¡Actualiza ahora! ¡Tenemos una NUEVA app para Android! Descárgala ahora mismo en Google Play Store. Leer más.
erikluna Erik Luna

Alex es un espadachín errante que durante una de sus travesías se encuentra a un extraño “príncipe” llamado Eliot y por diversos acontecimientos el deberá involucrarse en su anormal vida y sus desventuras alrededor del “reino” de Bradley.


Guiones Todo público.

#fantasia #princesa
0
72 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todas las semanas
tiempo de lectura
AA Compartir

Parte 1

En algún lugar, por la noche, un joven viajero se encuentra recorriendo un camino junto a un bosque.


Alex: «Comienzo a perder el equilibrio, hubiera sido mejor haberme quedado en la posada de aquel pueblo».


El joven comienza a tambalear y decide apoyarse sobre el tronco de un árbol.


Alex (Mientras toma asiento): «Supongo que los champiñones que cené no eran comestibles… será mejor que descanse».


Al día siguiente, el joven despierta y observa a un jinete acercándose.


Alex: «Que extraño, veo que tiene cuerpo delgado y curvas pero… parece usar ropa típica de un príncipe».


El jinete se detiene cerca del joven.


Jinete: Disculpe joven viajero, ¿de casualidad ha visto por los alrededores a una pequeña de cabello castaño que usa un vestido verde?


Alex (Mientras observa al jinete con detalle): «Zapatos con tacón, mayas, curvas, ropa de príncipe, maquillaje, cabello largo, sombrero de hombre con gran ala y una pluma alargada».


Jinete: Ejem… tal vez no escuchó lo que le pregunté.


Alex: Lo siento, no he visto a nadie pasar por aquí más que a usted.


Jinete: De acuerdo, gracias por la información.


Alex: Espere, ¿podría hacerle una pregunta?


Jinete: ¿De qué se trata?


Alex: Tengo curiosidad, chica, ¿por qué vistes de esa manera?


Jinete (Molesta): ¡Que atrevido!, mi nombre es Eliot y soy un varón.


Alex: No creo que engañes a nadie con esa vestimenta.


Eliot (Molesta): Me encargaría de usted pero ahora tengo prisa en encontrar a alguien, adiós.


El jinete se retira rápidamente.


Alex (Confundido): «¿Que tramará esa chica?».


El joven se adentra en el bosque en busca de alguna fruta para comer entonces logra escuchar gritos de ayuda, el joven observa a una adolescente de cabello castaño de ropaje verde que es perseguida por dos avispas irregularmente grandes.


Alex (Sorprendido): ¿Qué es ese animal?, espera pequeña, te ayudaré.


El joven desenvaina su espada entonces se interpone entre la pequeña y las avispas.


Alex (A la pequeña): Detrás de mí.


Una avispa embiste pero el joven logra acertar un tajo horizontal.


Chica (Emocionada): ¡Qué hábil!


La avispa restante dispara su aguijó que logra rozar el brazo del joven y causándole una pequeña herida, el joven arroja su espada y logra atravesar a la creatura.


Chica: ¡Lograste derrotarlas!… aunque creo que arrojar tu espada no sea una buena táctica.


Alex: Solo lo hago cuando estoy casi seguro de acertar… pero dime, ¿Qué eran esas creaturas?


Chica: ¿Qué acaso no las reconoces?, son avispas.


Alex (Mientras recupera su espada): Claro que las conozco, solo que nunca las había visto de ese tamaño, normalmente suelen medir unos pocos centímetros.


Chica: ¡Que afortunados!, nosotros tenemos que cuidarnos de que no nos perforen con sus aguijones, apropósito, gracias por la ayuda, mi nombre es Lilith.


Alex: El mío es Alex, dime, ¿Qué haces tú sola en este bosque?


Lilith: Suelo estar aburrida en casa y escapó para explorar de vez en cuando también para provocar a las creaturas.


Alex: Entonces, ¿estás diciendo que tú molestaste a esas avispas?


Lilith: Así es.


Voz femenina: ¡Lilith!, al fin te encuentro pequeña problemática.


El jinete se acerca.


Alex: «Es esa chica extraña».


Lilith (Al chico): Hola herma… Eliot.


Eliot (A Alex): Nos volvemos a encontrar, ¿espero que mi hermana no le haya causado problemas?


Alex: Tranquila, no fue gran cosa.


Lilith: Eliot, debiste verlo, este chico me salvo, es bueno con la espada y él solo derrotó a 2 avispas en su primer encuentro.


Eliot observa a su alrededor y nota los cadáveres de las avispas.


Eliot (A Alex): Agradezco su ayuda, ¿las avispas lo lastimaron?


Alex: Solo me hicieron una ligera cortada en mi brazo pero nada grave.


Eliot (Preocupada): ¡Necesitas atención de la sanadora!, los aguijones de las avispas son venenosos, podría ser peligroso aunque solo sea un rasguño, todos suban al caballo, iremos con la sanadora del castillo.


El grupo se dirige hacia el hogar del jinete y su hermana, de camino.


Alex (A Eliot): ¿A dónde me llevan?, ¿Cuál es el nombre de su reino?


Eliot: Emm… Su nombre es Bradley.


Lilith: Es un reino ubicado en una gran pradera así que hay césped hasta donde alcanza la vista.


Eliot: Ya casi llegamos.


El joven observa un gran pueblo, un conjunto de casas de madera separadas por caminos de tierra y abundante vegetación, al adentrarse, los habitantes saludan a Eliot refiriéndose a él como el príncipe.


Alex: «¿En serio esta gente cree que esta chica en realidad es un varón?».


Lilith: Allí está el castillo.


Alex: A mí me parece que más bien es una fortaleza, no es lo suficientemente grande para considerarse un castillo.


Lilith: ¡Es un castillo!


Alex: … De acuerdo, les seguiré el juego.


El grupo entra en el castillo y se dirigen a la habitación de la sanadora, allí encuentran a una mujer joven de cabello oscuro que viste un largo chal blanco sobre una túnica negra, ella mantiene los ojos cerrados mientras huele una rosa.


Sanadora (Sonriente): Buen día príncipe.


Eliot: Buen día Rosie, necesito que atiendas a este joven, fue alcanzado por un aguijón de avispa.


Rosie: ¿Aguijón?, tengo lo necesario para preparar el antídoto.


Eliot (A Alex): Debo dejarlo, mi madre me encargó que llevara ante ella a mi hermana.


El príncipe observa a su alrededor y nota la ausencia de su hermana.


Eliot: Esa pequeña traviesa se fue.


El príncipe se retira rápidamente.


Rosie (A Alex): Por favor recuéstese.


El joven se dirige hacia una cama cercana a una ventana con vista a un jardín, al recostarse observa como la sanadora toma algunas plantas de una repisa, se dirige a una mesa y muele las plantas.


Alex (Sorprendido): «Hizo todo eso sin abrir sus ojos».


La sanadora procede a untar el antídoto sobre la herida del brazo de Alex.


Rosie: Ahora cuéntame, ¿a qué te dedicas?


Alex: Soy un viajero sin un rumbo fijo.


Rosie: Veo que traes una espada, ¿Qué tan bueno eres manejándola?


Alex: Yo diría que bien, aunque sea algo pesada logró ganar combates contra bandidos y animales salvajes, acierto cortes y bloqueo ataques con mucha frecuencia.


Rosie: ¡Oh!, ¿Qué más?... ¿Cómo te las arreglas para comer?


Alex: Suelo comer fruta y champiñones, a veces cazo animales y aso su carne, pero no sé cómo prepararla debidamente.


Rosie: Termine, puedes levantarte… entiendo tu situación, tal vez esto te interese, en este pueblo se les aprecia mucho a los espadachines así que cada estación se organiza un torneo en el cual se podrá ganar una espada de alta calidad y un saco repleto con monedas de oro.


Voz de Eliot: Eso si logra derrotarme.

28 de Septiembre de 2021 a las 04:01 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Parte 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión