bunblebe Xaila FzRz

Quién iba a pensar que despues de superar una pandemia algo peor iba a suceder. Quién iba a pensar que unas criaturas extrañas se iban a hacer con el control de la tierra y quién sabe si del universo también? Hera una joven tendrá que sobrevivir para encontrar a su hermano menor que a pesar de todo aún tiene esperanzadas de estar con vida. Descubriendo el plan que esos seres tienen para su hermano pequeño y para la Tierra.


Ciencia ficción Todo público.

#supervivencia #fantasia #apocalipsis
1
43 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todas las semanas
tiempo de lectura
AA Compartir

EL PRINCIPIO DEL FIN

Siglo XXI, año 2020

La tierra se había convertido presa de una pandemia mundial, todo causado por el covid-19, un virus que se propagó por todo el mundo en menos de un año. El confinamiento, sin duda, fue lo mas duro de superar para la ciudadanía, llevando mascarillas en todo el periodo del tiempo, pero encontrando una vacuna en poco tiempo.

No obstante, no pasó mas de dos años para que ese virus fuera neutralizado y puesto en la lista de enfermedades, todo volvió a la normalidad, y quién sabe, puede que algún día esta pandemia salga en los libros de historia como la peste.

Siglo XXI, año 2022

Hera Addam´s una joven de 17 años, de cabello largo y rojizo, con los ojos ámbar y una complexión sana. Ha pasado la pandemia, aunque no le daba tanta importancia. Se encontraba junto a su hermano menor viendo una película cualquiera, pasando en armonía la noche del viernes.

En su habitación solo se escuchaba el sonido de la pantalla y alguna que otra risa de su hermano. Hubo un momento que la televisión se queda en silencio, pues la escena no necesitaba ser escuchada, la chica ante el silencio de la TV pone atención al exterior, escuchando un estruendo afuera de su casa, se extraña por ello, ya que sus padres no están, piensa que será un gato y se arropa con las mantas negras de su cama para seguir viendo la película.

No pasa mucho tiempo para que la chica vuelva a escuchar otro estruendo, solo que esta vez en el interior de su casa, pero antes de que pudiera reaccionar la puerta de su cuarto es derribada y destrozada, Hera voltea la cabeza para encontrarse con un ser que no puede reconocer emitiendo un ruido extraño dañándole los tímpanos. Su hermano comenzó a llorar, lo agarró y lo puso detrás de ella, aunque también estuviera temblando. La criatura solo seguía emitiendo sonidos. Hera solo pudo sentir un par de disparos contra su cuerpo, pues todo a su alrededor se volvió negro en segundos, sin saber nada se desplomó contra el suelo.

Pasaba el tiempo y la chica seguía tirada llena de sangre sin poder despertar, mientras que el exterior y en sí el mundo, cambiaba como nunca antes, a una velocidad inigualable todo lo que conocía la humanidad se estaba yendo en un instante, y la humanidad también estaba en ese proceso.

Abría los ojos con pesadez, sin entender donde estaba ni quien era. Se comenzó a levantar, pero un dolor agudo la detuvo al momento, cayendo nuevamente sobre el suelo polvoriento. Extrañada observo su cuerpo y pudo ver las balas incrustadas en su piel, recordando todo lo que había pasado. Empezó a ponerse nerviosa y aguantando el dolor se levantó buscando alrededor, no lo veía, esta vez, se levantó y empezando a caminar por la habitación lo buscó por todos lados. Su hermano, no estaba, aunque su cuerpo tampoco, dándole unas leves esperanzas de seguir con vida. Se escuchó un sonido, era su teléfono que aun tenía batería. Sonando la alarma irritante dando las 8:00 en la pantalla iluminada. Hera con desgana la desactivó, encendió el móvil y lo miró 10 de Agosto 2022 habían pasado dos días desde que le dispararon y su hermano desapareció.

El móvil se apagó en ese instante, pues esos eran los últimos segundos de vida que le quedaban.

Lo tiró a donde fuera y con las pocas fuerzas que tenía salió del cuarto ya derrumbado, no tardó en salir al exterior entrecerrando los ojos por la claridad tan de repente, pero cuando la visión se le aclaró, lo vio.

Todo lo que antes habían sido hogares para personas ya no existía, se encontraba un paisaje sin vida. Las casas y edificios derrumbados y algunos hasta quemados, las carreteras estaban todas llenas de basura, coches prendidos fuegos y lo que cree ella que son cadáveres, pues tampoco iba a acercarse a los cuerpos inertes de lo que eran sus vecinos. El cielo estaba tapado por una densa niebla oscura, y cuanto mas miraba a lo lejos mas oscura y densa era.

Sin pensarlo dos veces volvió a su casa desplomándose comenzando a llorar, desolada y aterrorizada sin saber que pasaba. Sin duda esto superaba a la pandemia. Pues no hay que ser muy lista para saber que esto no está controlado, ni por el gobierno, ni por nadie.

Se dejó dormir con los ojos hinchados y el dolor insoportable de su cuerpo.

12 de Noviembre de 2021 a las 14:44 0 Reporte Insertar Seguir historia
2
Leer el siguiente capítulo ES LA HORA

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas