adriana-antequera1629170252 Adriana Antequera

El aquí y ahora de la vida de Tünde, se encontraba ligado inevitablemente a los hermanos Farkas. Dos hombres, tan diferentes como la noche y el día, tan opuestos como la oscuridad y el resplandor, contradictorios como la muerte y la vida. Dos espíritus, paradójicamente encadenados a ella, en un mismo destino ineludible. El ayer de ellos, era el suyo también y su presente no era otro, que la consecuencia de ese pasado, sumido en las circunstancias que atravesaron las fronteras de los hechos, marcando las huellas de su propia existencia, a través de los hilos invisibles de la memoria y el tiempo. Una rapsodia signada por palabras y silencios, verdades y mentiras, recuerdos y secretos. La ventura y la melancolía, entrelazadas en la historia de un amor que se negó a morir, a pesar de los presagios.


Romance Erótico Sólo para mayores de 18.

#novela #historica #novelahistorica #258 #novelaromantica
0
276 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

PRÓLOGO

«En los sueños y en el amor, no hay imposibles».

János Arany


El aquí y ahora de la vida de Tünde, se encontraba ligado inevitablemente a los hermanos Farkas. Dos hombres, tan diferentes como la noche y el día, tan opuestos como la oscuridad y el resplandor, contradictorios como la muerte y la vida. Dos espíritus, paradójicamente encadenados a ella, en un mismo destino ineludible. El ayer de ellos, era el suyo también y su presente no era otro, que la consecuencia de ese pasado, sumido en las circunstancias que atravesaron las fronteras de los hechos, marcando las huellas de su propia existencia, a través de los hilos invisibles de la memoria y el tiempo.

El ocaso se acercaba, mientras ella vagaba en sus pensamientos, deambulando con errantes pasos el estrecho camino cubierto con la alfombra que nace de las hojas secas del otoño. En medio de un pesado silencio que la abrumaba, el crujir de la hojarasca al contacto de sus pies la sosegaba, escoltándola como una presencia invisible, como si él siguiese a su lado y nunca hubiese desaparecido. La esperanza permanecía viva en su corazón y continuaba aguardando por su regreso, a pesar de que en ocasiones sentía que estaba a punto de perder la fe.

Acudió allí, persiguiendo con ansia el consuelo que le brindaba el viejo árbol, aquel que les pertenecía a ambos y que tan cuidadosamente, seguía mostrándose como testigo de los reflejos del pasado que los dos habían compartido.

Se cumplían tres años desde aquella promesa que seguía indeleble a pesar del tiempo. Un juramento que sellaba finalmente ese amor, cuya larga travesía se había originado inesperadamente más de una década atrás, sobreviviendo a la zozobra de la ausencia, dando paso a la fortuna del reencuentro y del renacimiento, para posteriormente, verse interrumpido por la incertidumbre.

Una rapsodia signada por palabras y silencios, verdades y mentiras, recuerdos y secretos. La ventura y la melancolía, entrelazadas en la historia de un amor que se negó a morir, a pesar de los presagios.

29 de Noviembre de 2021 a las 20:52 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo PARTE I KÉT CSÁRDÁS: CAPÍTULO 1

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 63 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas