egfregeac E Fregeac

Otra historia basada en una tarde paseando por la costanera de Buenos Aires


Fantasía Todo público.

#argentina #pesca
Cuento corto
0
14.4mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El hombre que vive en la toma de agua

El año pasado estuve toda una tarde en la costanera sacando fotos a las cosas que me llamaban la atención. Era pleno invierno. Las diferentes escalas de grises que conformaban las nubes y el violento oleaje del río daban como resultado un paisaje extrañamente pacifico. Caminé desde el club de pescadores hasta casi llegar a la entrada del parque de la memoria. Mí intención era entrar ahí para sacar más fotos pero me detuve al notar algo. Durante ese trayecto vi tres tomas de agua, de las que se asoman entre la marea y que parecen pequeñas casas. Fue la última la que me impidió seguir mí camino. En comparación a las otras, la apariencia de esta era bastante particular: construida con ladrillos en vez de madera y con una especie de terraza con pasto en la parte superior. Queriendo ver con mayor detalle esa porción de vegetación terrestre en medio del agua, tomé mí cámara e hice zoom lo máximo que pude. Grande fue mí sorpresa al notar que detrás del pedazo de cemento que se erguía en el centro, había un banco como el de una plaza. Y encima de el, un libro. Trate de hacer memoria sobre las cosas que había leído, visto y/o escuchado acerca de tomas de agua para explicar las presencia de ese banco y libro. ¿Eran visitadas con regularidad por algún personal? Me pregunté, pero no pude encontrar respuesta. Debí haberme quedado bastante tiempo mirando a través del visor de la cámara porque alguien a mí derecha dijo:

- - No sabía que habían instalado una estatua nueva en el paseo.

Saliendo de trance vi la fuente de la voz: un viejo vestido con un rompevientos y gorra. En sus manos llevaba una caña de pescar. Hace un rato ya se debía de haber instalado pero no me había dado cuenta para nada.

- Me reí como forma de respuesta y guarde la cámara predispuesto a ir de una vez por todas hacia el parque. Pero la gruesa voz del viejo me volvió a llamar.

- -¿Estabas viendo al náufrago?

- -¿A quién?

- El viejo me miró y luego volvió su vista hacia la casita de ladrillos. Negó con la cabeza y me comenzó a explicar:

- -Veo que todavía no salió. Mira, algunas personas te van a decir que él no sale los días nublados pero eso es mentira. Días así son con los que el náufrago decide irse arriba por un rato, porque no hay mucha gente que lo pueda llegar a ver.

Confundido pero también fascinado lo interrumpi:

- -Pero, ¿Como hizo para llegar ahí?

- -Hace ya varios años un hombre indeciso se embarcó en su bote y salió a navegar. Fue esa indecisión que se apoderaba de el que lo llevó a perderse en el río. Años más tarde de alguna manera milagrosa logro encontrar el camino de regreso a casa, pero la indecisión lo volvió a atacar. Verás, en el tiempo que estuvo ausente varias cosas cambiaron aquí en tierra y él a su vez había encontrado paz en la soledad que experimentó al estar navegando. No sabía qué hacer, hasta que vio esa toma de agua como potencial hogar y se adueñó de ella. Esta en el medio entre el agua y la tierra, perfecto porque así no tendría que tomar una desición. Y es hasta el día de hoy que vive ahí, ocasionalmente visitándonos para comprar víveres pero nada más.

Y con eso el viejo dio por terminado su relato y también la charla para poder enfrascarse en su pesca. Sin darle muchas más vueltas seguí caminando y fui al parque. Saque alguna que otra foto pero la única que realmente me importó de ese día fue la última. En la que desde otro ángulo de la toma de agua, ya no se podía ver ningún libro sobre el banco de la terraza. 

2 de Junio de 2017 a las 01:25 0 Reporte Insertar Seguir historia
2
Fin

Conoce al autor

E Fregeac Subo cuentos o lo que salga cuando hay inspiración. Mucho de lo que escribo esta inspirado en pensamientos ,sueños o cosas que viví. Actualmente estoy estudiando, así que con suerte algún día edite las cosas que publique para estén un poco mejor escritas. Gracias por leer!!

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~