-gabrielafarfan11 G F

¡es momento de invertir! y no hablo solo de los negocios, eso ya es indispensable. hablo de la inversión de tu vida. escríbenos ya e involucrate en el maravilloso mundo del comercio, únete a este grupo de inversionista que te ayudaran a crear tu propio imperio, de forma segura y profesional. para mas información, escríbenos al siguiente correo: [email protected] termino de leer el folleto que me entrego una de las chicas que estudiaba conmigo, la cual esta en la misma situación que yo. -¿es confiable?- le pregunto y ella inmediatamente sonríe y me confirma. -si, por supuesto, yo iré la semana que viene a la entrevista, seria genial ¡anímate!- me da unos golpecitos en el hombro y se va. no estaría mal intentar.


Romance Romance adulto joven Todo público. © Historia registrada

#amor-negocios-escueladenegocios-socios-competencias-famailia-confianza-propuestas
1
20 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

capitulo 1

El mundo está lleno de imposibilidades.

Pero claro, tú eres el que vuelve las imposibilidades en posibilidades, con las acciones.

Pongamos un ejemplo:

Necesitas un trabajo urgentemente y de repente te sale una oferta de trabajo muy buena, con un salario aceptable, y además te dan buenos beneficios.

Dios bendiga tu suerte

Excelente ¿no? Yo aceptaría sin titubear.

Pero...

¿Por qué siempre hay un pero?

En el momento de la entrevista te hacen la pregunta maldita.

Aquella pregunta que te vuelve las posibilidades en imposibilidades, pierdes la fe en un santiamén.

― Bien señorita Linares ¿tiene usted experiencia en este campo? ¿Ha trabajado con esto alguna vez?
Inmediatamente la sonrisa se esfuma de mi rostro al escuchar la pregunta, y las esperanza se mueren junto con mi fe.

Díganme que no soy la única a la que se le jode todo al escuchar esta pregunta.

Es la quinta vez, ¡LA QUINTA!


― la verdad es que... no, señor, no he tenido experiencia laboral aun― hablo nerviosa, sin embargo trato que mi voz no suene afectada y mantengo mi posición firme― pero le aseguro que me esforzare, he estudiado esto lo suficiente y en cuanto a estrategias no se preocupara, e incluso he ido a muchas conferencias, no se arrepentirá.

Vamos, tiene que funcionar.

―señorita linares, en este negocio el vital la experiencia laboral, por lo tanto es necesario que usted haya trabajado alguna vez con esto. Recuerde que la práctica hace al maestro, sabe bien lo que digo, la teoría no serviría de nada si no se ha probado y puesto en práctica.

Bien, ya, ahora si, estoy harta.

― Pero señor, no estudie siete años esta carrera para nada, se supone que al terminarla y graduarme tendría la experiencia necesaria para trabajar en este negocio, ¿sabe a cuantas entrevistas he asistido y me han hecho la misma pregunta? Esta es la quinta vez, y en todas me han subestimado y rechazado solo por no tener experiencia previa, sin embargo ignoran la preparación profesional que he logrado, ¿cree usted que es justo? Que me haya esforzado arduamente siete años de carrera, siete años de angustias, porque le aseguro que esos siete años no fueron los más alegres de mi vida. ¿Y que ahora me suceda esto? No, definitivamente no es JUSTO.

Ufs me desahogue, pero era necesario.
Ya, ahora si estoy completamente segura que no me contrataran esta vez, me pase de inmadura.

― señorita, le sugiero que se calme por favor, entiendo su insatisfacción con las reglas de la empresa, pero es absolutamente indispensable que usted y todos los aspirantes a entrar, cumplan con este requisito. No obstante admito que tiene razón, pocos están capacitados profesionalmente como usted, pero esos pocos que no tienen una carrera universitaria tienen años de experiencia porque tienen un negocio y la práctica les ha enseñado lo suficiente como para crear un imperio. No la juzgo, entiendo que puede estar teóricamente capacitada para este negocio, pero nunca hemos contratado a alguien sin que este requisito este completo, lo siento.

―entiendo... ¿puedo irme ya?

―si señorita. Lo lamento mucho, pero son las reglas. Yo solo soy el que se encarga de las entrevistas, y veo perfectamente que usted está capacitada para este negocio, solo que le hace falta la parte más importante.

―supongo que no tuve eso en cuenta― le ofrezco una pequeña sonrisa― y no se preocupe, entiendo que usted solo recibe órdenes, gracias igual, que tenga buen día.

Me levanto de la silla y camino hacia la puerta y al tocar la perilla el chico vuelve a hablar.

―señorita linares, le planteare al gerente su problema y tomare el riesgo de que la empresa innove en ese aspecto, y será contratada, se lo aseguro. Solo espere mi llamada.

24 de Noviembre de 2021 a las 14:52 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Capitulo 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión