irain1lobo9ira9di5wolf Iraín F. Lobo

Unas meras palabras a los que tengan ganas de leerla, eso es todo.


No-ficción Todo público. © Todos los derechos reservados

#carta #pensamientos #Divulgación
Cuento corto
0
68 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Yo

Sé que no me conoces, se también que para ti soy una especie de fantasma o cero a la izquierda que solo quiere ganar lectores, pero la verdad es que esta carta la hago más por mí que por ti querido lector. Y antes de que te marches bien lejos de estas líneas, déjame decirte que entre tú y yo no hay gran diferencia.


Posiblemente me este dirigiendo a mi futuro rival literario o a esa clase nueva de generaciones humanas que pareciera que hacen las cosas por hacerlas, me atrevo a pensar que quizás seas de la vieja escuela modernizada o a punto de serlo, y esto lo digo sin ofender. Pero la cosa es que mientras estuve en un vaivén en mi país, del cual aun estoy en él, y que la vida me presentara toda clase de situaciones buenas y malas, el resto de personas de esta grandiosa comunidad de lectores/escritores seguía en sus avances con las cosas que demandaban leer o con lo que les surgiera escribir. Mientras, intentaba con todos mis esfuerzos el mantenerme con vida en Venezuela, más concretamente en Maracaibo: mí ciudad.


Durante esos largos procesos, crecí, me enamore y sigo enamorado, luche, trabaje, me esforcé en mis estudios, me gradué (aunque aun no me han entregado mi titulo todavía), cambie de perspectivas, me volví mas tolerante, mas determinado, y la lista sigue y sigue. Como todos a los que se han dado cuenta que la pelea está lejos de terminar.


Como tú, la lectura para mí no solo fue la demostración máxima del poder de las mentes humanas, sino que fue ese algo ponían entre mis manos, páginas y ojos puertas a mundos paralelos de tiempo y espacio bajo todas las combinaciones habidas y por haber, nutriendo cada neurona de mi cabeza, cada fibra de mi cuerpo y cada parte de mi alma; por lo que tarde mucho en descubrir que escribir era esa pizca que me faltaba en la vida y, hoy por hoy, a mis 26 años aun sigo sintiendo esa misma emoción al plasmar cada historia que nace y muere a través de mis dedos en el teclado, el lápiz y el papel.


Independientemente de los motivos por los que tú escribes, o lees, la verdad es que a mí no me importa el equivocarme, ya que me he equivocado hasta hartarme y al final concluí que de no ser tan como soy, jamás hubiera llegado hasta donde estoy ahora. La mayoría de las veces tuve mucho miedo a perderlo todo, a equivocarme sin posibilidad de enmendar las cosas y de arrepentirme toda la vida de tomar tal o cual acción que las provocaran pero… ¿acaso soy una especie de adivino? ¿Existen verdaderas certezas del porvenir para que llegue a pronosticar tan negativamente mis resultados? Yo supongo que hasta tú también te has sentido así cuando comparas tu vida con esas imágenes idealizadas de gloria y poder. Pecar no solo es exclusivo para los malvados.


Digas lo que digas, pienses lo que pienses, sobre mí, la forma que escribo, los errores que cometo, las palabras que tiendo a repetir en cada párrafo, tanto la lectura como la escritura forman parte de lo que soy, y esta ultima en mayor medida que la primera, y jamás la he abandonado en comparación con esta cuenta de usuario, por lo que espero que compartas este mismo sentir y pensar.


Es verdad que no soy grandilocuente o que mis pensamientos estén bien enfocados, pero aun así sigo creciendo como hombre, lobo, como druida, filosofo, como profesional, como hermano e hijo, como un lector que peca de gula y como un escritor que apenas está encaminado a la buenaventura del maravilloso horizonte que le aguarda con todos sus misterios e intrigas… y por lo menos se que por ese lado, tu y yo somos iguales, ¿o no?


No hoy, no mañana pero si pronto… sabrán de mi.


¡Que tengan un prospero día!... o lo que quede de él.

28 de Agosto de 2021 a las 19:36 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Iraín F. Lobo Vivo para los momentos del olvido, y muero para los recuerdos perpetuos. Mas que un escritor, soy un guerrero, un hombre lobo que se lanza a una aventura casi infinita; con obstáculos nunca antes vistos, combatiré sin temor a hundirme en este mar que se posa en mi horizonte, y obtendré la dicha de seguir creciendo.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~