogéneo, pero tampoco es justo que se les acuse de esa pobreza, porque no son ellos los que fomentan esa situación y por eso están en su derecho a actuar así. Nadie tiene derecho a imponerles un modelo social basado en el mestizaje que consideran abominable. Nadie tiene derecho a imponerles el orden del día de la izquierda, un orden que no se hace por el bien social sino para obtener los votos de esas minorías y llegar así al poder. Por eso, lo ideal sería que cada país a donde se hayan llevado inmigrantes por la fuerza destine tierras a cada raza donde puedan formar sus propias naciones y vivir libremente.

En el caso de los países que hayan recibido inmigrantes ilegales sería distinto, porque al haber entrado en ellos sin permiso lo lógico sería hacer acuerdos con sus países de origen para devolverlos, o con otros de su propia raza cuando sus propios países no quieran aceptar el retorno. En estos casos las ONG que trafican con personas deberían pagar los gastos de repatriación, porque ellas colaboran con el tráfico ilegal y luego hacen publicidad de ello para obtener ganancias con las donaciones. Al actuar así, están favoreciendo los ahogamientos en aquellos casos en los que la inmigración se hace por mar porque lo que hacen no es ayudar sino traficar. Ellos son cómplices de ese tráfico de personas cuando se ponen de acuerdo con las bandas que lo organizan para coincidir con ellas y actuar como lanzaderas o escalas de ese proceso de tráfico ilegal. En ese caso no se puede decir que están “rescatando a náufragos” cuando lo que hacen es transbordar a los inmigrantes de los barcos en los que se subieron a los barcos de su organización, porque un verdadero rescate solo es posible cuando una persona va en un barco y este de forma accidental se hunde, pero esto no es lo que ocurre con el tráfico de personas, por eso, resulta indignante que estas organizaciones acusen de impedir un rescate a quienes se oponen al tráfico ilegal. Si estas organizaciones se preocuparan de verdad por evitar los ahogamientos lo que tendrían que hacer es denunciar a quienes trafican con personas en lugar de ayudarles, porque con su conducta crean expectativas a los inmigrantes y por eso están dispuestos pagar grandes sumas de dinero a las mafias. Es cierto que muchas personas tienen que emigrar por motivos políticos o de otro tipo, pero lo correcto es hacerlo a países de su propia raza o cultura, de este modo se puede evitar la rotura de la cohesión social que la mezcla desordenada puede producir.

La verdad es que los países occidentales están siendo dominados cada vez más por un enfoque anarquista de la vida social dando lugar a que el desorden y el delito estén cada vez más extendidos. Un ejemplo de esto lo tenemos en el hecho de que Europa y Estados Unidos están siendo invadidos por millones de individuos y sin embargo la sociedad no lo quiere ver, porque una cosa es quien viaja con el permiso en regla por parte del país receptor y otra es quien trata de imponer su presencia por la fuerza. No pretendo negar que esos inmigrantes tengan problemas en su país de origen, pero antes de emigrar su deber es luchar en su país por sus derechos y cumplir con sus deberes en lugar de imponer por la fuerza su presencia a los demás. Porque el problema de la superpoblación no lo causan los políticos sino el comportamiento irresponsable de los ciudadanos de esos países que tienen más hijos de los que pueden mantener, por eso, la solución al problema no es emigrar sino corregir esa conducta. Por eso, cuando se colabora con la inmigración ilegal se está dando a entender a la sociedad que el delito no tiene castigo, porque, aunque no se quiera reconocer, muchos de los inmigrantes que entran sin contrato de trabajo lo primero que hacen es robar. No debemos olvidar, que aquellos que permiten la mezcla social con culturas inferiores terminan favoreciendo la destrucción de su propia sociedad. No es que sea importante que se pueda producir un cruce racial de forma accidental o excepcional entre dos personas de distinta raza, lo que está mal es crear las condiciones para que se pueda producir con facilidad. Los países occidentales al permitir esto están demostrando una actitud débil y anárquica porque con esa conducta están favoreciendo la descomposición social.

Cuando se abolió la esclavitud en Estados Unidos, lo correcto habría sido entregar tierras a los esclavos para que creasen su propio estado independiente, pero se prefirió decir que las diferencias raciales no existían para evitar darles las tierras a las que tenían derecho, de este modo pasaron de ser esclavos a ser ciudadanos de segunda clase, incluso se intentó que se marchase a África para evitar reconocerles esos derechos, así es como se creó la república de Liberia en 1847. Pero lo mejor siempre será que cada raza tenga su propio territorio, ahora, los blancos que se oponen a entregarles tierras dicen que esto solo es racismo, pero esta idea ya fue defendida por el líder afroamericano Malcom X, él aun siendo negro, también apoyó esta idea antes de ser asesinado. Es evidente, que si una persona viaja a un país de otra raza no tiene sentido que se le aplique normas discriminatorias como por ejemplo las que en Estados unidos impedía a los negros entrar en los bares o cines de los blancos, o exigir que un apersona negra ceda su asiento del autobús a un blanco, lo que está mal, es fomentar el mestizaje apoyando que las personas de diferentes razas vivan mezcladas, porque eso, solo sirve para generar el caos tanto social como cultural y favorecer la explotación económica de esas minorías. Aunque pueda parecer sorprendente, es necesario que las razas se separen físicamente para que puedan estar unidas moralmente, porque en realidad, cada una de ellas representa un mundo diferente que necesita estar separado para poder desarrollarse completamente.

También sería ideal, que la organización de las naciones unidas (ONU) crease un programa para igualar tecnológicamente todo el mundo, este programa no solo sería económico sino sobre todo tecnológico, porque tendría como finalidad asesorar técnicamente a los países menos desarrollados para que todos los países del mundo pudieran alcanzar el mismo nivel de desarrollo. Primero se comenzaría por erradicar la pobreza dentro de los países más avanzados implantando programas de control de natalidad junto con otros de formación profesional para todos los parados. Después se usaría el mismo sistema de control de natalidad en los países subdesarrollados para que el crecimiento de la población esté en consonancia con su producción industrial y agrícola. Esto es necesario, porque es imposible que la renta per cápita de un país progrese si no tiene comida para todos sus habitantes. Además, se aplicaría un programa de asesoramiento tecnológico por el que los países más avanzados cederían gratuitamente su tecnología a los más pobres. Con este sistema, sería posible que en un par de siglos todo el planeta lograse alcanzar el mismo nivel tecnológico e industrial.

La raza negra es originaria de África aunque fue llevada a América y otros lugares mediante el tráfico de esclavos donde llegó a formar comunidades importantes, en la actualidad la mayor parte de su emigración es debida a la iniciativa propia.

LA RAZA MARRÓN

Esta raza se encuentra a medio camino entre la raza negra y la blanca desde un punto de vista climático, esto provoca que tenga un carácter algo inestable o irascible al pasar con frecuencia de un clima cálido a otro más frío, esta característica no es solo un hecho circunstancial sino que está impreso en los genes. A esta raza le suelen gustar las formas expresivas y la ostentación, también las formas redondeadas como consecuencia de la excesiva presencia en ella de la energía solar, también valora más lo físico que lo espiritual, por eso, muestran las expresiones espirituales como si fueran representaciones físicas. En este caso el color de su piel si coincide con su definición genérica. Una variante minoritaria de esta raza sería la raza roja, representada hoy en día por la raza gitana, el motivo de que le sea asignado este color tampoco es por el color de la piel sino por la personalidad excesivamente pasional, por eso, aquellos que tienen visión psíquica pueden ver que este color es el predominante en ella. Esta raza habría surgido como consecuencia de un cruce entre la raza negra y la amarilla. Una de sus características es que tiene una devoción especial por la parte material de la vida, esto se puede observar en la música que suelen escuchar caracterizada por su baja frecuencia, como por ejemplo ocurre en el flamenco. Con el zapateado enérgico que hacen en este baile también se puede observar su adhesión a la tierra. Es posible que las personas de cualquier raza provistas de un carácter excesivamente dominante tengan en su interior algunos genes de esta raza, esto es posible, porque en el pasado, los cruces, aunque minoritarios eran frecuentes. Su mejor virtud es que al ser tan pasionales dan un gran valor a la virginidad de las mujeres, esto sería deseable que también se exportase a las demás razas. La raza marrón es la característica en el norte de África oriente medio y la India.

LA RAZA BLANCA

Esta raza es la mejor de todas pero no porque sea más inteligente que las demás sino porque la perfección se consigue al encontrar el equilibrio entre la dimensión roja y azul. En esta raza la materia y el espíritu se encuentran en perfecta armonía, esto probablemente contribuyó a que lograra adelantar a las demás razas en el proceso de evolución tecnológica. Esta raza combina adecuadamente las cualidades físicas de la raza negra con las cualidades espirituales de la raza amarilla, por eso tiene repartidas sus cualidades físicas o mentales de la mejor manera posible. Es cierto que cada raza tiene cualidades en las que es mejor que las otras, pero también es cierto que solo cuando se consigue el equilibrio de todas las cualidades la raza puede ser perfecta y esto solo ocurre con la raza blanca. En el futuro, todas las razas terminarán siendo iguales cuando el clima de las ciudades sea controlado y esto favorezca un proceso de evolución racial. Una de las cosas en que la humanidad ha alcanzado prácticamente la perfección es la música POP, este tipo de música, la hace especialmente bien la raza blanca y expresa de forma excelente los valores espirituales que tanto necesita la humanidad en el presente. También hay que decir, que no hay razas superiores si por eso se entiende que unas tengan que someterse políticamente a las otras, pero sí existen razas más evolucionadas si lo que se tiene en cuenta es su cercanía o distancia de la forma humana ideal. Esta es la razón por la que es un grave error mezclar las razas, porque al actuar así se dificulta su especialización en cada clima de la tierra y en el caso de la raza blanca se destruye la posibilidad de ser un ejemplo a las demás como modelo de raza más avanzada. Es cierto que la diferencia que existe entre las distintas razas no es exagerado si se tiene en cuenta en términos absolutos, pero cuando se pone una cosa en el lugar que no le corresponde se puede causar un grave daño aun siendo algo minoritario, por ejemplo, si ponemos en un avión una pequeña pieza de otro le puede hacer estrellarse, porque aunque esa pieza sea pequeña, puede causar una rotura de la armonía con el resto las piezas, poniendo otro ejemplo, una lente solo es útil cuando es perfecta, pero si se mezcla una pequeña cantidad de polvo con el cristal puede invalidar su calidad gravemente, del mismo modo cuando se introduce en una raza individuos de otra puede debilitar su estabilidad dañando gravemente el potencial que esta puede alcanzar. El progreso surge con el orden y mezclar las razas es un ejemplo de anarquía y desorden que puede disminuir de forma importante las posibilidades que la especie humana puede alcanzar.

La humanidad tiene que entender que sin pureza no hay luz, ni progreso sin orden. No debemos olvidar, que hasta que llegó la segunda guerra mundial y sobre todo hasta que llegó al gobierno de John F Kennedy, el mestizaje no solo estaba mal visto sino que también se consideraba inmoral, y eso no es algo que haya ocurrido únicamente en el pasado siglo que ha sido común a lo largo de toda la historia, pero después de la guerra se pasó a defenderlo porque servía como excusa para poder invadir o entrometerse en los asuntos de las demás razas.

Después, para que los ciudadanos creyeran que es su deber aceptarlo se comenzó a enseñar en los colegios y a través del cine. Esto es justo lo contrario de lo que había sido normal durante toda la historia. Esta fue la razón por la que Kennedy levantó tanto rechazo social, porque intentaba conseguir el poder político mediante el voto de las minorías raciales pero sin importarle lo más mínimo destruir la estabilidad social. Esto no es nada extraño en su familia, porque para ellos el interés por el poder siempre estuvo por encima de cualquier otra consideración, incluso llegaron a pedir ayuda a la mafia para llegar al poder.

Un cruce racial no tiene sentido cuando es para obtener un resultado peor que el original, por eso, cruzar una raza perfecta con otra deficiente es una forma de ir hacia atrás. Cada raza puede ser perfecta para el clima en el que se ha formado, pero solo es perfecta en términos absolutos aquella que combina adecuadamente el calor con el frío o la materia con el espíritu, porque el calor representa la materia y el frío representa la espiritualidad. Por eso, es absurdo abandonar una situación de perfección para crear una versión genética peor. En la actualidad la raza blanca sufre un proceso continuo de decadencia demográfica debido al efecto esterilizante que el feminismo tiene en la sociedad, esta situación recuerda la novela Tommyknockers de Stephen King en la que una raza alienígena tiene que robar la vitalidad de la especie humana debido a su incapacidad para regenerarse. La raza blanca actúa igual en el presente, porque al ser incapaz de reemplazar a los ancianos que se van jubilando o muriendo con nuevos nacimientos, opta simplemente por importar inmigrantes a los que trata de explotar mediante trabajos precarios, pero al actuar así destruye su propia sociedad y se va transformando poco a poco en un gigante con pies de barro a causa de sus débiles fundamentos. La inmigración ilegal en masa, que se está produciendo en occidente, burlándose de toda ley y norma es una señal del hundimiento de la civilización occidental, esto es lo mismo que le ocurrió a Roma cuando las tribus exteriores a su frontera entraron en masa antes de que el hundimiento se completase, es evidente que si esto ocurre, es porque algo no funciona.

La política migratoria europea es completamente hipócrita, porque si un inmigrante que va por tierra se encuentra un metro fuera de sus fronteras, entonces intentan hacer todo lo posible para que no entre, sin embargo, si ese mismo inmigrante entra por la fuerza un metro dentro de la frontera, entonces le agasajan con multitud de prebendas, esto, es evidentemente una contradicción, porque el hecho de estar dentro o fuera no cambia la cuestión fundamental porque sigue siendo igual de ilegal que antes, esto, solo puede entenderse como un acto de evidente frivolidad política. La ley, en estos casos no debería cambiar, porque premiar a quien infringe la ley solo sirve para favorecer el delito. No debemos defender algo solo porque la ley lo diga, y si una ley está mal hecha entonces no debemos tener miedo a cambiarla. Con esta actitud débil y anárquica, los europeos están permitiendo que el mal entre en sus fronteras del mismo modo que un cuchillo entra en una tarta.

Es cierto que la fraternidad entre las razas es lo mejor que puede haber, pero quienes piensan que para que haya fraternidad tiene que haber mestizaje cometen un grave error, porque la fraternidad no se deriva de la mezcla de sangre entre razas o especies sino del respeto mutuo.

La raza blanca es originaria de Europa porque, aunque llegó a este continente desde oriente medio, sin embargo, las características que tiene en la actualidad son la consecuencia de su propia evolución racial y adaptación al continente. Todas las razas actuales a su vez se derivan del homo sapiens que se formó en África, la razón de que su origen esté allí es porque a causa de los periodos glaciales especialmente el último que duró 100.000 años la población europea era casi inexistente. En ese momento, la mitad ecuatorial del mundo era el lugar con el clima más adecuado para desarrollar poblaciones importantes. Esto también permitía un mayor progreso tecnológico o racial, pero no debemos confundir aquel periodo climático con este, porque en aquellos tiempos la temperatura del mundo en la zona ecuatorial era varios grados inferior a la que existe en estos momentos y muy semejante a la que tiene el mediterráneo en la actualidad. Esta, es la razón por la que algunos de los primeros pobladores homo sapiens que llegaron a Europa tuvieran los ojos claros. Por eso, lo que ocurrió en aquel momento más que ser un proceso de colonización fue un proceso de traslado conforme las temperaturas del planeta también lo hacían al terminar la glaciación. Es decir que el homo sapiens se trasladó a Europa porque con el calentamiento global el clima que había allí era cada vez más semejante al que estaba acostumbrado. El hecho de que el clima europeo sea bastante agradable la mayor parte del año también favorece que la raza blanca tenga un carácter muy estable.

Mucha gente siente en el interior de su alma que el mestizaje está mal, pero piensan que tienen el deber de rechazar esos sentimientos porque desde niños se les ha enseñado en los colegios que ese es el modo en el que deben de pensar, y a su vez los políticos que con sus leyes dan las órdenes a los colegios también defienden el mestizaje porque después de la segunda guerra mundial todo aquel que piense diferente tiene prohibido prácticamente ocupar cargos de poder. Este es el modo de comportamiento que ha sido impuesto por los Estados Unidos a los países occidentales y sus colaboradores porque mientras proclamen su apoyo al mestizaje podrán invadir países, matar personas, negar a los indios sus derechos históricos. También mantener campos de concentración como el de Guantánamo o destruir selvas enteras como hizo Estados Unidos en Vietnam con el napalm sin que nadie les pueda llamar criminales, porque cuando se les acusa ellos dicen que no son criminales como los nazis, porque defienden el mestizaje racial y eso hace que sus crímenes sean menos horrendos que los que cometieron los alemanes y por lo tanto, según ellos, eso les da derecho a cometerlos.

Ahora parece, que todos los males del mundo son culpa de los nazis, y todos los demás son inocentes de todo, pero no se dan cuenta, de que con ese comportamiento les honran, porque al fomentar el odio contra los nazis están haciendo lo mismo que los nazis hicieron con los judíos, es decir culparles de todos los problemas sociales y ponerles una Diana en la espalda para que así todos puedan descargar su agresividad en ellos.

Este, un comportamiento de acoso psicológico que practican los vencedores de la guerra para ocultar sus propios crímenes, porque como los alemanes perdieron la guerra ahora son el patito feo al que todos pueden insultar en sus películas o documentales. Porque no hay nada de malo en decir lo que hicieron los nazis, pero sin que eso sea una excusa para ocultar lo que hicieron los demás a lo largo de la historia. Esto lo hicieron para que la gente no pueda comprender que el verdadero peligro está en quienes incitan al odio y que ahora son los mismos que atacan a los nazis, pero al actuar así demuestran ser iguales que ellos. Solo les falta decir que un nazi llamado Caín viajó en el tiempo y mató a Abel, o que Gengis kan cometió todos sus crímenes porque en realidad era un nazi disfrazado de mongol. Con ese comportamiento, en realidad les honran, porque al tratar de que la gente piense que los nazis tienen la culpa de todos los males del mundo solo ponen en evidencia su propia codicia. Es cierto que los nazis cometieron muchos crímenes, pero no fueron ellos, sino los norteamericanos los que arrojaron la bomba atómica sobre Hiroshima o Nagasaki y mataron a miles de niños, y no fueron ellos, sino los ingleses los que masacraron a los zulúes en Sudáfrica para robarles las minas de diamantes, y no eran los nazis, sino los franceses los que masacraron a los argelinos en París en 1961 por pedir que terminara la ocupación y los crímenes cometidos en Argelia. Cuando solo se habla de lo que hicieron los nazis en el pasado, es para ocultar lo que hacen en el presente quienes les critican. Al final, lo que determina la diferencia entre que un militar sea considerado un héroe nacional o un criminal se resume al hecho de si ganó la guerra o no, porque no hay mejor propaganda ni crimen que no se olvide si quien lo hace es el ejército vencedor. Si Alejandro Magno hubiera sido derrotado en Gaugamela, en estos momentos no sería recordado como el gran conquistador europeo que extendió el helenismo por oriente, porque los persas habrían conquistado Europa, eso significa, que en estos momentos sería recordado como el carnicero que masacró miles de hombres, mujeres y niños en sus interminables campañas militares. Esto es así, porque, aunque la gente no lo quiera reconocer, no hay cosa que más vergüenza produzca en la sociedad que una derrota ni cosa que más popularidad produzca que una victoria.

Es bueno recordar el pasado, pero hay que recordar el pasado de todos y no solo el de algunos. La gente se preocupa tanto de lo que hicieron mal los nazis, que se olvidan de lo que hicieron bien, porque algunas de sus ideas sí eran buenas para el progreso social. El error que cometieron fue, que su gran éxito inicial les llevó a tener una ambición tan desmesurada que les hizo creer que podían atacar al mismo tiempo a oriente y a occidente, fue en definitiva su excesivo optimismo lo que les llevó a una derrota aplastante. Por eso, a veces, el éxito y el fracaso están más cerca de lo que parece, porque suele ser frecuente, que el éxito cuando está mal dirigido, provoca una disminución de la prudencia lo que deriva en accidente.

Si juzgamos a los nazis por esa guerra, entonces, para ser justos, debemos recordar, que las naciones que les vencieron también han cometido y siguen cometiendo grandes crímenes contra la humanidad, y sin embargo, eso no lo consideran malo. Muchos neonazis de la actualidad también actúan como si tuvieran la mente de piedra, porque son incapaces de aprender de la experiencia. Igual que el resto de fuerzas políticas tienen razón en algunas cosas, pero si no renuncian a su comportamiento excesivamente materialista es imposible que puedan avanzar.

Los países imperialistas dicen que invaden otros países para ayudar a sus habitantes, pero cuando se mata a millones solo porque tratan de defender su independencia entonces no les están ayudando, porque la verdadera democracia consiste en respetar la independencia de los países y que ellos decidan qué sistema político quieren tener, ellos llaman ayuda a lo que solo es la ocupación e imposición de un gobierno sumiso. Esto es lo que ocurrió en los países de Europa del este por parte de la Unión Soviética, o en Irak y Afganistán por parte de Estados Unidos. Al final el maltrato y la ocupación del territorio por tropas extranjeras lo que hace es favorecer los integrismo religiosos, porque la población siempre se inclina de forma instintiva a apoyar a cualquiera que se oponga a las tropas de ocupación, por eso, para que un país comprenda cuál es el mejor camino a tomar es necesario respetar su derecho a elegir.

Hoy en día, el mundo se divide entre los dominadores, es decir los países que tienen armas nucleares, y los dominados, es decir los que no las tienen. Este segundo grupo intenta disimular su sometimiento diciendo que son países no alineados cuando en realidad son países sometidos, porque si intentasen poseer esas armas entonces Estados Unidos les amenazaría con invadirles como hizo primero con Irak y como ahora hace con Irán. Pero al mismo tiempo, Estados Unidos entregó armas nucleares en secreto a Israel para que en caso de guerra con sus vecinos árabes les pueda destruir y así convertirse en la potencia hegemónica de la región, mientras tanto, intenta convencer a los países musulmanes de que no tiene derecho a poseer estas armas y se les amenaza con invadirles si intentan conseguirlas. Es evidente que esa política ni es justa ni neutral.

El miedo a los nazis ha empujado a occidente a una deriva cada vez mayor hacia el comunismo, hasta el punto de que los izquierdistas intentan que la oposición política crea que el comunismo es la única opción posible para la sociedad, por eso, intentan convertir todos sus postulados políticos en obligatorios, pero disfrazándolos como supuestos derechos sociales. El mestizaje forma parte fundamental del plan comunista que pretende el caos racial creando un mundo de mestizos y la anarquía política y social. Porque el caos y el desorden social, surgen del mestizaje, el nacionalismo separatista o el feminismo.

Pero, es un error tratar de resumirlo todo diciendo que el mal solo está en el comunismo, porque criminales y hombres honorables los han habido en ambos lados, por ejemplo Ho Chi Minh era teóricamente comunista, y sin embargo fue un ejemplo para el mundo por su lucha por la libertad contra el imperialismo francés en indochina, para él, lo importante no era la orientación política sino liberar a su país del colonialismo extranjero y seguramente se unió a Rusia porque le servía como aliada contra los invasores franceses. Si los norteamericanos hubieran apoyado a los países asiáticos contra el imperialismo europeo seguramente estos no se hubieran orientado hacia la órbita comunista, esto significa que al final fueron ellos los culpables de la guerra de Vietnam.

El gran error de Estados Unidos y los países de su órbita es que no dudan en apoyar dictadores cuando se proclaman capitalistas y tratan de derrocar democracias cuando las ganan los comunistas, porque el derecho de los países a estar libres de injerencias externas y decidir por sí mismos su rumbo político tiene que estar fuera de la rivalidad de las súper potencias. Si de verdad quieren dar ejemplo, lo deben hacer favoreciendo el libre albedrío de las naciones y no solo de aquellas que favorecen el capitalismo, aunque sea cierto que es un sistema político o económico mejor que el comunismo. ¿Cómo va a comprender su error un país o una persona si no se le deja elegir? La libertad no consiste solo en hacer lo correcto, sino en hacer lo que se considera mejor aunque esté equivocado, porque es mediante la libertad como tenemos que descubrir nuestros errores. Con su actitud totalitaria, Estados unidos ha favorecido que algunos países hayan caído en la órbita comunista y algunas democracias estén pensando hacerlo. Lamentablemente el mundo está lleno de personas que fueron encarceladas sin hacer daño a nadie, y todo porque los políticos no pueden resistir la tentación de imponer por la fuerza lo que consideran adecuado, olvidándose que la libertad también consiste en el derecho a hacer aquello que está equivocado o es perjudicial para la salud. Cuando se trata de lo que hacemos con nuestro propio cuerpo los gobiernos nos pueden tratar de disuadir, pero no tienen derecho a imponer su opinión con multas y amenazas de cárcel, porque de ese modo se crea una fractura social y la aparición de organizaciones mafiosas.

El progreso no es posible si se amenaza a los ciudadanos solo por ejercer su derecho al libre albedrío, porque si están equivocados, tienen derecho a descubrirlo por sí mismos sufriendo las consecuencias de sus errores. Es inaceptable que un estado policial o un ejército de ocupación pretendan imponer lo que ellos dicen que está bien a una población que no opina igual, por eso, es necesario que los ciudadanos descubran el mejor camino mediante el ejercicio de su propia libertad.

La gente que escucha las noticias en los países occidentales se escandaliza por los crímenes que cometen los extremistas islámicos, pero no dedican ni un segundo a pensar en los millones de muertos que los países occidentales han causado en el mundo para imponer sus intereses, no se dan cuenta que si en sitios como Afganistán o Palestina los extremistas han conseguido mucho poder es por las coacciones y maltratos que ha tenido que soportar la población civil por parte de occidente. En el caso de Afganistán, primero por los invasores rusos y luego por los norteamericanos, y en el caso de Palestina por la connivencia de Estados Unidos en la política de Israel para completar el exterminio del pueblo palestino. Sería más humano si Israel integrase palestina en su territorio y reconociera a sus habitantes la nacionalidad antes que mantener la ocupación del territorio mientras a sus habitantes se les trata como ciudadanos de segunda clase. Todo esto demuestra, que debido a sus maltratos y sus gobiernos impuestos por la fuerza, al final terminan siendo ellos los que fomentan los extremismos religiosos.

No debemos olvidar, que en el pasado los musulmanes no eran tan extremistas, pero cuando sufren grandes presiones al final son los más radicales los que se llevan el poder, porque la población atormentada acaba pensando equivocadamente que los más extremistas pueden ser la solución. En la actualidad, los extremistas musulmanes se están volviendo más machistas de lo que habían sido en el pasado, pero esto ocurre precisamente como reacción refleja y opuesta a un mundo occidental que presume de feminismo, con este comportamiento tratan de diferenciarse de aquellos que les oprimen. No olvidemos que tanto los rusos como los norteamericanos trataron de imponer el feminismo por la fuerza durante la ocupación de su territorio y en consecuencia como reacción de rechazo recurrieron a un machismo más exagerado de lo que hubiera sido si aquellos que les invadieron no llevasen el feminismo como parte de su adoctrinamiento.

Es cierto que los extremistas religiosos son crueles y eso es rechazable, también es cierto que en palestina mejorarían las cosas si todas las organizaciones que allí existen reconocieran el derecho de Israel a existir, pero también es cierto, que las continuas injerencias de los países occidentales en el mundo musulmán solo empeoran las cosas, porque en occidente llaman “ayudar” a bombardear e imponer sus intereses políticos y empresariales como ocurrió en la guerra del golfo. Esto demuestra que la brutalidad de unos al final fomenta la brutalidad de otros. En realidad, el radicalismo musulmán es hijo de occidente, por ser una reacción a los malos tratos sufridos cuando Estados Unidos decidió aliarse con Israel contra ellos, y también es hijo económico, porque cuando Afganistán estuvo dominado por los rusos fueron los occidentales los que les armaron, por eso, cuando se trata de explicar el origen de los talibanes, también hay que buscarlo en occidente. El mundo occidental se hubiera ahorrado muchos conflictos y la enemistad del mundo árabe simplemente si hubiera obligado a Israel a reconocer la independencia de los territorios palestinos ocupados.

Cuando un país invade y maltrata a otro, los psicópatas y los que desean el derramamiento de sangre siempre tratan de usar eso como excusa para acaparar el poder, eso significa que los extremistas, al final, se ven favorecidos por la crueldad de las potencias ocupantes. Es cierto que esos criminales o psicópatas ya existían con anterioridad a la ocupación extranjera, pero se sirven de la ocupación y de la confusión que causa en la sociedad, como pretexto para tratar de llegar al poder. Incluso el excesivo machismo de que se caracterizan los islamistas radicales puede ser también una reacción refleja y defensiva al excesivo feminismo del que hacen propaganda las potencias ocupantes. Es decir que si nunca se hubiera producido la ocupación militar, esos individuos antisociales hubieran tenido más difícil llegar al poder y el comportamiento de la sociedad en esos países hacia la forma de vivir occidental hubiera sido mucho más receptiva. Por eso no nos debemos equivocar con las etiquetas políticas que unos países ponen a otros, porque en la actualidad ya no son los Rusos o los Chinos los que más comunistas tienen, porque estos países en la actualidad usan una economía capitalista. En realidad son los países occidentales los que paulatinamente se están deslizando hacia el comunismo ideológico, aunque ya no se le llame comunismo sino homosexualidad, feminismo, anarquismo o mestizaje.

La verdad, es que las grandes superpotencias del mundo están involucradas en la lucha por el poder mundial, pero como queda mal reconocer que invaden países o matan personas por ese motivo, entonces se limitan a decir que lo hacen porque los otros son comunistas o capitalistas, esto suele ser suficiente para engañar a los ignorantes, pero en realidad ambos contendientes son más parecidos de lo que nos quieren hacer creer. La conclusión de todo esto es, que si bien es cierto que el capitalismo es mejor que el comunismo sobre todo desde el punto de vista económico, sin embargo, en la filosofía comunista también hay cosas positivas, por eso, es un error inclinarse de forma total por un lado u otro, lo correcto es descubrir que parte de verdad tiene cada bando y descartar lo que está equivocado.

Ahora Estados unidos oculta su imperialismo bajo el argumento de que es una lucha contra el terrorismo, pero sería interesante saber a qué terrorismo se refiere si es al que roció Vietnam con miles de toneladas de Napalm matando a millones de civiles, o es el que construye prisiones fuera de la ley como la de Guantánamo, o es el terrorismo que utiliza aviones de control remoto para matar desde el aire, pero que cada vez que actúan matan más civiles que objetivos militares, o es el terrorismo que invade países sin el permiso de la ONU. Porque cuando se invadió Irak sin el permiso de la ONU se dijo que era para buscar armas nucleares, esto luego se demostró que era mentira, pero no dudaron en engañar a todo el mundo con el fin de apoderarse de los pozos de petróleo que allí se encuentran e imponer en el país un gobierno títere a su servicio. Pero, incluso si hubieran tenido armas de destrucción masiva ¿es ese un motivo para que un país sea invadido y matado a millones de sus habitantes? Porque según ese argumento, Estados Unidos debería haber invadido primero a sus propios aliados que están repletos de estas armas. Y cuando dicen que los invaden porque no son democracias, ¿entonces por qué no dudan en apoyar y financiar dictaduras como la de Pinochet en Chile? La libertad no consiste solo en usar un modelo político “democrático”, también es libertad que un país se gobierne a sí mismo sin injerencias exteriores o tropas de ocupación. Porque deben ser los ciudadanos de cada país los que decidan si quieren tener un modelo político democrático integrista, monárquico, comunista o capitalista. Y si las grandes potencias militares quieren la libertad para esos países, entonces deben aceptar y respetar el libre albedrío de cada país y de sus ciudadanos.

En Estados Unidos hay cada vez más ciudadanos que no están de acuerdo con el mestizaje, pero como el país se encuentra en estos momentos sumido en una racha imperialista no se considera oportuno modificar el esquema social actual, esto tiene como finalidad evitar que el resto del mundo no se dé cuenta de que sus métodos no son tan diferentes de los que usaron los nazis. Es sorprendente que a veces sean las personas aparentemente menos adecuadas las que rompen ese estado de cosas, esto sucedió con Enrique octavo de Inglaterra, este rey no se caracterizaba por su finura al hacer las cosas y en uno de sus arrebatos de cólera rompió con la iglesia católica, este hecho que en un principio todos consideraron un acto de insensatez derivado de su interés personal, sin embargo, trajo enormes beneficios a su país, porque dejó de soportar la negativa influencia y el desangramiento económico que suponía obedecer y financiar a una iglesia de Roma corrupta hasta la médula. Un ejemplo similar lo podría representar Donald Trump, porque a pesar de sus muchos defectos y su actitud arrogante, sin embargo, es el único político desde la segunda guerra mundial que ha tenido el valor de decir lo que muchos piensan pero no dicen y es que el mestizaje está mal, también es el único que ha sido capaz de exigir responsabilidades a aquellos países que permiten el paso de los inmigrantes aun sabiendo que quieren entrar en Estados Unidos ilegalmente. El hecho de que los gobiernos de ese país se hayan negado sucesivamente a considerar esta cuestión para no perjudicar la campaña imperialista está provocando el riesgo incluso de una guerra civil. Mientras tanto, el resto del mundo se limita a esperar a ver qué ocurre para decidir que es en lo que creen y que es lo que hacen, porque no nos olvidemos que mucho de lo que la gente y los gobiernos occidentales piensan, se deriva en gran parte de creer en lo que dice quien tiene el poder.

En los países capitalistas se dice a la gente que el comunismo es malo y en los países comunistas se dice lo mismo del capitalismo, pero ambos tienen razón y ambos están equivocados, porque no existe un capitalismo, comunismo, feminismo, machismo o racismo que sea o bueno o malo en su totalidad, sino que dentro de esas definiciones genéricas se incluye un gran número de aspectos unos buenos y otros malos, es decir que en parte tienen razón y en otra parte están equivocados. Pero los especuladores, esos que tratan de obtener beneficio con las pasiones humanas tratan de hacernos ver que todo se resume a una simple palabra que es la que ellos nos dicen, y de ese modo tratan de convertirnos en sus marionetas. Por eso, debemos detenernos y analizar las cosas con tranquilidad, para descubrir esos matices que todas las cosas tienen y así sacar una conclusión más evolucionada del mundo que nos rodea.

Una persona puede ser totalmente racista en unas cosas y al mismo tiempo totalmente antirracista en otras, o puede ser totalmente machista en unas cosas pero al mismo tiempo totalmente feminista en otras. También puede ser totalmente de derechas en unas cosas y totalmente de izquierdas en otras, en eso se basa la libertad de pensamiento. Solo aquellos a quienes les interesa que exista un pensamiento único intentan convencer a la sociedad de que solo hay una forma de pensar valida. Esta actitud excesivamente polarizada es, en gran parte, la consecuencia de dividir el mundo occidental en partidos políticos que, para obtener el poder, adoptan posturas extremas y mienten sin cesar sobre las razones del contrario. Esto hace que los ciudadanos crean que deben apoyar esas posturas radicales que solo tienen en cuenta una parte de la realidad. Pero la verdad es neutral a esas tendencias políticas extremas. Ellos quieren que creamos que eso es la democracia pero no es verdad, porque la verdadera democracia es que todas las leyes sean decididas directamente por los ciudadanos. Esta farsa terminará cuando la humanidad comprenda esta gran verdad.

Una nación que no se preocupa por preservar su propia raza o su identidad, termina siendo igual que un árbol con las raíces podridas, porque con ese comportamiento termina destruyendo la pureza original que la hizo grande, porque es esa pureza, lo que le da cohesión y fuerza. La gente suele olvidar con facilidad, que lo que hizo crecer a los grandes imperios del pasado fue su integridad y sensatez en sus momentos iniciales, y fue la degeneración derivada del poder lo que las acabó destruyendo. La enseñanza de todo esto es, que cuando se olvidan las raíces humildes de las que surgen todas las naciones fuertes se acaban dejando llevar por la vanidad al creer que el poder es algo innato en ellos y que nunca lo van a perder, entonces suele suceder que terminan destruyendo en poco tiempo lo que tardaron siglos en construir.

Ahora defender la integridad de las razas se considera políticamente incorrecto y por eso no puede decirse, pero como yo no soy político no tengo por qué acatarlo. La gente cree que tiene que defender el mestizaje porque es lo que les han enseñado en los colegios o a través del cine, pero nunca se plantean si es correcto o no simplemente hacen lo que les han dicho que deben hacer, y cuando llegan a la edad adulta piensan que esas creencias inducidas desde la infancia siempre fueron sus propias creencias o han existido siempre en la historia, pero no saben, que defender la integridad racial siempre fue considerado un símbolo de dignidad y moralidad desde el principio de los tiempos hasta el final de la segunda guerra mundial, y si ahora defienden lo contrario es por simple oportunismo político, por eso quieren que creamos que es nuestro deber moral aceptarlo.

También hay que aclarar, que cuando digo que unas razas tienen cualidades mejores que otras no lo hago para ofender a nadie, por eso, lo que deberíamos pensar es, ¿cómo va a progresar la humanidad si nos negamos a reconocer nuestros propios defectos o las diferencias que existen entre las razas? Afirmar que todas las razas son iguales puede quedar muy bien en los informativos o en los medios de masas, pero es completamente falso y cualquiera puede verlo a simple vista. Hoy en día, se considera un tabú intocable incluso el hecho de plantear esa posibilidad, eso demuestra que existe una razón oculta detrás, pero que supone un freno para la investigación científica. La verdad es, que no solo existen diferencias entre las razas, sino incluso entre las personas de cada raza, porque hay personas genéticamente mejores que otras, esto es debido, a que dentro de cada persona existen multitud de genes diferentes unos mejores y otros peores, por eso, las personas o las razas con mejores genes son las más avanzadas. Otra cosa es decir que todas las razas tienen derecho a vivir libres y sin injerencias de las demás, en este aspecto estoy completamente de acuerdo. Si las personas analizasen cada cosa de forma científica y sin actitudes pasionales o políticas, al final toda la humanidad saldría ganando.

En la actualidad, aquellos que han alcanzado el poder apoyando el mestizaje tratan de evitar que las cosas cambien y por eso inventan palabras denigrantes para humillar y hacer pasar por enfermos a quienes piensan de forma diferente, por eso, cuando llaman xenófobos a quienes no están de acuerdo con las mezclas raciales lo que hacen es insultarles, porque les acusan de estar enfermos y padecer una fobia simplemente por pensar de forma diferente. Esto es, sin duda, una forma de acoso psicológico que tiene como finalidad humillar a estas personas para que todos las rechacen sin llegar a analizar la cuestión en profundidad. Esto demuestra que quiénes apoyan el mestizaje usan las palabras con frivolidad, porque acusan de odiar a las demás razas a todos aquellos que se oponen al mestizaje sin hacer ningún tipo de diferencia, al actuar así, lo que están haciendo es fomentar el odio contra ellos que es justo lo contrario de lo que dicen combatir. Esto, es sin duda un claro ejemplo de hipocresía, porque en todos los partidos políticos y en todas las ideologías hay gente violenta y gente pacífica, pero cuando afirman que todos los que se oponen a las mezclas raciales es porque padecen una fobia o porque odian a los demás, en realidad, lo que quieren, es fomentar el odio contra ellos para que la gente actúe con violencia en lugar de analizar las cosas objetivamente.

Como es evidente que la política se ha entrometido profundamente en el análisis racial, los científicos simplemente optan por ponerse de perfil en esta situación y salen del tema diciendo que todas las razas son genéticamente iguales o con el mismo nivel evolutivo. Esto no es cierto y ellos lo saben, pero con esa respuesta simplista evitan que los especuladores les ataquen. También es habitual usar falsas pruebas o medias verdades para que las tesis que niegan las diferencias raciales parezcan demostradas, pero como eso, es lo que todos quieren oír son generalmente aceptadas. De este modo, el análisis imparcial de las diferencias raciales tiene que quedar aplazado hasta que el drama de la segunda guerra mundial quede superado y deje de mezclarse con el estudio de las razas. Esto es así, porque cuando existe una lucha entre el poder y la razón, entonces va a ser igual si aportas una o mil razones porque la masa hipnotizada por el miedo al poder va a creer a quien tiene el poder y en consecuencia va a rechazar a quien tiene la razón. Es cierto que el poder intimida y maneja los medios de comunicación y los colegios, pero debemos hacer un esfuerzo por pensar con independencia en lugar de limitarnos aceptar aquello que es políticamente correcto.

Otro ejemplo de la torpeza humana lo tenemos en como la ciencia ficción retrata a los seres extraterrestres, porque para no interferir con los prejuicios actuales plantea un universo mestizo con todas las razas mezcladas. Esto es evidentemente una estupidez científica, porque es absurdo que una civilización que supera a otra en un millón de años, sin embargo, vaya a aceptar la importación de individuos a sus ciudades con un bagaje genéticamente inferior al suyo. Hacer esto sería como poner una bomba en el centro de su ADN. Porque no tiene sentido que una civilización que ha estado evolucionando durante tanto tiempo luego permita que vayan a vivir con ellos y mezclarse con sus ciudadanos individuos con una diferencia genética parecida a la que separa al hombre del mono. Porque el progreso no solo se aplica a la tecnología sino también a los genes que llevamos dentro de nuestro cuerpo. Tenemos que comprender, que la civilización no consiste solo en el progreso de la ciencia sino también en el progreso de nuestros genes. Cuando hablamos de civilizaciones con miles de años de diferencia evolutiva hay que tener en cuenta, que no solo habría diferencias de tipo intelectual, porque una sociedad avanzada también habría erradicado las enfermedades genéticas tan presentes en la Tierra en estos momentos, por eso, importar individuos con esas enfermedades sería como regresar al pasado. Otras diferencias serían aquellas que tienen como finalidad adaptar los cuerpos a diferentes climas o gravedades, estas diferencias serían la consecuencia de un proceso de adaptación que habría durado miles de años, por eso, un cruce genético sería totalmente inaceptable.

Desde un punto de vista simbólico cada raza está relacionada con una posición en el espacio y una densidad, si esto se representa como una figura humana o una pirámide entonces la raza negra estaría situada en los pies o parte inferior de la figura, encima se encontraría la raza marrón, en el centro estaría la raza amarilla y en la cabeza estaría la raza blanca que sería la zona superior y de menor densidad. Cada raza tendría una relación diferente con la materia o el espíritu, esto significa que la raza negra sería la más material y densa, y la blanca la más espiritual y liviana. La raza blanca representa por un lado el color verde y el equilibrio, y por el otro el azul del espíritu, esto no es una contradicción, sino que corresponde a puntos de vista diferentes, porque con respecto a las demás razas es la más azul porque es la más próxima al polo espiritual, pero al mismo tiempo es la que representa la posición de equilibrio ideal que es deseable tener, porque se encuentra exactamente entre el color rojo y el azul o entre la materia y el espíritu. Las demás razas son demasiado masculinas y densas en su carácter o circunstancias, porque el mundo está evolucionando de un entorno demasiado rojo y material, para dirigirse hacia otro más azul y espiritual por ello, la raza blanca es al mismo tiempo la más azul de todas, pero también representa el equilibrio perfecto tanto de densidad como de color, por eso, representa por un lado el color azul y por el otro el verde, porque es azul comparada con las demás, pero es verde con respecto a la situación de equilibrio ideal.

30 REALIDAD INMEDIATA Y REALIDAD CÍCLICA

LA REALIDAD CÍCLICA

En realidad, el universo se encuentra dividido en dos dimensiones una vertical y otra horizontal, la vertical rígida, fría y azul, y la horizontal variable, cálida y roja, ambas dimensiones parecen opuestas pero en realidad actúan coordinadas y en planos diferentes, por eso no es una contradicción. La naturaleza cíclica del universo se puede deducir de todo aquello que se repite como los días, los meses, o los años, y al final de los tiempos todo volverá a comenzar desde el principio y todos los seres terminarán viviendo las experiencias de los demás. Es como si todos los seres del universo fuéramos en realidad el mismo ser pero en épocas distintas, porque las vidas y experiencias de los demás son también nuestras propias experiencias del pasado o del futuro.

Eso significa, que con toda seguridad, todo lo que les ocurra a los demás también nos pasara a nosotros cuando nos toque vivir sus propias experiencias. Al principio, cuando solo éramos una sola partícula y un solo ser, entonces no había diferencia entre nosotros, el hecho de que este ser se dividiera en múltiples partículas que a su vez dieron lugar a la aparición de múltiples seres solo representa una situación temporal y aparente porque con la separación se determinó que cada vida solo la podamos vivir en épocas diferentes. Eso significa, que en la dimensión horizontal que rige el presente, el universo tiene múltiples seres diferentes separados físicamente entre sí aunque todos han surgido del mismo ser. Pero en la dimensión vertical que rige el pasado y el futuro, todos estamos conectados por la rueda del tiempo, porque todo lo que le ocurra a los demás también nos ocurrirá a nosotros, porque sus vidas de ahora, también son las vidas que nosotros hemos vivido en el pasado, o vamos a vivir en el futuro.

Este ser inicial, se dividió en múltiples seres separados físicamente en el presente, pero con esa división, lo que se determinó es que los sentimientos y vivencias de cada uno en realidad sean nuestras propias vivencias pero que viviremos en épocas distintas del pasado y del futuro por eso, cuando el universo complete todas las combinaciones posibles, entonces todos los seres habremos vivido todas las experiencias del universo como si el ser inicial nunca se hubiera dividido. Esto significa, que la separación horizontal en el espacio, ha provocado una separación vertical en el tiempo, pero al final, todos los seres y todas las partículas volveremos a estar conectados de nuevo en el mismo instante de tiempo y el mismo lugar del espacio, porque en ese momento, las dos dimensiones quedarán anuladas hasta que vuelva a comenzar un nuevo ciclo cósmico. Esto significa, que si solo tuviéramos en cuenta la realidad cíclica del universo, entonces, la conducta más adecuada a seguir en nuestro comportamiento hacia los demás sería la justicia total y sin excepciones.

LA REALIDAD INMEDIATA

Si en cambio miramos hacia el mundo que nos rodea en el plano inmediato es decir en una escala de tiempo corta y del presente, entonces parece que solo existiera el interés personal de cada ser de forma individual. Esto ocurre, porque el mundo se encuentra en este momento sumido en una situación de atraso e ignorancia, por eso, los animales o las personas creen que su única vida es la de su cuerpo, pero se olvidan de la vida de su espíritu inmortal. Esto hace, que solo se tengan en cuenta los conceptos simples y cercanos siendo fácil que en esta situación surjan los comportamientos egoístas. Este comportamiento es común en los animales puesto que no pueden pensar en el más allá o la vida después de la muerte, pero las personas sí tienen la capacidad de pensar en ello y adaptar su comportamiento a esta circunstancia. En esta situación solo la fuerza bruta y la defensa propia actúan como moderadores del interés personal. La existencia de estas dos realidades parece que estuvieran en contradicción, porque si solo tenemos en cuenta la realidad inmediata, entonces podemos pensar que solo nos pueden afectar aquellos acontecimientos que nos ocurran en el presente, porque en teoría, el éxito o el sufrimiento de los demás no tienen por qué provocar nuestro propio éxito o sufrimiento necesariamente, es decir que si solo consideramos la realidad inmediata podríamos pensar que las vidas de distintos seres no tienen ninguna conexión entre sí.

Esto significa, que cuando solo se tiene en cuenta la realidad inmediata, entonces podemos pensar que nuestra vida física es lo único importante, por eso, solo cuando pensamos de forma trascendental podemos comprender que en el universo hay algo más. En realidad, todos los seres del universo buscan su propio beneficio, la diferencia está en el método que utilizan para obtenerlo, porque algunos consideran que el beneficio de los demás también puede ser su propio beneficio, cuando comprenden que el carácter cíclico del universo nos une a todos en el tiempo, entonces, toman la decisión de ser justos siempre. Otros pueden pensar que el carácter cíclico no existe o no implica ser justos siempre, en este caso actúan en consonancia con la legítima defensa y la justicia derivada de la ley y la acción policial, porque eso, es lo que actúa como coordinador de los distintos seres y se encarga de crear justicia entre todos.

Lo cierto es, que cuando solo se tienen en cuenta los hechos en una escala de tiempo corta el interés personal parece que fuera la única verdad. Por eso, aquellas personas materialistas que niegan la vida después de la muerte, están más expuestas a sufrir las consecuencias de ver la vida como si solo existiera el presente y sin tener en cuenta las consecuencias que sus actos pueden tener en el futuro. La parte material masculina que hay en nosotros nos impulsa a tener en cuenta solo lo inmediato, y la parte espiritual femenina nos impulsa a valorar lo futuro, por eso, es difícil saber a qué atenerse cuando ambas realidades parecen contradecirse en apariencia.

En el universo, todo está lleno de círculos que representan la renovación y la repetición cíclica de las cosas, pero al mismo tiempo existe la línea recta que parece estar en oposición al círculo. En realidad, una línea recta solo es una pequeña parte de un círculo, pero al mismo tiempo representa su lado opuesto. Simbólicamente, la línea recta es azul y femenina y el círculo es rojo y masculino, incluso en nuestro propio cuerpo podemos ver representados ambos símbolos, porque la cabeza por su forma redonda representa el círculo masculino y el cuerpo por su forma alargada representa la línea recta femenina, por eso, las mujeres que quieren reivindicar su naturaleza femenina se dejan el pelo largo. Sin embargo, cuando las mujeres jóvenes se dejan el pelo corto lo que están indicando es que tienen una personalidad fría y nerviosa, porque están usando un corte de pelo invertido al que es más representativo de su sexo, lo que indica un rechazo de su propia naturaleza. El pelo largo en las mujeres representa feminidad y sensualidad, pero si lo llevan los hombres representa rebeldía y agresividad, porque igual que en el ejemplo anterior no está en consonancia con el simbolismo de su sexo. El pelo rizado se puede asociar con la combatividad o la lucha, porque la forma circular que adopta está relacionada simbólicamente con el sexo masculino y el fuego. Eso determina por ejemplo, que la raza negra está más inclinada hacia el polo positivo o masculino y la raza amarilla está más inclinada hacia el polo negativo o femenino por eso, la raza blanca se encuentra en el punto intermedio o ideal. El hecho de que exista una conexión entre el sexo masculino y el fuego o la combatividad, no significa que por ese motivo el hombre tenga que ser agresivo necesariamente, pero está más preparado que la mujer para la lucha física, sea como agresor o en legítima defensa.

El hecho de que la dimensión inmediata de valor solo al presente sobre el futuro o la materia sobre el espíritu favorece los comportamientos egoístas en aquellas sociedades que por ser primitivas solo ven el presente y carecen de la intuición necesaria para comprender los conceptos cíclicos del cosmos. Una sociedad primitiva carece de intuición, por haber completado solo en una etapa de las que necesita para terminar su desarrollo como civilización, esto le hace tener una visión parcial e inmediata de los acontecimientos. En cambio, un mundo que ya ha terminado este proceso le da el mismo valor al presente que al futuro o a la materia que al espíritu. Es decir que en una sociedad atrasada, el excesivo peso de la materia crea confusión y dificulta ver los conceptos espirituales empujando a las personas a valorar en exceso el presente en perjuicio del futuro. En cambio una sociedad evolucionada, puede comprender los valores espirituales y ver los acontecimientos con perspectiva y a distancia, porque al elevarse sobre la confusión que crea la ignorancia puede comprender mejor los valores cíclicos universales. Esto es así, porque el proceso de evolución va del calor al frío y del caos al orden, por lo tanto, al principio la materia y lo inmediato tiene un mayor peso en la mente humana hasta que el progreso tecnológico se completa y el hombre pasa de valorar las circunstancias en el aspecto inmediato a valorarlas globalmente.

Entonces comprende que no todo es materia, sino que en su interior hay un espíritu que es lo que en realidad anima esa materia. Los espíritus, para progresar, necesitan reencarnarse en un cuerpo material porque solo cuando la materia y el espíritu están en equilibrio se logra la felicidad, sin embargo, cuando un espíritu se reencarna en una sociedad primitiva su ignorancia le impide controlar la materia, incluso llega a creer que el mundo físico es el único que existe. Al ser la materia más densa que el espíritu oculta lo que tiene delante creando confusión, esto provoca que los seres reencarnados en la materia tengan dificultades para comprender que no todo es materia y que también existe un mundo espiritual. Este proceso terminará cuando el hombre descubra que la materia y el espíritu tienen la misma importancia en el universo. Es como si el espíritu, al reencarnarse en un mundo primitivo, perdiera parte de sus conocimientos al asumir la cultura llena de errores de la sociedad primitiva como propios. Esto puede parecer una contradicción, pero es necesario, porque la dimensión humana es diferente a la espiritual y el hecho de que como espíritu tenga unos determinados conocimientos no significa que como hombre los tengan que recordar, porque cuando se produce la reencarnación es necesario olvidar las vidas anteriores para no mezclar ambos planos y así hacer la vida humana más intensa. En cualquier caso, esta situación solo es algo temporal, y durará solo el tiempo que tarde la humanidad en realizarse por completo. Cuando este proceso de aprendizaje y control de la materia se haya terminado, las personas podrán beneficiarse de todas las ventajas de vivir en la materia, pero sin renunciar a los valores del espíritu, entonces ambos valores se encontrarán en equilibrio y las personas darán el mismo valor a la materia que al espíritu o al presente que al futuro.

La guerra, es el ejemplo más evidente de un comportamiento que solo tiene en cuenta la realidad inmediata, porque en esa situación se está dispuesto a llegar a las últimas consecuencias por los posibles beneficios que se derivan exclusivamente del presente. Es una situación que está dominada solo por la dimensión roja horizontal, la energía y el caos. Durante una guerra, es como si el universo regresase a una época dominada por el fuego y se caracteriza porque se antepone la fuerza bruta sobre la razón, o dicho de otra forma, se antepone la razón de la fuerza a la razón de la lógica, por eso, aquellos que solo tienen en cuenta el presente o creen en las excepciones de la justicia, puede pensar que aquellos que solo luchan en defensa propia van a estar en desventaja con respecto a quienes atacan primero y por eso, pueden creer que en determinados conflictos llevar la iniciativa les compensa.

En realidad, todos los seres del universo buscan su propio beneficio por la sencilla razón de que son seres distintos y en consecuencia no sufren directamente lo que les ocurre a los demás. Por eso, la diferencia está en el método que cada ser considera que es mejor para obtener ese beneficio, porque quienes creen en el carácter cíclico del universo consideran que lo mejor es ser justos siempre porque debido a esa circunstancia todo lo que hagan a los demás algún día les ocurrirá a ellos. Es decir que en el fondo la decisión de ser justos siempre se produce al comprender la naturaleza cíclica del cosmos, entonces se extrae la conclusión de que lo mejor es actuar como si todos fuéramos una misma persona porque, aunque en el presente seamos seres distintos, algún día el tiempo nos conectará a todos. En cambio, quienes creen en las excepciones de la justicia, consideran que deben ser justos como norma pero aceptando injusticias de forma excepcional, esto es así porque creen, que aun siendo cierto el carácter cíclico les puede compensar no ser justos algunas veces, en este caso su margen de maniobra dependerá de los límites que la defensa propia y la ley les permita. Esta diferencia se debe, a que puede ocurrir que si solo se actúa de acuerdo al carácter cíclico, entonces podría producirse una desventaja en el presente que resulte peor que el posible beneficio cíclico. En cualquier caso, en mi opinión, es mejor guiarse por la justicia total y el carácter cíclico porque de ese modo es más sencillo organizarse psicológicamente al tener solo una posición moral, además, con la defensa propia y la ciencia es suficiente para ser felices.

En cualquier caso, en el futuro, las guerras seguramente desaparecerán, porque son la consecuencia de una situación inestable y cambiante que está en contradicción con un futuro estable y sólido tanto en el aspecto político como en el moral. Será estable en el aspecto político porque el planeta estará unificado, y será estable en el aspecto moral porque el mal y la ignorancia habrán sido erradicados. Simbólicamente, la guerra se puede asociar al color rojo, la dimensión horizontal y el círculo por ser una situación caracterizada por la energía, el caos, y el desorden. La paz se puede asociar con el color azul, la dimensión vertical y la línea recta, porque representa la estabilidad y el orden. La guerra es fácil que ocurra, cuando la ignorancia se mezcla con el cambio constante y rápido que es común en los planetas que están evolucionando, porque el cambio rápido genera desorden y el desorden favorece la confusión y los malentendidos, y si a esto se le añade el mal como elemento que amplifica la confusión, entonces es muy fácil que surjan los enfrentamientos.

El cambio continuo y caótico es propio de la dimensión roja que también está presente en las guerras, en cambio, la estabilidad y la espiritualidad, son propias de la dimensión azul y favorecen la paz. Pero, en el futuro, los cambios sociales y tecnológicos se realizarán a un ritmo más lento que el actual cuando el mundo haya terminado de completar su progreso tecnológico. Cuando eso ocurra, el simbolismo cálido y masculino que representa la guerra será sustituido por el que procede de la técnica que también tiene ese mismo simbolismo, entonces el mundo logrará alcanzar una gran estabilidad. Si a esto añadimos la luz que aporta el conocimiento, junto a la erradicación del mal, entonces el mundo tendrá garantizada la paz para siempre.

La mente humana necesita estimularse mediante dos fuentes distintas, una es la solar, roja, cálida, material en la dimensión horizontal, y otra es la cristalina, azul, fría, espiritual en la dimensión vertical, estas formas de estímulo pueden ser obtenidas por diferentes medios. El estímulo de la dimensión roja se puede encontrar en la guerra, pero también se puede encontrar en el trabajo, la ciencia, la técnica, la política, o incluso en la sal de las comidas. El estímulo de la dimensión azul se puede encontrar en la filosofía, en la música, o en el azúcar de las comidas.

Eso significa, que en el futuro, el estímulo emocional que se deriva de la parte roja y solar la aportará la técnica y el trabajo, y la parte azul y dulce la aportará la filosofía que defiende la justicia como el eje de la conducta moral. Esto es así, porque desde un punto de vista emocional la mente necesita estimularse desde dos fuentes distintas, una es la cálida y masculina que puede incluir la guerra, pero que puede ser sustituida por el placer que proporciona la tecnología. Y luego está el placer frío, femenino y espiritual que se deriva de vivir en paz y de acuerdo a la justicia. En este caso, el placer que proporciona la justicia depende mucho de la capacidad que cada persona tenga de saber apreciar el valor de las pequeñas cosas y de vivir en armonía con la naturaleza, porque cuando una persona trata de vivir respetando a los demás y adaptándose a sus propias limitaciones, entonces tiene que aprender a administrar los recursos de la forma más equilibrada para alcanzar la máxima felicidad. Cuando la humanidad comprenda esto ya no volverá a usar la guerra como fuente de beneficios y tratará de ser feliz solo con el fruto de su trabajo, la ciencia, la técnica y teniendo la justicia como eje de la conducta moral.

31 EL EQUILIBRIO DE POTENCIALES

Se puede decir entonces, que la realidad inmediata está gobernada por la dimensión roja, horizontal y caracterizada por la variabilidad, mientras que la realidad cíclica está dominada por la dimensión azul, vertical y caracterizada por la estabilidad. Estas dos realidades son aparentemente opuestas porque una solo tiene en cuenta el presente y la individualidad, y por eso favorece la injusticia, y la otra solo tiene en cuenta el futuro y la colectividad, y por eso favorece la justicia. Eso significa, que para conseguir la felicidad es necesario saber coordinarlas. Suponiendo que la teoría de las excepciones de la justicia tuviera sentido, entonces la forma como se relacionan en ella la justicia y la injusticia serviría para realizar esa labor coordinadora. En este supuesto, la justicia se situaría en la posición horizontal, azul, mayoritaria y estaría relacionada con la dimensión del futuro, y la injusticia se situaría en la posición roja, vertical, minoritaria y estaría relacionada con la dimensión del presente. Este cambio de posición de los colores y sus significados simbólicos se debe a que una cosa es la influencia que pueda tener el presente y el futuro sobre la justicia y la injusticia o la posición dimensional que puedan ocupar, y otra cosa es la posición dimensional o los colores simbólicos de la política, la conducta moral o los porcentajes que deben tener en nuestra conducta, porque la dimensión roja gobierna sobre el presente, la materia y la política, y la dimensión azul gobierna sobre el espíritu, la filosofía o la moral.

Hay que tener en cuenta, que dependiendo de las circunstancias los planos y sus colores pueden cambiar, porque cuando se trata de analizar la relación entre el presente y el futuro, o la justicia y la injusticia, entonces el presente puede ser rojo, horizontal, y favorecer la injusticia, y el futuro puede ser azul, frío y favorecer la justicia. Pero si de lo que se trata es de determinar solo la conducta moral a seguir o su relación con la política, entonces la justicia se sitúa en el plano horizontal y mayoritario, y la injusticia se sitúa en el plano vertical y minoritario. Es decir que el presente está regido por la dimensión horizontal y el color rojo y el futuro está regido por la dimensión vertical y el color azul, eso significa que el presente puede favorecer la injusticia y el futuro puede favorecer la justicia. En cambio, cuando se analiza la conducta moral que debemos seguir y su relación con la política, entonces la cruz de dimensiones gira y la justicia pasa a situarse en la posición horizontal, azul y mayoritaria, y la injusticia pasa a situarse en la posición vertical, roja y excepcional, entonces, en el centro, se puede situar el núcleo de poder político o gravitatorio como ocurre con el sol en el sistema solar, o el núcleo de gobierno en una ciudad. El hecho de que la injusticia se relacione con el núcleo de poder no significa que por eso aquellos que ostentan el poder sean necesariamente injustos, lo que esto significa es que la injusticia puede acumularse más en el núcleo de poder que en la sociedad civil.

De este modo, si consideramos que el mejor comportamiento moral es aquel que defiende la justicia con excepciones, entonces la mayoría del tiempo estaríamos actuando en consonancia con la dimensión horizontal, femenina, cristalina y azul y solo en casos excepcionales y minoritarios cambiaríamos de plano para actuar en consonancia de la dimensión vertical, cálida, masculina, esférica y roja, de este modo, los potenciales de ambas dimensiones encontrarían su equilibrio. La clave para saber cuándo se deben cambiar ambos planos es difícil de saber, supongo que la forma de actuar de una persona que defiende la justicia con excepciones consiste en defender la justicia como norma general y solo en aquellos supuestos excepcionales en los que estuviera completamente segura de actuar de forma injusta cambiaría de actitud. En cualquier caso, ante la duda siempre es mejor defender la justicia total.

Las excepciones a la justicia están simbolizadas por el color rojo porque no contienen el mal en su interior, es decir que pueden ser en la práctica un acto de injusticia pero no un acto de maldad. Esto significa, que los posibles actos minoritarios de injusticia no podrían estar en contradicción con los actos mayoritarios de justicia. Para que esto sea posible, los actos de injusticia solo podrían incluir aquellos comportamientos que sin ser igualitarios no estarían en contra de la ley, esto existiría por ejemplo en las diferencias de sueldo que tiene las distintas profesiones, en este caso el sueldo es diferente, pero también son diferentes las circunstancias que giran en torno a estos trabajos. El mal, según este supuesto, sería una conducta incorrecta, pero derivada de otra conducta correcta, porque según la teoría de las excepciones de la justicia, en determinadas situaciones la injusticia sería correcta, pero no el mal por ser una desviación derivada de la vanidad.

Esto demuestra, que no es la injusticia propiamente dicha lo que causa mayores problemas a la humanidad, sino cuando se une con el mal, porque la injusticia sola sin el mal puede producir diferencias entre las personas, pero no provoca crímenes o actos de tiranía. El mal actúa como un elemento amplificador de la injusticia más allá del lugar que debería ocupar, porque el mal comienza cuando alguien da a la dimensión masculina o material un valor excesivo en detrimento de la dimensión femenina o espiritual. Dicho de otra forma el mal se genera cuando alguien convierte la injusticia en la norma de la conducta moral en lugar de ser solo una simple excepción, esto le vuelve violento y antisocial. Es, por lo tanto, esa actitud materialista la que genera el mal, porque hace que la injusticia transformada en maldad termine provocando la arrogancia, la vanidad o el delito.

Por eso, es necesario actuar con energía para corregir estos comportamientos antisociales. Solo los ingenuos creen que a un criminal que ha cometido un delito grave se le debe aplicar un castigo leve, porque si nos planteamos la justicia como el único aspecto a tener en cuenta a la hora de dictar sentencia, entonces para aquellos que cometen crímenes y especialmente para aquellos que lo hacen de forma reiterada lo justo sería quitarles su vida a cambio de la que ellos quitaron, sería una vida por otra. Sin embargo, en mi opinión, es mejor aplicar la cadena perpetua que la pena de muerte, porque una vez el delincuente ha sido detenido, su ejecución ya no es necesaria y con la ejecución la sociedad también se mancha de sangre, lo cual no es necesario. Además, estando en prisión puede trabajar para pagar por el daño causado sin crear más riesgo a la sociedad. Pero son ingenuos quienes creen que hay que aplicar penas débiles para crímenes graves, por la sencilla razón de que el demonio es demonio precisamente porque ha asumido la intención de aplicar la mayor crueldad posible con sus víctimas, por eso, contra esa maldad extrema y aguda, también es necesario que la ley aplique una contundencia extrema y aguda, pero no por hacer un mal como hacen los criminales, sino porque solo se puede expulsar el mal y alcanzar la paz cuando la ley aplica la misma contundencia con los criminales que la que ellos aplican con sus víctimas.

La teoría de las excepciones de la justicia defiende, que solo es justificable un comportamiento injusto en situaciones excepcionales, pero solo cuando esas situaciones están dentro de la ley y no incluyen en ello la tiranía o la vanidad. Pero si tenemos esto en cuenta, entonces la expansión militar de los estados también podría estar de acuerdo con esta teoría en algunos supuestos, porque al ser legal dentro de cada estado no estaría en contradicción con la ley, porque en estos casos son los propios estados los que crean estos conflictos para extender sus fronteras. En cualquier caso, los conflictos entre las naciones terminarán cuando todo el mundo esté gobernado por un solo estado o una asociación de estados que es lo más probable, será un sistema, en el que cada raza tendrá sus propios representantes y en una proporción justa.

Otra opción sería defender la justicia total y sin excepciones. Hay quien podría pensar, que si solo actuamos teniendo en cuenta el carácter cíclico y por lo tanto somos siempre justos, entonces quizás nos pongamos en una situación de desventaja frente a aquellos que no renuncian a obtener beneficios aceptando excepciones a la justicia, aunque eso suponga no ser estrictamente justos. Una de las razones para pensar de este modo podría ser que no creyeran el carácter cíclico del universo. También podrían pensar, que aun siendo cierto el carácter cíclico eso no sería una razón para rechazar ser injustos a veces, porque a cambio podrían evitar que otros obtengan ventajas en el presente con respecto a ellos por aceptar excepciones a la justicia. Esta creencia se basaría en la hipótesis de que aun siendo cierto que en el devenir del tiempo todos los seres vivirán todos los acontecimientos, aun así, merecería la pena ser injustos de forma excepcional, porque supuestamente aquellos que fueran justos siempre, quedarían en desventaja en el presente frente a quienes aceptase excepciones, esto es debido, a que ellos aceptarían obtener beneficios de forma injusta a veces, en situaciones que un justo no aceptaría. Es decir, que considerarían que el posible perjuicio que pudiera ocasionarles el carácter cíclico por ser injustos a veces, sería menor, que el ocasionado por el complejo de inferioridad o las pérdidas económicas que les podría ocasionar ser justos siempre, si lo comparamos con aquellos que aceptasen excepciones a la justicia, teniendo en cuenta que estos podrían obtener mayores beneficios que ellos en el presente.

Esto se basaría en la hipótesis, de que para obtener el mayor éxito en el plano inmediato del presente, sería necesario ser injusto con carácter excepcional, pero sin cruzar la línea que separa la injusticia de la tiranía, la vanidad o la delincuencia. Esto es posible, porque no todos los actos de injusticia provocan una reacción de represalia para quien los causa, esto ocurre especialmente en los actos de injusticia que están dentro de la ley como por ejemplo los que se derivan de los privilegios políticos o las diferencias salariales que existen dentro de las empresas, pero también hay delitos que no son descubiertos y casos en los que son descubiertos pero quien los causa no recibe un castigo en proporción al daño causado. Con este comentario no pretendo decir que apoye los privilegios necesariamente, lo que trato de demostrar es que las injusticias no siempre son detectadas o provocan una reacción en contra, porque incluso existen algunas que se encuentran dentro de la ley.

Supuestamente y según esta teoría, defendiendo los actos de injusticia de forma excepcional y dentro de los márgenes mencionados, no se incumpliría el principio que busca obtener el máximo beneficio en el presente, y en consecuencia, no se provocaría por este comportamiento ninguna desventaja. En cambio, aquellos que aceptasen llevar a cabo actos de injusticia más allá de lo que sería una situación excepcional, se verían enfrentados a la lucha en defensa propia de los demás, esta consecuencia haría poco interesante este comportamiento, por eso tendrían que regresar a un sistema más estable. Es decir que según esa teoría, aceptar los actos de la injusticia solo producirían un beneficio en el presente, si se trata de actos excepcionales y si cumplen la condición de no estar fuera de la ley ni incluir en ello la tiranía o la vanidad. Esto significa, que según estos supuestos, la diferencia entre la injusticia y el mal está, en que quienes se plantean la injusticia como norma adoptan otras opciones de comportamiento y en un plano diferente y más extremo que desencadena de forma inevitable la reacción opuesta que hace inviable este comportamiento, serían supuestos como por ejemplo los relacionados con la actividad criminal. En el caso de aquellos que aceptasen las excepciones de la justicia como algo excepcional y dentro de las reglas, la defensa propia podría no actuar igual que en el caso anterior, porque al realizarse dentro de la ley no se estaría incumpliendo ninguna norma social de obligado cumplimiento y en consecuencia no provocarían la reacción contraría del sistema. Estos supuestos de injusticia legal, serían por ejemplo las diferencias de sueldo o laborales que pudieran existir en un sistema de economía privada. Al citar este tipo de economía no lo hago como reproche, porque la economía privada ha existido a lo largo de toda la historia y ha sido un auténtico motor para el desarrollo económico del mundo, porque la competencia entre las empresas premia a las que mejor trabajan y penaliza a las que no tienen una buena relación entre calidad y precio. Sin embargo, también hay que decir, que cuanto más se haga por erradicar la pobreza en el mundo mejor van a ser las relaciones entre los directores de las empresas y sus trabajadores.

En cualquier caso, para que la teoría de las excepciones de la justicia fuera viable y suponiendo que no estuviera equivocada, sería necesario tener claro, que el equilibrio del sistema solo se adquiere cuando se considera la justicia como el eje de la conducta moral, porque adentrarse en la dimensión roja de la injusticia más allá de lo que sería una situación excepcional y minoritaria provocaría un desequilibrio que generaría el mal, esto, a su vez, provocaría el enfrentamiento con el resto de la sociedad que terminaría por arruinar la vida de quien lo hace. Es decir, que solo cuando la dimensión azul que representa la justicia y la convivencia es la que domina nuestra conducta moral, se adquiere el equilibrio necesario para poder vivir en paz y armonía con nuestros semejantes. En el plano moral, es la justicia la que debe regir nuestro comportamiento, con independencia de que las excepciones de la justicia puedan tener el mismo valor potencial en términos absolutos, esto es así, porque la dimensión azul y espiritual debe ser la que gobierne nuestra conducta moral, pero la dimensión roja debe ser la que gobierne desde el punto de vista político o material. Esto no significa, que por eso los gobiernos vayan a ser injustos necesariamente, porque el color rojo es benigno en general como todos los colores, lo que significa es que el riesgo de que se acumule la injusticia en el gobierno es mayor debido a la concentración de poder.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta, que la población civil o gobernada en realidad tiene el mismo poder que el gobierno central, porque, aunque el poder que tiene cada individuo del gobierno sea mayor en proporción que el que tienen las personas gobernadas, sin embargo, en términos absolutos el poder es igual, porque los gobernados son muchos más que los que gobiernan, esto obliga a que el sistema de gobierno deba tener en cuenta a sus súbditos necesariamente. Además, aunque el poder central sea grande con respecto a la parte gobernada, sin embargo, eso no impide que sean más vulnerables con respecto a quienes comparten el poder con ellos. La verdad es, que actuar con tiranía no tiene sentido ni siquiera para aquellos que tienen un poder absoluto, porque ese tipo de comportamientos son más la consecuencia de un desequilibrio mental o emocional que una consecuencia del poder, es cierto que el poder puede facilitar la manifestación de la tiranía o la arrogancia, pero solo en el caso de aquellos que ya lo eran antes, pero el hecho de tener poder no tiene por qué volver vanidoso ni tirano a alguien que es decente.

La injusticia pertenece a la dimensión horizontal y cálida y la justicia a la vertical y fría y el hecho de que cada una tenga solo una parte minoritaria o excepcional de participación en la otra dimensión no significa que por eso no tenga el mismo valor potencial en términos absolutos, porque el mecanismo de las excepciones determina que aquello que se hace de forma excepcional, sin embargo, puede tener un valor simbólico igual que la parte mayoritaria opuesta, lo que ocurre, es que cada polo obtiene en una dimensión lo que pierde en la otra. La conducta moral principal debe estar basada en la justicia, porque la moral y la justicia pertenecen a la misma dimensión. A su vez, dentro de las excepciones a la justicia también existirían dos sub dimensiones, una sería la injusticia estable azul y horizontal que es la que estaría aceptada socialmente por estar dentro de la ley, y otra sería la injusticia inestable, roja y vertical, que sería rechazable por ser la consecuencia de un desequilibrio moral que genera el mal. En este caso, el mal sería un comportamiento excepcional dentro de otro comportamiento excepcional porque sería una conducta excepcional dentro de la injusticia, pero en este caso sería una excepción equivocada y rechazable por ser la consecuencia del error. No debemos olvidar, que no todas las conductas excepcionales son correctas, muchas son la consecuencia de errores o desequilibrios mentales, por eso, solo debemos hacer de forma excepcional aquello que tiene sentido. El mal, en definitiva surge cuando alguien actúa como si los demás no existieran y él fuera el único ser del universo, es decir que actúa como si los demás fueran objetos que puede manejar a su voluntad, pero eso, evidentemente es una conducta desequilibrada que aparece cuando alguien permite que la vanidad y la arrogancia dominen su alma.

Aquellos que creen en la teoría de las excepciones de la justicia, también podrían usar como argumento en su favor el hecho de que las grandes naciones del pasado sí actuaban en consonancia con estas excepciones, porque si Grecia o Roma no hubieran sido contundentes en sus campañas de expansión política o militar, es evidente que pronto hubieran sido sometidas por otras naciones que no tuvieran esas consideraciones ideológicas, por eso, aquellos que afirman que un país puede vivir sin un ejército demuestran una gran ignorancia.

En cualquier caso, en mi opinión, lo mejor es defender la justicia total, porque para defender nuestros derechos ya existe la legítima defensa, que nos permite defendernos sin estar en contradicción con la justicia total. Además, aquellos que aceptan excepciones a la justicia también se exponen a sufrir las consecuencias de la defensa propia llevada a cabo por aquellos a los que puedan perjudicar si calculan mal sus acciones. Porque hay que tener en cuenta, que las excepciones de la justicia actúa dentro de la dimensión cálida que se caracteriza por la inestabilidad y el riesgo a equivocarse. Por eso, aun en el caso de que fuera correcta, debe ser solo algo excepcional, porque abusar de la dimensión cálida, puede provocar una pérdida del control que terminaría provocando el sufrimiento para quien lo hace. Tener la justicia como el eje de nuestra vida nos proporciona la paz de conciencia necesaria para vivir sin tener que pensar en las consecuencias de nuestros propios actos. También debemos tener claro, que la felicidad debe surgir ante todo de los frutos de la ciencia y no del conflicto con nuestros semejantes. La clave del equilibrio, por lo tanto, es defender la justicia como norma moral principal, entre otras cosas porque es la actitud más estable que podemos tener, la justicia nos proporciona estabilidad y seguridad y nos protege de la reclamación de aquellos a quienes podamos perjudicar si no somos justos.

Esto significa, que en una pirámide imaginaria, la injusticia estaría situada arriba en el punto de mayor inestabilidad y por ello, quien se deja dominar por ella corre un alto riesgo de caer y sufrir las consecuencias. En este caso, la razón de que la injusticia se encuentre en la parte superior de la pirámide se debe a que simbólicamente forma parte del mismo grupo que el poder político. Cuando solo se tiene en cuenta el poder político o material, entonces la injusticia puede adquirir un mayor protagonismo que en la dimensión espiritual. Eso no significa que aquellos que controlan el poder sean injustos necesariamente, pero el poder lo puede facilitar. Para crear un sistema organizado es necesario elegir a un representante para que actúe como coordinador de los demás, pero tiene el inconveniente de que ese poder también puede facilitar el desarrollo de conductas injustas. En cambio, si lo que se analiza es el poder desde un punto de vista espiritual, entonces la justicia representada por el color azul estaría en la parte superior de la pirámide actuando como gobernadora del conjunto, y la injusticia representada por el color rojo estaría abajo. Esto es así, porque en la dimensión espiritual predomina el aspecto femenino o la justicia, esto determina, que la actitud moral debe estar principalmente basada en la justicia, porque la moral y la justicia forman parte de la misma dimensión.

En la dimensión material, la política tiene más poder que la moral ya que esta pertenece a la dimensión espiritual, por eso, es más fácil que la injusticia se acumule en el núcleo de poder que en la sociedad gobernada. También hay que decir, que tanto el núcleo de poder como la sociedad gobernada tienen el mismo poder en términos absolutos, pero la diferencia es, que el poder político que también es masculino gobierna directamente, mientras que la sociedad civil que también es femenina gobierna indirectamente. Cuando se analiza el poder simbólicamente, en la cruz de dimensiones el poder político ocupa la línea vertical y excepcional, y la justicia ocupa la línea horizontal y mayoritaria. Entonces, la línea vertical situada en el centro representa el poder político y la línea horizontal representa el poder moral y la justicia. Eso significa que el poder político es minoritario pero fuerte en el núcleo de poder y la justicia es mayoritaria en la dimensión horizontal porque representa la mayor parte de esa línea. Cuando se trata del poder espiritual, entonces la filosofía y la religión ocupan la línea vertical, y la política o la materia ocupan la línea horizontal. Eso determina, que la conducta moral debe estar en consonancia con la justicia y los valores universales.

Por eso, lo que nunca se debe hacer es usar la injusticia como norma de conducta, porque entonces entramos en una situación de gran inestabilidad que nos llevaría de forma inevitable a colisionar con el resto de los ciudadanos. En esta situación, la dimensión roja se termina convirtiendo en negra a consecuencia del sufrimiento que nos ocasiona. El color negro en este caso representa el mal, por eso, lo mejor es no vestir solo con ropa negra, porque usar ese color de forma exclusiva es también una forma de reivindicar el mal. Muchos son los que sabiendo esto se visten de negro como forma de autodefensa para aparentar una maldad que en realidad no tienen. El hecho de vestir de negro no está mal porque se atraigan espíritus malignos, sino porque al actuar así nosotros mismos nos podemos convertir en seres malignos.

En realidad, no existen seres superiores que a la vez sean malignos porque eso es una contradicción, no es posible ser a la vez superior y maligno. El mal no puede existir en el cielo solo en la tierra por ser este un mundo primitivo e ignorante, porque el progreso lleva a la luz y aleja a la humanidad de las tinieblas. Al ser el mal un derivado del error y la ignorancia, en los mundos evolucionados al final termina por desaparecer. Por eso, solo caen en el mal aquellas personas que no son capaces de comprender que la justicia debe ser el eje principal de nuestra conducta. Los diablos, son solo personajes mitológicos o simbólicos que han sido utilizados por las distintas religiones para favorecer que las personas se unan a ellas y abandonen el politeísmo. Eso no significa que el mal no exista, pero no existen seres superiores que al mismo tiempo lo sean, sin embargo, el mal existe y es muy real pero solo en los seres primitivos que optan por elegir el mal como conducta principal. Estos seres materialistas cuando mueren se niegan a abandonar el mundo humano, en algunas ocasiones es porque no creen en el más allá, y en otras porque tienen miedo a un posible castigo si ascienden hacia el mundo espiritual. Ellos no comprenden que el infierno no existe, porque en realidad el infierno, es el sufrimiento que se produce cuando se asume la injusticia como norma moral. Cuando alguien intenta expulsar a estos espíritus malignos de los lugares en los que se ubican, ellos tratan de evitarlo fingiendo ser demonios, pero solo es un engaño, porque sus aparentes poderes como hablar en otras lenguas o mover objetos son cualidades que todos los espíritus tienen después de la muerte. Eso significa, que un ser se puede convertir en un demonio cuando se comporta con maldad, pero también puede dejar de serlo cuando abandona esa actitud. Esto, en los mundos primitivos ocurre con frecuencia y no es muy diferente a cualquier otra forma de equivocación. Afortunadamente, solo una minoría de personas llegan a estar dominadas por el mal al mismo tiempo, porque el mal es un grave error y por eso, no es lógico que todos los ciudadanos puedan estar dominados por el mismo error. Esta hipótesis sería imposible, porque cuando muchas personas necesitan convivir entre sí, entonces es necesario que los miembros de ese grupo respeten a los demás para que sea posible la convivencia, por eso, los casos de tiranía o despotismo solo pueden ser excepcionales.

El universo está lleno de situaciones en las que es necesario que exista un equilibrio constante y a lo largo del tiempo de los potenciales universales. Son ejemplos de esto los sexos o los polos magnéticos, estos valores constantes rojo masculino y azul femenino son los que se encuentran en la parte horizontal de una letra equis simbólica, estando en el lado vertical aquellos valores que son variables y como un reloj de arena puesto al revés van pasando del lado inferior al superior. El color negro abajo representa la ignorancia y el pasado, y el color blanco arriba representa la luz y el conocimiento que provoca el progreso. Esta equis también forma una cruz que representa la división de los planos horizontal y vertical. El simbolismo que asocia la letra (X) con el sexo y las polaridades universales es posible que ya fuera conocido por los filósofos en la antigüedad, quizás por eso esta letra se usa para nombrar la palabra sexo en algunos idiomas.

En los mundos evolucionados que han terminado su desarrollo tecnológico completo el mal desaparecerá al ser la consecuencia del error y la ignorancia, por eso, se equivocan quienes piensan que el mal tiene que existir siempre. En la actualidad, el cristianismo se ha convertido en una de las mejores religiones de la tierra porque además de defender el monoteísmo deja clara la superioridad del bien sobre el mal a diferencia de aquellos que por no comprender esto acaban convertidos en adoradores del mal. Es importante tener esto claro, porque aquellas personas que frivolizan con esta cuestión dándole importancia al mal acaban sufriendo las consecuencias, porque el progreso moral solo tiene un camino y es defender el bien y rechazar el mal. El progreso tiene que ir de la ignorancia hacia la luz y del mal hacia el bien para aquellos que hayan caído en el mal, porque si el bien y el mal tuvieran que existir siempre y en las mismas condiciones, entonces el progreso se detendría al quedar anulado el flujo que va de la ignorancia y el mal al conocimiento y el bien. El mal se sitúa abajo y el bien arriba en una equis simbólica, precisamente para subrayar que el progreso consiste en un flujo por el cual todos los seres avanzan desde la oscuridad y la ignorancia situados abajo hacia la luz y el conocimiento situados arriba, por lo tanto, el progreso se basa en alejarse de la ignorancia y el mal. La ignorancia puede dar lugar al error y el error puede dar lugar al mal, pero el progreso solo es posible cuando se rechaza el mal y se avanza hacia el bien.

Es cierto que una vez termine el actual ciclo cósmico el universo regresará al principio y con ello regresará la ignorancia, pero el objetivo de esto no es favorecer que vuelva a resurgir el mal, sino hacer posible la regeneración del universo. Con esa regeneración, el universo tiene que olvidar y volver a la ignorancia y como consecuencia accidental puede surgir el mal, pero el mal, solo es un error de la conducta moral que a su vez provoca un desequilibrio en los potenciales que deben regir el alma. Porque el alma, debe dar el mismo valor a la materia representada en rojo que al espíritu representado en azul, pero cuando se da un excesivo valor a la dimensión roja, material o masculina sobre la azul, espiritual o femenina, entonces surge el materialismo y el sufrimiento, porque la felicidad solo es posible cuando se da el mismo valor a la materia que al espíritu.

La dimensión roja en el aspecto moral representa el riesgo o la injusticia, por eso, quien abusa de ella rompiendo el equilibrio de potenciales se vuelve déspota y materialista lo que termina provocando el rechazo de los demás ciudadanos y en consecuencia el sufrimiento para quien así se comporta. Esto mismo ocurre con aquellos hombres que siendo niños adquieren prejuicios hacia el sexo femenino porque ven a los sexos como si fueran bandos enfrentados, después, al llegar a la edad adulta, se terminan convirtiendo en homosexuales. Esto es parecido a lo que ocurría en la antigua Esparta en donde el gobierno militarista incitaba a los niños a ser homosexuales pensando que de esa manera no echarían de menos a las mujeres durante sus largas expediciones militares. Este gobierno era muy materialista porque le daba un excesivo valor a lo masculino sobre lo femenino, por eso terminó desapareciendo. Esto también les ocurre a las mujeres cuando escuchan a las feministas diciendo continuamente que todos los hombres son malos solo por ser hombres, entonces muchas de ellas adquieren prejuicios contra los hombres y optan por volverse lesbianas. Este, es un comportamiento desequilibrado porque no aceptan dar a cada sexo el valor que le corresponde. Ellos no comprenden, que el hecho de ser un hombre o una mujer, no tiene por qué impedir que se puedan relacionar con el sexo contrario de forma normal, es un ejemplo de terquedad llevado al extremo.

Este ejemplo no sería aplicable a todos los homosexuales sino solo a un porcentaje minoritario, porque, en mi opinión, la mayoría de los casos de homosexualidad se derivan en parte de no haber llegado a completar su desarrollo sexual por completo a causa de un defecto biológico, aunque también hay que decir, que ningún defecto físico puede obligar a nadie a comportarse de forma antinatural, es decir que en realidad la homosexualidad ocurre cuando a un defecto físico se la añade una degeneración moral. El materialismo también está presente en aquellas personas que, por dar un valor desproporcionado a las cosas materiales sobre las espirituales nunca llegan a sentirse felices. Es necesario entender, que la clave de la felicidad está en encontrar el equilibrio entre lo masculino y lo femenino o entre la materia y el espíritu, estos dos valores son como los platos de una balanza y solo cuando les damos a ambos la misma importancia y están en equilibrio es posible ser felices. En el aspecto político estas dos dimensiones también tienen su equivalente, porque el poder central o centrípeto representa la dimensión masculina y el poder de la sociedad o centrífugo representa la dimensión femenina, eso significa que un gobierno demasiado centralista puede desembocar en una dictadura y un gobierno demasiado libertino puede desembocar en la anarquía y la delincuencia por eso, es necesario que ambas fuerzas encuentren su equilibrio para que la sociedad funcione correctamente.

La razón de asociar el sexo masculino con el mando es por su naturaleza centrípeta, eso determina que muchos individuos repartidos alrededor de una circunferencia sean atraídos hacia el punto central que pasa a actuar como representante de los demás igual que ocurre con el sol con respecto a los planetas. En cambio, el sexo femenino es de naturaleza centrífuga, eso significa que tiende por su propia naturaleza a favorecer la dispersión en el espacio de los miembros de un grupo y en consecuencia a destruir la coordinación entre ellos. Por eso, el sexo masculino está mejor capacitado para ejercer el mando sobre un grupo que el sexo femenino. Esto no significa que por eso una mujer no pueda tener capacidad para el mando, porque esta circunstancia no se refiere necesariamente a personas sino sobre todo a los porcentajes de polaridad que existen dentro de cada persona, porque dentro de todo hombre y de toda mujer también existen tanto la polaridad masculina como la femenina, esto está presente incluso en cada átomo de nuestro cuerpo. La diferencia es, que en una mujer prevalece el polo femenino y en un hombre prevalece el masculino en un aspecto de su ser, pero todos tienen en su interior ambos aspectos dimensionales. Esto significa por ejemplo, que cuando una mujer toma una decisión o ejerce el mando es porque usa la parte masculina que tiene, y cuando un hombre actúa con espiritualidad es porque se sirve de su parte femenina. Por eso, no debemos confundir los conceptos absolutos con los relativos porque dentro de todas las personas existen muchos planos dimensionales con muchas polaridades diferentes sin que eso esté en contradicción con el hecho de que en uno prevalezca una polaridad sobre la otra. Cuando esto ocurre, es porque las polaridades universales se han especializado en ese aspecto de la vida para mejorar su efectividad.

Una decantación o desequilibrio hacia la zona azul de la derecha en el plano moral tendría consecuencias mucho menos perjudiciales que si la decantación se hace hacia la izquierda aunque también pueda ser perjudicial, porque cuanto más hacia la zona azul se va más estabilidad se consigue, sin embargo, los filósofos necesitan dirigir su conducta en esa dirección que representa la justicia y la estabilidad porque para meditar necesitan tranquilidad, por eso, es normal que los filósofos defiendan la justicia total y sin excepciones. En realidad, la justicia, la filosofía, la dimensión azul y la espiritualidad están relacionadas, eso significa que si defiende la justicia también va a favorecer sus estudios filosóficos. Hay que tener en cuenta, que buscar el equilibrio de potenciales solo tiene sentido para aquello que es lógico, pero si consideramos que la justicia es la única actitud correcta entonces no sería necesario que exista un equilibrio de potenciales en el ámbito moral, porque en este caso solo habría una opción válida. Es decir que en este caso solo sería peligroso dirigirse hacia el lado de la injusticia representado en rojo pero no hacia el lado de la justicia representado en azul suponiendo que la justicia total fuera la única opción correcta.

Pero, si la justicia representa el equilibrio por sí sola, ¿entonces cómo es posible que además sea necesario el equilibrio de potenciales entre la justicia y la injusticia? En realidad todo depende de si es correcto o no aceptar excepciones a la justicia, porque para aquellos que crean en el carácter cíclico universal, en este caso la regla de los equilibrios no tendría sentido suponiendo que tengan razón, porque solo se debe hacer de forma excepcional aquello que tiene sentido, pero si solo se acepta como válida la justicia entonces en esta caso no existiría una situación de bipolaridad. También hay que decir, que en una situación de justicia total también existiría una relación de bipolaridad en el aspecto moral sin que sea necesario recurrir a la injusticia para que represente la dimensión roja o masculina, porque en este caso la justicia total representaría la dimensión azul o femenina, y la técnica y el trabajo representarían a la dimensión roja o masculina. Eso significa, que con la combinación de ambos aspectos la mente podría encontrar su equilibrio dimensional sin necesidad de recurrir a la injusticia. Al final, todo se resume a una cuestión de opiniones, porque aquellos que defienden la justicia con excepciones podían decir que aunque eso es cierto en general debido a que en el futuro el mundo alcanzará una gran estabilidad y por eso la técnica aportará la parte dimensional roja o masculina, sin embargo, esto no anularía necesariamente su argumento en defensa su tesis porque entonces podrían decir que las excepciones de la justicia actuarían en un ámbito distinto. En cualquier caso, tanto si es total como si es con excepciones, la justicia debe ser el eje de la conducta moral en el futuro si queremos ser felices.

Hay que tener en cuenta, que en este asunto se produce un debate filosófico entre ¿qué tiene más importancia, la realidad inmediata que parece favorecer la búsqueda del interés momentáneo y la injusticia, o la realidad cíclica que parece favorecer el enfoque a largo plazo y la justicia? Si suponemos que lo correcto es actuar en consonancia con el carácter cíclico entonces la regla del equilibrio de potenciales no tendría sentido en este caso, porque la necesidad de un equilibrio es solo para aquellas situaciones en las que los dos aspectos polares o comportamientos son lógicos, pero no para aquellos comportamientos que son equivocados. El problema es que quizás nunca sea posible saber con seguridad si el carácter cíclico del universo se cumple completamente, en tal caso se puede pensar que ser injusto a veces podría tener sentido para así estar en consonancia con la realidad inmediata del momento presente que parece favorecer a quienes así actúan. En cualquier caso, aun aceptándose excepciones a la justicia lo correcto es que la justicia sea la norma y la injusticia la excepción, porque es así como se consigue el equilibrio de potenciales.

Si planteamos el comportamiento moral más adecuado dentro de una cruz de dos dimensiones una horizontal y otra vertical, entonces el reparto de porcentajes del comportamiento moral se organizaría en el plano horizontal. Esto sería así, pero suponiendo que se considerase correcto admitir excepciones a la justicia. En este plano predomina la dimensión azul representada por la justicia a la derecha como elemento mayoritario, y la injusticia situada a la izquierda representa solo una parte minoritaria o excepcional. También se puede representar como un disco horizontal que tiene toda la superficie desde la circunferencia hasta el núcleo de color azul o blanco y el núcleo de color rojo, en este caso los laterales del disco serían azules y el núcleo que representaría la injusticia sería rojo. Esta dimensión es la que representa el reparto de porcentajes de la conducta moral más adecuada, por eso, la zona azul es mayoritaria, pero en el plano vertical es al revés, porque aunque la injusticia solo representa una mínima parte del plano horizontal sin embargo, en el vertical se eleva por encima del nivel de la dimensión azul, de este modo adquiere un equilibrio con la otra dimensión.

La parte roja de la dimensión vertical se eleva mucho menos que la azul horizontal porque no representa porcentajes de conducta sino potenciales de poder, como por ejemplo el que ejerce el sol sobre los planetas o el que ejerce un gobierno sobre los ciudadanos ya que es en estos lugares donde es más fácil que se pueda acumular la injusticia. En este caso es un porcentaje minoritario pero tiene el mismo poder que el resto mayoritario aunque ocupe menos espacio porque realiza una función de dirección en el ámbito político o material. Sin embargo, en el ámbito filosófico o espiritual es la justicia la que lidera porque ocupa la mayor parte de la línea horizontal que es la que se refiere al porcentaje de veces que interviene en la vida diaria, esto significa que lo más adecuado es elegir la justicia como actitud general ante las circunstancias de la vida, esto sería lo mejor tanto para las personas gobernadas como para las que gobiernan. De este modo es como se alcanza el equilibrio de potenciales entre los dos colores y lo que representan. La injusticia puede tener una mayor presencia en el ámbito político o material que en la media social, pero la justicia tiene mayor poder en el ámbito espiritual por eso, la justicia debe ser el eje de la conducta moral para todos los ciudadanos con independencia del cargo que ocupen.

En realidad, este esquema es igual a un sistema solar, porque la parte de la injusticia solo representa una pequeña esfera circular tanto en el tamaño horizontal como en el vertical y sería igual de ancha que de alta, su tamaño sería minoritario con respecto al resto pero a cambio tendría un mayor poder potencial, esto es debido, a que los valores absolutos son en general iguales, pero cuando se trata de relacionar el poder político, la moral, la justicia, o la injusticia, entonces esos potenciales absolutos se transforman en un sistema de mayorías y minorías o normas y excepciones que determina que la justicia deba ser la norma y la injusticia la excepción. Sin embargo, el hecho de que en el plano horizontal la justicia deba ser la norma y la injusticia la excepción no implica que por ello exista contradicción, porque los potenciales se equilibran al acumularse en el núcleo de poder central un porcentaje de injusticia o de poder político mayor que en el resto aunque en realidad los dos potenciales sean iguales en términos absolutos.

En cambio, la justicia igual que los planetas se extiende ocupando casi todo el plano horizontal y representa la conducta que es adecuado mantener como norma general. Es decir que en el plano vertical del centro se sustituye la conducta habitual por el poder material. En cualquier caso hay que tener en cuenta, que el hecho de que la injusticia se puede acumular con una mayor intensidad en el poder central que en el resto de la sociedad, no implica que por eso quienes ostentan el poder deban tener una conducta moral diferente, porque para ellos defender la justicia también debe ser su norma principal. Lo que ocurre, es que en los órganos de poder podría aumentar el número de veces que se aceptarían conductas injustas en comparación con la sociedad general, pero aquellos que ostentan el poder deben tener la justicia como norma moral básica igual que el resto de los ciudadanos porque la diferencia solo representaría un incremento minoritario de actos injustos sobre la conducta general pero no cambiaría la actitud que se debe tener. Los dos planos tienen en general el mismo poder, pero el horizontal actúa más en forma de porcentajes de conducta y el vertical se refiere más al poder político o material.

Si se considera que aceptar las excepciones de la justicia es la actitud más adecuada, entonces la justicia debe ser la norma y la injusticia la excepción, pero esas excepciones solo serían aceptables en conductas que estuvieran dentro de la ley, en algunos casos la expansión política y territorial de los estados también se podrían considerar de acuerdo con este principio, pero solo si se hacen sin comportamientos de tiranía o maldad. Hay que tener en cuenta, que en este caso como en el anterior, se parte del principio de que esa expansión política se haría dentro de la ley vigente dentro de esos estados. Esto significa, que si se aceptan las excepciones de la justicia con la intención de actuar de acuerdo a la realidad inmediata, es decir pensando solo en los beneficios que se obtienen en el presente, entonces la conducta injusta solo debe ser una excepción pero nunca la norma, porque quien convierte la injusticia en norma comete un error, porque rompe el adecuado equilibrio de potenciales que es necesario mantener en el comportamiento moral y en consecuencia se vuelve déspota y materialista.

Entonces, desde un punto de vista metafísico o simbólico, para quien actúa así el color rojo de la injusticia se convierte en el color negro que representa el mal, este, es un comportamiento equivocado y en consecuencia es necesario regresar a la justicia para restablecer el equilibrio. Con el tiempo esta verdad quedará clara y cuando eso ocurra ya nadie volverá a cometer este error, entonces, en el mundo, ya no volverán a existir más actos de tiranía o despotismo y entonces el bien y la justicia prevalecerán en la Tierra para siempre.

Por eso, se equivocan quienes piensan que es necesario que exista el bien y el mal al mismo tiempo como si fueran colaboradores, porque ambos conceptos se contradicen entre sí, no se puede defender el bien y al mismo tiempo el mal, porque quien actúa de ese modo anula el proceso de evolución, porque el progreso consiste en ir de la ignorancia hacia el conocimiento y del mal hacia el bien, y cuando alguien por ignorancia cae en el mal debe rechazarlo y dirigirse hacia el bien para poder evolucionar. Quienes defienden esta creencia es porque tratan de disimular su arrogancia ante los demás, pero la arrogancia es como un cáncer para el alma y por ello debe desaparecer.

La verdad es que el bien no necesita del mal para existir, y si hubiera existido un mundo en el que hipotéticamente nunca hubiera existido el mal, eso no significa que por ello no pueda existir el bien, si existiría, pero en este caso no sería considerado como algo opuesto al mal porque al no existir este no se los podría comparar, pero entonces se podría definir el bien como una situación de normalidad, es decir que si el bien fuera lo único que se conoce no se le llamaría bien sino normalidad. En realidad, el mal aparece de forma inevitable en todos los mundos al principio de su evolución, pero no por ser algo necesario sino por ser la consecuencia accidental de la ignorancia que es común en todos los mundos cuando empiezan a progresar.

Es cierto que el universo necesita olvidar para poderse regenerar y como consecuencia de ese olvido surge la ignorancia, pero el mal no es algo deseado sino solo la consecuencia accidental de esa ignorancia. Es decir que el mundo para poderse regenerar debe olvidar y como consecuencia de ese olvido surge el error y a su vez como consecuencia del error surge el mal como consecuencia de un comportamiento moral equivocado. Sin embargo, en el futuro, el mal será erradicado del mundo como consecuencia de la evolución cuando la sociedad comprenda que solo es un error y aprenda a evitarlo. Por eso, en los mundos que terminan su evolución el mal termina siendo desterrado por completo y solo queda como un recuerdo de aquello que no debemos hacer si queremos ser felices. En ese proceso de selección la humanidad conservará lo correcto y rechazará lo equivocado y así el mundo logrará ser perfecto.

Con respecto a la teoría de las excepciones de la justicia alguien podría preguntar. ¿Si en los potenciales universales la dimensión roja se tiene que equilibrar siempre con la dimensión azul, entonces no deberían las excepciones de la justicia equilibrar a la justicia de forma indefinida? La respuesta es que eso sería correcto en el supuesto de que las excepciones de la justicia fueran consideradas lógicas, pero si se considera que la justicia total es la única opción válida ya no existiría una razón para mantener una bipolaridad en esta cuestión. Entonces la parte roja o masculina que representan los actos de injusticia excepcional sería sustituida por la técnica y el trabajo como fuente de estímulo, y la parte azul o femenina que representa la justicia abarcaría en su totalidad el área que se ocupa de la norma moral.

Es decir que desde el punto de vista material que corresponde de la parte roja o masculina el placer lo debe proporcionar el trabajo y los frutos de la ciencia, y desde el punto de vista azul o espiritual el placer debe surgir de considerar la justicia como el eje de la conducta moral. Esto es así, porque el cerebro necesita obtener estímulos desde dos fuentes distintas una material, masculina y roja, en el plano vertical y otra espiritual, femenina y azul en el plano horizontal. En cada plano dimensional existe una versión roja, masculina y cálida y otra versión azul, femenina o fría, por ejemplo, en la comida esa representación la cumplen la sal como elemento rojo y masculino, y el azúcar como elemento azul o femenino. Es cierto que estos no son los únicos alimentos de los que nos debemos nutrir, pero sí representan dos polos fundamentales en los que la alimentación se apoya, por eso las células gustativas están diseñadas para que nos gusten estas sustancias. Con respecto al plano en el que se relacionan la justicia y la injusticia, es evidente que la mayoría de la gente no es justa siempre, eso explica por qué en algunas ocasiones las personas tratan de obtener placer mediante los actos injustos, de entre ellos solo una mínima parte llegan a convertirse en déspotas o criminales, por eso y con el fin de prevenirlo, es importante comprender los fundamentos metafísicos de esta cuestión.

En cualquier caso, y desde el punto de vista de la dimensión roja o masculina, el trabajo y la técnica deben ser las principales fuentes de estímulo en el futuro, tanto si la justicia es total como si es con excepciones, la diferencia es, que si se admiten excepciones seguirían existiendo algunos actos de injusticia considerados aceptables, pero no estarían relacionados con la violencia porque de acuerdo a esta teoría todos los supuestos estarían dentro de la ley. En el lado de la dimensión femenina la justicia debe ser el eje de la conducta moral, la diferencia es, que en un caso se admitiría excepciones y en el otro no. En mi opinión, es mejor la justicia total, porque de ese modo es más sencillo organizar la mente, porque al tener una sola actitud moral no sería necesario decidir cuando habría que cambiar de una actitud justa a otra injusta aunque sea como excepción.

De este modo también sería más difícil caer en el mal, porque una persona cae en el mal cuando por error convierte la injusticia en la norma de su comportamiento, esto provoca un desequilibrio emocional que le lleva al sufrimiento, por eso, si es justa siempre, ese riesgo es menor. Es cierto que en la vida, son muchas las cosas que tienen excepciones, pero no tienen las repercusiones y riesgos que llevan asociados las excepciones a la justicia, también es cierto que quienes defienden esta actitud podrían decir que siempre y cuando esas excepciones estén dentro de la ley tampoco podrían tener repercusiones graves. En cualquier caso, aquellos que admiten las excepciones de la justicia, tienen que tener claro, que la justicia debe ser la norma en su actitud moral si quieren evitar caer en el mal, esto significa, que solo deben cambiar de actitud para llevar a cabo una conducta injusta, en aquellos supuestos excepcionales en los que estén completamente seguros de que tiene sentido, y no lleva asociado ningún comportamiento que se encuentre fuera de la ley.

Aun así, en mi opinión, considero mejor defender la justicia total, porque de este modo es más difícil equivocarse, y para defender nuestros derechos siempre podemos recurrir a la defensa propia. Es decir que para los que piensan así, el carácter cíclico del universo justificaría por sí solo la justicia total, esto unido a la legítima defensa como medio de protección y la ciencia como medio de estímulo sería suficiente para vivir en paz y ser felices de forma indefinida.

Es cierto que este tema puede parecer extraño o complejo al lector, pero está hecho con el fin de responder a las dudas que existen en el ser humano sobre qué actitud es mejor tener con respecto a conceptos como el bien, el mal, la justicia o la injusticia. A lo largo de la historia estos temas han sido poco estudiados en profundidad, por eso, con este análisis trato de dar un enfoque técnico, científico o metafísico a un aspecto de la vida que solo ha sido analizado desde un punto de vista religioso en forma de consejos morales, pero sin aclararse nunca a los aspectos metafísicos del problema.

32 JUSTICIA Y MEDITACIÓN

Es posible, que lo que determina que una persona normal opte por elegir la justicia total o la justicia con excepciones como norma moral sea el nivel de concentración o dedicación a la filosofía que tenga, porque la mente de un filósofo se orienta sobre todo a la dimensión cristalina, vertical y azul que es la que corresponde a los valores espirituales, y en cambio la mente de una persona normal se orienta sobre todo hacia la dimensión cálida, roja y horizontal que es la que corresponde a la vida basada en el trabajo y la familia. Por eso, es posible que los filósofos prefieran por lo general la justicia total como regla de conducta moral, porque su mente está concentrada y conectada a la dimensión vertical y azul que es la que corresponde a la justicia, al futuro, y al carácter cíclico del universo. Es como si con su mente unificara todo el universo en una sola cosa y como consecuencia de ello vieran a los demás como parte de sí mismos. Pero la mayoría de la gente tiene la mente más dispersa que los filósofos porque está conectada a la dimensión horizontal, roja y más relacionada con el presente que con el futuro. Esto favorece que vean el mundo desde un punto de vista más individual. Es posible, que la suma de estas circunstancias determine que la gente, por lo general, prefiera la justicia con excepciones como norma principal.

La mayoría de la gente vive la vida con escasa dedicación a la metafísica y con poca concentración, pero eso es lo correcto cuando se realizan las funciones normales de la vida. El trabajo o la familia empujan a la mente hacia la materia y dificultan los análisis metafísicos, también hacen que de forma inconsciente demos más valor al presente que al futuro, esto no es nada malo sino que es lo normal, porque la vida en la materia tiene que ser por naturaleza más física, sensual y dedicada a los placeres de los sentidos físicos que la que realizan los filósofos, porque si todo el mundo se dedicara a la filosofía el mundo no podría funcionar. El filósofo, en cambio, trata de ser feliz con su mente investigando y soñando con un mundo ideal para luego entregarlo a los demás para que entre todos sea posible hacerlo real. Si lo vemos desde ese punto de vista, un filósofo es, en realidad, un explorador de la mente que disfruta descubriendo nuevos territorios cuando aún el mundo no ha terminado de completar su desarrollo tecnológico y moral. Esto significa, que en circunstancias normales lo correcto es que las tareas físicas nos ocupen el 85% del tiempo y las de tipo filosófico, meditativo o espiritual nos ocupen solo un 15% excepto en el caso de los filósofos o algunos científicos que es al revés, así es como el mundo alcanza su equilibrio. Esto significa, que la cantidad de tiempo que la población debe dedicar a la meditación está regido por la norma y la excepción que determina que los trabajos físicos deben ser la norma y la meditación profunda o el estudio de la metafísica debe ser la excepción. Esto es lo correcto para la mayoría de la población pero en cambio, para los filósofos, sería al revés, porque de este modo es como la humanidad adquiere, en este aspecto, el equilibrio de potenciales.

Hay que tener en cuenta, que el objetivo de la vida es ser feliz y la felicidad se puede obtener tanto del plano material como del plano espiritual por eso, la clave está en combinar adecuadamente ambos planos dimensionales. Lo que trato de demostrar con esto es que la vida que viven los profetas o los filósofos puede ser emocionante por su capacidad para poder visualizar en su mente el mundo del futuro, debido a sus descubrimientos incluso se les puede considerar seres superiores, pero ellos no podrán ser felices hasta que el resto de los ciudadanos con los que viven entiendan y compartan sus enseñanzas o su mismo nivel evolutivo, es decir que en realidad los filósofos se adelantan al resto de los ciudadanos pero con el fin de que en un determinado momento ese conocimiento sea común a todos y entonces ellos puedan vivir como ciudadanos normales porque entonces todos serán seres superiores como ellos. Esto es así, porque un ser superior solo puede ser feliz cuando vive rodeado de otros seres superiores.

En realidad, la tarea elevada y llena de concentración que realizan los filósofos tampoco puede ser general, lo normal es que la mente individual está dispersa y fundida con la mente colectiva porque en condiciones normales no es posible dedicar a la meditación más que una pequeña cantidad de tiempo, por eso, la gente suele inclinarse a aceptar las opiniones generalmente aceptadas por la mayoría al no disponer de tiempo suficiente para poder estudiar cada situación en detalle. Cuando la gente vive una vida normal trata de ser feliz con los placeres que la vida puede ofrecer mediante el uso de los sentidos, viajar, o el disfrute de la tecnología, es decir con todo aquello que con nuestro cuerpo y el contacto con la materia podemos obtener. En cambio el filósofo, trata de obtener placer mediante la meditación, buscando aquello que puede favorecer el progreso. Disfruta imaginando como puede ser ese hipotético mundo futuro intentando comprender sus claves, y cuando logra resolver todas sus dudas ofrece sus conclusiones a la sociedad. Pero eso, solo es posible cuando existe una diferencia evolutiva entre el mundo del presente y el mundo al que tenemos que llegar. Es decir que ocurre en aquellos planetas que aún no ha terminado su proceso de evolución porque hay una diferencia tecnológica entre lo que tenemos y lo que necesitamos para completar la evolución. Eso significa, que un filósofo es como un explorador que se adelanta a la mayoría de la población mientras aún queden territorios intelectuales por descubrir.

Sin embargo, la función de un filósofo o un ingeniero no puede ser general, porque si todos se dedicaran a esa función los cambios serían demasiado precipitados y no habría tiempo para comprobar suficientemente su utilidad. Tampoco hay que olvidar, que el mundo que conocemos es un diseño ya probado que puede seguir funcionando durante algún tiempo. Eso significa, que los cambios que los filósofos proporcionan solo son modificaciones de ese diseño, por eso, lo mejor es que los cambios se hagan lentamente para evitar cometer errores. Es como si los filósofos fueran en realidad ingenieros de la mente dedicados a diseñar un futuro mejor para la humanidad, pero como el presente ya está diseñado, entonces es suficiente que solo una mínima cantidad de personas se dediquen a la tarea de cambiar ese presente. Hay que tener en cuenta, que si todos se dedicaran a la ciencia o la filosofía entonces no habría personas suficientes para dedicarse a las demás profesiones.

En el futuro, el mundo reducirá mucho su velocidad de progreso cuando la humanidad complete su proceso de evolución. Esto significa, que cuando llegue ese momento la función de los filósofos o los inventores tendrá que reducir mucho su trabajo porque su función es precisamente completar el progreso tecnológico y moral de la humanidad. Lo normal, por lo tanto, es que la mayoría de la gente tenga la mayor parte de su mente dedicada a la vida material y extrovertida que se caracteriza por tener un nivel de concentración bajo, pero también es lógico que dediquen una cantidad de tiempo minoritaria a la meditación profunda y el estudio de los valores espirituales, esto es necesario para encontrar el equilibrio interior y para comprender cuál es el mundo real. Esto significa, que una persona que vive una vida normal en la dimensión horizontal quizás opte de forma inconsciente por elegir la justicia con excepciones como norma moral, pero en ese caso, lo más importante, es que seguiría considerando la justicia como el eje principal de esa conducta. En cualquier caso y ante la duda, yo prefiero defender la justicia total como norma moral básica.

33 LA DIVISIÓN SEXUAL

Desde el mismo momento en el que el universo comenzó se hizo necesario dividir el universo en dos dimensiones principales, estas dimensiones iniciales después generaron el resto de expresiones de polaridad entre las que están las diferencias sexuales. Esta división de dimensiones dio lugar a la cruz universal que determina la diferencia que hay entre el arriba y el abajo o lo horizontal y vertical. Estas divisiones del universo tienen como finalidad mejorar al propio universo, al poder explorar cada uno de sus individuos campos diferentes y especializados. Por eso, no tiene sentido la versión actual de feminismo, porque pretende anular la división sexual al negar las deferencias vitales que los sexos llevan asociados, porque pertenecer a un sexo no es solo algo fisiológico sino también una diferencia en las tareas vitales que tiene como finalidad mejorar la vida de toda la especie humana.

Los potenciales universales están presentes en innumerables ejemplos en todo el universo y no sería posible la vida sin la existencia de esos potenciales masculinos y femeninos y sin que cada uno de ellos se defina claramente separado del otro mediante funciones distintas, no tiene sentido un universo asexual como pretende el feminismo excepto si nos referimos al universo entendido de forma global. El feminismo actual que niega las diferencias sexuales y vitales no pretende hacer que la mujer sea más femenina sino convertir a las mujeres en hombres. Las diferencias sexuales nos hacen mejores precisamente porque nos especializan en nuestro propio sexo.

Lamentablemente, muchas mujeres sufren las consecuencias de creer en el mito feminista, porque este mito se basa en la suposición de que una mujer solo puede ser feliz si se entrega por completo a competir con los hombres en el mundo laboral, luego, cuando se encuentran cerca de la menopausia, se dan cuenta que han conseguido realizar ese mito, pero entonces comprenden que eso no les llena porque lo que realmente les ilusiona es ser madres. Otras mujeres tratan de realizar largas jornadas de trabajo para ser igual que los hombres, pero al mismo tiempo ser madres, esto también les llena de angustia, porque entonces trabajan dentro y fuera de casa. Esto, en muchos casos desemboca en discusiones con sus maridos, porque si ambos trabajan muchas horas fuera de casa nadie va a tener tiempo para ocuparse de la casa y los hijos. Esta situación, muchas veces termina en un divorcio sin llegar a entender qué es lo que ocurrió. Esto no pasaría si las feministas entendieran que la especialización en el trabajo aumenta la eficiencia de ese trabajo. Habría sido mucho mejor si nunca se las hubiera animado a competir con los hombres y se hubieran dedicado a tener los hijos que la sociedad necesita y una vez los hijos se fueran haciendo mayores podrían ir poco a poco reincorporándose al mundo laboral fuera del ámbito familiar. De este modo, habrían podido criar a los hijos y atender la casa manteniendo aún mucho tiempo libre tanto ellas como sus maridos.

Es cierto que hay mujeres que nacen con defectos genéticos que determinan que no se sientan identificadas con su sexo y por eso quieren que se les deje vivir como hombres. En realidad, los accidentes genéticos no provocan que una persona nazca con una orientación sexual opuesta a la que indican sus órganos sexuales, lo que si puede ocurrir es que su orientación sexual esté débilmente enfocada al sexo que le corresponde. Es decir que un accidente genético no puede imponer un comportamiento psicológico de tipo homosexual, porque lo que hace es dotar débilmente de la orientación que debería tener. Por eso, sería más correcto decir que ese defecto genético lo que hace es provocar que la persona se encuentre emocionalmente en medio de los dos sexos. Después, a ese defecto físico los homosexuales y las lesbianas le añaden un prejuicio psicológico en contra de su propio sexo cuando asumen no aceptarlo, ese prejuicio es, en realidad, el verdadero responsable de su conducta porque toman la decisión de vivir al revés de lo que determina la naturaleza. Si digo que es un prejuicio, es porque de todos los hombres con algunas características femeninas, o de todas las mujeres con algunas características masculinas, solo una minoría de ellos se llega a convertir en homosexuales o lesbianas. Esto ocurre, porque si no se añadiera a esa deficiencia una actitud deliberada de ir en contra de su propia naturaleza, entonces podrían vivir una vida bastante satisfactoria sin contradecir su propio sexo. En realidad, la mayoría de ellos viven una vida sexualmente normal, porque el hecho de que su orientación sexual no sea tan marcada como sería deseable no es una razón para apoyar un comportamiento invertido. Por eso es tan importante enseñar a los niños el buen camino desde pequeños y no fomentar ningún comportamiento antinatural como hacen los políticos con el fin de ganar votos.

En mi opinión lo correcto es tratar de favorecer que las personas tengan una conducta sexual normal, pero sin imponerlo por la fuerza, porque en este mundo no hay nadie que no se equivoque a veces, y quien crea que no se equivoca nunca que tire la primera piedra, por eso, debemos respetar, pero sin apoyar aquello con lo que no estamos de acuerdo. Pero también me parecen hipócritas los que dicen defender la tolerancia pero solo si apoyas lo que ellos dicen, porque de este modo están generando un mundo con un pensamiento único por el cual ya no es posible oponerse a la homosexualidad o el mestizaje sin ser vetado en los medios de comunicación. Eso demuestra, que la tolerancia o la libertad de expresión a la que ellos se refieren es la que apoya las verdades políticamente asumidas por la masa y no la auténtica verdad. Porque aquellos que tratan de defender otros puntos de vista diferentes a los oficiales son vetados en esos medios y perseguidos para que su opinión no pueda ser escuchada. Es lo mismo que ocurre con los denominados grupos “antifascistas”, porque esos grupos están formados por jóvenes de extrema izquierda que dicen luchar contra las dictaduras de derechas, pero que, al mismo tiempo, apoyan las dictaduras comunistas y la violencia contra todos los que no piensan como ellos. Si según sus propios argumentos el fascismo y la dictadura es lo mismo, entonces ellos también son fascistas, porque rechazan unas dictaduras pero apoyan otras. Los políticos y los medios de comunicación que adquirieron su poder después de la segunda guerra mundial nos recuerdan continuamente el peligro de caer en un sistema político de extrema derecha como el que los nazis querían imponer al mundo, pero, al mismo tiempo, están intentando imponer un modelo de extrema izquierda. Ellos no quieren reconocer que tratan de imponer sus postulados por la fuerza, pero cuando atacan violentamente o tratan de desacreditar públicamente a aquellos que no creen en el feminismo, el anarquismo o el mestizaje, demuestran que se están sirviendo de estos argumentos para imponer sus propias ideas tratando de que los ciudadanos crean que son derechos incuestionables. Ellos tratan de que la sociedad asuma de forma incuestionable que el comunismo, es un deber para los ciudadanos, y un derecho a imponerlo para los que gobiernan.

En realidad, los prejuicios de los homosexuales o las lesbianas pueden ser tanto hacia su propio sexo como hacia el contrario, un ejemplo de rechazo al sexo contrario son aquellas mujeres que adquieren miedo a los hombres y por eso se hacen lesbianas, y un prejuicio hacia su propio sexo sería cuando deciden considerar como propio al sexo contrario, esto lo podemos ver en los travestis. Es posible que uno de los factores biológicos que intervienen en la actitud sexual en hombres y mujeres sea la cantidad de testosterona que producen, en ese caso una deficiencia de esta hormona en hombres produciría afeminamiento, y un exceso en mujeres produciría un carácter algo masculino. Sin embargo, también hay que decir, que en aquellos casos en los que los órganos sexuales se han desarrollado correctamente esta circunstancia solo debería ser un factor secundario como para alterar la actitud sexual, por eso, considero que las desviaciones sexuales son ante todo una decisión psicológica derivado de un error de conducta.

Es cierto que debido a ese defecto genético hay mujeres con rasgos de carácter algo masculinos y hombres con rasgos algo femeninos, pero ese defecto en ningún caso obliga a nadie a actuar en contra de su propio sexo, y si ellos no rechazasen su propia naturaleza aún podrían vivir una vida bastante normal. Es cierto que debido a ese defecto su vida sexual no puede ser perfecta, pero si intentan ir en contra de su propia naturaleza tampoco puede ser mejor, porque lo que harán es vivir una vida deforme y antinatural, y si llegan al extremo de intentar operarse para parecer del sexo contrario tampoco sería mejor, porque entonces se convertirían en monstruos y no en personas del sexo contrario. Ese defecto genético puede provocar entre otras cosas, que a una persona le falten algunas hormonas necesarias para completar su proceso de desarrollo sexual, por eso, siempre será mejor recurrir a la medicina para ayudar a un hombre a que se sienta hombre y a una mujer a que se sienta mujer antes que tratar de usarla para deformar su cuerpo tratando de imitar el sexo contrario. También hay que tener en cuenta, que el hecho de que un hombre sea algo afeminado no le convierte por ello en un homosexual, porque para eso tendría que tener relaciones sexuales con otro hombre, aunque para ser justos hay que decir, que eso tampoco serían relaciones sexuales sino un acto de masturbación realizada por personas del mismo sexo.

La mente debe dominar a la materia y no la materia a la mente, eso significa, que aun siendo cierto que una persona puede nacer con un defecto genético que le dificulte sentir las sensaciones sexuales de forma normal, aun así siempre será mejor usar todos los medios a su alcance tanto físicos como mentales para completar lo que le falta antes que ir en contra de la naturaleza. Siempre será mejor reconocer nuestros defectos y luchar contra las consecuencias de un accidente genético, antes que actuar con arrogancia y tratar de vivir en contra de la naturaleza por intentar apoyar ese defecto.

Eso significa, que en estos casos, el hecho de tratar de vivir como si pertenecieran al sexo contrario es más la consecuencia de su propia elección que una consecuencia de la biología. Por eso, no hay nada de malo en permitir que una mujer que quiere vivir como un hombre lo haga si ese es su deseo, lo que está mal es que esa mujer trate de convencer a las demás de que así es como se pueden realizar como mujeres. No pretendo afirmar que las lesbianas son las únicas mujeres que defienden el feminismo, pero sí están entre las más combativas por su interés personal.

La genética puede favorecer la homosexualidad pero no la provoca, porque cuando una persona toma la decisión de ser homosexual provoca un cambio en la estructura de su cerebro para adaptarse a esa actitud, esto ocurre cuando el homosexual influido por la débil orientación sexual que su defecto genético le genera, opta conscientemente por asumir que pertenece al sexo contrario. Es decir que la clave de ese comportamiento está en que al principio, la orientación sexual de su mente es casi neutral y como consecuencia de esa neutralidad el homosexual decide por error elegir como propio al sexo contrario. El problema que ocurre en estos casos, es que cuando un niño tiene una orientación sexual neutra o débil en el aspecto psicológico cualquier cosa por insignificante que parezca como por ejemplo el hecho de tener más amigas que amigos o ver una escena impactante en una película podría hacer que ese niño prefiera identificarse con el sexo contrario al que pertenece.

También hay que decir, que es normal que todos los niños tengan una orientación sexual débil aunque unos tengan esa orientación más marcada que otros, por eso, es mejor que los padres den un refuerzo positivo para enseñar a los niños a qué sexo pertenecen. Eso es lógico, teniendo en cuenta que su desarrollo sexual pleno no se produce hasta la pubertad, por eso, cometen un gran error los que promueven que se respalde a los niños que no quieren aceptar su propia naturaleza sexual, porque del mismo modo que un padre debe rechazar cualquier desviación que le lleve por el mal camino, del mismo modo debe rechazar aunque sin forzar cuando un niño se desvía de su propia naturaleza sexual.

En el momento en que decide asumir como propio el comportamiento sexual de una mujer su actitud mental cambia, porque al considerarse a sí mismo como perteneciente al sexo contrario se identifica con esa actitud y en consecuencia induce a su mente a sentirse atraído por su propio sexo lo que le impide tener un comportamiento sexual normal. Es cierto que una conducta desviada puede comenzar con una deficiencia biológica que hace que una persona se sienta incompleta como hombre o mujer, pero si a ese defecto no se le añadiera un prejuicio psicológico en contra de su propio sexo y una actitud deliberada de ir en contra de la naturaleza su vida sexual podría ser bastante aceptable. Es cierto que la vida de estas personas no puede ser completamente satisfactoria aunque vivan de acuerdo al sexo con el que han nacido a causa de ese defecto genético pero eso sería mejor que ir en contra de la naturaleza.

Es decir que el defecto físico por sí solo no genera el lesbianismo o la homosexualidad porque el comportamiento desviado solo puede ocurrir cuando al defecto físico se le añade la actitud deliberada de ir en contra de la naturaleza y es esa actitud al final la que actúa como una barrera que le impide tener una vida sexual normal. En realidad nadie nace con una sexualidad mentalmente opuesta a su sexo biológico, lo que si ocurre es un defecto biológico que dificulta comprender fácilmente a que sexo se pertenece, pero en realidad ese defecto no convierte a nadie en homosexual. Por lo tanto es, sobre todo, la decisión de ir en contra de la naturaleza lo que más influye para alejar a una persona de esa naturaleza. Por eso, es importante que la sociedad no confunda permitir con fomentar, porque una sociedad que fomenta la homosexualidad puede acabar llena de personas que se hacen homosexuales simplemente porque lo consideran una moda. La sociedad debe respetar pero no colaborar con todo aquello que es antinatural y degenerado.

Ahora, algunos partidos políticos fomentan la homosexualidad porque sus dirigentes piensan que les da votos, luego, para evitar cualquier oposición acusan de ser homófobos a todos aquellos que no están de acuerdo con ellos para impedir cualquier crítica a su actitud. Pero, ¿es que todos aquellos que consideran la homosexualidad una conducta degenerada tienen que ser forzosamente homófobos, y todos los que se oponen a las mezclas raciales tienen que ser forzosamente xenófobos? ¿No es posible que alguien crea que esos comportamientos están mal sin tener ningún tipo de prejuicio o fobia? Porque, si según ellos, hay que acusar de padecer una fobia a todo el que piensa de forma diferente, entonces, ¿dónde queda el derecho a la libertad de pensamiento y opinión si te acusan y persiguen cuando dices algo que no les gusta? Es evidente que con esa actitud tratan de obligar a la sociedad a tener un pensamiento único, es decir a creer lo que ellos digan.

Cuando terminó la segunda guerra mundial, el miedo a que el mundo pudiera quedar bajo un sistema de gobierno de extrema derecha como el que pretendían implantar los nazis provocó que se aceptasen los argumentos que proponía la extrema izquierda, eso, en la práctica, implicaba aceptar las ideologías que apoyan la homosexualidad, el feminismo o el mestizaje. Durante los cuarenta años siguientes al final de la guerra, aunque la sociedad occidental asumía que esos postulados ideológicos eran ciertos, sin embargo no los aplicaba, pero, es evidente que cuando una determinada línea de pensamiento se asume por el colectivo como verdadera, entonces, esa forma de pensar está destinada a implantarse antes o después, porque, es evidente, que aquellos que han conseguido el poder apoyando estas ideas no van a parar hasta llegar hasta sus últimas consecuencias.

En realidad, una ideología es como un camino, el problema es que cuando la sociedad se introduce por un camino equivocado es difícil que se dé cuenta hasta que completa ese camino y descubre que todo aquello que se presuponía que iban a tener solo era fantasía sin fundamento. Entonces, la sociedad se encuentra con el dilema de como se invierte ese camino si la mayoría de quienes ostentan el poder lo han obtenido diciendo que van a seguir por ese camino, o dicho de otra forma lo han obtenido diciendo que van a apoyar esa ideología y por eso hacen todo lo posible por ocultar a la sociedad sus inconvenientes. En la actualidad y como consecuencia de ello, el mundo se dirige cada vez más hacia el predominio de los sistemas políticos dominados por el feminismo o el anarquismo que en realidad son elementos característicos del comunismo aunque no se quiera reconocer. Todo esto demuestra que el progreso no solo ocurre yendo hacia delante sino también yendo hacia atrás, porque cuando la sociedad elige un camino equivocado solo se puede progresar deshaciendo el camino recorrido con anterioridad.

El peligro que esto tiene, es que cuanto más se acerca el mundo a completar del todos los postulados ideológicos de extrema izquierda, mayor riesgo corre de generar el retorno de otro régimen de extrema derecha como forma de reacción al primero. Eso no se hubiera producido, si los políticos dominados por el afán por llegar al poder no nos hubieran tratado de convencer de que solo es posible una forma de pensamiento, y se hubieran aceptado por igual tanto los planteamientos de izquierdas como los de derechas. Esto es necesario, porque aunque ellos no lo quieran reconocer, el progreso de la humanidad necesita de las dos formas de pensar.

Es necesario que la sociedad valore por igual ambas formas de pensar porque en realidad cada una de ellas representa un polo de la naturaleza, la derecha el polo positivo o masculino y la izquierda el polo negativo o femenino por eso, el equilibrio solo se puede encontrar cuando se da el mismo valor a ambas fuerzas políticas. Pero cuando las fuerzas políticas que están en el poder tratan de ocultar la verdad y persiguen como si fueran herejes a todos aquellos que piensan de forma distinta, al final pueden terminar provocando la aparición de otra fuerza de extrema derecha como reacción violenta a las coacciones que se hacen para que la izquierda pueda seguir en el poder. Debemos tener en cuenta, que tan malo puede ser un mundo dominado por la extrema izquierda como por la extrema derecha, por eso, debemos negarnos a tener un pensamiento extremista y apreciar lo que de verdadero tienen ambas formas de ideología.

Para entender las diferencias entre los hombres y las mujeres solo tenemos que estudiar el comportamiento de los astros, porque aunque sean diferentes, también representan las polaridades universales. El Sol, como ejemplo masculino, no solo es físicamente diferente a la Tierra, que es un ejemplo femenino, sino que también se comporta de forma distinta. Por eso, lo que debemos preguntarnos es ¿qué sentido tiene que una cosa sea distinta si no puede explotar esa diferencia para hacer cosas distintas? ¿Qué sentido tiene que el Sol y la Tierra o el hombre y la mujer sean distintos si según el feminismo no pueden hacer actividades diferentes? Es evidente que el feminismo confunde el derecho de la mujer a ser feliz con el hecho de realizar las mismas funciones que el hombre, lo cual es un completo error. Los polos de la naturaleza o el hombre y la mujer son mundos diferentes pero ambos igual de importantes, cada uno de ellos gobierna sobre un plano dimensional sin que por eso haya que pensar que uno sea mejor que el otro, el hombre debe gobernar sobre la dimensión horizontal y la mujer sobre la vertical, el hombre debe gobernar la vida humana de una forma directa y la mujer de forma indirecta, el hombre siendo acción y la mujer reacción, el hombre siendo centrípeto y la mujer centrífuga, el hombre siendo atracción y la mujer repulsión. El hombre debe gobernar sobre la familia de forma directa y la mujer de forma indirecta, por eso, la naturaleza ha hecho que los hombres sean físicamente más fuertes que las mujeres, porque así es más fácil que ellas asuman su liderazgo sin necesidad de un enfrentamiento físico.

Los polos de la naturaleza rojo y azul o masculino y femenino deben relacionarse en perfecta armonía hasta el fin de los tiempos para que el universo funcione correctamente, pero es necesario que cada uno de ellos comprenda cuál es su lugar sin pretender abarcar las funciones del otro. En realidad, el feminismo fomenta el mal en las mujeres, porque les sugiere que tienen derecho a ser malvadas con los hombres sin sufrir remordimientos de conciencia bajo el argumento de que ellos han sido malvados con ellas con anterioridad, pero eso, solo es la consecuencia de ver el pasado bajo los ojos de un presente acomodado, porque en el pasado la vida fue difícil para todos y las mujeres no eran las únicas que tenían que cumplir órdenes de otros. Es posible que en el pasado las mujeres tuvieran que obedecer a sus maridos, pero, sus maridos, a su vez, tenían que cumplir con las exigencias de los señores feudales o de los reyes. ¿De verdad creen las feministas que un campesino de la antigüedad era muy diferente en la escala de poder que una campesina? Se olvidan de la gran cantidad de problemas que tenían en aquellos tiempos como para pensar si uno era más poderoso que el otro cuando ambos compartían los mismos problemas vitales. Serían estúpidos si se pusieran a pelear entre ellos para decidir quién gobierna en la familia. La verdad es que esa dependencia mutua les obligaba a vivir en perfecta armonía excepto en algunos casos minoritarios en los que un sexo maltrataba al otro. Pero no nos olvidemos que psicópatas hay exactamente la misma cantidad de hombres que de mujeres, la única diferencia es que un hombre violento cuando ataca a una mujer lo hace de frente y con violencia física, mientras que un mujer cuando ataca a un hombre lo hace por detrás y con violencia psicológica, quizás por eso, los daños a las mujeres en los conflictos de pareja son más visibles, pero también es cierto que los hombres, suelen ocultar que están siendo maltratados por sus mujeres por simple vergüenza. Por eso, cuando hablamos de violencia de género, para ser justos debemos tener en cuenta, que cuando una mujer quiere matar a un hombre casi nunca lo hace directamente sino que finge ser una mujer maltratada y recurre a la ley con la esperanza de que esta le humille y el hombre se suicide, pero si eso no es posible, entonces la mujer recurre a otro hombre para que le mate. Luego, las feministas dicen que estos no son casos de violencia feminista sino solo otros supuestos de violencia machista.

Antes de que existiera el feminismo contemporáneo que anima a las mujeres a competir con los hombres en el mundo laboral las mujeres trabajaban dentro de casa o en trabajos familiares y los hombres trabajaban fuera de casa, pero con el feminismo las mujeres trabajan dentro y fuera de casa ¿Dónde está la ganancia? Cuando buscan trabajos fuera de casa también aumenta el riesgo de que sean infieles a sus maridos o de sufrir acoso sexual por parte de sus jefes o compañeros de trabajo, por eso, algunos musulmanes consideran un acto de infidelidad que las mujeres se expongan sin necesidad al mundo laboral. Las feministas afirman que asignar funciones diferentes a las personas según su sexo es solo una consecuencia de las enseñanzas culturales, pero si eso fuera cierto ¿entonces como se explica que haya tantas especies animales en las que los machos realizan tareas diferentes a las hembras? Es evidente que quienes tratan de modificar la opinión de la gente para que se aleje de la naturaleza son ellas.

Las feministas afirman que quieren que exista igualdad en todas las profesiones, pero cuando dicen eso se refieren a los puestos de trabajo cómodos o bien remunerados y no a los físicamente duros o peor pagados. Muchas mujeres se han unido a los cuerpos de policía pero, ¿dónde están cuando hay que luchar cuerpo a cuerpo en las manifestaciones? Ellas dicen que se ausentan porque son físicamente más débiles, pero entonces ¿porque afirman que son iguales? ¿Dónde están las mujeres en las obras o en las minas? ¿Cuántas de ellas usan el pico y la pala hacen cemento o cargan ladrillos? Es evidente que para estos puestos no piden la igualdad. Con esa actitud demuestran que lo que quieren es que el hombre sea el burro que tire de su carro y lo sorprendente es que muchos hombres no se den cuenta. El hombre que tiene una buena mujer tiene el mayor tesoro que pueda imaginar y una vida feliz asegurada en lo que se refiere a la relación de pareja, pero el que tiene una mala no va a temer al infierno porque ya vive en él. Por eso, cuando las feministas tratan de asociar la maldad solo con el sexo masculino lo que intentan es engañar a los hombres para que se sientan culpables y así poder manejarlos a su antojo.

El feminismo contemporáneo es como un cáncer social porque impide a las mujeres tener los hijos que son necesarios para que la población se renueve adecuadamente, por eso, más que una cuestión ideológica es una cuestión práctica, porque tal y como está planteado en occidente impide que las personas que mueren sean reemplazadas por nuevos nacimientos, por lo tanto, es evidente que de ese modo no sirve. Es necesario que las mujeres se planteen la maternidad como algo necesario en lugar de buscar otras mujeres para que hagan de madres mientras ellas tratan de imitar a los hombres. La verdadera madre es aquella que está junto a su hijo cuando es pequeño, porque para eso la naturaleza adaptó su cuerpo a esa función. Este falso feminismo que incita al odio contra los hombres para que estos se sientan culpables y no se opongan a que ellas ocupen su espacio, termina provocando que muchas mujeres se hagan lesbianas solo por el miedo que tienen a tener una relación normal con el sexo contrario.

Lamentablemente, en la actualidad, la sociedad está dividida en partidos políticos que pretenden tener en exclusiva la verdad absoluta. Con el fin de obtener el voto de la mujer y con ello el poder y el dinero público muestran una versión del mundo desviada de la realidad, enfrentan de ese modo a las parejas destruyendo los matrimonios sin importarles lo más mínimo el daño que causan. Pero lo peor de todo es que incitan a las mujeres a matar a sus hijos no nacidos diciendo que ese hijo es solo parte de su cuerpo, lo que según ellas les priva de todo derecho. Con esa actitud pretenden deshumanizar a los niños cuando dicen que son solo objetos sin alma que pueden matar a su voluntad. Al actuar así se convierten en culpables de un genocidio, en una época caracterizada por una natalidad escandalosamente reducida en los países desarrollados. La cuestión más importante en este asunto no es si una mujer puede o no abortar voluntariamente, sino si lo debe hacer gratis a costa de los demás. Porque las feministas pretenden ofrecer el dinero público que es el dinero de todos los trabajadores para animar a las mujeres a que lo hagan. Las feministas afirman que solo las madres deben decidir si acaban con la vida de los no nacidos, pero, entonces, lo lógico sería que lo hagan con su propio dinero y no con el de todos los contribuyentes como ocurre en algunos países. En mi opinión, usar el dinero público para pagar el coste de un aborto es lo mismo que pagar una recompensa a una mujer para que se quede embarazada y luego mate a su hijo.

Las feministas sugieren a las mujeres que ser madre está anticuado y que lo más importante es competir en el mercado laboral con los hombres, pero se olvidan que la vida de ese niño no nacido también era importante, y también se olvidan de que en la mayoría de las ocasiones esas mujeres que abortan se quedaron embarazadas con relaciones sexuales voluntarias, por eso, lo más razonable hubiera sido acordarse de esos niños y ofrecer a esas mujeres la ayuda necesaria para que los saquen adelante en lugar de ofrecerles todas las facilidades para que los maten. Una adecuada formación moral también hubiera sido excelente para prevenir este tipo de situaciones, pero si las feministas se oponen a la moral, y al mismo tiempo apoyan la promiscuidad sexual, al final no es extraño que se produzcan los embarazos no deseados. Esto, en el pasado era difícil que ocurriera, porque se actuaba con mayor prudencia, pero por lo visto, la ética y la moral no forma parte de este tipo de ideologías. Es necesario reflexionar sobre los cambios sociales que hacemos porque con frecuencia se crean problemas mayores que los que dicen resolver y cuando eso ocurre no basta con poner parches, porque cuando un cambio es la consecuencia de un error, entonces es necesario retroceder y anular ese cambio para poder evolucionar.

34 LA CRUZ GIRATÓRIA

El universo, se encuentra dividido en una cruz de dos dimensiones una horizontal y otra vertical, cada una de ellas puede representar un sexo o un polo de la naturaleza, por lo general la dimensión horizontal representa el sexo masculino y la vertical el femenino, pero ambos planos pueden girar dependiendo de las circunstancias y ponerse el polo femenino en horizontal y el masculino en vertical, por ejemplo, en el diseño de una ciudad el plano horizontal es femenino y rígido y la sección central donde se haya su sistema de gobierno es masculino, circular y vertical. Del mismo modo, el sol como centro de gobierno del sistema solar se encuentra en su eje gravitatorio y los planetas describen órbitas a su alrededor en un plano horizontal con respecto a él, en este caso el plano horizontal es rígido y femenino y el plano vertical representado por el sol es circular y vertical porque se eleva más que los planetas. En cambio, cuando se gira el plano encontramos ejemplos como la forma humana, porque en este caso la columna vertebral representa el polo femenino y rígido en posición vertical sobre el suelo del planeta que en este caso es horizontal, circular y masculino.

Esto demuestra, que cada polo puede gobernar en un plano diferente sin que sea una contradicción, todo depende del plano en el que se encuentre. Una ciudad, o un sistema solar son como un hombre tumbado con la cabeza situada en su centro, por eso, el gobierno del plano horizontal corresponde al sexo masculino porque el órgano de gobierno tanto en una persona como en una ciudad o en un sistema solar se encuentra en la cabeza. El sol actúa igual con respecto a los planetas, pero si se gira el plano dimensional entonces el sol se convierte en femenino al ser una estrella que gira alrededor del núcleo galáctico. Cada plano o cada sexo deben gobernar en su propia dimensión sin tratar de ocupar la dimensión contraria, pero cuando se giran e invierten los planos dimensionales entonces puede parecer que actúen en contradicción, esto tiene sentido porque solo ocurre en niveles o planos diferentes.

En realidad, la dimensión femenina tiene la misma importancia que la masculina, pero, para que el universo pueda funcionar, es necesario que cada una de ellas gobierne solo en su propia dimensión. Esto significa, que en el plano en el que domina el aspecto femenino el lado masculino debe someterse a él, pero cuando es el aspecto masculino el que predomina, entonces tiene que ser al revés. Quizás sería más fácil de entender si se define la cruz primordial del universo como formada por un sistema de doble polaridad, o dicho de otro modo que estaría formado por dimensiones y subdimensiones. Es decir que la dimensión horizontal sería en general roja y la vertical azul, y otras veces giraría para ser al revés, pero a su vez, las dimensiones estarían sub divididas por el color rojo a la izquierda y el azul a la derecha en el plano horizontal, y en el plano vertical el color rojo estaría abajo y el azul arriba. Esto demuestra, que todo depende de las circunstancias, porque en un universo provisto de muchas dimensiones diferentes cada situación depende del plano en el que se encuentre y lo que en un plano debe seguir un camino en otro plano puede ser diferente.

El hecho de que la dimensión roja masculina ocupe el lado inferior, no debe considerarse como algo maligno, porque el color rojo o la dimensión que representa son igual de benignos que la dimensión azul, solo cuando la dimensión roja se excede abarcando el espacio que corresponde al lado femenino se produce el mal y entonces el lado inferior se convierte en negro y el superior en blanco. Esto solo ocurre cuando se utilizan estos colores para representar el contraste entre el bien y el mal, porque en realidad ambos colores son igual de benignos que el resto. Es decir que se puede representar el mal con el color negro pero también se pueden representar con este color muchas otras cosas benignas.

Cuando una persona le da un valor excesivo a la dimensión roja se vuelve materialista porque niega la existencia del espíritu y la vida eterna. También puede ocurrir que, como consecuencia de ello, se vuelva déspota y trate de negar sus derechos a los demás. La gente suele asociar el infierno o el diablo con el color rojo, esto ocurre porque deducen quizás sin darse cuenta, que quienes valoran en exceso la dimensión roja y masculina sobre la azul y femenina cometen un error, porque dan demasiado valor a lo material o lo inmediato sobre lo espiritual y eterno. Este desequilibrio de la conducta puede hacer sufrir a quienes se comportan de esta manera, por eso, solo cuando abandonan esta actitud pueden volver a ser felices.

La cruz universal también se puede plantear como dos círculos, uno vertical y otro horizontal, en el círculo horizontal la parte central representaría el centro de poder masculino y material y la periferia la zona gobernada y femenina. En el círculo vertical el mando está en la periferia porque es un mando espiritual y femenino, pero para no coincidir con el plano horizontal solo gobierna en el aspecto filosófico y moral y no en el político o material. En ambos planos o círculos, la zona más densa es el centro de color rojo y la menos densa la periferia de color azul, lo que cambia en ellos es la dirección que pudiera darse a una persona que de forma imaginaria pusiéramos en su interior, porque en el círculo horizontal la cabeza correspondería al centro rojo y en el círculo vertical la cabeza estaría en la periferia azul. La razón de usar una persona como ejemplo es porque la forma humana sirve para representar la relación entre el círculo formado por la cabeza que es masculino y la recta formada por el cuerpo que es femenina y su relación con la cabeza que es el órgano de gobierno.

Dibujo suprimido por requisitos de la pagina web.

Con estos esquemas se puede entender mejor la explicación. En el primer dibujo, se representa la dimensión horizontal de la cruz universal con la imagen de dos personas simbólicamente puestas en horizontal y con la cabeza situada hacia el centro, en este caso la cabeza es roja para simbolizar que representa el gobierno desde un punto de vista material o político. En el dibujo derecho las dos figuras se encuentran en posición opuesta con la cabeza hacia el exterior y los pies hacia la tierra, de esta forma se quiere representar que el gobierno es decir la parte pensante se encuentra apuntando hacia el exterior que corresponde al plano espiritual, de este modo se trata de indicar que el gobierno de la parte moral de nuestra conducta corresponde a la dimensión cristalina y espiritual. Esto significa, que la figura de la izquierda también representa la dimensión horizontal que en este caso es roja y la figura de la derecha representa la dimensión vertical que en este caso aparece como azul. El hecho de que en este caso las dimensiones tengan estos colores con sus correspondientes significados, no impide que en otras situaciones o planos de evolución los dos planos puedan mostrarse al revés de forma que el plano horizontal sea azul y el vertical rojo.

En el dibujo derecho también se puede apreciar que las dos figuras apuntan hacia la periferia una hacia arriba y otra hacia abajo, pero eso, no significa que la figura que apunta hacia abajo se deba relacionar con el mal, porque el mal no surge de la dirección a donde apuntan las figuras sino de la densidad en donde se encuentra su capacidad de decisión es decir de donde se encuentre su cabeza. Es lo mismo que ocurre en el planeta Tierra, porque todos sus habitantes apuntan sus pies hacia el centro y su cabeza hacia el exterior, eso significa que el cielo o la zona menos densa siempre es la que se sitúa en el exterior tanto si es abajo como si es arriba. Dicho de otra forma, el hecho de que desde nuestro punto de vista una figura aparezca mirando hacia abajo y otra hacia arriba solo es aparente, porque en realidad las dos miran hacia arriba desde el punto de vista del esquema igual que todos los habitantes de la Tierra miran también hacia arriba con independencia de si están en el hemisferio norte o en el hemisferio sur. Esto significa, que el mal debe relacionarse con la zona más densa que es la que corresponde al núcleo de los esquemas y el cielo se puede relacionar con la periferia menos densa, esto es así, porque aunque todos los colores son benignos en su esencia, la energía y la densidad que son comunes en el núcleo hacen que sea más fácil cometer errores y por lo tanto es más fácil caer en el mal. Estos esquemas ayudan a entender, que desde un punto de vista moral la justicia debe ser el eje de nuestra conducta porque es lo que corresponde a la dimensión azul y menos densa a la que apunta la cabeza del dibujo.

En el dibujo izquierdo la cabeza es roja para representar que en el plano horizontal existe más riesgo de que el gobierno pueda ser más injusto en proporción que el resto de la sociedad, porque la cabeza que simboliza al gobierno aparece en rojo, y el cuerpo que representa a la sociedad gobernada aparece en azul. Esto es normal, porque la parte gobernadora es masculina y la parte gobernada es femenina simbólicamente. En realidad a todas las personas les conviene tener la justicia como eje de su conducta con independencia del poder que puedan tener, sin embargo, es cierto que en el núcleo de gobierno existe un mayor riesgo de que se concentre el mal, esto no sucede porque eso tenga que ser algo natural u obligatorio, sino porque quienes lo tienen se encuentran en una situación de mayor ventaja con respecto al resto de la sociedad, el poder acumulado hace que sea un poco más difícil que los mecanismos sancionadores puedan actuar. Pero no nos debemos equivocar, porque eso, no significa que estén libres de riesgo por lo que puedan hacer, porque cuanto mayor es el poder, mayor es también la ambición de quienes lo ostentan o lo quieren ostentar, y son muchos los reyes que creyéndose invencibles fueron asesinados poco después de ser coronados.

También hay que aclarar, que en los dibujos, el esquema izquierdo representa el plano horizontal y rojo en general, pero a su vez se subdivide en dos planos uno vertical y otro horizontal, en este caso el vertical es rojo y el horizontal es azul. El esquema derecho representa el plano vertical y azul en general, pero a su vez también se subdivide en dos planos, el horizontal en rojo y el vertical en azul, es decir al revés que en el esquema anterior. Esto es posible, porque las dos dimensiones de la cruz universal pueden girar. En el esquema izquierdo que también representa la dimensión roja y horizontal, el elemento de gobierno está dirigido por el polo positivo o masculino porque es el que ocupa la línea vertical central y representa el mando desde el punto de vista material o político. El dibujo derecho está dirigido por el lado negativo o femenino, porque es el color azul el que ocupa la línea vertical central y representa el poder espiritual. De este modo, el dibujo izquierdo representa el gobierno de la materia en la dimensión roja y horizontal, y el dibujo derecho representa el gobierno del espíritu en la dimensión azul y vertical. Esto es así, porque el color o polo sexual que ocupa la línea vertical, es también el que gobierna el conjunto.

Si observamos el dibujo de la ciudad compacta se puede comprender mejor el simbolismo representado por el dibujo izquierdo y su gobierno sobre la parte material, porque el núcleo de la ciudad contiene la sede del gobierno, pero al mismo tiempo se extiende más arriba que las estructuras de la zona horizontal o gobernada, de este modo se simboliza, que el poder político está ocupando la línea vertical pero gobernando la zona horizontal. La forma de una ciudad compacta también se parece a una persona tumbada y con la cabeza más alta que el resto del cuerpo. Este planteamiento se repite en innumerables ejemplos, en los barcos también se pone la oficina del capitán sobre la estructura principal, el sol, tiene un diámetro mayor en la línea vertical que el resto de los planetas, de este modo se simboliza que es el gobernador de todos ellos en el plano material. El dibujo derecho en cambio, se refiere al control sobre la parte inmaterial o espiritual, por eso, es opuesto. El hecho de ocupar la línea vertical que es la que corresponde al liderazgo espiritual nos indica, que la justicia debe ser el eje de nuestra conducta moral, si queremos ser felices. También puede representar aquellos aspectos en los que el lado femenino es el principal, como por ejemplo, la noche, la mujer, la espiritualidad o la filosofía.

La principal finalidad de los dibujos es indicar, que el gobierno entendido desde el punto de vista material o político se representa cuando el elemento de mando o cabeza se dirige hacia el centro del círculo en la dimensión horizontal. En cambio, el gobierno espiritual o filosófico se representa cuando la cabeza o elemento de gobierno se dirige hacia la periferia del círculo en la dimensión vertical. El gobierno de la dimensión material puede resultar más difícil de entender, porque el cuerpo mira hacia el centro del círculo, pero al mismo tiempo la cabeza se extiende de forma minoritaria hacia arriba y abajo más que el cuerpo, ocupando un poco de la línea vertical como si fueran dos letras (T) unidas por la parte superior y puestas en horizontal. Es decir que ocupa de forma mayoritaria la dimensión horizontal, pero al mismo tiempo ocupa de forma minoritaria parte de la dimensión vertical.

El bien y el mal también se pueden representar mediante un esquema. En este esquema el color negro se sitúa abajo representando el mal y el color banco se sitúa arriba representando el bien. En el caso de que se quisiera representar este esquema mediante un círculo vertical como el mencionado con anterioridad, entonces el mal se tiene que situar en el centro, y el bien en la periferia tanto por arriba como por abajo, esto es debido, a que el mal siempre tiene que estar en la zona más densa, porque es la corresponde al entorno que más pude desarrollar la confusión de la que se deriva el mal, por ese mismo motivo el bien, siempre tiene que situarse en la periferia, porque al ser la zona menos densa es más fácil ver a gran distancia y con perspectiva por eso, corresponde a la dimensión espiritual. El esquema vertical es como si fuera un planeta, en ese planeta hipotético, el cielo azul y menos denso siempre se encuentra en la periferia tanto por arriba como por abajo, y la zona terrestre, densa y roja, siempre se sitúa en el centro. Es cierto, que el color más representativo del centro es el rojo, pero la razón de que en este caso se convierta en negro, es porque cuando el color rojo se excede tratando de ocupar el lugar del azul, entonces aparece el materialismo y el mal que se representa con el color negro. Este color es el más adecuado porque es el que mejor representa, la confusión, la ignorancia y la oscuridad mental que acaban sufriendo quienes se adentran en el mal.

Podría decirse, que le motivo por el que los espíritus han construido un cuerpo en el que poder reencarnarse, es porque necesitan vivir en la materia para ser felices, porque el espíritu solo es energía en su mayor parte y necesita la materia para poderse complementar, cada uno representa un polo del universo, uno es vertical y otro es horizontal, uno es masculino y el otro es femenino, uno es energía y el otro es materia, y solo con su unión o matrimonio se genera la felicidad. Pero para poder lograr este objetivo, primero es necesario domesticar la materia porque es como el fuego rápida, cálida y vertiginosa, y si no se aprende a controlar puede quemar las manos de quien la maneja. El fuego se asocia con el mal o el infierno, porque cuando una persona no es capaz de controlar la materia se produce el error que lleva al materialismo y al mal, ese materialismo produce un dolor que es semejante a quemarse las manos porque el materialismo pertenece a la misma dimensión que el fuego o el calor.

Toda la evolución humana se basa desde cierto punto de vista en el esfuerzo del espíritu por aprender a controlar la materia para poder vivir en ella, primero mediante el diseño y construcción de un cuerpo material y después con el diseño y construcción de la civilización. Cuando el control de la materia se consiga completar, el mundo material podrá igualar en virtudes al mundo espiritual, entonces el mundo tendrá una civilización material, pero firmemente asentada en los principios espirituales.

35 REALIDAD INMEDIATA Y CÍCLICA ENTRE LOS ANIMALES

Un ejemplo de como la realidad presente pude entrar en conflicto con el concepto cíclico es la depredación, porque desde un punto de vista cíclico, es decir un punto de vista que defienda la justicia ante todo como consecuencia del carácter cíclico del universo, la naturaleza podría haber optado porque no existieran los animales depredadores, sin embargo, si tenemos en cuenta la realidad inmediata que también se podría llamar el interés inmediato del presente, a muchos animales la depredación les puede parecer una solución aceptable, sobre todo a aquellos que siendo carroñeros pueden considerar que no merece la pena esperar a que un animal muera por causas naturales si pueden ellos acelerar ese proceso. La pregunta sería entonces ¿es la depredación un acto de egoísmo motivado por el interés inmediato y personal de los animales, o más bien es la naturaleza la que ha decidido que exista la depredación como medio para mantener la naturaleza limpia? Quizás la naturaleza ha diseñado la depredación como sistema de limpieza para evitar que el territorio se llene de cadáveres, es cierto que para eso ya existen los carroñeros, pero al cazar los depredadores animales vivos pueden evitar que los animales muertos queden abandonados con el riesgo que eso supone de provocar infecciones, en ese caso sería como si la naturaleza se comiera a sí misma como modo de limpieza, es como una serpiente que se mordiera la cola. Afortunadamente en eso los seres humanos son distintos de los animales, porque pueden usar la tecnología para resolver todos sus problemas biológicos y medioambientales.

La depredación también sirve como eutanasia, al seleccionar antes a los animales ancianos y débiles sobre los jóvenes y fuertes. Hay que tener en cuenta, que si no existieran los depredadores la naturaleza estaría llena de animales enfermos o con deformaciones genéticas y mientras vivieran podrían contagiar esas enfermedades al resto de congéneres o transmitir sus defectos genéticos a las futuras generaciones. Esta podría ser la causa por la que es bastante común que en las épocas de reproducción los machos se enfrenten por conseguir a las hembras, de este modo se garantiza que solo los especímenes más fuertes y sanos se puedan reproducir garantizando así que los enfermos o portadores de defectos genéticos no puedan tener descendencia. Esto puede parecer cruel, pero garantiza una vida más sana y feliz para las futuras generaciones.

En realidad, la especie humana ya casi ha alcanzado la perfección genética si nos referimos a aquellos especímenes racialmente más avanzados y libres de enfermedades genéticas, por eso, en la actualidad, el mayor freno para que todos los ciudadanos del mundo puedan beneficiarse de ese progreso son los portadores de enfermedades hereditarias, por eso, sería ideal crear un programa mundial para la erradicación de todas las enfermedades genéticas de toda la Tierra. Es evidente que lo ideal sería erradicar todas las enfermedades, pero la diferencia es que las enfermedades hereditarias son bien conocidas pero no siempre se actúa como se debiera contra ellas.

Si consideramos que la naturaleza creó la depredación con el fin de cazar a los animales más viejos, entonces la muerte de las crías debería considerarse un lamentable accidente, porque una vez que la naturaleza diseña un animal para cazar lo lógico es pensar que este no va a diferenciar entre un animal viejo y uno joven, porque para él solo existe diferencia entre los más fuertes y los más débiles. En cualquier caso, si se trata de buscarle una utilidad, la caza de las crías también podría servir como en los ejemplos anteriores para que sobrevivan los más sanos o inteligentes de cada especie o edad, porque serían estos los que mejor podrían escapar de sus perseguidores.

Los depredadores nunca buscan a los animales más fuertes y sanos cuando van a cazar, porque no quieren sufrir heridas mientras lo hacen, de ese modo, al cazar a los más viejos o enfermos, realizan una labor de limpieza para el medio ambiente. Los seres humanos en cambio, disponen de tecnología que permite eliminar los cadáveres rápidamente y sin ningún tipo de conflicto, esto demuestra que el principal factor que provoca conflictos entre los animales no tiene por qué existir en la especie humana. También es fácil crear métodos para erradicar las enfermedades hereditarias de forma pacífica usando la tecnología, pero en el caso de los animales lo difícil es saber si los depredadores cazan como consecuencia de su propio interés, o si es la naturaleza la que les ha motivado a hacerlo para que sirvan como medio de limpieza, porque quizás con la acción de los carroñeros hubiera bastado para conseguir ese objetivo.

La verdad es que los animales no pueden comprender conceptos complejos como el carácter cíclico del universo o la justicia total, se mueven principalmente por dos fuerzas, una es el interés inmediato o personal y otra es la influencia que la naturaleza pueda ejercer sobre ellos, pero como la voluntad de los animales también puede influir en parte sobre su propio destino es muy difícil saber hasta qué punto las circunstancias de su vida son la consecuencia de su propia voluntad o si la naturaleza es capaz de imponer un concepto cíclico y a largo plazo en ellos. Lo razonable es pensar que debe de existir un equilibrio entre lo que depende de su voluntad y lo que depende de la naturaleza, lo difícil es determinar qué parte de su comportamiento es erróneo y depende de su voluntad y qué parte es correcto como consecuencia de la influencia que la naturaleza ejerce sobre ellos, porque igual que los seres humanos cometen errores los animales no son en eso una excepción.

Si se considera que la depredación es una actitud necesaria y favorecida por la naturaleza, entonces, el dilema filosófico sería ¿por qué la naturaleza escoge un remedio que puede producir sufrimiento para solucionar el problema de la limpieza de los cadáveres del medio ambiente en lugar de elegir a los animales carroñeros? La respuesta puede estar en lo que podríamos llamar accidentalidad natural, es decir que sería la consecuencia de la incapacidad que la naturaleza tiene de controlar todas las circunstancias que la rodean sin que se produzcan accidentes o errores. Uno de los ejemplos puede ser la depredación y los animales cazadores, debido a que la naturaleza consideraría que es mejor aceptar algo de sufrimiento para las presas a cambio de tener el beneficio de un entorno natural perfectamente limpio. En este caso, se consideraría que el sufrimiento es accidental, porque los animales no pueden saber perfectamente cuando van a morir o donde, por eso, sería necesaria la depredación, esto sería cierto, pero suponiendo que usar exclusivamente a los carroñeros no fuera tan eficiente. En este caso, la accidentalidad se debe a que la naturaleza se ve obligada más allá de lo que sería deseable a usar un sistema que causa sufrimiento, al no ser capaces los animales de resolver el problema de otra forma. Los humanos en cambio sí pueden solucionar el problema de la limpieza del medio ambiente sin necesidad de conflicto alguno, porque usando la tecnología pueden hacerse cargo del problema directamente.

Otro ejemplo de accidentalidad natural serían los innumerables accidentes que se producen en la vida sin que sea posible evitarlos. O cuando una persona dominada por el egoísmo se vuelve malvada, esto también es en parte un accidente, porque su conducta es la consecuencia de un error al no ser capaz de comprender que la actitud equilibrada es la mejor en casi todas las situaciones de la vida.

Muchas situaciones de la vida estarían controladas por la dimensión vertical, azul y recta, que representa aquello que es rígido y constante y es la que está más relacionada con las leyes universales, y luego estaría la dimensión horizontal, roja y circular que representa a todo aquello que está sujeto a la casualidad, la voluntad, la excepción o el accidente. Esto significa, que en la dimensión azul no existen los accidentes ni el error como consecuencia de su rigidez, y solo existen en la dimensión roja caracterizada por la variabilidad y la inconstancia. Los accidentes no se pueden erradicar completamente, porque son la consecuencia de la necesidad que tiene la naturaleza de regenerarse continuamente, porque con la regeneración del universo llega el olvido y con el olvido del pasado llega el error y el accidente. Con cada nuevo día el tiempo se renueva, lo mismo ocurre con cada mes, cada año, o cada ciclo cósmico, lo mismo con cada vida humana o cada espíritu cada vez que se reencarna. Una característica propia de la renovación es el olvido, porque olvidar es necesario cuando un ciclo termina para poder completar la renovación.

Es útil recordar mientras dura el periodo para el que sirve ese recuerdo, pero también es útil olvidar cuando ese periodo termina, porque hay recuerdos que solo sirven durante una vida humana pero hay otros que sirven durante todo el ciclo cósmico, como consecuencia del olvido surge la ignorancia y como consecuencia de la ignorancia se crea la posibilidad de cometer errores y sufrir por ello. Sin embargo, esto no es algo que tenga que pasar de forma indefinida, porque cuando las civilizaciones terminan su evolución se ponen en sintonía con las grandes verdades universales y logran cerrar el círculo de los errores. Una vez que la sociedad llegue a esta situación, podrá usar su alto nivel tecnológico para conseguir que la inmensa mayoría de los accidentes que ahora se producen dejen de existir. En el futuro, también se podrán evitar las situaciones que provocan los conflictos entre los animales, porque mediante el uso de la tecnología la humanidad podrá cerrar el círculo de las necesidades vitales. Una vez completado el progreso tecnológico, solo quedará completar el progreso moral, para que el mundo pueda entrar en una era de paz global.

36 LA COMIDA Y LAS EXCEPCIONES

En el universo existe la norma, para referirse a las cosas que es más adecuado hacer en la mayoría de las ocasiones, pero también existe la excepción, para aquellos supuestos excepcionales en los que es correcto actuar de forma diferente. Por eso, hay quien podría pensar, que puesto que en el universo existen las excepciones justificadas a la norma y esas excepciones se dividen entre la excepción como representante de la dimensión roja y vertical y la norma como representante de la línea azul y horizontal, entonces, también se podría considerar que el consumo de carne podría estar dentro de estas excepciones. Pero eso no tiene por qué ser así necesariamente, porque no debemos hacer todas las excepciones posibles sino solo aquellas que tienen sentido. A lo largo de la historia son muchas las poblaciones humanas que han vivido alimentándose casi exclusivamente de vegetales y otras que han vivido alimentándose casi exclusivamente de carne. También hay animales exclusivamente vegetarianos y otros exclusivamente carnívoros. Esto demuestra, que es posible vivir solo de uno de estos dos recursos siempre y cuando el cuerpo logre adaptarse a ello.

En el caso del ser humano, a lo largo de la historia sus fuentes de alimentos han sido principalmente de origen vegetal aunque en cantidades más pequeñas también hayan consumido animales. Desde un punto de vista ecológico es preferible consumir vegetales porque la naturaleza necesita mucha menos energía para producirlos. Tampoco tiene sentido decir que la carne es necesaria por sus minerales o energía, porque hoy en día existen productos vegetales ricos en cualquiera de estos nutrientes. Además, en los países desarrollados lo que hace falta no es aumentar la capacidad calórica de los alimentos sino reducirla, por el grave problema de sobrepeso que existe, y para conseguirlo la alimentación vegetal es ideal. Por estas razones considero, que en el futuro, la alimentación de la población será completamente vegetal en la Tierra, y de diseño artificial en el espacio, porque siempre es mejor alimentarse de vegetales antes que de animales si se quiere tener un mundo en paz.

La muerte de animales mediante la depredación quizás tenga sentido para que los depredadores limpien la naturaleza de animales viejos o enfermos, pero si se trata de concienciar a todos los ciudadanos de la importancia de no matar para vivir en paz, entonces lo mejor es rechazar completamente la matanza de animales y el consumo de carne como fuente de alimentación. Simbólicamente la matanza de animales está relacionada con la guerra y el consumo de vegetales con la paz, por eso, si se quiere favorecer que la paz sea completa en el mundo el consumo de vegetales es la única solución.

Si lo analizamos desde un punto de vista metafísico, entonces la parte de la comida correspondiente a la dimensión roja puede ser aportada por las comidas saladas, y la parte correspondiente a la dimensión azul puede ser aportada por las comidas dulces, de este modo se puede conseguir el equilibrio alimenticio sin necesidad de abandonar una alimentación completamente vegetariana. El resto de sustancias alimenticias como las grasas, las proteínas o las vitaminas se encontrarían simbólicamente entre los dos colores mencionados.

Una sociedad que quiere vivir en paz debe rechazar las drogas como el alcohol, porque estas sustancias no son un alimento, sino un producto químico que crea adicción y destruye el cerebro, por eso, deben ser rechazadas del todo y sin excepción. No tiene sentido usarlas como medio de estimulación porque para eso ya existen multitud de alimentos naturales que son agradables sin ser dañinos o alucinógenos.

La verdadera felicidad solo puede surgir de la cordura y el uso de la ciencia, porque viviendo con salud y en armonía con la naturaleza son muchos los métodos que se pueden encontrar para ser felices. La gente debería tener en cuenta, que la máxima felicidad solo se puede alcanzar cuando se hace uso de la inteligencia, pero aquellos que dañan su cerebro con el alcohol y las demás drogas pierden esa capacidad y quedan limitados solo a los estímulos que puedan obtener mediante los sentidos simples del cuerpo. Por eso, al estar limitados solo a estos sentidos físicos algunos drogadictos llegan a cometer delitos pensando que el dinero va a compensar el daño muchas veces irreversible que han causado en su cerebro. Además, las drogas destruyen las relaciones afectivas y hacen que un drogadicto se comporte como un psicópata con el resto de los ciudadanos llegando incluso a estar dispuestos a cometer robos o violaciones solo para conseguir sus objetivos. Por eso, la ley debe respetar el libre albedrío, pero también debe rechazar cualquier tipo de atenuantes penales para quienes cometan delitos bajo sus efectos con el fin de enseñar a los ciudadanos que el derecho de uno termina donde empieza el derecho de los demás. Si la ley actuara así, los ciudadanos que consuman drogas se verían obligados a tener en cuenta no solo los daños que estas puedan causar a su salud, sino también el castigo que la ley les impondría por los excesos que puedan cometer bajo sus efectos. Sería por lo tanto un sistema disuasorio doble.

37 EL DILEMA DE LOS FILÓSOFOS

En varios de mis libros he tratado de explicar con detalle todos los pormenores de la teoría de las excepciones de la justicia, la razón de hacerlo no es porque crea que es cierta necesariamente, sino porque desde el comienzo de los tiempos es común tanto en los animales como en las personas que la mayoría no sean justos de forma completa, aunque solo una minoría de ellos lleguen a convertirse en canallas o criminales. Esta es la razón por la que es necesario tratar de comprender si puede tener un sentido científico o social. También es bueno estudiar todos sus detalles para intentar explicar de forma metafísica por qué ocurre y como se puede controlar. Porque la verdad es que la mayoría de la gente no es justa siempre aunque no lo quieran reconocer. Es decir, que de lo que se trata en definitiva es de intentar averiguar la diferencia entre el bien, el mal, la justicia y la injusticia desde un punto de vista científico, para que podamos controlarlo y entender cuáles son los límites en los que nos podemos mover.

No sé con seguridad, si el destino de la humanidad es ser completamente justa o es ser justa con excepciones, pero mi conclusión es que, en cualquier caso, la justicia tiene que ser el eje de la conducta moral para que las personas puedan convivir de forma estable. Yo creo, sinceramente que la justicia total es preferible, porque el hecho de que en el pasado la justicia total no se haya aplicado de forma general en la sociedad puede deberse a que un mundo en proceso de evolución solo es capaz de comprender las circunstancias con una perspectiva muy inmediata y corta de tiempo, lo que impide que se puedan entender las circunstancias de forma global o pensando en el futuro. Esto es así, porque los seres primitivos no tienen los conocimientos suficientes para poder comprender las consecuencias que tiene sobre nuestras vidas el carácter cíclico del universo. En cualquier caso, aquellos que prefieren la justicia total, pueden considerar que la compensación que supone el carácter cíclico del universo, la defensa propia, y los frutos de la tecnología, puede ser suficiente para ser felices, porque aquellos que admiten excepciones a la justicia quizás puedan obtener más recursos materiales en el presente, pero también se arriesgan a sufrir las consecuencias de equivocarse y provocar una reacción en contra de aquellos a quienes hayan podido perjudicar por su actitud injusta, esto haría que tuvieran más cosas materiales pero menos felicidad.

Defender la justicia total también resulta cómodo y sencillo como filosofía moral, porque al usar una actitud fija y defender la misma actitud en todos los supuestos no es necesario decidir en qué situaciones pueden justificarse las excepciones de la justicia y en cuáles no porque se defenderían en todos los supuestos, de este modo no se corre el riesgo de equivocarse. Para quienes piensan así la cuestión es sencilla, porque consideran que esta actitud es la mejor porque reduce el riesgo de caer en el mal en comparación con aquellos que admiten excepciones. Quienes defienden la justicia total seguramente pensarán que esta actitud es necesaria para que una sociedad esté completa en el aspecto moral. Es decir que para ellos sería lo que marca la diferencia entre lo primitivo y lo evolucionado.

En cambio, quienes defienden las excepciones de la justicia podrían decir, que la diferencia moral que hay entre una persona evolucionada con respecto a otra que no lo es, consiste en que una persona con una conducta moral primitiva no sabe diferenciar la injusticia del mal. Esto sería importante, porque desde el punto de vista de la teoría de las excepciones de la justicia se considera que la injusticia por sí misma no es perniciosa socialmente si se hace dentro de unas reglas establecidas. Por eso, ellos aceptan las excepciones de la justicia, pero rechazan el mal porque lo consideran la consecuencia de dejarse dominar por la tiranía y la vanidad, esto, para ellos, sería lo que marca la diferencia entre lo primitivo y lo evolucionado.

Hay quien puede pensar, que defender la justicia total es una actitud radical e intransigente por no admitir excepciones, porque si la justicia corresponde a la dimensión cristalina y azul, y la injusticia corresponde a la cálida y roja, entonces, negarse a usar las dos opciones podría ser un error al no combinar ambos aspectos dimensionales. Pero eso depende de las circunstancias, porque es cierto que por lo general se deben aceptar las excepciones a la norma pero solo en aquello que tiene sentido, porque en el mundo, se han producido muchas veces comportamientos degenerados que deben ser rechazados siempre. En esos casos, al existir una sola opción, no tendría sentido que entrasen en acción las reglas de la norma y la excepción. La cuestión entonces es averiguar si en este caso es correcto aceptar excepciones o no, por eso, ante la duda, yo me inclino por defender la justicia total.

Tampoco sé con seguridad, si mi posición al respecto se puede derivar de mi especial dedicación a la filosofía, porque es indudable, que para poder profundizar en la naturaleza metafísica de las cosas, es mejor defender la justicia total como medio para incrementar la concentración mental. Esto es debido, a que el filósofo se mueve principalmente en la dimensión espiritual, femenina, rígida y vertical de la naturaleza, que es la que corresponde a la justicia y también es la que considera el universo en su globalidad. Pero las excepciones de la justicia están conectadas con la dimensión solar, masculina, cálida y horizontal que se concentra en las circunstancias del presente. Esta dimensión actúa sobre todo en las personas que viven su vida de forma menos concentrada y más física, es decir que actúa sobre la mayoría de la población. Porque la gente normal vive la vida de forma muy extrovertida y con su mente mucho más dispersa y fundida con el resto que los filósofos, porque ellos necesitan salirse de la opinión general para poder descubrir ideas nuevas. El problema para los ciudadanos normales es que con un nivel de concentración tan bajo el control que el instinto o la dimensión inmediata del tiempo tienen sobre las personas es mucho mayor que en el caso de los filósofos porque ellos son especialistas de la mente, esto se debe, a que su mayor concentración les permite comprender mejor la mecánica esencial de la naturaleza de forma global y a largo plazo.

Por lo tanto, el dilema es saber, si los filósofos suelen defender la justicia total y sin excepciones porque tienen las pruebas para pensar así, o en cambio, es la consecuencia de realizar una tarea diferente a la que realiza el conjunto de la sociedad. También hay que tener en cuenta, que a un filósofo le conviene ser justo porque así se aleja de los posibles conflictos comunes en el hombre, esto le permite dedicarse a su tarea filosófica sin el inconveniente de tener que preocuparse de que alguien pueda interrumpir su trabajo o su concentración por haber realizado algo injusto en el pasado. Es decir que las conductas injustas, en este caso corresponderían solo a quienes estarían viviendo en la dimensión roja y horizontal en la que es común tener la mente dispersa y dedicada sobre todo a los acontecimientos inmediatos del tiempo. En cambio los filósofos, estarían concentrados en la dimensión vertical, espiritual y azul que se refiere principalmente a las cuestiones globales y universales. Para ellos es más cómodo pensar así, porque es evidente, que con la conciencia tranquila siempre será más fácil que la mente pueda volar hacia el mundo espiritual más allá del tiempo y el espacio presentes. Además, a los filósofos les conviene defender la justicia total, porque solo quien es justo puede tener una perspectiva adecuada de las cosas y está capacitado para juzgar a quien no lo es. Solo quien es justo puede descubrir a los demonios aunque se disfracen de líderes políticos o religiosos.

También es posible, que la clave del dilema se encuentre en saber separar la injusticia de la tiranía, es decir que según ese supuesto, la injusticia estaría bien de forma excepcional, pero sin entrar en el plano de la tiranía, porque entonces se generaría el mal. Si eso fuera cierto, entonces el comportamiento injusto que es común tanto en las personas como en los animales sería correcto en algunos supuestos, porque sería la consecuencia de aplicar las dos dimensiones de la vida, la cálida horizontal que lidera el presente y favorece la injusticia, y la rígida o vertical que lidera el futuro y favorece la justicia. Esto significa, que en aquellos supuestos en los que la injusticia estuviera desprovista de tiranía y se encontrase dentro de la legalidad, las consecuencias de esa injusticia serían secundarias y no generarían reacciones en defensa propia de otras personas, excepto en aquellos casos en los que se salieran de estos supuestos por error.

Si esto fuera así, entonces la explicación del dilema estaría en que para que la conducta injusta tenga sentido solo debe hacerse de forma excepcional y no entrar en el terreno de la vanidad o la tiranía. Además, la justicia y la injusticia se deberían organizar en forma de mayorías y minorías o norma y excepción. Es decir que los planteamientos que en un principio serían generales o iguales, se tendrían que definir con posterioridad en sistemas de mayorías y minorías al adaptarse a las dimensiones vertical y horizontal. El hecho de que el liderazgo moral forme parte de la dimensión vertical que es en donde se encuentra la justicia, determina que sea esta la que deba predominar sobre la conducta moral, es decir que los posibles actos de injusticia solo podrían ser algo excepcional y se concentrarían en los órganos de poder que lideran la excepción en la dimensión masculina y horizontal, porque en la dimensión horizontal o masculina tienen predominancia los aspectos del poder político o material, o dicho de otra manera, hay más riesgo de que aparezca la injusticia en este lugar, porque el poder facilita la posibilidad de actuar de forma injusta aunque eso no significa que el hecho de ser político implique ser injusto necesariamente, porque en realidad para ellos, como para el resto de los ciudadanos, la justicia es la mejor opción como norma moral. También hay que tener en cuenta, que de acuerdo a esta teoría, para que las excepciones de la justicia no provoquen efectos graves y desaconsejables a quien los provoca, es necesario mantenerse siempre dentro de la legalidad.

Según estos supuestos, la injusticia sería correcta cuando es como excepción y no lleva asociada la tiranía o la delincuencia, porque entonces surge el mal. Porque el mal es en realidad un desequilibrio que ocurre cuando por error le damos un valor excesivo a la dimensión masculina o material sobre la femenina o espiritual, o a la parte roja de la vida sobre la azul. El mal es, en definitiva, la consecuencia de desequilibrar los dos aspectos dimensionales que deben regir nuestras vidas, porque solo cuando la dimensión masculina y femenina se encuentran en equilibrio surge la vida representada por el color verde. Si esto fuera verdad, entonces la clave no consistiría en enseñar a los ciudadanos a ser justos del todo, sino en enseñarles a ser justos como norma general, pero sin dejarse dominar por la vanidad. Porque con independencia de la riqueza que podamos alcanzar, no debemos olvidarnos nunca de vivir con dignidad o de la importancia que tienen las pequeñas cosas. En el mundo, existen dos formas de riqueza una es la espiritual y otra la material, la riqueza espiritual solo se adquiere cuando se vive con justicia y dignidad. Hay gente que cree que todos los pobres son decentes y todos los ricos son unos canallas, pero eso, no tiene porqué ser cierto necesariamente, es cierto que la pobreza puede favorecer la humildad y la riqueza puede favorecer la vanidad, pero no lo garantiza, porque la riqueza espiritual pueden estar o faltar en todas las personas con independencia de los bienes materiales que puedan tener.

Por eso, en el mundo podemos ver personas que son pobres en el aspecto material, pero en cambio son ricas en el aspecto espiritual, y también hay personas que son pobres en el aspecto material y también lo son en el aspecto espiritual, porque en contra de lo que mucha gente cree, la pobreza no otorga la dignidad, y son muchos los pobres que viven así porque son unos canallas y por eso, su vida ha terminado de ese modo. La riqueza material también puede favorecer la arrogancia y el mal, porque el éxito puede hacer bajar la guardia tanto a las personas como a las naciones y eso también lleva a su destrucción. Por eso, es absurdo que un rico critique a un pobre solo por el hecho de serlo, porque puede ser rico en dinero, pero al mismo tiempo puede ser pobre en dignidad, y muchas veces ocurre, que la falta de dignidad provoca que el rico sea menos feliz que el pobre a pesar de todo su dinero.

Aunque esto es cierto, tampoco significa que el hecho de tener riqueza material provoque la vanidad necesariamente, todo depende de cómo se administre, porque son muchos los ricos que están obsesionados por acumular dinero, pero no lo hacen por vanidad, sino por miedo a volver a la pobreza de la que proceden. Esto significa, que si la sociedad le diera más importancia a la igualdad que al crecimiento económico, seguramente tendría una clase dirigente con mucho menos miedo a perder sus riquezas, y en consecuencia tendría menos interés en acumularlas.

En cualquier caso, debemos tener en cuenta, que en el universo no hay nadie que posea todos los conocimientos o la seguridad absoluta de todo. Por eso, es absurdo crear mitos a los que adorar o convertir las personas en dioses, porque en el mundo hay muchas personas que pueden ser expertas en algo, pero no hay nadie que sea experta en todo, porque incluso quienes son expertos en algo tienen siempre un nuevo sendero que explorar en su investigación en el que son ignorantes, porque por muchos niveles de sabiduría que hayan pasado siempre les quedarán otros nuevos por superar, por eso, incluso los filósofos más sabios dudan de muchas cosas, igual que el resto de los ciudadanos.

38 LAS DOS FORMAS DE KARMA

Toda acción tiene una reacción, y toda acción de un ser vivo contra otro tiene una consecuencia que actúa como reacción a la primera. En el universo, esta reacción tiene dos formas de manifestarse, una es la inmediata que actúa en el presente a través de la defensa propia, y otra es la que se deriva de la naturaleza repetitiva del cosmos y se manifiesta en el futuro. Los hinduistas, a este fenómeno de la naturaleza le llaman karma. La naturaleza repetitiva del cosmos determina que al final, todos los seres vivirán todas las vidas y en consecuencia los verdugos también vivirán las vidas de sus víctimas.

La reacción en defensa propia o derivada de la acción policial es la que corresponde al karma del presente, es decir a las consecuencias que durante la vida pueden tener nuestros actos. Desde el nacimiento, todas las personas están expuestas a la ignorancia y como consecuencia de esa ignorancia se puede producir un desequilibrio emocional que da lugar al mal, ese desequilibrio puede generar conductas delictivas y como consecuencia de ellas provocar la reacción defensiva de la sociedad contra aquellos que actúan de esa manera. El karma del presente también se puede asociar con las consecuencias desagradables que puede tener una conducta equivocada aun sin llevar asociado un comportamiento maligno, porque una conducta errónea nos puede hacer sufrir simplemente por estar equivocada. Esto significa, que el karma lo mismo puede ser positivo, cuando acertamos, como negativo, cuando nos equivocamos. Los vicios, los prejuicios, o la degeneración moral que podamos adquirir en esta vida no tienen porqué pasar a la siguiente necesariamente, porque una vez el espíritu se desprende del bagaje de creencias que forman la personalidad de la pasada vida puede comenzar una nueva vida limpio de esas creencias, porque la mayoría de esas creencias se quedan en el cerebro del cuerpo muerto que se ha abandonado. Sin embargo, después de la muerte del cuerpo, los espíritus conservan durante un tiempo parte de su anterior personalidad y sus recuerdos para hacer que el paso de una vida a la otra resulte más fácil, pero es necesario que se desprendan de todos sus prejuicios para poder recuperar la totalidad de sus capacidades espirituales y sus recuerdos de las pasadas vidas. Cuando alcanzan esta situación y los espíritus quedan limpios del lastre de los errores pasados, entonces ya están listos para iniciar una nueva reencarnación. Por eso, los niños parecen tan puros, porque aún no se han ensuciado con los prejuicios propios de este mundo.

Cuando un niño nace, su personalidad va a estar determinada por tres factores, el primero es su nivel de evolución espiritual, el segundo es el nivel de evolución y la calidad genética del cuerpo en el que se reencarna, y el tercero es la calidad de la educación que pueda recibir. El nivel de inteligencia espiritual es la consecuencia de todo lo que ha aprendido en sus reencarnaciones pasadas y por eso, es lógico que los espíritus que más tiempo lleven reencarnándose como personas más evolucionadas estén. Después de la muerte del cuerpo, los espíritus se desprenden de la personalidad anterior con todo su bagaje de recuerdos y prejuicios adquiridos en esa vida, pero se conservan aquellos conocimientos puros y verdaderos que pueden ser útiles para las siguientes vidas, la decisión de cuáles de esos conocimientos se deben de conservar depende de la sabiduría del espíritu, porque no debemos olvidar, que una vez el espíritu logra recordar sus pasadas vidas, adquiere una sabiduría mayor que la que tenía como hombre, por eso, las creencias equivocadas de esa vida son rechazadas inmediatamente.

La calidad del cuerpo, es la consecuencia del grado evolutivo que haya podido alcanzar, pero también depende de lo limpio que pueda estar de enfermedades genéticas hereditarias. Dentro de cada animal o de cada persona, existe un enorme conocimiento científico superior que ha sido necesario para crear ese cuerpo, ese conocimiento se encuentra guardado en la memoria espiritual, pero, en su mayor parte, solo se utiliza después de la muerte para mejorar genéticamente las razas. Esta situación solo es algo temporal, porque el destino de la civilización es terminar, con el tiempo, igualando la sabiduría del cuerpo o del espíritu. Por último, está la educación que se recibe en la vida, por eso, es muy importante que durante la infancia los padres no permitan que el mal crezca en sus hijos, porque al principio es fácil moldear su personalidad, pero una vez se hacen adultos es muy difícil cambiarla. No es mejor padre el que consiente todo, es mejor padre el que no permite que su hijo se convierta en un canalla.

A lo largo de sus distintas reencarnaciones es fácil que un espíritu caiga en el mal y salga de él varias veces, porque eso depende más de los errores y vicios que se adquieren durante la vida humana que de lo que se lleva guardado en el espíritu. Eso significa, que una vez los espíritus se liberan de la personalidad de su pasada vida quedan limpios del mal porque esa conducta degenerada está ligada solo a la personalidad de esa vida y no a la espiritual. Una vez se desprenden de ella y logran recuperar su memoria espiritual, entonces dejan de estar condicionados por los prejuicios que provocaron el mal. Esto es posible, porque los espíritus solo guardan en su memoria espiritual los datos útiles y de calidad que hayan ido aprendiendo y desechan los que no sirven. El mal, por lo tanto, es dejado atrás, por ser la consecuencia del error y la ignorancia que es propia de los mundos primitivos cuando no saben manejar la materia correctamente. Es decir que el mal es simplemente un desequilibrio moral derivado de la ignorancia que dura lo mismo que la vida humana, por eso, después de la muerte, el espíritu, abandona el mal en el momento en el que se activan los recuerdos de las pasadas vidas y la sabiduría guardada en la memoria espiritual, porque cuando llega a esa situación, y recuerda esos conocimientos, comprende que no tiene sentido conservar esa personalidad desequilibrada.

Sin embargo, ese proceso podría retrasarse incluso varios siglos si un espíritu por alguna razón se niega a desprenderse del lastre que representan los prejuicios de su personalidad anterior. Esto es necesario para poder ascender hacia el mundo espiritual más elevado, porque solo cuando se llega a esa situación es posible recuperar la memoria de las pasadas vidas. Cuando un espíritu se retrasa en este proceso, puede permanecer como un ente fantasmal en una casa encantada mientras tarda en asumir su nueva situación. Cualquier problema que le haya podido ocurrir durante su vida, o la preocupación por los familiares que haya dejado atrás también podrían retrasar ese proceso de ascensión. En cierto modo, el proceso de ascensión también depende del tiempo que tarda un espíritu en reducir su densidad material, porque después de la muerte del cuerpo físico, también hay que abandonar el falso cuerpo fantasmal que se usa para que el paso de una etapa a la siguiente sea más sencillo.

Es como si esto fuera una segunda muerte, porque después de perder el cuerpo físico, el espíritu también tiene que perder su vinculación emocional con la pasada vida. El espíritu, primero tiene que desprenderse del cuerpo artificial que es el fantasma hasta convertirse en la esfera de luz que realmente es. Esto explica en cierto modo la forma del cuerpo humano, porque la cabeza redonda representa al espíritu que alberga, y el cuerpo rectangular representa a la tierra que necesita para completar su manifestación en la materia. El espíritu también representa un pequeño sol masculino porque gobierna el cuerpo desde la cabeza, y el cuerpo representa la tierra femenina porque es gobernada por los impulsos de energía que emite ese pequeño sol. Este sol es el depositario de la sabiduría y la vida del alma que lleva en su interior, y permanecerá aprendiendo sin cesar hasta el final de los tiempos. El alma, es femenina y pertenece a la dimensión recta y vertical, y el espíritu con forma de esfera de energía es masculino y pertenece a la dimensión horizontal. El espíritu, en realidad pertenece a la dimensión masculina y horizontal, pero en determinadas circunstancias también puede representar la dimensión femenina y vertical, esto es debido a que cuando el espíritu actúa como representante del alma o de la espiritualidad, entonces se plantean como una sola cosa. Hay que tener en cuenta, que los planos universales pueden girar e invertirse cuando se trata de niveles evolutivos diferentes sin que esto sea una contradicción, por eso, el espíritu es rojo, circular y masculino, pero la espiritualidad que emana del alma es azul, recta y femenina. Del mismo modo la materia es azul y femenina, pero el materialismo es rojo y masculino, todo depende de las circunstancias.

El espíritu, tiene que desprenderse de los prejuicios que haya podido adquirir en su pasada vida, y después de conseguir esto es cuando realmente adquiere todo su potencial. Este, es en cierto modo un proceso de reducción de su densidad que termina cuando por fin recuerda sus anteriores vidas y la sabiduría adquirida desde el principio de los tiempos. Este proceso, recuerda el método que un globo utiliza para llegar al cielo usando aire menos denso, o como un submarino logra llegar a la superficie del océano cuando sustituye agua por aire. Es decir que solo cuando el espíritu acepta reducir su densidad y alejarse de la materia, es posible cruzar completamente la frontera entre el mundo material y el mundo espiritual.

Pero el hecho de dejar atrás los prejuicios de la pasada vida no es impedimento para que al volver a nacer se adquieran de nuevo otros prejuicios o se pueda volver a caer en el mal de nuevo, eso depende mucho de la educación que se pueda recibir en ese momento, por eso, cuanto más evolucionado está un planeta, menor es el riesgo de que sus habitantes caigan en el mal. Esto significa, que el espíritu guarda en su memoria espiritual principalmente aquellos recuerdos que le van a ser necesarios para progresar como por ejemplo los que se refieren al manejo y perfeccionamiento de los cuerpos en los que se reencarnan. También se conserva un recuerdo genérico de las pasadas vidas, pero esos recuerdos solo se activan después de la muerte para no interferir la vida humana y para que el espíritu una vez se desprenda del cuerpo logre entender la causa de su nueva situación. Todos esos recuerdos forman la llamada inteligencia espiritual y determinan que unos espíritus sean superiores a los otros, porque aquellos espíritus que ahora se encuentran reencarnados en animales por lógica tienen unos conocimientos inferiores a los que se encuentran reencarnados en personas. Del mismo modo, aquellos espíritus que llevan muchos siglos reencarnándose como personas tienen una inteligencia espiritual superior a los que acaban de empezar en la vida humana.

En el karma del presente todos tenemos la responsabilidad de que el mal no se extienda, por eso debemos tener en cuenta, que la severidad de un castigo debe ser proporcional al mal que se quiere combatir, porque el mal, cuando es agudo, solo desaparece cuando el castigo también lo es, y aquellos que se identifican con el mal, consideran un premio o un acto de debilidad que a un crimen grave se le aplique un castigo leve, porque cuando un criminal se identifica con el mal, entonces solo es posible expulsar el mal de su alma cuando el castigo es proporcional al daño causado. Si queremos una sociedad en paz, entonces el mal debe ser erradicado desde la raíz, por eso, el mejor favor que podemos hacer a aquellos que se desvían es demostrarles, que todo acto de tiranía merece un castigo en proporción al daño causado.

No debemos confundir que ser bueno no es lo mismo que ser tonto, una persona buena, es la que evita tratar con crueldad a los canallas y solo usa la severidad que corresponde para revertir el daño causado, el tonto en cambio da a los canallas ventajas que no se merecen creyendo que eso es ser bueno. Por eso, la defensa propia debe ser uno de los medios esenciales para hacer justicia en toda sociedad organizada.

El perdón también es útil, pero debe ser solo para aquellos que demuestran su arrepentimiento y no para los que dicen estar arrepentidos, porque las cárceles están llenas de criminales que afirman estar arrepentidos solo como método para engañar a la ley y salir de la cárcel. El perdón nunca debe actuar en contradicción con el derecho de la sociedad a exigir justicia, por eso, la ley debe asegurarse por encima de todo, de que aquellos que cometen delitos paguen las consecuencias, porque si no fuera así, la población pensaría que el delito compensa y en lugar de disminuir aumentaría. Dicho de otra forma, una vez el daño ya está causado, solo hay dos formas de revertir el castigo, una es que el delincuente logre indemnizar a sus víctimas de forma equivalente por el daño causado, y otra puede ser un arrepentimiento sincero, pero en este caso, la ley debe tener la certeza absoluta e inequívoca de que ese arrepentimiento es real y no va a volver a reincidir, porque de lo contrario, la sociedad terminaría pensando que no hay justicia, entonces la medida de clemencia tendría el efecto contrario al deseado.

La diferencia entre un psicópata y una persona normal, es que un psicópata actúa como si las personas no fueran personas sino objetos, es como si creyera que él es el único ser que existe en el universo, esta actitud es la consecuencia de no haber sido castigado o haberlo sido de forma deficiente por los actos que hacía contra la libertad de los demás durante su niñez y adolescencia. Otras veces el mal se genera cuando un padre consiente todos los caprichos a su hijo, cuando este llega a la edad adulta asume que todo lo que quiera se le tiene que dar y cuando eso no ocurre, entonces puede estallar con furia llegando a estar dispuesto a cometer un crimen para conseguirlo. Esto puede ocurrir cuando los padres actúan con negligencia al educar al hijo, pero también cuando el hijo tiene un carácter mucho más dominante que ellos, eso significa, que si no le educan cuando es niño luego será imposible hacerlo. El hecho de permanecer mucho tiempo viendo como sus actos de maldad no son castigados, es lo que le hace asumir que las personas no son personas sino objetos, la razón de pensar así es, sencillamente, porque los objetos no se defienden. En realidad un tirano sabe muy bien que una persona no es un objeto, pero cuando su víctima no es capaz de evitar el ataque, entonces él actúa como si ella no fuera un ser humano.

El problema es, que si desde su niñez los padres no solo no le han castigado, sino que encima le han defendido de aquellos a los que agredía, entonces él termina asumiendo que las personas, al ser incapaces de defenderse, no son personas, sino solo objetos sin derechos que puede manejar su voluntad. En este comportamiento tienen tanta culpa los padres como los hijos, aunque a estos factores hay que añadir que los genes, cuando son defectuosos, también pueden favorecer este tipo de comportamientos, pero los genes por sí solos no pueden convertir a un hombre en un canalla, solo lo hacen más fácil. Un defecto genético puede hacer que una persona sea más agresiva de lo normal, pero para que alguien se convierta en un canalla no es suficiente con un defecto físico, también es necesario un proceso de degeneración moral.

Cuando un psicópata no es detenido, suele convertir su actividad criminal en un hábito, porque como no reconoce derechos a las personas considera que su conducta criminal es lo mismo que ir a cazar perdices. Por este motivo, lo ideal sería que el consumo de carne y el hábito de cazar desapareciesen por completo de la sociedad, de este modo, se crearía la máxima distancia entre el ser humano y el derramamiento de sangre. Es cierto que no es lo mismo quien caza por necesidad para comer que la conducta criminal de un psicópata que lo hace por desprecio a sus semejantes, pero también es cierto, que no hay tanta diferencia entre matar animales por diversión y matar a otro semejante, por eso, cuanto más se aleje la sociedad del derramamiento de sangre, menor será también la posibilidad de cometer un crimen tanto por el hecho de perder el hábito de matar como por dejar de tener acceso a las armas.

El modo en el que los genes suelen actuar es haciendo a los psicópatas más dominantes de lo normal, quizás por un exceso de hormonas como la testosterona, pero cuando eso va unido a unos padres dotados de poco valor, entonces se crean las condiciones perfectas para que aparezca el psicópata o el maltratador, porque entonces se junta un padre poco dominante con un hijo muy dominante. En realidad, la testosterona puede tener tanto aspectos positivos como negativos, porque puede hacer que aumente nuestro valor y la disposición para luchar y reclamar nuestros derechos, pero cuando eso coincide con una personalidad vanidosa, si no es frenada puede desembocar en una actitud demasiado dominante o despótica. Por suerte, la mayoría de las personas con este tipo de personalidad no llegan a cometer nunca un crimen, porque cuando eso ocurre es porque todos los mecanismos que lo podrían haber evitado han fallado. Cuando una persona con estos desequilibrios de carácter comete un crimen, en la mayor de las ocasiones no es premeditado, lo que ocurre es, que al juntarse su personalidad dominante con un problema que se le interpone optan por recurrir a la violencia. Al tener un carácter vanidoso y dominante, si no es descubierto pronto, puede llegar a creer que esto se debe a su inteligencia, entonces, puede terminar convertido en un asesino en serie al acostumbrarse a esa conducta y hacerla habitual. La verdad es, que los recursos de la policía no son ilimitados, por eso, no siempre que se produce un delito termina en la detención del responsable, pero eso no es la consecuencia de la habilidad que pueda tener el delincuente necesariamente, sino de la suma de muchos factores. Es cierto que un delincuente inteligente es más difícil que sea detenido que uno que no lo es, pero eso no le garantiza que no vaya a ser descubierto, especialmente cuando la conducta criminal es reiterada. Por eso, si un padre quiere a su hijo, debe darle cariño, pero también debe negarse a protegerle cuando hace daño a otros, así evitará que el mal crezca en su interior y acabe encerrado en la cárcel. No es mejor padre el que da dinero a su hijo para que se vaya y no le moleste, y cuando hace algo mal simplemente mira para otro lado para que el hijo le valore más, sino que es mejor el padre que no duda en castigar a su hijo para evitar que se vuelva un canalla, porque solo así podrá hacer de él un hombre de provecho.

Hay quien podría preguntar ¿un niño maltratado también puede convertirse en un psicópata? En mi opinión, el hecho de que un niño sea maltratado no hace que se vuelva un psicópata necesariamente, porque para eso hace falta que sea malvado. Un niño maltratado puede generar una depresión, también puede convertirse en drogadicto o incluso puede desear vengarse de aquellos que le maltratan, pero el simple hecho de ser maltratado no le convierte en malvado y mucho menos en un psicópata. Es cierto que en esto puede haber excepciones como en todo, pero en la mayoría de los casos la conducta criminal es consecuencia del poco interés de los padres por educar a su hijo y no la consecuencia del maltrato. Algunas veces se dan las dos circunstancias al mismo tiempo, es decir que el niño es parcialmente maltratado o no recibe cariño, y con el tiempo termina convertido en un gamberro, pero en este caso, es más importante en el desarrollo de su conducta degenerada el abandono que ha recibido, antes que el maltrato, porque en estos casos suele ser frecuente, que cuando el niño se corrompe y se identifica con el mal, entonces se trata de justificar diciendo que su padre también es uno canalla, pero el mal, en este caso, no lo han provocado los padres sino su propio proceso de degeneración, aunque la pasividad de los padres lo haya favorecido. Es decir que algunas veces un niño se vuelve un canalla porque adopta como modelo el comportamiento de sus padres, pero en este caso no se vuelve un canalla porque sus padres le maltraten necesariamente, sino porque prefiere comportarse como ellos.

Los psicópatas siempre intentan engañar a los jueces cuando dicen que han sido maltratados. No se puede negar que en algunos casos es cierto, pero en la mayoría de los casos usan la mentira como medio para reducir sus condenas. Porque ¿qué credibilidad puede tener una persona que se ha pasado la vida aparentando ser decente, cuando en realidad solo era un criminal? Es evidente, que cuando dicen eso, es para seguir manipulando y engañando a la gente igual que hacían cuando aparentaban ser normales. Pero incluso si fuera verdad que les han maltratado tampoco sería una excusa válida para actuar así, porque en el mundo hay muchas personas de las que tomar buen ejemplo, en lugar de seguir el equivocado.

El hecho de que en una vida posterior nos ocurran cosas como consecuencia de lo que hayamos hecho en esta vida, no es la consecuencia de que haya alguien dedicado a apuntar las acciones de cada persona, porque por ejemplo en el karma inmediato, la reacción de castigo la producen aquellos a quienes se ha perjudicado en el presente mediante el recurso a la legítima defensa. En el caso hipotético de que un espíritu degenerado lograse reencarnarse de nuevo sin haber renunciado a su personalidad anterior, entonces tampoco existiría nadie dedicado a registrar esa situación, porque al no haber renunciado a su conducta anterior el registro de su conducta moral lo llevaría él mismo en su interior al seguir conservando su personalidad degenerada en la nueva vida. Esto significa, que al seguir identificándose con el mal podría desencadenar nuevas acciones de represalia en la nueva vida hasta que renunciase definitivamente a esa actitud. En este caso, también se podría considerar una forma de karma inmediato o del presente, porque igual que los casos anteriores el mecanismo sancionador sería la defensa propia desarrollada por el resto de los ciudadanos. Una vez ese comportamiento se hubiera corregido, ya no podría desencadenar nuevas acciones en contra, pero eso no impediría que el karma cíclico le obligue a vivir en el futuro las vidas de aquellos a los que pudiera haber perjudicado en el presente.

En el karma del futuro o cíclico, tampoco hay nadie dedicado a apuntar las acciones que cada uno hacemos, eso sería demasiado simplista, en este caso, es la propia naturaleza cíclica del cosmos lo que determina, que de forma ineludible, todos los seres vivirán todas las vidas de los demás, porque en realidad, todos surgimos del mismo ser. Este ser necesita dividirse en muchos otros para hacer el universo más rico y variado. Es como si el universo fuera una persona, y cada día de la vida de esa persona fuera en realidad un ser diferente, es decir que la suma de todas las vidas es en realidad la vida de ese ser universal. Nosotros hoy vivimos nuestra vida, pero mañana viviremos las vidas de los demás, que también son nuestras propias vidas en el pasado y en el futuro, porque esas vidas ya las hemos vivido antes y también las volveremos a vivir después, porque en el universo hasta el tiempo se repite. El hecho de que la primera partícula que también es el primer ser se dividiera, dio lugar a la existencia de muchos seres diferentes, pero, en realidad, todos somos el mismo ser, pero, al separarnos en muchos seres, se determinó que solo podremos vivir todas las vidas en épocas diferentes. Esto significa, que solo podremos ser uno y en el mismo momento de tiempo, cuando nos volvamos a reunir en la partícula original, antes de volverse a dividir para dar lugar a un nuevo universo. El universo, es como una obra de teatro, pero en cada actuación, los papeles se intercambian y cada vez que cada actor completa todos los papeles vuelve a empezar por el primero, pero con la diferencia, de que en el presente todos los seres somos diferentes, pero en el fondo es como si todos fuéramos el mismo, porque todos procedemos de la misma partícula y todos volveremos algún día a reunirnos en ella. Es como si todos los actores después de interpretar todas las obras se reunieran en un solo ser y luego se volvieran a dividir para volver a empezar. En realidad, todos estamos unidos por la rueda del tiempo que actúa a través de la materia y determina que todo se vuelva a unir para poder regenerarse antes de que el universo se vuelva a repetir.

Si planteamos esto según la cruz de dimensiones, entonces en la dimensión horizontal y roja todos somos seres diferentes, porque el ser original se separó en muchos seres que se esparcieron por todo el espacio cuando la rueda del tiempo comenzó. Pero si planteamos esto según el plano vertical y azul, entonces es como si todos fuéramos el mismo ser, porque cuando la rueda del tiempo termine todos los seres volveremos unirnos para formar un solo ser en el huevo cósmico original antes de crear un nuevo universo. La línea horizontal en este caso representa el espacio y la materia, en donde todos los seres están separados físicamente y tienen vidas distintas. La línea vertical también representa el espíritu y el tiempo, en este plano es como si todos los seres fuéramos el mismo, porque la rueda del tiempo nos volverá a unir antes de formar otro universo.

No sé, con seguridad, en cuál de las dos formas de karma creía el fundador del hinduismo o si creía en las dos, pero en cualquier caso, ambas actúan interconectadas. Cada una de estas formas de acción y reacción corresponden a dos dimensiones distintas, la inmediata pertenece a la horizontal, roja, masculina y del presente, y la cíclica, a la vertical, azul, femenina y del futuro. La principal diferencia entre el karma inmediato y el cíclico, es que en el karma inmediato no todos los casos en los que alguien causa daño a otros son descubiertos y el culpable es castigado por ello, esto se debe, a que actúa en la dimensión horizontal, redonda y cálida, en la que es normal la confusión y el error. Esto también explica por qué existen los delitos, porque si todos los delitos fueran descubiertos y los autores castigados, entonces los delincuentes no encontrarían ningún aliciente en actuar contra los derechos de los demás. También hay que decir, que la tiranía nunca compensa, porque es la consecuencia de tener una visión irreal del mundo derivada de un desequilibrio moral, debido a ese desequilibrio, el tirano cree equivocadamente que haga lo que haga sus crímenes nunca van a ser descubiertos lo cual es un error. Una persona normal no se plantea cruzar esa línea, porque cuando la mente o el espíritu están equilibrados se puede ser feliz sin excesivas dificultades, por eso, una persona decente no siente interés por adentrarse en el crimen o la delincuencia.

En el karma del presente, no todos los actos de injusticia o los delitos son castigados, porque aquellos que manejan el poder consiguen que algunos supuestos queden fuera de los actos de reacción o castigo cuando los convierten en legales. Los delitos ilegales también quedan impunes en aquellos casos en que no son descubiertos. Sin embargo, en el karma cíclico o del futuro, siempre se produce el castigo de forma ineludible de todo lo que hayamos hecho en la presente vida, porque actúa en la dimensión vertical, fría, rígida y recta, y una de sus características, es que todos los seres están destinados a vivir todas las vidas de los demás, porque en el fondo, aunque ahora seamos seres distintos, cuando el actual ciclo cósmico termine, todos nos volveremos a reunir en un solo ser, y eso significa, que en futuros ciclos cósmicos, cuando este único ser se divida de nuevo para formar otros seres, nos tocará vivir las vidas de los demás seres hasta vivirlas todas y entonces sufriremos las consecuencias de lo que hayamos provocado en el presente.

39 LAS DOS FORMAS DE ENERGÍA

Podría decirse que en el universo existen dos formas de energía, una es la que tiene el universo y va de más a menos y otra es la de los espíritus que es constante porque ocurre en su interior. En el caso de la energía del universo esta se pierde al salir de las estrellas hacia el espacio exterior, pero si consideramos al universo como un ser vivo entonces hay que tener en cuenta que esa energía solo pasa de un punto (A) a otro (B) dentro del mismo universo y por lo tanto dentro del mismo ser, pero sin perderse en términos absolutos es decir que es similar a como ocurre con los espíritus individuales. Esto es así, porque en realidad el universo es un espíritu gigante por eso su energía entra y sale de los espíritus pequeños, pero no sale de sí mismo. Para los espíritus pequeños la energía del universo es externa y se agota porque entra y sale de ellos. En cambio, para el universo la energía de las estrellas es su propia energía y nunca sale de él por eso, es interna e inagotable. La energía en realidad no se crea ni se destruye solo se transforma porque en su esencia es vida y la vida es eterna. Esto significa, que los procesos de cambio de energía solo son movimiento y transformación pero no una pérdida si se considera en términos absolutos. Un espíritu individual nunca pierde su energía propia pero en realidad el ser universal tampoco porque aunque es cierto que las estrellas pierden su energía esta solo se pierde de la estrella pero no del universo y al final del ciclo cósmico volverá a su punto de partida describiendo un gigantesco círculo, esto significa que no existe una pérdida de energía en términos absolutos. En realidad, toda la luz se desplaza describiendo un círculo, lo que llamamos luz láser también viaja en círculos, lo que ocurre es que son círculos tan grandes que no lo podemos detectar con facilidad pero toda la energía del universo está destinada a regresar y reunirse de nuevo en su punto de origen. Los espíritus además de su energía interna inagotable también usan energía externa radiante que en realidad pertenece al ser universal.

Esta energía es necesaria porque cada espíritu está formado por dos capas de materia una sería el alma que está situada en su parte interior y representa la materia propia del ser, y otra es el espíritu que la recubre que no es parte del alma sino del ser universal. La materia del alma pertenece a un solo ser, porque está formada por partículas que se encuentran unidas directamente, en cambio las partículas del espíritu que recubre el alma está formado por algunos átomos tomados prestados de la materia cósmica y solo están conectadas directamente entre sí y con el resto de la materia cósmica pero no con el alma porque se trata de seres diferentes. Es decir que la materia del espíritu no está conectada con el alma directamente sino indirectamente, porque al ser materia tomada del universo, usa las reglas físicas de este y no las del alma, por eso, necesita como mediadora la energía de las estrellas para poder funcionar. La materia tomada de la tierra para formar el espíritu permite al alma liberarse de algunas funciones de menor importancia además de servir para crear el denominado cuerpo fantasmal que es una imitación del humano y se usa para hacer más sencillo y menos traumático para el espíritu, el paso entre dos reencarnaciones.

En realidad, un espíritu, funciona como una pequeña estrella, porque la energía que utiliza la extrae del medio ambiente y es necesario recargarlo como si fuera una batería, por eso se suele decir que en las casas encantadas la temperatura suele descender. Esto se debe a que cuanto más denso se hace el espíritu más energía necesita para funcionar y esta energía la extrae del medio ambiente que le rodea. Algunos espíritus, después de la muerte se niegan a seguir su camino hacia el mundo espiritual, por eso, optan por tratar de aumentar el tamaño de su cuerpo fantasmal incrementando el número de átomos que lo forman, de este modo fingen tener un cuerpo humano otra vez aunque esto no sea cierto y en consecuencia necesitan extraer esa energía del medio ambiente exterior para hacerlo funcionar. Ellos no comprenden, que después de una vida viene otra, y que para poder volver a tener un cuerpo humano primero deben ascender hacia el mundo espiritual donde después de un proceso de reciclaje podrán volver a tener un cuerpo humano nuevo mediante la reencarnación. Es decir que para poder volver primero tienen que alejarse y completar la etapa de ascensión al mundo espiritual antes de estar preparados para una nueva reencarnación. Por eso, tratar de volver yendo hacia atrás es un acto de torpeza e ignorancia que solo les provoca perjuicios a ellos y a las personas a las que molesta al no querer abandonar el mundo humano.

También existen lugares que, por sus especiales características, pueden favorecer la actividad paranormal. Es posible, que la existencia de ríos subterráneos o la presencia de algunos minerales favorezcan estos sucesos porque los ríos pueden actuar como canalizadores de la energía electrostática de las tormentas, luego, los espíritus, podrían servirse de esa energía para realizar las actividades que considerasen necesarias. La energía en términos absolutos nunca se pierde en el universo, pasa de las estrellas al espacio pero solo para volver de nuevo a su punto de partida después de muchos miles de millones de años, pero, si consideramos que el universo es un mismo ser, entonces todos esos procesos ocurren dentro de él, del mismo modo la energía interna de los espíritus también es inagotable porque es la expresión y prueba de su propia vida eterna. El universo es, por lo tanto, un círculo grande lleno de muchos otros círculos pequeños, cada uno de estos círculos es un ser independiente que tiene energía eterna e inagotable que gira en su interior, pero con la diferencia que la energía del círculo grande entra y sale por los círculos pequeños por sus zonas polares y por eso, para ellos, esa energía es perecedera y tiene que recargarse aunque en términos absolutos la energía no se crea ni se destruye sino que solo se transforma.

40 UN AUTÉNTICO HOMBRE

¿Qué es lo que diferencia a un animal de un hombre? La vida de un animal se resume a nacer, crecer, reproducirse y morir, es capaz de sentir o tomar decisiones pero jamás se pregunta el porqué del mundo que le rodea. Del mismo modo, pocos hombres contemporáneos se preguntan por qué brilla el sol, por qué hay noche y día, por qué respiramos o cual es el motivo de la vida. Los niños sí suelen hacerse estas preguntas, pero cuando llegan a la edad adulta muchos de ellos pierden el interés por comprender la verdad esencial que mueve el mundo porque su alma se vuelve tosca cuando asumen como propios los prejuicios que absorben del medio ambiente. El ser humano hace ya muchos miles de años que tiene un cerebro que le permite pensar, pero en la mayoría de los casos solo lo usa para resolver los problemas del trabajo porque para él la palabra meditación apenas tiene significado. Pero si este mundo está lleno de “hombres” ¿cómo es posible que muchos de ellos lleguen a ancianos sin haberse preguntado jamás porqué razón el mundo es como lo conocemos?

En la naturaleza existen dos formas de desplazamiento una es la física y otra es la mental, con la física podemos desplazarnos con el cuerpo y con la mental podemos recorrer el mundo desde el punto de vista científico e intelectual. Esta forma de desplazamiento es muy útil porque nos enriquece por dentro y nos hace más fuertes. Pero, el hombre contemporáneo, es en gran parte un animal, que en realidad cree que es un hombre, pero en muchos aspectos sigue siendo un animal, porque solo se preocupa por obtener estímulos basados en los sentidos físicos o corporales que no requieren de ningún esfuerzo pero ignora la inmensa felicidad que puede proporcionar la dimensión espiritual cuando se alcanza mediante la meditación. Ellos no comprenden, que fue la meditación de algunos hombres y sus sueños, lo que hizo posible la civilización contemporánea. Un animal humano es perezoso y no quiere investigar, por eso se entrega con facilidad a las ideas que le ofrecen los políticos o los religiosos y así se condena a ser su títere. Ellos lo saben muy bien y por eso le engañan estimulando su codicia, su miedo o su indignación, para que actúe con precipitación y se someta sin pensar.

En cambio, un auténtico hombre busca la verdad y no se limita a aceptar la versión de la verdad que otros le ofrecen. Tampoco intenta impresionar a los demás usando joyas, ni insulta su cuerpo haciéndose agujeros en las orejas o tatuajes en la piel, ni mutila a sus hijos cortándoles parte de sus órganos sexuales. Un auténtico hombre se hace a sí mismo mediante el enriquecimiento interior, y mejora su espíritu hasta despertar el tercer ojo intelectual que desarrolla la intuición, y luego, usa esa intuición para mejorar cada día de su vida. Un verdadero hombre descubre a los demonios con facilidad, es decir a los canallas que fingen ser muy decentes aunque vallan disfrazados con traje y corbata, ellos no le pueden engañar, porque no solo puede ver su cuerpo también puede ver su alma. Un verdadero hombre no juzga por las apariencias o las bonitas palabras sino por los hechos. Esto es posible, porque no actúa movido por impulsos pasionales sino con la razón por delante y no se somete a las ideas de otros sino que duda de todo porque su objetivo es la justicia y la verdad.

EL LIBRO DE LOS SIETE SELLOS

Y vi en la diestra de Aquel que estaba sentado sobre el trono un libro, escrito por dentro y por fuera y sellado con siete sellos. Y vi a un ángel poderoso que con gran voz pregonaba: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos? Y nadie en el cielo ni en la tierra ni debajo de ella podía abrir el libro ni aun fijar sus ojos en él. Y yo lloraba mucho porque nadie era digno de abrir el libro ni de fijar en él sus ojos. Entonces me dijo uno de los ancianos: No llores. Mira: el león de la tribu de Judá, la raíz de David ha triunfado y podrá abrir los siete sellos. Y vi que en medio delante del trono y de los cuatro vivientes y de los ancianos estaba de pié un Cordero como degollado, que tenía siete cuernos y siete ojos, que son los siete espíritus de Dios en misión por toda la tierra. El cual vino y tomó el libro de la diestra de Aquel que estaba sentado en el trono. (Apocalipsis 5)

Solo el cordero, el león de la tribu de Judá puede abrir los siete sellos, porque solo quien es puro y justo y se ha esforzado por defender la verdad puede descubrir a los impostores que aparentan ser muy decentes cuando solo son bandidos disfrazados.

Un verdadero hombre necesita saber cuál es la razón por la que existen las estrellas o cual es el motivo de la vida, para encontrarse en paz, porque entender es existir y quien no busca la verdad vive en un espejismo. Quien sigue este camino logra entrar en sintonía con las leyes universales que representan a Dios y entonces comprende que él también es parte de Dios. A partir de ese momento se hace consciente del mundo que le rodea y asume su capacidad para cambiarlo. Los animales no se hacen esas preguntas porque no tienen inteligencia para hacérselas, pero en cambio muchos hombres tienen la capacidad cerebral para aclarar esas dudas y sin embargo no lo hacen, no son capaces de comprender que solo cuando se hacen esas preguntas dejan de ser animales con forma humana y se convierten en seres superiores y verdaderos hombres.

Podría decirse que en la naturaleza existen dos tipos de conocimientos, unos son los de la dimensión horizontal que se caracterizan por incluir todo aquellos conocimientos que nos hace falta para reproducirnos o trabajar, y luego estarían los de la dimensión vertical que representan aquellos conocimientos superiores que nos convierten en parte del universo y nos enseñan la razón profunda de las cosas. Cuando buscamos esos conocimientos superiores mediante la meditación, nos convertimos en parte de Dios, o mejor dicho encontramos la parte de Dios que todos llevamos dentro. Entonces comprendemos que no hay mayor satisfacción que comprender esas verdades trascendentales y aplicarlas a nuestras vidas para ser felices. En realidad, ambas dimensiones son igual de importantes, porque los conocimientos de la dimensión horizontal representan al polo positivo o masculino de la vida y los conocimientos de la dimensión vertical representan el polo negativo o femenino.

No debemos confundir el polo negativo con maligno, porque ambos polos universales son igual de benignos. Esto significa, que el mal solo representa una conducta equivocada que se produce de forma excepcional, sin embargo, se puede relacionar con el polo femenino o la dimensión espiritual porque la degeneración moral es una desviación equivocada de la conducta espiritual. El universo tiene dimensiones que pueden girar, por eso, la dimensión horizontal unas veces se muestra como masculina y roja, y otras veces como femenina y azul, y con la dimensión vertical ocurre lo mismo. De este modo la materia es negra y femenina, pero el materialismo que se deriva de la materia es rojo y masculino. Por eso, el color negro y el azul pueden representar al mismo tiempo el polo negativo y el sexo femenino. Pero hay que tener en cuenta, que tanto el color negro como el rojo son en general benignos y solo en determinadas situaciones pueden representar el mal.

El color rojo representa al polo positivo o masculino, pero cuando se desborda del lugar que debe ocupar para abarcar la zona del color azul o el mundo espiritual entonces se genera el materialismo que es otra forma de representar el mal. En este caso, la materia que es femenina igual que el color azul se convierte en materialismo que es masculino. Esto explica por qué a lo largo de la historia el color rojo y azul se han intercambiado para representar los sexos, porque en el pasado el color azul se usaba para representar a las mujeres y el rojo para representar a los hombres. Este color lo solían usar en sus uniformes los soldados romanos o el ejército británico. Después se pasó a usar el color azul en los uniformes de los hombres y el rojo convertido en rosa para representar a las mujeres. Es cierto que como norma general el color rojo representa al sexo masculino y el polo positivo, y el color azul representa al polo negativo y el sexo femenino, pero dependiendo de las circunstancias los dos colores pueden representar ambos sexos o ambos polos universales. La dimensión horizontal representa el color rojo, la materia, el presente y el espacio, y la dimensión vertical representa el espíritu, las verdades universales, el tiempo y el futuro, por eso, solo el centro representa el tiempo y el espacio en una misma cosa. El color verde representa la vida porque se encuentra en el centro de la cruz universal en donde se encuentran el tiempo y el espacio en un mismo momento y en un mismo punto del espacio, por eso, representa el equilibrio.

La meditación es necesaria aunque sea como excepción, pero también es lógico que la mayoría de nuestro tiempo lo dediquemos a la vida material, porque si no fuera por todo aquello que representa la dimensión horizontal como la reproducción o el trabajo no podríamos construir ciudades, y tampoco tendríamos la compañía que nos proporciona la pareja y los hijos. Todas esas ocupaciones en realidad nos entretienen y llenan nuestra vida y si no las tuviéramos las tendríamos que buscar, es decir que la meditación es buena y necesaria, pero lo correcto es que solo ocupe una parte minoritaria de nuestro tiempo. Sin embargo, si no somos capaces de comprender la dimensión vertical, entonces tampoco podremos extraer el máximo valor de cada cosa, porque la meditación, lo que hace, es ayudarnos a descubrir el significado profundo de las cosas. Es decir que la dimensión material crea los cimientos sobre los que construir la civilización y la dimensión espiritual nos enseña a extraer el máximo beneficio de todo lo que nos rodea.

Pero el hombre, cuando es materialista, solo reconoce la dimensión horizontal, lo que limita profundamente su capacidad para ser feliz, porque no comprende que la única forma de estar completo es dando el mismo valor a la dimensión masculina que a la femenina o a la materia que al espíritu. El hombre que solo valora lo material nunca llega a ser feliz porque la felicidad procede de la sensibilidad que da el mundo espiritual, pero quien es materialista es como si su alma fuese de piedra y no es capaz de sentir nada por mucho dinero que tenga, por eso, las personas déspotas tratan desesperadamente por conseguir más dinero porque no comprenden que su problema no es una falta de bienes materiales sino una falta de bienes espirituales. Ellos no comprenden, que su problema se deriva de su falta de humildad y dignidad. En el universo hay dos formas de riqueza, una es la material que da el dinero y otra es la espiritual que proporciona la dignidad y solo cuando damos el mismo valor a las dos podemos ser felices.

Aquellos que solo valoran la parte material de la vida nunca llegan a conocer los verdaderos motivos de la vida y del universo y se condenan así a conocer solo la superficie aparente de la realidad y no la verdad que se oculta en su interior. La clave de la felicidad consiste en encontrar el equilibrio entre la máxima riqueza y la máxima pobreza, la máxima riqueza, porque el progreso nunca es malo si se hace con dignidad, y la máxima pobreza, porque ese progreso se tiene que hacer sin olvidar la importancia de las pequeñas cosas. Aquellos que por tener dinero malgastan lo que tienen, al final pierden mucho del potencial que pueden extraer de la vida. Cuando digo máxima pobreza no me refiero a la pobreza como normalmente se entiende, porque la felicidad solo se puede alcanzar cuando tenemos todas las necesidades básicas cubiertas, me refiero a vivir con humildad y rechazando el despilfarro sin sentido, porque en realidad, la máxima riqueza solo es posible cuando aprovechamos al máximo lo que tenemos. Por ejemplo, una persona puede tener mucho dinero y con ese dinero puede comprar mucha comida, pero una conducta equilibrada determina que la cantidad de comida que debemos consumir no depende de que podamos hacerlo sino de que nuestro cuerpo lo necesite. A una persona le pueden gustar mucho las prendas de vestir, pero si llena su casa de ropa y ocupa el lugar que deberían tener otras cosas necesarias al final se sentirá infeliz. La enseñanza de todo esto es que la perfección no consiste en tener mucho de todo, sino en dar a cada cosa el sitio que le corresponde.

El materialismo, (que también puede generar el machismo), surge cuando se da un excesivo valor a la parte masculina de la vida en perjuicio de la femenina, y el feminismo contemporáneo surge, cuando se trata de que los aspectos femeninos ocupen las funciones masculinas, por eso, ambas conductas son equivocadas, porque en realidad cada sexo solo es un reflejo de las dimensiones universales que han sido creadas para ocuparse de funciones distintas pero igual de importantes. En realidad, el materialismo puede mostrarse de muchas maneras aunque parezcan opuestas, porque existe en el capitalismo, el comunismo, el feminismo, el nacionalismo y algunas formas de sindicalismo, porque, aunque el feminismo y el comunismo digan favorecer a la mujer, en realidad lo que pretenden es convertir a las mujeres en hombres lo que es equivalente de una actitud materialista.

El progreso material pertenece a la dimensión roja, masculina y salada y el progreso espiritual pertenece a la dimensión dulce, femenina y azul y solo cuando el progreso material se hace en consonancia con la humildad y los valores espirituales se alcanza la máxima felicidad. No debemos olvidar, que la riqueza mal llevada también puede favorecer el estrés, o dicho de otra manera las cosas que la gente tiene que hacer para conseguir riqueza también puede favorecer el agotamiento y la falta de tiempo libre, por eso, la pobreza implica tener menos dinero, pero también puede favorecer el tiempo libre y la tranquilidad. La clave, por lo tanto, está en conseguir el equilibrio entre estos dos aspectos, para ello debemos tratar de conseguir riqueza pero sin renunciar nunca al valor del tiempo libre, porque de que sirve tener dinero si no tenemos tiempo para gastarlo.

Para ser feliz no es necesario obtener una gran cantidad de recursos materiales sino tener aquellos que se necesitan para solucionar las necesidades vitales, lo demás solo es un añadido secundario, es bueno buscar el progreso económico, pero debemos hacerlo sin perder el sentido común. Aquellos que solo valoran la parte material de la vida terminan dominados por la vanidad, esa vanidad es como una soga negra que estrangula su alma haciéndoles sufrir, por eso, es necesario recordar, que solo cuando damos a la parte espiritual de la vida el lugar que le corresponde, podemos encontrar el equilibrio necesario para ser felices. Ahora, vivimos en el periodo posterior a la revolución industrial, pero en el futuro se tiene que producir la revolución espiritual, cuando eso ocurra, quedarán demostrados científicamente aquellos aspectos que ahora se asocian a la filosofía como la vida del espíritu o la reencarnación.

Uno de los ejemplos del materialismo contemporáneo es la palabra discapacidad, esta palabra, en realidad, se utiliza para ocultar la incapacidad de una persona en un determinado aspecto, porque quien padece una incapacidad física o psíquica, no tiene una discapacidad sino una incapacidad. La palabra "discapacidad" se utiliza para sugerir que quien la padece tiene una distinta capacidad, cuando en realidad lo que se tiene es una menor capacidad o una minusvalía sea en el plano físico o en el psíquico. Es cierto que una persona con una minusvalía física puede ser muy inteligente y eficaz mediante su trabajo intelectual, del mismo modo aquellos que tienen una minusvalía intelectual pueden ser muy eficaces en tareas físicas, pero eso, no es razón para decir que tienen una capacidad diferente cuando lo que tienen es una menor capacidad en una parte de su cuerpo. Esa actitud, tiene como finalidad ocultar la realidad, por eso, es un acto de arrogancia destinado a negar lo evidente. Vivimos en un mundo competitivo en el que todos pretenden ser los primeros, pero no debemos olvidar, que para poder progresar, es necesario comenzar primero por reconocer nuestros propios defectos.

No es ninguna deshonra reconocer nuestros defectos, porque en el trascurso de la vida universal unas veces seremos los primeros pero otras seremos los últimos. El problema de los países occidentales es que debido al efecto negativo que feminismo tiene sobre la natalidad cada vez se tienen menos hijos, incuso son muchas las parejas que solo tienen uno. En esta situación, los padres tratan de que sus hijos sean los primeros en todo y se gastan fortunas para conseguirlo, por eso, cuando tienen un hijo con una minusvalía, en muchos casos se niegan a reconocerlo porque no son capaces de aceptar que el único hijo que van a traer a este mundo no pueda ser perfecto. Es cierto que es doloroso reconocer nuestros defectos, ¿pero cómo vamos a progresar si no lo hacemos? Es lógico que todos quieran tener hijos perfectos, pero eso no siempre es posible.

También es error considerar superdotado a un niño simplemente porque tenga una gran memoria, porque la verdadera inteligencia no consiste en memorizar todo igual que un disco duro graba la información que se le introduce. La verdadera inteligencia se basa en memorizar, pero también en analizar, clasificar y descartar lo que no sirve para poder progresar. Debemos tener en cuenta, que si hay personas que tienen una gran capacidad de memoria, es porque a cambio su cerebro ha reducido otras capacidades, porque cuando se memorizan en poco tiempo cosas que deberían tardar años en condiciones normales, entonces se pierde la oportunidad para dedicar a cada asunto el tiempo que necesita para formar una opinión adecuada. Es decir, que la velocidad que una persona utiliza para memorizar una información, es inversamente proporcional a la profundidad y calidad de las conclusiones que va a poder obtener de esa información. Esto significa, que si los adultos se empeñan en adelantar en los estudios a los niños con mucha memoria, al final tendrán adultos con muchos conocimientos, pero con una personalidad muy simple debido al escaso tiempo que habrán dedicado a analizar cada cuestión. No es más inteligente aquel que hace más rápido lo que le mandan, sino aquel que hace lo que le conviene. Aun así, podría ser ideal tener un centro especializado para los niños con una gran memoria, pero la prioridad no debería ser que los niños memoricen la información lo más rápido que sea posible como se hace ahora, sino dedicar el mismo tiempo que dedican los demás niños a estudiar, para que sea posible conocer cada tema en profundidad.

El filósofo, cuando descubre su capacidad creadora aprende a volar por el espacio y el tiempo a través de la meditación. Mediante su intuición puede alejarse de la materia terrestre y visitar las estrellas, es decir que cuando rechaza los prejuicios humanos y tiene el valor de buscar la verdad por sí mismo puede adentrarse en mundos desconocidos para aquellos que no dedican tiempo a preguntarse la razón por la que ocurren las cosas, porque los prejuicios son como cadenas que les atan a la tierra y les impiden buscar la verdad. Pero no debemos confundirnos, porque los prejuicios no son las cosas que nos dicen que son prejuicios, sino la actitud de juzgar sin analizar las cosas detenidamente. Pero la mayoría de la gente llama prejuicios a aquello que les dicen que lo son, y con esa actitud cometen un prejuicio, porque por pura vagancia se niegan a meditar y asumen las creencias que la masa o su partido político consideran ciertas.

Quien se deja llevar por la ignorancia o los prejuicios es como si estuviera dormido, porque da más valor a la imaginación y a lo que otros le dicen que a la verdad objetiva que tiene delante, porque la verdad solo requiere de nuestro esfuerzo para encontrarla, solo requiere que abramos los ojos para poder verla. Pero aquellos que son vagos y prefieren creer en los que les dicen sin analizar las cosas con detalle, es como si estuvieran dormidos y no se dan cuanta que cuanto menos se esfuercen por comprender la realidad más oportunidades dan a los timadores que les tratan de manejar.

Defender la justicia total es excelente para quienes tratan de profundizar en los asuntos espirituales porque la justicia y la filosofía pertenecen a la misma dimensión cristalina y azul. Cuando un filósofo defiende la justicia total su mente queda liberada de toda carga de responsabilidad al ser su conducta intachable, esto le permite elevarse hacia el mundo espiritual sabiendo que ningún cargo de conciencia le va a arrastrar a la tierra, es decir que va a tener la tranquilidad necesaria para poderse concentrar porque nadie va a tener argumentos para poder exigirle responsabilidades por sus actos. No sé si esta actitud es tan útil cuando se trata de vivir una vida más material, es decir una vida normal con trabajo, mujer e hijos, pero es evidente que defender la justicia siempre es la mejor elección tanto si es completa como si es con excepciones. Esta actitud también es ideal para descubrir a los demonios, es decir a aquellas personas que han caído en el mal, porque solo quien es justo puede descubrir con facilidad a aquellos que no lo son por mucho que intenten ocultarlo. Esto es posible, porque la personalidad de un justo hace un claro contraste con la de aquellos que no lo son, por eso, es más fácil detectarles. La filosofía de la justicia, es como una brújula o un talismán, que protege y guía en el camino hasta convertir a un hombre en un ser superior, es una razón de ser en la vida y un principio religioso fundamental. Una persona que tiene la justicia como causa de sus actos nunca se sentirá sola porque ella es la luz que guía su camino. La justicia debe ser el eje sobre el que se asiente el resto de principios filosóficos en toda sociedad evolucionada, porque cuando la tomamos como principio fundamental orientamos nuestra mente hacia la obtención de felicidad mediante los frutos de la ciencia y no por la violencia, esto garantiza una vida en armonía no solo para cada persona sino también para toda la sociedad.

En realidad, es el trabajo y la ciencia lo que debe proporcionar felicidad al hombre y no la violencia, por eso, en el futuro todos los oficios se diseñaran para que las personas sean felices en ellos, porque en realidad, el cuerpo humano es una maquina hecha para trabajar pero con el objetivo de que ese trabajo sea para hacer feliz al espíritu que alberga en su interior. En el futuro, la productividad comercial pasará a estar en un segundo plano y la calidad de vida será lo más importante. Cuando una persona o una empresa se plantean el trabajo no solo como fuente de mercancías sino también como fuente de entretenimiento comprende que de ese modo las personas adquieren ganancias materiales pero también el entretenimiento que cada persona necesita. Si dejamos de ver el trabajo como una obligación y lo entendemos como una fuente de entretenimiento, entonces comprendemos que no solo nos hace falta por los recursos materiales sino también por el estímulo que nos proporciona. Porque cada máquina o cada herramienta son al mismo tiempo un instrumento productivo y un medio para ser feliz y si nos faltase esa ocupación nos aburriríamos porque los entretenimientos clásicos solo sirven para distraernos de una jornada laboral a otra de forma secundaria, pero cuando todo el tiempo está desocupado sobreviene el aburrimiento y la obesidad. El trabajo bien llevado debe ser el eje de nuestra vida y la fuente principal de entretenimiento, pero hay que dejar el mismo tiempo para descansar que para el tiempo libre por eso, un modo adecuado de reparto del día es dividirlo en tres partes una para trabajar otra para tiempo libre y otra para dormir.

Esto sería válido para aquellos que el trabajo fuera de casa sea su tarea principal, pero aquellos que además tuvieran que ocuparse de otras tareas como el cuidado de la casa y los hijos, podrían reducir aún más su jornada laboral y hacer solo una jornada parcial, o también no hacer ningún trabajo fuera de casa mientras los niños sean pequeños. El trabajo bien llevado planteado no solo como fuente de mercancías sino también como fuente de entretenimiento puede completar al hombre y hacer que sea feliz y se encuentre más entretenido. Para poner un ejemplo cuando se construye un avión o un coche el trabajo comienza con el diseño que hace el ingeniero y entonces este se emociona y sueña con el modelo que va a construir, luego viene la fase de montaje y los montadores del modelo pueden disfrutar con el manejo de las herramientas y al ver que el vehículo está cada vez más completo. Esto es así, porque una herramienta o una máquina, no solo sirven para producir un fin o un producto, también proporcionan placer y entretenimiento. Luego viene la fase de uso en la que el dueño que lo adquiere también disfruta con él.

Es cierto que en el trabajo perdemos algo de nuestra libertad a cambio de dinero, pero ese trabajo también nos proporciona el placer de sentirnos útiles y si el trabajo nos faltara desde el principio al final sentiríamos que no estamos completos, porque en realidad, y aunque no nos demos cuenta, es mediante el trabajo como podemos encontrar el entretenimiento principal que durante el día necesitamos. Esto solo lo llegan a descubrir aquellos que trabajan menos de lo que quisieran. En realidad, nuestro cuerpo está hecho para trabajar, pero con el objetivo que ese trabajo nos haga felices, pero no solo con el dinero que obtenemos al hacerlo como la gente suele pensar, sino también mediante el entretenimiento que se obtiene al realizar ese trabajo. La intensidad del trabajo debe estar en consonancia con la edad, por eso, después de los cincuenta años, lo ideal sería reducir esa actividad a la mitad, esto podría equivaler a unas cuatro horas diarias, después, conforme las cualidades físicas se fueran perdiendo, el trabajo iría pasando de ser una actividad productiva a ser solo un entretenimiento pero sin renunciar nunca a que el producto del trabajo tenga un uso práctico en la medida en que eso sea posible.

La percepción del mundo que nos ofrecen los sentidos es como la piel de una manzana, y no podremos conocer lo que se oculta en su interior si no nos molestamos por tratar de averiguarlo, para conseguirlo debemos usar la mejor máquina que la naturaleza ha creado que es nuestro propio cerebro. La clave de esto, es que si bien el progreso de la ciencia y el tiempo crean cambios sin cesar, las leyes universales que sostienen ese universo son siempre las mismas y constantes con independencia del tiempo y lugar. Esto es necesario, porque si todo cambiara el universo no tendría lógica, por eso, es necesario que existan leyes constantes para poder hacer cosas diferentes, porque las cosas que cambian a su vez se apoyan en esas leyes inamovibles que nunca cambian o que cambian muy despacio. Las leyes universales más fundamentales nunca cambian porque están basadas en la verdad, y como es lógico, la verdad siempre será la misma con independencia del tiempo que pueda pasar. Las leyes constantes estarían en la dimensión vertical y las cosas variables en la horizontal, ambas en armonía pero ambas opuestas.

Esta es la circunstancia que utilizan los filósofos, porque cuando son capaces de comprender esas leyes eternas también pueden comprender los fundamentos del universo y en consecuencia pueden deducir cosas tanto del pasado como del futuro porque la verdad es independiente del tiempo. Una vez que los filósofos son capaces de cerrar el círculo del conocimiento al comprender las leyes fundamentales, a partir de ahí pueden dar un salto adelante y apoyarse en esos conocimientos para profundizar mejor en los detalles del universo. Entonces pasan a otro nivel y comienzan el estudio de un nuevo círculo de conocimientos pero en una escala superior y más precisa, acercándose cada vez más al eje de los sucesivos círculos del conocimiento donde se encuentra el conocimiento absoluto de las cosas. Sin embargo, ese eje absoluto es imposible de alcanzar ya que para ello sería necesario reunir todos los conocimientos y eso es evidente que una sola persona no lo puede hacer. Una sola persona puede llegar a tener un conocimiento parcial aunque profundo de una parte del mundo y todas las personas juntas pueden reunir un conocimiento mucho mayor, lo que un filósofo si puede hacer es llegar a tener un conocimiento global del universo aunque genérico especializándose en las leyes universales de la dimensión vertical.

Esto es importante para el progreso de la humanidad, teniendo en cuenta que la mayoría de la gente solo se dedica a aprender los conocimientos de la dimensión horizontal que es la que se ocupa de las profesiones normales. Es decir que un filósofo puede llegar a adquirir conocimientos de todos los niveles de la sabiduría, pero al haberse especializado en la suma de todo y no de una parte podría llegar a saber mucho de la globalidad, pero eso implicaría también la incapacidad para tener un conocimiento preciso de los detalles más pequeños. Por esa razón, es un error convertir en mitos divinos a los filósofos, porque ellos pueden tener mucho que aportar a la humanidad, por su esfuerzo por comprender las leyes universales y el mundo espiritual, pero hay que comprender, que el progreso de la humanidad es la consecuencia del esfuerzo de todos y no solo de algunos. De este modo es como comienzan a existir las religiones, al principio están compuestas solo por ideas parcialmente próximas a la verdad junto con mucha imaginación, esto ocurre porque quien es ignorante intenta compensar su falta de conocimientos con su propia fantasía, pero conforme la sociedad evoluciona la parte de imaginación va en paulatino descenso siendo sustituida por el conocimiento científico. Por eso, cuando el mundo complete su proceso evolutivo ya no tendrán sentido las diferencias de opinión entre ciencia y religión porque la verdad disipará todas las dudas, entonces solo quedará una religión que unirá ciencia y filosofía en una sola cosa.

Cuando un espíritu superior entra en contacto con un espíritu inferior se produce un desequilibrio de potenciales, porque cada uno está en sintonía con un nivel de evolución distinto, esto hace imposible que pueda existir un entendimiento, cuando eso ocurre, lo lógico es que el espíritu superior trate de enseñar al inferior para que pueda nivelar su potencial de conocimiento con él, una vez logran equiparar sus conocimientos se hace posible que puedan trabajar juntos. Sin embargo, cuando el espíritu superior no logra que el inferior comprenda sus enseñanzas entonces se siente invadido por la soledad, porque estar rodeado por personas que no le comprenden es como estar solo. Esto explica por qué Jesús no dudo en arriesgar su vida para compartir sus enseñanzas, porque es mejor arriesgarse a morir haciendo aquello que a uno le gusta que vivir amargado indefinidamente. Un filósofo avanzado siempre puede recurrir a la meditación para compensar el vacío que deja el hecho de estar rodeado de seres que todavía no han llegado a su nivel, pero si tiene la oportunidad de enseñar sus conocimientos el riesgo de hacerlo no va a detener su voluntad de compartirlos siempre y cuando no sea desproporcionado. Por eso, los filósofos avanzados se inclinan a mantenerse separados de la sociedad, porque solo mediante la meditación logran salvar las distancias que les separan de aquellos mundos que tienen su mismo nivel de evolución.

Lo malo no es ser ignorante, lo malo es cuando el ignorante dice que es sabio. Un día le pregunté a un tonto, ¿cuando miramos las estrellas las vemos como son ahora o como eran antes? El tonto me contestó que las vemos como son ahora. Entonces yo le dije que se había equivocado, porque la imagen que vemos es la que tenían las estrellas cuando emitieron la luz y no la que vemos cuando esa luz llega hasta nosotros. Porque si una estrella está situada a cien años luz de distancia eso significa que su luz va a tardar cien años en llegar a la Tierra. Y si la estrella explotó hace cincuenta años aún la seguiremos viendo otros cincuenta hasta que la luz que emitió en el momento de la explosión llegue hasta nosotros. Cuando le dije la respuesta el tonto sonrió y me dijo ¡que tonto eres por creer algo tan raro! y llamó a otros tontos para que le dieran la razón y efectivamente ellos se la dieron. La moraleja de esto es que da igual si tienes razón o no, porque cuando estás rodeado de ignorantes que además son vanidosos, entonces no va a importar demasiado cuál es la verdad, porque el tonto no va a creer a quien le dice la verdad sino a quien le dice lo que quiere oír. A mí no me molesta que un tonto me quite la razón, lo que me sorprendería es que me la diera, porque en un mundo en el que para ser aceptado es necesario defender las verdades políticamente correctas y los prejuicios asumidos como verdades por la masa, entonces me parece normal que muchas personas no entiendan estas enseñanzas.

Durante la primera parte del ciclo cósmico y de la vida en la Tierra ha existido un predominio de la parte masculina, roja y material de la naturaleza que ha impulsado al hombre en dar un valor excesivo a todo lo inmediato o material sobre lo futuro o espiritual, pero en la segunda parte del ciclo según el universo se vaya enfriando se va a producir un predominio de la parte cristalina, femenina y espiritual, porque el caos y la energía descontrolada que han sido comunes al principio del universo serán sustituidos por el orden y la civilización. Esto es lo que ha ocurrido con el universo material, pero en lo que se refiere al hombre, lo ideal es conseguir el equilibrio de ambos aspectos potenciales para que la vida esté correctamente equilibrada. Dicho de otra manera, la energía del cosmos fluye igual que en una batería del polo masculino (A) en las estrellas, al polo femenino (B) en los planetas, y de mayor energía a menor en un proceso de enfriamiento progresivo, pero en lo que se refiere a los seres que utilizan esa energía, lo correcto es que mantengan siempre en equilibrio esos potenciales para que puedan valorar correctamente su significado metafísico. Esto, es similar a como funcionan las centrales eléctricas, porque con independencia del combustible que puedan tener siempre tienen que enviar a las viviendas la energía con la misma potencia eléctrica para que los aparatos funcionen correctamente, porque puede variar la cantidad de combustible que se guarda en la fuente de energía pero la potencia final debe mantenerse en el mismo nivel. Esto es así, porque el proceso de intercambio de energía universal actúa en el plano rojo y horizontal, y en cambio los seres que utilizan esta energía actúan en el plano azul o vertical, uno va de más a menos y otro mantiene todo el tiempo constante el mismo potencial. Es decir que las fuentes de energía que son las estrellas usan un planteamiento opuesto con respecto a los seres que usan esa energía, son planteamientos opuestos pero sin embargo son lógicos.

41 LA PIRÁMIDE DEL CONOCIMIENTO

Podría decirse, que el tiempo que una persona tiene para poder conocer verdaderamente el universo que le rodea está determinado por varios aspectos en una magnitud de mayor a menor y que se podrían representar como si fuera una pirámide, en esta pirámide primero se encuentran en su base los aspectos puramente materiales que nos obligan a dedicar tiempo a trabajar o buscar comida para la mera subsistencia de nuestro cuerpo, en segundo lugar se encuentra la necesidad de tener hijos que es necesario para poder preservar la especie. Luego se encuentra el tiempo libre que podemos dedicar a dormir o a los entretenimientos clásicos como viajar, jugar o leer, o también los placeres que nos ofrecen los sentidos físicos, y por último, en la cúspide, se encuentra la parte más pequeña de la pirámide que representa el tiempo que podemos dedicar a descubrir quiénes somos y por qué existimos, esa parte superior puede ser la más pequeña pero no por eso es menos importante, porque todas las partes materiales anteriores solo tienen como misión servir a la parte superior es decir a la parte de nuestra conciencia humana, porque solo cuando tomamos conciencia de lo que somos descubrimos nuestro lugar en el universo, solo cuando somos conscientes de que en nuestro interior hay un espíritu provisto de vida eterna tomamos conciencia de que realmente podemos participar en el diseño y construcción del cosmos.

En el interior de nuestro cuerpo en realidad se encuentra el espíritu que es el depositario de nuestra alma eterna, en la dimensión espiritual no es necesario comer ni dormir porque el espíritu no está sujeto a la muerte como el cuerpo y por lo tanto no tiene la necesidad de buscar comida o tener hijos. Eso significa que en esa dimensión lo que importa son los valores últimos que son la verdadera causa de la existencia. Esta es la razón por la que no debemos conformarnos con resumir la vida a los aspectos materiales y debemos buscar a través de la meditación esa conciencia superior y espiritual por la que todo existe. La vida en la materia también es necesaria, porque el espíritu necesita reencarnarse en ella para poder estar completo y ser feliz pero eso no es una razón para ignorar el espíritu que llevamos dentro y los valores que representa. Tampoco debemos olvidar que el tiempo que dedicamos a trabajar o cuidar de los hijos puede proporcionarnos un entretenimiento muy gratificante si lo organizamos de forma adecuada. Lamentablemente, el ser humano valora mejor lo que no tiene que lo que tiene, pero la verdad es que todas esas cosas que nos ocupan durante el día en realidad también nos ayudan a estar entretenidos y sentirnos animados por eso son necesarias. Hay que tener en cuenta, que la vida también se basa en eso, porque es la emoción del cambio continuo lo que nos entretiene y estimula, pero no debemos permitir que los aspectos exclusivamente materiales ocupen todo nuestro tiempo, porque la misión de las tareas materiales es servir como soporte a los aspectos espirituales, por eso, debemos guardar algo de nuestro tiempo para observar el mundo y tratar de comprender como es realmente.

42 DIFERENCIA ENTRE PRUEBA Y CREENCIA

Lamentablemente, las personas ingenuas creen que la apariencia de realidad es lo mismo que la realidad y que una prueba circunstancial es lo mismo que una prueba, o que si un famoso dice que algo es bueno significa que lo es, por eso, creen con facilidad a los timadores. Ellos no comprenden, que el mal siempre se encuentra más cómodo allí donde la gente piensa que está el bien, y que todas las creencias o afirmaciones científicas incluso siendo opuestas puede tener argumentos en su favor, porque a veces la clave de una elección no está en que una opción sea completamente equivocada y la otra completamente adecuada, la mayoría de las veces de lo que se trata es de decidir que opción es la mejor, es decir que opción es la que tiene más ventajas y menos inconvenientes. Hay que comprender, que siempre existen personas interesadas en obtener pruebas circunstanciales o supuestas pruebas para engañar a los incautos, es decir que buscan pruebas para demostrar mentiras.

Hay que tener en cuenta, que en el universo existen infinitas opciones para cada cosa y cada camino puede tener algunas ventajas pero también otros inconvenientes, por eso, siempre se pueden encontrar razones para apoyar una idea aunque, en términos absolutos, sea errónea la conclusión que se quiere extraer de ella. Eso significa, que la clave para saber que un camino es correcto consiste en demostrar que tiene más ventajas que inconvenientes, pero sin que eso signifique que el otro camino no tenga también elementos positivos que no se encuentran en el camino correcto. Es decir que al final la elección definitiva va a depender del porcentaje ventajas o inconvenientes que cada opción tenga. Esto nos demuestra, que el hecho de que alguien nos enseñe pruebas o argumentos razonables para apoyar una afirmación, no significa que la conclusión global sea correcta, porque para eso tenemos que tener en cuenta todos los aspectos que intervienen en cada cuestión y no solo los que él nos presenta. Es decir que cada camino puede tener pruebas ciertas a su favor, pero cuando de lo que se trata es de sacar una conclusión de algo que tiene múltiples aspectos la decisión tiene que caer del lado que más ventajas tenga. Por eso es tan importante aprender a diferenciar entre prueba y creencia, porque una prueba de algo no es lo mismo que una prueba de todo, y son muchos los que usan pruebas parciales para defender cuestiones que van mucho más allá de lo que se demuestra con esas pruebas.

Esto lo vemos continuamente en los espacios informativos, porque cada votante siempre cree la información que procede de su partido y desprecia la que procede del contrario, por eso hay canales de televisión y periódicos dedicados a mentir para apoyar a un partido político determinado. Durante las campañas electorales los actores de cine suelen apoyar públicamente a la izquierda porque una vez que estos partidos consiguen el poder suelen pagarles el favor con grandes inversiones públicas para la producción de películas mediocres que luego nadie ve. Esto, es sin duda un acto de corrupción, pero planteado de forma legal. Los partidos de derechas suelen favorecer más a las empresas que a los trabajadores, aunque es difícil distinguir cuando ese apoyo solo favorece a la empresa y no al trabajador. Esto demuestra que la división de la sociedad entre izquierdas y derechas solo es un espejismo creado por los políticos para repartirse el poder alternativamente porque la verdad no es ni de derechas ni de izquierdas sino neutral. En la política actual se reproducen como en tantas otras cosas las dimensiones universales, porque la derecha representa la dimensión horizontal, roja y masculina, y la izquierda representa la dimensión vertical, azul y femenina. En realidad, ambas ideologías son igual de necesarias porque una defiende principalmente los aspectos masculinos de la vida y la otra los femeninos, pero como es imposible que la sociedad prospere sin que exista una cooperación entre ambas fuerzas la actual división de la sociedad en partidos es completamente irreal y solo provoca crispación social cuando los partidos incitan a los ciudadanos a odiar a sus contrarios para obtener el poder. Es necesario que la humanidad progrese hacia un sistema que supere esta artificial división del mundo entre la derecha y la izquierda para dar lugar a un sistema político en el que la clave y la última palabra no la tengan los políticos o los timadores de turno sino que todas y cada una de las leyes sean decididas por los ciudadanos directamente. La verdad es que los políticos mal llamados demócratas, quieren que los ciudadanos solo puedan elegir qué partido les gobierna, pero sin que puedan elegir las leyes directamente, es como permitir al perro elegir que amo le va a llevar sujeto por la correa pero sin ningún derecho a elegir el camino a seguir.

Es cierto que una democracia contemporánea es mejor que una dictadura o el comunismo, pero también es igual de cierto que este sistema no es una verdadera democracia, porque para ello sería necesario que el monopolio que ahora tienen los partidos políticos se termine para dar lugar a un sistema en el que los ciudadanos puedan elegir las leyes directamente. Sin embargo, la clave para conseguir que un gobierno sea eficaz tampoco se basa solo en que sea una democracia, una monarquía o una dictadura, sino en que todas las capas de la sociedad progresen y mejoren su cultura hasta llegar a conocer las grandes verdades universales y las apliquen a su vida personal y a su gobierno, porque no hay mejor forma de evitar la manipulación de los tiranos que poseer el conocimiento de la verdad.

Esta división artificial de la sociedad entre izquierdas y derechas recuerda la antigua división entre quienes adoraban a dioses masculinos como Zeus y quienes adoraban a los femeninos como Atenea, posteriormente con la llegada del cristianismo también lo pudimos observar entre quienes idolatran a la virgen o a Jesús. Este comportamiento es la consecuencia de no comprender que es necesario abandonar la creación de ídolos a los que adorar y tomar conciencia de nuestra propia capacidad para administrar la vida y votar las leyes. En el aspecto religioso es necesario comprender que no tiene sentido crear ídolos de plástico como ocurre en la actualidad, es correcto valorar las enseñanzas de los antiguos filósofos, pero sin convertirlos en ídolos. Cuando la gente construye ídolos para representar la divinidad siempre los hace a imagen y semejanza del hombre, esto es sin duda un acto de arrogancia, porque al hacerlos de ese modo lo que intentan es adorarse a sí mismos. En realidad Dios no es un hombre, ni siquiera es un ser individual, sino que es todo aquello que une el universo en una sola cosa.

Tampoco tiene sentido acudir a los templos, porque la verdad no tiene fronteras y existe en todas partes, es nuestro deber buscarla por nosotros mismos sin permitir que las organizaciones religiosas nos digan cual es, ya que siempre lo hacen tergiversando la verdad a su favor. Porque Dios no habita en las iglesias sino en el alma de los justos, tampoco es masculino ni femenino ni es de izquierdas ni de derechas sino que es neutral, porque contiene en su interior los dos polos universales por igual.

La ambigüedad de la verdad también la podemos observar en las distintas religiones, porque es un grave error pensar que toda la verdad pertenece a una religión y toda la mentira a las demás, porque la religión no es diferente a cualquier otra rama del conocimiento. Desde la antigüedad, las religiones han ido evolucionando para ofrecernos sus distintas versiones del universo y con toda seguridad todas tienen un conocimiento parcial de esa verdad, unas tendrán razón en unas cosas y otras la tendrán en otras, por eso, algún día todas llegaran a ser iguales cuando el progreso esclarezca de forma definitiva que creencias son correctas y cuales son equivocadas. Cuando llegue ese momento en el mundo solo habrá una religión y es la que se basa en la verdad.

Porque ¿qué es la verdad o la mentira? Hay personas que piensan que la verdad es lo que cree la mayoría, otros creen que la verdad es aquella creencia que dura mucho tiempo, sin embargo, hay creencias que han sido aceptadas por la mayoría durante mucho tiempo y sin embargo siglos después se ha demostrado que estaban equivocadas, como por ejemplo cuando se creía que la Tierra era plana y el sol giraba alrededor de ella. Pero si a la diferencia entre la verdad y la mentira que crea la ignorancia se le añade la confusión que crea el poder o dicho de otra forma se le añade la confusión que crean aquellos que mienten para alcanzar el poder al final es difícil saber cuál es esa verdad. Es como si hubiera una verdad relativa y otra verdad absoluta y resulta difícil saber a cuál de las dos pertenece lo que creemos. Por eso, no debemos apasionarnos excesivamente con nuestras creencias ni negar a los demás el derecho a creer en lo que consideren oportuno si no hacen daño a nadie, porque las verdades del presente pueden ser las mentiras del futuro. En realidad, en el universo no hay nadie que lo sepa todo de todo o no tenga dudas, ni siquiera los seres superiores a nosotros que nos adelantan en un millón de años de ventaja tecnológica. Todos tenemos dudas sobre nuestras propias opiniones porque en todas las personas y en todos los planetas existe lo que se podría llamar una frontera del conocimiento. Es decir que todos tenemos un límite del conocimiento en donde termina lo que sabemos y empieza lo que tenemos que aprender, por eso, en esa frontera en donde están los límites del conocimiento todos los seres del universo tienen dudas. Es bueno apreciar las enseñanzas que los filósofos, los científicos, los espíritus superiores o los seres extraterrestres nos puedan aportar, pero eso no es una razón para convertirlos en ídolos o equipararlos con Dios.

43 LAS DOS FORMAS DE PENSAR

Hay dos formas de pensar, una es la horizontal o masculina y otra es la vertical o femenina. La horizontal es la que utiliza la mayoría de la gente y la vertical es la que utilizan los filósofos o científicos, la horizontal se caracteriza por usar un nivel de concentración bajo y la vertical se caracteriza por usar uno alto. Cuanto más introvertida sea una persona mayor será su capacidad de concentración lo que favorece la meditación profunda, esto significa, que cuanto más extrovertida sea una persona menor será su capacidad para profundizar en los detalles metafísicos del universo, pero a cambio, mayor serán sus capacidades sociales, porque una personalidad extrovertida es más fuerte y eficaz en lo que se refiere al trato social. Cuando se adopta una actitud de meditación profunda se adquiere una mayor capacidad de visión de conjunto, aunque, es evidente, que una sola persona no puede conocer todo lo que le rodea en profundidad por mucho que se esfuerce debido a lo inmenso que es el universo, pero puede comprender sus características fundamentales mejor que las personas extrovertidas, porque éstas dedican su vida más a la parte física que a la psíquica o al acto material que a la reflexión mental. Las personas extrovertidas también necesitan dedicar tiempo a meditar, pero lo normal es que usen solo un 15% como máximo a esta tarea, también se suelen dedicar a una sola cosa cada vez. En cambio, los filósofos o científicos pueden dedicar hasta un 85% de su tiempo para hacer un análisis de las cosas global o de conjunto, lo que permite que la conclusión sea más profunda.

Esto es lo normal, porque no es posible dedicar a la parte productiva o física más tiempo de meditación ya que ambas tareas están en contradicción. Las tareas físicas dificultan las tareas mentales porque si estás ocupado haciendo cosas con tu cuerpo no puedes concentrarte en realizar análisis profundos con tu mente, por eso, lo lógico es que la sociedad use por lo general la mayor parte de su tiempo para las tareas físicas y solo una parte minoritaria para la meditación. Sin embargo, es para compensar esta circunstancia para lo que sirven los filósofos, porque al ser la filosofía su principal dedicación puede evitar la interferencia que las tareas materiales provocan. En realidad, la función de los filósofos o los científicos consiste en tratar de cambiar el mundo para mejorarlo, pero si ellos no lo hicieran el mundo seguiría su rumbo igual, aunque sería más monótono al no existir cambios, por eso, es suficiente que solo se dedique a esa función una pequeña parte de la sociedad.

Esto significa, que la labor principal de los científicos o los filósofos es favorecer el progreso de la sociedad, por eso, cada vez que completan un nivel o rueda de evolución horizontal pueden dar un salto vertical a otro nivel superior. El hecho de que su función se centre principalmente en la dimensión vertical implica que estén más en conexión con los valores divinos y el placer que se obtiene al descubrir nuevas fronteras del conocimiento. La dimensión horizontal en cambio, se dedica sobre todo a las cosas sencillas, pero también a los placeres sensuales que la vida nos ofrece sin demasiado esfuerzo. La tarea filosófica, aunque sea importante, es más secundaria en la vida cotidiana que la física o mayoritaria, esto se debe a que la labor filosófica o de investigación no es urgente. Sin embargo, la labor productiva es fundamental, porque sin ella el mundo material no funcionaría y no obtendríamos los recursos necesarios para vivir. Es decir que primero tenemos que solucionar las necesidades materiales para que sea posible dedicarnos a la meditación y las tareas espirituales. Si describimos esto mediante una pirámide imaginaria, entonces en la base se encontrarían las necesidades materiales como conseguir comida o cuidar a los hijos. Estas son tareas básicas pero también son esenciales para que la humanidad pueda existir por eso, ocuparían la mayor parte de la pirámide. Una vez solucionadas estas tareas es posible ocuparse de la parte espiritual o filosófica de la vida situada en la cúspide de esa pirámide. El cuerpo, es en definitiva un organismo material, aunque también hay que decir que al principio fue creado por la dimensión espiritual, por eso, no tiene sentido tener en cuenta solo un plano y no el otro como hacen los científicos materialistas. Porque si bien es cierto que la parte filosófica o espiritual solo puede ocupar un porcentaje minoritario de nuestro tiempo, sin embargo, su valor absoluto es igual que la parte material, porque sin el progreso filosófico o científico la humanidad nunca hubiera salido de las cavernas.

El cuerpo humano es una máquina hecha sobre todo para la experimentación física y para obtener placer a través de los sentidos, esto lo podemos ver en las proporciones de nuestro cuerpo, porque la cabeza solo representa una mínima parte del cuerpo, a diferencia del espíritu que es, en realidad, una esfera de energía que se aloja en el cerebro y es casi todo mente, pero con poca capacidad para actuar en la materia, por eso, es necesario que el espíritu se aloje en el cerebro antes del nacimiento para que un hombre esté completo. El espíritu, solo puede ocupar una mínima parte proporcional del cuerpo igual que en el esquema de la pirámide mencionado con anterioridad, porque las tareas físicas tienen que ocupar la mayor parte de nuestro tiempo y las mentales solo una parte minoritaria. Por este motivo, la mayoría de las especies animales y el hombre tiene una cabeza pequeña en comparación con el resto del cuerpo. Además, con independencia de la inteligencia que el hombre pueda tener en el futuro, las proporciones entre la cabeza y el cuerpo siempre deberán ser similares a las que existen en la actualidad para no crear una contradicción funcional. Esto explica, por qué el tamaño proporcional entre el cerebro y la cabeza puede cambiar mucho de unos animales a otros, pero sin embargo, el tamaño proporcional entre la cabeza y el cuerpo es muy parecido en todos ellos.

De este modo, la dimensión material y la espiritual se unen y adquieren su equilibrio. Podría decirse entonces que la mayor parte de la gente vive principalmente de tareas físicas o corporales y solo una minoría se dedica a tareas mentales o espirituales por eso, con la unión de ambos oficios se completa la sociedad. Cuando me refiero a las personas que se dedican a las funciones espirituales no me refiero a las organizaciones religiosas sino principalmente a los filósofos, porque las organizaciones religiosas son empresas cuyo objetivo es, por lo general, competir con los gobiernos para obtener el poder político, y no dudan en tratar de manipular la mente humana para conseguirlo. Un ejemplo de ello es el Vaticano, que dice defender la justicia y la democracia, pero, sin embargo, es la única dictadura que existe en Europa occidental. Este, es el último reducto de los estados pontificios que la iglesia católica creó para llenar occidente de dictaduras religiosas. Por eso, en el futuro, las organizaciones religiosas desaparecerán y las enseñanzas filosóficas o religiosas solo se enseñarán en los colegios pero libres de cualquier manipulación por parte de las empresas privadas o las sectas. Entonces ya no habrá un conflicto entre ciencia y religión como existe ahora, porque cuando el mundo complete su desarrollo tecnológico, la ciencia logrará demostrar gran parte de las verdades filosóficas que existen en el universo, y a partir de ese momento, los filósofos también serán considerados científicos. Cuando eso ocurra, ya no habrán templos, porque Dios no tiene casa y está en todas partes, entonces, el verdadero templo será el alma de los justos y todas las fuentes de conocimiento que disponga el mundo.

Cuando nos dedicamos a las tareas productivas, nos sumergimos y fusionamos con la máquina que es la sociedad, porque al dedicar poco tiempo a pensar nos inclinamos sin darnos cuenta a asumir y aceptar las ideas generalmente aceptadas por el sistema, incluso lo hacemos con una actitud demasiado optimista con respecto al mundo que nos rodea. Esto ocurre, porque cuando dedicamos mucho tiempo a las tareas físicas la energía y el tiempo disponible lo dedicamos en su mayor parte a nuestro cuerpo y no a nuestra mente. En esta situación, la mente pierde la posibilidad de poder concentrarse debido a que ambas tareas son, hasta cierto punto incompatibles. Dicho de otra forma, cuanto más tiempo dedicamos a las tareas físicas menos concentración mental podemos obtener porque las tareas físicas se hacen con el cuerpo y sin concentración y en cambio las tareas mentales se hacen con la mente y con concentración, por eso, el trabajo físico reduce la eficacia de la meditación. En realidad, cuando nos dedicamos a las tareas físicas también pensamos o meditamos, lo que cambia es la profundidad de la meditación. Esta situación ocurre en parte por el cansancio y en parte es por tener poco tiempo para meditar, por eso, nos inclinamos a pensar que todo está bien y aceptamos las opiniones del grupo para así poder concentrarnos en nuestro trabajo y sentirnos mejor.

En aquellos casos en los que se trabaja con demasiada intensidad la mente individual puede quedar absorbida por el pensamiento grupal, que consiste en asumir como propios aquellos postulados que se consideran aceptados por el grupo al que cada uno se siente atraído sin hacer un análisis de esos postulados en profundidad, es casi como si la persona quedase hipnotizada por la masa a la que se quiere adherir o como si una parte del cerebro estuviera dormida para ceder esa voluntad al grupo con el fin de sentirse acompañado por ese grupo. El problema es cuando el líder de ese grupo es un canalla y establece como postura grupal aquello que le interesa a él pero perjudica a los demás, entonces las personas que ceden su voluntad al grupo (que es lo mismo que decir al líder del grupo) al final terminan siendo esclavas de su falta de valor para analizar las cosas con mayor detalle. Esto puede ser un impedimento para adquirir una personalidad propia y también puede desencadenar una depresión, por eso, es necesario luchar para que lo colectivo no invada completamente el espacio de lo personal. Incluso hay sectas que incitan a sus adeptos a que no se hablen con los familiares que no pertenecen a la secta. Este es un ejemplo de manipulación mental extrema.

Es cierto que pensar en positivo y asumir el pensamiento y actitud de un grupo nos puede ayudar a sentirnos integrados en ese grupo, pero si eso implica renunciar a nuestra capacidad de análisis imparcial al final puede ser un obstáculo para comprender la realidad, sobre todo cuando los postulados asumidos por el grupo surgen de un tirano que actúa como líder, o cuando surgen de la ignorancia del grupo. Esto significa que la clave para que la mente encuentre su equilibrio está en encontrar el término medio entre lo individual y lo colectivo, por eso, nuestra obligación es exigir a los gobiernos y a las empresas que ofrezcan a sus trabajadores el tiempo libre necesario para realizar otras actividades o para poder hacer una reflexión madura sobre el mundo que nos rodea. Para conseguir el equilibrio entre la vida laboral y la particular lo ideal sería distribuir el día en tres partes iguales, una para trabajar, otra para el tiempo libre, y otra para dormir, con el fin de que cada ciudadano tenga el tiempo suficiente para hacer otras cosas y analizar todo lo que le ha sucedido en el día en lugar de limitarse a asumir aquello que les dicen en las noticias que es verdad.

En realidad, cada persona es como una pieza de esa máquina que es la ciudad, es cierto que cuando se lleva una vida normal es difícil encontrar tiempo para meditar, pero siempre es bueno tratar de encontrarlo, porque la meditación nos permite comprender mejor la esencia de cada cosa y vivir la vida más intensamente. La televisión o la lectura pueden ser dos grandes aliados para aquellos a los que les gusta meditar y son algo solitarios, porque pueden ofrecer un entretenimiento fácil a una mente cansada, eso es muy útil, porque ayudan a desatascar un análisis detenido. El cerebro también necesita cambiar de actividad para poder recuperarse y no hay mejor forma de hacerlo que con aquellos medios que permiten entretenerse y meditar al mismo tiempo.

44 LA FILOSOFÍA NO ES SUFICIENTE

La vida dedicada a la meditación y la concentración que caracteriza a los filósofos es femenina, y la vida extrovertida y común que hace la mayoría de la gente es masculina, pero la felicidad completa solo se puede obtener cuando se combinan ambas cosas. La filosofía pertenece a la dimensión vertical y fría, y la vida basada en las emociones que proporcionan los sentidos y el trabajo pertenece a la dimensión horizontal y cálida, y solo cuando el ser humano combina adecuadamente ambas dimensiones logra alcanzar el equilibrio. La sociedad general usaría más la vida física y menos la mental, y el filósofo usaría más la vida mental que la física, pero ambos necesitan de las dos dimensiones para ser felices. La filosofía es principalmente energía y la vida clásica es principalmente materia. Es cierto que en determinadas situaciones es válido dedicarse solo a la filosofía en especial cuando alguien es capaz de adelantar al resto, pero es un error pensar que solo se puede vivir de la filosofía, porque un hombre puede tener toda la sabiduría del mundo pero si solo encuentra entretenimiento en la filosofía puede llegar a sentir un cierto vacío porque la filosofía igual que la energía solo produce fuerza y reacción cuando se combina con la materia es decir que la filosofía es estupenda y a veces es bueno dedicarse a ella en exclusiva pero en términos generales y absolutos solo cuando se combina de forma alterna con la vida común, el trabajo, la pareja y los hijos es posible sentirse completo. Con esto, lo que trato de demostrar, es que la vida de un profeta como Jesús no es tan ideal como muchos imaginan, porque su situación es, en realidad, excepcional e inestable, y por eso su deseo es, en realidad, vivir como una persona normal. Es posible que estos grandes profetas se hayan adelantado al resto en la comprensión metafísica del universo y por eso sean en cierto modo intelectualmente superiores a ellos, pero solo cuando aquellos que les rodean comparten y entienden estos principios, los profetas pueden ser realmente felices.

La verdad es que en la vida es muy difícil tenerlo todo al mismo tiempo, porque una persona que trata de dedicarse solo a la meditación profunda va a tener dificultades para tener mujer o una vida normal porque la meditación empuja hacia el aislamiento. Sin embargo, para conseguir el equilibrio perfecto entre la dimensión horizontal, material, cálida y salada que representa la vida común o extrovertida, y la dimensión vertical, espiritual, fría y dulce que representa la meditación profunda, es necesario que exista una relación armónica entre la vida común y la vida meditativa, porque cuando un filósofo se dedica solo a la vida espiritual al mismo tiempo pierde los frutos de la vida material. Esto demuestra, que aquellos que creen que los grandes filósofos como Jesús o Zoroastro son felices solo por ser intelectualmente superiores se equivocan, porque la felicidad solo se puede alcanzar cuando la vida contiene ambos aspectos dimensionales, por eso, la tarea que ellos hacen solo tiene sentido de forma excepcional. Es cierto que descubrir los grandes secretos filosóficos del universo es emocionante, pero la vida de un filósofo solo puede estar completa cuando logra vivir rodeado por aquellos que le comprenden y tienen su mismo nivel evolutivo.

En realidad, lo que caracteriza una vida normal es tener trabajo, mujer e hijos, sin embargo, en esta situación es muy difícil dedicarse a la meditación profunda porque estas tareas alejan la mente de la concentración y la empujan hacia la vida extrovertida. Pero eso no tiene porqué impedir que se pueda dedicar tiempo a ambas situaciones y obtener así los frutos de ambos planos dimensionales. Para conseguirlo es necesario vivir una vida extrovertida como norma para compensar los requisitos de la dimensión material, pero también es necesario dedicar algo de tiempo a la meditación profunda como excepción, para compensar los requisitos de la dimensión espiritual. De este modo es como se puede alcanzar el equilibrio en ambos aspectos dimensionales. Es decir que lo normal es dedicar la mayor parte de nuestro tiempo a las tareas extrovertida y solo una mínima parte a las tareas introvertidas, del mismo modo, aquellos filósofos que dedican todo su tiempo a la meditación harían lo mismo pero al revés, porque su tarea representaría una excepción a la norma general. Sin embargo, incluso en estos casos, su sueño es regresar con sus enseñanzas para entregarlas a la sociedad y vivir con el resto de las personas como un hombre más.

La actitud exclusivamente meditativa e introvertida de un filósofo espiritualmente elevado no es algo normal, sino que ocurre cuando adelanta a las personas con las que convive en su capacidad para comprender el mundo que le rodea. Porque el verdadero sueño de un filósofo no es estar en casa meditando como normalmente hace. Él siempre sueña con viajar a lugares diferentes o relacionarse con otras personas, esto demuestra que su actitud introvertida no es algo normal sino excepcional, pero no solo para él sino para todos los seres humanos. En el fondo, el sueño de un filósofo inspirado es dedicar un tiempo a meditar con la intención de regresar al mundo con sus descubrimientos, entregarlos a la humanidad, y después convivir con ellos como hombre normal, porque lo lógico, es que las personas vivan relacionándose unas con otras de forma armónica. Esto significa, que lo único que puede explicar la actitud introvertida de un filósofo o un profeta, es su mayor capacidad para comprender el mundo que le rodea. Esa diferencia, le empuja a distanciarse de los demás y mediante su imaginación tratar ver en su mente ese mundo futuro ideal en el que le gustaría estar, es decir un mundo lleno de seres con su mismo nivel evolutivo en donde pueda ser uno más con ellos. Esto demuestra, que la meditación no es un fin en sí mismo, sino un medio para descubrir el futuro y sentirse cerca de ese mundo ideal. La forma introvertida de vivir que tiene un filósofo espiritualmente elevado es, por lo tanto, un problema de nivel espiritual, porque en realidad, todo ser con estas características se distancia de los demás porque es mediante esa meditación como logra imaginar y sentirse unido a esos mundos maravillosos con los que sueña, pero en realidad su verdadero deseo, es vivir relacionándose con normalidad con el resto de las personas que tienen su mismo nivel de evolución. Por eso, cuando se encuentra rodeado de personas que no le comprenden, su única oportunidad de sentirse cerca de esa humanidad perfecta es a través de su propia imaginación.

Un filósofo, es como si fuera el polo una batería cargada de electricidad que necesita conectarse con el otro polo para eliminar su diferencia de potencial, el filósofo sería el polo que cede la energía en forma de conocimientos, y la sociedad sería el polo que recibe esos conocimientos. Cuando esa comunicación se produce, el profeta cede sus conocimientos a la sociedad y reduce su diferencia con ella y la sociedad aumenta sus conocimientos hasta igualar a los del profeta, de este modo, todos llegan a estar unidos. Es como la diferencia de potencial que se crea entre una nube cargada de electricidad y la tierra dispuesta a recibir esa carga eléctrica. El rayo, entonces, representa el momento en el que un profeta se comunica con el mundo y le cede su potencial de conocimientos. Es decir que en realidad, el sueño de un filósofo o de un profeta, es compartir sus conocimientos con la sociedad para dejar de ser diferente y así poder vivir con ellos una vida normal. La situación de un filósofo inspirado es, por lo tanto, una situación inestable y cargada energéticamente, por eso, busca la manera de liberarse de esa carga y así adquirir la estabilidad que proporciona unirse, y vivir en paz, con el resto de la sociedad.

45 LA VERDADERA LIBERTAD

La clave de ser mentalmente libre está en no someterse a ningún líder religioso o político, en cambio escuchar sus ideas sí es aceptable, pero solo debemos seguirlas en la medida de lo que creamos correcto, porque someterse a ellas sin un juicio imparcial supondría la pérdida de nuestra libertad mental. Tampoco hay nada de malo en escuchar las creencias de los profetas o los filósofos, pero solo debemos aceptar aquellas que nos parezcan razonables, porque no tiene sentido asumir que todas son verdaderas necesariamente, porque en el universo, no existe nadie que no se equivoque a veces, por eso, la clave de la perfección consiste en buscar la verdad sin ideas preconcebidas. Cuando buscamos la verdad debemos mirar desde dentro hacia fuera, es decir debemos usar nuestra propia capacidad para analizar las cosas que nos rodean sin someternos a ninguna idea preconcebida y sin aceptar la infalibilidad de nadie, sea este líder religioso o presidente de una gran nación. Debemos evitar con todas nuestras fuerzas apasionarnos con los mitos de la fe, o creer que toda la verdad la tiene un determinado partido político, porque cuando nos dejamos llevar por la emoción y renunciamos a la duda nos convertimos en las marionetas que otros manejan. Hay personas o partidos políticos que tienen razón en unas cosas pero se equivocan en otras, y con los líderes religiosos, los profetas o los filósofos no es diferente, y nadie del universo por muy superior que sea es infalible. Es cierto que pueden existir seres superiores a nosotros en el universo, pero no hay nadie que lo pueda saber todo.

La clave de la felicidad tampoco se basa en ser pobre, sino en buscar la riqueza sin perder la humildad, es decir que hay que tratar de progresar en la vida pero sin dejarse llevar por la vanidad, para eso, es necesario aprovechar completamente cada cosa que tenemos evitando el despilfarro, porque el hecho de tener mucho no significa que debamos desperdiciar lo que tenemos. Una persona que administra lo que tiene con sentido común, en realidad gana dos veces, una por lo que gana al principio y dos por lo que gana cuando es responsable y no desperdicia nada. Debemos evitar la opulencia y el despilfarro, porque en realidad una persona necesita poco para vivir, por lo tanto, lo más razonable es usar ese progreso económico para vivir mejor, pero evitando hacer cosas absurdas como por ejemplo comprar casas enormes para vivir pocas personas, o tirar la ropa recién estrenada. Hay que progresar pero sin perder la dignidad, porque la riqueza material no garantiza la felicidad. La felicidad es, por lo tanto, la consecuencia de dos cosas, por un lado del progreso económico y por el otro de la administración sensata de ese progreso.

Desde el comienzo de los tiempos el progreso de la ciencia ha permitido que la calidad de vida mejore sin cesar, pero ese progreso no debe ser una excusa para dedicarse al despilfarro. Un ejemplo lo tenemos en como hoy en día el ser humano no duda en destruir los átomos de uranio para producir energía sin tener en cuenta el grave peligro que representa la radioactividad para el medio ambiente. También trata de destruir los átomos de hidrógeno por el mismo motivo con el argumento de que necesita más energía. No comprende que en la naturaleza ya existe una energía inagotable, limpia y gratuita que es la solar en sus múltiples versiones, y lo que hace falta es adaptarse a las limitaciones administrando mejor la energía que ya se tiene para evitar el despilfarro. Los defensores de la energía nuclear procedente del hidrógeno afirman que el mundo podría mantenerse con ella durante varios siglos, pero lo que no entienden, es que si esa energía ya estuviera disponible, entonces el nivel de consumo energético se multiplicaría por mil agotando las reservas de hidrógeno en mucho menos tiempo de lo previsto. Esto no ocurriría porque se hubieran producido necesidades nuevas, sino porque al disponer de una fuente de energía barata la población terminaría gastando esa energía en cosas absurdas, porque es evidente que habría mucha gente dispuesta a ir a cenar a la luna o al extremo opuesto del planeta y volver a casa a dormir. Con esa actitud inconsciente el ser humano se comporta como una célula cancerosa que se extiende sin parar destruyendo todo a su alrededor, no es que sea malo tener más energía y usarla en lo que consideremos adecuado, lo que es absurdo es la actitud inconsciente que tiene el hombre hacia el medio ambiente. Pero si ocurriera, que usando la energía natural y renovable el mundo se encontrase limitado, entonces lo mejor sería que se adaptase a esas limitaciones y progresase desarrollando el nuevo filón que representa evitar el despilfarro y el uso poco productivo de la energía. Seguramente, el mundo del futuro podrá hacer las mismas cosas que hacemos en la actualidad solo con una mínima parte de la energía que nosotros usamos, y todo como consecuencia de una buena planificación en el uso de esa energía.

La conducta del ser humano con respecto a la energía nuclear es un ejemplo de descontrol y poco respeto por el medio ambiente, porque siempre se puede conseguir más energía solar con un poco de imaginación, como por ejemplo instalando paneles solares en el espacio o aprovechando la energía de los volcanes, de las olas o del viento, porque cuando se habla de conseguir una energía inagotable no se quiere reconocer que la energía del sol y sus derivados ya lo son, pero si no lo reconocen es porque no quieren hacer un uso sostenible de la energía o aceptar las limitaciones que eso implica. Es absurdo que en los foros internacionales se esté proponiendo aplicar un impuesto a la emisión de gases de efecto invernadero, pero en cambio no se cree otro para penalizar la energía nuclear sabiendo lo terribles que son sus efectos cuando se producen fugas, eso demuestra que el ser humano sigue actuando por intereses materialistas y egoístas y es incapaz de actuar pensando en el bien global. Es necesario que la humanidad deje de considerar el crecimiento económico como lo más importante, y se sustituya por el reparto de la riqueza, porque el progreso también consiste en erradicar la pobreza y las desigualdades sociales, de qué sirve que un país como Estados Unidos tenga una gran renta per cápita si sus calles están plagadas de mendigos, esa también debería ser una parte de la agenda de los políticos y no solo la producción comercial.

46 LA FUENTE

Si buscas la luz ve a la luz, si buscas el conocimiento busca el conocimiento, pero no confundas la luz con lo que otros te digan que es la luz, y no confundas el conocimiento con lo que otros te digan que es el conocimiento si lo que buscas es la verdad. Porque si buscas la verdad y te molestas en investigar, entonces la fuente de la sabiduría se abrirá ante ti, porque cuando orientamos nuestra mente mirando hacia la luz esa luz termina por llenar nuestros ojos y mostrarnos las maravillas que el universo tiene guardado, porque en realidad todos somos creadores y todos somos parte de Dios y solo hace falta que seamos capaces de comprenderlo.

Los tiranos que tratan de aprovecharse de la gente son como los nubarrones que se interponen entre nosotros y la luz del sol. Los tiranos siempre tratan de aparentar una sabiduría que no tienen porque saben que hay gente que no es capaz de diferenciar entre las apariencias y la realidad. Algunas personas son tan ingenuas, que cuando oyen a un individuo decir que va a dar clases sobre conocimiento y sabiduría, asumen que si lo hace es porque es sabio, pero la verdad es que, en la mayoría de las ocasiones, solo son psicópatas y deshechos sociales que se han leído un par de libros y después basándose en ellos han creado una secta con el fin de aprovecharse de la gente. Sin embargo, a veces, el tirano trata de hacerse sabio, porque es el mejor disfraz que puede usar para ocultar su codicia ante sus posibles víctimas. En este caso no trata de usar el conocimiento como medio de superación o para ayudar a los demás, sino solo como instrumento para obtener poder material sobre otras personas.

Muchos son los que dicen que nos quieren ayudar pero solo les mueve la codicia, muchos usan la palabra amor, cuando en realidad quieren decir sexo, porque en muchas ocasiones las sectas tratan de abusar sexualmente de sus adeptos diciendo que la promiscuidad es lo mismo que el amor, pero en realidad solo tratan de usarlos para ganar dinero con el engaño induciéndoles a ejercer la prostitución. En realidad esos canallas desprecian el amor, y por eso lo confunden con el sexo, pero cualquier persona con un poco de sentido común sabe que son dos cosas muy distintas, porque puede haber sexo con amor, pero también puede haber amor sin sexo, porque, en realidad, son dos cosas diferentes. En realidad la promiscuidad es una conducta degenerada, porque a cada hombre le corresponde una mujer y a cada mujer le corresponde un hombre, y quienes confunden eso con el amor es porque buscan traicionar a sus parejas. No hay nada de malo en el hecho tener relaciones sexuales incluso cuando no se desea tener hijos, pero lo correcto es que ese tipo de relaciones solo se tengan con aquellas personas que estén dispuestas a aceptar la crianza de los hijos que puedan concebir, porque un hijo no es un objeto sino un ser humano, por eso, lo mejor es que cada persona trate de conseguir una pareja estable con la que tener ese tipo de relación.

También es importante desconfiar de los medios de comunicación, porque es, en esos medios, donde los especuladores tratan de actuar con mayor empeño, por eso, cada partido político tiene sus propias cadenas de televisión y sus propios periódicos, ellos no nos quieren informar sino que lo que intentan es filtrar la información para ridiculizar a sus oponentes y destacar sus propias acciones. Por eso, es mejor ir a la fuente, es decir que debemos analizar y comparar todos los medios de comunicación, toda la información que la ciencia nos pueda ofrecer y también todas las ideologías políticas para poder tener una visión imparcial de los hechos.

Muchas personas se preguntan ¿qué es necesario para ser buenos padres? Lo más importante es, sin duda, tener la voluntad de serlo. Del mismo modo, la clave para encontrar los fundamentos metafísicos del universo es tener la voluntad de buscarlos. Solo cuando nos esforzamos y creemos en nosotros mismos existe la posibilidad de encontrarlos. Solo si nos esforzamos, podremos beneficiarnos con todo lo que podamos descubrir sobre la estructura real del cosmos.

47 LA CASA DE LOS ESPÍRITUS

Mucha gente cree en la existencia de espíritus, pero pocos se preguntan si existe algún lugar en donde se pueden encontrar como en su casa. En mi opinión, los espíritus son principalmente energía, pero poseen una pequeña cantidad de materia, esta materia puede modificarse a voluntad para atravesar paredes o evitar colisionar con otros objetos materiales, sin embargo, eso no significa que puedan evitar totalmente las interferencias entre la dimensión material y la espiritual, por eso, es razonable pensar que opten por elegir lugares físicos que consideren seguros y en donde puedan estar con más frecuencia mientras esperan a su próxima reencarnación. En la antigüedad, existían mitos y leyendas sobre los lugares en los que vivían los dioses, en realidad estos "dioses" podrían ser espíritus de la Tierra o seres extraterrestres. Estas leyendas a veces son el resultado de la imaginación, pero en la mayoría de las ocasiones comienzan como un hecho real que es modificado para convertirse en una historia entretenida y adaptada a las creencias de la gente.

LAS ZONAS POLARES: Uno de los lugares en donde los espíritus podrían estar con más frecuencia son las zonas polares, de hecho, en algunas creencias mitológicas nórdicas se afirma que los dioses habitan allí. Estos lugares les podrían interesar por varias razones. En primer lugar, porque es allí donde entran y salen las líneas magnéticas del planeta para dirigirse a otros planetas o estrellas, estas líneas les podrían servir para comunicarse con los demás mundos del universo o incluso podrían viajar hasta ellos a la velocidad de la luz uniéndose a las partículas que forman estas líneas magnéticas. Otra razón puede ser el frío intenso, porque hace que estos lugares sean solitarios, esto les puede interesar para realizar sus reuniones, hay que tener en cuenta, que al no tener cuerpo físico no se ven afectados por las condiciones climatológicas. Otro motivo podría ser la energía procedente de las partículas solares que al entrar producen las auroras boreales. Estas partículas quizás les sean útiles para poder realizar sus proyectos. El hecho de que los polos tengan seis meses al año de luz ininterrumpida también puede ser uno de los motivos para elegirlos. Los desiertos de todo el mundo también podrían servir como lugares de estancia temporal para los espíritus al ser bastante solitarios.

LAS MONTAÑAS: Otras creencias afirman que los espíritus se encuentran en las cimas de las montañas o junto a ellas como por ejemplo en la mítica Shambhala. También podrían usar las grutas o incluso estar dentro de las rocas, es decir que se encontrarían allí pero en otra dimensión. Al tratarse de otra dimensión los espíritus no verían las rocas donde se encontrarían fusionados sino al resto de espíritus con los que se relacionarían. En la oscuridad que hay en el interior de las montañas los espíritus se sentirían más fuertes, porque la luz del sol debilita la dimensión espiritual, por eso, los fenómenos paranormales suelen ocurrir por la noche. El sol es rojo, energético, caótico, material, y representa la dimensión masculina. Esta energía cuando es recibida directamente cansa, perturba y crea interferencias a los espíritus, pero no la pueden contrarrestar debido a la gran debilidad que les ocasiona carecer de cuerpo físico. Los espíritus, en cambio, pertenecen a la dimensión femenina, sensible, azul y espiritual, por eso, necesitan un entorno tranquilo para poder actuar. También pueden ver sin dificultad en la oscuridad, porque no solo perciben las frecuencias luminosas del espectro visible sino todas las que existen, eso significa que para ellos la noche no existe.

Es posible que las montañas también sirvan a los espíritus como medios para recoger energía, porque al atraer los rayos de las nubes podrían ser utilizadas como una especie de acumulador eléctrico, sobre todo en aquellas que tienen manantiales y ríos subterráneos debido a que el agua es un buen conductor de la electricidad. Quizás esa sea la causa por la que en la mitología nórdica se adoraba al dios del trueno Thor, es posible que después de las tormentas se produjeran avistamientos de esferas luminosas y otros fenómenos extraños cuando los espíritus cargados de energía volasen por los pueblos circundantes, estos sucesos en la actualidad se asocian con el fenómeno ovni. Los espíritus de las montañas, también podrían ser los responsables de las apariciones marianas, porque en aquellos casos en los que quisieran comunicarse con las personas podrían optar por adaptarse a las creencias mitológicas de cada país usando un aspecto familiar y fácil de reconocer por la gente para conseguir que la comunicación sea más fácil. Las apariciones marianas, en algunos casos también podrían estar causadas por espíritus de monjas que para fomentar su religión estarían representando el papel de la virgen.

LOS CEMENTERIOS: También hay gente que afirma haber visto espíritus en los cementerios, esto es lógico, porque después de la muerte del cuerpo muchos espíritus se encuentran confundidos porque no entienden su situación, esto ocurre porque durante la vida corpórea no creían en la vida después de la muerte, pero incluso aquellos que sí creían tampoco saben al principio qué camino tomar, por eso, se quedan en los cementerios junto a su cuerpo. Esta confusión inicial dura hasta que se desprenden del lastre que supone la personalidad humana. A esta situación se la denomina “estar en el limbo”. Cuando esta personalidad temporal es eliminada de la mente espiritual, se activa la memoria de la mente eterna y entonces los espíritus recuerdan sus vidas anteriores y se comienzan a preparar para su siguiente reencarnación.

LAS CIUDADES: Muchos espíritus, quizás la mayoría, es posible que prefieran volar libremente por los campos o las ciudades observando el paisaje y visitar de vez en cuando a sus parientes cercanos para ver cómo se encuentran mientras esperan a su próxima reencarnación. El tiempo de espera depende de la relación entre el número de espíritus que se quieren reencarnar y el número de niños que se conciben cada año. Hay que tener en cuenta, que el número de animales que viven en la Tierra es mucho mayor que el número de personas, esto significa que debe de existir una mayor cantidad de espíritus que se quieren reencarnar en la forma humana que concepciones. Hay que tener en cuenta, que deben ser muchos los espíritus de animales que esperan su oportunidad para reencarnarse como hombres, porque el destino natural de los espíritus animales es pasar a la forma humana como etapa final de su evolución. Esto se solucionará cuando la humanidad colonice los planetas de nuestro entorno hasta que llegue el día en que ya no haya espíritus reencarnados en animales, lo que pondrá fin a la campaña de colonización y también a la vida animal y vegetal en la Tierra, porque entonces todos los espíritus ya se habrán reencarnado como personas. En mi opinión, sería necesario colonizar 25.000 planetas como mínimo antes de que esta situación ocurra, teniendo en cuenta la gran cantidad de animales que habitan en la Tierra. Hay quien puede pensar que ese número de planetas es insuficiente teniendo en cuenta que en la Tierra existen muchos miles de millones de seres orgánicos, pero solo se reencarnarían como humanos los espíritus individuales, porque los seres unicelulares como las bacterias, o los organismos sencillos como las plantas, no tendrían un espíritu para cada individuo, sino un espíritu para cada especie que los controlaría de forma indirecta debido a la simplicidad que tienen estos organismos.

EL SOL: Hay quien piensa, que el sol es el lugar ideal para que los espíritus permanezcan después de la muerte porque este astro es el que preside el sistema solar, pero el hecho de que esto sea cierto desde un punto de vista físico, no significa que sea adecuado para que un espíritu se instale allí. Es cierto que un espíritu es inmune a la climatología, sin embargo, la enorme actividad energética del sol puede estorbar su actividad, porque en realidad, un espíritu es como un pequeño sol pero dotado de algo de materia por eso, la cercanía al sol puede dificultar considerablemente su actividad vital. El lugar ideal para vivir tanto para los espíritus como para las personas son los planetas, porque todo proceso de evolución necesita un entorno estable y tranquilo como el que ellos proporcionan.

LAS CASAS ENCANTADAS: Hay personas que durante su vida terrenal cometieron delitos y además no creían en la reencarnación, por eso, después de la muerte del cuerpo su actitud de negación suele provocar que traten de ir hacia atrás en lugar de avanzar hacia el mundo espiritual. Este comportamiento también está influido por el miedo a un hipotético castigo divino o también al infierno según las creencias que sobre esto pudieran tener, por eso, se niegan a avanzar y optan por permanecer en las viviendas en una especie de limbo indefinido entre el mundo humano y espiritual. También intentan que sus cuerpos fantasmales se hagan más densos para crear un falso cuerpo humano y así poder intervenir en la materia con más facilidad. Para conseguirlo, tratan de usar las partículas de polvo atmosférico y robar la energía vital de las personas. Esta actitud maligna sería la causante del mito de los vampiros. Los espíritus suelen preferir la noche para manifestarse porque son muy sensibles y la energía del sol interfiere y debilita la escasa fuerza que ellos tienen. El sol pertenece simbólicamente a la dimensión material por eso debilita la dimensión espiritual.

ACTIVIDADES: Los espíritus, durante su estancia en el mundo intermedio pueden hacer balance de su vida anterior y guardar aquellos recuerdos que sean útiles para sus vidas futuras, porque hay recuerdos que tienen que durar una vida humana, pero hay otros que tienen que durar todo el ciclo cósmico. También pueden aprovechar sus descubrimientos para modificar genéticamente sus futuros cuerpos y que estos cambios sean hereditarios para hacer que la especie humana pueda mejorar. Los espíritus más evolucionados también pueden aprovechar su estancia en este plano para ayudar a las personas. Algunos sacerdotes de la antigüedad trataban de comunicarse con ellos mediante rituales, sin embargo, era difícil saber si esos seres a los que consideraban dioses eran espíritus malignos, benignos o seres extraterrestres.

OTROS PLANETAS: Hay quien piensa, que la Tierra es como un planeta prisión a donde vienen los espíritus que se han degenerado como castigo hasta que se vuelvan a rehabilitar. Creen que la Tierra o la vida en la materia es el infierno y en consecuencia consideran que el cielo solo puede estar en otro planeta o en el mundo espiritual. Pero no se dan cuenta que la Tierra puede ser al mismo tiempo el infierno al principio, y el cielo al final, porque el infierno es en realidad el sufrimiento que se produce como consecuencia de la ignorancia, y el cielo es la felicidad que se alcanza cuando se adquiere la sabiduría. Es decir que no es necesario cambiar de lugar físico para llegar al cielo, sino que debemos usar el progreso para desterrar el mal de este planeta y convertirlo en un verdadero cielo. Cuando los planetas comienzan su proceso de evolución, al principio todo es ignorancia y como consecuencia de esa ignorancia surgen los errores y el mal, pero esta no es una situación permanente, porque como consecuencia de la evolución la oscuridad que provoca la ignorancia será sustituida por el conocimiento y el bien. Hay gente que arriesga su vida de forma absurda porque piensa que luego hay otra vida, pero no se dan cuenta, que si venimos a este mundo es por un motivo y despreciar la vida solo es un acto de estupidez y también de desprecio a sus padres que se han esforzado por criarles. Sea lo que sea lo que encontremos después de la muerte, todos hemos nacido por un motivo y por eso, debemos tratar en la medida de lo posible de completar este ciclo vital.

También hay quien piensa que todos los seres del universo tienen que ser completamente justos desde el principio como si fuera una cualidad innata y por eso, quienes no lo son tienen que ir a planetas inferiores donde todos los seres estén en su misma situación. Creen que una vez rehabilitados regresan a su planeta para reencarnarse de nuevo en él. Pero hay que tener en cuenta, que el hecho de que una persona no sea siempre justa tampoco implica que por eso vaya a ser un delincuente o se comporte de forma desequilibrada, porque hay muchas personas que si bien no son justas del todo, sin embargo, son, en general decentes y bastante equilibradas. Como ya expliqué en la teoría de las excepciones de la justicia, la mayoría de la gente es, en realidad, justa como norma principal en su comportamiento social, aunque puedan admitir excepciones, y solo una minoría trata de ser injusta de continuo como consecuencia de haber adquirido una personalidad muy materialista. A quienes actúan así, esa actitud les ocasiona muchos problemas de convivencia que si no son corregidos a tiempo puede llevarles a la cárcel, por eso, es muy importante enseñar civismo a todos los ciudadanos desde la infancia, porque sin una conducta cívica es imposible evolucionar y ser feliz. En mi opinión, este comportamiento es normal en todos los mundos al comienzo de la evolución porque nadie ha nacido sabiendo. Lo que es difícil saber es si el mundo optará por un modelo de justicia total o aceptará excepciones a la justicia cuando termine su evolución. En cualquier caso, no me cabe duda que debido al progreso, el mal y la tiranía desaparecerán del todo por ser la consecuencia de un comportamiento moral desequilibrado.

Otros piensan, que aun siendo correcto que la evolución deba comenzar en este mundo, sin embargo, después de morir el cuerpo los espíritus más avanzados tienen que viajar a otros planetas para seguir evolucionando. Pero eso no tiene sentido, porque el hecho de que unos espíritus sean más avanzados que el resto no es razón suficiente para abandonar su propio mundo, sobre todo teniendo en cuenta que el desplazamiento instantáneo por el espacio no existe, y aunque un espíritu lograse viajar a la velocidad de la luz podría tardar muchos años en llegar al planeta habitado más próximo. Además, es absurdo que habiendo progresado en este planeta lo abandonen y priven a sus habitantes del efecto benéfico que su presencia pudiera producir. ¿Cómo va a evolucionar el mundo si los espíritus más avanzados lo abandonan? Esa hipótesis se basa en imaginar un universo en el que los planetas siempre mantuviesen el mismo nivel de evolución, pero unos diferente de los otros, en ese supuesto, a los espíritus solo les quedaría la opción de cambiar de planeta para poder subir de nivel evolutivo. Pero es evidente que esa creencia es falsa, porque el mundo no ha dejado de evolucionar desde su mismo comienzo y por eso, los espíritus que viven en él no necesitan cambiar de planeta para poder evolucionar porque ya lo hacen con el mismo planeta.

Todas estas creencias surgen de tener una visión pesimista del mundo, unas veces se debe a los sufrimientos que las enfermedades o las guerras causan a la humanidad, y otras veces son la consecuencia de confundir los problemas personales o familiares con los problemas mundiales. En realidad hay muchas cosas buenas en el mundo y con el progreso cada vez son más, pero como el mal y los accidentes también están presentes solemos prestar más atención a los peligros para evitar que nos ocurran que a las situaciones seguras. Eso hace que nos resulte más difícil darnos cuenta de todo lo bueno que nos rodea aunque sea mucho. Quienes piensan de esa manera es porque no comprenden que las cosas pueden cambiar, porque un patito feo también puede convertirse en un cisne y un mono también puede convertirse en un hombre, del mismo modo el hombre actual también se convertirá en un ser perfecto mediante la evolución. Es cierto que las personas del futuro serán perfectas, pero eso no significa que no puedan cometer errores, porque no hay nadie en el universo que no los cometa, lo que quiero decir es que vivirán su vida de la forma más ideal que la evolución pueda ofrecer. Todo esto demuestra, que lo ideal para ser feliz es buscar el término medio emocional, es decir que debemos ser prudentes y no olvidarnos de los peligros que tiene la vida y que el pesimismo nos hace ver, pero tampoco debemos dejar que el pesimismo nos domine, porque si no tenemos algo de optimismo es imposible que podamos disfrutar de todo lo bueno que tiene la vida, porque el optimismo hace más fácil que las sensaciones de felicidad lleguen al alma. También puede hacer que nos sintamos más valientes, más fuertes y más capaces de enfrentarnos a los problemas que en la vida podamos encontrar.

Durante toda la evolución, han existido cosas malas en el mundo pero también muchas cosas buenas, sin embargo, en lo que se refiere al comportamiento moral, las naciones se parecen mucho a las personas, porque cuando menos tienen es cuando más juiciosas son, pero cuando se hacen poderosas y tienen más éxito suelen perder la dignidad y la cordura porque se dejan dominar por la arrogancia al creer que esa situación no puede cambiar, esto las lleva a perder en un momento todo lo ganado en siglos. Esto significa, que una de las claves del progreso consiste en conservar siempre la humildad y el sentido común con independencia del éxito que podamos tener. También debemos aprender a valorar primero la importancia de las pequeñas cosas antes de hacernos cargo de las grandes. Por eso, considero que es ingenuo creer que es necesario cambiar de planeta para vivir mejor, porque siempre podemos hacer que este mundo sea virtuoso mediante nuestro propio esfuerzo. La verdad es que en el momento actual la humanidad ya ha alcanzado la perfección física en aquellas versiones humanas mejor hechas y libres de enfermedades genéticas, eso significa, que ahora solo le queda alcanzar la perfección tecnológica y espiritual.

El progreso nos aleja cada vez más del mal y la oscuridad y nos acerca cada vez más a la luz y la felicidad, y cada día que pasa el mundo se acerca más a la divinidad que surge de la perfección, porque ¿quién no tiene buenos recuerdos de su vida o ha tenido algo que considera perfecto? ¿Quién no ha sentido alguna vez que ese momento era perfecto porque ha conocido a la pareja o el trabajo soñado? Seguro que les gustaría que ese instante de perfección durase para siempre. El progreso consiste en que esos momentos de perfección sean cada vez más frecuentes hasta que llegue el momento en el que sean lo único que exista, pero para que eso sea posible, es necesario que la humanidad destierre para siempre el mal de este mundo.

La verdad es que esos momentos o cosas ideales que han pasado por nuestra vida también son parte de Dios, porque en realidad, todo aquello que está bien hecho se encuentra en sintonía con las verdades universales que representan a Dios, es decir que cuando estamos rodeados por lo puro, lo bello, y lo verdadero, es como si Dios se encontrase entre nosotros. Por eso, no debemos dejarnos influir por las personas negativas y debemos luchar para que el bien triunfe en el mundo. Porque cuantas más cosas buenas tenga el mundo más se acercará a la perfección y cuando ya solo quede aquello que es perfecto entonces el mundo habrá terminado su proceso de evolución. Por eso debemos rechazar sin excepción la arrogancia, la vanidad y todo comportamiento degenerado, y cuando solo quede aquello que esté en consonancia con las verdades universales el mundo será perfecto.

La confusión que vive la Tierra solo es una situación temporal, porque es normal que todos los seres sufran al principio de su evolución debido a su incapacidad para controlar el mundo que les rodea, pero cuando la humanidad complete su proceso evolutivo ya no habrá más guerras, porque entonces todas las naciones del mundo convivirán con armonía, como si fueran una sola nación. Las enfermedades también serán erradicadas cuando la sociedad entienda que el origen está en combatir las causas y no solo los efectos como se hace ahora. Cuando eso ocurra, el mundo se convertirá en un auténtico paraíso y entonces la humanidad ya no necesitará soñar con otros mundos diferentes porque ya estará viviendo en ese mundo ideal.

Sin embargo, algún día los espíritus que ahora viven como animales sí tendrán que viajar a otros planetas para poder reencarnarse como personas, pero, para que eso sea posible, tendrán que esperar hasta que los colonos humanos establezcan colonias a las que poder viajar. También habrá excepciones a esta regla en el caso de aquellos espíritus superiores procedentes de otros planetas que quisieran reencarnarse en la Tierra para ayudar a la humanidad. En este caso los espíritus superiores no vendrían directamente de los planetas lejanos, sino que procederían de la expedición extraterrestre que ya se encontraría en la Tierra en una expedición de investigación o ayuda para la sociedad terrestre. En el caso de considerarlo apropiado y después de su muerte, el ser extraterrestre se reencarnaría entre los humanos para ayudarles. Pero es un error creer que todo personaje conocido que ha intervenido en la filosofía o la religión es necesariamente un ser superior solo porque sea famoso, porque la fama y la divinidad no tienen por qué ir unidos. En realidad, los extraterrestres también se podrían haber reencarnado en personajes que en estos momentos son desconocidos, pero que sin embargo tuvieron un gran valor para el progreso social como por ejemplo aquellos que descubrieron el fuego, la rueda o la agricultura.

Cuando un espíritu es inteligente, lo lógico es que después de la reencarnación también sea un hombre inteligente, esto es posible, porque, aunque es cierto que después de la reencarnación el espíritu olvida sus vidas anteriores, sin embargo, si conserva las cualidades o inteligencia espiritual. Este ser, durante su vida humana progresaría usando la meditación hasta conseguir que la fuerza de su espíritu venza los prejuicios que como hombre pudiera recibir de la sociedad. Una vez que su espíritu superior quedase libre y comprendiera la verdad, tomaría el control de su mente y comenzaría a ayudar al resto de ciudadanos para enseñarles entre otras cosas que, aunque su cuerpo sea material, en su interior tienen un espíritu inmortal. Cuando este ser terminase su labor mesiánica volvería a la comunidad extraterrestre de la que vendría situada en la Tierra o en los planetas de nuestro sistema solar, no volvería a su planeta de origen porque son necesarios muchos años de viaje espacial para alcanzarlo. Por eso, es absurdo adorar a la madre de Jesús, o mentir diciendo que era virgen, porque si hay que adorar a su madre ¿por qué no adorar también a su primo, a su tío, a su vecino o incluso a su abuela? Quien actúa así es porque trata de desviar la cuestión comparando la filosofía con la monarquía, cuando son cosas totalmente diferentes, debemos valorar las enseñanzas de los filósofos, pero no debemos cometer el error de convertirles en ídolos.

Tampoco es posible que un espíritu de un planeta inferior pueda emigrar por su cuenta a un planeta superior, porque en el mundo de los espíritus también existen reglas que es necesario cumplir y para eso existen seres que se encargan de ello. Del mismo modo que un alumno de un colegio no puede saltarse varios cursos por su cuenta tampoco los espíritus pueden acceder a los mundos que no les corresponden. Esto tampoco depende de la riqueza que uno pueda tener en la vida, porque el concepto de riqueza en el mundo espiritual no tiene nada que ver con el concepto de riqueza en el mundo material, porque la riqueza material depende de la cantidad de objetos físicos que uno tenga. En cambio, la riqueza espiritual depende de la cantidad de conocimientos que se hayan acumulado en el espíritu durante miles de años. El progreso de un mundo también es el resultado del progreso de los espíritus que viven en él por eso, para completar el progreso de la civilización es necesario que todos los espíritus de cada planeta permanezcan en él hasta que finalice su desarrollo tecnológico y moral. Una vez esto se hubiera conseguido, sería el momento de colonizar otros mundos para dar la oportunidad de reencarnarse como seres humanos, a los espíritus que ahora viven en formas animales.

EL CIELO: Después de morir el cuerpo, los espíritus no acuden al cielo simbólico que es común en las religiones, porque el verdadero cielo no es un mundo de espíritus, sino un mundo de humanos perfectos, por eso, es necesario esperar a que la Tierra complete su evolución para poder vivir en él. Es un error creer, que el cielo de los espíritus es un mundo igual que el material pero que existe en la dimensión espiritual, es decir un lugar con personas y objetos, semejante al que conocemos en el mundo material, porque si es un mundo espiritual, no puede ser al mismo tiempo igual que el material. La equivocación ocurre cuando no se comprende que la civilización humana y nuestro cuerpo deben ser materiales, pero al mismo tiempo nuestros principios, deben estar en consonancia con los valores espirituales. Cuando el mundo adquiera esos valores será perfecto y en consecuencia tendrá las mismas características que el cielo descrito en la mitología.

Tampoco considero probable que existan muchas dimensiones materiales o espirituales separadas unas de otras hasta el extremo de ser indetectables, porque únicamente es lógico considerar la existencia de la dimensión material que pertenece al plano horizontal y está formada por las estrellas y los planetas, y luego está la dimensión espiritual que pertenece al plano vertical que está formada por los espíritus individuales. Sin embargo, sí es correcto considerar como dimensiones distintas a las distintas etapas que puedan existir en la naturaleza, pero en este caso no serían invisibles unas de otras sino que corresponderían a las diferentes fases o escalas de evolución que pueda tener cada cosa.

Cuando un espíritu se desprende de su personalidad humana y recuerda sus vidas anteriores y sus recuerdos como espíritu, entonces puede realizar cosas que para nosotros pueden parecer sorprendentes, como por ejemplo viajar a la luna en un segundo, a los planetas más cercanos del sistema solar en minutos, y a los más lejanos en horas. Esto lo podrían hacer usando las zonas polares como si fueran aeropuertos, sujetándose a las corrientes magnéticas que conectan los planetas para volar hasta ellos describiendo una trayectoria circular saliendo por un polo y regresando por el otro. Con este sistema, pueden viajar a los planetas y a las estrellas a la velocidad de la luz sin gastar energía. Los espíritus, también pueden realizar cambios en su propia estructura atómica y en los genes del cuerpo en el que se van a reencarnar para mejorarlo. En este caso su influencia es limitada, porque esos cambios solo es posible hacerlos en periodos de tiempo largos que pueden durar hasta varios miles de años para conseguir una mejora evidente. Hay que tener en cuenta, que los espíritus están hechos principalmente de energía pero con muy poca materia, esto determina que les resulte muy difícil intervenir en la materia, esa es la razón por la que han creado cuerpos materiales para reencarnarse en ellos.

Otra cosa que aumenta considerablemente cuando se permanece en la dimensión espiritual es la capacidad para predecir los acontecimientos, pero esto no ocurre porque puedan adivinar el futuro, sino porque al dejar de estar limitados por las dificultades que la materia genera y recordar sus conocimientos espirituales, adquieren la capacidad de comprender las cosas a largo plazo y con mayor perspectiva. No es entonces una capacidad de adivinación lo que adquieren sino una capacidad de predicción. Muchas personas logran activar esas capacidades espirituales después de haber estado cerca de la muerte, porque cuando el cuerpo ya no es capaz de ofrecer un medio adecuado para que el espíritu se desarrolle adecuadamente, entonces éste comienza a activar automáticamente sus capacidades espirituales. Sin embargo, cuando la persona no muere, entonces puede ocurrir que el espíritu continúe en la vida humana, pero habiendo recuperado algunas de sus capacidades espirituales, esto ocurre porque en este caso se ha producido una filtración entre las dos dimensiones.

El hecho de que los espíritus puedan tener estas cualidades llamativas no significa que por eso sea mejor vivir como espíritu que como persona, porque la vida humana se ha hecho con el fin de construir un mundo superior al espiritual, lo que ocurre, es que eso no resultará evidente hasta que la civilización termine de completar su proceso de evolución. Mientras eso tarda en llegar, el hombre tendrá que convivir con el error y la confusión que se genera al vivir sumergido en un proceso de cambio continuo hasta que por fin se alcance la superficie de esa confusión y sea posible ver la luz al final del horizonte, entonces el progreso intelectual resolverá todas las dudas que en este momento existen y el hombre será perfecto.

48 EL BIEN Y EL MAL EN EL TIEMPO

El hecho de que en el pasado haya existido mucha ignorancia tampoco significa que por eso haya existido mucha maldad, no debemos olvidar que los problemas que el hombre ha tenido a lo largo de la evolución no han sido causados solo por sus propios conflictos sin muchas veces también por accidentes o enfermedades derivados de la ignorancia. Es cierto que el progreso favorece la desaparición del mal porque la tiranía y la verdad se contradicen mutuamente. El progreso favorece que la humanidad se acerque cada vez más hacia el conocimiento y la verdad pero eso, tampoco significa que en el pasado el mal haya sido capaz de dominar a la sociedad en general, porque las personas dominadas por la tiranía y la maldad siempre han sido una minoría con independencia de la época de la que se trate. Esto es así, porque al generar el mal un comportamiento egoísta, desequilibrado y antisocial en la persona que lo asume como conducta hacia los demás, entonces es imposible que la mayoría de la población pueda verse dominada por él, porque debido a las dificultades que tiene la vida las personas necesitan colaborar unas con otras para poder sobrevivir, sobre todo teniendo en cuenta las dificultades que existían en el pasado, y el mal se caracteriza por ser lo opuesto a la convivencia. Esto demuestra, que al estar el mal y la convivencia en directa contradicción es imposible que este pueda dominar nunca a más que un pequeño porcentaje de la sociedad al mismo tiempo. Por eso los tiranos tienen dos personalidades, una para mostrar al público aparentando una actitud sociable, y otra, la verdadera, para usar solo en aquellos entornos que pueda controlar.

Otra cosa es, si de lo que se trata es de averiguar el nivel de justicia que cada persona tiene, porque la verdad es, que a lo largo de la historia, la mayoría de la gente no ha sido justa del todo sino más bien como norma general, aunque admitiendo excepciones. Esto se puede deducir, porque si la gente no hubiera sido injusta algunas veces, entonces tampoco hubieran existido las guerras, esto, aunque es cierto, pocas personas están dispuestas a reconocerlo, y precisamente por eso, las religiones (que no es lo mismo que las organizaciones religiosas) más avanzadas, han intentado fomentar el bien por la necesidad que todas las sociedades avanzadas tienen de apoyarse en la convivencia para poder sobrevivir. Pero, en cualquier caso, esto demuestra que ser injusto en situaciones excepcionales no es lo mismo que ser un tirano, porque la tiranía o el mal solo aparecen cuando una persona se plantea la injusticia como conducta permanente y habitual. Cuando eso ocurre, la parte masculina de la mente trata de ocupar la parte femenina y espiritual dando lugar al materialismo. Quienes así se comportan no entienden al principio el error que han cometido, pero debido a esa conducta antisocial y criminal terminan siendo excluidos de la sociedad y sufriendo por ello, porque un sistema organizado necesita del respeto mutuo para poder funcionar. Sin embargo, el hecho de que el mal haya existido desde el principio de los tiempos no impide que el progreso termine por erradicarlo de forma definitiva, porque el mal, solo es la consecuencia de la ignorancia que provoca que algunas personas elijan un comportamiento moral equivocado, y la evolución precisamente se caracteriza, por ser lo opuesto de la ignorancia y por lo tanto, es capaz de resolver ese problema.

49 EL HOGAR DE LOS EXTRATERRESTRES

Hay gente que piensa que debido a las grandes distancias espaciales los extraterrestres no pueden venir a la tierra. Es cierto que las estrellas se encuentran separadas a varios años luz unas de otras y una nave que pudiera alcanzar el 15% de la velocidad de la luz tardaría aún 25 años en llegar a la estrella próxima centauro, que es la más cercana a nuestro planeta. Pero hay que tener en cuenta, que si en este planeta hay extraterrestres es porque con toda certeza comenzaron su viaje de aproximación hace muchos miles de años colonizando los planetas situados entre su planeta de origen y el nuestro hasta llegar a la Tierra. Por esa razón, lo más probable es que solo exista una raza que haya llegado hasta nosotros. Una vez estuvieran en nuestro planeta, seguramente se pondrían en contacto con las demás civilizaciones avanzadas del universo y compartirían con ellos los descubrimientos hechos en la Tierra, de este modo podrían evitarles el costoso esfuerzo de venir hasta aquí.

Cuando pensamos en civilizaciones espaciales y extraterrestres, debemos tener en cuenta, que una estrella como el sol puede existir durante muchos miles de millones de años y durante todo ese tiempo puede estar lanzando al espacio expediciones coloniales que por un proceso de expansión natural podrían cruzar cientos de años luz de forma progresiva. Dicho de otra forma, una estrella que en estos momentos se encontrase en su fase de enana blanca es decir que ya hubiera vivido 10.000.000.000 de años, pero que a la mitad de ese período hubiera desarrollado una civilización con capacidad para viajar por el espacio, entonces sus naves habrían podido atravesar varias veces la galaxia incluso si fueran a una velocidad inferior a la de la luz, porque la galaxia mide 200.000 años luz como máximo. Eso significa que una nave que se desplaza a una velocidad del 15% de la luz podría atravesar la galaxia en 1.200.000 años que es mucho menos que los 5000.000.000 de años que habrían pasado desde que esa civilización comenzó a viajar por el espacio, es decir que podría haber atravesado la galaxia más de 4000 veces desde ese momento hasta el presente. Por eso, es ingenuo afirmar que las grandes distancias espaciales pueden impedir por sí solas que los extraterrestres puedan llegar hasta la Tierra, porque la distancia se convierte en algo secundario ante magnitudes de tiempo tan grandes.

La expedición que llegaría a nuestro planeta podría estar formada por unos 20.000 individuos que se repartirán por los planetas y lunas del sistema solar aunque no lo harían para crear colonias permanentes sino solo bases de investigación debido a que este sistema solar ya tiene vida propia y seguramente no querrían interferir en su proceso de desarrollo. Probablemente el grupo principal se quedaría en la Tierra, la luna y Marte, para poder estudiar la Tierra con más facilidad al ser este planeta más interesante por estar habitado.

En las lunas del sistema solar los extraterrestres se instalarían en naves ciudad con su propio clima interior distinto del que habría en esos mundos, podrían instalar sus ciudades sobre la superficie o en la órbita formando un anillo de estructuras espaciales unidas en el ecuador planetario.

Al tratarse de una misión secreta, seguramente se instalarían en la luna bajo tierra, para evitar que los terrícolas les puedan ver con facilidad hasta que llegue el momento en el que se puedan mostrar abiertamente cuando la civilización humana logre completar su proceso evolutivo. Por eso, el contacto entre las dos civilizaciones no será posible hasta que los terrícolas terminen su proceso de evolución, porque si ese contacto se hiciera de forma precipitada se provocaría un conflicto social en la Tierra al existir un fuerte contraste entre el modo de vida de los terrestres y el de los extraterrestres. Un contacto precipitado provocaría un intenso movimiento de fuerzas dentro del planeta entre los que querrían cambiar las cosas rápidamente y los que querrían evitarlo para conservar su poder, esto podría provocar graves conflictos sociales, por eso, es mejor esperar hasta que ambas civilizaciones adquieran un nivel tecnológico y moral semejante. Tampoco es probable que existan contactos entre los gobiernos de la Tierra y los extraterrestres, porque debido a la gran diferencia en el modo de entender el mundo no sería posible llegar a un entendimiento. Además, si ese contacto se produjera, las filtraciones pronto provocarían que todo el mundo se enterase de esos contactos lo que rompería su deseo de esperar a que el mundo complete su desarrollo. Sin embargo, esto no es impedimento para que establezcan contactos de forma extraoficial entre ellos y los terrícolas que más nivel de evolución espiritual tengan. Esto es debido, a que la principal diferencia entre los extraterrestres y los terrestres es el nivel de progreso moral, y los gobiernos de la Tierra están, por lo general, dominados por personas materialistas con las que es imposible llegar a ningún entendimiento por eso, mientras el mundo termina de completar su última etapa que es la evolución espiritual, solo será posible mantener contactos con aquellos que ya han completado esa etapa. Aquellos que se empeñan obstinadamente por decir que los extraterrestres son seres degenerados es porque no quieren mirarse al espejo para ver que los degenerados son ellos. La gente tiene que entender, que no es posible que un planeta sea superior y maligno al mismo tiempo, porque el progreso solo se puede completar cuando un planeta expulsa el mal de su sociedad completamente y para siempre, porque en eso se basa la evolución. En el proceso evolutivo que siguen los planetas, primero se tiene que producir un proceso de evolución material, pero seguido por un proceso de evolución espiritual y en ese proceso el mal no tiene cabida.

Los extraterrestres, en la Tierra podrían usar como bases sus naves nodriza que tendrían varios cientos de metros de tamaño, estas naves con forma cilíndrica están capacitadas para moverse por cualquier medio, pueden llenarse de agua y sumergirse como un submarino, o llenarse de helio y flotar como un globo, suponiendo que usen una tecnología semejante a la que conocemos, pero es posible que usen varios sistemas diferentes para contrarrestar la gravedad. Como fuente de energía tendrían una superficie llena de paneles solares que le serviría para recargarse, también se servirán de las corrientes de aire para desplazarse a cualquier lugar del mundo sin gastar energía. Esto significa que no necesitarían tener bases permanentes porque con estas naves móviles podrían instalarse temporalmente en cualquier lugar del mundo. Cada una de las naves nodriza a su vez pueden guardar en su interior varios platillos volantes y todos pueden flotar o hacerse invisibles a voluntad lo que facilita mucho su trabajo de investigación y guía de la humanidad. Quizás cuando Julio Verne hizo su novela (Dueño del mundo), se estaba inspirando en ellos. Seguramente, solo entre un 5 y un 15% de estas naves son vistas por las personas cuando salen al exterior, porque la mayoría de las misiones se hacen en secreto, por eso, cuando son visibles, es porque ellos lo quieren así para que nosotros nos acostumbremos a su presencia y abandonemos la clásica actitud materialista que se caracteriza por negar la existencia en la Tierra de seres procedentes de otros mundos. Además de su actividad en la dimensión material, los extraterrestres también pueden actuar en el plano espiritual, es decir que no solo se desplazan con sus naves por la Tierra sino también en forma de espíritus para realizar sus actividades. Esto significa, que es difícil saber si lo que vemos son naves materiales o entidades espirituales teniendo en cuenta que un espíritu también se puede manifestar como una esfera de energía voladora. Al tratarse de entidades espirituales no actuarían según las leyes clásicas de la física previstas para objetos materiales, esto les permitiría realizar aceleraciones o cambios de dirección muy rápidos e incluso viajar a la velocidad de la luz, esto explicaría las especiales circunstancias que ocurren durante los avistamientos ovni.

Hay quien piensa que los extraterrestres quizás vengan de Marte, esa hipótesis no es en absoluto absurda, porque según la ciencia ha descubierto, hace muchos millones de años Marte era un mundo muy similar a la Tierra y estaba lleno de océanos. Sin embargo, debido a su escasa gravedad y el debilitamiento de su escudo magnético, su atmósfera se fue disipando poco a poco en el espacio y su agua casi desapareció por completo excepto en los polos. Entonces la pregunta es, ¿el tiempo que Marte tuvo un clima ideal y agua líquida en su superficie fue suficiente para generar vida orgánica como la Tierra o seres tan evolucionados como los humanos con capacidad para viajar por el espacio? En mi opinión, el tiempo que duró esa situación ideal fue demasiado corto con respecto al que ha tardado la Tierra hasta llegar al hombre como para que eso sea posible, pero al ser un planeta distinto es imposible saberlo con certeza.

Las actividades de los extraterrestres en nuestro planeta se resumen principalmente en dos planos, uno es científico y otro es moral. En el plano científico o material, tratan de conocer todos los aspectos físicos y biológicos del mundo, y en el plano moral, tratan de que los terrícolas comprendan que después del mundo físico también hay un mundo espiritual. Todos los extraterrestres son benéficos en su actitud hacia el hombre, porque en todos los mundos evolucionados el progreso técnico va seguido de forma inevitable por el progreso moral, y el elemento fundamental en el que se apoya ese progreso es la defensa de la justicia como eje vertebrador de toda persona o sociedad evolucionada. Sin embargo, los extraterrestres también se han visto involucrados algunas veces en conflictos y enfrentamientos con los terrestres. Esto es debido, a que en la antigüedad los seres humanos no disponían de vehículos aéreos que pudieran estorbar las labores de los extraterrestres, pero después de la segunda guerra mundial algunos gobiernos del mundo dieron a sus pilotos la orden de derribar los platillos volantes para así poder apropiarse de su tecnología. Unas veces los ovnis optaban por anular los controles de los aviones de combate cuando iban a disparar usando campos electromagnéticos o chorros de radiación, pero en otras ocasiones optaban por responder al ataque y derribar los cazas de persecución, eso es lo que pudo ocurrir en el caso de Thomas Mantell, un piloto norteamericano que se estrelló mientras perseguía un ovni.

Debido al contraataque de los platillos voladores, el gobierno de Estados Unidos dio la orden de no volver a molestar más a los extraterrestres. A partir de ese momento, decidió usar una política basada en negar su existencia para no tener que pasar la vergüenza de reconocer ante el público que son incapaces de detenerles. También se optó por enviar agentes secretos conocidos como hombres de negro para amenazar a todos los que veían ovnis, sobre todo a los pilotos, con el fin de que no divulgasen lo que habían visto, de este modo la cúpula del ejército y los servicios de inteligencia descargaban en los ciudadanos inocentes la rabia que suponía para ellos su impotencia en sus enfrentamientos con los extraterrestres.

50 LAS ABDUCCIONES

Uno de los temas que se suelen tratar sobre los extraterrestres son las abducciones, en mi opinión, con las abducciones los extraterrestres podrían alcanzar varios objetivos, por un lado servirían para conocer los efectos que las sustancias químicas y nucleares estarían haciendo en nuestros cuerpos, y por el otro también servirían para que la población se acostumbre a su presencia. Para aquellas situaciones en las que fuera necesario entablar un contacto directo con los seres humanos, los extraterrestres podrían utilizar en algunos casos robots humanoides, estos aparatos no serían autómatas, es decir que no actuarían según sus propios medios sino que serían máquinas con forma humana dirigidas por control remoto para representar a los verdaderos extraterrestres. De este modo, estaría a salvo de cualquier contagio o riesgo de accidente mientras se llevan a cabo los contactos. Ellos darían a estos humanoides la forma que los seres humanos creen que tienen basándose en lo que ven en el cine o la televisión, lo harían así, con la intención de que nos acostumbremos a ellos, porque los auténticos extraterrestres seguramente son más parecidos a nosotros de lo que creemos.

Después del incidente de Roswell, la gente comenzó a pensar que los extraterrestres eran pequeños con ojos negros y cabeza grande. En realidad, es muy posible que esa creencia surgiera de los experimentos aeronáuticos que los norteamericanos estaban haciendo en aquellos tiempos con monos, sin embargo, el hecho de que a partir de ese momento la gente creyera que los extraterrestres son así, pudo servirles como modelo para dar ese aspecto a sus extraterrestres simulados. Estos robots, serían los humanoides grises de cabeza grande que se suelen ver con frecuencia. Hay que tener en cuenta, que se trata de una civilización muy superior a la nuestra, esto significa, que lo que nosotros sabemos sobre ellos, no es lo que hemos conseguido descubrir, sino solo lo que ellos permiten que sepamos.

También es posible que la gente confunda las abducciones de los extraterrestres con las visitas de espíritus, o con abducciones hechas por servicios secretos o laboratorios farmacéuticos, en este caso, se estarían haciendo pasar por extraterrestres para hacer experimentos a personas o animales sin que se sepa. Es cierto que los extraterrestres podrían estar haciendo un seguimiento a algunas personas durante toda su vida, pero esto se haría únicamente por el bien de la humanidad, porque con esos seguimientos se podrían conocer los daños y enfermedades genéticas que el mal uso de la tecnología está haciendo a la humanidad. Por otra parte, me parece absurdo que algunas personas digan que los extraterrestres están intentando crear híbridos entre los humanos y los extraterrestres, porque si eso fuera cierto, lo habrían hecho hace ya miles de años, sin tener que esperar a este momento solo para que los timadores puedan llenar sus libros con este tipo de historias.

También es absurdo decir que en el pasado los extraterrestres crearon al hombre para que les sirviera como esclavo, eso no tiene sentido, porque con una tecnología tan avanzada como la suya pueden crear todas las máquinas y robots que puedan necesitar y seguramente preferirán no estorbar en el proceso evolutivo de la humanidad. Además, existen muchos restos arqueológicos que demuestran que el progreso genético del hombre fue lento, por lo que seguramente su posible intervención o ayuda a la humanidad fuera únicamente indirecta.

Otra afirmación estúpida es decir que colaboran con los gobiernos de la Tierra a cambio de otra cosa. Esta creencia no tiene sentido, porque una civilización que seguramente nos adelanta en cien mil años de progreso técnico, seguramente no necesita nada de ningún gobierno terrestre. Más bien al contrario, porque intentarán no relacionarse con los terrícolas para no verse perjudicados por su bajo nivel técnico y moral. Una colaboración semejante sería igual que si un técnico de aviación contemporáneo pudiera a un hombre de las cavernas que le ayude a reparar un avión con huesos y piedras. Es cierto que los extraterrestres existen, pero es un error y un acto de arrogancia tratar de rebajarlos a nuestro nivel técnico o moral.

51 LAS CUALIDADES DE LOS ESPÍRITUS

Mucha gente cree en los espíritus, pero pocos se preguntan cuáles son sus características, por ello plantearé cuáles son en mi opinión estas cualidades.

LOS ESPÍRITUS NO DUERMEN: Un espíritu no necesita dormir porque esa es una característica del ser humano ocasionada por su propia biología.

LOS ESPÍRITUS NO TIENEN SEXO: Los espíritus no tienen sexo o tienen los dos, es decir que llevan en su interior las cualidades propias de los dos sexos pero no entendidas desde el punto de vista biológico porque carecen de cuerpo, pero sí llevan los aspectos dimensionales que corresponden a ambos sexos. Por ejemplo, el espíritu se puede considerar masculino, pero el alma que lleva en su interior se puede considerar femenina. Esto es así, porque los sexos biológicos solo son una de las innumerables versiones que se derivan de las polaridades universales. Lo que determina la diferencia entre ellos y su relación con la polaridad es que el alma es pasiva y el espíritu es activo, el alma es sensibilidad y el espíritu es actividad. La pasividad es una cualidad femenina y la actividad es masculina. Son esas diferencias y las actitudes que llevan asociadas las que determinan su relación con las polaridades, pero los sexos entendidos como algo biológico solo son una de las muchas consecuencias de esas polaridades. Sin embargo, después de la muerte, los espíritus conservan una imitación del cuerpo que tenían en forma de espectro para que el paso de una vida a la siguiente sea menos traumático. Pero, en realidad, un espíritu es sexualmente neutral, por eso, cuando se reencarna puede hacerlo igualmente como hombre que como mujer. Las plantas y los animales también tienen espíritu, pero sus espectros fantasmales pueden tener aspectos muy variados o no tener ninguna forma, porque un espíritu puede elegir mostrarse como era en vida o elegir cualquier otra forma a su voluntad.

LOS ESPÍRITUS NO ANDAN: Un espíritu es, en realidad, una esfera de energía con un poco de materia que se aloja en el cerebro y usa su propia energía para desplazarse, sin embargo, tiene un cuerpo virtual como imitación del real para que el alma no sufra después de la muerte al ver la diferencia entre el aspecto real en forma de esfera y el cuerpo humano que se tenía. En realidad, lo que llamamos cuerpo físico es una máquina biológica que el espíritu utiliza para manifestarse en la materia, eso significa, que lo único que podemos considerar parte de nosotros es el espíritu y no el cuerpo, lo que ocurre, es que al reencarnarnos ambas cosas se unen para formar una sola identidad temporalmente. Reencarnarse en un cuerpo material es necesario, porque de este modo el espíritu solo tiene que prestar atención a los aspectos más elevados de la vida humana, mientras que las funciones inferiores como por ejemplo los procesos físicos, químicos, biológicos o atómicos de nuestro cuerpo son cedidos al ser universal. Los científicos materialistas tratan de zanjar esta cuestión diciendo que los procesos físicos o biológicos funcionan sin que seamos conscientes porque la naturaleza crea sistemas automáticos, pero parece ser que no entienden, que todos esos procesos no serían posibles si no existiera una vida y una consciencia que se ocupe de ellos y los maneje de forma organizada. La verdadera razón de que no seamos conscientes de todos los procesos físicos, químicos o atómicos que ocurren en nuestro cuerpo es porque su materia no forma parte de nosotros sino del ser universal, este ser se ocupa de ellas para que nosotros podamos ocuparnos de las funciones superiores. El ser universal no solo controla la materia de nuestro cuerpo sino toda la materia del universo que no forma parte de ningún espíritu individual, pero, algún día, nosotros tendremos que devolverle ese favor cuando por rotación nos toque realizar la función que él realiza ahora.

LOS ESPÍRITUS TIENEN VIDA ETERNA: Un espíritu tiene vida eterna porque la vida igual que la materia no se crea ni se destruye sólo se transforma, sin embargo, si tiene un comienzo y un final antes de volver a empezar de nuevo cuando el actual ciclo cósmico termine. En realidad la vida es un cambio continuo de menos a más en lo que se refiere al conocimiento y la evolución, y de más a menos si se refiere a la energía universal, porque la energía se va transformando en evolución hasta que una vez completada la rueda del tiempo el universo vuelve a empezar.

En realidad, todo lo que vive no puede morir porque la vida es eterna, lo que la gente llama muerte es solo la desaparición de las formas como el hombre, las plantas, los animales o los planetas y las estrellas. En la forma humana existen en realidad dos formas de vida una es la vida de la materia del cuerpo que en realidad pertenece al ser universal, es decir el ser cuyo cuerpo y espíritu es al mismo tiempo el universo material. Y la segunda forma de vida presente en el cuerpo es nuestro espíritu que se sirve de la materia para construir la forma humana, por eso, cuando la forma se destruye la materia vuelve a la tierra. Entonces el espíritu, después de separarse del cuerpo, se prepara para una nueva reencarnación. Pero aquello que tenía vida que es la materia del cuerpo y el espíritu continúan existiendo igual que antes del nacimiento, lo único que se crea o se destruye es la forma que adquiere la materia cuando se moldea, pero no la vida contenida en ella que es eterna.

LOS ESPÍRITUS SON INDESTRUCTIBLES: En realidad, lo que normalmente se considera la destrucción de un objeto no es otra cosa que una reacción química o atómica que no representa la destrucción de las partículas que lo forman sino solo la separación de ellas. Es decir que cuando se rompe una estatua se separan los átomos que la forman pero eso no implica la destrucción de esos átomos. Con las reacciones nucleares es similar, porque los átomos cambian de masa o se fusionan con otros para formar átomos diferentes, pero las partículas de materia que los forman siguen existiendo con una apariencia diferente porque se adaptan a una nueva situación de forma armónica y preestablecida. Los átomos pueden cambiar de masa o forma, pero la materia que contienen siempre existirá, porque la masa y la energía se pueden transformar pero nunca desaparecen completamente del universo por eso son eternas.

En el caso de los espíritus es diferente, porque son ellos los que determinan cuales tienen que ser los cambios de su estructura atómica en lugar de reaccionar según los métodos clásicos de la materia. Esto es necesario para que los átomos puedan servir a sus propósitos. Los espíritus necesitan que los átomos que los forman sean diferentes porque tiene que cumplir una función parecida a la que hace el cerebro en el cuerpo humano sirviendo como banco de memoria y también como mecanismo de propulsión para desplazarse por el espacio. Además, estos átomos están preparados para evitar a voluntad las colisiones con la materia de los demás seres, por eso, es imposible que estas colisiones los puedan destruir. En realidad, todas las partículas de cada espíritu están unidas directamente entre sí, también están capacitadas para evitar la colisión con el resto de partículas de los demás seres individuales o las del ser universal sin ningún problema. El concepto de destrucción de la materia no existe en términos absolutos solo en términos relativos, porque puede cambiar o desaparecer la forma que adopta la materia pero no las partículas fundamentales que crean esas formas. Estas partículas pueden pasar a adoptar otras formas o existir como energía. Podría decirse, que la diferencia entre un átomo y la energía, es que la energía está formada por partículas muy pequeñas que describen trayectorias circulares enormes en el espacio, en cambio un átomo está formado por un montón de partículas de energía que se unen para formar partículas más grandes que giran a la velocidad de la luz pero en órbitas mucho más pequeñas que las que hacen como energía. De este modo es como se conecta lo grande con lo pequeño, es como si el universo en realidad fuera un átomo gigante que se conecta con los átomos pequeños mediante las corrientes magnéticas, gravitatorias y luminosas.

Los cambios en la materia atómica también se hacen mediante una transformación y no por destrucción, si entendemos esa destrucción en términos absolutos y no relativos, porque cuando dos partículas se destruyen aparentemente en un acelerador de partículas lo que en realidad ha ocurrido es una modificación de su estructura causada por las leyes físicas ya existentes desde el principio de los tiempos. Es decir que esa transformación es voluntaria para la materia cuando se producen las circunstancias que la motivan para llevar a cabo ese cambio, pero lo que realmente se destruye es la forma atómica que las partículas de energía adoptan pero la materia de esos átomos sigue existiendo con otra forma de materia o como energía. Esto significa, que al ser voluntarias todas las transformaciones atómicas, esas reacciones no implican ningún problema para el espíritu, porque solo va a reaccionar en aquellos procesos que le interesen. Eso tampoco significa que los espíritus no cambien, porque desde el comienzo del ciclo cósmico han hecho su estructura más compleja para llegar a adquirir la capacidad de reencarnarse primero en plantas y animales y luego en un cuerpo humano. La relación entre las formas y la materia es la misma que existe entre un espíritu y su cuerpo, porque un átomo se puede destruir pero la materia que lo forma es eterna. Del mismo modo la forma del cuerpo humano puede desaparecer pero la vida que contiene en su interior sigue existiendo en los átomos del cuerpo y el espíritu que da un sentido particular a esa forma. Porque si no fuera por la reencarnación del espíritu en la materia esa materia nunca podría formar a una persona y solo sería un conjunto de átomos sin sentido.

Los espíritus están diseñados para recordar de forma indefinida durante miles de millones de años, pueden desplazarse a la velocidad de la luz por el universo, pueden atravesar los objetos materiales a voluntad o imitar la forma del cuerpo humano. También tienen la capacidad de dividirse en clones iguales y con las mismas características y vida eterna. Esto es lo que ocurrió al principio del universo cuando solo existía una partícula. En ese momento era necesario hacerlo así porque era la única manera de crear todos los seres que eran necesarios para poblar el universo. Sin embargo no es correcto hacerlo después cuando los espíritus adquieren una personalidad compleja y diferente para evitar que existan dos espíritus idénticos. Cuando el ciclo cósmico comenzó, la partícula original se dividió en el número de seres que el universo pudiera necesitar, de este modo tuvo desde el principio todos los espíritus necesarios para poder poblar todos los planetas que estaba previsto construir sin que fuera necesario crear por clonación dos espíritus repetidos. Eso es lo mejor para evitar que puedan repetirse dos espíritus idénticos y con los mismos recuerdos. Cuando termine el actual ciclo cósmico toda la materia y todos los espíritus se volverán a fusionar para formar otra vez el huevo o partícula original de donde todos salieron. Entonces el tiempo y el espacio se reunirán en un mismo instante y un mismo punto del espacio y en ese momento solo existirá un único ser y una única partícula antes de volver a separarse para crear un nuevo universo.

LOS ESPÍRITUS NO ENFERMAN: Si se entiende la enfermedad como un trastorno que le ocurre al cuerpo, pero si enferman si entendemos la enfermedad como un desequilibrio de la conducta que es adecuado seguir. En realidad son los desequilibrios de conducta los que causan la mayoría de las enfermedades en el cuerpo, por eso, usar medicamentos sin corregir las malas costumbres solo sirve para perder dinero pero sin solucionar los problemas de salud. La medicina actual funciona como una reacción en cadena en contra de los pacientes, porque da más importancia a la administración de medicamentos que a eliminar las causas. Actuando de esta manera la enfermedad no va a desaparecer, pero va a provocar otras nuevas causadas por los efectos perjudiciales de los medicamentos. Es como si se hubiera creado una gigantesca conspiración entre médicos y empresas farmacéuticas para convertir a los pacientes en enfermos crónicos y por lo tanto en una fuente indefinida de beneficios.

LOS ESPÍRITUS NO COMEN: Un espíritu no necesita comer para vivir pero si necesita algunas partículas de materia para actuar, estas partículas las puede coger del medio ambiente pero no es algo que necesite hacer continuamente sino solo de forma excepcional. La energía que necesita también la puede obtener del medio ambiente por lo que su vida espiritual es tranquila al no tener la necesidad de nacer, crecer, reproducirse y morir. Un espíritu puede evolucionar sin cesar hasta que llegue el fin de los tiempos, es como si su vida durase lo mismo que el universo, pero cuando el tiempo termine no morirá porque su vida es eterna. Cuando eso ocurra, volverá a empezar desde el principio de nuevo, pero debido a la rotación cósmica le tocará vivir la vida que otro ser está viviendo en este momento. Entonces a otro ser le tocará vivir la vida que él está viviendo en el presente ciclo hasta que el tiempo se repita tantas veces como seres existen en el universo y todos los seres vivan todas las vidas de los demás. Esto significa, que no volverá a vivir la misma vida con las mismas circunstancias y acontecimientos hasta que haya vivido todas las vidas existentes en el universo, eso puede parecer mucho tiempo pero para la eternidad no es nada. Lo que importa en este caso no es el tiempo sino la lógica matemática que lo determina.

UN ESPÍRITU TIENE DOS PARTES: Una es la propia de él a la que también podría llamarse alma, porque permanece en posición estática con el fin de percibir las sensaciones con más intensidad. El alma solo cambia de actitud y se pone en posición activa cuando hay que tomar decisiones. Las partículas del alma se encuentran conectadas de forma continua y directa sin vacíos entre ellas, porque eso es lo que determina que sea un solo ser. El alma tiene su propia energía interna y no se radia ni sale al exterior porque esto es lo que indica que es un ser con vida eterna. Luego existe el espíritu que es la parte externa que el alma usa como una especie de vehículo y la acompaña durante todo el ciclo cósmico. El espíritu sirve para desarrollar el cuerpo fantasmal y también dispone de su propia energía pero en este caso tanto la materia del espíritu como la energía que usa no pertenecen directamente al alma sino al ser universal. La materia externa que usa el espíritu la recoge del medio ambiente exterior pero la adapta a sus necesidades. También puede hacerse visible o invisible a voluntad, pero cuando se hace visible puede elegir tener su forma original con aspecto de esfera, o usar el aspecto que tenía su cuerpo en su vida anterior. Como la materia del espíritu procede de la tierra su energía puede irradiarse al exterior, en este caso también es una energía interna pero no del alma sino del ser universal que es y controla el universo. Para nosotros es externa, porque la irradiamos al exterior igual que hace una estrella, pero para él es interna, porque nunca sale del universo que es también su propio cuerpo y después de un largo recorrido regresa a su punto de partida describiendo un círculo igual que si fuera un cometa. Las partículas del espíritu se encuentran conectadas entre sí igual que las del alma, pero no están conectadas directamente con el alma sino con la materia universal a la cual pertenecen. Aunque el espíritu y el alma están formados por dos partes diferentes y con un simbolismo distinto normalmente se entiende que son la misma cosa porque están estrechamente unidos. El alma representa su parte femenina y pasiva y el espíritu su parte masculina y activa, el alma la dimensión rígida, azul, fría y vertical y el espíritu la dimensión cálida, roja, variable y horizontal. La existencia de polaridades es común en todo el universo, es la consecuencia de dividir en múltiples formas los polos formados por la primera partícula representada por una esfera blanca y el espacio que la rodea representado por un cuadrado negro, por eso todas las formas derivadas tienen sus mismas propiedades. El espacio representa la dimensión femenina y el círculo la masculina. La unión del círculo y el cuadrado forman la división del universo en los planos horizontal y vertical. También se forma con esta unión la cruz con brazos laterales (Esvástica) que podemos ver en la forma de algunas galaxias y que también ha sido utilizada en muchas culturas desde épocas prehistóricas. Esta cruz representa los polos primordiales divididos en la dimensión vertical femenina y la horizontal masculina unidos en un movimiento giratorio de evolución. Esta cruz también sirve para representar como las dimensiones pueden girar de forma que si en una dimensión gobierna el polo masculino en la otra lo hace el polo femenino, por eso, cuando los planos se invierten, el lado masculino ocupa la parte vertical y el femenino la horizontal. El plano rojo y horizontal representa el poder político, material o económico, y el plano azul o vertical representa el poder de la filosofía, la moral o la religión y cada una gobierna sobre su propia dimensión.

En el universo, la distancia o el tiempo son aspectos secundarios, lo verdaderamente importante es saber que la vida es eterna para todos los seres, y también son eternas las leyes que gobiernan el universo de forma constante con independencia del tiempo o del espacio. En esto también se muestran las polaridades del universo, porque el tiempo o el espacio son variables y masculinos, en cambio las leyes universales y la vida son rígidas y femeninas. Incluso en el cuerpo humano podemos ver estas polaridades, porque los huesos representan la parte rígida, femenina y vertical, y la carne representa la parte variable, masculina y horizontal. Esto, es si planteamos el cuerpo puesto en posición vertical, pero si lo planteamos en posición horizontal, entonces la cabeza representa el lado masculino y circular, y el resto del cuerpo el lado femenino y rectangular. Es el mismo ejemplo que muestra el sistema solar en donde el sol equivale a la cabeza y los planetas al cuerpo. También podemos ver este ejemplo en la forma de las galaxias, porque la vía láctea representa una versión en mayor tamaño del cuerpo humano pero situado en posición horizontal. En este ejemplo, las estrellas del eje representarían la columna vertebral, y el núcleo de la galaxia en este caso representaría la cabeza. Estos son algunos ejemplos que demuestran cómo todo el universo está conectado, porque cada una de sus partes representa la subdivisión de los primeros polos iniciales en formas más complejas y pequeñas. Al principio del tiempo, la primera partícula se dividió en múltiples partículas y luego esas partículas se extendieron por el espacio haciendo que el universo fuera aparentemente más grande, pero en realidad, todas esas partículas solo representan la división de la primera, y algún día tendrán que volver a ella.

52 RELACIÓN ENTRE ESPÍRITU Y MATERIA

La materia y el espíritu contienen ambos, aspectos masculinos o femeninos dependiendo de las circunstancias, porque la materia de la Tierra es femenina con respecto al sol, pero es masculina con respecto al agua, por eso, el materialismo se produce cuando hay un exceso de materia y un defecto de agua. Cuando digo esto no me estoy refiriendo a los elementos físicos, sino a sus equivalentes psíquicos, porque el materialismo ocurre cuando una persona le da un valor excesivo a los aspectos materiales que forman parte de la dimensión masculina, pero desprecia los espirituales que forman parte de la dimensión femenina. El espíritu, a su vez, es masculino con respecto al alma que lleva en su interior, pero es femenino cuando se plantea en forma de espiritualidad. De este modo, la materia es femenina, pero el materialismo es masculino y el espíritu es masculino, pero la espiritualidad es femenina. En realidad, las diferencias sexuales tanto sociales como biológicas no surgen por casualidad, sino que son la consecuencia de la actitud que se adopta de forma continuada, por eso, la actitud activa es masculina y la pasiva es femenina, la acción es masculina y la reacción es femenina, el sonido es masculino y el silencio es femenino, el día es masculino y la noche es femenina, el calor es masculino y el frío es femenino, el mando es masculino y la obediencia es femenina, el círculo es masculino y la recta es femenina, la línea horizontal es masculina y la vertical es femenina. Esto significa, que si modificamos nuestra conducta natural y abandonamos las características y comportamientos propios de nuestro sexo, entonces nuestro cuerpo también abandonará de forma lenta sus rasgos sexuales para ir adquiriendo los contrarios. Esto, evidentemente sería una aberración, porque si actuamos de esta manera perderemos las ventajas que la especialización sexual tiene, por eso, debemos ser consecuentes con nuestra propia naturaleza.

La materia y el espíritu son como la fuerza y la energía y cada uno de ellos representa un plano dimensional, la materia el horizontal y masculino, y el espíritu el vertical y femenino. La clasificación sexual que les aplico en este caso puede parecer una contradicción si tenemos en cuenta el género de la palabra, porque la palabra espíritu es masculina y la palabra materia es femenina si se pronuncia en español. Pero eso depende solo de las circunstancias, porque ambos aspectos polares o sexuales pueden mostrarse de forma invertida cuando se trata de planos diferentes. El espíritu con respecto al alma es masculino, pero la espiritualidad que se deriva del espíritu es femenina. La materia entendida como la Tierra en comparación con el sol es femenina, pero el materialismo que se deriva de la materia es masculino. Eso significa, que tanto el espíritu como la materia pueden representar aspectos masculinos como femeninos dependiendo de las circunstancias.

El espíritu es masculino y activo porque actúa como intermediario entre el alma y el mundo exterior, y el alma es femenina y pasiva cuando se limita a sentir las emociones, pero también puede ser masculina y activa cuando actúa para cambiar el entorno que la rodea. Es como si pudiera cambiar de polaridad a voluntad para pasar de sentir a actuar, de femenino a masculino o de rojo a azul. También es posible, que una parte de las partículas que la forman actúen de forma pasiva, pero aquellas dedicadas a generar los impulsos de energía que controlan el espíritu o el cuerpo actúen de forma activa. Sin embargo, el alma está generalmente en posición pasiva, porque la mayor parte de las funciones inferiores le son cedidas al espíritu o al cuerpo que dependen de la materia del ser universal. Esto le permite dedicar casi todo el tiempo a sentir pero también una minoría a actuar. El espíritu está formado por materia de la tierra igual que el cuerpo, pero como acompaña al alma de forma indefinida se considera representante de ella y del mundo espiritual. El alma, se encuentra en el interior del espíritu y es lo único que realmente forma parte de nosotros. Las partículas de materia que forman el alma son similares al resto de partículas materiales que existen en el universo, la diferencia consiste en que esas partículas están conectadas directamente entre sí pero separadas físicamente del resto. El vacío que separa las partículas es lo que realmente determina que formen parte de un ser distinto. En cambio, las partículas materiales de la luz, de los planetas o de las estrellas, están conectadas directamente y de forma continua mediante filamentos materiales que no podemos ver porque forman parte de un universo virtual que se encuentra debajo del que conocemos y actúa como soporte de este. La conexión física y directa de la materia es necesaria, porque si una partícula sola como un fotón estuviera separada físicamente de las demás no sería capaz de coordinarse con ellas debido a que carecería de la inteligencia necesaria para hacerlo. Esa inteligencia, es lo que adquiere cuando existe la conexión directa con el resto de las partículas.

El espíritu es rojo y masculino y pertenece a la dimensión horizontal, y el alma es femenina y azul y pertenece a la dimensión vertical. El espíritu se ocupa de las funciones secundarias como la intercomunicación entre el alma y la materia, la memoria, o los mecanismos necesarios para poder desplazarse por el espacio, para que así, el alma pueda dedicarse solo a las funciones superiores como sentir o tomar decisiones. También actúa como intermediario entre el alma y el cuerpo, porque el alma genera los impulsos de energía necesarios para dar órdenes a los mecanismos del espíritu, y a su vez el espíritu genera impulsos de energía de mayor intensidad para controlar el cuerpo.

La materia de la Tierra es femenina y pasiva con respecto a la energía del sol, pero es masculina cuando solo hay materia sin agua, porque cuando están juntas, el agua representa la parte femenina y la espiritualidad, y la tierra representa la parte masculina y material. Lo mismo ocurre cuando se produce el contraste entre los continentes y los mares de la Tierra, porque simbólicamente los mares son femeninos y azules, y los continentes son masculinos y rojos, y cuando se consigue el equilibrio adecuado entre la tierra y el agua se genera la vida representada por el color verde. Por eso, las personas que solo tienen en cuenta la materia sin la espiritualidad se vuelven materialistas. El espíritu es masculino, pero la espiritualidad es femenina, y la materia de la tierra es femenina, pero el materialismo es masculino. Esto demuestra, que tanto la materia como el espíritu pueden tener características masculinas o femeninas dependiendo de las circunstancias.

En realidad, una persona está formada por tres partes. En primer lugar por el cuerpo que sirve al espíritu como medio para interactuar con la materia. Esto es necesario, porque el espíritu está formado por un poco de materia pero mucha energía y pertenece a la dimensión azul o femenina, y la materia con la que está formado el cuerpo forma parte de la dimensión roja o masculina. En realidad, la materia del cuerpo pertenece al ser universal y no al espíritu que alberga, de ese modo, al controlar él esa materia, podemos ocuparnos nosotros, es decir nuestro espíritu, solo de la parte superior o humana y no de los procesos químicos, atómicos o biológicos que ocurren dentro de nuestro cuerpo. Reencarnarse en la materia es necesario, porque de ese modo el espíritu puede actuar en la materia pero ocupándose solo de los aspectos superiores. Es un método de control parecido al que usa un jinete para controlar un caballo, porque toma las riendas de ese caballo y lo dirige como si juntos formasen un solo ser, pero al mismo tiempo es diferente, porque un caballo también tiene un espíritu propio. Es decir que la materia del cuerpo pertenece al ser que controla toda la materia del planeta Tierra o del universo, pero al mismo tiempo tiene en su interior un espíritu reencarnado que administra la forma humana que ha adoptado esa materia. La reencarnación es, por lo tanto, lo que da identidad propia a esa forma y hace que sea diferente a una simple piedra. Con la unión del cuerpo y el espíritu se genera la vida representada por el color verde, esto ocurre cuando se adquiere el equilibrio entre las dimensiones roja y azul, horizontal y vertical, masculina y femenina o materia y energía.

En segundo lugar está el espíritu, en realidad el espíritu también pertenece a la materia del ser universal, pero como acompaña al alma de forma indefinida se asocia con ella y con la espiritualidad que de ella se deriva como si fueran la misma cosa. En realidad, el espíritu, se encuentra en medio de los planos material y espiritual porque tiene algún parecido con el cuerpo, pero se asocia con el alma porque permanece constante y la acompaña de forma indefinida. El espíritu también se encarga de desarrollar el espectro fantasmal como imitación del cuerpo, para hacer más fácil el paso de una vida a la siguiente. Para entender mejor la relación entre el alma y el espíritu, se podría comparar con la relación que existe entre un planeta y su núcleo, porque el núcleo sería el alma y la mayor parte de la materia restante sería el espíritu. El núcleo sería parte de nuestro propio ser, pero el resto sería parte del ser universal. Ambos son diferentes, pero permanecen unidos de forma indefinida con el fin de ceder al espíritu aquellas funciones que el alma no necesita hacer. El ser universal controla el espíritu, pero solo de forma automática e indirecta, porque interviene y siente todos los procesos atómicos que ocurren, pero, sin embargo, el control directo lo hace el alma dentro de los márgenes que la materia permite. En eso se basan precisamente los márgenes de la voluntad, porque si la naturaleza no fuera flexible en algunos aspectos no podría existir el libre albedrío. Esto significa, que cuando nosotros modificamos o combinamos la materia que nos rodea, provocamos cambios químicos o físicos que son realizados a nivel atómico por el ser universal de un modo semiautomático, pero al mismo tiempo, él nos permite modificar la materia pero siempre y cuando ocurran dentro de los márgenes que las leyes físicas permiten.

Alguien podría preguntar, ¿si el espíritu es inmortal y puede recordar todas sus vidas anteriores o al menos los conocimientos más importantes, entonces por qué no creó un cuerpo humano artificial igual de inmortal que el espíritu? La razón es sencilla, porque el espíritu es inmortal y nunca olvida sus vidas anteriores con el fin de que la evolución tenga un sentido, porque la vida universal es más larga que la humana lo que obliga a que exista un medio donde poder acumular los conocimientos más importantes para que el espíritu pueda evolucionar. Sin embargo, el cuerpo humano vive mucho menos, porque de ese modo es posible realizar los cambios genéticos que la evolución requiere, pero también es útil que el cuerpo muera, y el espíritu olvide los aspectos más secundarios de sus vidas pasadas, porque después de la reencarnación el espíritu puede volver a empezar desde el principio como si fuera la primera vez, y sentir de ese modo la emoción que todo lo nuevo provoca. En cualquier caso, ese olvido no es completo, porque por un lado se conservan en el espíritu los recuerdos más importantes de cada vida, y por el otro, se recuerdan los conocimientos guardados en la civilización. Esto significa, que el hecho de que un hombre pierda momentáneamente sus conocimientos al morir no implica que exista un olvido en términos absolutos sino solo en términos relativos, porque a pesar del olvido que supone la muerte, el alma seguirá conservando dos memorias, una es la del espíritu que le ayuda a realizar correctamente el paso de una vida a la siguiente, y otra es la memoria social que garantiza que el progreso científico se pueda conservar indefinidamente. El proceso de renovación es algo natural, por eso se renuevan y repiten los días, los meses, o los años. La diferencia es que la memoria del espíritu está sincronizada con la duración del ciclo cósmico y el cuerpo humano está sincronizado con un siglo aproximadamente. Eso es lo correcto, porque igual que un mes equivale a treinta repeticiones de un día y un año equivale a doce repeticiones de un mes la vida del espíritu o mejor dicho el período que pasa hasta el momento de olvidar y volver a empezar equivale a miles de millones de años. Estos son ciclos de repetición lógicos pero con una duración de tiempo diferente. El espíritu, por lo tanto, también tendrá que olvidar y volver a empezar, pero eso solo ocurrirá cuando el ciclo cósmico termine, porque a diferencia del cuerpo humano se encuentra sincronizado con ese ciclo que es más largo que el que corresponde a una vida humana. El hecho de que la dimensión material sea más densa y cálida que la espiritual, también determina que los ciclos de tiempo sean más cortos. De este modo en el plano material y horizontal que corresponde al cuerpo se usarían escalas de tiempo cortas, pero en el plano vertical y espiritual que corresponde al espíritu se usarían escalas de tiempo largas, porque al tener ésta dimensión más frío y menos densidad, las escalas de tiempo también deben ser mayores.

En tercer lugar está el alma que, a diferencia de las otras dos partes sí forma parte de nosotros directamente, pero, con el fin de que podamos ocuparnos de las funciones humanas o superiores se sitúa en el centro de los átomos que forman el espíritu y se dedica sobre todo a sentir y en menor medida a actuar, por eso, se suele decir que aquellos que no tienen sentimientos es porque no tienen alma. En realidad todas las personas la tienen, pero aquellos que desprecian la parte femenina de su ser y solo aprecian la masculina se vuelven materialistas, eso provoca un desequilibrio emocional que dificulta que las sensaciones de felicidad lleguen al alma. Esto se debe, a que la felicidad solo es posible cuando todas las circunstancias de nuestra vida se encuentran equilibradas. Un ser humano es como una pirámide formada por tres partes, el cuerpo en su base, el espíritu en el centro y el alma en su cúspide. De las tres secciones, el alma es la parte que menos materia contiene pero, sin embargo, es la más importante de todas porque es la depositaria de nuestro ser y de nuestra conciencia.

Con la unión del cuerpo, el espíritu y el alma, se completan los tres elementos que forman un ser humano y también se reúnen en ellos los tres aspectos dimensionales básicos. El rojo y horizontal representado por el cuerpo, el azul y vertical representado por el alma, y el verde representado en este caso por el espíritu. Normalmente, el espíritu representa el alma y la dimensión femenina, y la tierra representa la materia y la dimensión masculina, pero en este caso es diferente, porque se trata de analizar por separado y detenidamente cada uno de los elementos que forman un ser humano. Es decir que no se trata de analizar solo los dos planos dimensionales básicos, horizontal, vertical, o masculino y femenino, sino también la función intermediaria que el espíritu realiza para ellos. El espíritu, al estar en medio de las dos dimensiones, puede, en algunas ocasiones, representar a la materia masculina, y en otras, al alma femenina, pero en este caso, solo representa el punto de unión, en donde las dos dimensiones encuentran su conexión.

53 LAS CUALIDADES DE LOS COLORES

El color negro se encuentra antes que el rojo en el espectro electromagnético de los colores pero, a diferencia de ellos, no es un color visible, porque el color negro es la ausencia de toda fuente de luz a diferencia de los demás colores que representan una frecuencia de luz diferente. El color negro, en general, se puede considerar femenino, y por eso se puede usar para representar la tierra, pero, en determinadas ocasiones, también puede servir para representar el sexo masculino. El color negro puede representar la noche, el silencio, la seriedad, el vacío del espacio. Es lo opuesto al punto de luz blanca y de materia circular que representa al sexo masculino, por eso, cuando están juntos, representan la bipolaridad del universo y también todas las formas de bipolaridad que existen. Este color también puede representar la ignorancia que se deriva de la falta de luz, por eso se usa para representar el mal, porque el mal se produce cuando por falta de luz elegimos el camino equivocado.

El color rojo representa la energía, la fuerza, lo masculino, la materia, pero también el riesgo y la inestabilidad, puede producir una sensación de confort pero también de agobio. Este color combina bien con el negro porque van seguidos en el espectro de los colores, esto se debe, a que antes de que existiera la primera forma de luz existía el color negro que es, en realidad, la ausencia total de luz. Estos colores son en general benignos, porque ese es el significado normal de estos colores, por eso, cuando se usan para representar el mal o el materialismo, es porque se está haciendo un uso excepcional de su significado. El color rojo es el primero de todos los colores visibles y por eso también puede representar el comienzo. Este es un color principalmente material, por eso, puede representar el placer sensual que proporcionan los sentidos físicos, como por ejemplo la sensación agradable que el sol produce sobre la piel, la música, el sexo, el placer de la comida, es decir que representa aquellas sensaciones de placer que se derivan de las tareas físicas y normales de la vida que no requieren de un gran esfuerzo intelectual. También es el placer que proporciona la tecnología y el trabajo bien llevado, por eso, en el futuro, la sociedad se apoyará en estas formas de placer y rechazará para siempre la violencia como forma para obtener beneficios.

En un mundo evolucionado, la felicidad debe surgir del equilibrio entre la técnica y la filosofía, la técnica proporciona el placer cálido, salado rojizo y físico, y la filosofía proporciona el placer azul, dulce y espiritual. El placer técnico debe surgir del trabajo y el manejo de la tecnología, pero un trabajo hecho con el fin de hacer felices a las personas y no solo como medio de producción. El placer espiritual debe surgir defendiendo la justicia como principio filosófico esencial, esto es fundamental para que sea posible la convivencia y el progreso de la humanidad. La filosofía también es importante porque nos ayuda a comprender el significado fundamental de las cosas lo cual es necesario si queremos extraer el máximo beneficio de la vida. De este modo, el trabajo y la técnica nos ofrecen la parte la parte de placer procedente de la dimensión roja, salada, masculina y horizontal, y la filosofía de la justicia nos ofrece el placer dulce, femenino y azul que proceden de la dimensión vertical. Ambas formas de estímulo son necesarias para completar al hombre y representan a las dos dimensiones esenciales de la cruz universal. Una representa el estímulo derivado de las cosas materiales y la otra representa placer que surge de la parte espiritual de la vida.

Cada dimensión debe ocupar solo el lugar que le corresponde, porque cuando se abusa de la dimensión roja se puede generar la injusticia y el materialismo. Este color se encuentra en el lado izquierdo de la cruz o equis simbólica que rige el universo pero, en realidad, representa el lado derecho si lo planteamos mirando desde su posición. El color rojo también representa la línea horizontal de la cruz cuando esta se plantea como un círculo, o la línea vertical cuando la línea horizontal se muestra como recta cristalina, porque el círculo es masculino y la línea recta es femenina. La línea horizontal representa la materia y el color rojo, esto significa que en el mundo material el poder corresponde a la política junto con el resto de fuerzas físicas. En cambio, la línea vertical corresponde al mundo espiritual, por eso, en el aspecto religioso o filosófico debe ser la justicia la que determine el liderazgo, porque ella es el elemento más importante de esta dimensión. La cruz de dimensiones puede girar continuamente cambiando sin cesar la dimensión horizontal y la vertical formando con su movimiento la forma de una galaxia.

El color rojo también se asocia con la guerra, porque entre otras cosas puede representar la energía, el caos, la injusticia y el desorden, hay que tener en cuenta, que la energía mal dirigida puede favorecer la colisión y el conflicto. Esto demuestra que, en el pasado, algunas personas ya eran capaces de entender el significado metafísico de los colores, por eso, el color rojo se asocia con la guerra y el azul con la paz. En el pasado la gente creía que los planetas eran dioses, por eso, decidieron convertir a Marte en el dios de la guerra debido a su color rojo. Alguien podría pensar, ¿si el color rojo puede representar la guerra y la dimensión horizontal, y el color azul puede representar la paz y la dimensión vertical, significa esto que la guerra está justificada considerando que las dos dimensiones tienen sentido? La respuesta es, que toda guerra es legítima cuando se hace en defensa propia, pero para aquellos que creen en la teoría de las excepciones de la justicia, las guerras de tipo expansivo usadas para extender el tamaño de los estados también podrían tener un sentido, porque dentro de su propio estado esa guerra sería considerada legal. Sin embargo, y según esa teoría, para no estar en contradicción con este principio esa guerra debería hacerse sin tiranía ni crueldad.

Lo difícil en este caso sería defender la guerra sin cuestionar al mismo tiempo la defensa de la justicia como principio filosófico esencial. Las guerras de expansión que se producen en el mundo tienen como principal finalidad unir el mundo en un solo sistema y una sola lengua, por eso, lo más probable, es que cuando el mundo termine su evolución y las naciones se unifiquen las guerras también terminarán. Seguramente, la unificación del mundo se logrará sin necesidad de un conflicto armado entre las grandes potencias del mundo, porque el miedo a las armas nucleares les obligará a ponerse de acuerdo sin que sea necesario llegar a un enfrentamiento militar. Cuando las naciones se extiendan por el espacio, también aparecerá el riesgo de nuevas guerras, pero el espacio no es como la Tierra porque las enormes distancias que hay entre los planetas harán inviable la existencia de imperios espaciales, incluso el comercio entre ellos no tendrá demasiado sentido. El comercio como se entiende en la Tierra es lógico dentro de un sistema cerrado pero no en un sistema abierto como el espacio. Es posible que los planetas necesiten importar algunos productos minerales, pero será solo algo excepcional en comparación con el comercio que pueda existir dentro de cada planeta porque siempre será más económico reciclar lo que hay dentro de un planeta que transportar los productos desde otro. Esto garantizará a cada mundo un progreso tranquilo e independiente.

Un ejemplo de la ambigüedad de las guerras sería la expansión del imperio romano, porque si bien es cierto que esa expansión aportó progreso y civilización a muchas naciones, sin embargo, también estuvo repleta de abusos y actos de tiranía que no eran necesarios para conseguir sus objetivos. Comparativamente la fase de la república fue en muchos sentidos más digna que la fase del imperio, pero es habitual que el poder corrompa a quienes lo tienen. Lo ideal sería que todo proceso unificador se hiciera sin violencia, por eso, en mi opinión, es mejor defender la justicia sin excepciones.

También hay que subrayar, que no todo lo que es posible en el universo tiene sentido hacerlo, por eso, aquello que es absurdo no debe hacerse ni siquiera como excepción y por lo tanto no formaría parte de la ley universal que busca el equilibrio de potenciales y que se suele organizar como conductas mayoritarias en un plano, y excepciones minoritarias lógicas en otro. La naturaleza determinó que todo o casi todo lo que tiene sentido puede tener excepciones válidas, pero solo debemos hacer como excepción aquello que tiene sentido, porque si no lo tiene no es correcto defenderlo diciendo que solo es una excepción. Es decir, que el hecho de que toda norma lógica y válida pueda tener una excepción también lógica o válida, no significa que pueda ser aplicable a los comportamientos que no sean lógicos, en este caso sería una excepción a esa norma. Esto aplicado a la conducta moral determina, que si se considerase que la justicia es la única opción válida, entonces la teoría que defiende las excepciones a la justicia quedaría fuera de la ley universal que busca el equilibrio de potenciales de aquellas cosas que son lógicas, porque en este caso no se consideraría lógica ninguna excepción a esa norma. Lo cierto es que en la historia, las guerras han formado parte de la conducta humana con demasiada frecuencia, y cada bando siempre dice tener una razón para provocarlas, lo que demuestra su intención de producirlas aunque no lo quieran reconocer, por eso, lo encubren usando frases hechas como por ejemplo que es un deber patriótico, o que es por defender la civilización, la democracia o la monarquía según las épocas, pero, que en el fondo, solo son frases para encubrir la ambición de dominar a otros e imponerles sus intereses.

Un ejemplo de ello son las “guerras amistosas” que hacían los griegos en la época clásica, la razón de definirlas de este modo es porque en estos conflictos cada bando no trataban de absorber el territorio del otro e integrarlo en su estado, porque al final de cada conflicto solo se determinaban las áreas de influencia que cada ciudad autónoma tenía sobre las demás, pero sin que eso supusiera la pérdida del control sobre su tierra para el perdedor, ni tampoco un incremento de territorio para el vencedor, parecían más competiciones deportivas que auténticas guerras como si fueran solo guerras amistosas. Quizás el ejemplo más claro de ello fue la guerra del Peloponeso, porque, en este conflicto, Esparta venció a Atenas después de un enfrentamiento largo y costoso. Este conflicto fue comenzado por Atenas cuando tomó la decisión de dominar toda la región por la fuerza con la excusa de que así estarían mejor preparados ante nuevas invasiones de los persas. Pero, sorprendentemente, cuando Esparta venció no se sirvió de esa victoria para absorber el territorio del perdedor he integrarlo en el suyo, sino que se limitó a imponer un gobierno pro espartano que poco después de la retirada del ejército de Esparta volvió a ser como antes anti espartano. Posteriormente, Esparta fue derrotada por los tebanos en la batalla de Leuctra precisamente porque ante la evidencia de que iban a perder, los tebanos decidieron romper las reglas de conflicto amistoso que hasta entonces todos los bandos respetaban y en consecuencia Esparta perdió la batalla y nunca más volvió a ser una potencia militar en la región. Quizás la razón de que los griegos combatieran así, pudo ser porque la geografía era demasiado montañosa como para que fuera fácil que unos pudieran dominar a los otros. O también, porque no querían debilitarse demasiado mutuamente por el temor que tenían a una invasión de Persia. En cualquier caso, este juego militar de los griegos fue terminado por Roma, que a diferencia de ellos no consideraba la guerra un conflicto amistoso, porque a todo territorio que derrotaba lo integraba inmediatamente en el suyo de forma definitiva.

El universo está regido por leyes y planos que se pueden representar como una cruz. Esta cruz universal puede mostrarse como una equis o como una cruz, todo depende de lo que se quiera resaltar. Como una cruz representa la división del mundo en dos planos, el horizontal masculino y el vertical femenino. Pero, como la cruz puede girar, en otros planos del universo la línea horizontal también puede representar la dimensión femenina y la vertical la masculina. Como equis puede representar lo masculino en rojo a la izquierda, y lo femenino en azul a la derecha, luego la noche abajo y el día arriba. También se pueden representar ambos símbolos en un solo esquema poniendo una cruz en el interior de la equis.

Para entender mejor el movimiento y cambio de dimensiones de la cruz, es necesario imaginar que la equis dividida por la cruz ahora tiene ocho secciones lo que permite colocar el color rojo y azul en cada uno de los cuatro brazos, de este modo todos pasan al girar por todas las zonas, pero, el color rojo, siempre se sitúa a la izquierda del azul para simbolizar la separación entre el arriba y el abajo o lo material de lo espiritual. En este caso no participan los colores negro y blanco porque en este esquema se trata de analizar las distintas opciones que tienen las polaridades masculina y femenina o roja y azul. Pero también se podría remplazar el rojo por el negro y el azul por el blanco simbolizándose de esta manera que el movimiento rotatorio avanza de la ignorancia hacia el conocimiento y de la oscuridad hacia la luz. Entonces el color negro se situaría a la izquierda y el blanco a la derecha en cada uno de los cuatro brazos de la cruz y se movería de izquierda a derecha o del negro al blanco.

En la equis universal, el plano horizontal se puede dividir a su vez entre los polos masculino y femenino o rojo y azul, rojo a la izquierda y azul a la derecha. En este caso representan el espacio y aquello que es constante todo el tiempo, por eso, es necesario mantener el equilibrio entre ambos como si fuera una balanza para que todo funcione correctamente. El plano vertical en cambio, representa el tiempo, también representa el progreso desde la ignorancia representada en negro abajo hacia la luz y la verdad representada en blanco arriba.

El color blanco representa el polo masculino y el color negro el femenino, pero en determinados casos puede ser al revés, esto no es una contradicción, porque hay que entender que estos planos pueden girar en cada dimensión, por eso, es necesario analizarlos según sus propias circunstancias, porque una cosa puede ser de una manera en un círculo de evolución, pero en el círculo anterior o posterior puede ser aparentemente al revés, esto no es una contradicción, porque la situación es diferente pero solo porque existen circunstancias nuevas.

Cuando la cruz de dimensiones comienza a girar, adquiere la forma de una galaxia espiral barrada debido a que se produce una mezcla entre la dimensión horizontal y vertical, los filósofos antiguos descubrieron este simbolismo y por eso crearon la cruz esvástica. Este símbolo ya era conocido y usado en varias religiones mucho antes de que los nazis lo usaran en su campaña de propaganda ideológica, por eso, es un error culpar a este símbolo de lo que ellos hicieron. Ellos trataban de servirse de todo lo bueno que había en el mundo con el fin de ocultar su propia maldad, por eso, en la actualidad, la gente rechaza cosas buenas como la esvástica o la defensa de la raza solo porque los nazis se sirvieron de ellas como coartada para engañar a la gente y obtener el poder mundial. Con el movimiento giratorio de la cruz, se pueden invertir los planos dimensionales cada vez que se pasa a un plano o rueda superior o inferior, esto significa, que una cosa que parece masculina en un plano parezca femenina en otro. Esto no es una contradicción, porque se trata de planos distintos con reglas diferentes. Estos planos no se contradicen mutuamente, porque, aunque es cierto en el plano horizontal que regula el libre albedrío son algo diferentes, sin embargo, siguen siendo iguales en el plano vertical que contiene las reglas básicas universales que son constantes con independencia del tiempo o el espacio. Es como si fuera un árbol cuyas ramas representan el plano horizontal, masculino, rojo, y material, y cada altura representa las diferencias que existen en cada plano de la evolución. Y el tronco representase las leyes universales que son comunes a todos los planos de existencia. El tronco tiene que ser igual en cada altura porque es el denominador común que une todos los planos. No puede cambiar para evitar que el sistema pueda desmoronarse. Podría decirse que es la excepción rígida que todo sistema inestable necesita para poder funcionar a pesar de su inestabilidad. Este mismo ejemplo lo representa el cuerpo humano, porque la carne representa la dimensión horizontal, cálida y el libre albedrío. Y los huesos representan la dimensión vertical, azul, cristalina, fría, espiritual y las leyes constantes que tienen que mantenerse rígidas para que el universo, o en este caso el cuerpo, pueda mantenerse erguido.

El color rosa es un color emotivo porque contiene un poco de la energía juvenil del rojo y la honestidad y la pureza del blanco.

El color amarillo puede simbolizar la ilusión de vivir y la sabiduría, porque contiene la energía juvenil del rojo pero evolucionado hacia el equilibrio representado por el verde. En su aspecto negativo puede representar la sequía, el materialismo, la acidez o la tierra seca con respecto al agua. Esa diferencia ocurre cuando el color rojo se desborda y abarca el área que corresponde al azul impidiendo que exista un equilibrio entre las dos dimensiones, es lo mismo que ocurre cuando el agua no riega la tierra y esta se vuelve amarilla y estéril. También puede representar Igual que el color rojo, el sexo masculino. Este color igual que todos los demás puede representar muchas cosas positivas, pero cuando se pone en el lugar que debería tener el azul entonces representa el materialismo o el denominado amarillismo.

La sabiduría se asocia al color amarillo porque es una cualidad material que se produce al sumar conocimientos. En cambio, la inteligencia se asocia con el color azul porque a diferencia de la sabiduría no solo es una suma de conocimientos, sino que además implica la capacidad para administrar los conocimientos de la forma más equilibrada. La sabiduría es por lo tanto la consecuencia de sumar conocimientos materiales durante la vida humana, pero, en cambio, la inteligencia espiritual se deriva de aprender a seleccionar aquellos conocimientos y valores morales que deben conservarse de una vida a otra para favorecer nuestra evolución.

El color naranja es parecido al amarillo y representa la ilusión de vivir porque combinan la fuerza juvenil del color rojo con la vitalidad y equilibrio del verde.

El color marrón produce una sensación de confort, porque contiene la fuerza y calidez del rojo con la sensación de tranquilidad del negro.

El color verde representa la vida, porque se encuentra entre el color rojo que representa la energía y la espiritualidad que representa el color azul. Este color representa el equilibrio que casi todas las cosas necesitan tener para funcionar correctamente, por eso, cuando ese equilibrio no se tiene, entonces surgen las enfermedades y conflictos. Con una pirámide, también se puede mostrar la relación entre el color rojo que es masculino y el azul que es femenino, porque la esquina izquierda inferior representa el color rojo, la esquina derecha inferior representa el color azul, y la esquina superior representa el color verde, porque cuando se unen los dos colores situados abajo, se generan el color verde situado arriba que representa el progreso y la vida. Por eso, el color simbólico del número tres es el verde. En cambio, cuando se trata de entender el significado simbólico de un cuadrado y los colores que lo representan, entonces, la esquina inferior izquierda sería roja, la esquina inferior derecha sería amarilla, la esquina superior izquierda sería verde y la esquina superior derecha sería azul.

La iglesia católica, intentó apropiarse de estos símbolos que ya existían desde la antigüedad cuando trató de utilizarlos para representar a Dios, la virgen y Jesús como si fueran padre, madre e hijo. Pero este planteamiento es absurdo, porque no tiene sentido decir que Dios es al mismo tiempo padre e hijo, y la virgen, madre y esposa de Dios, porque según sus propios argumentos Dios es el creador de todo y por lo tanto no puede tener esposas o hijos particulares. Eso, evidentemente sería politeísmo y se produce cuando se trata de equiparar a los personajes religiosos con las familias reales. La explicación correcta es que estos símbolos representan las dimensiones universales masculina y femenina que están presentes en todo el universo por igual y se expresan a través de todos los seres que lo habitan. No son por lo tanto personas, sino símbolos generales. Pero la iglesia, empeñada en crear ídolos a los que la gente pudiera adorar, convirtió estos símbolos universales en simples muñecos con los que poder manejar a la gente.

El color azul representa la dimensión femenina, la estabilidad y la espiritualidad, por eso, es ideal para quien desea sentirse relajado, es un color perfecto para las personas sensibles y para los filósofos. También puede representar la línea vertical en la cruz de dimensiones, pero depende de cada situación, porque el color rojo y azul pueden invertir su posición con respecto a la cruz de dimensiones, eso significa, que unas veces el rojo aparece en la posición horizontal y el azul en la vertical, en otras ocasiones o niveles invierten su posición, todo depende de las circunstancias, esto no es una contradicción, porque es diferente solo en situaciones diferentes. El color rojo se encuentra en el lado izquierdo y el azul en el derecho de la equis de dimensiones, pero también pueden cambiar y situarse el rojo abajo y el azul arriba, de ese modo, la equis de dimensiones adquiere un aspecto doble como una hélice de cuatro palas. También se puede plantear el color rojo al lado izquierdo de cada hélice y el azul al derecho, de este modo se genera el movimiento, porque uno representa la energía y el otro el vacío y en una situación de presión el movimiento va de la alta presión a la baja. Esto es lo que ocurre en una veleta o en una galaxia, aunque al ser dimensiones distintas también tienen algunas diferencias. Alguien puede pensar, ¿qué tiene que ver una galaxia con una veleta, un huevo con la primera partícula del universo, el hombre con el sol, o las semillas de una planta con las partículas de luz? Es cierto que en algunas cosas son diferentes, pero en otras son iguales, esto se debe a que todo el universo se encuentra conectado del mismo modo que ocurre con las capas de una cebolla. El universo en cada nivel cambia en algo, pero también mantiene en otras cosas su aspecto inicial. Esta circunstancia también está regida por la dimensión horizontal y vertical, la horizontal representa lo que va cambiando en cada nivel y la vertical representa lo que no cambia nunca, por eso, desde lo más sencillo a lo más complejo unas cosas no cambian y otras sí.

El color violeta es el último color visible por eso puede representar el espíritu, el final, y aquello que es trascendental, porque después del final viene otra vez el principio y la renovación. Todos los colores también se corresponden con frecuencias de sonido, eso significa que las frecuencias de sonido bajas son rojas y las altas son azules.

El color negro representa la tranquilidad, el descanso, la noche. Como también representa la ausencia total de luz en determinados casos puede representar la ignorancia, el error o el mal, porque la ignorancia surge debido a la ausencia de luz intelectual. Este color también puede representar el vacío, el espacio, o el valle de silencio en una nota musical. Debido a que puede representar la ignorancia, en la equis simbólica se sitúa abajo. Esto se debe a que la gravedad produce la condensación y la condensación puede producir la confusión, por eso, se asocia la tierra con la parte de abajo, la materia y la confusión. El cielo se asocia con la parte de arriba, la luz y la verdad, porque cuanto más hacia arriba vamos, menor es la densidad y en consecuencia mayor es la distancia a la que podemos ver. La enseñanza de todo esto es que debemos extraer lo bueno de la materia representada por el color rojo, pero sin despreciar el mundo espiritual representado por el color azul. Esto es necesario, porque la materia y el espíritu, o el hombre y la mujer solo pueden producir vida y felicidad cuando se unen. La materia o el espíritu, pueden tener ambos un significado masculino o femenino dependiendo de las circunstancias, porque la materia de la tierra es femenina si se plantea con respecto al sol, pero es masculina con respecto al agua o la espiritualidad. Y el espíritu es femenino con respecto a la tierra, pero es masculino con respecto al alma, todo depende del plano, nivel, o círculo de que se trate.

El color negro es en su esencia benigno como todos los demás, pero en determinadas circunstancias puede representar el mal, por eso, lo mejor es no usarlo en las prendas de vestir excepto si solo representa una parte mínima y excepcional del conjunto. Sin embargo, es adecuado, sobre todo en los adultos, usar ropa algo oscura, porque el tono oscuro representa la seriedad, pero el color negro como predominante es desaconsejable porque favorece el mal. Hay gente que lo usa precisamente para sugerir su adhesión al mal y de ese modo intimidar a los demás, y luego existen los que se visten así como modo de autodefensa al tratar de parecerse a los anteriores, pero quien busca la justicia y el bien no tiene sentido que se vista de esa manera sabiendo el significado que tiene. Esa conducta demuestra la existencia de un vacío moral, porque si esa persona se siente insegura de sí misma siempre puede recurrir al bien y la justicia como puntos de apoyo.

El color blanco contiene en su interior todos los colores en igual proporción por eso puede representar la justicia, el bien, y favorecer que la meditación sea objetiva, esto es así, porque cada color puede favorecer un determinado estado emocional. También puede representar la materia o la existencia en blanco, en contraste con el vacío o la inexistencia en negro, o la cresta de sonido en una honda. Este color puede representar la culminación del conocimiento y la luz, porque sin la visión intelectual no es posible alcanzar el conocimiento. Por eso, quien desea meditar para encontrar la verdad, debe alejarse de la densidad material que genera la gravedad y que está situada abajo, para poder ver en la lejanía desde arriba. Es decir que debe alejarse del bullicio y el ruido, y buscar la tranquilidad que hace falta para tener una visión espiritual y a gran distancia, por esta razón, en la equis de dimensiones el color blanco se sitúa arriba. Pero no debemos olvidar, que la perfección está en el equilibrio, eso significa que lo mejor es obtener el beneficio que nos ofrece la materia, pero sin olvidarnos de la importancia del mundo espiritual.

El color rojo y negro por un lado, y el azul y blanco por el otro tienen ciertas similitudes, por eso, pueden servir para representarse mutuamente en algunas situaciones. Por ejemplo, cuando se abusa del color rojo situado a la izquierda de la equis se genera el materialismo y el mal representado por el color negro, entonces la equis se gira y el color rojo pasa abajo para convertirse en negro. El color azul y blanco, se pueden situar ambos en la parte de arriba de la equis simbólica, estos colores representan, el conocimiento, el espíritu y la justicia, porque cuando la equis simbólica se gira, entonces el color rojo de la izquierda pasa abajo y el azul de la derecha pasa arriba junto con el color blanco. En el esquema de la equis simbólica mal se sitúa abajo, porque la gravedad empuja la materia hacia abajo generando la densidad, la ignorancia y la oscuridad, y como consecuencia no deseada de esa ignorancia pueden aparecer el mal, pero este supuesto es solo un ejemplo excepcional, porque la mayoría de los usos que la materia tiene son benignos. Por ejemplo, en nuestro planeta, la tierra se encuentra abajo porque es en donde la gravedad la condensa, pero es en la tierra, donde pueden crecer las raíces de los árboles para crear vida, y es también con esa materia con la que podemos construir todo lo bello que tiene la civilización. El color rojo se puede asociar con la energía pero también con el materialismo cuando esa energía está mal canalizada, pero también representa la energía del sol que sostiene la vida en la Tierra y nos proporciona el calor cuando tenemos frío. Con esto se demuestra, que el hecho de asociar la densidad o la materia con el mal es solo un supuesto excepcional o accidental y no algo que la represente en general. El bien y el color blanco se sitúan arriba de la equis simbólica, porque donde hay menos densidad es más fácil analizar las cosas con perspectiva y por lo tanto hay más probabilidades de que surja la justicia. En cualquier caso, la confusión que genera la materia o la energía quedará resuelta con el progreso de la ciencia, ese progreso es, en cierto modo, una forma de dar valor intelectual a la materia bruta, pero también es una forma de unir el mundo espiritual con el material hasta que la materia, una vez sea domesticada, actúe en consonancia con los valores espirituales. Se podría decir entonces, que el progreso tecnológico se mide por la capacidad que el hombre tiene de controlar las características de la materia. La conclusión de esto es, que todos los colores son benignos en su esencia, esto significa, que su asociación con el mal o la injusticia, solo depende de aquellas circunstancias excepcionales en las que se abusa de la dimensión que corresponde a ese color.

Si planteamos los colores aplicados a la política, entonces los gobiernos demasiado masculinos o rojos se vuelven dictaduras que provocan la pérdida de derechos civiles, pero los gobiernos demasiado femeninos o azules se vuelven anarquías que provocan el caos político y social y la proliferación de todo tipo de delincuencia. Un gobierno demasiado centralista permite a los ciudadanos una gran libertad en el ámbito personal o familiar, pero no tolera la crítica y se reserva el poder para un grupo de personas muy reducido, esto puede provocar grandes desmanes o guerras. En cambio, un modelo anarquista o libertino, permite todas las críticas mientras no se le impida apropiarse del dinero público, también se caracteriza por apoyar a los criminales contra los ciudadanos decentes, porque considera que cada persona debe hacer lo que le aparezca con independencia de que eso pueda causar daños a los demás, esto también sirve como medio para favorecer la impunidad de los políticos. Por eso, para tener el gobierno ideal es necesario encontrar el equilibrio entre ambos modelos.

Los colores se pueden dividir en primarios y secundarios, los primarios o más importantes en metafísica son el rojo, el verde, y el azul, porque son los que más relación tienen con las circunstancias universales. El color rojo representa el polo masculino, y el color azul representa el polo femenino y juntos generan el color verde como resultado de su unión. Estos colores no son identidades personales sino valores universales que se encuentran en todos los seres que existen en el universo. Luego están el color blanco y negro, pero el color blanco más que un color o frecuencia de vibración concreta representa la suma de los tres colores anteriores. El color negro tampoco es una frecuencia de luz, sino que representa la ausencia de toda luz o vibración. El resto de colores son derivados de la combinación en mayor o menor proporción de los anteriores, por eso son más secundarios.

54 LOS PLANOS UNIVERSALES

Debemos tener en cuenta, que si se plantea el universo desde un punto de vista metafísico entonces los colores pasan a formar parte íntegra de todas las cosas, por eso, cada uno tiene su conexión simbólica con cada aspecto de la vida. Casi todas las cosas de la vida están regidas por las dimensiones vertical y horizontal o masculina y femenina. Con estos esquemas se puede comprender mejor como actúan las dimensiones.

Dibujo de los planos universales: Suprimidos por requisitos de la paguina web.

En el ejemplo (A) podemos ver como la dimensión masculina en color rojo representa el plano horizontal y la dimensión vertical en color azul representa la vertical. Pero en el ejemplo (B) podemos ver como las dos dimensiones han girado y se han invertido en sus posiciones, lo que significa que pueden actuar de una forma aparentemente contradictoria con la posición anterior, sin embargo, esto tiene sentido, porque el cambio de plano se hace en un nivel evolutivo distinto. También debemos tener en cuenta, que en el dibujo ambos brazos de la cruz aparecen como rectangulares, pero el color rojo también representa la línea curva, y el color azul también representa la línea recta, esto es así, porque una recta solo es una pequeña parte de una curva. En realidad, en el universo todo es curvo, por eso, cuando una cosa solo abarca una pequeña parte de un círculo, entonces da la impresión de que es una recta. Es cierto que en este caso sería una recta, pero solo si lo consideramos un concepto relativo no absoluto. Cuando solo se tiene en cuenta una parte mínima de un círculo, entonces se convierte en una recta, por eso es lógico que se la considere una dimensión opuesta. Un ejemplo lo tenemos en una ciudad, porque la línea horizontal de su base puede parecer una recta, pero en realidad es curva, pero solo representa una parte muy pequeña de la circunferencia de la Tierra, esto hace que se perciba como si fuera horizontal. El resto de objetos que están sobre la Tierra siguen la misma circunstancia, porque el casco de un barco puede parecer rectilíneo, pero se adapta a la circunferencia de la Tierra igual que una ciudad por el efecto de la gravedad. Incluso un rayo de luz se desplaza de forma curva, pero sería necesario observarlo en un radio de años luz para poder apreciar la circunferencia que describe.

Dibujo de la cruz giratoria. Supimida por requisitos de la pagina.

En el siguiente dibujo (C) los dos planos dimensionales forman la cruz esvástica y sus brazos cuando giran invierten continuamente sus posiciones de polaridad formando una imagen parecida a la de una galaxia barrada con dos líneas rojas y dos azules reemplazando sin cesar sus planos horizontal y vertical. Esto demuestra como el movimiento circular puede producir una inversión de polaridades cada vez que se cambia el plano horizontal por el vertical en un proceso evolutivo en el que se fusiona el aspecto masculino con el femenino, el rojo con el azul, y el horizontal con el vertical, en un movimiento giratorio de evolución que también puede producir una espiral o una escalera de distintas dimensiones. En el punto de coincidencia del color rojo con el azul se produce el color verde, este color indica que la vida surge cuando existe un equilibrio armónico entre ambos aspectos dimensionales. Con esta cruz se demuestra que los planos horizontal y vertical pueden girar para reemplazarse mutuamente aunque lo hagan normalmente en distintos niveles de evolución. Esto significa que una cosa puede aparecer como femenina en un plano determinado, pero en otro anterior o posterior puede aparecer como masculina sin ser una contradicción, por ejemplo, la materia de la Tierra es femenina con respecto al sol, pero es masculina con respecto al mar en el interior del planeta.

En el siguiente dibujo (D) podemos ver en el primer esquema como las dos dimensiones horizontal y vertical forman una cruz al unirse y pueden fusionarse con la (X) universal pasando a formar una equis con una cruz en su interior, esto es posible, porque en realidad las dos formas de cruz están relacionadas. La letra equis representa principalmente a los polos rojo y azul o masculino y femenino, pero aquí están planteados de izquierda a derecha y actuando en armonía en la dimensión horizontal y el mismo momento de tiempo. Este esquema sirve para representar el equilibrio que la mayoría de las cosas necesitan mantener para alcanzar la felicidad, porque la clave del progreso está en evitar que predomine una polaridad sobre la otra para que los valores masculinos o femeninos de cada aspecto de la vida se mantengan siempre iguales como en una balanza sin que uno trate de invadir el espacio del otro, por eso es necesario que las personas den el mismo valor a ambos aspectos dimensionales para poder progresar. La palabra “iguales” no significa que hagan las mismas funciones, sino más bien todo lo contrario, son igual de necesarios en el universo y con la misma importancia, pero su forma de actuar debe ser cada uno en su propia dimensión o plano distinto, porque si todo lo hicieran igual al final su diferencia de polaridad quedaría destruida y con ello el beneficio que esa polaridad puede proporcionar.

Con el color rojo a la izquierda y azul a la derecha de la (X), también se representa como el universo va pasando de un nivel alto de energía a otro bajo y en consecuencia de un nivel bajo de orden a otro alto. Esto significa, que el polo masculino y material va en paulatino descenso y el femenino o espiritual va en crecimiento. Esto ocurre, porque la energía de las estrellas se está consumiendo, pero a cambio el universo gana en orden y progreso científico conforme el caos y el fuego inicial es sustituido por cristalización y orden. Este proceso de paso del calor al frío ocurre solo en el universo material pero no en los seres que se sirven de esa energía, porque el proceso de cambio y descenso de energía es lógico que ocurra en las fuentes de energía, pero no en aquellos seres que se sirven de esa energía, porque estos seres necesitan mantener siempre el equilibrio de potenciales durante todo el ciclo cósmico para poder evolucionar. Este equilibrio es necesario incluso en nuestro propio cuerpo, porque la salud es la consecuencia de mantener el equilibrio de los potenciales interiores.

Si planteamos el cuadrado de cuatro colores de izquierda a derecha, entonces el plano horizontal de la cruz representa el universo disminuyendo su energía representada en rojo y aumentando el orden representado en azul, pero si planteamos estos mismos colores de abajo hacia arriba, por un lado vemos como los potenciales rojo y azul mantienen siempre el mismo valor porque hacia arriba no cambian, para entenderlo es necesario imaginar el plano horizontal como un cilindro que avanza hacia arriba siempre igual y en consonancia con el tiempo. Esto es así, porque en realidad el punto de intersección de los dos colores en el centro representa el momento presente, por eso, si planteamos los colores rojo y azul de izquierda a derecha la energía avanza de más a menos, pero en el plano vertical la energía y el orden avanzan de forma constante. Esto significa que, aunque la energía del universo vaya descendiendo poco a poco igual que la carga de una batería, sin embargo los seres que habitan en el universo y se sirven de esa energía deben mantener en equilibrio sus valores potenciales todo el tiempo para poder evolucionar. Es igual a lo que ocurre con el cuerpo de un mamífero y el clima exterior, porque la biología del mamífero tratará de mantener siempre su temperatura constante con independencia del clima que pueda existir en el medio ambiente, eso es precisamente lo que le hace ser superior a los reptiles.

Podría decirse entonces que existen dos formas de equilibrio de potenciales, una (A) es la que corresponde a un modelo en el que la energía, el caos y los valores masculinos se encuentran principalmente al principio y los valores femeninos de orden y espiritualidad se encuentran sobre todo al final. En este modelo, el universo comienza lleno de energía y va disminuyendo sin cesar de más a menos provocando un aumento del orden, porque cuanto más frío tiene el universo mayor es también su orden. De acuerdo a lo expuesto con anterioridad puede parecer que este modelo está en contradicción con el equilibrio de potenciales, pero eso no es así, porque en este caso no se produce un equilibrio directo sino indirecto, porque en realidad ambos aspectos tienen la misma importancia, pero el rojo y la energía actúan al principio del tiempo y el orden actúa sobre todo al final, se trata entonces de una forma de equilibrio distinta de la anterior. Este proceso de equiparación indirecta de potenciales también se puede aplicar a la edad, porque al principio todo es juventud y al final todo es conocimiento. El sistema de equilibrio horizontal indirecto es el que usa el ser que es y controla el universo y actúa como cimiento para que el resto de seres individuales puedan construir la civilización usando la materia y la energía que él les presta. Esa función es rotatoria, esto significa que en un futuro ciclo cósmico otro ser se tendrá que ocupar de esa tarea.

El otro modo de equilibrio (B) es el vertical y directo, en este sistema ambos valores tienen que ser constantes todo el tiempo para que la vida se desarrolle correctamente y es el que tienen que usar los seres que se sirven de ese proceso de disminución de energía del universo. Esto significa que el proceso (A) es indirecto, porque la energía va disminuyendo progresivamente con el tiempo y es desarrollado por el ser universal que controla las estrellas y planetas. El modelo de equilibrio (B) es directo, porque ambos valores deben mantenerse constantes para poder evolucionar. Este sistema de equilibrio es el que usan generalmente los seres que usan la energía de las estrellas. Es decir que el proceso de disminución de un polo y aumento del otro es el que va de izquierda a derecha y pertenece a la dimensión horizontal, pero en la dimensión vertical los valores son constantes.

Esto demuestra, que el comportamiento de la energía en la fuente que la produce es diferente a como actúa en los seres que la consumen, porque la dimensión roja y horizontal indica como el universo material va perdiendo cada vez más su energía igual que si fuera una batería. Esto lo podemos ver en el dibujo que muestra como el lado izquierdo es predominantemente rojo, y el izquierdo es predominantemente azul. En la dimensión vertical están todos los seres del universo que se sirven de esa energía y que deben mantener iguales los potenciales para poder evolucionar. El mismo ejemplo lo tenemos con un aparato que funciona mediante pilas y cuya energía va disminuyendo, pero que sin embargo, está diseñado para mantener invariable su funcionamiento hasta el final. Es decir que por un lado la fuente de energía va perdiendo progresivamente su energía que es sustituida por evolución, pero en cambio los seres que se sirven de esa energía tienen que mantener constantes los potenciales de polaridad para ser felices y poder progresar. Son, por lo tanto, dos formas diferentes de equilibrio de potenciales, la primera indirecta y horizontal en un proceso de cambio continuo, y la segunda directa y vertical pero manteniendo los dos potenciales iguales todo el tiempo.

La cruz y la equis simbólica ya eran conocidas en la antigüedad mucho antes de la era cristiana, en aquellos tiempos se usaban como en este ejemplo para simbolizar la relación entre la dimensión horizontal y vertical o el arriba con el abajo. Posteriormente se usó para simbolizar la muerte de Jesús en la cruz y la gente se olvidó de su significado metafísico anterior. Lo mismo ocurrió con la cruz esvástica, porque la gente no entiende porqué está siendo expuesta en la actualidad en muchos templos orientales después de que los nazis la usaran como símbolo de su movimiento. La razón es muy simple, y es que no fueron los templos los que copiaron a los nazis, sino los nazis los que copiaron a los templos, y en consecuencia no tiene por qué avergonzarse del uso que otros le pueda dar, porque lo importante no es el símbolo, sino el significado que cada uno le dé.

En la parte inferior del cuadrado, se simboliza con el color negro, que la ignorancia se encuentra al comienzo de la evolución asociada a la materia y la densidad, pero según el ser humano evoluciona tecnológicamente hacia arriba, descubre el mundo espiritual menos denso representado por el color blanco, entonces consigue ver la luz del conocimiento y destierra para siempre el error y el mal. La enseñanza de esto es que el mal, en realidad, surge del error que se produce cuando se intenta plantear la vida solo desde el punto de vista materialista representado por el color rojo, y se olvida de la dimensión espiritual representada por el color azul. Después de la muerte, el espíritu olvida muchos de sus conocimientos anteriores aunque no los más importantes, esto significa, que cuando una persona nace de nuevo lo primero que conoce es el mundo material, debido a esta circunstancia muchas personas terminan creyendo que ese mundo es el único que existe y en consecuencia se vuelven materialistas y niegan la vida después de la muerte. Pero es necesario comprender, que el universo material en realidad, solo es un diseño creado por el mundo espiritual.

En el último dibujo se puede ver de una forma diferente como las dimensiones roja y azul se relacionan formando un movimiento que recuerda al de una veleta, de este modo, las dos dimensiones giran y se invierten y con su acción crean el movimiento del universo. También se puede ver que el color rojo siempre se dirige hacia el azul simbolizando de este modo como el universo avanza del caos al orden y de la ignorancia al conocimiento. Los colores de esta veleta también podrían ser sustituidos por el negro y el blanco, en este caso el negro se pondría en lugar del rojo y el blanco se pondría en lugar del azul. Igual que en el ejemplo anterior, el color negro siempre se tiene que dirigir hacia el blanco para simbolizar que la oscuridad del pasado tiene que ser sustituida por la luz en el futuro y esto se logrará mediante el progreso tanto en el aspecto científico como en el espiritual.

En realidad, la cantidad de cosas que tienen conexión con los colores es inmensa, porque cada cosa se corresponde con un color y una frecuencia de vibración, por eso puede ubicarse en una posición con respecto al cuadrado de los cuatro colores. El color rojo (izquierda) se corresponde con el polo positivo masculino y todo lo que representa, el color azul (derecha) se corresponde con la dimensión espiritual y la parte femenina del cosmos. Los colores intermedios indican la presencia en porcentajes de los colores primarios. En color negro (Abajo) representa la ignorancia, la oscuridad, el comienzo, la noche. El color blanco (arriba) representa la culminación, la luz, la claridad, la inteligencia, la justicia. Si nos fijamos con detalle todas las cosas tienen un color que las representa, los sexos por ejemplo con el rojo y el azul. El mal con el color negro y el bien con el blanco. A su vez el frío está en el lado femenino de los colores primarios y el calor con el masculino.

Cada raza también representa un color, esto significa que cada una es mejor en unas cosas pero peor en otras, porque toda diferencia física determina que existan ventajas e inconvenientes, por eso, solo la raza que sea capaz de coordinar mejor todas esas cualidades se puede considerar perfecta. Cualquier alejamiento por parte de una raza del punto central hacia el lado femenino o masculino puede producir una ventaja en aquellos aspectos dimensionales en los que se vea favorecida, pero esa hipotética ventaja en ese aspecto siempre será inferior a la raza que utilice la situación intermedia, porque es la que tiene equilibrados los dos planos universales. En el presente, esa decantación hacia los polos es necesaria debido a los climas excesivamente extremos de la Tierra, pero cuando el hombre logre mediante la tecnología que el clima de todas las ciudades sea idéntico ya no existirá ningún impedimento para que las razas inclinadas hacia los extremos puedan evolucionar hasta ser iguales a la raza blanca que es la que se encuentra en el punto intermedio o ideal.

La actitud materialista es roja, pero quien abusa de ella se vuelve maligno y entonces el color rojo se convierte en negro, por eso, muchos grupos juveniles usan chaquetas de ese color por la relación psicológica que se establece entre el mal y el color negro. Con esa forma de vestir, tratan de sugerir a quienes les ven su adhesión al mal y con ello intentan crear un efecto intimidatorio. Las mujeres, al casarse, usan el color blanco para sus vestidos por la asociación que tiene con la pureza y la justicia. El hecho de que exista una relación entre el sexo y los colores no significa que todas las cosas tengan sexo, sino más bien que todas las cosas tienen polaridad, los sexos, por lo tanto, solo son una de sus muchas versiones. El color verde representa la vida, porque el éxito y el progreso son la consecuencia del sentido común y la prudencia, es decir que es la consecuencia de tener una actitud moderada. Esto, en términos metafísicos equivale a mantener el equilibrio de los potenciales universales rojo y azul dando lugar con su unión al color verde como símbolo de ese equilibrio. Seguramente, el mito de la trinidad cristiana se derive de estos símbolos que ya eran conocidos en la antigüedad, el rojo o masculino sería considerado el padre, el azul o femenino sería considerado la madre, y el verde al derivarse de ambos sería considerado el hijo, pero no debemos olvidar, que estos símbolos no se refieren a personas sino a valores o fuerzas universales que están dentro de todos nosotros. La iglesia católica lo que hizo fue desvirtuar su verdadero significado en su propio beneficio.

Todas las cosas que tienen sentido en el universo necesitan encontrar su equilibrio en la balanza de los colores y polaridades, es decir que deben mantener igualados los valores masculinos y femeninos o rojos y azules para funcionar correctamente, pero las cosas que no tienen sentido no se deben hacer ni siquiera como excepción. Porque no es lógico hacer de forma excepcional aquello que es absurdo. Cuando una cosa es lógica, se puede hacer de continuo o también se puede hacer de forma excepcional, pero cuando una cosa no es lógica, entonces debe ser rechazada por completo. El desequilibrio de estas balanzas en la biología puede provocar enfermedades, pero si ocurre en la política puede provocar la existencia de gobiernos demasiado de derechas o demasiado de izquierdas. También es importante señalar que, por lo general, lo correcto es mantener el equilibrio de los potenciales, sin embargo, cuando por error o negligencia alguien desequilibra una de estas balanzas hacia un lado, entonces es necesario ejercer una fuerza opuesta hacia el lado contrario con el fin de recuperar el equilibrio. En este caso sería una excepción justificada a esta regla.

Los días de la semana también tendrían una conexión con los colores, porque los primeros se pueden relacionar con el color rojo y los últimos con el azul en términos generales, aunque luego cada día tenga un color propio relacionado con el número que le corresponde. Los colores de los números serían, el cero blanco, el uno negro, el dos rojo, el tres verde, el cuatro rojo, el cinco dorado, el seis azul, el siete marrón, el ocho rojo y el nueve blanco azulado. También se puede observar que los números pares se inclinan más hacia al lado rojo o masculino, y los impares se inclinan más hacia al lado azul o femenino. Al aplicar los colores a los días de la semana el lunes sería azul oscuro, el martes sería rojo, el miércoles sería verde, el jueves sería azul, el viernes sería dorado, el sábado por el número sería azul, pero si pertenece al fin de semana también puede ser naranja, el domingo por el número sería marrón, pero al ser festivo y tener una función directora y coordinadora de los demás días también sería dorado. Esta función coordinadora es semejante a la que realiza el sol en el sistema solar.

Hay que tener en cuenta, que una cosa es el color de un número y otra es el color que corresponde a un día de la semana, porque en este caso actúan dos aspectos dimensionales distintos. Esto significa, que el color simbólico de los días de la semana puede no coincidir del todo con el color simbólico del número que ocupa en esa semana, por eso, el lunes sería negro o azul oscuro, el martes sería rojo, el miércoles verde, el jueves azul oscuro, el viernes amarillo, el sábado azul o naranja y el domingo marrón o dorado. Al ser el domingo un día libre y por lo tanto diferente a los días laborables se crea una relación especial con respecto a ellos, esto determina que el color predominante en todos los días laborables sea el azul por encima del color del número que tengan, y el color del domingo será entonces el dorado por encima del color del número que ocupe. Porque no solo cuenta el color del número sino también el color que representa por su relación dimensional con respecto al resto. Esa diferencia determina que los días laborables también representan la dimensión horizontal, que en este caso sería azul y rígida, y el domingo también representa la dimensión vertical que en este caso sería roja. Es decir que se crea entre ellos una relación de norma y excepción semejante a la que existe entre el poder político o material. Por eso, en el pasado se determinó que existiera un día sagrado y libre, para reconocer su función coordinadora y excepcional con respecto a los demás, igual que la función que hace el sol con respecto a los planetas o el dedo pulgar con respecto a los otros.

Los planetas del sistema solar también se pueden relacionar con los colores o los días de la semana, de forma que los más cercanos al sol estarían en relación con el color rojo y los más alejados con el azul. Eso significa, que la Tierra, al estar en la zona de temperatura intermedia, tendría asignado el número tres y el color verde que en la semana coincidiría con el miércoles. El sol tendría un paralelismo con el domingo al ser el astro que es diferente a los demás y los gobierna a todos ellos. Una semana, en realidad, es como un sistema solar en miniatura o viceversa, porque los días de diario representan el conjunto de los planetas, el color azul y la dimensión horizontal, y el domingo representa al sol, al color rojo y a la dimensión vertical.

También se pueden encontrar coincidencias entre las letras y los colores, por ejemplo, con las vocales la letra (A) sería roja por ser la de menor vibración, la (E) sería verde, la (I) sería amarilla, la (O) sería marrón y la (U) sería azul por ser la de mayor vibración. Da la impresión, de que en lugar de ir simplemente aumentando la frecuencia de vibración, fueran realizando una ondulación de sonido. Esto sería con las vocales, pero en el caso de las consonantes dependería de la frecuencia de vibración que cada letra tuviera.

En la antigüedad también se sabía que existe una relación entre los números y los colores. Es posible que en este análisis mis conclusiones no coincidan del todo con las que existían en el pasado, pero eso se debe a que yo no me baso en lo que otros dicen al respecto sino en mis propias deducciones. Por lo tanto, aquellos que juzgan si tengo razón o estoy equivocado basándose en si me aproximo a ellos o no cometen un error, porque yo obtengo mis conclusiones mediante mi búsqueda personal y mi intuición y no me limito a someterme a las opiniones o supuestas verdades establecidas con anterioridad. Yo no me limito a copiar, sino que trato de ir a la fuente a la que todos deberían ir que es la verdad, para mejorar, si es posible lo que ya se conoce o corregir lo que está equivocado. Es evidente que yo también me puedo equivocar como el resto de la gente, pero es imposible evolucionar si nos limitamos a asumir como cierto lo que nos han dicho o hemos leído sin antes analizarlo con detalle y someterlo ante las nuevas pruebas que puedan ir surgiendo. El progreso es una lucha de acierto y error constante, pero el hecho de que nos podamos equivocar no es una razón para no seguir adelante, porque igual que sufrimos cuando nos equivocamos también nos alegramos cuando acertamos, y muchas veces, la diferencia entre lo uno y lo otro es más pequeña de lo que parece. Pero es evidente, que el éxito suele sonreír a los que a pesar de todos los inconvenientes se esfuerzan por encontrar la verdad.

55 LA VELOCIDAD DEL ALMA

Para que el universo pueda funcionar, es necesario que existan unas reglas comunes que actúen por igual en todos los sitios con independencia de la distancia, también es necesario, que todos los procesos atómicos funcionen sincronizados a la velocidad de la luz. Esto significa, que las partículas materiales que coordinan los átomos necesitan desplazarse a la velocidad de la luz para provocar efectos en otros puntos del universo. Esto es válido cuando se analiza la velocidad de la materia pero no es aplicable a la velocidad del alma. Dicho de otra forma la velocidad que se usa para la comunicación de la materia no se puede aplicar al sistema que se utiliza para transmitir las sensaciones o sentimientos del alma en el interior de un mismo ser. Todos los seres del universo, es decir todos los espíritus que son dueños de la materia que los forman se caracterizan por tener todas sus partículas unidas directamente entre sí mediante una conexión material. Esta conexión no se interrumpe en ningún lugar y une todas sus partículas directamente entre sí porque no hay espacio vacío entre ellas, sin embargo, no tienen una conexión directa con el resto de seres, por eso son seres diferentes. Es decir que un ser puede tener diferentes partículas, pero el hecho de que formen parte del mismo ser se debe a que están unidas directamente.

Esto determina, que todas las sensaciones que se producen en un punto son compartidas de forma instantánea por todo su ser, esto es así, porque las sensaciones no viajan por su interior ya que en el interior no hay materia sino vacío lo que determina que una sensación producida en un punto es compartida en todos los puntos que forman parte del mismo ser en el mismo instante. En el caso de una transmisión de sonido por ejemplo, el sonido viaja por la colisión de las partículas que forman el aire que transmiten la energía cinética de unas a otras, pero cuando se trata de un ser que solo tiene una partícula o tiene muchas pero unidas sin espacios vacíos entre sí (que es lo mismo), entonces no es necesario que una información se transmita por colisión o radiación porque toda la información siempre pertenece y es conocida por el mismo ser. La materia del ser universal también transmite las informaciones de forma instantánea para él, pero para el resto de seres que pueblan el universo es necesario recurrir a los métodos clásicos de desplazamiento de la información a la velocidad de la luz, por eso todo el universo se encuentra sincronizado a esa velocidad.

En todos los seres se producen dos conceptos de velocidad, por un lado está la velocidad a que se desplazan las partículas que los forman que es la velocidad de la luz y otra es la velocidad a que se desplazan las sensaciones del alma por su interior que es instantánea, esto es posible, porque el alma no está formada por partículas sino por vacío. En realidad, las partículas, por fuera las vemos como materia pero por dentro tienen vacío. Esa es la clave de la existencia, que determina que la nada y el algo, o la materia y el vacío son lo mismo pero vistos desde puntos de vista diferentes. Esto significa, que en el interior de todas las partículas que a su vez no están formadas por ninguna otra partícula lo que hay es vacío, o dicho de otra forma, la materia hacia dentro es materia, pero hacia fuera es vacío. La materia representa la existencia o el algo, y el vacío representa la nada o la inexistencia, pero, en realidad, son dos partes de la misma cosa pero miradas desde puntos de vista diferentes. Por eso, usar la palabra “velocidad del alma” para referirse a la transmisión de las sensaciones dentro de un mismo ser es inexacta, porque al tratarse del mismo ser y en consecuencia no existir una separación o vacío que separe las partículas que lo forman tampoco se puede decir que exista una velocidad en la transmisión de esas sensaciones. Es decir que la velocidad de desplazamiento solo es aplicable al tiempo que una partícula tarda en desplazarse con respecto a otra, pero no a las sensaciones que ocurren dentro de una misma partícula o dentro de un mismo ser. Un ser puede tener muchas partículas, pero si estas están conectadas directamente y sin interrupción o vacío que las separe entonces todas las sensaciones que se producen en un punto son percibidas por la totalidad del ser al mismo tiempo. Esto significa, que en el caso del ser universal todo suceso que ocurriera en un punto del universo sería percibido por todo su ser en todo el espacio con independencia de la distancia, pero las reacciones materiales de sus partículas en cambio se producirían de forma sincronizada a la velocidad de la luz. Por eso, cuando las personas manejan la materia del ser universal es diferente, porque al no formar parte del mismo ser, la transmisión de la información debe ser a la velocidad de la luz, porque esta es la velocidad a la que tiene sincronizadas sus partículas. Este sistema de sincronización o velocidad sirve para que todos los seres del universo puedan comunicarse entre sí con suficiente velocidad.

Para entender mejor el concepto de velocidad instantánea de las sensaciones dentro del alma, podemos poner como ejemplo a la primera partícula universal o más bien a cuando esta se dividió en dos. En ese momento, cada una de estas partículas se componían solo de un círculo de materia rodeada de vacío, esto significa, que todo contacto que se pudiera producir entre ellas en uno de sus lados, sería percibido al mismo tiempo por la totalidad de la partícula, esto es así, porque al no existir otras partículas en su interior y tratarse del mismo ser en toda la superficie de la partícula, no sería aplicable la velocidad de la luz o el contacto entre partículas para transmitir la información, porque en el interior solo habría vacío, y en la superficie solo existiría un único elemento material, por eso, que no podría existir una transmisión de contactos retrasados en el tiempo. La transmisión retrasada en el tiempo solo es aplicable cuando intervienen seres distintos pero no cuando ocurre en el interior de un mismo ser por eso es instantánea. Es como si una persona tratase de averiguar cuánto tiempo puede tardar en comunicarse algo a sí mismo, lógicamente sería cero porque ya lo sabe.

Estas partículas originales sí serían divisibles, pero no estarían formadas por ninguna otra partícula por eso, en su interior no hay velocidad, porque el concepto de velocidad solo es aplicable a las partículas materiales en su desplazamiento por el espacio, pero no a la transmisión de sensaciones dentro del mismo ser. Esto significa, que un espíritu o el alma que lleva en su interior al desplazarse por el espacio no podría superar la velocidad de la luz, porque se estaría desplazando por el universo que es y forma el cuerpo del ser universal, pero las sensaciones que pudieran ocurrir dentro de un mismo ser sí serían percibidas instantáneamente al encontrarse conectadas directamente todas las partículas que lo forman. Dicho de forma resumida, el universo se encuentra formado por muchos seres individuales y la característica que los define es que cada ser tiene conectadas directamente todas sus partículas, pero no tienen una conexión directa con las partículas de los demás seres, por eso, las comunicaciones con ellos se hacen a la velocidad de la luz. Esto es así, porque tienen que adaptarse a la velocidad que utiliza la materia del ser universal y que ellos usan como intermediario. En cambio la transmisión de las sensaciones dentro de un mismo ser es instantánea al no existir una separación física entre sus partículas.

En lo que se refiere a la naturaleza íntima de la materia es necesario entender, que cuanto más profundamente se analiza más necesario se hace estudiarla como algo metafísico y no simplemente como algo físico, también es necesario reconocer que la materia es vida y no puede haber materia que no tenga vida y conciencia de sí misma en su interior. El círculo que se formó con la primera partícula o huevo del cosmos se repite posteriormente en todo aquello que tiene la forma circular como los planetas o las galaxias, pero en su aspecto original es más un símbolo que algo físico porque el círculo representa la renovación y la eternidad. Por lo tanto, se puede suponer que las formas materiales que identificamos con facilidad son la consecuencia de convertir lo abstracto en algo reconocible. Del mismo modo que el sexo masculino o femenino son la consecuencia de una actitud, la división del universo en materia o vacío es también un hecho circunstancial, porque en realidad la materia, también es vacío, y el vacío también es materia, todo depende del enfoque según se mire. La materia planteada hacia adentro es sólida pero planteada hacia afuera es vacío, por eso lo correcto es representar la primera partícula del universo como un círculo blanco rodeado por un cuadrado negro, el círculo blanco es masculino y el cuadrado negro es femenino como consecuencia de su actitud. No es posible que solo exista la nada o solo la materia, porque se necesitan mutuamente para poderse reconocer a sí mismas debido al contraste que hacen entre sí. Por esta razón, la materia y el vacío han existido siempre y siempre existirán, porque no es posible que el vacío pueda existir sin la materia ni la materia sin el vacío porque ambos representan al mismo tiempo la existencia y la inexistencia y son el reflejo de la misma cosa. Los sexos también son un ejemplo de esta realidad, porque en el fondo un hombre es como una mujer y una mujer es como un hombre pero al revés ya que cada uno de ellos representa el polo opuesto del contrario. El hombre representa la materia o la existencia y la mujer representa el vacío o la inexistencia, ambos son la consecuencia de la división de una misma cosa en dos partes.

El círculo representa lo masculino, la renovación y la alternancia, y la línea recta representa lo femenino, la solidez y la continuidad. Los círculos se separan para dar lugar al espacio en medio de las partículas y crear así la vibración entre ellas. La recta representa la unión constante que se encuentra en el interior de la materia porque en realidad todas las partículas que forman parte de un mismo ser necesitan estar conectadas directamente para poder compartir sus conocimientos, porque si no fuera así cada partícula por separado tendría un nivel intelectual equivalente a un solo bit de información por eso es imprescindible que exista una conexión mediante filamentos invisibles que las conecte de forma continua, directa, y sin espacio vacío entre ellas. Es decir que el universo tendría dos dimensiones una en donde la materia de cada ser actuaría de forma horizontal y continua, y otra vertical en donde la materia actuaría de forma intermitente creando vacíos entre sí. Esa dimensión intermitente sería la responsable de que existan las gamas de vibración, la separación entre los planetas o la noche y el día. El universo que conocemos formado por esferas separadas por vacío se debe a que la parte horizontal que une las partículas permanece invisible a simple vista. Por eso, es necesario adentrarse en la metafísica para poder comprender el universo, pero mientras los científicos materialistas que niegan la vida de la materia crean que la única forma de comprender su funcionamiento íntimo es destrozando átomos en el acelerador de partículas va a resultar muy difícil que lleguen a entender como funciona.

En realidad el alma es lo que realmente forma parte de nosotros porque sus partículas se encuentran conectadas directamente. En cambio, el espíritu, está hecho con materia del ser universal y su función es servir al alma como intermediario entre la materia del universo y ella. El alma, puede cambiar de posición de pasiva a activa o de masculina a femenina de forma intermitente o binaria, aunque suele estar casi siempre en posición pasiva para sentir las emociones del mundo exterior y solo cambia de actitud cuando es necesario tomar decisiones, por eso, cede parte de la función activa o masculina al espíritu que la recubre. De este modo, el espíritu actúa como elemento masculino y activo y se aloja en el interior del cerebro cuando se produce la reencarnación, y el alma actúa como parte femenina y pasiva y se aloja en el interior del espíritu cuando comienza el ciclo cósmico. Luego, el alma y el espíritu permanecen juntos durante todo el ciclo cósmico como si fueran un matrimonio. Al principio del universo solo había una partícula, esta partícula se dividió para crear otras muchas, luego estas partículas se separaron unas de otras rompiendo su conexión física para crear nuevos seres, y a su vez estos seres crearon nuevas partículas con las que construir su mente y su memoria. Luego crearon el espíritu con la materia del ser universal para que les acompañase durante todo el ciclo cósmico. Después, ya unidos alma y espíritu crearon el cuerpo humano para poderse reencarnar, porque solo así el espíritu puede sentir plenamente las emociones de la vida en la materia. Solo cuando el cuerpo es frágil y mortal, el alma puede sentir plenamente las sensaciones de la vida, porque un cuerpo que fuera rígido e invulnerable no permitiría que las sensaciones pudieran llegar plenamente hasta al alma. El cuerpo y el espíritu son extremos opuestos, porque el cuerpo es materia fría y el espíritu es energía caliente.

El cuerpo es débil y mortal pero a la vez muy sensible, esto es necesario para ser feliz, porque la capacidad para sentir del cuerpo es proporcional a su vulnerabilidad, por eso, es mortal y debe ser sustituido cada cierto tiempo. En cambio, el espíritu, es fuerte e inmortal pero en comparación menos sensible que el cuerpo, por eso, necesita que el alma se mantenga en posición pasiva para poder sentir las emociones que la vida proporciona. El cuerpo es débil y mortal pero muy sensible, y el espíritu es fuerte e inmortal pero mucho menos sensible debido a su invulnerabilidad, por eso, necesitan unir sus cualidades para poder beneficiarse de ambas características. De ese modo, el espíritu adquiere la sensibilidad del cuerpo mediante su unión con él, y el cuerpo adquiere la inmortalidad del espíritu al llevarlo en su interior. Las partículas del espíritu tienen vida eterna y son indestructibles, pero también están sujetas a ciclos de nacimiento y muerte igual que el cuerpo, pero con la diferencia de que esos ciclos coinciden con la duración del propio universo. También hay que aclarar, que en realidad lo que la gente llama muerte solo es un cambio, pero no implica la muerte del alma que se encuentra contenida en el interior del espíritu, porque cuando el universo termine su actual ciclo cósmico todo el proceso volverá a empezar desde el principio y todos los seres que en realidad son almas, volverán a crear nuevos espíritus y después nuevos cuerpos para reencarnarse en ellos y vivir felices después de construir civilizaciones avanzadas.

Es decir que en realidad, lo que muere son las formas pero no la vida eterna que llevan los espíritus en su interior y que se reencarna en esas formas. El hecho de que exista una relación entre la invulnerabilidad del el alma y su sensibilidad no significa que por eso no pueda sentir, sin embargo, sí es cierto que su sensibilidad es mucho menor que la que tiene el cuerpo, por eso, para compensarlo, necesita reducir su parte proporcional con respecto al cuerpo a una porcentaje muy pequeño en comparación con él, también es necesario adoptar la posición pasiva como medio de amplificar su propia sensibilidad. Eso, unido a la gran sensibilidad del cuerpo, hace posible que el alma pueda sentir con la máxima intensidad las emociones que llegan hasta ella. Del mismo modo, el hecho de que el cuerpo sea débil y en consecuencia más sensible que el espíritu, tampoco significa que no tenga su propia fuerza, pero, en comparación con el espíritu, es mucho más débil. En el cuerpo humano, la parte más fuerte la representan los huesos, esto no es casualidad, porque como elemento rígido representan al espíritu, y también a las leyes universales que son eternas e inamovibles como el alma. Cuando se muestra a los superhéroes de las películas como seres físicamente invulnerables, es porque se les está atribuyendo cualidades que en realidad corresponde tener al espíritu y no al cuerpo, por eso existe una conexión entre ellos y la divinidad, porque el espíritu es la parte divina e inmortal que todos tenemos. En realidad divino es todo aquello que está bien hecho, pero el espíritu está muy cerca de esta divinidad porque permanece casi constante durante miles de años y actúa en coordinación con las leyes universales que son la mejor definición de los valores divinos.

El alma necesita ponerse en posición activa o masculina para poder hacer las cosas que son necesarias, pero en esa posición se puede actuar pero no sentir y por lo tanto se bloquean las sensaciones que le llegan, por eso, necesita estar pasiva o femenina casi todo el tiempo para poder sentir. Una forma de compensar esta situación es poner activas algunas de sus partículas pero pasivas las demás. Esto explica por qué aquellos que son materialistas no pueden ser felices, porque al adoptar una actitud excesivamente activa o masculina reducen la disposición de su alma a sentir las sensaciones que el mundo genera, lo que les lleva a ser infelices, por eso, es necesario mantener siempre equilibrados los dos aspectos polares o sexuales y dar el mismo valor a la materia que al espíritu.

56 EL ORIGEN DE LA REENCARNACIÓN

Los hinduistas o budistas, creen que la reencarnación de los espíritus en la materia solo es algo temporal hasta que los espíritus terminen de evolucionar pero, ¿qué sentido tiene reencarnarse en la materia si no se va a continuar en ella después de haber evolucionado? Porque, si según ellos, esto se hace para adquirir conocimientos o capacidades intelectuales entonces, ¿por qué no se adquieren esos conocimientos en el mundo espiritual y se evitan la molestia de crear un cuerpo que ha tardado millones de años en construirse y una civilización humana que ha tardado otros tantos miles de años más en concluirse, si su intención última es abandonar el mundo material para vivir en un hipotético mundo espiritual? Además, si tenemos en cuenta las descripciones de quienes creen en este hipotético mundo, parece ser que, lo que ellos proponen, es solo una mala imitación del mundo humano, pero en su mejor versión. Ellos piensan así, porque no se dan cuenta de que en realidad, el espíritu, solo es una esfera de energía, y cuando imaginan el supuesto mundo espiritual ideal parecido a una civilización humana técnicamente avanzada con espíritus con forma de personas y edificios similares a los humanos es evidente que cometen una contradicción, porque lo que ellos imaginan que es el mundo ideal para el espíritu es, en realidad, un mundo humano ya perfeccionado. Pero entonces, ¿no es mejor reconocer que la única forma de que el espíritu sea feliz, es vivir reencarnado en un cuerpo físico y en una auténtica civilización avanzada, en lugar de un mundo espiritual que solo es una mala imitación del humano? Porque la clave para resolver esta confusión, es comprender, que no hay nada de malo en vivir en la materia si se hace en consonancia con los valores espirituales. El espíritu, igual que si fuera un sol es energía cálida y masculina, y la tierra, es materia fría y femenina, y solo cuando se unen se genera la vida representada por el color verde. Por eso, en mi opinión, lo más razonable es pensar, que los espíritus se reencarnan en la materia no solo como algo pasajero, sino como un fin en sí mismo, porque el espíritu solo, sin su unión con la materia no está completo, lo que le impide ser feliz.

El espíritu es masculino, pero la espiritualidad es femenina, la tierra inerte es femenina, pero la materia en contraste con el agua es masculina, es decir que tanto la materia como el espíritu contienen en su interior los dos valores sexuales o polares universales. Sin embargo, se perciben de una forma o de otra dependiendo de las circunstancias, porque cuando se cambian de plano se invierten las polaridades sin que eso sea una contradicción, porque son planos distintos inferiores o superiores. Lo que sí se conserva siempre igual es la raíz vertical coordinadora que contiene las reglas que dan sentido a esos cambios de polaridad. La materia y el espíritu representan los dos valores polares o sexuales del universo, por eso, para estar completos necesitan estar juntos de forma continua y no como algo temporal, hasta que el ciclo cósmico termine. La materia y el espíritu son como un matrimonio que para ser felices necesitan estar juntos. ¿Qué sentido tiene todo el esfuerzo que ha sido necesario para crear la civilización, si luego se abandona? Ellos podrían decir en su defensa que esos conocimientos no se pueden adquirir si no es mediante la reencarnación, pero eso parece un argumento bastante simplista, si tenemos en cuenta que son los espíritus los que han creado nuestros cuerpos con su inmensa sabiduría. Además, si disponen de la capacidad técnica necesaria para construir un mundo espiritual desarrollado, entonces también podrían haber realizado esos estudios dentro del mundo espiritual. Es decir que no necesitaban tomarse la molestia de crear el cuerpo humano y después reencarnarse en él para adquirir conocimientos si luego lo fueran a abandonar, porque se podrían haber ahorrado un paso y buscar esos conocimientos en el mundo espiritual sin necesidad de crear un cuerpo físico. Porque una cosa es investigar en la materia, y otra muy distinta es dedicar miles de millones de años a crear un cuerpo físico para que el espíritu pueda vivir en ella. También suelen decir, que el motivo de reencarnarse en un cuerpo humano, es para adquirir un mayor nivel espiritual, pero eso también es absurdo, porque si lo que querían era aumentar sus conocimientos espirituales, entonces no necesitaban irse del mundo espiritual al material, podrían ahorrarse un paso e investigar esos conocimientos en el sitio donde más conocimientos de ese tipo pueden adquirir que es en la dimensión espiritual. Por eso, lo más razonable es pensar, que el cuerpo humano no se creó únicamente con el fin de favorecer el progreso espiritual, sino que lo hicieron así, porque su verdadero objetivo era crear la civilización humana y vivir en ella como hombres hasta el fin de los tiempos. Es cierto que el espíritu ha aprendido muchas cosas con la reencarnación, pero todos esos esfuerzos no pueden ser algo pasajero, por eso, lo más lógico es pensar, que la razón de que todo ese largo proceso de evolución haya merecido la pena, es porque se hizo con la intención de crear la civilización humana para que el espíritu pueda vivir en ella para siempre.

57 LA CADENA UNIVERSAL

El universo material se encuentra conectado por una cadena de materia que de forma ininterrumpida lo une en su totalidad igual que la cadena de una bicicleta une sus dos ruedas, esta conexión no se hace usando átomos sino filamentos de materia continua sin espacios de vacío que los interrumpa. La materia de los filamentos no colisiona debido a su capacidad de hacerse material o inmaterial a voluntad, por eso, todo el universo está dividido entre la materia y el vacío. Esta cadena material garantiza la sincronización de todo el universo a la velocidad de la luz y también que todo el conocimiento sea compartido entre todas las partículas de un mismo ser. La forma como actúa este proceso también se puede comparar a una ondulación de materia continua y sumergida que asoma sus crestas por encima del mar, las crestas visibles representarían a las partículas de materia visible, y el mar representaría a la cadena que une toda la materia. El valle de la materia ondulatoria en su parte sumergida no sería visible pero existiría igual que la otra. Esta gran cadena uniría solamente a la materia de un mismo ser, es decir que los demás seres podrían tener otras partículas conectadas entre sí directamente pero no estarían conectadas directamente con los otros seres. Es posible que cada planeta sea controlado por un ser diferente, pero lo más probable es que todo el universo material sea y esté controlado por un solo ser porque de ese modo es más sencillo la coordinación del universo teniendo en cuenta que, con el tiempo, la materia de los planetas y las estrellas no permanece separada de forma indefinida como para que se puedan considerar seres distintos, lo normal es que esté sometida a un proceso continuo de colisión, destrucción o fusión incluso en el caso de las galaxias. Hay que tener en cuenta, que cuando los planetoides colisionan, sus fragmentos se mezclan unos con otros en el espacio, esto significa, que en el supuesto de que pertenecieran a seres distintos se crearía enormes problemas para poder controlar cada fragmento por separado, por eso, si toda esa materia pertenece a un solo ser todo ese proceso resulta más sencillo. Este análisis, se deriva de considerar a la materia como un ser vivo, por eso los científicos materialistas nunca han llegado a plantearse esta cuestión.

El resto de seres individuales que pueblan el universo son como versiones más pequeñas del ser universal porque igual que él tienen todas sus partículas conectadas por su propia cadena de filamentos ininterrumpidos, pero están separadas del ser universal y del resto de seres individuales por eso son seres distintos. El universo también puede tener varias cadenas distintas, unas serían las que generan las fuerzas magnéticas, y otras serían las que generan las fuerzas gravitatorias. Estas fuerzas, entrarían o saldrían de los planetas o de los átomos principalmente por sus zonas polares. Las radiaciones electromagnéticas en cambio, no saldrían de los polos sino por cualquier parte, pero se moverían de forma ondulatoria con dos ondas de materia continua invertidas para formar la ondulación. Esta ondulación también tendría un movimiento de giro sobre su eje para que sea más fácil rebasar a los demás filamentos de materia continua con los que se pudiera cruzar. Estos filamentos podrían pertenecer al ser universal, pero también al resto de seres individuales que pueblan el universo.

La clave para poder rebasar los demás filamentos de materia continua sin chocar y sin romper la continuidad de la materia estaría en juntar sus dos ondas de materia visible por el lado opuesto antes de separarse después de que el filamento invisible del otro ser pase por su centro, de este modo no se rompe nunca la conexión directa. Es decir que la partícula de materia de un ser se extendería en el espacio en vertical por arriba y por abajo mostrando una actitud activa, y en cambio el filamento de materia del otro ser lo haría por el plano horizontal actuando de forma pasiva hasta que los dos extremos que se extienden por arriba y por abajo la rebasen y se unan de nuevo. Este proceso ondulatorio se haría sin cesar a la velocidad de la luz. Es parecido a como un hombre camina, porque siempre mantiene un pie en contacto con el suelo, así siempre existe una conexión con la tierra, pero se mueve, porque cada vez lo hace con un pie distinto. A su vez, los rayos de luz no viajan en línea recta sino que forman círculos muy grandes, por eso, algún día regresarán al punto de partida cuando el universo termine su actual ciclo cósmico. Esto significa, que cuando vemos una galaxia situada en el extremo opuesto del universo, es posible que lo que estamos viendo sea la luz de nuestra propia galaxia que ha vuelto después de dar una vuelta completa al universo. En realidad, la materia es circular porque se renueva y se repite sin cesar, es decir que su forma es la consecuencia de su actitud.

Los filamentos de materia pueden estirarse o contraerse aunque no estén formados por otras partículas pero nunca se separan excepto cuando se va a formar un ser diferente. En el caso de separarse formarían un nuevo ser con las mismas características del ser original y su misma vida eterna. Esto es lo que ocurrió al principio del tiempo porque era necesario convertir a la primera partícula que también era el primer ser en todos los seres que el universo necesitaba para poderse desarrollar. Sin embargo, como el universo funciona mediante círculos cuando el actual ciclo universal termine todos los seres volverán a formar parte del mismo ser y de la misma partícula antes de que todo el proceso vuelva a comenzar.

El universo siempre está sumido en un proceso de continuo movimiento porque este sirve para hacer posible la renovación. La vida sin el cambio continuo que genera el movimiento sería monótona y semejante a la simpleza total. El movimiento es necesario, porque solo la alternancia entre la materia y el vacío genera la felicidad. Del mismo modo no es posible hacer música solo con el tono de sonido o solo con el valle de silencio, porque es necesaria la alternancia que ambos forman para que sea posible producirla. El movimiento de la materia crea el tiempo, pero lo que hace posible la evolución es la capacidad para recordar esos cambios. Esto significa que la memoria es útil, pero solo durante el tiempo que corresponde al ciclo o periodo de tiempo en el que ese recuerdo es necesario, por eso, también es útil olvidar para poderse regenerar. Es decir que recordar y olvidar forman parte de un mecanismo binario tan necesario como pueda ser el sonido y el silencio en una nota musical. Este contraste también ocurre en la noche y el día, o el frío y el calor. Después de morir el cuerpo viejo, también es necesario olvidar las vidas anteriores para que así sea posible vivir la nueva vida sin las interferencias que el recuerdo de otras vidas pudiera producir. Esto es necesario, porque los recuerdos solo son útiles durante el tiempo para el que han sido creados. Debemos recordar mientras ese recuerdo es útil y dentro del ciclo para el que sirve ese recuerdo, pero cuando ese ciclo termina también es necesario olvidar para podernos regenerar y así poder vivir de nuevo todos los acontecimientos con la misma emoción que si fuera la primera vez que los vivimos. Esto es útil, porque olvidar sirve para aumentar la intensidad de lo que sentimos, por eso, una canción nos gusta más cuando hace mucho que no la escuchamos, porque al olvidar parte de su contenido podemos sentir otra vez las sensaciones emocionantes que crea lo nuevo. Es decir que el olvido puede aumentar el placer que lo nuevo nos proporciona, por eso, el universo necesita regenerarse sin cesar. El movimiento es necesario para generar la vibración, porque si no hubiera movimiento tampoco sería posible generar la alternancia entre la nada y el algo que representa la vibración y por lo tanto tampoco podría existir el estímulo y las sensaciones de placer que se derivan de esa vibración.

58 LA TERCERA GUERRA MUNDIAL

A lo largo de la historia, los seres humanos siempre han estado involucrados en conflictos, y los periodos de paz han sido utilizados para recuperar fuerzas y continuar con las guerras, eso demuestra que la predisposición del hombre a la guerra siempre ha sido constante, pero en la actualidad, eso es diferente, porque la existencia de armas nucleares no permite que las grandes súper potencias se enfrenten directamente por el riesgo que tienen de quedar completamente destruidas. Eso significa, que la codicia de la población unida a la codicia de los políticos podría desencadenar una gran tribulación o confusión social como la citada en el apocalipsis bíblico que, a su vez, podría provocar un enfrentamiento civil mundial suponiendo que la sociedad no encuentre otro medio para manifestar su agresividad. Es decir que la incapacidad de la sociedad para convertir su agresividad en una guerra podría ir acumulándose hasta desembocar en un conflicto civil.

Esa ansiedad por la violencia, es similar al efecto que produce en el cerebro la adicción a las drogas, pero si ese deseo de violencia no encuentra salida mediante un conflicto militar, entonces podría hacer que incluso los familiares o los vecinos se enfrenten unos contra otros hasta culminar en un conflicto civil de carácter planetario. Sin embargo, también hay que decir, que esta agresividad exacerbada es más la consecuencia de la vanidad y el egoísmo que de una situación psicológica normal, pero cuando se concentra en los órganos de poder el riesgo es mayor, porque en las guerras que han existido a lo largo de la historia no solo ha estado presente la injusticia, sino sobre todo el egoísmo, la tiranía o la arrogancia como elementos amplificadores de esa injusticia que, en mayor o menor medida, la mayoría de la gente tiene. En realidad, la maldad está presente por igual en todas las capas sociales con independencia de su nivel económico, pero el poder hace que sea más fácil que esa maldad que ya existía salga al exterior.

Debido a que las grandes superpotencias siempre se están involucrando en conflictos de menor envergadura, es posible que un conflicto civil mundial nunca llegue a ocurrir, pero es evidente que el riesgo solo dejará de existir cuando la sociedad cambie de actitud y rechace la violencia o la guerra como medio para conseguir sus objetivos. Un ejemplo de esa agresividad social lo tenemos en el hecho de que muchos ciudadanos suelen apoyar a sus militares cuando invaden países incluso cuando cometen crímenes contra la humanidad, porque en estos casos tanto el gobierno como los medios de comunicación suelen proporcionar una coartada apropiada para que la masa pueda apoyar esa intervención militar sin sentir remordimiento de conciencia. Es decir que para ellos lo más importante no es si esa intervención militar es legítima o no, sino que se les proporcione un pretexto adecuado para poder apoyarla sin que nadie les pueda llamar militaristas, por eso, los políticos, siempre se aseguran de estar rodeados por medios de comunicación afines a su programa. La verdad es que la sociedad suele ser bastante proclive a olvidar los crímenes contra la humanidad que cometen sus soldados en el extranjero cuando esos crímenes van asociados a la palabra victoria, pero al mismo tiempo se acuerdan de todos esos crímenes cuando se trata del ejército perdedor, especialmente cuando ese ejército es de otro país.

En la actualidad, el ser humano continúa fomentando el odio y la codicia contra sus semejantes porque no quiere renunciar al materialismo. Esa agresividad contenida termina convertida en incitación a la violencia y quienes ostentan el poder o tratan de conseguirlo se sirven de las argucias y la manipulación mental de los ciudadanos para tratar de conseguir sus objetivos, esto provoca que la diferencia que hay entre la realidad y la mentira de lo que vemos sea cada vez mayor. Este fenómeno psicólogo no está siendo provocado solo por los políticos, sino también por los ciudadanos en la medida en la que están dominados por el mal.

Es posible que la consecuencia de esa agresividad contenida que no logra salir al exterior sea el comienzo de una guerra civil mundial pero, en el caso de que ocurra, seguramente no será un enfrentamiento entre las naciones, sino de un enfrentamiento entre los ciudadanos de las naciones más desarrolladas, porque son estas naciones las que controlan los cambios políticos y mentales del mundo, es decir que son las naciones más poderosas las que deciden lo que es políticamente correcto que el resto del mundo crea. El conflicto podría comenzar cuando un enfrentamiento de pequeña intensidad entre las grandes naciones pusiera en evidencia la debilidad y la descomposición de una de ellas, ese sentimiento de fracaso, provocaría que unos ciudadanos culpasen a los otros de lo sucedido y como consecuencia de ello se desencadenase un enfrentamiento civil. Entonces, se pondría en evidencia la verdad que había estado oculta todo el tiempo, y es que muchos de los que se llamaban a sí mismos “demócratas” solo se movían por codicia, pero esto no se veía con facilidad porque el poder siempre maquilla la tiranía. Cuando las cosas van bien es fácil que todos digan ser muy decentes o muy demócratas, pero cuando las cosas van mal es cuando se descubre quienes son realmente.

Suele ocurrir que, cuando una sociedad se corrompe o debilita, el gobierno trata de buscar un chivo expiatorio en el exterior al que culpar de todos los problemas sociales para canalizar la agresividad de la gente contra él, es decir que trata de buscar un país inocente al que agredir para que la gente se una al tener una víctima común a la que todos puedan culpar de sus problemas personales y canalizar así su agresividad contra ella sin dañar su sistema político o social. Esto explica, por qué las grandes potencias siempre tratan de estar en guerra con alguien. Esto, en realidad, es una forma de acoso o maltrato, pero ejercido por toda la sociedad. Antes de que la agresión se produzca, existe una fase previa, en la que el gobierno publica noticias falsas o medias verdades para culpar de todo a ese país, para que así la gente apoye la agresión con el mínimo remordimiento de conciencia.

Sin embargo, cuando ese intento por atacar a otro país fracasa como consecuencia de su propia degeneración social, entonces el sentimiento de frustración aumenta el malestar de una sociedad dominada por el mal que ve frustrado su deseo de hacer daño a otros, esto determina que el enfrentamiento entre ellos sea inevitable. Esto es muy normal que ocurra entre los países que han pasado por un periodo de gran bonanza política y económica, pero cuando ese periodo de éxito no es correctamente administrado y se usa para corromperse y malgastar los recursos económicos, entonces la sociedad dominada por la vanidad termina destruyendo los fundamentos que les hicieron grandes, esto genera un mayor malestar social que si no es canalizado en forma de agresión a otro país puede degenerar en guerra civil.

El conflicto comenzaría en un solo país, y luego se extendería a los demás, mientras tanto, las naciones menos desarrolladas se limitarían a esperar a ver el resultado. Si este conflicto ocurriese no creo que vaya a ser demasiado cruento, pero pondría en evidencia que muchas cosas que la gente considera verdades incuestionables no son otra cosa que burdos prejuicios, pero que se siguen manteniendo porque a muchos les interesa que la gente siga creyendo en ellos para que su situación de privilegio no cambie. Es posible, que el asalto al capitolio ocurrido en Estados Unidos en enero del 2021, sea uno de los síntomas de esa crispación social que no encuentra el camino para salir al exterior. El éxito mal llevado también puede desembocar en la degeneración social como le ocurrió a Roma dos mil años antes. Es triste que siendo una excelente república al principio, sin embargo, terminó convertida en una de las más vulgares dictaduras al final.

En la actualidad, y sobre todo en los países occidentales, vivimos en una época de anarquía y degeneración social en la que ya no se respeta ni a doctores, ni a policías, ni a profesores, porque sufren agresiones continuamente, y el poder se preocupa más por los intereses de los asesinos que por los derechos de las personas decentes. En cualquier caso, es imposible saber con seguridad si llegará a producirse un conflicto civil mundial o no, pero sería deseable por el bien de la humanidad, que tanto los gobiernos como los ciudadanos vuelvan a poner la dignidad y la ética por encima del mero interés material como ocurre en este momento. Es evidente, que el mundo no habrá superado su actual nivel de confusión social hasta que acepte dar a la espiritualidad el mismo valor que le da a lo material, porque esa, es la asignatura que le queda para completar su desarrollo.

La actitud de los políticos es cada vez más similar a la que tiene la iglesia católica, porque con el fin de mantener sus privilegios tratan de convencer a los ciudadanos de que la realidad es lo contrario a lo que es. Esto ya ocurrió en el pasado cuando la iglesia perseguía a los astrónomos para quemarlos vivos por decir que el sol era el centro del sistema solar. Esto se debe, a que muchos políticos han conseguido su poder por apoyar unos postulados equivocados, pero que sin embargo, la gente cree, por eso, tratan por todos los medios de que sigan creyendo en los viejos mitos aunque sean cada vez más las pruebas que apuntan en contra. Esta actitud, crea una diferencia cada vez mayor entre las creencias colectivas o políticamente correctas y la realidad. Esta verdad trata de salir al exterior porque no es posible engañar a la gente indefinidamente, es posible engañar a unos pocos durante mucho tiempo, también es posible engañar a muchos durante poco tiempo, pero no es posible engañar a todos durante todo el tiempo. Mucha culpa de esta confusión social la tiene los ciudadanos, porque son vagos y no les gusta meditar, no comprenden que la verdad no viene sola y es necesario dedicar tiempo a encontrarla, pero como tienen poco tiempo libre y no les gusta meditar se limitan a asumir las verdades políticamente correctas aunque estén llenas de mentiras. Esto, los políticos lo saben muy bien por eso estimulan su agresividad contra los grupos políticos contrarios con la intención de que actúen contra ellos sin pensar y sin darse cuenta de que su mayor enemigo es aquel que le incita al odio.

También es indignante, que la iglesia católica pretenda repartir santidades igual que un panadero reparte panes, porque anteponer al nombre propio el calificativo de “santo” es un acto de arrogancia destinado únicamente a hacer publicidad de sí misma, porque la santidad es una cualidad que si se tiene mejor, pero ninguna organización religiosa tiene derecho a usar ese calificativo como si fuera un nombre propio por la sencilla razón de que la santidad de una persona es algo que debe estar sujeto a la opinión de cada ciudadano y no algo que se pueda usar como equivalente del nombre. Tratar de que la gente crea que ellos tienen el derecho a decidir quién es santo o quien es justo es un acto de suprema frivolidad, si tenemos en cuenta el inmenso número de crímenes contra la humanidad que la iglesia católica ha cometido a lo largo de su historia.

Esta diferencia entre la verdad que trata de salir al exterior y la verdad políticamente correcta que se ofrece a la masa es uno de los principales factores que favorece el conflicto social. Es como si aquellos que se benefician de esos falsos mitos tratarán por todos los medios de mantener dormidos o hipnotizados a los ciudadanos tratando de controlar los medios de comunicación para que la gente siga creyendo en los mitos caducos del pasado. Esta diferencia entre la verdad y la creencia que la masa considera la verdad también es consecuencia de la ignorancia, porque cuando la sociedad es incapaz de comprender correctamente el mundo que le rodea, entonces trata de inventar un mundo imaginario que sirva de intermediario entre la verdad y lo que son capaces de entender. Esta situación provoca una ansiedad cada vez mayor cuando los ciudadanos comprenden que lo que les dicen que es verdad y deben creer no encaja con lo que ven.

Pero el mal no solo está en los que gobiernan, porque un país solo puede estar gobernado por canallas cuando el nivel moral de quienes les votan es tan bajo como para no ver que son unos canallas. En realidad, los políticos son tan ignorantes de las grandes verdades universales como el resto de los ciudadanos, por eso es falso que lo sepan todo de todo como los instigadores de la desconfianza y los sectarios afirman. Ese juego que algunos hacen de decir que todo el mal está en el gobierno y todo el bien está en la sociedad civil es una forma de engañarse a sí mismos, ellos actúan así, porque no quieren ver al canalla que hay en el espejo. Porque solo un estúpido pensaría que el mundo se divide entre políticos malos y ciudadanos buenos, la bondad y la maldad existe en todos los ámbitos sociales aunque sea cierto que las personas egoístas sienten un interés desmesurado por alcanzar los puestos más remunerados. Por eso, es necesario que la gente abandone la actitud exclusivamente materialista que predomina en este momento para dar paso a una nueva era en que las grandes verdades metafísicas queden por fin resueltas y aceptadas por todos los ámbitos de la sociedad.

La segunda guerra mundial fue provocada por un régimen totalitario y centralista que provocó tanto temor, que para contrarrestarlo los países occidentales se han inclinado totalmente hacia un modelo social libertino. Pero tan malo puede ser vivir en una dictadura como vivir en una anarquía, tan malo es la política centralista como la centrífuga, tan malo puede ser un mundo exclusivamente masculino como femenino, tan malo puede ser el capitalismo extremista como el comunismo que ahora se extiende por occidente con el nombre de feminismo o mestizaje. Cuando la sociedad pasa mucho tiempo en un extremo provoca la vuelta del contrario. Ahora, en los países occidentales se confunde la libertad con el libertinaje y los políticos permiten toda clase de desórdenes mientras solo se preocupan de enriquecerse. Si la sociedad no remedia esta situación y busca el equilibrio, podría acabar provocando la vuelta de otro régimen extremista.

En este momento, hace tanto tiempo que el mundo ha superado las consecuencias de la segunda guerra mundial que ya casi no queda nadie que la haya presenciado, por eso hay cada vez hay más personas llenas de agresividad y codicia que tratan de disimular su egoísmo detrás de supuestas razones para justificar la violencia, pero, con ese comportamiento, pueden acabar provocando otro conflicto mundial. Estas personas, parece que ignoran lo malas que pueden ser las guerras y creen ingenuamente que si se produce a ellos no les va a perjudicar. Lo malo es que cuando llega la guerra y ven las dramáticas consecuencias que tiene comprenden que no es como ellos pensaban pero, en ese momento, ya es demasiado tarde para evitarla.

Uno de los principales problemas de la sociedad contemporánea es la falta de cultura, porque cuando se plantea un problema importante a una sociedad llena de ignorantes que consideran la cultura una cosa de “tipos raros” refiriéndose a las personas inteligentes, al final es imposible hacer nada hasta que ya es demasiado tarde. Porque una persona culta comprende cuando es necesario actuar con firmeza, pero una persona ignorante duda de todo porque no es capaz de diferenciar la verdad de la mentira, por eso, cuando es necesario tomar una decisión importante que perjudica a los timadores, estos siempre optan por asustar a la masa diciendo lo que más miedo le va a producir para que actúe de forma impulsiva y se oponga a cualquier cambio de la situación. Es decir que los timadores, tratan por todos los medios de que la gente no piense y actúe solo por prejuicios, pero diciendo que es para luchar contra los prejuicios. Esto ocurre, porque debido a la inseguridad un mundo de ignorantes solo acepta cambiar con normalidad las cosas simples, pero las cosas importantes que conllevan sacrificios solo se cambian cuando ya es demasiado tarde para evitar un daño mayor, y cuando eso ocurre, entonces los timadores siempre dicen que nadie podía predecir lo que iba a suceder. Por eso, el mejor antídoto contra la manipulación es apreciar la cultura y analizar las cosas con detalle, porque la verdad no es propiedad exclusiva de nadie y todas las ideologías suelen tener algo de razón, por eso, debemos analizar las cosas con calma antes de tomar una decisión definitiva. Del mismo modo, tampoco debemos tener miedo a ser enérgicos cuando un problema lo requiere, porque aplicar remedios simples a problemas graves es solo una forma de no hacer nada.

En el aspecto intelectual el mundo está formado por dos partes, una es la que conocemos y otra es la que ignoramos. Al principio de la historia casi todo el conocimiento era desconocido por la humanidad. En la actualidad, posiblemente se encuentra nivelado entre lo que se conoce y lo que se desconoce. Esto significa, que la buena gestión de un gobierno puede influir para hacer que un imperio crezca, pero también ayuda que la parte de la realidad que desconocemos actúe a su favor. Del mismo modo ocurre al revés, porque cuando un imperio empieza a desmoronarse, muchas veces es su propia degeneración lo que le hace caer, pero también ayuda el hecho de ignorar una parte de la realidad que está actuando en su contra sin saberlo, de hecho, la degeneración moral es la consecuencia de ignorar las consecuencias que tiene dejarse dominar por la vanidad. Eso significa, que un imperio puede ser grande pero, sin embargo, estar trabajando sin saberlo en su propia destrucción, porque si toma decisiones equivocadas se perjudica a sí mismo, y si a eso, se le añade la mala gestión derivada de la arrogancia, entonces la velocidad de su caída puede ser mucho mayor.

Un ejemplo de mala gestión son algunas empresas públicas, porque no hay nada de malo en que existan este tipo de empresas, pero la competitividad económica es buena para el progreso de un país. La diferencia entre lo público y lo privado es, que en una empresa privada el director se esfuerza para evitar los gastos innecesarios y castiga la vagancia, pero, en cambio, el dinero público se suele malgastar, porque el gasto indebido no se repercute en el sueldo de quien lo malgasta sino en el presupuesto del estado o de los ayuntamientos. Esto ocurre, porque hay funcionarios que actúan como si ese dinero no fuera de nadie, y para empeorar las cosas muchas veces sus jefes les apoyan porque actúan de forma parecida o para evitar discusiones, además, saben que cualquier error será pagado por el presupuesto público. Luego, los gobiernos suelen apoyar ese despilfarro o mala administración por miedo a que los funcionarios les den la espalda y paralicen el sistema mediante huelgas. También son muchos los gobiernos que para ser reelegidos endeudan a su país más allá de su capacidad para devolver el préstamo y sin decir a los ciudadanos que luego serán ellos los que tendrán que devolver ese dinero. Es como si usaran el préstamo para comprar los votos.

El remedio tanto para los gobiernos como para las personas es actuar con humildad y rechazar la vanidad en los proyectos que se hacen en la vida, porque la vanidad nubla la mente y lleva por el mal camino a quienes se dejan dominar por ella. También es necesario dar importancia a la meditación y al análisis tranquilo de las cosas, porque de ese modo el riesgo de equivocarse disminuye. Cuando las cosas van bien todo el mundo parece maravilloso porque cuando hay abundancia es fácil aparentar lo que no se es, pero cuando las cosas van mal entonces los falsos decorados caen y la realidad se impone, por eso, cuando los imperios se desmoronan, aquellos valores que parecían ser inamovibles desaparecen porque en realidad solo eran decorados creados para aprovechar la buena racha. Eso demuestra como el ser humano abusa de la mentira y usa las palabras para decir que se defiende lo contrario de lo que se piensa, y son muchas las personas tanto ricas como pobres que mientras defienden públicamente el bien o la democracia, sin embargo en su interior son dictadores disfrazados que solo aparentan ser decentes para conseguir sus objetivos. Esta situación va haciendo que poco a poco el mundo que conocemos sea cada vez más parecido a un decorado que muchos se esfuerzan por mantener. El hecho de que la mentira ocupe cada día un lugar más destacado en la parte que consideramos verdad hace que sea cada vez mayor el riesgo de un conflicto civil mundial. Esperemos que la sociedad rectifique y regrese a la moral y la humildad antes de que eso pueda ocurrir.

Cuando la humanidad abandone el materialismo y reconozca la vida eterna de la materia y del espíritu, se producirá un cambio mental tan importante que será como si en un día de lluvia las nubes se abrieran para dejar claro el cielo azul. En ese momento el mundo habrá cruzado la frontera entre el atraso y el futuro, entonces la justicia pasará a ser el eje de la conducta moral y las guerras terminarán para siempre.

59 EL DILEMA DE LA MUERTE

Lo malo de la muerte, es que nos empuja hacia la materia y la ignorancia, porque al morir perdemos todos los conocimientos que se guardan en el cerebro y al reencarnarnos en una nueva vida tenemos que volver a empezar desde el principio, eso significa, que en un mundo en el que la población vive pocos años, los habitantes están condenados a vivir siempre rodeados de ignorancia. Sin embargo, la muerte es necesaria para podernos regenerar, porque al morir nos deshacemos de un cuerpo y unos recuerdos viejos para adquirir otro cuerpo y otros conocimientos nuevos. Con la muerte, los prejuicios arraigados propios de una sociedad atrasada desaparecen, lo que significa que en una nueva vida no van a obstaculizar nuestro progreso, esto permite que podamos aceptar las nuevas ideas con más facilidad, pero con el inconveniente de que también se pierden los recuerdos útiles, aunque eso puede ser compensado si recibimos una educación eficaz. Con la muerte los genes más primitivos también son reemplazados por otros mejores, lo que hace que nuestro cuerpo se pueda adaptar a los cambios que el progreso requiere. Eso significa, que la clave para que la muerte no pueda estar en contradicción con el conocimiento consiste en asegurarse de que los jóvenes reciben una educación fundada en la verdad y no en simples prejuicios como ahora ocurre con buena parte de lo que se enseña. La muerte y la materia son necesarias para poder evolucionar y ser felices, pero debemos hacer que el mundo material esté a la altura de las grandes verdades universales, para que de ese modo, cada vez que nos volvamos a reencarnar, recibamos unas enseñanzas a la altura de esas verdades. Cuando eso ocurra, la muerte pasará a ser un elemento más de un mundo evolucionado. Porque si morimos sabios, pero al nacer recibimos de nuevo auténtica sabiduría y no prejuicios o manipulación, entonces el hecho de olvidar ya no será un inconveniente.

60 LA RUEDA DEL TIEMPO

¿Qué es el tiempo? En realidad el pasado es solo el recuerdo de otro presente que fue pero ya no es, por eso, al ser solo un recuerdo no es posible viajar a él. Hay quien piensa que es posible viajar en el tiempo usando simplemente una máquina que, sin relación con el entorno, pueda viajar en el tiempo, pero eso no tiene sentido, porque al ser el tiempo la consecuencia del movimiento de la materia sería necesario obligar a todo el universo a retroceder en su movimiento programado para poder recrear otra vez el pasado pero eso, es lógicamente absurdo, porque el universo viaja en el tiempo hacia adelante. Es cierto que el universo algún día podrá regresar al pasado, pero eso solo será posible cuando siguiendo su propio rumbo y su propia inercia complete todo el círculo del tiempo y entonces este vuelva a empezar. El tiempo, en realidad, lo produce el cambio continuo y programado de la materia, eso significa, que el pasado era la posición que ocupó la materia en otro momento y el futuro es la posición que ocupará la materia siguiendo el plan que la naturaleza tiene previsto aplicar.

En realidad no todo está programado, sino solo los procesos cósmicos principales como la evolución de las estrellas o galaxias que siguen un orden preestablecido como si fueran las danzarinas de un baile. La mecánica universal es rígida y actúa en la dimensión vertical y fría para el ser que es y controla el universo, esto determina que la mayor parte de sus funciones estén preestablecidas de antemano aunque él sea consciente y sienta cada uno de estos procesos físicos. Esto significa, que su voluntad actúa para cambiar las cosas solo cuando es necesario adaptar el universo a aquellos cambios que no hayan sido previstos desde el principio. En cambio, para los seres que usan el universo material el sistema es inverso, porque tienen un mayor margen para usar su propia voluntad debido a que actúan en la dimensión cálida y horizontal que regula el libre albedrío. Se puede decir entonces que hay tiempo, desde el mismo momento en que la materia comenzó a realizar cambios programados y en una trayectoria de evolución. Esto significa que hay un comportamiento previsto para la materia tanto en el pasado como en el futuro. Ese movimiento de cambio programado se debe a la capacidad que la materia tiene para recordar. Usando esa capacidad de memoria el universo acumula conocimientos sin cesar con el fin de crear un proceso de evolución consolidado. Es decir que la clave de la evolución se deriva de la capacidad para recordar que posición debe tener la materia en cada parte de ese ciclo al que llamamos tiempo.

El tiempo es, por lo tanto, el proceso por el cual la materia se mueve desde un nivel alto de energía a otro bajo pero cambiando energía por evolución. Es decir que con la evolución la energía de las estrellas baja pero a cambio la evolución del universo sube. El modo en que se tiene que comportar la materia está decidido en gran parte desde el principio aunque eso no impide que sea posible hacer correcciones puntuales y secundarias, esto es necesario, porque si no fuera así no sería posible crear un proceso de evolución ordenada. Querer viajar en el tiempo sería tan absurdo como tratar de viajar a un recuerdo, porque el pasado solo es la posición que la materia ocupó pero que ya no ocupa. Sin embargo, sí es posible viajar en el tiempo indirectamente viajando a un planeta que se encuentre en la situación temporal equivalente a la que tuvo la Tierra en el pasado. También es posible volver al pasado yendo hacia el futuro, es decir avanzando en el tiempo con el ritmo que el universo tiene, porque el paso del tiempo es la consecuencia de un plan programado que describe una trayectoria circular, eso significa, que cuando el plan cósmico se complete el tiempo volverá a empezar y todos los acontecimientos se volverán a repetir pero entonces las almas vivirán otras vidas hasta vivir la totalidad de los acontecimientos del universo y cuando eso suceda, el proceso se reiniciará del todo. Eso significa, que no se producirá otro universo igual, sino la repetición del mismo universo y los mismos acontecimientos que ya habían ocurrido, esto es así, porque es el tiempo lo que vuelve a comenzar.

El tiempo tiene dos dimensiones, en el presente es horizontal y está representado por el espacio y por la división del primer ser en todos los seres que forman el universo, y en el plano vertical representa todo el tiempo unido. En este plano, es como si solo existiera un único ser, porque al final cada ser tiene que vivir las vidas de todos los demás antes de que el ciclo cósmico se complete del todo. Es decir que el universo se tiene que repetir en el tiempo muchas veces hasta que todos los seres vivan todas las vidas. Es parecido a una obra de teatro en la que todos los actores tuvieran que representar todos los personajes antes de que el tiempo vuelva a empezar de forma absoluta. En la dimensión vertical es como si el mismo ser fuera el autor último de todos los personajes, debido a la repetición de los acontecimientos que el tiempo proporciona. Ese único ser en realidad somos nosotros mismos, porque en el presente nos hemos dividido en muchos seres, pero con el tiempo volveremos a ser un solo ser y una sola partícula. Sin embargo, en el tiempo, es como si solo fuéramos uno porque con la rotación del universo y la repetición del tiempo todos, al final, viviremos todas las vidas de los demás. La línea del presente corresponde a la vida y el color verde porque es el punto de intersección en donde la dimensión vertical del tiempo y la dimensión horizontal del espacio se unen.

Con el tiempo todos los seres tenemos que vivir todas las vidas, esto es lógico, porque en el tiempo presente todos somos seres diferentes, pero todos somos la consecuencia de la clonación del ser inicial y a él volveremos antes de que el tiempo vuelva a comenzar y cuando eso suceda las dos dimensiones se unirán en una sola, porque todo el tiempo y todos los seres se habrán reunido en un solo ser. Dicho de otra forma, es como si cada ser vivo que vemos, fuera en cierto modo nuestra propia imagen pero en otro tiempo pasado o futuro, son seres distintos a nosotros porque en el plano horizontal del presente el ser primero se dividió en muchos otros, pero también somos nosotros mismos en el plano vertical, porque estamos conectados por la rueda del tiempo que determina que todos los seres vivirán todas las vidas y todos los acontecimientos de los demás. Eso significa, que cada vida solo es una parte de nuestro tiempo, y todas esas vidas ya las hemos vivido en el pasado y las volveremos a vivir en el futuro. Del mismo modo, todos los seres que están repartidos por el espacio en la dimensión horizontal, algún día volverán al huevo inicial del cual salieron.

También se puede definir al tiempo como un gran creador de sueños, porque cada día ofrece algo nuevo. Mediante ese proceso constante por el que se intercambia energía por evolución todos los seres pueden disfrutar de una versión del mundo diferente en cada momento, por eso es útil olvidar cuando un ciclo vital se termina, porque de ese modo se vuelven a vivir todos los acontecimientos con la misma emoción que si fuera la primera vez. En realidad, cada nuevo día es diferente del anterior, porque el mundo cambia debido al movimiento de la materia, y si pudiéramos regresar al pasado cuando solo existían las plantas creeríamos estar en otro planeta, porque incluso los continentes eran muy distintos en aquel momento. Esto es bueno, porque de este modo la naturaleza nos ofrece cada día un nuevo escenario en el que vivir nuevas emociones. Sin embargo, en el universo no todo cambia, porque ese proceso de cambio y evolución está dividido en dos partes, una es la parte cambiante que surge de la dimensión horizontal, cálida, energética, rojiza y masculina. Y otra es la parte que no cambia nunca y que se refiere a las leyes universales primordiales que corresponden a la dimensión vertical, azul, fría, femenina y cristalina. Esta dimensión rígida y constante es como los cimientos que toda construcción necesita para poderse mantener, y si no fuera por esas leyes constantes no sería posible crear un mundo cambiante y que al mismo tiempo sea lógico, porque solo es posible evolucionar cuando existen unas reglas del juego constantes que determinan qué cosas se pueden cambiar y cuáles no. Esto significa, que ambas dimensiones son opuestas con el fin de que la rigidez de una sirva para que sea posible la flexibilidad de la otra. Es lo mismo que ocurre con la relación entre la carne y los huesos en el cuerpo humano, porque sin la rigidez de los huesos no podríamos ponernos erguidos, caminar, proteger los pulmones con las costillas o el cerebro con el cráneo. Estas leyes también determinan los límites de lo que es posible hacer y lo que no, porque si todo fuera posible entonces el mismo universo se destruiría. La unión de estas dos dimensiones forman una cruz que representa su diferencia, pero también su coordinación, porque una es constante para que la otra pueda ser variable ya que la variabilidad de una se apoya en la constancia de la otra y por eso sin la existencia de una dimensión constante no sería posible la existencia de otra dimensión variable. Es como si estas dimensiones representasen la unión sexual del tiempo y el espacio, porque la dimensión masculina y horizontal del espacio se une con la dimensión femenina y vertical del tiempo para crear en el presente la vida y la evolución del universo. Estas leyes constantes surgen de la verdad y son constantes porque la verdad solo es una y no puede contradecirse a sí misma por eso se asocian con los valores divinos.

La dimensión cristalina es constante y nunca cambia, pero contiene todo aquello que es puro y verdadero. En cambio, la dimensión cálida o variable cambia sin cesar pero está llena de errores y situaciones que solo sirven por un tiempo limitado, por eso, en lo que se refiere a esta dimensión la clave es descubrir qué parte es correcta y debe permanecer indefinidamente y cuál es errónea y debe ser rechazada, en eso se basa el progreso. Esta dimensión es la que nos permite hacer uso de nuestra voluntad pero dentro de ella se corre el riesgo de cometer errores, porque lo verdadero y lo falso se encuentran entrelazados como un rizo como consecuencia de la ignorancia que es común en los mundos al principio de su evolución. Estos rizos forman nudos que es necesario soltar para poder progresar. Son rizos o nudos intelectuales, porque debido a la ignorancia solemos poner como verdades lo que son mentiras y las mentiras las ponemos en lugar de las verdades. A causa de estos nudos el mundo que conocemos se encuentra lleno de situaciones que son verdaderas solo en parte, eso significa, que para descubrir la verdad tenemos que deshacer el nudo para descartar lo erróneo y conservar lo verdadero de cada cuestión. En los mundos primitivos estos nudos de errores y medias verdades se encuentran por todas partes, pero en los mundos que han completado su evolución solo existen errores en cuestiones secundarias, esto les permite alcanzar una gran estabilidad y paz social. La razón de llamarlos nudos, es porque debido a los malentendidos o la ignorancia unas veces, y la maldad en otras, la falsedad se suele mezclar con la verdad lo que provoca que sean difíciles de separar. Los nudos surgen cuando el bien parece mal y el mal parece bien porque se invierten en un movimiento circular, entonces el mal se sitúa delante del bien haciéndose pasar por él, esto suele suceder cuando los timadores se sirven de algo bueno para favorecer algo malo. Esto es lo que ocurre cuando un gobierno trata de invadir otro país para robarle sus recursos naturales, pero como sabe que la opinión pública no lo va a aceptar, entonces dicen que lo hace en defensa propia o para ayudar a sus ciudadanos. En ese momento se genera un nudo intelectual, porque la sociedad creyendo que hace un bien lo que hace es un mal al apoyar la intervención militar. De este modo una mentira se interpone delante de una verdad, por eso, lo más prudente es no obcecarse tratando de resumir las cosas demasiado usando en exceso palabras genéricas, porque muchas veces cada cuestión genérica contiene en su interior muchos matices de los cuales unos son ciertos y otros falsos. Esto es lo que ocurre con las palabras, feminismo, capitalismo, comunismo o racismo, porque los manipuladores las usan con el fin de hacer daño y sin tener en cuenta los matices que llevan asociados.

También hay cosas que solo son lógicas por un tiempo y no indefinidamente, por eso, en algunas religiones existe la creencia de que vivimos en un mundo imaginario. Esto ocurre, porque se fijan en el contraste que hay entre lo temporal y sujeto a errores de la dimensión horizontal, y lo absoluto formado por las verdades universales que nunca cambian de la dimensión vertical. En cualquier caso no es cierto que el mundo sea imaginario, pero si es cierto que el paso del tiempo y el progreso hacen que muchas cosas sean útiles solo durante un tiempo limitado, además, la ignorancia que el hombre tiene de muchas cosas de la naturaleza determina que lo verdadero y lo falso se encuentren íntimamente mezclados lo que hace difícil saber qué parte de un hecho es cierto y cual no lo es. Esa ambigüedad de la realidad se demuestra al estudiar cuantas veces la sociedad ha creído durante muchos años que una cosa era verdad sin serlo, como ocurrió por ejemplo cuando todo el mundo creía que el sol giraba alrededor de la Tierra. Por eso, todos debemos reflexionar sobre cuánto de lo que creemos demostrado es solo una opinión compartida por la masa. Para poder progresar es necesario usar nuestro libre albedrío y nuestra inteligencia para descubrir cuál es la verdad, porque cuanto mayor sea la parte de verdad que seamos capaces de descubrir mayor será también lo cerca que estaremos de la perfección y en consecuencia mayor será también la felicidad que podamos alcanzar, en eso se basa el progreso. Esa ambigüedad de la verdad que es tan común en el mundo, es lo que usan los especuladores para confundirnos, por eso, debemos negarnos a sacar conclusiones precipitadas que nos impidan llegar a la auténtica verdad.

La existencia de tantos errores mezclados con verdades y de tantos conocimientos que aún se ignoran es una de las causas por la que muchos imperios se terminan desmoronando, porque es normal que una vez alcanzado ese poder quienes se benefician de él quieran mantenerlo indefinidamente. Sin embargo, todo aquello que desconocemos escapa a nuestro control, eso significa que la voluntad y la buena gestión puede ser esencial en el éxito o el ascenso de un imperio pero también es fundamental que esa otra parte de la realidad que desconocemos actúe en su favor, por eso, cuando la voluntad de un imperio y la voluntad de la parte desconocida actúan en caminos distintos los imperios se van descomponiendo hasta desaparecer. Es cierto que cuando una persona o una nación actúan con sentido común las probabilidades de éxito son mucho mayores, pero todo aquello que desconocemos escapa a nuestro control, esto puede determinar que ocurran sucesos imprevistos que no podamos evitar, porque solo podemos evitar aquello que vemos o conocemos pero no aquello que no podemos ver o entender. Solo cuando se separa el trigo de la paja se puede hacer un buen pan, del mismo modo solo cuando se separa lo verdadero de lo falso podemos erradicar aquello que está mal. Con el progreso, la parte desconocida de la realidad será cada vez menor hasta que llegue el día en el que casi desaparezca por completo, esto provocará la llegada de una época de conocimiento pleno para el mundo.

El tiempo es ideal para quienes tratan de vivir una vida normal basada en los estímulos sencillos de la vida extrovertida porque el continuo movimiento de la materia produce un torrente de sensaciones nuevas cada momento y casi sin esfuerzo, pero, para quienes tratan de descubrir las verdades absolutas que están fuera del tiempo porque son eternas y no cambian, el movimiento que genera el tiempo es un problema, porque las continuas interferencias que produce el cambio continuo de la materia dificultan ver cuáles son esas verdades absolutas. Sin embargo, su esfuerzo también tiene su recompensa, porque descubrir esas verdades fundamentales que sostienen el universo produce una satisfacción sin igual que es semejante a ver el rostro de Dios, porque una de las características que definen lo que realmente es Dios, son esas verdades que siempre han existido y siempre existirán porque la verdad no tiene principio ni fin y está fuera del tiempo.

61 LA VOLUNTAD INDIVIDUAL Y COLECTIVA

Al principio del universo solo existía un ser y en consecuencia solo había una voluntad, pero este ser se dividió para llenar el universo de seres diferentes, eso significa que también se crearon muchas voluntades diferentes, por eso, cada ser debe tener en cuenta los derechos de los demás si quiere evitar que haya conflictos con ellos. Sin embargo, cuando un ser actúa como dirigente o representante de otros es más fácil que vea a esa colectividad como parte de su propio ámbito de voluntad o como si fueran parte de sí mismo. Es decir que el hecho de representarles puede provocar que tenga menos en cuenta sus derechos y más su propia voluntad que si se trata de una relación entre iguales. Analizado esto desde un punto de vista metafísico, es como si el líder absorbiera parte de la voluntad de los demás, porque el hecho de representarles le proporcionaría más poder que ellos y en consecuencia, se encontraría más cerca de ser una sola voluntad con respecto a ellos que cuando está entre iguales. Quien ejerce un cargo de dirección también está más cerca del polo masculino que del femenino, esto está relacionado, porque el polo masculino representa la individualidad que actúa sola o como representante de las demás, en cambio, la parte gobernada representa la colectividad de iguales que actúan coordinados por quien dirige el conjunto.

Cuando se ejerce un cargo de dirección, la distancia que hay entre la multitud de iguales sin gobierno y el individuo único y con una sola voluntad es algo menor, porque al representarles su voluntad se confunde con la de ellos, por eso es más fácil que confunda la voluntad propia con la de aquellos a los que representa. Esto es debido a que al ser más poderoso que cada uno de ellos y representarles es más fácil que piense que solo cuenta una voluntad. Hay que tener en cuenta, que en esa situación la cercanía de este ser a un mundo hipotético en el que solo existiera un solo ser y una sola voluntad es mayor, esto hace más fácil que se puedan producir confusiones pero también abusos deliberados. Un individuo separado del resto representa el sexo masculino, pero un colectivo de muchos individuos juntos pero iguales representa el sexo femenino por eso, el núcleo de poder siempre es masculino porque con su función de dirección convierte el grupo en unidad. Esto significa, que cuando hay varios individuos iguales el equilibrio de polaridad se obtiene al elegir a uno como coordinador de los demás, entonces este asume el valor masculino, rojo y vertical, y los gobernados asumen el valor femenino, azul y horizontal. El poder y la capacidad de mando son cualidades propias del sexo masculino por naturaleza, por eso las mujeres con características masculinas son más autoritarias que las mujeres femeninas. Es cierto que en el mundo hay muchas mujeres inteligentes y también han existido buenas reinas,