lorena-jc1632912790 Lorena Jc

Carolina vive en Valencia con su hermano, a ambos les va bien en el trabajo, pero tienen problemas amorosos, ambos luchan por ser felices y comprender el amor.


Erótico No para niños menores de 13.

#humor #caminodesantiago #hombrecasado #empoderamiento #rupturas #valencia #oficina #sexo #erotismo #amor
0
62 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Probando un colchón

En plenos nervios a la hora de hacer algo que llevaba un tiempo esperando, Suena el móvil y me llama mi amiga Inma , la cual es la típica que por mucho que diga que pase de todo, y se haga la dura, siempre esta llorando por su ex novia Anna. Se lo cojí mas que nada para hacerme la interesante delante de la situación en la que estaba metida.

Me dijo:

-Carolina, estoy hundida por amor…

Inma como no, estaba llorando a moco tendido hablándome de su situación sentimental, y es que su ex novia Anna estaba saliendo con una tal Mireia, y al parecer Mireia manipulaba a Anna y por eso Anna finalmente había bloqueado a Inma del whatshaap.

Consolé a Inma, pero al preguntarme ella por lo que estaba haciendo yo, no fui tan sincera, últimamente me guardaba todo lo que sentía solo para mi, y creeme era lo más conviniente para mi y para quien tenia al lado en ese momento, no tenia queja, porque también podía escuchar y consolar a mis amigas, por mucho que no hablara nunca de mis sentimientos , no podían decir que yo era una mala amiga. Conteste la primera mentira que se me ocurrio en la cabeza.

-Ayyyy, Inma … verás no puedo hablar ahora mucho, hoy salgo más tarde del trabajo, estoy en una excursión laboral a un hotel con mi compañero de trabajo y tenemos que probar colchones.

mi compañero de trabajo me miró raro, y pense que esa excusa no era valida , pero mi amiga es un poco despistada y se creyo mi mentira y me deseo suerte. Y colgamos la llamada.

En verdad no era tan falso, estaba con mi compañero de trabajo, entrando a un hotel y teníamos planeado probar un colchón , pero no precisamente por trabajo… de hecho era más bien por placer.

Deseaba ese momento desde hace mucho tiempo, no me costó enamorarme de él , solo tuve que desayunar con él unos días para descubrir que era encantador, aunque otra gente no lo veía asi, sino como una persona mas, pero yo adoraba ese hombre. Tenia dos pegas muy fuertes , estar casado y tener 50 años , mientras yo todavía tenia 24, sin embargo la tentación para mi era muy grande , y luego descubri que él también estaba tentado en mi.

Ambos teníamos un dilema entre nuestros principios , puede que él más que yo, por su matrimonio.

Ese dia , siendo sinceros con nuestros sentimientos y ganas, se demostró que para librarse de la tentación había que caer en ella…

Estabamos en el hotel Imperio, dando el DNI , que se me hizo eterno porque el recepcionista era testigo de nuestra diferencia de edad y sabia a lo que íbamos, o eso creo.

Personalmente yo ya había imaginado muchas veces estando en el en la cama, no es que fuera un bellezon de esos que salen en los libros de literatura erotica que acostumbro a leer, pero para mí , ese hombre tenia su punto, ojos verdes , metro ochenta y cinco , piel morena y pelo abundante, aunque por otra banda tenia sus canas y no estaba fibrado, pero que más da, eso no importa ni siquiera son defectos como dice la sociedad, y es que algo que me gustaba de él era que no seguía al 100% lo que decía la sociedad, era un hombre muy inteligente y algo aventurero, y en ciertas cosas el típico antisistema, vamos que eramos tal para cual, y ojala lo hubiese conocido antes, aunque al mismo tiempo si su esposa y su hija lo necesitan yo no me opongo a que disfruten de su compañía, de hecho lo he respetado siempre a ese hombre que puestos a decir su nombre se llama Alejandro, y al final digamos que él ir hasta aquí es porque tras tirarle la caña y el fijarse en mi había decidido “resolver esa tensión sexual” aún asi todos tenemos sentimientos de culpabilidad, y ambos pensábamos en su santa esposa , y en especial en su hija probablemente criatura inocente.

Sin embargo , el no estaba traicionando a nadie , y lo hablamos en su coche antes de llegar al hotel: “ no critico el poliamor, mi esposa también puede acostarse con quien quiera , me alegraría por ella, aunque no creo que lo haga”

Además explico que ellos dos no tenían la misma pasión , pero que se querían mas o menos, aunque lo obvio es que quiere a su hija porque es lo mejor que le ha pasado.

Y en verdad en conversaciones que había tenido yo con Alejandro se que lo decía de verdad.

Volviendo a la realidad del hotel, subimos al ascensor donde subió la temperatura , pero solo había un piso asi que no dio tiempo para mucho y decidimos dar rienda suelta a nuestra pasión en la habitación, ambos pensábamos que por fin nos podíamos comer uno al otro y tener tiempo para solo los dos, después de soñar por las noches y masturbarse pensando uno en el otro iba a ocurrir de verdad ( aunque no nos lo creíamos asi que todo transcurrió como un sueño )

Dicen que todo no es blanco o negro , pero ese dia todo era blanco, mi vestido era blanco, la toalla tras ducharse que se puso Alejandro también era blanca al igual que las sabanas ( si, se ducho antes de hacer el amor , es tan higienico…)

Todo empezó con muchos besos ganosos , Mi vestido me lo quito él , y dejo al descubierto mi ropa interior , que por sorpresa era negra, en ese momento toda ropa estorbaba asi que nos quitamos todo lo que llevamos encima , no tardamos en darnos cuenta que nos estaba gustando mucho y eso que acabamos de empezar, lo tuve entre mis piernas lamiendo mi coño con delicadeza y paciencia , pero sobretodo de forma agradable que me quitaba las tensiones y me hacia gemir mientras le agarraba del pelo, luego me empodere y le sorprendí con mis tocamientos que por sorpresa le dio placer y eso que yo no soy experta en el sexo, a la hora del acto coital tenia muchas ganas , sin embargo siempre vienen las inseguridades : ¿estare a la altura? Y es que siempre el acto de penetrar es como el que le dan más importancia, además su tamaño para mi era perfecto, no tenia ni un centímetro de sobra ni de menos según mis observaciones, y pese a mis inseguridades sentí placer , aunque supongo que se dio cuenta que no estoy acostumbrada a tener siempre una polla ahí metida , y es que llevaba un año sin practicar el coito, asi que ciertos momentos me daba un cansancio, pero él también estaba sudando mucho y no me queje.

Tras correrse llegó el momento de abrazarnos y charlar , darnos caricias y mucho cariño, nunca me había pasado eso en ningún chico, normalmente nos vestíamos enseguida, pero con Alejandro era diferente, no queríamos terminar rápido, no pegamos un polvo en vano.

Nos mirábamos, cuando él me dijo:

-Quiero retener tu cuerpo desnudo en mi memoria ahora que lo tengo a mi vera.

Me encanto.

Ultimamente ya no tenia problema en la desnudez ( antes tenia mis pudores ) y con él la desnudez era algo completamente normal , que lo és , pero no es algo que todos asumimos como normal desgraciadamente.

Nos pusimos a charlar abrazados , de muchas cosas en general, luego las palabras se volvieron a desvanecer para convertirse en masajes y más actos sexuales.

Pero como Cenicientos ambos teníamos que volver a nuestras vidas, nuestras responsabilidades y nuestras casas, prometimos no decir nada de lo nuestro y aunque posiblemente repetiríamos, eramos concientes de que el camino que nos llevaba la vida , queríamos o no , era solo compartir conversaciones interesantes y tener sexo ocasionalmente hasta cuando decidiéramos parar.

Perfectamente dijo que aunque tuviera envidia, me merecia a un noviete con quien compartir mi vida , aunque como soy joven también era importante que disfrutara de mi misma , las experiencias que me diera la vida y aprender y crecer como persona, vamos que no tuviera prisa.

Razón no le faltaba, pero yo estaba enamorada de él, aún sabiendo la situación, una vez mas el corazón había ganado a la razón.

29 de Septiembre de 2021 a las 11:13 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo 2. Dentro de una nube

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 13 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas