Cuento corto
1
19 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Video viral

Un nuevo reto apareció entre los jóvenes. Pero no era un reto como los de Ice Bucket Challenge o alguno más actual sacado de tik-tok. Era un reto mucho más siniestro que el de blue whale y mucho más sencillo de entender por cuanto que lo único que se debe hacer es terminar de ver un video de diez minutos.

No parece la gran cosa, no parece un reto, no parece algo difícil ¿verdad?. Pues te equivocas. Regina Shelly, exitosa youtuber, con más de dos y medio millón de suscriptores en su canal principal (RegIsHell) fue de las primeras en caer en el reto. Lo presentó en un típico video-reaction en vivo. Colocó su webcam enfocando su rostro, se sentó frente al ordenador y empezó a buscar el video del que había oído hablar cuyo título rezaba: "Can u see me until end?". Regina tardo en encontrarlo y al hacerlo no dudó un instante y se lanzó a verlo.

Ningún suscriptor supo de que se trataba aquel video, no tuvieron tiempo de preguntarle y ella no tuvo el tiempo de responder tampoco, porque apenas llegaron al segundo 30 ella se quedo embobada viendo la pantalla y no desvió su mirada más nunca.

Los followers preguntaron que veía, por poco estallaban sus teclados para obtener una respuesta, pero nada, Regina nunca volvió a prestar atención a nada más que al video, así fueron los 10 minutos del directo. Sobra decir que tan distraída estaba la tipa que no permitió que sus casi 300 mil viewers de aquel día, compartieran lo que ella estaba viendo. La youtuber de 24 años se levantó y terminó el directo sin despedirse, sin decir una sola palabra, solo apago la webcam y todo fue silencio.

Pasaron tres semanas sin noticias de RegIsHell. Los fans desconcertados buscaron pistas sobre su paradero, llegando al punto de contactar con las autoridades de la localidad de Regina para que les brindaran algo de información. Ya te estarás imaginando que fue lo que sucedió con ella.

La pobre Regina había cometido suicidio. Un suicidio de lo más extraño. No dejo notas, no dejo pistas, solo tomo una cuerda, se la puso en el cuello y se sofocó lentamente hasta morir.

Esto último hizo reventar internet. Foros, redes sociales y demás sitios web, anunciaron que Regina, querida Youtuber de la comunidad, se había suicidado. Esto, lejos de generar algo de temor o rechazo a lo sucedido, encendió las alarmas y sus fans, y no tan fans, se arrojaron de lleno a buscar aquel video que precedió a su muerte, encontrando y haciendo tendencia en Youtube a Can u see me until end?.

Las tendencias son dinero, y Youtube lo sabe bien, por mucho rato dejo que sus usuarios fueran felices y buscaran y vieran el video. Permitió absolutamente todo lo que una tendencia conlleva, videos de reacciones, directos, memes, parodias, copias y un largo etcétera que se te puede ocurrir. Pero poco o nada sabía Youtube en ese momento, fue cuando la cantidad de views diarias comenzó a bajar que los administradores de la plataforma se percataron de que algo siniestro sucedía entre sus servidores.

Luego de eso la avalancha de suicidios fue en un aumento degeneradamente exponencial y las noticias mas insidiosas señalaban acertadamente (sin saber el mal que hacían) al nuevo reto viral del momento como el autentico culpable. Gracias a ello la fila de cadáveres aumentaba minuto tras minuto con aquellos curiosos que sin cautela alguna llegaban a la plataforma de Youtube ansiosos por ver de que trataba el video asesino: "Can u see me until end?" .

Youtube no tuvo de otra más que dar de baja todo el contenido referente con ese título. Ofrecieron disculpas públicas y buscaron la manera de compensar a las familias. Pero en una plataforma con más de 2000 millones de videos, y con copias de aquel siniestro video que cada día iban apareciendo, no había una medida lo suficientemente buena como para frenar el frenesí de mutilaciones, ahorcamientos, estrangulamientos, saltos al vacío, disparos a la cabeza, pecho y paladar, que ocurrían en sus usuarios y en los usuarios de internet en general. Era un video tan enraizado en los repositorios de ese y otros millones de sitios que, ni sumando la inteligencia artificial más potente del momento, nunca dieron con la formula para detenerlo.

Los suicidios se salieron de control y entonces ocurrió, la sal sobre la herida. El vídeo llegó a América Latina, se coló a Europa, fue por Asia, bajo a África y despunto en Australia. El daño ya estaba hecho.

El reto viral pronto se convirtió en un asunto de seguridad mundial. Se esparcía ahora por todas las plataformas, ya no solo era Youtube, ahora era Facebook, Instagram, Telegram, Whatsapp y en fin todo sitio que tuviese la capacidad de reproducir video o mostrar imágenes. Todo internet (red profunda o superficial) emitía sin cesar aquella espantosa grabación.

Las recomendaciones llegaron en forma de advertencia:

Se recomienda evitar el uso de redes sociales y plataformas de entretenimiento hasta nuevo aviso. Te advertimos: TU VIDA CORRE PELIGRO

¿Por qué no quitan el internet? Fácil, porque el mundo dependía de él, lo hacía para estar en contacto, para que los negocios funcionen, para que la información siga su flujo, para que tu vida siga siendo tu vida, pero la vida misma estaba llegando a su fin. Como nunca había ocurrido en la historia uno de los últimos reportes de Población mundial señalo que las muertes (suicidios) superaban por 100 a los nacimientos. La población humana se reducía con cada segundo que los servidores de internet continuaban operando.

Te debo recordar que no fue ningún tipo de virus informático, fue solo un video que nadie podía evitar que se reproduzca y nadie podía evitar verlo. Era su titulo tan provocativo, tan amanzánate, tan... tan algo que despertaba en las personas la necesidad imperiosa de verlo de principio a fin casi sin pestañar y, lo que es peor, despertaba en ellos la necesidad de compartirlo, de no dejar que se extinguiera, de salvarlo de un olvido nefasto que con el tiempo acaba con todas las modas de internet, pero que con Can u see me until end? no parecía llegar jamás .

Desconectados del mundo prácticamente, los gobiernos empezaron a caer, y aquellos lo suficientemente degenerados vieron en este punto una gran oportunidad. Adoctrinamiento sin medida, sin restricción, sin enfrentamiento ni oposición, la utopía fascista hecha realidad.

Del mundo que alguna vez conocimos ahora solo quedaban tinieblas. Nubes rojas cargadas por la sangre de los cadáveres desangrados en medio de plazas, calles y terrazas. El olor putrefacto de los muertos escalaba al cielo y regresaba a la tierra en forma de una lluvia verdosa y más pestilente aún.

Sin embargo, aún cuando el mundo civilizado había sucumbido por 10 minutos de video, aquel siniestro espectro en forma de audio e imágenes, continuaba reinando el inframundo de las redes. Desde las plataformas de video, hasta la mensajería instantánea, desde los foros hasta los sitios de educación, presente ahí esperando a que cualquiera que escuche de él se vuelva demente por ignorarlo, sufra por no verlo y muera al consumirlo, como una droga malsana que se esparce por el ciberespacio sin contemplar limites, leyes o moral alguna.

El video no era nada sobrenatural, no habían screamers, jumpscares, sonidos fuertes, gritos, imágenes retocadas de internet o cosas vacías sin significado alguno. De la pantalla no iba a emerger el estereotipo de niña fantasma despeinada, sucia y andrajosa, con cabello hasta los pies, piel blanca y camisón negro, tampoco un muñeco desalmado o un espectro desde la ducha. No. Can u see me until end? era un verdadero video maldito y no necesitó de cliché alguno para ascender y matar todo lo que se le ponía al frente, ¿Por qué? Sencillo, Can u see me until end? no buscaba asustarte, buscaba deprimirte, deprimirte en tiempo record, hasta tal punto que en solo diez minutos, te hipnotizaba y te dejaba con la moral tan baja, tan asqueado de ti mismo que lo único que te impide morir es una línea tan frágil que se rompe a penas encuentras un instrumento o una forma de quitarte la vida.

¿Qué había en el video? Nadie lo sabe con certeza, porque los que aún quedamos vivos no somos tan cuerdos como para verlo, pero si te puedo decir algo: lo que sea que haya en ese video tiene la fenomenal capacidad de llevarte a la depresión más profunda, una que no te puede sacar ni el mejor de los psiquiatras ni toda la medicina antidepresiva del mundo. Son tantas las imágenes que se debe ver ahí, tantas y tan depresivas una tras otra, todo acompañado con una música tan antinatural, triste, melancólica que no hay notas en el espectro auditivo humano a las que se pueda atribuir tan siniestra y compleja maravilla salida desde el mismo infierno.

¿Sabes algo? Ya no me importa, ve verlo y condena tu realidad también:

https://youtu.be/wW6YrdVzyEQ


¡Feliz Halloween!

Att: RegIsHell

28 de Octubre de 2021 a las 04:23 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Fin

Conoce al autor

Jhonn Krausse Mi abuelo decía que nunca estamos realmente solos pues, aún en la más vacía y silenciosa oscuridad, hay manos invisibles que nos tocan los hombros, que nos acarician el rostro y nos dan a conocer de su existencia, que en la oscuridad habitan entes ajenos a nuestra realidad y que desde ahí alargan sus extremidades para abrazar nuestra calma y arrastrarnos a la locura. Yo creo en lo que él decía, sobre todo porque el pobre viejo murió en un psiquiátrico.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~