¡Actualiza ahora! ¡Tenemos una NUEVA app para Android! Descárgala ahora mismo en Google Play Store. Leer más.
roma-sanchez-gil Roma Sanchez Gil

Alguien dijo: elegirás lo que quieres pero nunca elegirás lo que deseas. Un día sin imaginárselo, cambiaria la vida de Marta para siempre, vivía pero no sentía con la intensidad que necesitaba, ese día conoció a alguien que le haría volver a estar viva. Encontró su alma gemela.


Romance Erótico Sólo para mayores de 18.

#novela-erotica #novela-contemporanea #lectura-amena
0
91 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 15 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Marta



Marta era una mujer de costumbres clásicas, comenzó a salir con un chico 5 años mayor que ella allá por los 90, diez años de noviazgo que acabarían en boda. Veinte años con el mismo hombre, el padre de sus hijos y compañero en casa y en el trabajo. Para ella todo estaba bien, compartía la vida en común, cada uno se ocupaba de unas tareas en el hogar y los hijos.

Marta nunca miró a otro hombre con ojos lascivos ni de deseo, amaba a a su marido a pesar de sus defectos. Ella sentía que estaba unida a él de una forma tal, que ese vinculo era inviolable, no se podía romper de ninguna manera. Su educación, sus principios y todo los que tenían en común , eran motivos suficientes para no dejarle, miraba alrededor suyo y veía como muchas de sus amigas y mujeres que había conocido, habían tomado una decisión, la decisión de separarse.

Ella era una mujer familiar y le encantaban los niños, también era una mujer con mucha fuerza y hasta en los peores momentos tenía una sonrisa.

Mario, su marido, era un hombre de carácter pero con un gran corazón, él la adoraba, la amaba con locura, pero como todos los hombres, pensaba primero en él y después en lo demás.

Marta era una mujer muy emprendedora y creativa, en su día decidió no trabajar para nadie por que quería cuidar a sus hijos, por eso cuando se quedó embarazada de su hijo mayor , no podía estar sin trabajar y contactó con una empresa que se dedicaba a inversiones, cosa que no entendía y le parecía muy complicada pero con su esfuerzo y tesón, logró comprender el sistema. En esa época surgió la criptomoneda, término que casi nadie conocía , pero Marta rápidamente logró ponerse al día.

La empresa para la que trabajaba era norteamericana, Brókerstation , era su nombre. Tuvo que estudiar ingles a toda marcha, cosa que odiaba, los idiomas nunca le gustaron, pero era imprescindible para su trabajo.

Ella se dedicaba a captar clientes para invertir, y gracias a sus dotes comerciales , empatía y su voz, sí, su voz, una voz embaucadora, dulce y convincente, rápidamente logró conseguir una buena cartera de clientes. De esta manera todos los meses entraba en su cuenta una media de 1500, 2000€ pero eso era el principio.

Marta era morena, de melena ondulada, ojos oscuros, labios carnosos, y piel cetrina. Era una mujer de poca cintura, cadera ancha , muslos apretados, pecho de tamaño normal, cuello estilizado. Andaba con los pies hacia afuera, seguramente sería por todos los años que practico danza.






28 de Noviembre de 2021 a las 08:37 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo El chico del coche amarillo

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 5 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas