alandelrey ˗ˏˋ brooklyn ˎˊ˗

A Lucky Shelby le gusta el sexo sin compromiso. Carter Starling es un mojigato. ¿Podrá Carter enamorar al zorrito de Lucky? ¿Lucky creera en el amor de Carter?


LGBT+ No para niños menores de 13.

#crimen #drama #erotic #gay #accion #amor #yaoi #aventura #homosexual #mafia #bl #lgtb #erotico #universidad #boylove #homoerotico #loveislove #boyslove #policias #romancegay #gayromance #gaylove #amoresamor
0
158 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los días
tiempo de lectura
AA Compartir

"fuck yeah, give it to me"

gods and monsters; lana del rey.


Lucien o como a él le gusta que le llamen, "Lucky"; no es un chico muy quisquilloso. Con tan sola una linda sonrisa, una atrayente energía y las palabras correctas son suficientes para tenerlo de rodilla, succionando una buena polla como sí se tratará de la más dulce paleta que en su vida ha probado .

Sin embargo hay un problema no le gusta las personas amables, le gustan las palabrotas, el sexo rudo y encuentra un gran placer en follar con hombres mayores que él porque ellos saben lo que hacen; saben donde tocar, donde apretar, donde, y donde morder para hacerlo un soltar de gemidos, y dulces gritos.

Y si todo marcha bien, repetirlos un par de veces más. Lo suficiente para disfrutarlo pero no tanto como hacerlo un habito porque Lucky tiene la mala costumbre de aburrirse rápido de las personas. No sabe en muy bien que momento desarrollo ese problema con las personas, solo que las personas suelen ser jodidamente aburridas y monótonas para él. Odia el compromiso, y como evitarlo, sí tiene el alma de un sagitario puro; y su cantante favorita es lana del rey aunque también le gusta bastante tove lo. Así que hay que no queda más que entenderlo, no es su culpa, esta en su alma, en su ser.

Lo suyo no es el amor, lo suyo son los encuentros clandestinos y órgasmos casuales, sabe que los hombres siempre tienen un gran libido justo como él. Y las fiestas son su lugar de cacería favorito, no importa sí ellos tienen una novia, él no es celoso.

Su tía Polly una vez le dijo "prueba de todo antes de volverte un viejo canoso". Bendita mujer y como no amar, a la vieja tía polly, si le envía dinero de vez en cuando los fines de semana.

Pero sí alguien le preguntará que es lo que más odia en esta vida, no dudaría en responder, la gente pegajosa, románticamente empedernida, y todo ese tipo de cursilería.

Porque Lucky es seductor por naturaleza, y por eso le gusta duro y áspero.


El ruido de la puerta siendo golpeada, acompañada del sonoro y agudo timbre, le hace fruncir el ceño, un leve dolor de cabeza se hizo presente, arrancaría ese timbre. La espalda baja le dolió, su cuerpo esta resentido por haber follado sin lubricante aunque hubo un poco de saliva, al parecer no fue suficiente.

Un leve calambre se hace presente por dentro de sus muslos, sintió una ligera incomodidad en sus lindas y desnudas nalgas. En su mente se pregunta sí ya amaneció y mira por la ventana abierta, la oscuridad esta presente en la noche pero es tenuemente iluminada por las luces de la ciudad.

Recordó que había tomado un baño después de haber follado y el cansancio lo hizo caer en los dulces brazos de Morfeo. Por la insistencia del sujeto que esta afuera y del lado otro lado se da cuenta de que su rommie no esta en en el departamento o probablemente, quien quiera que fuera, no estaría haciendo un escandalo afuera.

Se asomo por el balcón de su habitación para ver quien es, y entonces lo ve. Malditos signos de agua.

— Luckyyyyyyyyy. — La voz desgarrada resuena en toda la cuadra. Él, lo ve allí, entre sollozos desgarrados, dando lastima y pena ajena.

Lucky rueda sus ojos y larga un suspiro, el aire primaveral fresco, recorrió sus desnudas piernas e hizo que se abrazará así mismo.

La patética escena que Lucas está montando frente a su departamento. Puede ver la botella de vodka de marca brillando en su mano y destellando por la luz, y no hay duda de que está borracho; alguien como él, tan "hetero" y disciplinado, jamás lloraría despechado por un chico que no se avergüenza de decir que le usó un rato y luego lo dejó.

Aunque realmente no ve nada de malo en ello, cada uno hace lo que quiere con su vida.

El problema esta en que el muy idiota se "enamoró" demasiado rápido de él, era gracioso porque Lucas le había dicho que era tan recto como una flecha pero velo, al idiota, gritando. Tenía que ser de cáncer. Era la primera vez que un hetero había llegado tan lejos. No sabía sí asustarse o alegrarse pero de alguna manera estaba complacido.

—Luckyyyy —grita Lucas al aire, sin ser consciente de que la persona a quien le habla y otros vecinos han salido para ver qué es tal escándalo—. ¡Puedo cambiar para ti, preciosoo! Te juro que deje a mi novia, ya no la amo.

Lucky hizo un gesto de vergüenza con su cara, recordó que le había dicho que estaría con él, sí dejaba a su novia (antes de dejarlo porque en los últimos tiempos, Lucas se había vuelto bastante pegajoso con él). Ya no era tan discreto como antes. Luchas arruinó todo.

De alguna manera, Lucky siente pena por él. Y se plantea sí debería dejar de ser una perra como Blair Waldorf y bajar para tratar de calmarlo un poco pero ya es demasiado tarde...

Michael Gray acaba de llegar... — ¿Qué diablos haces? —Preguntó, haciendo que Lucas voltee a verlo.

— ¿Quieennn eres tú? — Pregunta, arrastrando las palabras. —¿Eres el ovio de Lucky?

Michael tiene una cara de pocos amigos, al parecer esta cabreado, bueno cualquiera estaría así, si los vecinos te llaman diciendo que hay un idiota gritando y que van a denunciarte por ruidos molestos. ¡Que buenos vecinos!

Una parte dentro del rebelde y retorcido ser de Lucky quiere que Michael golpee a Lucas y se desate una pelea. Dos hombres peleando por él, aquel pensamiento lo excita de repente y se muerde su labio inferior.

Michael levantó su mirada y se topo con la mirada divertida de Lucky.

— Bastardo. — Dijo Michael cuando sus miradas se encontraron y la sonrisa de Lucky se amplio más.

—Lucky, te amo, yo puedo hacerte más feliz que este idiota. — Insultó Lucas a Michael.

Lucky rueda los ojos. ¿Amor? Qué chiste de mal gusto. Deja de ponerte en ridículo.

Amar era una palabra demasiado banal; él podía usarla con cualquiera y nada cambiaría. Esa una palabra fácil como una prostituta, sin sentido, que carecía de valor y que todo el mundo utiliza. Es una palabra bastante asquerosa y repulsiva.

Amar es poseer y Lucky no puede ser poseído porque es un ser libre.

—Amigo—Empezó a hablar Michael, intentando captar la atención de Lucas. — Lucky no vive aca. — Se acerca a él con cuidado, estirando la mano en su dirección —. Deja esa botella y vete a casa parce, por favor. Llamaremos a un taxi.

Lucas se niega, pierde el control y empieza a gritar insultos hacia Michael, trata de golpearlo también. Diciendo que lo había dejado varias allí, enfrente. Tambien asegurando de que Michael era él no dejaba en paz a Lucky, tal vez y solo tal vez, a Lucky se le escapo que Michael follaba mejor que él. Pero en su defensa tan solo fue para dañar el ego y autoestima del "hetero" Lucas y al parecer lo hizo.

—¡Luckyyyy! —Gritó nuevamente y lanzo la botella contra la pared, la botella estalló y cientos de cristales se dispararon en cualquier dirección.

Un vecino llamó a las fuerzas de la ley y el sonido de las sirenas no tardaron mucho en hacerse presente. Rapidamente Lucky se mete adentro de su departamento con mucha emoción y comienza a arreglarse para verse destellante, como una estrella que emanaba brillo.


Recientemente, la presa de Lucky no era nada más y nada menos que un oficial de la ley, un policía. ¿A Lucky le gusta la violencia intrafamiliar se preguntaran? Tal vez. El hecho es que eso no le importa, ni jamás le importaría lo que pensarán de él.

La policía llegó y todo el espectáculo que Lucas montó se acabo, y lo peor de todo. ¡Lo peor de todo! Fue que el oficial Starling no hizo acto de presencia... Quizás su turno había cambiado o para la mala suerte de Lucky no le corresponde esta zona, cualquiera de las dos respuestas hace que Lucky sintiera cierta amargura recorrerle.

Se había puesto nervioso y ansioso por volver a ver a aquel oficial de la ley de nuevo... Pero no había aparecido, así que se tiro en la cama mientras escuchaba como Michael lo retaba desde la puerta de su habitación, que eso fue muy peligroso y que era algo irresponsable, blablabla. Una rapida idea llegó a la mente de Lucky, se levantó de la cama y camino hasta estar enfrente de Michael.

Michael tenía el ceño fruncido, estaba molesto, lo que excitaba más a Lucky.

—Él llegó y empezó a hacer un escandalo. —Dijo Lucky intentando defenderse, pero era verdad. Lucas llegó, y comenzó a golpear la puerta y tocar timbre. — ¿Te estabas divirtiendo? — Preguntó Lucky de una forma seductora y divertida mientras cruza sus brazos alrededor del cuello de Michael y sus labios se acercan, Lucky mantiene una sonrisa que contagia a Michael. Esa clase de sonrisa que Michael conocía y era la que Lucky siempre ponía antes de salirse con la suya.

Los labios de Lucky se acercaron a los de Michael y se dieron un beso candente.

— Puta. —Le dijo con una sonrisa mirando a la cara a Lucky y sintiendo los dedos del rubio colarse de bajo de su ropa, luego sintió como Lucky comenzó a besar su cuello de forma lasciva.

Las manos de Michael viajaron a los preciosos glúteos de Lucky.


Sarah no está segura del momento en el que Lucky se ha descarrilado y dejado de ser ese chico de pueblo a ser lo que era ahora. Ella observa con curiosidad a su novio en ropa interior, estan en la pequeña cocina del departamento... Recordando que al principio quedo algo sorprendida cuando conoció al roomie de su novio.

Se veía tan tranquilo, puro e inocente y ahora... Ciertamente era un problema, cuando su novio la dejo anoche para volver al departamento por un inconveniente que había sucedido no le gustó nada, sabía que tenía que ver con Lucky, todavía no entendía como Michael no lo corría de allí.

— Entonces... ¿Me vas a decir que pasó? — Preguntó Sarah, era sábado por la mañana y ella había llegado al departamento de su novio hace 5 minutos aproximadamente, preocupada porque él no le había contestado los mensajes.

—Un idiota que solo buscaba problemas. — Se excuso Michael y es que nunca le diría la verdad de lo que paso anoche con el ex novio obsesivo de Lucky.

Sarah al parecer se lo creyó porque ya no hizo más preguntas al respecto


El lunes llega y Lucky estaba en la universidad, como el joven adulto responsable que es y se esta convirtiendo, según en sus propias palabras o lo que le dice a sus padres cuando habla con ellos por teléfono celular. Hay un nuevo profesor suplente, alto y fornido, del tipo que le gusta a Lucky.

Lucky ladea su cabeza y deja al descubierto su cuello, curioso por orientación sexual del nuevo profesor. Solo hace falta un par de bromas, sonrisas tontas y lindas miradas para que el profesor caiga a sus pies. ¿Acostarse con un estudiante? La fantasía de todo profesor. La mayoría de profesores solo son profesores solo para cumplir esa estupida fantasía con sus alumnas. Lucky no era mujer y tampoco deseaba serlo aunque en su carta astral natal decía que tenía un 86% de energía femenina en él.


No le molesta en absoluto que sus compañeros lo vean o hablen. Él prefiere que hablen de él, después de todo. Nació para ser visto, y escuchado. Los mismos que hablan mal de él, son los que intentan ligar con él en fiestas. Es algo estúpido, pero otra cosa que no soporta Lucky son los mojigatos heterosexuales.

La sonrisa en el rostro de Lucky es la evidencia que su plan ha funcionado y que, probablemente, la nota que le falta será arreglada con una tarde en el apartamento del profesor suplente. Ciertamente se siente como Olive Penderghast de la pelicula "se dice de mí".

— Parece que tuviste acción el finde. — Elogió su amiga.

Janis era una chica de cuerpo voluptoso y pequeño, piel morena y cabello oscuro. Era la primer amiga que tuvo en la universidad y fue gracias a ella que pudo dar un gran cambio de personalidad, ella con su extroversión y su buen humor, provoco que con el pesar del tiempo, Lucky cambiará no solo de mentalidad, sino que de personalidad tambien.

— Fueron dos.

— ¿Al mismo tiempo? — Preguntó sorprendida.

— No, no cumplí esa fantasía todavía. — Respondió como sí fuera una queja.

— ¿Entonces...? —

— Un policía y Michael.

— ¿Un policía? — Preguntó consternada Janis. — ¿Acaso te gusta la violencia intrafamiliar? Black Lives Matters perra, soy negra. La traición hermano, la decepción.

—Hahahaha. — Lucky se rió porque Janis tenía esa personalidad tan directa pero cargada de humor. Tal vez ese humor desviaba toda la atención de las grandes cicatrices que tenía en las muñecas.

—En serio que Lucas fue a buscarte.

—Ese idiota se apareció en mi departamento. — Bufó Lucky. —Como no se consigue una buena novia.

— Los chicos dicen que eres adictivo.

— ¿Tengo esa fama?

— Y de puta tambien.

La conversación termino porque el profesor comenzó a hablar y ambos le prestaron atención a lo que el nuevo profesor suplente decía y dictaba en clases. Aunque Lucky estaba más interesado en lo que iba a suceder en los horarios de oficina.


La campana sonó y así el cambio de hora, tanto como Lucky y Janis salieron del aula y se dirigieron al patio para seguir conversando.

—¿Quien era?

— ¿Ah?

— El policía.

— Ni idea. — Respondió con total sinceridad. Janis lo miró por un segundo y decidió cambiar de tema.

— Por cierto, viene una banda al bar, sino estas ocupado y quieres ir conmigo...

—Mmm... — Lucky miro al profesor suplente cruzar por enfrente suyo en dirección a los baños. — Voy a pensarlo Janis, no te prometo nada. — Lucky se levantó de su asiento. — Voy a... Como sea ya vengo o luego te veo, lo que sea, adiós.

Janis vio a Lucky irse y tambien a unos oficiales entrar a la institución. ¿Por que habían llegado policias? ¿Habría un tiroteo...? Aquel pensamiento hizo que se hiperventile y saco de su bolso, una tableta de pastilla y se lo tomo con rapidez, ella utilizaba aquello para no entrar en crisis, estaba recetada por su medico.

— Profesor. — Dijo Lucky, interceptando al profesor con una sonrisa. La campana sonó.

— Shelby. — Dijo el profesor suplente. — Se ve muy alegre. ¿Tiene planeado hacer algo?

— Solo sí usted me lo permite profesor. — Hablo Lucky con una voz sumamente afligida, fingiendo una inocencia, esa que hacía alborotar a los hombres.

El profesor se acerca a Lucky, y acaricia su barbilla, luego comienza a meter su dedo pulgar en la boca de Lucky, y él lo chupa, lo chupa lentamente, y luego utilizó su lengua para pasar lentamente por alrededor del dedo del profesor y sonrió, lo que hizo que el profesor se ponga duro como una piedra.

Lucky comienza a caminar hasta que se mete con el profesor a un cubículo vacío, sin ponerle seguro o sin detenerse a pensar por un segundo en aquello.

Finalmente Lucky cae de rodillas enfrente del profesor, mirándole ansioso.

— ¿Que quieres bebe? —Preguntó en un tonó burlesco el profesor mientras se desabrocha el pantalon. — ¿Quieres leche?

—Por favor — Pidió en suplica. — Dame leche profe.

Lentamente Lucky comienza a meter el pene en su boca, disfrutando el proceso y chupando las bolas del profe, subiendo y bajando como toda una puta de las porno.

La puerta del baño se abre, pero ninguno de los le presta verdadera atención, sin embargo, la puerta del cubículo es abierta. Y ambos se congelan.

— Oficial Starling, esta ocupado. — Dijo de forma coqueta Lucky pero sonando al mismo tiempo ofendido, la verdad era que verlo al oficial allí, lo puso de buen humor. Siempre había querido estar en un trío y ser penetrados por dos hombres en publico.

11 de Agosto de 2021 a las 05:08 1 Reporte Insertar Seguir historia
2
Leer el siguiente capítulo you know that i like you

Comenta algo

Publica!
Dulce deLeche Dulce deLeche
Ohh Que bestial !!!
August 18, 2021, 06:47
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 5 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión