dbenavides12 Daniel Benavides

Carmen es una joven que se acababa de graduar como arqueóloga, paso varios meses sin conseguir un trabajo, pero cierto día logra conseguir un investigación en las ruinas de Machu Picchu, allí ella encontrará una gema muy extraña la cual se dispondría a investigar pero una mujer de nombre Hana aparece y le explica que lo que encontró es la gema de felicidad y debe ser envida devuelta al mundo espiritual, pero de pronto la gema se separó en cientos de fragmentos que estarán esparcidos por todo el mundo. Carmen y Hana tendrán que viajar por todo el mundo reuniendo los pedazos de la gema para evitar la destrucción del mundo espiritual, aquí comenzará una aventura llena de peligros.


Aventura Todo público.

#fantasia #aventura #viajes #341
0
147 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 15 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1

En lugares diferentes

Hace millones de años los espíritus vivían en el planeta Tierra antes que los humanos pudieran caminar en dos pies; cuando los humanos evolucionaron los espíritus se mezclaron entre ellos, pero con el tiempo, los seres espirituales tuvieron que regresar al mundo espiritual para reestablecer el orden entre su mundo y el mundo de los humanos.

Para establecer un orden recrearon 5 gemas, estas gemas existían desde el principio de los tiempos, pero estuvieron inactivas desde que los espíritus bajaron a la Tierra; cuando las gemas volvieron a su más alto auge se convocaron a los espíritus con el aura más pura para que sean quienes resguarden estas gemas junto a sus aprendices que serían los próximos guardianes.

………….

Roppongi-Tokio, 9 de enero del 2023

Casi se cumple un año desde que empezamos a reconstruir la gema, pero nunca me imagine estar en Japón tratando de hacer algo que solo los japoneses son capaces, tengo que ser parte de la celebración de la mayoría de edad si quiero recuperar la Gema.

Aún me pregunto ¿por qué fui yo la elegida para hacer esto? ¿fue una simple casualidad haber tocado la gema? O simplemente era mi destino, pero lo que me atormenta más es que no sé qué diablos tengo que hacer.

Si busco el lado positivo, viaje por todo el mundo buscando los pedazos de la gema, pero ya no puedo seguir, estoy agotada y casi he muerto más de una vez y ahora creo que me metí en problemas.

¡¡Hana sácame de aquí!!

…………..

Ciudad de México, 10 de enero del 2022

Hola mi nombre es Carmen C. Galindo, mejor díganme Carmen, bienvenidos a mi blog donde narraré las historias más grandes de mi vida y sé que se preguntarán ¿Qué tendría que narrar una chica común? Aquí esta su respuesta, acabo de graduarme como arqueóloga y estoy buscando aventuras o mejor dicho una historia realmente extraña.

—Carmen debemos irnos o llegaremos tarde. —me dijo Sara

—Lo sé solo déjame terminar mi dona en paz. —dije con tranquilidad

—Oye Carmen ¿Por qué estudiaste arqueología? —me preguntó Sara

—Solo quería tener aventuras mientras buscaba la historia de México. —le respondí—. Y tú ¿Por qué decidiste estudiarla carrera?

—La verdad la escogí con una moneda, era esto o medicina y la verdad no quería estudiar nada parecido. —me respondió

—Se que odias las preguntas, pero si no querías estudiar ¿Por qué lo hiciste? —pregunté intrigada

—Déjame pensar… ¡Ah!, ya recuerdo, no quería trabajar con mamá cociendo y por eso estudié lo mejor que pude para graduarme con honores. —dijo Sara

—Y sí que lo lograste. —le dije

Después de eso solo nos reímos por un rato…

—Carmen, Héctor llamó, necesitamos tomar el siguiente tren si queremos llegar al aeropuerto a tiempo. —dijo Sara

—Lo sé, ahora voy. —le dije con tranquilidad

Talvez se pregunten para donde nos dirigimos pues retrocederemos cuatro meses y medio cuando nos acabábamos de graduar.

Éramos un grupo intrépido, lleno de energía, si así era el grupo de arqueología, cuando nos graduamos los maestros siempre decían que iba a ser difícil conseguir trabajo, por cierto estudié en la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, una linda universidad; de los dos grupos de arqueología resaltábamos tres personas, Sara, Héctor y yo, los tres éramos los mejores estudiantes y los mejores amigos, Sara se graduó con honores y los maestros veían un gran futuro en los tres, pero terminamos vendiendo productos de puerta en puerta.

—Sara cuando dijiste que habías encontrado un trabajo para nosotros pensé que era relacionado a nuestra profesión. —mencionó Héctor decepcionado

—Es mejor que trabajar en una tienda donde solo llegaban dos clientes. —dijo Sara

—Ya no se peleen, es cierto que este trabajo es mejor que la tienda, además no tenemos opción, nadie quiere contratar a tres chicos recién graduados, además ¿Qué podría pasar? —dije

Fuimos de puerta en puerta y todos nos la cerraron en la cara.

—Pues no vendimos nada. —dijo Héctor

—Por cierto ¿Qué estamos vendiendo? —pregunté

—Según la nota, estamos vendiendo semillas. —respondió Sara

—Ahora entiendo porque no vendemos nada. —dijo Héctor—. Debemos buscar un trabajo ahora

Digamos que esa fue la conversación que tuvimos todos los días por un mes, hasta que empezamos a vender y luego decidimos viajar por los museos del país y por algunas universidades hasta que llegamos a la Ciudad de México.

Ahora nos dirigimos a Monterrey-Nuevo León al Museo de Historia Mexicana donde Héctor pudo conseguirnos un trabajo en Chiapas y presiento que nos irá muy bien.

—¿Dónde diablos estaban? —preguntó Héctor muy enfadado

—Te dijimos que estaríamos en la en la Ciudad de México. —respondió Sara—. No te alteres, ya estamos aquí.

—Dices que no me altere, debieron llegar hace 2 horas. —dijo Héctor confrontando a Sara

—Lo sé, vamos a la oficina y hablaremos con el director del museo. —dijo Sara calmadamente

Así lo hicimos, fuimos a la oficina del director, pero una gran sorpresa nos cayó encima.

—¿Cómo que ya no tenemos el trabajo? —preguntó Héctor desanimado

—Muchachos debieron haber llegado hace dos horas, ya le di el trabajo a otros chicos. —respondió el director

Nuestros rostros reflejaban tristeza y desesperación al mismo tiempo.

—Chicos no se desanimen, tengo algunos puestos vacantes. —nos dijo el director

Nuestros rostros cambiaron de expresión, ahora reflejaban felicidad y nuestros ojos brillaban de la emoción.

—Tengo un puesto en varios lugares, si me disculpan los asignaré enseguida. —dijo el director

—Espere un momento, eso quiere decir que no estaremos juntos. —dijo Sara asustada

—La verdad no, tengo un lugar en diferentes expediciones, es lo único que puedo darles. —dijo el director.

Los tres lo hablamos enseguida y decidimos tomar los trabajos por separados, tendríamos más experiencia y podríamos reunirnos para otra expedición. Si el director nos asignó los lugares a donde deberíamos ir, Héctor se iría a Chiapas, Sara iría a Acapulco con un grupo de exploradores al océano y a mí me sorprendió el lugar donde me toco, yo iría a Machu Picchu, a Sudamérica.

—Disculpe director, ¿Por qué me asigno a Machu Picchu? —pregunté

—Te lo asigné por una razón, el gobierno mexicano y el gobierno peruano han decido colaborar para investigar Machu Picchu y ya sé que la zona está completamente explorada, pero últimamente han aparecido plantas extrañas así que mandaremos tres arqueólogos y Perú mandará dos, para que investiguen, ya sé que no es tu campo, pero sé que lo harás bien. —respondió el director

En ese momento nos separamos, estaríamos juntos en unos meses y podríamos hacer una investigación por nuestra cuenta. Me dirigí a la Ciudad de México para reunirme con los otros arqueólogos para empezar mi viaje a una tierra que solo había visto en fotografías.

27 de Agosto de 2021 a las 16:48 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 5 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión