gnmultidimensiones Gastón Medina

A principios del siglo XVI, la figura de una bruja de la oscuridad muy poderosa se hace presente. Su nombre es Aika y desde muy pequeña se encarga de criar a su hermana Angela en su elemento oscuro para la secta Inframundus. Sin embargo, ella demuestra tener un poder oculto que sobrepasa los limites y contrasta a la oscuridad, lo que cambiara para siempre la relacion entre ambas. Extra perteneciente a PASAJE AURALMA - Relatos Astrales, registrada en Safe Creative. Escrito el 5-jul-2019 Es recomendable leer luego del capítulo final de Pasaje Auralma


Fantasía Medieval No para niños menores de 13.

#brujos #brujas #aika #alma #pasajeauralma #gnmultidimensiones
Cuento corto
6
133 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Las Hermanas De La Oscuridad - Parte 1

Un hombre de cabello castaño, barbudo y algo canoso, corre como puede a través de un oscuro y húmedo bosque en Asturias, España, lleva en sus brazos a una mujer de cabello rubio, respira agitada ya que está a punto de dar a luz, tiene mucho cuidado de no tropezarse con ninguna raíz.
Voltea a cada minuto para ver que no lo estén siguiendo, pero solo ve la luz del atardecer pasando entre la arboleda.
_Lucía, ya los hemos perdido, resiste un poco más, veo una casa blanca, no veo que viva nadie ahí, se cae a pedazos.
_Si -respira- sí, pronto Emir, ya viene -le duele las contracciones.
Abre la puerta de la casa abandonada y al adentrarse mira la sala a oscuras y con goteras. Rápidamente la deja acostada en un cuarto al fondo, sobre una cama maltratada pero cómoda, cierra la puerta y con un mueble viejo, logra trabarla.

Encuentra una vela tirada y la enciende con un poco de su poder de luz. Cuelga su túnica gris y acompaña a la mujer, un poco más relajado.
_No te vayas -dice Lucía en voz baja.
Entonces grita con todas sus fuerzas.
_Aquí estoy mi amor, no iré a ningún lado.

Subiendo cuesta arriba, en una colina de césped extensa, un grupo de cazadores de brujas, todos con sombreros y túnicas negras sacan una especie de brújula vidriada, en las que fragmentos de ese metal apuntan al bosque, demostrando sólo una cosa.
_Conque allí están... Brujos de luz -dice el líder, un joven alto, musculoso y de cabello negro y cano.
_Señor D' Ávila, ¿estáis seguro?
_Claro -sonríe- mi guía no se equivoca.
Se adentra en el bosque con cautela, prepara su arma con una pólvora especial.

Cerca de la casa, una niña de cabello negro por los hombros, con un pequeño vestido negro y sencillo, se pone un velo negro sobre su cabeza y avanza sigilosamente hasta la ventana en donde se encuentran los brujos de luz.

Golpean la puerta y los cazadores, no sólo apuntan con sus armas, sino que comienzan a rodear la casa.
La niña se ve forzada a entrar por una de estas, Emir la apunta con la mano y ella un tanto asustada, retrocede.
_Ellos nos tienen rodeados... -dice.
Emir ve a Lucía, y ella ve a la bebe en sus brazos, sus lágrimas brotan de tristeza, la envuelve en la túnica de su padre y la abraza llorando, sabiendo lo que está a punto de pasarles.
_No quiero que mi hija muera en manos de esos cazadores.
_Tenemos que hacer algo -dice Emir.
Golpean la puerta con más fuerza y el cazador le grita.
_Es inútil Emir Leniz, entréguense y les juro que vuestras muertes serán rápidas y sin dolor, de lo contrario lo haré público y sufrirán en grande.
_Yo puedo salvarla -dice la niña- vine por ella, soy su hermana.
_¿Aika? -dice Lucía, asombrada- no te veo desde hace siete años -suelta lágrimas de emoción.
_Escucha Lucía, no podemos darle nuestra hermosa bebe, ella es una maga de la oscuridad.
_Es su hermana -dice Lucía- y ella es la única que puede cuidar de ella. Sé que su padre...
Emir camina nervioso y le da la espalda.
_No hables de él... Después de todo lo que hizo.
_Soy su única opción, señor Leniz... -dice la niña.
Empiezan a empujar la puerta con todas sus fuerzas, Emir alertado por el avance de los cazadores, apunta con ambas manos y grita.
_¡Physical Shooter!
Dispara un rayo de luz que destroza el mueble y la puerta, llevándose consigo a muchos de los cazadores, Santiago se cubre detrás de un árbol y les hace señas de "cuidado" a sus compañeros.
Emir dice.
_Me queda poco poder mágico por la batalla que tuvimos en la aldea.
_Yo no puedo ayudarte -intenta levantarse- me cuesta moverme.

Un cazador los ve por la ventana del cuarto y Aika dispara un conjuro Shooter con su varita. Un tanto asustada con el poder de la misma, pero aun así animada a seguir utilizándola.
_Lucía... -dice Emir- ve por última vez a la bebe.
Ella llorosa besa a la niña en la frente y se la entrega a Aika, con todo pesar, la ve a la niña a los ojos y le dice.
_Hija, ella se llama Ángela Leniz, cuídala con tu vida, ¡por favor! -el rostro de dolor y llanto se muestra latente.
_Si -asiente con la cabeza- adiós madre.
Recibe a la bebe y corre hacia el interior de la casa, sube las escaleras de madera podrida, que por poco se derrumba a su paso. Llega a un oscuro ático y saca nuevamente su vara.
_Vamos, vamos... -se concentra con los ojos puestos en la varilla.

Emir, recorre el salón de la casa, en donde ve a un cazador, ataca con el mismo poder. Uno de los cazadores entra por la ventana de la habitación y apunta con su arma a Lucía, ella baja la mano derecha que tenía apuntada hacia él.
_Muy bien -dice el hombre.
El líder entra por la sala, saca de su cinto una cadena enrollada, la misma tiene un garfio en la punta. Se muestra impaciente, pero se calma a ver que Lucía está atrapada.
_Emir Leniz acá estoy.
_D' Ávila -responde el brujo -volteando a ver.
El cazador se adelanta y al lanzar la cadena se aferra al brazo derecho del brujo, el intenta lanzarle un poder.
_¡Physical Impact!
Su magia no responde, Santiago se ríe a carcajadas, como todo un demente. Tira de la cadena y el garfio perfora su brazo, por la misma fuerza Emir cae arrodillado. Es apuntado con las armas enemigas y al ver que su esposa está en la misma situación, una lagrima de impotencia brota de sus ojos.

_Emir Leniz, Lucía Castillo... Debido a la práctica de brujería, seréis castigados a morir en la orca... Llevad a los prisioneros.
Los hombres salen de la casa, Santiago lleva personalmente a Emir, esposado con ambos brazos en la espalda y una mordaza bien aferrada para que no conjure nada. Lo mismo con Lucía, pero ella es llevada en camilla, envuelta en cadenas anti mágicas.

De pronto sus sombreros, transmiten un cosquilleo, producto de pequeñas esferas metálicas que se deslizan en un doblés ubicado adentro del sombrero.
Todos se detienen y miran a la casa, Santiago sin dudar, les hace señas a dos de sus hombres, los demás esperan con Emir y Lucía.

Aika se ve rodeada en el ático, por un círculo mágico perfecto, mantiene su vara apuntando a esta, con suma dificultad. Su mirada ve con alerta hacia la escalera, donde nota una sombra acercarse.
_"Shadowpýly" -conjura.
Santiago sube rápido y completamente sorprendido, apunta su arma a la niña pero ella sonríe victoriosa al desaparecer en un portal oscuro que sale atrás de ella y la absorbe. El hombre dispara justo cuando está se cierra completamente, el tiro rompe la pared podrida de madera.
Furioso, Santiago grita y tira el arma con fuerza.
_¡Maldita sea!
Los dos cazadores suben tras él, uno de ellos pregunta.
_¿Señor D' Ávila?
_Anota... Una bruja de la oscuridad, cabello y vestido negro, ojos azules, con un bebé en brazos, de cinco a diez años.
_Sí, señor.
_Te vamos a encontrar, pequeña maga... Así me tome toda la vida -sonríe.

Al pasar los días en un pequeño pueblo en la zona de Caravia. Aika, vestida con una prenda grisácea, que cubre su pequeño cuerpo, alcanza para pasar desapercibida, esta vez sin la bebé, se acerca a ver, en un pequeño espacio lleno de tierra entre casas antiguas de piedra.
La ejecución pública de Emir y Lucía, quienes se encuentran con la soga en el cuello.
Aika con sus ojos brillosos en lágrimas, mira a su madre, ella alcanza a verla con una leve sonrisa, mientras el verdugo ajusta la soga. Emir mira a su esposa por última vez así como ella a él.
Al ruido de la palanca, y el abrir de las puertas de madera, Aika voltea llorando... Las sogas tensadas y el aplauso de la gente despierta el enojo en la niña. Quien se aleja del pueblo respirando con tensión.
_Santiago D' Ávila -susurra.

Pasan los años... Es el año 1507, Ángela corre por los árboles, vistiendo una túnica gris, luciendo una cabellera rubia y ojos verdosos, se esconde tras un ombú esperando la llegada de su hermana, quien la persigue. Ambas riéndose del juego, mantienen un pequeño silencio.
Aika se detiene a observar a lo lejos.
_Ángela, ya estoy harta de este juego -grita- soy demasiado grande para jugar al escondite.
Siente el ruido de una rama rompiéndose y responde rápido.
_¡Ahí estas! -sonríe y saca su grimorio- Physical Impact -lanza una esfera de energía oscura.
Ángela sale con su varita iluminada, su brazo se convierte en una espada de energía oscura y detiene la esfera.
_Dikastírio -dice Aika- ¿cómo conseguiste aprenderlo?
_Estudie toda la noche tu grimorio -se ríe.
_¿Qué? -dice enojada- Astral Not.
La esfera desaparece y Ángela cae al suelo ensuciándose en lodo. Aika la levanta y le regaña.
_No lo repetiré, si vuelvo a verte usar mi grimorio, lo vas a lamentar.
Ángela totalmente sucia y con cara de enojo, responde mirando al suelo.
_Está bien, hermana, ya no lo haré.

Caminan por un enorme pastizal, bajando una colina, con cuidado. Aika lleva a Ángela de la mano y le dice en voz baja.
_Aunque admito... -la niña levanta la mirada- ...que eres valiente y aprendes rápido.
La mira con cierto orgullo, Ángela sonríe y se adelanta a caminar a su lado.

Atardece en una pequeña aldea escondida entre árboles altos y coposos.
Al entrar por una gran puerta de madera de cinco metros cuadrados, las dos pasean entre los aldeanos, todos brujos de la oscuridad, que siempre ven a la niña de mala manera, ella completamente ignorante de eso, le dice a Aika.
_¿Y Papá?
_Debe estar donde siempre, en la casa central de la aldea.
Ve unos niños a lo lejos, jugando a lanzar piedras.
_¿Puedo ir a jugar?
_Si -sonríe- pero ven pronto para cenar.

La niña corre a ver a los niños, mientras que Aika, se acomoda el cabello ahora más largo y liso, detrás de las orejas. Entra a la casa, sube las escaleras. En la planta alta, encuentra un espacio amplio de veinte metros cuadrados, a lo lejos frente a una enorme ventana, un escritorio y un asiento grande y negro. Mirando por la ventana la figura de un hombre alto, musculoso, con mucha barba y cabello largo hasta la nuca con canas, se muestra ante ella con seriedad.
_Aika... Qué bueno que estáis en casa -dice con voz grave.
_Zakkar.
_¿Esa es la manera de referirte a tu padre? -se sienta desganado en el sillón.
_Tu nunca me has llamado "hija". No desde que, mi madre...
El hombre mira con detenimiento a la bruja y señala en tono de regaño.
_Nunca... Vuelvas a mencionar a vuestra madre... Lucía te dejo al descubrir nuestro propósito, murió al lado de ese hombre, creyendo que su camino era el correcto, que gran equivocación...
_Tienes razón, la oscuridad reina en este mundo, desde su nacimiento.
_Hay que demostrarle a toda España, quienes somos... Inframundus, y la visión que tenemos para el futuro.
_Lo tengo presente padre... Cambiando de tema, hoy Ángela ha demostrado un gran poder, pero siento que hay algo más en ella.
_¿Aún conserva el anillo que le diste, cuando eras maga?
_Si, ¿por qué?
_El anillo mantendrá su poder oscuro controlado, bajo ningún concepto debe quitárselo.

Ángela llega con uno de los niños y con una sonrisa le dice.
_¿Puedo jugar con ustedes?
Con una mirada de preocupación se miran entre ellos, un joven un tanto mayor y prepotente se acerca con una mirada de desprecio.
_Está bien, estamos jugando a lanzar rocas, lo más lejos que os podáis.
_Muy bien -sonríe con mirada desafiante.
Lanza una roca lo más lejos que puede y esta llega hasta el punto en que los niños alcanzaron. Un par de niños quedan sorprendidos, pero el más grande se enoja, la envidia se hace presente.
_Buen tiro -dice- ¿Puedes ir por tu roca? Quiero que lo intentéis de nuevo.
_Claro -dice Ángela.
Corre a buscar la piedra, mientras tanto el niño cuchichea con los demás para hacer una maldad.

Ángela levanta la roca y al voltear recibe una lluvia de piedrazos de los niños. La niña confundida con lo que está pasando, grita del miedo y el dolor de los golpes.
_No eres de nuestra familia -dice el niño grande- no mereces ser mago de la oscuridad.
Los niños que lo acompañan tirando piedras, se ríen como si fuese una travesura más. Ángela recibe muchas de ellas y esto le hace cortes en la cara, de pronto reacciona y con su vara dice.
_Physical Shielder.
El campo oscuro se genera, el anillo en su mano libera tal poder, las piedras simplemente rebotan. Los niños retroceden al ver una niña enojada, sangrando en su rostro y con moretones en los brazos. Mira a los niños, quiebra en llanto y se va corriendo, el campo desaparece en el camino, ellos se burlan de ella y se algunos se tiran al suelo de la risa.
Ángela entra a la casa llorando, cierra la puerta con todas sus fuerzas, Aika baja las escaleras y al verla corre a ver sus heridas.
_¿Quién te ha hecho esto Ángela?
_Los niños de allá... -señala por la ventana- ¿por qué me trataron así? Me dijeron que no era de esta familia, que no merecía ser maga de la oscuridad.
Aika furiosa se arrodilla y apoya la mano en el hombro.
_Eso no es cierto, tú mereces ser parte de nosotros, el poder oscuro está en vuestra alma.
_Hermana, por favor, enséñame, quiero ser una gran hechicera como tú.
_No te enseñaré a ser hechicera -sonríe- si no una bruja de la oscuridad.

Ángela se limpia las lágrimas y aún adolorida se lanza a abrazar a Aika. Ella un tanto fría en expresar ese sentimiento, corresponde lentamente a aquel abrazo.

Transcurren días, Ángela y Aika se encuentran en un prado verde y extenso, lejos del poblado, practican dentro de un campo interdimensional.
Controlan su poder mágico y estudian juntas, cada quien con su grimorio de la oscuridad. Al pasar los meses, Ángela cambia varita, por báculo convirtiéndose en hechicera y el anillo que llevaba es un brazalete, al igual que el de Aika.
Algunos ataques la derriban con serios golpes, Aika se acerca pero en vez de ayudarla a levantarse, la apunta con su báculo y dice.
_Nunca caigas, sin antes devolver un ataque... -se concentra- ¡Physical...!
_Astral Shooter -grita con ambas manos extendidas al cielo.
_¡¿Qué?! -dice sorprendida.
El anillo se ilumina, del cielo se abren varios agujeros negros que lanzan columnas de energía, estas impactan con potencia en el césped, explosiones de energía se dan alrededor de Aika, la joven se aleja, esquiva las que puede y en otras directamente se cubre con el báculo que le da cierto nivel de protección.

El campo se desvanece, ambas quedan tendidas en el suelo, agotadas y lastimadas. Vuelven a la aldea caminando juntas, Aika ve un tanto sorprendida a Ángela y le dice.
_Nunca más me sorprendas así...
_Perdón hermana.
Aika sonríe y responde.
_Sigue estudiando, nunca dejes de hacerlo, en pocos años seremos brujas.
_Tienes razón... -mira un tanto preocupada a Aika y le dice- hermana.
_¿Si?
_La gente me mira con desprecio... Lo he notado estos últimos días... ¿Por qué?
_Porque no estás bautizada -mira al frente.
_¿Qué?
_No estás bautizada en el noble arte de la oscuridad... Para que nuestra familia sea la más poderosa del mundo, debemos llamar a cada ser que gobierna el mundo de los muertos.
_¿Cómo se logra tal cosa?
_Con almas, sacrificando cada una de ellas... -la mira- si logras hacer eso, seréis bautizada.

Mira al bosque un momento y se detiene.
_¿Que sucede hermana? -dice Ángela.
_Creo que podré iniciarte hoy mismo -hace una leve sonrisa, una idea muy siniestra paso por su mente.
Caminan por la arboleda, Ángela observa la mirada de Aika, fija en el horizonte, sus ojos que solo transmiten odio, preocupan a la jovencita.
_¿A dónde me llevas hermana?
El portal oscuro se abre entre dos árboles altos y de iguales características.
_Iremos a vengarnos, del pueblo que le causo más daño a nuestra familia.

Aparecen en una pequeña colina montañosa, ambas miran con detenimiento y total seriedad, al pequeño pueblo en la zona de Caravia, Aika recuerda ese momento, el cual era una simple niña. La mirada de su madre, el ruido de aquella palanca que abrió la puerta a la muerte.
_Aquí fue -dice en voz baja, una lagrima brota de sus ojos.
Ángela mira su lágrima y luego observa el pueblo, Aika con repulsión habla.
_Aquí fue... donde nuestra madre, fue colgada frente a toda esa gente, apenas dos días después de darte a luz...
La niña deja caer sus lágrimas, un sentimiento de ira fluye en su interior.
_...Desde ese momento, he esperado la oportunidad de enviar a cada persona, que se atrevió a aplaudir mientras ese cuello se rompía, al mundo de los muertos.
Ángela llevada por la ira responde.
_Es nuestra oportunidad.
_Hazlo... con esto, ten por seguro que serás bautizada en nuestra familia, hazlo en el nombre de Lucia Castillo, nuestra madre -respira con odio profundo.
Ángela da un paso al frente, el cielo se nubla rápidamente, el viento hace flamear su pequeña túnica negra y cabello rubio. Con ambas manos, apuntando a la ciudad, en una su báculo, concentra su poder y dice entre dientes.
_Astral... Shooter -suelta una lagrima.
Columnas de poder oscuro emergen desde el cielo, muchas personas solo se detienen a observar, sabiendo que su muerte está firmada. Cada impacto genera explosiones en cada región del pueblo, casas, arboles, carretas se desarman con cada onda expansiva y golpe de poder que cae.
Los que sobreviven al primer ataque, intentan huir del pueblo, pero tarde o temprano son alcanzados por el ataque de Ángela.

En medio de la ruina, ambas hechiceras caminan entre escombros y cadáveres, ya sean de animales como el de seres humanos. Un hombre canoso y totalmente herido por las explosiones es sorprendido por Aika, quien lo detiene apoyando su báculo con firmeza sobre su espalda. Este grita desaforado, sufriendo la tortura de ella.
_¿Que haremos hermana? -dice Ángela.
_No lo mataremos -responde seria.
Quita el báculo y voltea al hombre para que las mire directamente a los ojos.
_Observe con atencion, considere este ataque como una represalia, por los miles de brujos que murieron en la orca, en este mismo pueblo, incluyendo nuestra madre...
El hombre respira con miedo y esto le impide responder.
_Lo dejare con vida, para que le diga al cazador Santiago Dávila, que Ángela y Aika Villar, os hará pagar a cada uno por cada brujo y bruja asesinada.

Más tarde, un hombre cabalga tranquilamente por la zona, vistiendo un saco y un sombrero característico de la logia, se detiene asombrado frente al poblado.
_Carajo... -dice y sale corriendo a galopes.
Al día siguiente, todos los cazadores se reúnen en una de las pocas casas en pie, Santiago ingresa a la destrozada sala, el hombre temblando del miedo lo observa y dice con exaltación.
_¡Sr. Dávila! qué bueno verlo aquí, tengo un mensaje para Ud.
El hombre se mira con sus compañeros y responde con atencion y seriedad.
_Lo escucho...

----------

Los ataques de Aika y Ángela comienzan a ser más frecuentes. Cazadores son sorprendidos por ellas, en muchas emboscadas, junto a varios compañeros brujos. Pueblos enteros son arrasados por estos, al ver que estos mismos cazadores vivían entre ellos, con sus familias. Casas destruidas, incendiadas, fusilamientos y torturas por cada grupo de estos.

Los años pasan, ya es invierno del año 1513, Zakkar sale de su enorme casona, para recibir a sus hijas hechiceras, Ángela de 18 años y Aika de 25 años, ambas con vestidos negros y velos sobre sus cabezas. Traen consigo, cinco cazadores torturados, heridos en cada una de sus extremidades por ellas, con ropa blanca y rasgada.
_Bienvenidas a casa, mis niñas -abraza a cada una con firmeza.
_Que bueno verte de nuevo padre -dice Ángela.
_Hemos estado muy ocupadas -dice Aika- hemos traído a estos hombres para iniciar el culto de sacrificio.
_Quieren ser brujas... está bien.
_No solo eso -sonríe Aika- queremos que nos inicies en "Inframundus".
Zakkar las observa a cada una, completamente decididas y animadas a todo.
_Veo que están listas -sonríe- así será...
Dos brujos acompañan a ambas, arrastrando con su mismo poder oscuro a los cazadores, uno de estos completamente enojado le grita al líder.
_¡Zakkar! ¡Zakkar!
El hombre hace que lo detengan y se pone frente a frente, con mirada de odio, mostrando su gran presencia.
_¿Queréis decirme algo? Más vale que sea importante si osaste a llamarme por mi nombre.
El hombre se ríe y escupe la sangre de su boca.
_Ese no es vuestro nombre, bastardo... Santiago sigue tus pasos, Zacarías Villar... buena forma de unir tu nombre a Zakkar. Has fundado esta enorme familia para seleccionar a aquellos brujos oscuros dignos de tu maldita secta ¿verdad?
El líder, le da un rodillazo al rostro y lo levanta del cabello, el hombre tosiendo y escupiendo sangre lo mira sonriendo.
_Inframundus es una secta masiva, no solo es esta familia, también hay familias de rayo, fuego, tierra, aire, me he tomado la libertad de salir de mi casa y reclutar personalmente... -le muestra el símbolo ω, en su brazo derecho, cerca del hombro- este símbolo os representa, está en todos lados y una vez que acabemos con ustedes y los brujos de luz, podremos invocar al rey del mundo de los muertos y todos los que están a cargo en este mundo de vivos... pero tranquilo -mira su cara de miedo- tu no estarás vivo cuando eso pase.
Lo suelta y el brujo de cabello castaño oscuro y largo, se lo lleva a arrastras.

Esa noche, uno de los brujos que acompañaban a Ángela y Aika, ingresa a un sótano empedrado, con puerta de hierro. Libera a uno de los prisioneros para llevarlo al sacrificio, al salir este hace un cabezazo hacia atrás y le rompe la nariz, este cae arrodillado y antes de que conjure algo, el cazador de la una patada de revés, quebrándole el cuello. Se lo lleva a arrastras hasta detrás de un árbol donde le saca la ropa.
Infiltrado entre los mismos brujos, se dirige a la puerta principal, donde uno de los magos lo toma como uno más de ellos y le abre la misma.

Uno de los hombres de Zakkar, de cabello negro por los hombros, se acerca a ver que el calabozo está abierto, mira el cadáver de su compañero y grita.
_¡Señor Zakkar!
El líder llega rápidamente a ver lo que sucede y envía a un grupo de brujos a buscar al hombre.
_¡Que no se escape ese maldito cazador! -grita con rabia.
Estos salen corriendo y se transforman en lobos negros y grises de gran tamaño y feroces. El líder no pierde más el tiempo y llama a sus dos mejores hombres, entre estos el que lo llamo.
_Bartolo, Gregorio, traigan a los cuatro que quedan, continuaremos con el sacrificio.

Más tarde, los cuatro se encuentran atados a un tronco, rodeado por las llamas, ya calcinados, toda la familia de brujos de la oscuridad rodean el sitio, Zakkar vestido en su túnica negra, con una piel de toro negro, y con una corona que lleva los cuernos del mismo, saca un enorme cuchillo teñido en la sangre de los sacrificios. Así como esta, escribe el símbolo "ω" en la mano izquierda de Ángela, y en el antebrazo de Aika, ambas mantienen el dolor al mínimo hasta que Zakkar, con sus manos envueltas en poder oscuro, apoya en cada una de estas marcas en sangre, para quemarlas con su energía.
Finalmente la marca queda como si fuese tatuada en rojo oscuro, casi negro.
_Doy por concluida la ceremonia, sean bienvenidas a "Inframundus", ahora al arrojar sus báculos a la hoguera en la que ardieron los sacrificios, se convertirán en brujas de la oscuridad.
Ambas asienten con la cabeza y cumplen al pie de la letra lo que Zakkar les dijo.
Los báculos arden y el poder oscuro las envuelve al completo, los brazaletes pasan a convertirse en cadenas que cuelgan de su cuello, con una pequeña piedra preciosa en forma de lágrima de color negro.

Al día siguiente los lobos regresan y vuelven a la normalidad, se reúnen en la planta alta de la casa principal, frente al escritorio se presentan ante un Zakkar enojado, sentado en su enorme sillón, con una mano rascando su barba.
_Señor Zakkar... -dice uno de ellos- lo perdimos.
Se levanta furioso y con su mano envuelta en energía oscura le hace un hueco a la mesa, de un golpe bien fuerte, mientras grita.
_¡¡Maldición!!
Los hombres se arrodillan y miran al suelo aterrorizados ante esa reacción.
_¡Se supone que sois lobos! ¡No pueden perderle el rastro a una presa tan importante! -golpea ambas manos en la mesa- ¡¿Saben quién era ese sacrificio?! ¡La mano derecha de Santiago Dávila!
Los cuatro se miran entre ellos sin levantar la mirada al líder brujo. Quien respira y les da la espalda.
_Quiero que os hagáis lo siguiente... preparen a cada brujo, hechicero y mago de esta aldea...
_¿Señor? -dice uno de ellos.
Zakkar camina hacia él, lo toma de la ropa y lo levanta para que lo mire sus ojos llenos de ira.
_Preparen a cada habitante de esta aldea, ellos vienen en camino -le dice en voz baja.
Lo suelta con desprecio y les grita.
_¡¡Ahora!!

Como perros mojados, corren hacia la escalera. Zakkar camina en círculos y piensa en voz alta, en un buen plan.
_Tengo que preparar un buen plan, debo asegurarme, que la Logia Santa no vuelva a entrometerse en los asuntos de Inframundus... -Extiende sus manos y a viva voz dice- Pasaje... Auralma.

Cientos de caballos llegan al decampado rodeado de árboles, un caballo negro, entre varios marrones, se para al frente. El jinete se acomoda el cabello castaño y cano que cae hasta su nuca, se coloca el sombrero y ajusta su saco largo y negro. Grita a todo pulmón a diez metros de la puerta principal.
_¡¡Zacarías Villar!!
Los magos de guardia, lo apuntan con sus varas, las puertas se abren. Zakkar sale junto a un gran ejército de magos, hechiceros que cubren los muros y los brujos que se mantienen en la retaguardia.
Santiago levanta su mano y muchos cazadores a pie, se posicionan al frente con arco y flechas apuntando a ellos.
_Zacarías Villar -dice con tranquilidad y una sonrisa en su rostro.
_Santiago Dávila -responde el brujo con seriedad.
_Os vengo a enjuiciar a cada uno de ustedes por herejía, el uso de la brujería, es penado por la orca, guillotina, fusilamiento y hasta la hoguera... como veo que le practicaste a cuatro de mis mejores hombres. Uno llego a duras penas a contarme todos los detalles de vuestro plan. Por eso me tome la molestia de venir en persona a sentenciarlos... si se resisten, toda, absolutamente toda su aldea caerá en llamas, con cada uno de ustedes.
Zakkar furioso le dice.
_Hoy, su Logia Santa, será la que caerá... ¡Astral Shooter!
Los caballos de los cazadores salen a todo galope, las flechas se lanzan al mismo tiempo, todo cuando el brazo de Santiago baja rápidamente.
Enormes columnas de poder oscuro caen del cielo y destroza el campo, varios cazadores incluidos los caballos, son desintegrados por estos. Mientras que otros, se cubren con un escudo en la espalda y continúan galopando.
Los magos disparan al mismo tiempo conjuros Shooter, que derriban a los que tiran flechas, mientras que estas penetran y matan a cientos de magos jóvenes. Los hechiceros derriban caballos con disparos desde sus báculos, y protegen los muros de los cañonazos que la retaguardia trae.
Santiago baja del caballo y con su espada choca contra el conjuro Dikastírio en el brazo de Zakkar.
_No lo puedo creer, tu magia resiste bastante a mi espada anti mágica.
_Te cortare la cabeza ¡maldito cazador! -dice resistiendo sus ataques.

Ángela y Aika caminan por el bosque, con provisiones en canastos, cuando oyen los cañones disparar. Sus rostros de alerta se hacen presente, sueltan los mismos y corren hacia la aldea con prisa.
_¡¿Que está pasando?! -dice Ángela.
_¡Esos malditos! ¡Papá me ha contado todo anoche!

Ni bien llegan a la colina arbolada, ven en la bajada, una aldea completamente arrasada por el fuego de los cañones y muy pocos brujos de pie peleando contra los cazadores a punta de espada y magia.
Zakkar intenta desintegrar a Santiago con el Physical Shooter, pero él se cubre con su espada y saco, avanza contra la corriente de aquel poder. Logra liberarse para correr hacia el líder brujo, cuando intenta dispararle de nuevo, el cazador se agacha gira y corta su brazo de forma limpia.
_¡¡Ah!! -grita el brujo con dolor.
Salta hacia él y lo perfora con su espada anti magia directo al corazón.
_¡No! -grita Aika a lo lejos.
Los cazadores logran huir de la aldea y le gritan a su jefe para que haga lo mismo.
_¡Sr. Dávila! ¡Sr. Dávila! -le dice su mano derecha- ¡Las brujas se acercan!
El cazador cae al suelo con el cuchillo más poderoso de Zakkar, clavado en el mismo brazo derecho que sostenía la espada.
_¿Que me está pasando? -dice Santiago, apenas moviéndose.
_Mi cuchillo especial de Inframundus -sonríe Zakkar- ¡pudrirá todo tu brazo y así seguirá hasta consumir vuestro cuerpo! como lo hace con cualquiera que no es digno de la secta.
El hombre se baja del caballo y lo ayuda a Santiago a subir, apenas moviéndose se aferra como puede a su compañero.
_Hasta aquí has llegado, Zacarías Villar.
_No lo sabes , sonríe... tú y tu maldita logia, será borrada del mapa, cuando reencarne.
Santiago, un tanto temeroso, mantiene su firmeza a pesar de su herida y responde.
_Considérese, enjuiciado... Andando Baltazar -le dice a su compañero.
El caballo galopa a todo dar, escapando de los disparos de Ángela, quien corre tras el lanzando todo conjuro a su alcance. Santiago voltea a ver por un momento, el rostro de la joven le es familiar, al igual que el de Aika, quien se encuentra a lo lejos con su padre.

Finalmente, logran escapar de una aldea completamente destrozada por la batalla, cadáveres de brujos, hechiceros, magos y cazadores yacen en todas partes, algunos consumidos por el fuego y otros en charcos de sangre.
Ángela llega a ver a Zakkar, minutos antes de morir, Aika con lágrimas en los ojos le dice.
_No padre, no me dejes por favor.
_Me dijiste "padre" -sonríe.
Ángela suelta sus lágrimas y toma su mano ensangrentada.
_Mis hijas queridas, sepan... que hoy muero aquí -escupe sangre- pero voy a volver, para terminar con esta Logia desde sus entrañas, infiltrado entre ellos, no van a saber de dónde vino el golpe... -saca una pequeña llave negra de estilo rustica.
_No puede ser -dice Ángela- el Pasaje Auralma.
_Uno de los Conjuros De Los Reyes.
_...Una vez que vuelva me reuniré con tu reencarnación Aika, así sea dentro de cien, doscientos, quinientos o mil años... ni bien lo logremos, buscaremos a Ángela y la secta renacerá... sin cazadores, lo haremos posible -sonríe y toma las manos de ambas.
Deja de respirar y su mirada se pierde en la nada, Aika llora al lado de Ángela, quebradas en dolor por la pérdida de su padre, la llave se eleva envuelta por el aura amarilla del conjuro Auralma, en un abrir y cerrar de ojos desaparece en un corto destello.

Al día siguiente, Aika y Ángela caminan por el bosque con un solo objetivo, conversan e idean un plan.
_Hay dos pueblos en la región oeste de Asturias, por aquella zona, hay una familia de hechiceros de rayo y una familia de águilas y serpientes.
_He visto a uno de esos hechiceros, cuando atacábamos las aldeas del este, creo que pertenece a una secta oscura, es muy bueno.
_Cuidado Ángela... no quiero que pierdas el tiempo y desvíes tu atencion de lo que debemos hacer.
_¿Desde cuando eres así de estricta? -la ve con más seriedad.
_¿Qué? ¿Piensas que puedes tener una vida así?, ¿un amorío? reacciona -le levanta la voz- somos brujas de la oscuridad -le enseña el símbolo en su brazo- ¡esto nos da un propósito!
_No me hables así hermana, ¡se perfectamente quien soy y cuál es mi propósito!
Aika desvía la mirada y le dice.
_Por supuesto, Inframundus es nuestra razon de vivir... Ahora ven... abramos el portal.
Corta la conversación a la fuerza y continúa el camino, con ella detrás, un tanto enojada.

En cierto punto del bosque, Aika logra abrir un portal oscuro, pero Ángela se las ve difíciles para hacer lo mismo, su hermana la ayuda complementando la mano izquierda en su derecha. Ángela respira un tanto agitada y dice con un gesto sonriente.
_Perdón, es que últimamente el poder mágico que tengo, lo siento muy escaso y ajustado.
Aika la mira con una mirada un tanto preocupante, la ve a los ojos y en tono muy serio le dice.
_Hermana, pase lo que pase, nunca, nunca... te separes de mí.

_Por supuesto, siempre estaremos juntas -sonríe- ¿por qué lo dices?
_Por nada, ahora bien, atraviesa ese portal, encontraras el pueblo más grande en el que viven los asturianos, si llegáis a tener problemas, avisadme.
_Claro... espero encontrar a Santiago.
_Yo espero encontrarlo en el pueblo al que voy.
Se abrazan con cierto rechazo y con mirada seria, se dirige cada quien a su portal.

10 de Julio de 2021 a las 04:03 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Gastón Medina Hola a todos, mi gran pasión es la escritura narrativa, tengo en vista publicar un sin fin de aventuras. No empiezo una historia sin finalizar la otra. Tengo como costumbre escribir trilogías, extras, divido todo en 3 jajaja. Escribo Ciencia Ficción, pero tambien Fantasia, Romance, Misterio, Accion y mas! Aclaro que TODAS las historias, se relacionan en algún punto, ¡no te pierdas ninguna! y disfruta mientras permanezcan en la plataforma.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~
Universo Multidimensional I
Universo Multidimensional I

Todas las historias que aparecerán en este perfil, a pesar de estar separadas por brechas de genero, están vinculadas en algún punto. No te pierdas ninguna historia de este amplio universo dimensional. Desde una ciudad, hasta los confines del universo. La primera fase del Universo Multidimensional comprende las historias POWER CAR, PROYECTO CC, PASAJE AURALMA, LLAVE X e INFANCIAS DE ORFANATO, contando extras. ADVERTENCIA: El contenido puede contener SPOILER Leer más sobre Universo Multidimensional I.