Los frutos del tiempo. Relatos cortos Seguir historia

drk0027 Holguer Beltrán

El tiempo fluye constantemente y con el van creciendo los frutos de lo que he sembrado. Esta colección de relatos es solo una pequeña cosecha de aquellas cosas que he aprendido y seguiré aprendiendo, una búsqueda por algo inalcanzable pero que disfruto buscar. Es la naturaleza del hombre contar lo que sus ojos ven, sea o no la realidad. Codigo de registro en Safe Creative: 1512126004538 Todos los derechos reservados Portada elaborada por Naiomydesign - wattpad @naiomyx - año 2015. Todos los derechos reservados https://www.wattpad.com/user/naiomyx


Cuento No para niños menores de 13. © todos los derechos reservados

#relato corto
3
14764 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Tiempo Bidireccional

La NASA, empeñada en su dominio del espacio exterior, fundo una base lunar con el fin de dar apoyo a los diferentes proyectos espaciales y estudiar al planeta desde una posición privilegiada.

Esta pequeña base tenía un observatorio desde donde se podía hacer seguimiento de diversos proyectos y se investigaban amplios campos de estudios, desde cultivos hasta el estudio de la antimateria.

El CERN trabajaba con su juguete nuevo desde hace varios años, orgulloso de haber descubierto nuevas partículas esquivas que teóricamente estaba demostrada su existencia, cuando un grupo insurgente comenzó a atacar al gran colisionado de Hadrones.

Al grito de protesta "No al fin del mundo" destruyeron con bombas y armas todo lo que más pudieron, hasta que llegaron al Gran Colisionador de Hadrones.

Este, que no estaba operando al máximo de su capacidad, inmediatamente fue destruido, explotando y matando a todos en un área sorprendentemente enorme, sin dejar sobreviviente alguno.

Las labores de rescate fueron completamente infructuosas, porque, además de eso, en el lugar se generó un campo gravitacional que distorsionaba la visión, y provocaba ciertas ilusiones.

Algunos familiares de los investigadores, en su desesperación, se lanzaron al campo desolado y distorsionado donde alguna vez estuvo el colisionado, pero no llegaban muy lejos.

Quienes lograban avanzar cierta distancia, morían de forma inexplicable.

Quienes avanzaban una distancia menor, perdían la cordura

Quienes avanzaban una distancia aún menor, volvían horrorizados y nunca quisieron hablar de lo sucedido.

Los estudios indicaron que en el centro de todo, había un conglomerado de átomos, tan finamente apretados que no superaba el diámetro de una molécula de agua, teniendo una masa que altera gravitacionalmente todo a su alrededor, pero que seguía contenido en el centro por un sistema de retención magnético que le impedía moverse de su lugar sin riesgos de que la situación se complicara.

Esto sin duda, no era causado por el colisionado, si no por un proyecto previo del que se perdió el control.

Dado que en el planeta ahora hay un gran agujero visible desde la luna, nosotros aprovechamos los equipos disponibles para estudiar el suceso.

Sin embargo, con cada medición, los resultados eran diferentes y a la vez, no había resultados.

Las maquinas no podían procesar los datos que adquirían por alguna extraña razón, pero el volumen de datos era infinito y a la vez, cero.

Intrigados por el evento, notamos que a simple vista, el gran agujero parecía una lente, convexa, casi como una lupa pero de un aspecto difícilmente describible.

Decidimos usar un clásico telescopio óptico, claro, optimizado para la época y observamos.

El primero de nosotros, observo el fenómeno, pero inmediatamente regreso, diciendo que lo que veía era absolutamente nada.

El segundo, con curiosidad observo y regreso diciendo "Me veo viéndome verme a mí mismo".

Confundido, yo sin embargo, trate de obtener una respuesta más compleja, para lo cual me una libreta de apuntes y mire atentamente.

Al principio, no veía nada, como dijo mi primer compañero.

Tiempo después, me veía a mí mismo viéndome verme, como dijo el segundo compañero.

Esperando un poco más, me di cuenta de que si seguía viendo, lo único que vería es a mí mismo viéndome verme.

Le dije a mi compañero que, inmediatamente como yo me quite, vea través del telescopio, sin embargo, el vio lo mismo que vimos nosotros.

Ya algo molestos, decidimos proyectar en la pantalla lo que mostraba el telescopio.

Esta vez, veíamos a nosotros viendo a la pantalla que nos mostraba viéndonos a nosotros.

Cada cosa que hacíamos, lo veíamos en la pantalla, como si alguien nos grabara desde alguna parte, pero no había cámaras extraoficiales y no parecía que alguno de nosotros nos quisiéramos jugar una broma.

Confundidos aun mas, vimos el video de lo observado y solo se veía a nosotros viendo el video.

El primer investigador creyó ver algo raro, por lo que dijo que retrocediéramos un segundo.

Pero no sucedió nada, seguíamos allí, mirando el video que estábamos viendo.

Por accidente avanzamos el video cinco minutos y pudimos ver cuando apagamos el telescopio.

Retrocedimos un minuto y estábamos preparando el video para verlo.

Con un sudor frio recorriendo mi espalda y viendo la cara de miedo y confusión de nosotros, vimos nuestros relojes, ya habían pasado treinta minutos desde que apagamos el telescopio y no había forma de seguir reuniendo información.

El disco de almacenamiento parecía lleno y el reproductor de video mostraba siempre la mitad del video, impidiéndonos dejarlo al principio o al final.

Avanzamos los treinta minutos y nos pudimos ver observando el video.

Vimos nuestra cara de miedo, de horror ante el descubrimiento y caímos en cuenta que el fenómeno que se había formado era algo muy parecido a una lente gravitacional.

No tuvimos el valor de retroceder más el video, pero nos llegó una noticia desde la tierra.

El gobierno lanzo una bomba de antimateria para eliminar el peligro latente de un accidente gravitacional.

Usamos el telescopio una vez más, pero era imposible ver nada diferente que a nosotros viéndonos a nosotros mismos.

Optamos por usar la red de comunicaciones y vimos las noticias en vivo de como lanzaban la bomba.

Pocos segundos, un destello blanco o tal vez negro, no lo sabemos, inundo las pantallas y las comunicaciones se cortaron.

Tardaron cuatro días en restaurarse, pero no eran los mismos de siempre.

Los que estuvieron en el lugar de los hechos, murieron, o más bien desaparecieron, no se sabe.

Todo en un radio tres veces al anterior desapareció y en el centro un gran agujero donde estuvo el curioso fenómeno.

No es de sorprender nuestra reacción, sin palabras ni nada que decir, pensábamos que tal vez la solución fue peor que el problema.

Cuando finalmente nos recuperamos, quisimos ver el video una vez más.

Descubrimos que, si avanzábamos el video, el tiempo retrocedía, pero si lo retrocedíamos, el tiempo avanzaba.

Únicamente grabamos una hora, y al retroceder el video ese tiempo, solo vimos nuestros rostros llenos de terror al ver la explosión en la tierra.

24 de Abril de 2017 a las 02:54 4 Reporte Insertar 4
Leer el siguiente capítulo Ni cielo arriba ni cielo abajo

Comenta algo

Publica!
00 00 00 00
Comento al drrrkristal c:
23 de Abril de 2017 a las 22:00
00 00 00 00
Comento al drrrkristal c:
23 de Abril de 2017 a las 22:00
00 00 00 00
Comento al drrrkristal c:
23 de Abril de 2017 a las 22:00
00 00 00 00
Comento al drrrkristal c:
23 de Abril de 2017 a las 21:56
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 99 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas