paparazzip19 Gabriel Gutierrez

Las costumbres antiquísimas de la Navidad siguen siendo las mismas, pero ahora con más sábor.


Cuento Todo público.
Cuento corto
0
315 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

ARBOLITO NAVIDEÑO

-Mateo ¿Quién de los dos tiene ese escándalo? cantando que parecen más bien al gato Miau “maullando”


Jii..jii..jii..


-Abuelito yo no soy, ni tampoco tu gato Miau, él está durmiendo.


¡Ahh, entonces es el Max!


-Sí ese mismo abuelito, él quiere ingresar al coro de los aguinaldos y está practicando.


-Escúchalo en esta es la parte que tiene que cantar Max.


Cantemos, cantemos gloria al salvador

Feliz nochebuena, feliz nochebuena

Feliz nochebuena nos da el niño Dios


Cantemos, cantemos gloria al salvador

Feliz nochebuena, feliz nochebuena

Feliz nochebuena nos da el niño Dios


Tú eres la esperanza, tú, la caridad


Tú eres el consuelo de la humanidad


Tú eres la esperanza, tú, la caridad


Tú eres el consuelo de la humanidad


-Sí Mateo, válgame Dios, como desentona ese Max, yo me acuerdo cuando niño yo cantaba esa canción.


-Abuelito, esas tradiciones de nuestra Navidad vienen de muchos años atrás.


-Sí Mateo, se remontan varios siglos atrás, como está canción es de un autor anónimo, pero que perdura en el repertorio de aguinaldos y villancicos.


-Abuelo sabes por qué Max se quiere integrar al grupo de los aguinalderos.


-No Mateo, dime.


-Es que Max está enamorado de una de las niñitas y la única forma que encontró para estar cerca de ella es integrarse al grupo de los aguinalderos.


-Abuelito ¿Cuándo se empezó la tradición de los pesebres en las casas?


-Mateo, eso su fue hace muchos siglos atrás por allá en un pueblecito llamado Greccio en Italia, por el año de 1223, cuando San Francisco de Asís, sintió la necesidad de dar a conocer a los fieles lugareños de su parroquia el misterio del nacimiento de Jesús, se ideo un plan representar con una muchacha y un muchacho que hicieran de la Virgen María y José y hasta consiguió un niño recién nacido para el montaje de su obra teatral, además se buscó varios pastorcillos con muchas ovejitas, además de un buey y una mula que le prestaron y llevaron a una gruta a la salida del pueblo allá prepararon un escenario de un pesebre y a todos los que iban a estar en le representación de esa obra, ese día 24 en la mañana se quedaron allí en la gruta sin decirle a nadie lo que iban a hacer, esperando la señal para ir a tomar sus posiciones en la escena que había preparado.


¿Y qué paso después abuelito?


-Como era la costumbre de muchos años antes era celebrar la noche del 24 de diciembre una misa, en esta ocasión citó a todo el pueblo días antes que todos deberían concurrir a la celebración del 24 a la Ermita en la que les tenía una sorpresa, todos los habitantes y lugareños de la zona acudieron esa noche al escuchar el tono de arrebato de las campanas que los llamaban, unos fueron por la devoción de asistir a misa como era la tradición, muchos otros por la curiosidad además otros pensando había pasado algo ya que el toque de arrebato era la alarma de pueblo para concentrar a todos frente a las iglesias en esa época.


¿Y qué paso abuelo?


-Bueno todos los habitantes de la zona encontraron cerrada la Ermita ya estaban concentrados todos, se abre la puerta de la Ermita y sale San Francisco de Asís, se encarama sobre una mesa colocada al frente de la entrada y les grita:


¡Que vayan todos a la gruta a la salida del pueblo que la misa la iba a dar allá!


Todos fueron algunos refunfuñando que ese cura loco nos puso a caminar en esta fría noche al cerro, pero al llegar se encontraron con un nacimiento viviente la representación del misterio se develaba, allí San Francisco de Asís celebró la Santa Misa de Navidad.


-Después los siguientes años todos los habitantes de ese pueblo y pueblos vecinos querían recordar el evento y empezaron a representar en sus casas el nacimiento colocando un pesebre como lo conocemos hasta nuestros días para alegrar la sala de la casa donde vamos a celebrar la cena de la noche buena.


-Que bien abuelito, ¿Y lo del arbolito de la navidad, donde nos llega esa costumbre?


-Bueno Mateo, esto si se remontan a los inicios del cristianismo, sabes que los griegos y romanos conquistaron grandes territorios y llevaron su cultura a esa mundo conocido para la época y los romanos ya cristianizados llegaron a esos extensos territorios con la finalidad de propagar el cristianismo adoptaron muchas costumbres de esos pobladores evangelizándoles y convirtiéndolos al cristianismo al final del año en esos pueblos celebraban muchas festividades digamos paganas a sus dioses tradicionales del término de una estación y cosechas, pero ya con el cristianismo estas tradiciones se fueron cambiando a las cristianas es como la celebración del nacimiento de Frey, el dios del Sol y la fertilidad, los antiguos pobladores nórdicos de esos territorios, adornaban un árbol en la fecha próxima a la Navidad cristiana de la actualidad.


Este árbol simbolizaba para ellos “El árbol del Universo”, al que llamaban Yggdrasil, en cuya copa se hallaba Asgard (la morada de los dioses) y el Valhalla (el palacio de Odín); y en las raíces más profundas estaba Helheim (el reino de los muertos) ya con la evangelización esos pueblos ya conversos tomaron la idea del árbol para celebrar el nacimiento de Jesús.


-Ya en lo que era la edad media, los vikingos que estuvieron el Europa llevaron el cristianismo a los países nórdicos y es de allí que San Bonifacio, vivió entre el 680 al 754 d.C. fue un evangelizador de Alemania, un día tomó un hacha y cortó un árbol de Pino de aromosa fragancia y lo colocó en la iglesia simbolizó el amor de Dios, adornándolo con manzanas y velas.


-Abuelo yo sé porque escogió un pino.


-No dime Max.


-Sencillamente esa gente por esa época de invierno con el frío como que no se bañaban sino una vez al año esa iglesia debería estar pestilente por los fieles que asistían todos apiñados en sus asientos, esos franchutes y alemanes con el olor del pino refrescaba el ambiente.


-Ya te habías tardado tú Max con salir con unas de tus ocurrencias


¿Y no estabas cantando?


-No ya termine de ensayar abuelo, pero sigue con el cuento del arbolito de navidad.


-Bueno Max y Mateo, según San Bonifacio, las manzanas simbolizaban el pecado original y las tentaciones, mientras que las velas representaban la luz de Jesucristo como luz del mundo.


-Mucho tiempo después los personas empezaron a cortar pinos y colocarlos en la sala de sus casas con la finalidad de que olieran mucho mejor y lo adornaron como lo había hecho San Bonifacio, además para incentivar a los niños que se portaran bien durante el año, empezaron con dejarle regalitos el 24 de diciembre al pie de los pesebres y arbolitos, como tradición que continua hasta nuestros días.


-Abuelo, pero ahora en nuestros tiempos no colocamos manzanas ni velas encendidas ahora tenemos muchos tipos de adornos muy bonitos que le colocan al pino con luces multicolores al arbolito y pesebres.


-Abuelo ¿Y como es el cuento de San Nicolás, Santa Claus, Papa Noel y el Viejito Pascuero como le dicen los chilenos?


-Sí abuelito ¿Cuéntanos sobre el viejito vestido de rojo con barba blanca y tremenda barrigota?


-Bueno Max y Mateo, se llamaba San Nicolás de Bari o también fue conocido como San Nicolás de Mira, era un obispo cristiano que vivió por allá en el siglo IV, nacido en Patara, Turquía el día 15 de marzo de 270 d.C. y fallecido el día 06 de diciembre el 343 d.C. en Mira Turquía, tiene dos fechas de su celebración el 06 de diciembre cuando falleció y el 19 de diciembre es venerado como santo por la iglesia católica, iglesia ortodoxa, iglesia anglicana y la iglesia copta ortodoxa.


-Saben que a San Nicolás, le tocaba hacer grandes recorridos por toda la región digamos que de su parroquia como en la época de fin de año es el invierno en el hemisferio norte pues hay mucho frío y nieve tenía que utilizar trineos tirados por caballos cuando iba bastante al norte eran renos que se desplazaban mejor en la nieve, vestía un grueso traje rojo con rebordes blancos para ser distinguido como un obispo y llevaba en sus viajes sacos con caramelos, dulces y regalitos que repartía a los niños cuando llegaba a esos remotos lugares a predicar la palabra de Dios, se volvió una costumbre entre esas personas que para el 24 de diciembre de colocarles dulces, caramelos y regalitos a los niños al pie de los pesebres y el árbol navideño, diciendoles que en la noche cuando los niños dormían San Nicolás había pasado y les había traído a los niños buenos sus obsequios por portarse muy bien durante el año.


-Abuelo, mira encontré por Internet un aviso de trabajo de Venezuela que dice “Se busca personas para hacer de San Nicolás”.


-Ahh muy bien Max, iría mucha gente.


-No que va abuelo, nadie quiere ese trabajo llamándose Nicolás y menos vestidos de rojo además están todos flacos y no están barrigones.


Jii..jii..jii..


-Otra vez tu Max, con tus ocurrencias, ¿Dime ya sé porque quieres ir al coro de los aguinalderos?


-Sí ya sé quién te conto ese chisme, ese fue el Mateo, te voy a sonar oíste Mateo.


-Oíste Abuelito Max, me quiere pegar.


-Bueno no peleen que todavía falta más cuentos y se saben el de los Tres Reyes Magos que llegaron a Belén desde el Lejano Oriente.


-Sí abuelito, vinieron Melchor, Gaspar y Baltazar a adorar al Niño Dios y le trajeron oro, incienso y mirra como ofrendas.


-Pues en las tradiciones españolas nos llegó esta celebración que se realiza del 06 de enero para festejar el nacimiento de Jesús.


Rinng, rinng, rinng, rinnng


-Atiende el teléfono Mateo, están llamando a ver ¿Quién es?


-Voy corriendo abuelito, Aló buenas noches con quién hablo.


-Sí como no, ya se lo llamo.


-Max, tienes una llamada telefónica de una chica con voz muy dulce y melodiosa que dice llamarse María la cantante del coro.


-Voy corriendo Mateo, abuelo permisito para pasarrrrr…


-Aló, aló, aló, hola, no se oye nada, alóooo.


Jii..jii..jii..


-Max, ¡Cayó por inocente abuelito!


-Ahora si Mateo, te voy a sonar.


-Bueno no peleen faltaba esta tradición de los Santos Inocentes, ya te la sabes Max, sí pero no, me hicieron caer en una inocentada los dos.


-Bueno Max y Mateo, les voy a contar que para el día 28 de diciembre en el año del nacimiento de Jesús, es la conmemoración de un triste episodio del cristianismo, fue la matanza de niños menores de dos años en la época del rey Herodes I conocido como El Grande, este funesto rey había interrogado a Melchor, Gaspar y Baltazar los tres reyes magos que llegaron a Nazaret y estos les dijeron que venían a adorar el futuro rey del mundo que nacería en Belén, por lo que Herodes entró en cólera disimulando su ira, pero no les dijo nada a los reyes magos indicando que cuando regresaran pasaran por su palacio para saber la dirección e ir el adorar el nuevo Rey.


-Los tres reyes magos entraron en la sospecha que algo malo tramaba Herodes, luego de adorar al Niño Dios, se fueron rapidito a sus tierras por otros caminos sin decirle nada a Herodes.


-Este encolerizado ordenó la matanza de los niños menores de dos años, unos santos inocentes el 28 de diciembre.


-Y desde allí según las tradiciones españolas se acostumbró a hacer chazas a los amigos inventando algunas historias falsas para que se leas crean antes se trasmitía de manera personales cuentos de boca en boca como se difundía.


-Abuelo, así como la Radio Bemba luego por la prensa los periodistas inventaban cada historia insólita para a hacer caer por inocentes a los lectores del periódico ahora es por las redes sociales, siempre inventan algo para hacer creer a la gente algo fantástico y al final del escrito sale en una leyenda una nota en letra muy chiquita que dice:


¡Caíste por inocente!


-Listo Mateo estas son las costumbres navideñas que recuerdo.


-Y a las amigas vecinas de Terrazas, esperamos sus especialidades culinarias para vender en el stand de la iglesia, a fin de recaudar fondos para la parroquia.


-Eso abuelito, vamos a ir con la abuelita, a ver a Max en el coro los días 02, 03, 04 y 05 de diciembre cantando con lo aguinalderos en la Caminería de Terrazas del Ávila aquí en Caracas, ya eso se va a saber por Internet.


-Y tu Max, ya afinaste el gañote


-Listo abuelo, bien afinado y los dos camiones de Food Truck están lavados, desinfectados y listos con la comida e ingredientes que se van a cocinar para las ventas de esos días.


-Abuelo Mateo y tú, se va a encargar de las ventas mientras yo canto.


-Tu abuelo, con el camión de las pizzas.


-Y Mateo con el camión de la comida mexicana


¡Okey!


-Listo Max.


¡Y a la orden patroncito como dijo Cantinflas..!

27 de Noviembre de 2021 a las 02:50 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Continuará…

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~