lcalibans Lcaliban

Esta historia relata lo difícil que puede ser la vida en la guerra, mas aun cuando perteneces al lado equivocado, Bastian Schmidt un soldado alemán se vera sumergido en un escenario complicado de violencia y un romance prohibido lo hará esclavo de sus impulsos. ¿Su nación o sus sentimientos?


Histórico Sólo para mayores de 18.

#love #drama #war #guerra #amor #suspenso #juvenil #dolor #378 #258 #385 #316 #segundaguerramundial
0
17 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todas las semanas
tiempo de lectura
AA Compartir

La sangre del enemigo

* 1 de septiembre de 1939* Bastian Schmidt

- Fuego!

Se oía por todo el campo de batalla, escuchaba los desgarradores gritos de nuestros aliados y enemigos, la sangre se sentía como fuego en la piel, mientras el calor de nuestros rostros aumentaba, sabia que estábamos mas cerca de cumplir nuestra misión, pero esto recién esta comenzando.

Desde mi posición podía observar a los polacos caer como moscas, no se comparaban a nuestra artillería pesada, la guerra siempre me pareció demasiado cruenta para los débiles, aunque la vida en si es difícil para aquellos que no están preparados, no tenemos nada que lamentar, hay que actuar por nuestro bien y aceptar que a veces somos la carne y en otras la espada que se debe blandir.

- ¡Bastian!¡Bastian!

No proceso muy bien lo que esta sucediendo, ¿que es esa voz?

- ¡Mueve tu trasero!

No me gusta la forma en que me habla este sujeto, lamentablemente hay ordenes que obedecer, incluso de este sujeto, le llamaban Roger el gordo, le hacia honor a su nombre, creo que ese tipo jamás se ha visto los talones.

- A sus ordenes, "señor". Exclame con un tono de burla.

Note la expresión de molestia de su rostro, pero no puedo aceptar del todo que una persona con sus capacidades este al mando de una misión tan importante como esta, es nuestro inicio de expansión, es lo mejor para nuestro nación y para nuestras personas, no somos héroes eso lo sabemos, pero no permitiremos que nuestras personas mueran de hambre, somos los fuertes y ustedes los débiles, es algo que hay que aceptar.

Mi objetivo era destruir los cañones antiaéreos de la fuerza polaca mediante nuestra condecorada fuerza de nuestros tanques Panzer. El tanque estaba literalmente cerca, el conductor que ya iba a bordo lo detuvo para manejar el cañón, levante mi pierna y con la ayuda de su fuerte brazo logre subir.

- ¡Andando soldado!

Exclame con un tono de autoridad.

Me basto solo un disparo para acabar con todo un pelotón polaco. La guerra ya estaba ganada, los superábamos en numero, una vez destruidos sus cañones antiaéreos, nuestras aviones destruían la poca resistencia que les quedaba, nuestra Alemania crecería. Nuestra gente jamás volvería a pasar hambre, nuestros niños crecerán en una nación de oportunidades.
Avanzamos en territorio polaco, cuerpos sin vida por montones, aliados y enemigos, sabemos que todo acto tiene una consecuencia y sé muy bien que el día de hoy sellamos nuestro destino, pero somos los mártires de nuestro pueblo, este dolor no pasara hacia nuestras fronteras, lo llevaremos nosotros y lo compartiremos con nuestros enemigos. Nadie nos va a arrebatar nuestra felicidad.
Aún queda trabajo que hacer, hay que adentrarnos en el territorio enemigo y poner en vela nuestra nueva dirección, el día de hoy establezco nuestra primera victoria.

10 de Agosto de 2021 a las 04:18 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Conociendo al enemigo

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas