im_lina_ Lina .

Por siglos los Quislings o traidores han intentado extinguir a los seres de la oscuridad para dejar el mundo en manos de los humanos, pero estos seres no dejarán que esto suceda sin pelar por lo que algún día fue suyo, así es como los habitantes de un pequeño pueblo quedaran envueltos en el caos de un mundo que no conocen.


Paranormal Vampiros Todo público.

#lgbt #chick-lit #juvenil #fantasía #misterio #amor #vampiros #paranormal #adolescentes
8
2.6mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todas las semanas
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1

Me desperté sudando con el corazón a punto de salirse de mi pecho y sin poder recordar lo que había soñado, trate de recuperar el aliento y tranquilizarme pero no podía dejar de sentir miedo… miedo a la oscuridad de mi habitación de donde parecía estar observando alguien o algo, como en las historias de mi abuela, donde los protagonistas eran seres silenciosos y vengativos, que nos les importaba esperar hasta que el momento fuera perfecto para devorarte; “Quédate bajo la luz y sostén tu amuleto” me decía cada vez que me paralizaba, pero esto era diferente.


—¿Recuerdas el paralizador que te regale? —me preguntó mi padre antes de que pudiera comenzar con el desayuno. Le pregunté si había sucedido algo malo, mientras me servía un poco de café—: Me llamaron de la comisaría, y parece ser un asunto serio, así que mantente alerta.

Su voz no sonaba preocupada, pero sus ojos no podían esconder lo aterrorizado que estaba.

—¿Quieres que me encargue de mi hermano? —le pregunté.

—No lo pierdas de vista —me respondió levantándose de la mesa—: Tu tía vendrá en cuanto pueda para llevárselo.

—¿Entonces lo de la secta es verdad?, ¿desapareció un niño como en los pueblos vecinos? —Su respuesta fue afirmativa.

Después de dejar a mi hermano en su escuela me contó sobre la desaparición del niño Foster: “La ventana de su habitación estaba abierta, pero aparte de eso no hay ningún rastro, ni siquiera huellas como lo que sucedió en los otros pueblos” me dijo mientras se frotaba los ojos por el cansancio—: “Estamos buscando en el bosque, pero todos los esfuerzos son solo manotazos ciegos”


°°°


—Se que concentrarse en la clase va a ser difícil con todo lo que está sucediendo pero lo mejor podemos hacer ahora es mantener la calma —nos dijo el profesor cuando regresamos al aula después de la conferencia a la que asistimos para advertirnos sobre lo que estaba sucediendo—: También les quiero pedir que sigan los consejos que escucharon y participen el búsqueda grupal.

—Profesor, ¿Usted sabe porque la búsqueda se está enfocando en el bosque? —Preguntó Ellio, uno de los chicos nuevos que llegaron este año—: ¿No deberían buscar también en el acantilado o los lagos cercanos?

—Están buscando al niño vivo, no a su cuerpo —le respondí irritada por su pretencioso tono de voz—: Pero supongo que debe ser agotador tener que soportar a extraños entrando a tu propiedad —agregue, y es que no era para menos después de que él junto con su hermanastra comenzaran a levantar una cerca alrededor de su mansión limitando el lugar que por años fue considerado público y que de la noche a la mañana al parecer les pertenecía como parte de una herencia.

—Las puertas de nuestro hogar no sólo están abiertas para que se realice la búsqueda, sino que también contratamos a un grupo de búsqueda para colaborar con la policía —contestó Sina, la hermanastra de Ellio—: ¿Te parece suficiente o debemos hacer algo más? —me pregunto moviendo su cabello oscuro.

—¿Terminaron de discutir o necesitan un poco más de tiempo? —nos preguntó el profesor llamándonos la atención—: Como les estaba diciendo, es mejor que nos enfoquemos en la clase, ¿Alguien leyó algún cuento o mito que quisiera contarnos?

—Yo tengo uno —respondió Sina, mientras cruzaba sus piernas para el otro lado haciendo sonar sus tacones—: Es una historia que encontré en un viejo libro en mi antigua biblioteca antes de mudarnos —agregó recordándonos su procedencia.

“Hace mucho tiempo los seres de la oscuridad no vivían en las sombras, ni mucho menos eran seres de los que se tuviera que tener miedo, ellos solo se limitaban a vivir en su lado del mundo, alejados de nosotros, pero empapados en conocimientos y poder. Con el paso del tiempo la envidia hacia ellos creció y creció, hasta que se desbordó por completo. Los cazaron, los utilizaron y trataron de obtener de ellos todo lo que se pudiera, hasta que lograron alcanzarlo, estos hechiceros corrompieron la naturaleza a su favor y manipularon con promesas de poder a los demás, provocando una guerra, es así que estos inocentes seres de luz fueron obligados a esconderse en la oscuridad, pero por más que se esforzaron en no romper sus reglas para no lastimar a los humanos, terminaron rebelándose y llenándose de odio.”

—¿Eso es todo? —pregunte después de que terminara con su relato.

—Algunas páginas fueron arrancadas así que la historia está incompleta —me respondió acomodándose su abrigo rojo.

—Fue muy interesante, Sina —le dijo el profesor—: Si aún tienes ese libro me gustaría verlo.

La clase continuó con más historias supersticiosas hasta que porfin el tiempo se terminó y el receso empezó.


—¿Se puede ser más creída?, ella es tan irritante —me dijo Mina refiriéndose a Sina—: ¿Cómo se atreve a hacerse la superior después de la asquerosa relación que tiene con su hermanastro la cual no intenta ni ocultar?, hasta podría jurar que dijeron que eran hermanastros solo para justificarse —añadió afilando su lengua.

—Debes ser la única que tiene cabeza para pensar en algo que no sea la desaparición del pequeño Foster —le dije observando como los hermanastros hablaban con la vista puesta en el bosque.

—Talvez fueron ellos —lanzó Mina sin importarle que alguien podría oírla—: ¿No sabías que ellos tienen un cruce de lobo como mascota?, se lo pudieron dar como comida.

—No es gracioso —le respondí cansada de sus celos por Sina—: Desde que ellos llegaron te comportas como una completa estúpida.

—Y tu no dejas de dibujarla mientras tratas de fingir que no te agrada —me respondió alzando la voz—: ¿Por qué no admites que te gusta Sina y su estilo de viuda negra?

—¡Cierra la boca! —le dije apunto de explotar, pero nuestra pelea se interrumpió por una densa niebla que de inmediato comenzó a cubrir el patio, solo que el frío que normalmente la acompaña, no estaba presente.

Se sentía cálido, como si lentamente el vapor de alguna laguna volcánica estuviera rodeándome, era algo tan acogedor que no tenía intención alguna de alejarme de esa suave sensación de adormecimiento que se formaba en mi ser, de pronto a lo lejos dentro la neblina se comenzó a escuchar una voz, que me llamaba, que quería que me acercara. El tiempo parecía haberse detenido y posiblemente me hubiera quedado allí por horas si no fuera porque Sina me tomo por los hombros y me sacudió para que reaccionara.

—Debemos entrar ahora —me ordenó, mirando con miedo a Ellio, quien tenía sujetada la mano de Mina.

—¿Qué fue eso? —pregunte cuando recobre la consciencia.

—Eva, ¿escuchaste algo? —me pregunto Sina—: ¿Aún lo sigues escuchando? —Negué con la cabeza, aún más confundida de lo que ya estaba—: Necesito que me digas que escuchaste.

Quería responderle pero todo a mi alrededor era demasiado caótico, al parecer varias personas estaban en un estado de pánico.

—Solo sentí que me estaban llamando —le respondí, mientras los profesores trataban de calmar a todos.

—Es solo histeria colectiva —me dijo Ellio tranquilizandome—: Todos estarán bien—: añadió alzando la voz para que todos lo escucharan—: La niebla se combinó con el dióxido de azufre proveniente del volcán que está cerca, eso fue lo que causó la reacción de llanto en todos los que estuvieron en contacto con la niebla, es muy normal, tan normal como llorar al cortar una cebolla. —Todos comenzaron a darle la razón sin cuestionarse mucho.

—¿A donde fue Sina? —le pregunté después de darme cuenta que no estaba por ningún lado—: ¿Y cómo sabes lo del azufre? —le pregunté una vez que todos comenzaron a dispersarse.

—Cultura general —respondió nervioso.

—¿Por qué no te ves tan convencido?, ¿acaso dudas de tu explicación? —le interrogue viendo cómo suspira aliviado al ver a Sina acercarse a nosotros.

—Debemos irnos —le dijo a Ellio ignorandonos a Mina y a mi—: Cillian está esperando.

23 de Agosto de 2022 a las 01:01 3 Reporte Insertar Seguir historia
2
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2

Comenta algo

Publica!
Francisco Rivera Francisco Rivera
Saludos, Sun P. Castillo y una disculpa por omisiones de letras...Saludos!
August 07, 2021, 18:07
Francisco Rivera Francisco Rivera
Las situaciones a que da lugar en historias alternas, hacen de su lectura una pista para atar cabos y llegar a su lectura, revisando el cuello de los entretenidos en esta narración. Que se degusa con un sentimiento de vigilancia de cualquier rincón de casa o de lugar donde uno transite. Una revisión al texto favorecería en más su lectura, sin que en esencia pierda sentido o altere la trama
August 07, 2021, 15:53

  • Lina . Lina .
    Gracias!, lo haré y tu consejo es muy bueno para mi. Saludos August 07, 2021, 16:47
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 5 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión