ayla0 ayla G

Hiroshi es un muy prodigioso espiritista pero tras un accidente el condenaría su vida a una maldición que lo mata lentamente, por lo que junto a su sirviente Hanako y su gato Wian deberá viajar en busca de una manera para poder romper su maldición antes de que esta lo consuma.


Aventura Todo público.
0
22 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los domingos
tiempo de lectura
AA Compartir

El inicio de todo

Era una noche muy fría el ambiente se sentía húmedo, debido a que hace unos instantes había llovido mucho.


En ello se puede observar la sombra de alguien acercándose... es una mujer... con un bebé recien nacido en sus brazos.


Ella estaba muy cerca de una gran puerta de madera tallada, era una casa muy grande, parecía más bien una clase de convento o algo parecido este tenía flores a su alrededor y estaba construido con adobe se ubicaba cerca de un gran pueblo.


La mujer lleva puesto un vestido largo con un manto encima que cubre su rostro haciéndolo irreconocible, pero ¿Porque lleva a un bebé en plena noche?


Quizás ella...


-Yo no puedo cuidarte, debes de estar lejos de mi, lo mejor será que vivas con personas parecidas a ti- dice la mujer al bebé poniéndole una nota entre sus chamarras, después de ello le da un beso y lo deja delante de esa puerta.


El bebé al ver a su madre alejándose comienza a llorar muy fuerte, pero la mujer no le hace caso y sale lo más rápido que puede sin mirar atrás y sin demostrará arrepentimiento por sus actos.


*abren la puerta*


-¿q-quien te dejo aquí?- dice una mujer que vive en la casa en donde lo dejaron, ella viste ropas distintas ya que viste con un gran rosario en su cuello y una gran capa de colores marrones.


Nota: en este mundo eso es lo que visten normalmente los espiritistas.


Es entonces que la mujer carga en sus brazos al bebé tratando de calmarlo ya que el llora descontrolado, así que ella lo empieza a mecer suavemente, mientras el bebé comienza a tranquilizarce y a dormirse de a poquitos.


Ella se lo lleva abrazado entrando a ese convento en el cual muchos espiritistas están ahí observando al bebé que dejaron en su convento.


Ellos lo bendicen ya que pueden sentir su energía espiritual, ellos pueden sentir un espíritu fuerte y bondadoso.

26 de Septiembre de 2021 a las 19:38 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Continuará… Nuevo capítulo Todos los domingos.

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~