paparazzip19 Gabriel Gutierrez

Las caminatas por el Parque Nacional Ávila, nos revelan muchas vistas panorámicas de Caracas y del litoral para tomar fotos muy bonitas de paisajes y pasar un día diferente saliendo de estrés de la ciudad.


Cuento Todo público.
Cuento corto
0
204 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

"DEVIL DISHES" Los Platos del Diablo

-Abuelito, ya estamos llegando a la cima del Naiguatá.


-Sí Max, ya llevamos como siete horas subiendo y cuando lleguemos allá arriba podemos ver la otra vertiente dela montaña que da hasta el mar.


-Abuelito, estamos como a una cuadra llanera para llegar a la cima.


Jii..jii..jii..


-Una cosa abuelo no estás cansado de tanto caminar.


-No que va Max, recuerda que soy un buen gocho que subía a los páramos andinos mucho más altos, los de más de 3.750 metros cuando estaba allá y este en Caracas es un cerrito de apenas 2.756 metros es un paseo de niños.


-Abuelo, cuando lléguenos, ¡Yo montó la carpa!


-Abuelito, ¡Y yo monto muy oficina!


¿Tu oficina Mateo?


-Sí abuelito, mi oficina On Line para escribir y vídeo conferencia chateando desde los más alto del Valle de Caracas con todos mis amigos del mundo.


-Ya llegamos mira Mateo, apenas echamos siete horas y media subiendo a paso normal de morrocoy reumático.


-Abuelo mira esas piedras que curiosas están unas sobre otras, como les dicen.


-Max, no se quién le pondría el nombre, pero se les conoce como "Los Platos de Diablo".


-Abuelito, todo está bien bonito, pero no me gusta ese nombre.


-Bueno Mateo, eso es lo que dice la leyenda.


¿Cuál leyenda abuelo?


-Una que estoy maquinando ahora, para contárselas a ustedes esta noche cuando este bien oscuro.


-Bueno mejor cuéntanos la leyenda que estas inventando, ahora que ya montamos la carpa y tomamos unas fotos del atardecer.


-Max y Mateo, hace millones de años en los principios de los orígenes de la humanidad, en la época de la Pangea según decían los aborígenes que habitaban en esta zona la tierra era toda plana y el mar bañaba con lindas playas las costas de Naiguatá.


¡Y que pasó, abuelo?


-Digamos que era un bucólico día domingo de descanso que el diablo y la diabla decidieron ir a darse un baño en la bonita playa con un picnic de comida y bebidas que colocaron sobre un mantel en la arena.


¿Y qué pasó abuelito?


-Ya sabes cómo es el diablo, este se puso a mirar a otras diablas bañistas todas coquetas, fue cuando la diabla muy celosa que es, se puso bien brava y se armó tremendo zaperoco de gritos entre los dos.


¿Estaban peleando los dos?


-Sí Mateo, los dos peleaban a gritos tendido cuando un fuerte zapatazo que le pego el diablo a la Pangea, la tierra se arrugó, se partió en pedazos y acá en Naiguatá se levantó muy alto como una gran muralla para que la diabla no pasara para la playa a bañarse y él quedarse del lado del mar viendo a las diablas bañándose empelotas.


-Abuelo ¿y que más pasó?


-Bueno eso es que la tierra se partió del primer bloque inicial de la Pangea se dividió en dos nuevos continentes Gondwanay Laurasia, para finalizar estar ahora en lo que llamamos los continentes a la deriva.


-Pues Mateo, con el zapatazo, la vajilla y los platos de la merienda están ahora uno sobre otro quedaron sobre el mantel, desde esa época están como los estás viendo ahora.


Jii..jii..jii..


-Sí inventas abuelo.


-Eso abuelo, eso es una formación rocosa muy peculiar que según supuestamente por la erosión de los vientos de tallara de esa forma.


-Mira ¿ya monté mi oficina como quedo?


-Bueno Mateo, traías esa silla en el morral.


-Sí abuelito, venia desarmada y mi cámara de vídeo para grabar panorámicamente en 360º desde lo más alto todo alrededor y un caballete de pintura para colocar el cuadro que voy a pintar y mi mascota el mono loco.


-Ahora abuelito, voy a decir mi hipótesis de la formación de los platos.


-Fue que el alfarero terminó de hacer los platos de la vajilla y se los vendía al diablo, pero este no quería pagárselos, por lo que dijo el alfarero “si no hay real, no hay platos” y los colocó allí en lo alto del pico.


Jii..jii..jii.


-Ves abuelito, que yo también se inventar.


-Bueno par de mentirosos, yo más bien les muestro la foto de la entrada de La Julia por donde subimos y el mapa de los caminos.


-Y saben ¿quiénes fueron los primeros de subir?


-Mateo, creo fueron los indios y los españoles que llegaron a La Guaira cuando buscaban oro, quería pasar la cordillera para llegar al Valle de Caracas, caminaron por muchos senderos que utilizaban los indios hasta que por ultimo utilizaron finalmente un sendero al que llamaron luego "El Camino de los españoles".


-Entre los primeros que hicieron alarde de haberlos estudiado y subido el Ávila, están los científicos como el barón Alejandro Von Humboldt, quien en compañía de otro científico francés llamado Aimé Bonpland, el 03 de enero de 1800, subieron a la llamada "Silla de Caracas".


-Entre otros cuentos de la época por allá en 1823, un comerciante radicado en La Guaira junto con otras 25 personas intentaron subir hasta el pico, más tan solo llegaron hasta la base regresando por haberse quedado sin agua.


-Hay otro cuento que indica que el 23 de abril de 1872, espeleólogo ingles James Mudie Spendce, el general Leopoldo Terrenos, junto a un jóven artista pintor llamado Ramón Bolet y otro pintor alemán llamado Anton Goering que era miembro de la Sociedad Zoológica de Londres, teniendo como guía al agricultor Pio Berroterán como guía de la zona y algunos peones.


-Abuelo ¿cuánto tiempo estuvieron en esa excursión?


-Bueno Max, según dicen, cuatro días en la segunda noche la pasaron en un topo que lo bautizaron “Topo Goering” que aún tiene su nombre y por donde hallaron algunos petroglifos.


-Abuelito ¿Y sabes donde están esos petroglifos? ¿Qué forma y tamaño tienen?


-No Mateo, pero deben estar donde se vean grandes rocas.


-Abuelo entonces los indios conocían ese sector que para tallar los petroglifos.


-Max, esos petroglifos serían como los avisos de la vallas de las autopistas para indicar algo o a lo mejor los sitios sagrados.


-Tú, si inventas Max, pero a lo mejor, quien sabe como pensaban esos indios en esas épocas remotas prehispánicas, a lo mejor tendrán mas de mil años o más, pero deben estar muy cerca de la cima.


-Pero ya me recordé que tengo un amigo llamado Oscar Muñoz del Centro Excursionista Manuel Ángel González (CEMAG) de Guatire en Miranda, él sí sabe dónde están una serie de petroglifos al norte de Guatire, lo voy a llamar para que un día de estos nos lleve al sitio en una excursión.


-Abuelo ¿Y a donde quedan esos petroglifos?


-Desde hace mucho tiempo atrás los indígenas y lugareños de la época de los españoles, saben de esos petroglifos que en nuestro tiempo están localizados en la Hacienda “Zamurito – Santo Cristo” allá al Nor-Oeste de Guatire, en terrenos del Parque Nacional “Ávila” o “Wairara Repano” como le están diciendo ahora.


-Bueno Mateo, ahora siguiendo con el relato de Goering estudió las rocas graníticas, muchas ellas redondeadas que son muy curiosas por la erosión esferoidal o exfoliación donde se destacan tres grandes rocas que las llamó "Los Platos del Diablo" que se encuentran inclinadas mirando hacia el norte y suspendidas entre sí por un reducido punto de contacto en su centro.


-Ahh, entonces abuelito, fue Goering el que las bautizó así a esa formación de las rocas.


¿Y subió más gente abuelito?


-Sí Mateo, otros caminantes fueron los del Centro Excursionistas Caracas a través de H. Soriano, Jean Notz, Armando Stolk y Pablo Aguirre entre los días 16 y 18 de febrero de 1935 y a mediados del siglo XX, miles de personas lo han subido hasta la cima en lo que es hoy el Parque Nacional “Waraira Repano” antes “Ávila” como lo hicimos nosotros hoy.


¿Y por donde anduvieron abuelo?


-Ellos caminaron por senderos varios que ahora se les conoce como la ruta La Julia - Dos Banderas - Topo Goering - Pico Naiguatá y tiene como unos 14 km de recorrido, en esa época tenían que irse abriendo paso entre la maleza no había los senderos como el que usamos para subir hoy.


-Oye abuelito, tengo otra hipótesis.


-Sí Max, dínosla.


-Esos son simplemente marcadores de posición de los extraterrestres ancestrales que marcaron puntos de posición a lo largo de las rutas que hacen, habría que ver por sus ubicaciones por coordenadas con otros puntos unirlos y ver si hay una ruta de repente el anterior punto estaría del lado del Pacifico y el próximo adelante seria por allá en Egipto.


Jii..jii..jii..


-Nos ganaste inventando Max.


-Bueno Max y Mateo es hora de dormir para mañana levantarnos como a la cinco de la mañana para ver y fotografiar el amanecer.


-Ahh, yo creí abuelito que era para ir a ordeñar las vacas.


-Que vacas ni que ocho cuartos a dormir todos y Dios les bendiga.


-Amén abuelito.


Bye, bye.

7 de Septiembre de 2021 a las 11:21 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~