Cuento corto
0
523 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

C鈧愨倶岬⑩倹鈧 D鈧 鈧掆倷c鈧 岬モ倫岬b倫鈧

饾棢饾棶饾棻

Desde muy temprana edad Lad tuvo ciertas cosas claras en su mente, como su nula atracci贸n hacia las mujeres y su sue帽o de ser polic铆a y pap谩 de grande. De esas cosas, convertirse en polic铆a fue pan comido mientras que ser Pap谩 le tom贸 m谩s tiempo y complicaciones. Despu茅s de varios tr谩mites y papeleos este logr贸 adoptar una hermosa ni帽a de 6 a帽os a la que llam贸 China. Lad eligi贸 una ni帽a de 6 a帽os porque sab铆a que se le iba hacer m谩s f谩cil siendo padre soltero que todav铆a buscaba a su media naranja.


Lad se convirti贸 en ese tipo de padre que arruina a sus hijos pensando que su deber es hacerles la vida f谩cil. Por suerte China desde muy peque帽a fue una ni帽a inteligente y autosuficiente.

La pubertad de China lleg贸 con cambios que incomodaron a Lad, espec铆ficamente su manera provocativa de vestir y la forma en la que a veces actuaba mayor de lo que en verdad era.


China ten铆a 12 a帽os cuando Lad finalmente le dio un padrastro, este se llamaba Reet. Lad pens贸 que Reet solo iba a ser una noche de pasi贸n as铆 como la mayor铆a de sus citas lo eran. Este nunca imagin贸 que Reet se volver铆a un miembro muy importante de su peque帽a familia.

Lad, Reet y China eran ese tipo de familia que la 煤nica preocupaci贸n que ten铆an era donde iban a ir de vacaciones en los veranos. Con los 16 a帽os de China a la vuelta de la esquina todos estaban como locos queriendo tirar la casa por la ventana, especialmente los orgullosos padres.


饾棖饾椀饾椂饾椈饾棶

La mam谩 de China la tuvo de apenas 14 a帽os, su padre ten铆a 13. Ambos padres biol贸gicos de China eran ingenuos pero ven铆an de familias econ贸micamente estables. Ambas familias tomaron la decisi贸n de poner a China en adopci贸n sin tan siquiera darle un nombre primero.


La primera familia adoptiva de China solo la tuvo por 2 a帽os antes que la volvieran a poner en adopci贸n. Estos no esperaban que ser padres fuera un trabajo tan grande y agotador.

La segunda familia adoptiva de China s贸lo dur贸 con ella por 1 a帽o. Estos fueron descubiertos no aptos para cuidar a una bebe. Uno era traficante de drogas y la otra traficante de 贸rganos. Fue as铆 como a sus casi 4 a帽os China termin贸 en un orfanato.


China amaba la vida en el orfanato, no era para nada como la representaban en los libros o pel铆culas. Esta se llevaba muy bien con los otros hu茅rfanos y con los trabajadores. Todos se trataban como una familia de sangre.

Cuando a China le dieron la noticia que hab铆a sido adoptada una incertidumbre se apoder贸 de ella, hasta que conoci贸 a Lad y supo que pasaba de buenas manos a unas mejores.

China se sent铆a muy contenta con Lad, esta pod铆a ver que la felicidad era mutua. Lad amaba ser pap谩 y a China le encantaba ser su hija.


La llegada de Reet provoc贸 ciertos cambios entre China y Lad. China disfrutaba ver a su Pap谩 enamorado y tambi茅n pod铆a ver las transparentes intenciones de Reet. Lo que China no comprend铆a era por que a ella se le hac铆a tan dif铆cil ver a Reet como pap谩. Esta sent铆a una extra帽a atracci贸n hacia el que la estremec铆a f铆sicamente. Los a帽os solo hicieron esa prohibida fascinaci贸n m谩s intensa. China lleg贸 a sentirse culpable por desear tanto al esposo de su Pap谩.


饾棩饾棽饾棽饾榿

Reet siempre fue el tipo de hombre que baila al son de cualquier ritmo. Este nunca tuvo metas, ni sue帽os en la vida. Termin贸 siendo un abogado porque su pap谩 le pag贸 los estudios y lo empuj贸 a terminar la carrera.

Reet siempre supo como divertirse. Su juventud estubo llena de Sexo, alcohol y policias. Cuando empez贸 a trabajar oficialmente como abogado este us贸 ese ingreso economico para apoyar su vida de sexo y alcohol, fue por eso que este le agarro amor a su trabajo y entendio por que su papa lo empujo hacerse de una carrera en la vida.


Con los a帽os Reet empez贸 a sentirse inmune a su vida de alcohol y sexo, tanto que sin darse cuenta empezo a buscar algo mas calmado y serio. Nunca imagin贸 que en una simple cita con Lad, este iba a encontrar un esposo y una hijastra.

Ser padre fue algo que Reet nunca contempl贸 y saber que Lad ven铆a con una hija lo llev贸 a pensar todo dos veces antes de meterse en camisa de once varas.

Hab铆a d铆as que la realidad golpeaba a Reet, y este se sent铆a perdido entre su nueva familia pero ver que ten铆a un hombre como Lad a su lado lo hac铆a volver en s铆 inmediatamente.


Ser Padrastro fue una dulce sorpresa para Reet, este conoci贸 un lado que ni 茅l sab铆a que ten铆a y ni pensaba que se pod铆a disfrutar tanto. En ocasiones este se sent铆a hip贸crita d谩ndole consejos a su hijastra, los mismos consejos que 茅l nunca sigui贸 de joven.


饾煭饾煵

Los 16 a帽os de China fueron todo un 茅xito, era lo menos que se pod铆a esperar despu茅s del dineral que Lad and Reet tiraron sin arrepentimiento alguno. Cuando el gran evento termin贸, los 3 terminaron agotados en casa charlando de los sucesos que ocurrieron en la celebraci贸n.


Reet: Tu amigo Carl se puso muy borracho, no crees.

Lad: 驴Quieres decir, su novio Carl?

China: Si, si, si, claro, "mi novio."

Reet: le gustas y se nota.

China: pero el a mi no y eso tambi茅n se nota.

Reet: Por qu茅 no, es un chico muy guapo.

China: Como dice la canci贸n a mi me gustan mayores.

Lad: espera, de qu茅 tan mayores estamos hablando?

Reet: de ochenta, hahaha....

China: 鈥淗a ha ha鈥︹


Esa misma noche China guardaba su vestido de 16 a帽os que hab铆a terminado con unas manchas y unos abujero en la parte de abajo. Despu茅s de que puso su vestido en el closet como si hubiera sido cualquier otra prenda, esta se detuvo a admirar sus senos en el espejo por unos segundos. Como olas a la orilla del mar, China sinti贸 una humedad entre sus piernas.

Sin brazier y en un diminuto hilo dental esta sali贸 de su cuarto en busca de Reet. China sent铆a una extra帽a y fuerte emoci贸n de valent铆a mezclada con euphoria, nada en ese momento le importaba m谩s que confesarle a su padrastro lo que sent铆a por 茅l.

Cuando China lleg贸 a la puerta de sus padres escuch贸 mucha conmoci贸n y caos dentro, esta supo perfectamente lo que pasaba ahi dentro. Con mucho cuidado China se atrevi贸 a abrir la puerta hasta que logr贸 ver lo que pasaba al otro lado. Lad estaba penetrando a Reet salvajemente, los ojos de Reet estaban en blanco de tanto que este disfrutaba tener el pene de Lad, entrando y saliendo de su recto.

Al ver esa imagen China regres贸 a su cuarto lo m谩s r谩pido que pudo sin entender por qu茅 hab铆a ido al cuarto de sus padres para empezar pero entendiendo que su atracci贸n por Reet solo se quedar铆a como una fantas铆a y nada m谩s.

7 de Diciembre de 2021 a las 01:39 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios a煤n. 隆Convi茅rtete en el primero en decir algo!
~