irisboo Iris Boo

Bianca es una buena chica que siempre ha pensado en los demás. Pero algo ha cambiado, algo que la ha hecho abrir los ojos y pensar en sí misma. Ya no volverá a ser la segunda opción de nadie. Si alguien te ama siempre estarás la primera.


#2 en Romance #2 en Suspenso romántico Sólo para mayores de 18.

#legacy #mafia #romance #Irisboo
771
169.6mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo

Estoy harta de que me golpeen, de que me usen, de no ser más que un ser cuyos sentimientos no importan. No es que alguien me haya puesto una mano encima, jamás ha sucedido, pero no es el único tipo de maltrato que puede sufrir una persona.

Mi familia siempre me ha querido y protegido, pero es imposible aislarte del mundo y su maldad. Hay gente mala, dañina, egoísta o aprovechada, que se sentirá con el derecho de utilizarte a su antojo para sacar algún tipo de provecho.

En una ocasión pensé que era por mí, que era débil y por eso se cebaban conmigo, pero he entendido que el problema no soy yo, sino ellos. Ser una persona con buen corazón no tiene que ser pecado hoy en día, porque somos la salvación de aquellos que todavía no se han perdido, porque somos los que cuidamos de aquellos que son como nosotros, porque intentamos salvar todo lo que ha sido dañado.

Pero ser bueno no implica que deba dejar que me lastimen, no significa perdonar siempre, ser compasivo. Se puede ser buena persona haciendo cosas malas, lo he visto, lo he vivido. Ser bueno implica proteger aquello que realmente importa, no quedarse en lo superfluo, en lo aparente.

Antes pensaba que mi familia me había mostrado el camino a seguir, pero los Bowman me han enseñado que no solo hay una manera de hacerlo. Ellos cuidan de la familia, para ellos no existe un límite que traspasar si la vida de los suyos está en peligro. Tienen clara su prioridad, lo que no están dispuestos a perder. Ellos me han enseñado que no se trata de ser bueno, sino justo y para eso a veces hay que ser duro, implacable y sobre todo no tener miedo.

Por eso estoy ahora metida en un avión de regreso a Miami, porque he decidido plantarles cara a mis miedos, levantarme de mi asiento y alzar la cabeza con orgullo para exigir un castigo.

Ese hombre amenazó mi vida y la de la tía María, y merece ser castigado. Él cometió la falta, y lo hizo libremente, sin coacción ni bajo amenaza. Eligió dañarme, así que estoy en mi derecho de pedir un castigo. Él mismo escogió este camino, así que tendrá que hacerse cargo de las consecuencias.

—No estés nerviosa. —La mano de Owen se posó sobre la mía. No me había dado cuenta de que estaba aferrando el apoyabrazos del asiento con tanta fuerza.

—Estoy bien. —Le sonreí para demostrárselo.

—Estamos juntos en esto. —A él tampoco le gustaba ir a ese juicio, pero estaba allí.

Respiré profundamente mientras asentía. Tener a alguien a tu lado que se preocupa por ti es reconfortante. Era lo que necesitaba mi corazón, que alguien lo pusiera el primero en su lista de prioridades. Hombres, a la mayoría de ellos los puso Dios en este mundo para torturar a las buenas chicas. Y no todos merecían ser salvados. ¿Por qué digo esto? Pues porque… Es una larga historia. ¿Quieren que se la cuente?

20 de Agosto de 2021 a las 00:00 53 Reporte Insertar Seguir historia
219
Leer el siguiente capítulo Capítulo 1

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 71 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión