nknkiwi KIWI

Banalidades que a un corazón roto se le pueden ocurrir.


Romance Todo público.
0
95 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

I


Su sonrisa de complicidad cuando cierra ligeramente sus ojos es hermosa. Sus mejillas con un sonrojo prístino e inocente, en comparación con sus palabras que escurren perversidades, son el alivio del peso de sus íntimos secretos. Sus cejas se alzan, dando a entender la severidad de sus fugaces pensamientos. Su cabello, medio lacio y medio crespo, son los hilos donde mis dedos se enredan y no quieren salir; la única jaula que tengo, lo único que beso. Su piel seca, totalmente contraria a nuestros deseos, marca el camino de sus vivencias. Sus tristezas y sus alegrías son brochazos de los oscuros lienzos de su rostro. Sus tiernas manos que acarician objetos se derriten entre las mías, tallando estatuas de piedra viva. Mis míseros labios sobre los suyos, el simple ósculo nos lleva más allá del averno, murmurando que no se acabe, que no sea por hoy, que sea eterno, que sea un para siempre, que sea para el cielo...


Sin embargo, todo es una ilusión.

25 de Septiembre de 2021 a las 02:53 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Continuará…

Conoce al autor

KIWI Me he perdido y no sé dónde. Me dicen Kiwi; siempre por mi verdadero nombre. Escribo sobre todo cuentos, porque la cabeza no me da para más. El perfeccionismo me describe y la contradicción me desvalora. Bienvenidos a este conticinio. Disfruten el silencio del exterior y el ruido de sus cabezas.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~