dulcedeleche21 Dulce deLeche

Estoy escribiendo este relato para describir las sensaciones y emociones que estoy viviendo al estar por primera vez con una chica. El relato tiene una gran carga sexual


Erótico Sólo para mayores de 18. © Todos los derechos reservados

#amor #sexo #verano #sexoanal #lesbiana #lesbianas #besos #lgtbi #lésbico #masturbación
17
844 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Me gusta Elena

En cuanto he organizado la cenita para el próximo viernes sé que me estoy metiendo en un lío. En un buen lío. Y aun me tiembla la mano, mi respiración se ha agitado y me he quedado mirando la pantalla del móvil esperando si el mundo va a acabar o alguna guerra mundial va a empezar. Me han ido llegando enseguida respuestas de todas las amigas del grupo con emoticonos y mensajitos alegres pero me quedo inmóvil esperando un mensaje concreto como si tuviera algún poder mental. En cuanto ha llegado la respuesta de Elena he aguantado la respiración y mis manos se han agitado involuntariamente. Cuando me he dado cuenta que me falta aire he empezado a respirar agitadamente, las manos me han empezado a sudar y me he dado cuenta que mis braguitas se están humedeciendo y me caen lágrimas de los ojos. Aun no puedo creer lo que he hecho y sigo preocupada.

—Ay Dios. Lo que he hecho —me he dicho a mi misma.

He organizado la cena con el grupo de las amigas del verano solamente para ver a Elena. En invierno no solemos vernos mucho pero quedamos de vez en cuando. Elena siempre viene a mi casa a dormir porque vive en un pueblo a las afueras, además que siempre hemos sido amigas desde que eramos niñas. Elena es de mi misma edad, es delgadita como yo y tiene una cara muy alegre con pequitas en la nariz que le da un ligero aspecto de pícara. Tiene un pelo precioso, liso de forma natural y tirando a rubia, incluso a veces parece un poco pelirroja pero eso depende de como le de el sol.

La última vez que vi a Elena hace ya casi 4 meses. Después de la cena y pasar la noche en la calle bebiendo y pasándolo genial como siempre, cuando llegamos a mi habitación donde solemos cambiarnos y seguir hablando, ella se quedó mucho rato solamente con el pantalón del pijama y las tetas al aire. Y es algo que no había hecho nunca. Normalmente nos cambiamos con algo de pudor, de espaldas una a la otra o en el baño, pero esta vez se quedó sentada en su cama con las piernas cruzadas hablando conmigo como si fuera lo más normal del mundo. Me gustó ver sus tetas redonditas y perfectas con pezoncitos rositas. Varias veces me di cuenta que le estaba mirando las tetas fijamente como hipnotizada, aunque Elena no se molestó ni se tapó. Al revés, creo que a ella le estaba gustando que le mirara y a mi cada vez me entraban más ganas de tocárselas.

Al final nos acostamos. En mi habitación tengo una cama individual y debajo otra cama que se puede sacar y queda un poco más baja que la mía y es donde se quedan mis amigas cuando se quedan a dormir. En cuanto apagamos la luz, no podía quitarme de la cabeza las tetas de Elena y eso me puso muy nerviosa, no entendía porque estaba tan obsesionada. Era la primera vez que me pasaba. Me acosté mirando hacia su cama, aunque estaban las luces apagadas entra un poco de luz de la ventana y veía su silueta. Ella también estaba acostada mirando hacia mi lado aunque no podía verle la cara. Al cabo de un rato, vi que Elena movía sus caderas ritmicamente por debajo de las mantas y gemía muy bajito. Estoy segura que se estaba tocando y a mi me dieron muchas ganas de tocarme pero no me atreví a hacerlo.

Al día siguiente simplemente nos despedimos como si nada hubiese pasado. Pero yo no he podido sacarme de la cabeza a Elena, he estado mirando todo lo ha ido subiendo en Insta y en Tik-Tok y cada vez tengo más ganas de tocarle y de besarle. Y por lo que pasó en mi casa, creo que ella también conmigo.

Desde entonces he estado leyendo relatos de lesbianas que me han puesto muy caliente y he estado chateando con alguna chica y me ha estado excitando conocer esta nueva yo.

De todos modos, me sigue gustando mi novio. De hecho ayer nos vimos. Por la tarde había estado chateado con una chica y me había hecho sentir con muchas ganas de tocar unos pechos y chuparlos, por eso he estado mirando toda la noche el escote de mis amigas. Me he acercado adrede unas cuantas veces a una de mis amigas que tiene un pecho muy grande para rozar con mi brazo su pecho y eso me ha excitado. Pero me he avergonzado un poco por si alguien se daba cuenta.

Cuando mi novio me ha acompañado a casa, en el portal siempre está la ración de besos y mimos: No he podido resistirme y le he chupado sus tetillas imaginando que eran las de una chica. Se le ha puesto duro la punta y me ha hecho gracia notarlo, no sabía que a los chicos también les pasa.

El domingo he seguido chateando con otras chicas y me hace pensar mucho en las ganas que tengo de tocar y dar besos a unas tetas.

No puedo dejar de pensar en Elena, tengo muchas ganas de verle pero me da miedo dar el primer paso. Llevo un montón de tiempo que no puedo sacármela de la cabeza.




Si os ha gustado darle al corazoncito y por favor dejar algún comentario que me gusta saber lo que pensáis.

2 de Agosto de 2021 a las 09:12 4 Reporte Insertar Seguir historia
6
Leer el siguiente capítulo Por fin es viernes

Comenta algo

Publica!
AbdA AbdA
Aunque pudiera pulirse, el planteamiento es bueno. Seguiré leyendo :)
August 05, 2021, 11:09
Julián Juan Lacasa Julián Juan Lacasa
Pues muy bien por ella. Ahora, esperar a que la relación funcione. Por cierto, ya que sigues mi novela Valentina, tiene segunda parte con capítulos diarios aquí en Inkspired, y pronto tercera. También es una historia muy romántica. Luego comento el otro capítulo de Confesiones.
August 03, 2021, 06:29
Julián Juan Lacasa Julián Juan Lacasa
Bien planteada la trama. Todes tenemos alguien de quien nos enamoramos, da lo mismo la orientación sexual. Ahora queda saber si ella tendrá éxito con Elena.
August 02, 2021, 21:25

  • Dulce deLeche Dulce deLeche
    Lo tendrá. Lo tendrá. Te invito a leer el siguiente capítulo August 03, 2021, 04:39
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 12 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión