patypixie Patricia Pixie

A pesar de ser una talentosa bailarina, nadie puede ver a Marie. ¿Por qué?


Cuento No para niños menores de 13.

#muerte #fantasma #bailarina #espiritu #InkspiradosChallenge
Cuento corto
5
496 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Siempre...

Después de la vida...

I

El teatro se encontraba completamente abarrotado. Apenas terminó la función, el público estalló en aplausos mientras los bailarines agradecían a los presentes el haber asistido. Marie había brillado esa noche como una auténtica estrella. Incluso habían venido periodistas del extranjero para hacer crónicas acerca del primer papel estelar de la joven. "Bravo" "Es una estrella en ascenso" "Así bailan los ángeles", eran algunas de las cosas que ella escuchó murmuraban a su paso. Y ella no pudo evitar que una sonrisa se dibujara en su afilado rostro. ¿Cómo no iba a estar felíz? Había pasado días enteros ensayando noche y día para hacer su mejor papel. Casi nadie en la compañía de danza había pensado que ella era una buena candidata para un papel principal, y por eso mismo, ella se había determinado a probar que se equivocaban. Y lo había logrado. Se dirigió a toda prisa hacia su camerino, donde su novio había acordado esperarla al terminar la función para felicitarla. Y allí lo vió. El muy desgraciado tenía sus manos y manos sobre una de las bailarinas novatas. Una pobre flacucha que, al parecer, su único talento era saber cómo seducir hombres. Marie quiso gritar en ese instante, pero ningún ruído salió de su garganta. Sabía que estaba a punto de llorar y no iba a permitir que la vieran así. Con el cuerpo temblando, se encerró en el camerino. Se miró al espejo. Parecía, en verdad, una estatua de porcelana con el maquillaje de cisne que traía en su rostro. ¡Y aún así el idiota se había atrevido a hacerle algo tan atroz! Tenía que darle una buena lección a ese infelíz; una lección que jamás pudiera olvidar aunque lo intentara...Esa botella vacía de vino que estaba junto al tocador del camerino, le había dado una idea genial. La chica la tomó entre sus manos y se dirigió a toda prisa hacia donde había visto a ese par de traidores...

II

A veces lo único que necesitan los diarios para levantar sus ventas un poco es algo de sangre. Y a veces, lo único que necesita un corazón celoso para poderse calmar un poco, es dejar salir de cualquier forma algo del dolor que lo perfora. Marie había conseguido ambas cosas en la misma noche de su estelar debut. Aunque ya no tuvo tiempo de disfrutar lo que hizo. Ella jamás se habría imaginado que el tonto que tenía por novio hubiera resultado ágil para esquivar golpes. Marie tampoco se habría imaginado que la muerte fuera algo así como simplemente cerrar los ojos y cuando los abres, ver tu cuerpo mortal desde lejos. Como una escena de una película de horror europea. Lo que más le dolió fué el llanto de su familia, sobre todo de su hermanita menor. Le habría gustado tener oportunidad de hablar con ellos una última vez, simplemente para que no se llevaran la idea de que ella había sido una melancólica suicida, como la hicieron parecer los diarios. Pero ahora, ya era muy tarde como para querer dar explicaciones o intentar remediar lo ocurrido. Un segundo de enojo, había sellado su destino para toda la eternidad. Intentó gritar una y mil veces, pero nadie la escuchaba. Un error la había condenado. Inútil resultaba llorar.

III

Era una noche límpida. Ni una nube en el cielo nocturno se atrevía a empañar la aventura de tres amigos deseosos de llevarles a sus seguidores de redes sociales la historia más terrorífica de Halloween. Y para ello, se encontraban en el sitio correcto. Por todos los habitantes de Jardines del Mar, era conocida la leyenda del Teatro Marie Komme. Todos los que por alguna razón había pasado alguna cantidad de tiempo por la zona sabían la historia de la bailarina maldita que se les aparecía a los que por algún motivo, visitaban el teatro abandonado.

Tan famosa era la historia, que no tardó en llegar a los oídos de los tres encargados del canal de videos: "Nightime Stories" Al instante ellos supieron que tenían que ir al sitio de la leyenda para hacer un video sobre la misma.

—¡Hola, chicos!—sonrió ante la cámara Raúl, el más alto de los tres chicos—Estamos aquí, en el teatro Marie Komme para ver si es verdad o no la famosa leyenda de la bailarina fantasma—

Sus otros dos compañeros; Josué, el más bajito y León, el que se encontraba cargando la cámara, lo acompañaron a cada instante. Los tres jóvenes se notaban ligeramente nerviosos. ¿Y cómo no estarlo? El teatro todavía conservaba mucha de su elegancia original, visible en las esculturas que decoraban su interior y en las butacas que seguían en pie. Sin embargo, el polvo que se había apoderado del lugar y los grafitis realizados por jóvenes vándalos, le deban al teatro una apariencia decadente, con un cierto aire siniestro.

—Vamos a recorrer este teatro—prosiguió Raúl tras una pausa— Y tal vez, con suerte, veamos a alguno de los espectros que pululan por aquí.

Los muchachos continuaron su recorrido por el teatro, dándose tiempo para hacer algunas bromas y empujarse entre ellos. Esperaron escuchar algún ruido extraño o ver una sombra moverse. Nada. Sólo el lejano sonido de la madera crujiendo.

—¡Qué reverendo fraude!—murmuró León entre dientes—La gente ya no sabe qué cosas inventar.

Josué estaba a punto de abrir la boca, cuando de pronto sintió la penetrante mirada de algo o alguien que lo observaba. Vió de reojo una ágil figurita pasar junto a él. El chico de cabellera rizada se encogió de hombros, pensando que seguramente se estaba sugestionando.

Justo antes de abandonar el sitio con sus amigos, el joven pareció escuchar una dulce risita justo detrás de él. Nada. Se encogió de hombros, y salió del teatro.

Al verlo partir, entre las sombras una criatura dejó escapar un suspiro cargado de melancolía. Por un instante pensó en perseguir a ese muchacho, que tanto se parecía al muchacho que le había robado la razón en vida. Pero desistió casi al instante. El chico todavía tenía varios motivos para vivir. Mientras tanto, ella seguiría bailando entre las sombras, hasta que llegara un corazón que no le temiera al infierno con tal de tocarla.


4 de Noviembre de 2021 a las 18:05 3 Reporte Insertar Seguir historia
5
Fin

Conoce al autor

Patricia Pixie Poesía y microrrelatos son mis pequeños grandes placeres a la hora de escribir.

Comenta algo

Publica!
Jonathan Sanchez Jonathan Sanchez
¡Me encantó la estructura que le diste Paty, te felicito! ✪
November 25, 2021, 02:12
Dece Scott Dece Scott
Felicitaciones!!!
November 16, 2021, 15:43
~trzp~ ~trzp~
wow...¡Excelente! ¡Me encanto!
November 07, 2021, 20:14
~