literariasel Siboleth Lu

No se cómo eres ni en donde estés, me gustaría contarte las cosas que pasan en mi vida, todo eso que no sabes de mí. No tenerte conmigo me enseño cosas de golpe. Espero que el día que nos encontremos pueda mostrarte esto que hice para ti, pueda abrazarte y decirte ¡mamá!


Historias de vida Todo público.

#aceptación #abandono #338 #mamá
1
217 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 15 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Conciencia

Mamá:

Me hubiese gustado hacer esto mucho antes, quizá así las cosas serían más fáciles. En estos días te he tenido muy presente, pienso mucho en ti, en por qué las cosas fueron como fueron, estaba molesta contigo, reclamándote.

Me hiciste falta mami, me dejaste con personas que no me querían, no se descifrar si alguno de ellos me llegó a apreciar realmente, hay cosas que no puedo diferenciar.

Se que cada quien da lo que tiene en su corazón, que nadie puede dar lo que no es, se que a ellos no les enseñaron a amar, sufren quizá al igual que yo. Me es necesario perdonarlos y, seguir manteniéndolos lejos de mi vida.

Estoy trabajando para ya no estar molesta contigo y aceptando que las cosas son como son, ya no quiero luchar contra esto, quiero soltar y que ambas seamos libres el resto de vida que tengamos, no estás en deuda conmigo, ni yo contigo, tomo la vida que me diste al precio que nos toco pagar. Gracias por dejarme vivir.


De repente quisiera encontrarte y preguntarte tantas cosas, en silencio pienso: “déjate encontrar mamá, déjame verte, me gustaría saber si tus ojos son como los míos” y en otros tantos, pienso que las cosas ya son como son. ¿Sabes? En eso nos parecemos, yo también he dejado cosas y no he vuelto a mirar atrás nunca más.


Déjate encontrar, así podre estar en paz.


Con cariño, tu hija Liliana.

5 de Noviembre de 2021 a las 16:42 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo Preguntas

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión