clau-sanmpedro1634067849 Clau Sanmpedro

Duele caer, pero hoy es un gran día para aprender a levantarte 100 veces. ~How are you: school 2015


Inspiracional Todo público.

#vida # #Historia
0
203 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 15 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Un sueño

En un día como hoy, un viernes hace tres años, probablemente fue el día más triste de mi vida. Un día antes había corrido mis pruebas físicas, mis piernas no eran veloces, pero tampoco lentas.

Los médicos aún no me decían nada importante, todo estaba en "tenemos que hacer más estudios" pero yo ya sabía que era algo grave, si no ¿Por qué me habían internado?

Había pasado todo el día en el hospital, todo el día de un lado a otro haciendo pruebas de sangre y de imagen y cuando preguntaba a las enfermeras que pasaba, sólo me decían "Yo no puedo darte esa información, espera a que pase tu médico y pregunta a el"

No había comido, ni siquiera había desayunado. Había sido trasladada apenas había aclarado el día. Durante la noche no pude localizar a nadie, así que tuve que esperar a que amaneciera y pedir ayuda. ¿Cómo iba a saber yo la gravedad del asunto? Probablemente lo sabía, pero quería hacerme fuerte.

Tenía hambre, mucha hambre.

Mientras estuve en urgencias no pude probar bocado: que, porque aún me faltaban pruebas por hacer, que por qué el médico aún no autorizaba nada. ¿Qué más podía hacer? Estaba destinada a eso, a escuchar lo que el médico dijera.

No había visto a mi hermana durante el día, estaba sola en mi cama de urgencias, muriéndome de la preocupación porque nadie me decía que pasaba y tampoco podía ver a mi familia. Era el Seguro, no podía esperar más.

Pronto pasó un médico, y con un dolor en el corazón y lágrimas en los ojos, por fin le pregunté "¿No saben nada todavía? ¿Por qué sigo sin sentir mi pierna? La otra se está sintiendo igual, por favor, dígame qué sabe"

No dijo nada, sólo fue silencio, silencio del que duele, del que mata. Entonces habló: "No sabemos aún nada, los estudios están limpios, no hay ninguna evidencia. No podemos dar un diagnóstico todavía, necesitaremos de pruebas más detalladas. Por ahora solo te administramos Metil, si se trata de tu enfermedad, esto nos puede ayudar un poco".

Yo ya sabía de la gravedad, ya lo había presentido y yo nunca fallaba, y las lágrimas que había aguantado todo el día, comenzaron a salir sin detenerse. "No llore señorita, eso no va a ayudar en nada, mejor confíe, pronto sabremos qué pasa y podremos dar un buen tratamiento, necesita estar fuerte”... y al final me quedé sola llorando, y de tanto llorar me quedé dormida.

Más tarde dejaron pasar a mi hermana, la dejaron entrar sólo para que me informara que me iba a quedar internada y que estaban buscando ya un lugar en piso.

Ella estaba probablemente más asustada que yo, era la primera vez que dormía en un hospital conmigo. Me sentía mal por ella. Pudo haber ido a clase y haber tenido un día genial, pero debido a mi pasó toda la mañana en el hospital, haciendo trámites y más trámites.

Más tarde me subieron a piso, yo ya no podía dejar de estar triste. Las cosas iban mal, muy mal. Mi pierna derecha ya no se movía, ni siquiera la sentía… y lo peor, mi pierna izquierda estaba siguiendo el mismo paso.

Ya en piso, le pedí a la enfermera de comer, le dije que no había comido desde el día anterior y que ya estaba muy hambrienta; entonces ella le habló al médico, y después de hablar con él, pude lograr que me dieran alimento.

Eran más de las 10 de la noche y apenas estaba desayunando.

Mi hermana estaba ahí, tenía que permanecer ahí. Quise hablar con ella, quise decirle que lo sentía y que las cosas iban a estar bien; sabía que no le gustaban los hospitales, sabía que les tenía miedo. Pero no pude, quise decir una palabra y todo se derrumbó, sólo las lágrimas salieron y me eché a llorar una y otra vez. Llorar para olvidar, llorar para dormir y después despertar... Esperando que todo fuera un sueño, un triste sueño.

12 de Octubre de 2021 a las 20:38 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo REGALAME UNA SONRISA

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 6 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión