yonto26 rafael lozada

En un pueblo no muy lejano, la leyenda de una paloma que causaba muchos estragos recorría todo el pais.


Humor Todo público.
Cuento corto
0
17 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

La Paloma Quema Maíz

I

En un pueblo perdido de esta vasta región

Una misteriosa leyenda cuenta que allí aconteció.

Pedro el sembrador, cuenta con tristeza,

Que una tarde después de la jornada,

Se posó en el sembradío de maíz un ave con mucha rareza;

Haciendo caso omiso continúo con sus labores

Sin despegar los ojos de aquella ave

Que sin moverse de aquel lugar despertó sus temores.

A la mañana siguiente sin cansancio o demora

Despertó don pedro al trabajo con una energía arrolladora.

Y al mirar sus sembradíos quedó sin palabras

Todo estaba quemado en una escena macabra.

Que desastre, que tragedia a don pedro le acontecía

Pues un día antes el crédito bancario expiraría,

Dejando al pobre don Pedro absuelto de aquella deuda,

El banco no tuvo más remedio que saldar la Querella.

La policía hizo su reporte con gran algarabía,

La paloma quema maíz, la cosecha arruinaría.

Todos comentaban, todos lo sabían

Aquella ave sombría muchos estragos ocasionaba

Pues de allí en adelante muchas historias ya se contaban.

II

Don Toribio el alcalde también conto su historia,

Una noche al lado de su contador las horas eran transitorias

Vio claramente como la paloma se posó en su ventana

Y recodando la leyenda creyó que solo era una fábula vana

Continuase entonces con sus cuentas,

Que de aquella ave no temiese en tormentas.

Pero al quedarse dormidos y un profundo sueño

Aquella paloma de todo aquello se volvió su dueño y

Al comenzar el alba de la siguiente mañana

Toda la oficina parecía una gran maraña,

Papeles quemados en un gran desorden,

Llamaron a la policía para que el problema aborde.

Determinando sin categoría que todo estaba acabado

Y la rendición de cuenta que en unos días tenían pautado

Quedo suspendida lamentablemente para el siguiente año.

Todos comentaban, todos se asustaban ante este misterio

Pues había incertidumbre y un solo criterio

La paloma quema maíz, se había vuelto un asunto serio.

III

Doña Rita a los días comentó asustada,

Que sin saberlo de aquella paloma quedo preñada,

Todos los vecinos fueron sin demora

Para escuchar el triste argumento de aquella pobre señora.

Una tarde cuando Jacinto su esposo al trabajo ya se iba

Pues era vigilante en una gran compañía,

La mujer descansaba sola en su habitación

Cuando de pronto miró con atención

Que un ave extraña se posaba en su ventana,

Sin temor alguno no creyó en aquella leyenda

Y continúo descansando tranquila en su vivienda;

Sin embargo cayó en un profundo letargo

Y la paloma astuta logró su encargo,

Siendo la pobre Rita inocente de aquella acción

Terminó cansada y con mucha conmoción.

Don Jacinto que escuchaba muy atento

Espero que finalizara para dar su argumento,

Dejando saber que ya estaba resignado

Criaremos a un niño que seguro seria blanco;

Por hacer mención al color del plumaje de la paloma

Don Jacinto dijo su mensaje sin rencor que lo carcoma.

Rápidamente doña Rita salto al encuentro

Y con voz muy clara dijo lo que llevaba dentro:

Recordando muy bien lo que sucedió aquel día infernal

Hago Memoria muy bien el color del animal,

No era blanco como mi querido esposo decía

Más bien era más obscuro el tono de aquella bravía

Con el pico muy grande y negras las plumas tenía.

Será entonces de tez morena el color de la cría.

IV

Otro terrible misterio pasó en el patio del convento

Unas monjas con vergüenza contaron su triste cuento.

Una tarde mientras charlaban alegremente

Percibieron una brisa que les llamo la atención de repente,

Entonces observaron con mucha premura

Que eran cuatro las palomas que venían en la altura,

Llegaron ligeramente y se posaron en el muro

Sin embargo ellas continuaron sin ningún apuro.

Al pasar los minutos vieron con atención

Que las cuatro aves las atacaron sin ninguna precaución

Quedando muy agotadas y con un extraño olor a licor

Contaron las monjitas su historia con mucho dolor.

El padre del convento que escuchaba el argumento

Salto muy rápido para contar también su cuento,

Relatando que esa misma noche mientras

oraba con la madre superiora

Vio cómo se posaba un ave en su ventana sin demora,

Sin darle importancia continuaron con su faena

Pensaron que solo eran mitos de la gente ajena.

Pero lanzó un fuerte viento aquella ave harpía

Dejándolos sin ropas y con todo aquello arrasaría.

Terminaron desnudos y confundidos de aquel calvario

Despertando sudorosos dentro del confesionario.

En todos lados se multiplicaban historias

Que contaban las personas con mucha euforia,

Y por todas partes del pueblo entero

los relatos se contaban con mucho esmero,

Y haciendo de las suyas en todo el país

Así quedaría la paloma quema maíz.

22 de Noviembre de 2021 a las 01:42 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Continuará…

Conoce al autor

rafael lozada La versatilidad de mi pluma va de la mano de la libertad de mi pensamiento, para expresar los acontecimientos mas resaltantes de estos nuevos tiempos destacando siempre las mas profundas inspiraciones del alma.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~