la_lumpia_que_fuma La Lumpia que Fuma

La historia de un valiente felino en su inicio en las artes marciales, contado desde la perspectiva de un desconocido narrador.


Acción Todo público.

#kungfu #aikido #gato
0
27 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La trifuerza endógena

El gato Esteban es un felino venezolano, que ostenta el grado de décimo Dan en el arte marcial conocido como Aikido, de origen japonés, que significa: “vía de la unificación de la energía vital”. Curiosamente, Akira Toriyama se inspiró en este arte marcial y su significado para crear no solo Dragon Ball, sino también la técnica principal de Goku conocida como Onda Vital.


Siendo luchador desde su más tierna edad, manifestó interés desde joven en la práctica de un arte marcial, cualquiera que fuera, debido a una experiencia que le dejo marcado un trauma de por vida. Esteban presenció como un gato tres veces su tamaño, empujó desde la orilla de un tejado tan alto como un acantilado, a su amigo William, quien cayó estrepitosamente hacia la calle; un territorio aún desconocido para estos inseparables compañeros.


Pasó los siguientes años de su vida puliendo sus habilidades en distintos ámbitos de la vida: inteligencia, fuerza de voluntad y fuerza física, una especie de trifuerza endógena. Todo ello lo lograría viajando al extranjero, pues era evidente que en Venezuela no iba a conseguir nada. Propio de una mente detrás de un scrum master, el objetivo de Esteban era fácil de suponer. Cumplir una promesa, la promesa de vengar la partida prematura de su amigo de manos del gato barcino llamado Bladimir.


Para mejorar su inteligencia, Esteban descargó cursos y libros de inteligencia emocional, autoayuda y filosofía de Paulo Coelho, usando el poderosísimo internet de alta velocidad que Chile tenía para ofrecer, su lugar de residencia temporal. Él sabía que carecía de habilidades numéricas y analíticas, así que agarró un libro de Algebra de Baldor y lo leyó de principio a fin, absorbiendo un valioso y nuevo conocimiento, refrescante y saludable, como un buen jugo de mango, o manga, como se le conoce en algunos países — excepto Japón —. Creyó saberlo todo hasta que se dio cuenta que faltaban temas elementales como derivadas o integrales, pero no sucumbió bajo alguna clase de alarmismo. El Esteban de ese día sabía más que el Esteban de ayer. Incluso bromeaba con participar en Saber y Ganar de Televisión Española, una vez terminada su cruzada.


Para mejorar su fuerza de voluntad, Esteban se anotó a una clase de Acupuntura para liberar todo el estrés acumulado por años. El doctor, un hippie que según sus propias palabras, era enemigo público número uno del baño, le recomendó ir a la India a consumir una planta nueva que se cultivaba en los suburbios de Nueva Delhi. Allí, debía ir a la casa de un ex misionero Jesuita renegado llamado Ralph.


Ralph, argentino de origen desconocido y misterioso, era el único proveedor de esta nueva planta, conocida en los bajos fondos como Polmacarni. La planta Polmacarni era famosa por inducir efectos alucinógenos que transportaban alma y mente a otros planos. Todo fue muy misterioso, apenas Esteban llegó a la residencia, Ralph lo esperaba con una muestra de la planta. Sin vacilación alguna ni dirigir palabra, Esteban procedió a degustar el Polmacarni de Ralph, alarmando a este último ya que aparentemente esta planta se consume preparado en una sopa. Lógicamente Esteban se intoxicó y paso 3 días infernales.


Cagaba y vomitaba al mismo tiempo, efectos colaterales impensables con otro tipo de estupefacientes. Afortunadamente para Esteban, al ser único y diferente, le bastó con eso para purificarse. Según en palabras del ex misionero, el evento desencadenó indirectamente una limpieza de adentro hacia fuera, más que suficiente para alcanzar la iluminación temporal. Su mente ya podía concentrarse en avanzar hacia el siguiente reto.

Ahora, solo quedaba un punto por mejorar, la fuerza física.


Continuará…

13 de Octubre de 2021 a las 17:12 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Neo

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión