Cuento corto
0
155 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Bisagra

¿Quién eres? Preséntate. Cada vez que escucho esas palabras, si bien, sé que no debo contestar como lo haré unos segundos después, no logró censurarme, no sé si es vergüenza, flojera de tener que explicarme o que me encuentren muy cuática, si total ya sé qué es lo que quieren escuchar y el objetivo de su pregunta. Etiquetas. Así que sí, segundos después digo, soy mi nombre y soy lo que estudié. A quién engaño, es más fácil responder así, en la intimidad de mi soledad reconozco que, si bien me encantaría emitir otra respuesta, la verdad es que no sabría cómo responder, porque no sé bien quién soy, solo lo siento, pero no lo puedo expresar en palabras, ni verbales, ni escritas. Soy mujer, pero ¿qué es ser mujer? Lo siento, siento la fuerza de serlo y a veces el terror de serlo, otras tantas la presión de serlo. ¿puedo definirlo? No es algo de lo que sea capaz. Conozco a mis mujeres, amo a mis mujeres, a las muchas que me habitan, a mis ancestras y las que siguen conmigo en este andar. Sé cocinar, me puedo casar. Uso ropa de encaje y colaless, pero me da vergüenza que me vean comprarlos. Menstrúo, era feliz cuando me la podía cortar tomando las cajas de anticonceptivos seguidos y no tener que lidiar con mi propia sangre, con lo que me hace ser quien soy. Y sí, estas frases y sentires fueron y son parte de mi historia ¿me definen? No lo creo, en parte sí, en parte no. Soy la generación bisagra que viene con la presentación antigua pero que tiene a la vista la obra moderna en la cual quiere participar. Es espectadora, la más fiel, pero no sale a bambalinas, no se atreve, no se siente preparada. No se sabe el texto, tiene miedo de olvidar lo importante, de improvisar, de repetirse y ser reconocida como impostora de esta nueva era. Ensaya, es diligente, pero a veces piensa que nunca va a estrenar. Fui una niña, soy una mujer y es probable que sea una anciana miedosa. Me da miedo caerme, me da miedo el fuego, me da miedo las miradas serias y fijas, me da miedo que me critiquen, me dan miedo los animales, me da miedo no amarme, me da miedo no saber defenderme, me da miedo la noche, me da miedo que me toquen, me da miedo entregarme, me da miedo perder el control, me da miedo engordar, me da miedo adelgazar, me da miedo quedar embarazada, me da miedo no poder quedar embarazada, me da miedo no lograr nada, me da miedo si lo logro, me da miedo la envidia, me da miedo mancharme, me da miedo que me quede mala la comida, me da miedo verme muy sensual, me da miedo que se note el esfuerzo, me da miedo el juicio ¿entonces? ¿debería responder; soy mi nombre y soy miedosa? ¿Mis características me definen? Escucho y bailo reggeaton, leo un artículo de lo poco feminista que es escuchar reggeaton y le encuentro razón, pero luego escucho un podcast de que puedo ser feminista y escuchar reggeaton y le encuentro razón. A veces, ya ni me lo cuestiono, soy lo que siento, lo que me moviliza, lo que me hace vibrar, lo que me emociona sin ser masivamente emocionante, soy cada partícula que me compone y lo que está por fuera de ella, protegiéndome, amparándome, cobijándome. Soy mi abuela que nunca pudo vivir lo que era un amor honesto y fértil, que siendo muy inteligente no pudo estudiar, que la vida le quitó a su mejor amiga varios años antes de su partida, que estaba bien cuidada pero que a pesar de tenernos, se sentía sola y ya no tenía ganas de seguir, soy su útera que contenía a mi madre y ésta a mí. Soy sangre menstrual de mis mujeres pasadas, ahora las honro, ahora me encanta que mes a mes mi útera se libere enrojecida, ahora uso la copita para contenerla, es invasivo, no es natural, pero es un paso. Ya he dicho soy una bisagra.

2 de Julio de 2021 a las 21:44 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas