matias-leon1637533598 Matias Leon

Un empleado de comercio cuenta su relato en primera persona


Horror Todo público. © Matias león
Cuento corto
0
145 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

No pude guardar el secreto

Buenas tardes a todas y a todos.

Tengo 22 años y mi nombre es Gonzalo.

Trabajo hace 3 años en un Supermercado Chino cerca de mi casa. Ya sin más vueltas les relato mi historia!..


Este trabajo es super esclavista. No existen dias francos, ni domingos de descanzo y mucho menos faltas por parte medica.

En este solo trabajo tenemos muchas actividades por realizar.

Ser el cajero, atender panaderia, repositor, limpieza general y lo que más odio. Estar en el deposito de mercadería


Se preguntarán porqué no me agrada estar ahí verdad?.

Por lo siguiente.


Suele suceder que en tiempos de verano llega la mercadería y el deposito se llena de ratas, Ratas del tamaño de un perrito.

Imagínensen el asco e impresión que puede generar eso en alguien que tiene musofobia.

Sacando eso lo mas impresionante fue lo que sucedió hace 3 meses.


Dia viernes llegó la mercadería y como siempre yo tenía que ordenar las cajas y packs en el deposito para que no se mezclaran. Se reirían de mi si me hubieran visto treparme arriba de una mesa por ver una ratita bebé! Pero es que entro en panico y pierdo el control.


Despues de dejar todo super acomodado y que nada se mesclara me fuí de ese horrendo lugar.

Pasaron 5 días y del deposito empezó a salir un hedor nauseabundo. Como algo podrido! Era imposible si yo acomode todo bien y nada de lo que llegase a estar ahí se podría pudrir.


Baje las escaleras y era insoportable para un ser humano ese olor.

Me tape la nariz y subí de nuevo las escaleras.

Hablé con mi jefe que era Chino y por lo que llegue a entender dijo que a la noche se iba a fijar en el deposito.


Al día siguiente voy al deposito y no se sentía nada.

Solo perfume de piso! Me acerco al jefe y me dice que era una rata muerta la causante de ese olor insoportable.

Bueno, una rata menos jaja pero algo no me cuadraba..


Ese viernes siguiente llega más mercadería y como siempre la acomodé en orde y todo. Esta vez acompañado de mi jefe que quería ver lo nuevo que viene encargando hace una semana para su consumo personal.

Ya todo listo, todo okey me retiro del lugar..

Subiendo las escaleras el chino me silba y me hace señas para que me acerque otra vez..


Me contó que tiene parientes en todo el mundo y que hace poco tiempo le mandan mercadería fresca para que pruebe.

Me preguntó si se guardar un secreto y claro, le dije que si.

Abrió una de las cajar que le mandaron y contenía bebés muertos


Fín

3 de Diciembre de 2021 a las 13:12 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~