armandoxs111 Armando Salazar

Chris es un chico de 12 años, que tiene una vida relativamente normal, pero eso cambiara... Se vera envuelto en una situación aterradora, la llorona lo esta cazando y no se detendrá hasta matarlo. Los muertos están aquí... La Maldición de la Llorona.


Paranormal No para niños menores de 13.

#paranormal #lgbt #fantasma #adolescentes #leyenda #gay-love #la-llorona
1
93 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

1-CASO DE PATRICIA ALVAREZ

El amanecer azotaba unos pequeños suburbios en Caracas Venezuela, en una casa de aquel lugar vivía una familia de 3 integrantes. Ana García, trabajadora social, se levantó soñolienta, dirigió la mirada al reloj que marcaba 6:08 am, suspiro pesadamente, se puso sus pantuflas y salió de la habitación y toco las puertas de sus hijos y se dirigió hacia la cocina y empezó a hacer el desayuno.

Después de unos momentos bajo la hija de Ana, cabello castaño al igual que sus ojos y cabello largo, esa era Sam García, 14 años, una chica alegre, optimista, a veces un poco impulsiva, pero en las mañanas su humor no era el mejor, igual que casi todas las chicas, le gustaba jugar básquet, le encantan las películas de terror y tiene 2 mejores amigos que son: Kelly y Estefan.

Luego bajo el hijo menor, Chris Gracia, 12 años, cabello castaño oscuro, igualmente sus ojos, su humor es... bueno... malo, no se llevaba bien con su madre, con sus hermana se llevaba medianamente bien, no decía lo que sentía, se enfadaba con facilidad, le gusta dibujar, a veces canta, y tiene un mejor amigo que no ha querido que su familia conozca.

Ana les dio su desayuno y los chicos comieron sin más.

—Gracias, ma— dijo Sam levantándose de la mesa al terminar de comer.

—Gracias— dijo Chris, su tono era neutral.

Cuando Ana termino su desayuno se levantó y fue a su habitación y empezó a ponerse la ropa del trabajo, al terminar fue hacia la sala donde los niños la estaban esperando con sus uniformes puestos, les pregunto si se habían cepillado los dientes a lo que ellos respondieron con un sí, subieron al auto de Ana y fue a dejarlos a el liceo y ella siguió su camino.

Cuando Ana llego al Palacio De Justicia de La Hoyada o también conocido como El Centro, entro y se fue a registrar.

—Háblame, mana— saludo la recepcionista que era amiga de Ana.

— ¿Qué tal? — devolvió el saludo.

— ¿Mala noche? — dedujo la mujer.

—Si...— respondió con desgana.

— ¿Otra discusión con Chris? — dedujo.

—Sí, ese niño cada vez se pone más difícil— respondió.

—Tranquila es un hombre, supongo que la pubertad lo pone así—

—Claro...— Chris se había vuelto muy arisco cuando se enteró que murió su padre.

Ana subió hasta el 5to piso donde era el departamento de Protección Infantil, saludo a sus compañeros los cuales respondieron con gusto, se acomodó en su escritorio y encendió el computador, empezó a escribir el reporte sobre un caso...

"Patricia Álvarez"

Posible caso de maltrato

Empezó a escribir el reporte y después entro su jefe llamado Cooper, se dirigió hacia una compañera de oficina, Natalia y se puso a hablar con ella.

— ¿Qué tienes de Patricia? — pregunto Cooper.

—He llamado varias veces, nadie responde, y...— Ana la interrumpió.

— ¿Patricia Álvarez? — interrogo.

—Le asigne algunos de tus casos— explico Cooper— quise quitarte un peso de encima, Natalia tiene más energía—

No tiene hijos— contradijo Ana.

—En su casa tiene apoyo— Intento decir.

—Porque su esposo aún vive— refutó.

—Ana, te estoy haciendo un favor, quizás debas tomarte unas vacaciones, he oído que la situación con tus hijos no está bien y creo que... — hizo una pausa— olvídalo, solo le di a Natalia algunos de tus casos y punto—.

—Pues creo que le diste los equivocados, Patricia no hablara con alguien como Natalia— eso provoco un "¿Disculpa?" por parte de la susodicha— quiero decir que patricia no confiara en ti, conozco a esa familia desde siempre, he visto crecer a esos niños— argumento.

—Bien, conserva el caso— accedió— pero debo decirte que los niños no han ido a su escuela desde hace 2 semanas, tendrás que visitarla—

—Está bien—

—Por cierto, Davis ira contigo—

—No necesito apoyo— intento negar.

—Lo vas a llevar, no es opcional— objetó.

___________________

Chris acababa de terminar la clase de Física, la clase que casi todos los estudiantes detestaban, junto a Química y Matemática, se dirigió por los pasillos hacia el patio del liceo, caminaba lentamente mientras veía a los demás estudiantes, estaban los Otakus, ya saben a esos que les encanta el Anime, luego los Payasos, los graciosos de la escuela, los Empalagosos, ese pequeño grupo de estudiante que se besuquean con sus parejas en todos lados, y las odiadas por todos o simplemente por los que se dieron cuenta de su hipocresía, Las Populares, o como las llamaban algunos Las Mean Girls De Ali Express, estas se reían de los nerds, hasta que vieron a Chris y se le acercaron.

—Oye Chrisy— le habían puesto ese tonto apodo— ¿tuviste una noche loca con Jack? — se burló.

Si... Jack era su mejor amigo...

—Déjame en paz— dijo bajo.

—Claro mariquita— le dijo riéndose.

— ¿Qué?, ¿Estás hablando de tu papa? — dijo Sam empujando a la chica.

—Oye, el mariquita debe aprender a defenderse solo—

—Mira, mamahuevo, si mi hermano no se sabe defender, a mí no me cuesta romperte la cara en lo más mínimo— defendió Sam mientras tronaba sus nudillos.

La chica solo gruño y se fue, Sam se acercó a su hermano y le paso el brazo por el hombro.

—Oye, ¿estás bien? — pregunto Chris solamente asintió— es verdad, debes aprender a defenderte y no dejar que se aprovechen de ti—

—Lo siento... por no poder hacerlo, es que simplemente no sé cómo...— argumento.

—Tranquilo, pero hablare contigo al regresar a casa— dijo.

Chris asintió nuevamente y salió al patio.

--------

Por otro lado Ana y su compañero asignado, llegaron a la casa de patricia, la mujer viuda toco varias veces la puerta, hasta que Patricia por fin abrió, su mirada estaba desorientada, su cabello estaba espantoso y estaba demasiado delgada.

—Hola Patricia... ¿Cómo están los niños? — dijo en tono suave.

—Ellos están a salvo— dijo azotando la puerta.

—No nos dejara entrar— dijo Davis.

—No me digas— respondió Ana con sarcasmo— entremos por una ventana—

—Ana, ¿Qué estas...?—

—No estaré tranquila hasta saber que les paso a esos niños— dijo rodeando la casa.

Estuvo rodeándola unos momentos hasta que encontró una ventana.

—Ayúdame a subir— pidió Ana.

Davis puso sus 2 manos y ayudo a Ana a llegar hasta la ventana.

—Pide ayuda—

— ¿Qué vas a hacer tu? — interrogo.

—Buscare a los niños—

—Ten cuidado— dijo sacando su celular.

Ana entro y se quedó perpleja, habían velas por todos, habían dibujos de cruces en las paredes y biblias abiertas por todo el lugar, esculco entre la casa lentamente para no encontrarse a Patricia, así estuvo hasta que llego a una puerta que tenía cruces dibujadas, un ojo en el centro. Ana se acercó lentamente e intento abrirla pero estaba cerrada con llave.

—Maldición— dijo en voz baja.

Aléjate de esa puerta, Ana— la antedicha maldijo en sus adentros y volteo y vio a Patricia con un cuchillo en sus manos.

—Patricia solo quiero saber que paso con los niños— trato de tranquilizar.

—VETE— exigió.

Ana vio una llave que colgaba del cuello de Patricia a forma de collar.

—P-por favor solo dime...—

—DIJE QUE FUERA— Patricia se le fue encima y trato de incrustarle el cuchillo pero Ana la detuvo.

Se escuchó un portazo y aparecieron varios oficiales que sujetaron a Patricia.

— ¿Ana, estas bien? — pregunto un oficial.

—Si...— dijo quitándole la llave a patricia.

Abrió aquella puerta y vio a los niños acurrucados en la esquina de aquel armario, Ana los abrazo y repartió besos por los rostros de ambos.

-----------

Detrás del liceo se escuchaban los débiles gemidos de alguien y ese alguien era Chris, tenía los pantalones abajo y recibía fuertes embestidas de su mejor "amigo", estuvieron así hasta que simplemente el chico dominante llego al clímax y eyaculo dentro de Chris, quien pudo sentir el líquido caliente dentro de él, ambos se quedaron allí hasta moderar su respiración. Unos momentos después ya se encontraban con la ropa arreglada nuevamente.

—Oye...— Chris iba a hablar.

—Chris, no podemos seguir siendo amigos— soltó el otro de repente.

Chris sintió como algo se le desgarraba por dentro — ¿Q-que? — dijo con voz cortada.

—Mira, los chicos están empezando a sospechar de esto y no quiero que mi reputación se arruine— explico.

A Chris se le aguaron los ojos.

—Oye..., sé que parezco un desgraciado por decirte esto por lo que acabamos de hacer pero...— dijo acercándose al menor quien lo empujo.

—Aléjate de mí— sollozo tratando de irse pero el otro chico lo detuvo.

—Oye, debes entenderme—

—NO PUEDES DECIRME ESO DESPUÉS DE QUE TE ENTREGUE MI MALDITA VIRGINIDAD, TE ODIO— grito soltándose para después irse.

------------------------

Ana se encontraba concentrada revisando unos mensajes y su jefe salió de una habitación y Ana despego la vista del celular.

— ¿Qué ha pasado? — pregunto.

—No dejan de hablar de la llorona— hizo una pausa— quizás patricia les hizo creer que la llorona estaba tras ellos o algo así, los enviaremos a un psicólogo mientras están en el hotel donde se hospedaran—

17 de Agosto de 2021 a las 04:30 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo 2-PRIMERAS APARICIONES

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Saga Marcados
Saga Marcados

Los muertos están aquí... Nadie esta a salvo... La noche, ni el día, son seguros... Leer más sobre Saga Marcados.