J
Jessica Nohemi


Xiang Huan, hija de unos mafiosos y próxima lider... Una chica dulce y tierna, desde chica su madre le enseño a ser un arma mortal y sigilosa y su madre a defenderse físicamente... Pero a la vez es alguien capaz de hacer cualquier cosa para conseguir sus objetivos...


Crimen No para niños menores de 13.
1
46 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todas las semanas
tiempo de lectura
AA Compartir

Niña dulce

La chica tenía otro día más de clase... Apenas tenía 10 años y ya tenía un sin fin de clases particulares...


Sus ojos cafés, su larga cabellera azabache y su piel pálida demostraban que era hija de la líder del clan Huan...


Su madre siempre la había educado con amor y cariño, pero también era una madre severa y protectora... Debido a que está había sufrido un trauma en el pasado y no quería que su hija sufriera por lo mismo...


Era la única hija de los líderes mas poderosos de la mafia china, y eso la convertía en un blanco fácil... Y mas aun porque vivían lejos de China...


Sus padres no podrían permitir esto, y le enseñaron a defenderse de cualquier persona, su madre le enseño técnicas de acupuntura y el como utilizar la herbolaria a su beneficio y su padre le había enseñado a defenderse...


Para una niña de 10 años eso era demasiado, pero era la vida que le había tocado vivir...


Una vida llena de lujos pero al mismo tiempo estaba llena de peligros, donde debía cuidar su propia espalda de quien fuera... Sus peores enemigos podrían ser incluso los más cercanos...


Desafortunadamente para ella, no tenía amigos, ni nadie con quien jugar... Así que pasaba la mayor parte del tiempo sola...


Vivía encerrada en aquella gran mansión, solía pasear por los pasillos y curiosear entre las grandes y numerosas habitaciones.


Ese día había terminado sus clases y estaba tomando un tiempo para jugar, paso por uno de los pasillos y fue explorando aquella mansión que era su hogar y que aún no se familiarizaba con ella...


Escuchó un discusión que provenía de la oficina de su madre, sin saberlo fue acercándose poco a poco y la voz furiosa de su madre se podía escuchar con total claridad mientras hablaba chino...


— 我不会在这份文件上签字...这是完全不能接受的,这些条款损害了我们的利益... (No voy firmar este documento... Es totalmente inaceptable, las cláusulas nos perjudican...) — dijo su madre con voz furiosa mientras hablaba por videollamada con uno de sus socios.


La chica se acercó a la puerta pero para su mala fortuna se tropezó con uno de los jarrones de su madre y lo hizo caer al suelo y destrozándolo en varios pedazos...


La niña no sabía qué hacer, sin duda alguna su madre la reprendería por escuchar una conversación ajena...


Intentó esconderse detrás de un mueble y cerró sus ojos mientras oía los pasos de los tacones de su madre acercándose donde estaba oculta...


— 女儿,我已经看到你了... 从你躲藏的地方出来 (Hija, ya te vi... Sal de donde estás escondida...) — Dijo su madre de forma dulce pero a la vez autoritaria...


La pequeña salió temblorosa de su escondite, con paso lento se acercó a su madre mientras tenia su cabeza agachada esperando el reclamo de su madre por romper uno de sus jarrones favoritos y escucharla.


— Xiang... ¿Que te dije de merodear en la mansión sin escolta? — Dijo su madre con voz seria mientras miraba a su hija fijamente...


— Lo... lo siento... Yo... Tenía curiosidad... — Dijo la menor con voz temerosa mientras jugaba con sus manos, aquella pequeña le temía a su madre cuando estaba enojada...


Su madre miró a su hija y soltó un suspiro... — Esta bien... Ve a tu habitación... Pronto tendrás tu clase de acupuntura...


La chica asintió e hizo una leve reverencia a su madre y se alejo de ella y vio a su guardaespaldas que la esperaba y bajo su mirada.


En cierta manera le tenía miedo, su rostro siempre era impasible... Su nombre era Liam Yen Thai, Era un chico tambien asiático, quien tenía 23 años, su cuerpo musculoso y cabello y ojos castaños.


— Princesa... Vayamos a su habitación... — Dijo el mayor con voz calmada mientras se acercaba a ella y tomaba suavemente su brazo. — No debería andar sola sin mi... Podrían hacerle algún daño...


La pequeña solo asintió, todos le decían las mismas palabras: "No debes andar sola o algo malo puede pasarte" pero nadie le decía el motivo de aquellas palabras. Solamente le daban evasivas cada vez que intentaba preguntar al respecto.


24 de Agosto de 2021 a las 12:55 1 Reporte Insertar Seguir historia
1
Continuará… Nuevo capítulo Todas las semanas.

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
Guillermo Sullivan Guillermo Sullivan
Interesante historia. Me ha gustado. Saludos!
September 06, 2021, 18:05
~