queen_c 𝗪𝗵𝗶𝘁𝗲 𝐐𝐮𝐞𝐞𝐧

ASHLEY ALDRICH TEMPORADA 1; BODYGUARD LOVE Rick Aldrich después de jugar y apostar tanto dinero, es amenazado a devolver esa cantidad al lugar perteneciente, ya que podrían matar a toda su familia. Por desgracia, la primera en sufrir todos los problemas es su única hija, Ashley Aldrich, una estudiante de 17 años la cual al salir del instituto, intentaron secuetrarla. Después de lo sucedido, sus padres contáctan a un viejo amigo el qual es un militar retirado y amigo de ellos; Cristian Diaz, pero al enterarse de que aquel estaba desaparecido, llamaron a su hijo, Álvaro Diaz, quién habia compartido una parte de la infancia de la pequeña, algo que ella no recuerda. Desde ese momento, Ashley se enamora a primera vista de su guardaespaldas, quién va estar siempre a su lado, protegiéndola...


Romance Suspenso romántico Todo público. © COPYRIGHT *ESTA HISTORIA ES TOTALMENTE MIA* *No permito copias de mi historia ni de la portada*

#guardaespaldas #suspenso #Romance #adolescente
0
1.4mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los viernes
tiempo de lectura
AA Compartir

Una familia siempre unida

-Ha despertarse querida princesita, ha llegado el día de ir otra vez al instituto…-Susurró la mujer de dulce voz.


Los ojos castaños de ella poco a poco empezaron a abrirse y pudo ver a su madre, quién la miraba con dulzura.



-Buenos días mamá….-Murmuró la joven mientras se sentaba en la cama, frotando sus pequeñas manos en sus ojos.


-Vístete y ven al comedor a desayunar. No tardes.-


Cuando la mujer salió y cerró la puerta, la joven cogió su teléfono y comenzó a mirar las redes sociales.


-David…¿Porque me dejaste si éramos felices…?-Murmuró la rubia mientras las lágrimas se acumulaban en sus ojos.


-¡¡ASHLEY, VEN YA!! NO TE LO DIRÉ MÁS VECES.-Gritó la madre desde el comedor, que estaba ubicado en el piso de abajo.


Entonces la rubia tiró el móvil en la cama y se dirigió al armario a coger su uniforme.


-Ya estoy aquí.-Exclamó la joven mientras se asomaba a la puerta del comedor con su uniforme puesto.


-Vamos, come algo y ve a la puerta, te está esperando Cherry..-


-De acuerdo mamá….-Ashley miró todo el comedor y no vio a su padre, algo que hizo que ella se extrañara.-¿Dónde está papá?-


-Papá...Verás….Está en el trabajo ya…-Murmuró la mujer muy poco convencida.


-Bueno...Entonces hasta luego…-Respondió la joven cogiéndo un sandwich que había en la mesa.


Cuando abrió la puerta, se encontró con una joven de pelo oscuro sentada en el banco.


-Por fin…¡¡Buenos días Ash!!-Exclamó la joven abrazándola.


-Buenas..-Murmuró la joven mientras le devolvía el abrazo.


-Pensaba que te habías quedado otra vez mirando las fotos del idiota ese...Pero parece ser que has salido puntual..¡¡Así que quiere decir que por fin lo has dejado atrás!!-Dijo ella con alegría.


Pero Ashley bajó la mirada y Cherry se dio cuenta.


-¿Has estado mirando las fotos?....-


-Si….-Murmuró la rubia aún con lágrimas en los ojos.


-Ashley...No te estás dando cuenta del daño que te estás haciendo tú misma, y solo por ese cabezón...Me prometiste que intentarías no hacerlo…-


-Me es imposible por ahora…-Dijo algo avergonzada.


-Bueno..Que se le va a hacer..Vámonos al instituto ya, las demás nos estarán esperando.-Contestó y acto seguido, cogió la mano de Ashley y fueron corriendo hacia el centro.


-Bueno Rick…¿Dónde está el dinero que prometiste?-Exclamó un hombre mientras se ponía un puro en sus labios.


-No lo tengo….Lo perdí todo...Pero se lo aseguro….¡¡Puedo conseguir más!!-Contestó el rubio de ojos verdes mientras miraba al otro con miedo.


-Vaya vaya….¿Así que perdiste todo mi dinero?-


-Pero como le digo, puedo conseguirle el doble…-insistió Rick mientras intentaba convencer a Félix, quién era el jefe de una mafia.


-Verás...Has perdido mucho dinero de mi propiedad...No me vale la pena confiar en ti...Por ahora quiero TODO mi dinero...De lo contrario, os mataré a ti y a tu familia…-Exclamó el hombre mientras otros dos con traje se acercaban.


-Se lo juro que no le fallaré...Pero no haga daño a mi familia…-Suplicó el hombre mientras se levantaba y se acercaba al castaño.-¿Puedo hacer o ofrecerle algo mientras espera?


Félix en ese momento pensó y al instante, una sonrisa llena de maldad salió de sus labios.


-Por ahora nos quedaremos con tu florecilla…¿Ashley se llamaba, verdad?-


Rick al escuchar el nombre de su hija se abalanzó encima de él.


-JAMÁS, NONONO, A MI ÚNICA HEREDERA NO.-Gritó mientras le cogía de las solapas.


Los hombres de Félix cogieron su camisa y entonces quitaron de encima de su jefe a Rick.


-Ahora si que si….La secuestraremos…¡HASTA QUE NO PAGUES, NO LA VERÁS! ¡¡Y CÓMO MÁS TARDES, MÁS POSIBILIDADES TIENE LA JOVEN DE MORIR.-Gritó indignado el hombre mientras se acercaba al rubio y le metia un puñetazo en la cara.-Sacad a este imbécil de mi casa...AHORA.-


Los trajeados se dirigieron con Rick, quien estaba en medio de un colapso, hacia la puerta, y allí lo echaron a patadas de esa casa.


Mientras, Ashley estaba en clase dibujando en su libreta.


-(Mamá no parecía convencida de la respuesta que me ha dado...Además..¿No se suponía que papá no trabajaba hoy?...)-Pensó Ashley mientras dejaba el boli y miraba la pizarra.


-Ts…¿En que piensas?-Murmuró Cherry mientras la miraba.


-Oh...Nada, en cómo podría resolver este problema de matemáticas..Sabes que me cuesta muchísimo las matemáticas….-


-Ehm...Ash…¡Estamos en lenguas!-Exclamó la morena sin hacer ruido.


-Oh...Es verdad...Es que no estaba muy atenta…-Dijo la rubia mientras guardaba la libreta en su mochila y sacaba la otra que era de lenguas.


-Dime la verdad….¿Qué te pasa?..Sabes que puedes contármelo todo…-Murmuró mientras cogía la mano de su amiga.


-Verás..Al bajar a desayunar...No me encontré a mi padre….Y hoy se supone que no iba a trabajar…-


-Hoy no, mi madre se ha quedado en casa, y como es compañera de tu padre...Se supone que él tampoco tenía que ir.-Dijo la pelinegra mientras miraba enfrente.


-¿Entonces..? ¿Por qué mi madre me miente..? Ya no sé en quién confiar…-Murmuró mientras apoyaba su cabeza en la mesa.


-Señorita Ashley, incorpórese en la mesa por favor, no estás en tu casa.-Llamó la atención la profesora de inglés, la cual se había sentado en el escritorio a mirar el ordenador.


-Disculpe…-Dijo la rubia mientras se levantaba y se volvía a sentar.


-Sobre el tema ese...Quizás haya algo que quieren esconder para evitar hacerte daño Ashley….O te quieren hacer una sorpresa…¡Porque mis padres hacen lo mismo cuando quieren hacerme un regalo!-Exclamó Cherry intentando animar a su amiga.


-Lo dudo...Escuché hablar a mis padres que estaban muy mal económicamente ya que a mi padre le gusta apostar…-Murmuró algo triste.


-Entonces no lo sé...Lo siento por lo que estás pasando...Pero enserio...Cualquier cosa que necesites...Me tienes a mi..No lo olvides.-Dijo mientras le cogía de las dos manos y la miraba directamente.


……


-¿¡Qué me estás diciendo…?! ¿¡Que nuestra hija corre peligro POR TU CULPA?!-Exclamó Danna mientras miraba a Rick enfadada.


-Debí hacerte caso...Lo sé...Pero quería hacer esta familia más rica y poderosa…¡¡Entiende que me encanta el dinero!!-Contestó el hombre arrepentido.


-¿Te estás oyendo?...HAS PUESTO EN PELIGRO ESTA FAMILIA….¡Y ENCIMA A ASHLEY…!-Dijo la mujer mientras sus nervios poco a poco la controlaban.


-No te preocupes...Mientras llegaba a casa llamé por teléfono a un viejo amigo de la mili….Y él se encargará de protegerla todos los días…¿De acuerdo?...-


-No puedo más Rick..¡NO PUEDO MÁS! Que sepas que este matrimonio está colgando de un hilo, así que ve preparando los papeles del divorcio porque no tardaré mucho en pedirte el divorcio….-Exclamó la rubia mientras lo miraba con sus llorosos ojos.


El hombre se había quedado en shock y lo único que hizo fue sentarse en el sofá mientras se tapaba la cara.


Cuando llegó la hora de irse a casa, Ashley dejó el instituto por sí sola, ya que Cherry estaba entrenando en el campo de fútbol con su equipo.


-¿Es esa muchacha?-Preguntó un hombre por un pinganillo.


-Si, siguela y no la pierdas de vista.-Exclamó el hombre fríamente.


El hombre rubio se fue aproximando a Ashley, algo que ella ya había notado.


-(¿Ese hombre me está siguiendo? Por si acaso saldré corriendo)-Pensó y en aquel instante, echó a correr, algo que hizo que el otro hombre corriera detrás de ella para capturarla.


Antes de llegar al paso cebra, ella no había vigilado de qué color estaba el semáforo y si había algún coche.


Entonces, el coche que se le acercaba peligrosamente, hizo que un hombre se alertara y se abalanzara hacia ella salvándola así de una muerte súbita.


-¿Ashley verdad?-Preguntó el joven de brillantes ojos de color miel.


-¿Cómo me conoces…? ¿Quién eres…?-Murmuró la rubia algo ruborizada.


-Suéltala o te mataré.-Gritó el hombre que la estaba persiguiendo, el cual estaba al otro lado de la acera.


-Escúchame...Sal corriendo cuando te diga ya, y no te preocupes por mí...-¿De acuerdo?-Dijo el hombre con un tono de voz tranquilizador.


-Si…-Contestó la rubia algo confundida.


En ese momento, el semáforo se puso en rojo y el hombre de la calva se dirigió con la pistola en las manos al joven misterioso.


-¡YA!-Gritó el joven mientras sacaba un arma de fuego, donde allí le quitó al otro la pistola y lo inmovilizó.


La rubia corrió sin mirar atrás dirección a su casa y se encontró a su madre sacando las maletas.


-¿Mamá…?-


-Ashley...Escucha...Tienes que irte con el amigo de papá…¿De acuerdo? Es solo un tiempo...Creeme...Todo estará bien tesoro…-Le dijo mientras la abrazaba y le daba besos en la frente.-Se fuerte mi niña…-


En ese momento, un coche rojo se detuvo delante de casa y salió otro chico el cual parecía tener la edad de la joven.


-Vámonos Ashley...Es peligroso seguir aquí…-Dijo ese chico mientras llevaba las maletas en el maletero.


-No entiendo nada…-Murmuró Ashley mientras miraba a su madre.-Por favor, quiero saberlo…-


-Ashley...No puedes quedarte aquí más tiempo...Cuídate...Dentro de poco, si todo sale bien, estaremos a tu lado otra vez….-Insistió la mujer mientras intentaba aguantarse las lágrimas.


El joven cansado de esperar a la rubia, la cogió en brazos y se la llevó al coche.


-¡NO, DÉJAME!-Exclamó Ashley intentando librarse del chico de color.

Cuando la subió al asiento trasero, cerró su puerta y se dirigió corriendo al volante, acto seguido, arrancó rápidamente.


-¿Qué está pasando…?-Murmuró mientras lloraba, y como resultado, empapaba la manga de su camisa.


Continuará...

6 de Agosto de 2021 a las 20:09 2 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo Confusión

Comenta algo

Publica!
Katya Enríquez Katya Enríquez
¡Interesante! Mi recomendación es que uses guiones largos para los diálogos.
October 22, 2021, 23:42

~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 9 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión