P
Pastorium El purpura


Una vida de desventuras llevo a la creación del soldado errante, perdido y maldito por sus congéneres deberá hallar su propósito para vivir en un mundo donde el perpetuo cambio deja a los débiles atrás


Fantasía Medieval No para niños menores de 13.

#medieval #217 #Picaresca
0
29 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los domingos
tiempo de lectura
AA Compartir

Prologo "el circulo interminable"

Del lodoso terreno un hombre se arrastraba, con poca fuerza se intento levantar apoyándosecon su espada para evitar resbalar pero para su infortunio la espada se partió provocando que cayera arriba de un caballero con una armadura que al parecer no le salvo la vida en esta traicionera tierra despuésde su observación y tomar un breve descanso se levanto tomando la espada maza de uno de los cadáveresadyacentes a el «Esta hermosa barra de hierro se viene conmigo» .

La visión del campo de batalla era realmente desalentador pudo apreciar que varios soldado con heridas graves se arrastraban en un intento por salir del lodo de lo contrario por agotamiento morirían ahogados por culpa del infernal terreno. La esperanza parecía desvanecerse de cualquiera que no lograra salir de esta trampa mortal a tiempo para evitar que los animales salvajes o el tiempo acabe con sus vidas pensómientras se propuso a buscar con precavido paso entre los cadáveresy moribundo por aquel hombre que le contrato a el y a sus compañeros aquella noche hace varias lunas atrás.

Con suerte lo encontraría vivo pero viendo el panorama lo mas probable sería que el ahora fuera comida para los gusanos normalmente no le molestaríamucho que se muera su contratista siempre y cuando le hayan pagado pero en este caso solo podríalamentarse por no obtener su dinero por el cual casipierde la vida. Para su mala fortuna encontróel cadáver con su cráneoperforado por un matillo pico de guerra solo pudo identificarlo despuésde remover el yelmo cerrado.

Tras la decepción total de esto se acerco al cuerpo de un arquero que estaba a unos 20 metros del cadáverde su ex jefe y cerca de un bosque que rodeaba el reciénformado cementerio, tomo el arco y las flechas sobrantes para tomar rumbo al bosque de ahí trataríade ubicar un río y limpiar la sangre, despuésde ahí ir hacia arriba y con algo de suerte encontrar un poblado. Recordólos consejos de su padre adoptivo "Hijo los lobos huelen la sangre por eso recuerda despellejar al ciervo algo lejos de casa a menos que quieras ser devorado por esas bestias" ahora le serviríapara evitar atraer animales por eso necesitaba hallar rápidoel rio antes de que algúnanimal salvaje viniera.

Las horas pasaron y por fin pudo encontrar un río aunque debíatener cuidado ya que vioque los troncos de barios arboles estaban desgarrados señales que indican que es territorio de osos de forma que con algo de precaución estaría bien. Paso a limpiarse la sangre y el lodo de sus ropajes «Esta batalla no seráolvidada o eso espero...a veces creo debí ser un Skald en la corte a tener que arriesgar mi cuello como mercenario mi padre tenia razón totalmente con lo de que uno no conoce como terminara» una vez acabo de quitarse la suciedad de sus ropajes, cara, brazos y piernas emprendiócuesta arriba donde tenía la esperanza de que se hallaraun pueblo.

En su recorrido observo el paisaje notándosela calma antes de la tormenta que era su vida siempre estaba en problemas por su poca inteligencia limitándosea seguir ordenes y pelear pero gracias a sus buenas habilidades con el arco y la espada pudo zafarse de varias trabas que bordaban la ilegalidad pero ¿quéotras opciones tenia? su padre fue un cazador furtivo, su madre una salvaje de las tierras inexploradas para mejorar rara vez se topo con gente ajena a su circulo familiar. Su destino estaba en ser cazador furtivo como su padre, bandido, mercenario, soldado o contrabandista ya que tampoco es que supiera tocar algúninstrumento aparte de su munnharpe pero antes de que pudiera seguir pensando en su vida diviso un poblado pero la noche empezóa asomarse, para su fortuna los guardias no podríanidentificar que lucho en un bando enemigo ya que al ser un mercenario no tenia alguna heráldicaen su ropa que indicara en que bando lucho. En la posada repetiríael ciclo de ser contratado y de ser pagado que lo mantendríaocupado hasta que sus brazos perdieran toda la fuerza para ser honestos a veces tenia la duda de si llegaría ver ese momento pero pensar demasiado las cosas no era su fuerte, ahora solo iba a buscar trabajo. Viendo a los guardias de este poblado casi de reojo pudo notar que teníanpoco equipamiento la mayoríallevaban un gambeson algo desgastados y sucios, un casco cónicosin mucho detalle y alguno que otro tenia abolladuras me pregunto si alguno de los que recibióel golpe seguirávivo siendo los mejor equipado un par de guardias algo viejos con algunas heráldicasen su gambeson algo mas nuevos que los de los demásy escudos ovalados que vio en el campo de batalla, la heráldicaera una águilaazul con ojos dorados y en el centro un sol símbolode la casa Straug poco sabia de ellos aparte de que eran nobles pero suponíaera una familia acaudalada pero al ver los pocos guardias supuso que o la casa Straug estaba en decadencia eso....o este pueblo no era tan importante en las rutas comerciales ni poseían alguna importancia estratégica mas allá del capricho de un noble por poseer esta tierra una lastima si es que vinieran a invadir el sitio ya que se nota que estos "guardias" no son mas que pobres milicianos tanto por su vestimenta como por el uso exclusivo de lanzas rudimentarias tambiénque al lado de la taberna se hallabaun guardia recostado durmiendo que para este punto me cuestiónsi es un guardia del pueblo o un guardia de la taberna me cuestiono si aparte de esos 2 guardias el resto habrá recibido un entrenamiento adecuado para poder defender adecuadamente este lugar. Para cuando dejo de pensar mientras caminaba se topo con la entrada de la taberna cuyo letrero con el nombre le parecía chistoso "La guarida ratuna" «ese nombre le pondría a mi antro si llego a juntar lo suficiente solo que quizás me decantaría por “El refugio del ladrón” así para que suene peor jajaja »

Sin esperar una invitación se adentro al recinto al poco de entrar se veía a varios campesinos tomando, otros riendo mientras tomaban en la barra, en una de las mesas de la esquina estaban 2 sujetos jugando con cartas apostando probablemente terminen en pelea el candelabro con las velas iluminaba de buena manera el centro de la habitación donde creo estaban las personas mas tranquilas. Después de contemplar el bullicioso paisaje se arrimo a la barra para tomar un merecida hidromiel -¡Hey quiero una hidromiel! - con firmeza en su hablar dijo al tabernero que se acerco con una jarra de madera oscura y una espumosa cubierta -Ten, serán 2 águilas plateadas – pague sin problemas aunque tenia que evitar gastos innecesarios -Tabernero, tengo una petición veras soy un mercenario en busca de trabajo si alguien aparenta necesitar mis servicios ¿podría mandarlos conmigo? - el barbudo hombre asintió para retornar a sus asuntos, por mi parte decidí volver a mi asiento a esperar que llegara algún empleador que tuviera dinero en su bolsillo para pagar mis servicios.

Las horas pasaron y cuando pensé que moriría de sueño en la estúpida silla por el cansancio de todo el maldito día ocurre algo que había pensado podría pasar los 2 apostadores empiezan a pelearse yo solo me limite a observar hasta que la cosa se puso fea pues uno de ellos saco un cuchillo y iba a apuñalar al tabernero si no hacia nada por ende saque la espada maza y la agarrefirme para pegarle en la pierna al del cuchillo así evitaría su movimiento luego le golpee en la cabeza con un puñetazo ya que no pensaba en matarlo, una vez hice eso el otro apostador con largo bigote y medio pelado me pregunto si lo mate a lo cual no respondí solo me senté en mi sitio para esperar a un cliente «Hubiera matado al desgraciado pero no se si es legal matar a un bastardo así sin mas en este reino y lo ultimo que necesito es un tiempo en los calabozos o que me descubran, si esto ultimo sucede estoy muerto» .

La noche cayo sobre el pueblo y desde la barra un hombre con toga marrón oscuro y bordados dorados, larga barba y un pelo algo corto sin forma color marrón que hacia juego con su vestimenta era un poco mas alto que el resto de campesinos por lo que deduje tendría algún parentesco con los humanos Jotun del norte también por su pálida casi azulada piel y ojos grisáceos evidentes al estar frente, con cierta tranquilidad me pregunto si podía tomar asiento mientras sostenía en su mano izquierda una jarra con cerveza.

-Disculpe pero tengo un trabajo para usted y quizás no lo sepas pero estas son las tierras del conde Emil Straug vasallo del rey Gromer Irvotti de Plamter el soberano del reino de Agmad y justamente dicho conde lucho contra el barón Eumest Stepes el campo de batalla fue no muy lejos de aquí por lo que cuando termino el conflicto fui a curar a los fieles soldados del Conde Emil pero para mi desgracia vi como varios desertaban de sus filas huyendo por los bosques cercanos y para empeorar varios causaron disturbios por eso la guardia estuvo tan activa – tomo una pausa para dar un largo sorbo a su bebida -pero ahora en donde entras tu en todo esto te preguntaras ¿no? Sencillo soy un sacerdote y inquisidor de Belluti dios de la justicia, la guerra y las leyes por ende estos traidores que portaban los colores del conde deben ser reprendidos y tu me ayudaras – arrimo una pequeña bolsa de dinero -80 águilas de plata si me ayudas a cazar a esos bastardos – la oferta era tentadora por lo que simplemente acepte -bien por la mañana cuando salga el alaba nos moveremos quédatecon eso chico es un adelanto - .

Después de eso salí de la taberna con el para tomar rumbo a la posada y descansar como los dioses mandan todo saliómejor de lo planeado «alabado sea Erthil y gracias por la fortuna»

Al llegar a la posada me sentí un hombre afortunado desde.....¿unos días? ¿unas horas? No lo se realmente pero tengo suerte de estar otro día mas bajo el cálidoabrazo de Morfus ahora que me planteo ¿por que no probéser un sacerdote de Erthil o Morfus? padre de sangre me dijo que ser sacerdote del panteón humano es una deshonra para nuestra gente pero ¿quéhay de malo? prefiero a estos dioses que unos los cuales les importa poco o nada la vida de sus fieles, de momento estos dioses no me han abandonado como esos estirados crueles.

Cuando atravieso la puerta de aquella cálidaposada veo a un hombre robusto medio bajo comparado con los demáspueblerinos de la taberna.

-Muy buenas señor tan solo busco quedarme esta noche ¿cuántocuesta la cama? -

-Mmmf – gruño mientras me miraba de arriba a abajo -Se nota que eres un elfo del bosque tu altura y esenciadelatan tu verdadero ser ¿pareces un poco...sucio elfo? Pero da igual seránunas 6 monedas de plata-

-Aquí tiene mi buen señor – acerco la bolsa de monedas al medio enano.

-Disculpa si es osado de mi parte preguntar pero ¿por quévistes así elfo? ¿no todos los elfos de tu estirpe viven en los bosques comiendo hongos raros y abrazando arboles? - termino de preguntar enclaro tonoburlón

-No me gusta vivir con los de mi raza prefiero explorar mas allá de esos bosques sagrados -tomo un pausa para proseguir -Es lo únicoque le puedo decir...prefiero mantenerme en el presente -

El semi enano al ver esto solo moviósu mano para indicar que lo siga llevándoloa su habitación-Chico lo hecho, hecho esta quizásseas un elfo pero comparto el sentimiento espero descanses bien – dijo con cierta tristeza comprendiendo la situación de aquel joven elfo.

Una vez se retiro el medio enano contemplo su habitaciónacogedora había una estanteríacon varios libros humanos a lado de la ventana ubicada al lado izquierdo de la habitaciónque daba a la callé, debajo de la cama central en la habitación estaba una especie de recipiente de arcilla o barro....aunque ya sabia para que servía el mismo y en el lado derecho se encontraba una pequeña mesa cuadrada con 2 sillas de madera algo desgastadas y varias velas. Acogedor ambiente a decir verdad aunque muchos elfos prefieren lugares mas....¿limpios y bonitos? A decir verdad poco comparto con mis antiguos compatriotas pero les doy la razón en que los humanos son demasiado simples lo bueno es que puedo ponerme comodo y no ocultarme.

Al terminar de pensar empezóquitándoseel su casco gjermundbu dejándoloarriba de la mesa, su capa con capucha en el respaldo de la silla, el gambenson se lo quito para ponerlo en el asiento de la silla, sus botas al lado de la cama y se recostósobre la cama únicamentecon su pantalónde lino y una camisa de lino marróncon algúnagujero. En su mente se planteo porque sus padres biológicosy sus compatriotas de sangre nunca aceptaron como era en realidad un aventurero no queríavivir la vida siendo un protector del bosque....al final supongo que no vale la pena llorar por lo que paso no puedo cambiarlo...así lo quiso Ananké a veces cruel pero así esta escrito supongo.

¿Se podrácambiar lo escrito por Ananké? ¿algúndía estaréobligado a abandonar esta vida? Tantas incógnitasy tanto tiempo para pensar.....enserio no se porque los elfos somos castigados con vidas tan longevas envidio a veces a esos humanos que viven poco o al menos lo suficiente para no cuestionarse tantas cosas, mejor me duermo de una puta vez que necesito estar levantado en el alba.

Aquel elfo empezóa rezarle a Erthil para tener suerte y fortuna en su empresa la noche abrazaba a todos los que en aquella se hallarány con el rayo de luna iluminando levemente al joven elfo sus plegarias llegarían a los oídosdel dios de los bienaventurados y antes de dormir un rezo a Morfus dios de los sueños y la muerte nocturna.

Una vez acabo sus rezos lentamente se arropó con las frazadas de lana ahora solo quedaba ser recibido por los cálidosy protectores brazos de su amada deidad que le sujetaban en un abrazo casi maternal. Pero eso fue tan agradable como breve pues fue abruptamente levantado por los cacareos de los gallos vecinos los cuales anunciaron la madrugada y el inicio del trabajo duro por su parte.

-Otro día, otra moneda para mi casa - se dijo en un pequeño murmullo mientras se preparaba para salir a la caza de los desertores de Emil Straug «honestamente yo deserte despuésde que muriómi contratista me pregunto si me hubieran cazado como a estos desgraciados» al terminar de pensar y cambiarse se dirigióa la tabernadonde se reuniríacon el nuevo "jefe".

14 de Junio de 2021 a las 05:11 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Capitulo 1 "El inicio de una tormenta"

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión