javier-gomez1621984350 Javier Gomez

Padre de todo, señor del abismo, el que existe y a la vez sucumbe en la inexistencia, padre de todo, tu eres el que alberga los doce señores de la creación. ¡¡Oh¡¡ que tan poderoso eres, apiádate de nosotros, y libéranos de la ira del caótico Agnur, quien profana el mundo de los sueños, tu el que todo lo ve, y a la vez ciegas todo de oscuridad a tu paso, tu nuestro padre, tu eres el núcleo oscuro de nuestra vida" Todos los derechos reservados. Pdta.: Esta historia esta en proceso de edición.


Horror Horror gótico Sólo para mayores de 18. © Jairo Cardenas

#"ALEG-RE-AGNUR-"
13
3.4mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todas las semanas
tiempo de lectura
AA Compartir

LAURA


I

sacrificio igual amor

El precipicio de Munritch, o como lo conocían por su nombre completo, el acantilado de Green Munritch, se alzaba ante la majestuosidad del mundo y de todo el mediterráneo europeo en una tarde soleada. Laura, Alicia y Vidél, subían empinadas cumbres, aventándose por caminos pedregosos que terminaban en inmensas laderas y riscos tan elevados que la distancia entre el cielo y el suelo era próxima. La caminata era agotadora, no obstante, el viaje era fortuito, desde una altura pronunciada, Vidél apreciaba todo el bosque rodeando el pueblo de Sildor y la pequeña ciudad de Green Cilder.


La mañana había sido clara y agradable, al estar ahí, el aire acariciaba su rostro al igual que todo lo verde y vivo a su alrededor, sin duda era un vista impresionante, aun así, no podía evitar un profundo sentimiento de desolación.


— ¿Así es como se siente la naturaleza... Hostil y Bella a la vez? pregunto al aire, sin esperar que alguien le respondiera, lo único que recibió fue un pequeño regaño departe de Alicia, (quien se encontraba más adelantada que Vidél y Laura)


— ¿Otra vez divagando Vidél? sabes, esto no un buen momento para eso — jadeaba — debemos llegar a la cima antes del atardecer, cuando lleguemos ya tendrás tiempo para divagar en silencio, todo lo que quieras — .


Laura adelanto a Vidél sin aviso al escuchar la pequeña conversación entre él y Alicia (a pesar de todo el peso que cargaba), Laura podría haber dicho algo ingenioso, pero vacilo solo, dirigiéndole una fría mirada, intimidado, Vidél se limito a agachar la cabeza y seguir avanzando.


Hasta donde Vidél sabia, él era primo de Laura, quien era hija de Harry Hoftmán, un conocido neurólogo y un versado en la psicología humana, graduado de la universidad de Oxford, con varios reconocimientos y premios en su haber, pese a los cuales no lograba dar explicación a los entresijos de la mente humana. Vidél, en su precoz memoria, aun guarda recuerdos de sus últimos días en el orfanato de Green Cilder, como si fuera ayer. Se trataba de un lugar melancólico y aislado, sumergido en lo profundo del bosque, afueras de la ciudad. A ojos de Vidél, los bosques guardaban una atmosfera única, llenos de misterio e intriga, causándole a su vez un gran terror. En aquel entonces, pasaba mucho tiempo contemplándolos, pero entre mas lo hacia, crecía un sentimiento de soledad y a la par de un sentimiento de extrañeza para con los suyos. Esta soledad lo marcaria hasta el día de hoy, impidiéndole relacionarse como normalmente lo haría un joven de su edad.


Un 16 de julio del 2010, Harry Hoftmán llegó por él, llevándoselo sin mucha complejidad, debido a que tenia documentos que demostraban su parentesco y le otorgaban la custodia sobre el. Al pasar de los años Vidél ya se había acoplado, a la vida de la familia Hoftmán. Para este punto ya no le importaba si Harry era su tío real, a quien tampoco le cuestiono la relación que tenia con sus padres, debido a desde que tiene uso de razón, siempre había estado en el orfanato. A pesar de que la relación con su tío es excelente, no se podía decir lo mismo con su tía Miriam Gerald (esposa de Harry Hoftmán) y Laura, quienes siempre lo trataron con desprecio a espaldas de su tío. Pasado el tiempo, surgió en él, la inquietud acerca de quien era en realidad, a la par de la aparición de pesadillas y visiones, que con el tiempo se volvían mas y mas terribles. Su tío lucho por encontrar el origen de aquellas pesadillas, las cuales a su vez le causaron una terrible y profunda depresión, pese a todos estos esfuerzos, Vidél estaba seguro que el origen de sus sueños, y la depresión, venia de algo externo. Al final fue diagnosticado con esquizofrenia, el trastorno mas cercano a sus síntomas.



Alicia y Laura habían planeado con antelación su excursión al precipicio, ese mismo día irrumpen de manera inesperada en la habitación de Vidél , quien al parecer tenía sueños no muy agradables.

Sin importarle en lo mas mínimo el estado o disposición de Vidél y al verlo dormido, sin pensárselo mucho toma una botella de agua del canasto de picnic que sostiene Alicia, lo destapa, lo vacía sobre el rostro de Vidél esperando que eso sea suficiente para sacarlo de su ensueño. Vidél se levanto, tosiendo un poco por el agua que se había filtrado por su nariz (cosa que causa gracia a Laura, pero incomoda a Alicia), extrañado ve a las dos chicas, una con una canasta y otra con una perfilada sonrisa en su rostro, intentando contener su risa. -


— ¿Qué sucede? — preguntó Vidél confundido, mientras se levantaba.


— No hay tiempo para explicaciones — respondió Laura de manera altanera .

— Vístete rápido — Laura salió de la habitación junto con Alicia. Vidél sabía que no tenía más remedio que obedecer lo que su prima le exigía, pues siempre había sido así , resignado, se seco el rostro con las sabanas, se vistió a toda prisa, torpe y adormilado por recién despertar, para salir al pasillo donde Laura y Alicia esperaban impacientes.


—Ya está todo listo— dijo Laura al verlo salir de su habitación, mientras tomaba la canasta de manos de Alicia, para entregársela a Vidél —Nos ayudaras con esto, más te vale que no se te caiga— dijo en tono amenazante.


Vidél tomó la canasta un poco sorprendido, no sólo porque pesaba más de lo que esperaba, sino también por la actitud de Laura, pues pese a lo que pueda parecer, lo está tratando mejor que de costumbre, y esto es la forma más cortés que ha desarrollado la mimada hija única para invitar a Vidél a salir a cualquier lugar, lo cual no es para nada frecuente.


Luego de salir de la mansión y empezar su travesía hasta el precipicio, Laura comenzó a hablar en un tono que casi hacía parecer que no detestaba tanto a Vidél —Hoy es un día especial, por eso te invitamos— dijo en tono tranquilo y agradable

—Hoy estoy dispuesta a hacer las pases contigo, ya sabes... olvidar el pasado, dejar atrás todo lo malo y esas cosas—.


Vidél estaba estupefacto ante tales palabras, pero no se atrevió a decir nada al respecto, éste cambio de actitud no sólo era inusual, sino que había aparecido de la noche a la maña, inclusive la tarde del día anterior Laura había humillado terriblemente a Vidél ¿Y ahora de la nada quería hacer las pases? Vidél observó con cuidado a Laura en busca de algún signo de burla, cualquier cosa que indicara que sólo se trataba de uno más de sus infantiles y crueles juegos, pero al no encontrar nada, se fijó en Alicia quien se mostraba impasible ante aquellas palabras, al notar Vidél que era el único afectado se limito a agachar la cabeza y seguir el resto del camino en silencio.





Laura, con los brazos adoloridos fue la primera en llegar a la cima sin importarle el peso de la cesta, y como premio arrimo un pequeño bocadillo de trigo a su boca. Alicia subía la última cuesta que faltaba, sin duda era lo más agotador pero interesante que había hecho en su vida, aun así, no estaba orgullosa de aquello, pero no podía evitar impresionarse por el paisaje reflejado en sus pupilas, la ciudad de Green Cilder, Sildor y otros pueblos, aunque para ella Sildor estaba tachado en el mapa. Por otra parte, Vidél vacilaba entra el cansancio y una pequeña ansiedad, esperando que no se volviera tan importante entre el transcurso de la tarde, Faltando medio kilómetro, se detuvo un momento parar acomodarse la lengüeta de los zapatos, y echar una que otra piedrecilla. Vidal ya sintió la exasperación de Laura en cuanto llegara donde ellas, ¿A caso este viaje no era para arreglar las cosas con su prima? ¿Por qué debería de estar preocupado? ¡¡Era solo un estúpido día de picnic ¡¡ luego todo volvería a ser normal, totalmente normal, de eso si estaba seguro, no obstante, lo que no entendía, el porqué de la intervención de Alicia, seguramente sus sospechas sobre ellas dos se hacían más ciertas, aunque sean amigas, casi nunca se separan, hasta podría jurar que iban al baño juntas, sentía que había algo más que una amistad entre ellas dos, aun así no se atrevería a juzgarlas por tal comportamiento, no por que tuviera miedo, quizás no le importaba en lo absoluto. Siempre tan unidas, sonrientes entre las dos, verlas juntas, era como ver un cuadro griego, no de los que te agradan por su significado, si no por sus imágenes

— ¡¡VIDÉL¡¡ — Grito Laura mientras sacudía su mano decorada de pulseras y una que otra flor que la hacían lucir elegante.


— ¿No puede ser más lento acaso? — pregunto histérica a Vidél, pero en ese momento Alicia intervino, para alejarla unos cuantos metros de el.


— ¡¡Laura¡¡ — La miro fijamente — ¿Estas seguras de lo que vas a hacer? Aún no sabemos si es la persona correcta, podría ser otro, sé que no podemos cuestionar sus decisiones, aun así, estoy segura de que se puede tomar otras opciones, como dejar esto así, largarnos para siempre, huir de todo esto, no sé cómo vivamos, pero estoy confiada en que nos iría mejor, aunque hayamos nacido aquí, no significa que le pertenezcamos a este maldito lugar, ¡¡aún estamos a tiempo¡¡ — dijo Alicia, mientras limpiaba las lagrimas de su rostro con un pañuelo.


— Mi querida Alicia, que tan pura eres, tan bondadosa, pero estúpidamente inocente — .

Entre suspiros, Laura la beso, acaricio sus mejillas, sintiendo el cálido fluir de su sangre corriendo por su cara, y en un momento de atrevimiento, metió su mano por debajo de su blusa azuleado. Laura noto que no traía sostén. Manoseando el pecho izquierdo, tomo su pezón, con el dedo índice y pulgar formo una pinza, apretándolo como si fuera un botón, estirándolo varias veces. Alicia mordía sus labios , mientras Laura la seguía acariciando por todas partes. Sentía que manoseaba su cuerpo sin su consentimiento, pero no podía negarle lo que hacia por sus sentimientos a ella. Arrimadas mas cerca que antes, Laura susurro a su oído, toqueteando su oreja con la punta de la lengua.


— ¡¡No tienes idea de lo que es¡¡ —


Cuando Vidél llego a la cima, sin aliento y abatido desde los hombros hasta los pies, Laura le ofreció una caja de galletas que saco de la cesta

— Esto es para ti, son espéciales, como tú


Con algo de desprecio ante tal ofrecimiento Vidél pensó que en realidad ella no mentía, pues quien pensaría que tal prestigiosa muchacha, que esparce un aura de bondad, mentiría, o peor aún, escondiera algún secreto. Fue tanta la calma de Vidél, que la ingenuidad lo domino. Laura le pregunto con la mirada fija en él- ¿Te gusto la galleta? - Vidél trago repentinamente la masa que se había pegado a su paladar, justo en el instante que iba a soltar la primera palabra que tenía pensada, cayó al suelo instantáneamente, al parecer su cuerpo había caído en una especie de parálisis, podía oler y ver todavía, pero no lograba mover ni un tendón de su cuerpo, con dificultad se dirigió a Laura, totalmente atónito de lo que estaba sucediendo - ¿Qué …? Que … estas … haciendo …. Lau …. Lau … … - Alicia apretó con fuerza sus manos, tronando sus nudillos. Observo como todo se desmoronaba a su alrededor, el cielo lloraba hasta que comenzó a quebrarse en intensas luces mientras Laura agarraba a Vidél de la cabeza, estampándola cada vez más fuerte contra el suelo frio y rocoso, (hasta hacerlo sangrar). Alicia ya pensaba en su siguiente decisión.


— ¡¡Querida¡¡ acaso no te das cuenta, que ensucias tu vestido, déjame hacerlo para ti — .


— Esto no lo hago por la predicción, ¡¡Lo hago porque lo odio¡¡ —


Soltó a Vidél por un momento, cediendo a la petición de Alicia, le agarro de la cadera para empujarla hacia sus pechos. para besarse con desenfreno


— Prométeme que siempre me vas a amar — dijo Alicia


— ¡¡Siempre — ¡De repente Laura sintió un cálido estupor sobre su vientre! Su rostro expreso un esbozo de alegría hasta que un dolor intenso, domino su vientre. Varios chorros de sangre se esparcieron por sus vestiduras, pintando de rojo todo aquel hermoso blanco.

- ¿Qué es lo que has hecho? - pregunto sin ninguna expresión de dolencia, en sus ojos solo había rabia, rabia que hacia arder su intenso odio hacia todo.


— ¡¡Mantén el cuchillo clavado en la herida¡¡, si lo sacas, puedes desangrarte con más rapidez, tienes que esperarme aquí, yo vendré por ti ¡¡Te lo prometo¡¡ —


— ¿Por qué lo hiciste? Te juzgaran por esto, no tendrás escapatoria, no importa que tanto intentes cambiar las cosas, Alicia, todo ya está escrito y pronunciado, no se puede borrar lo imborrable. Acabas de... acabas de destruir la esperanza en todos —


— ¡¡Te equivocas¡¡ La profecía se equivocó, porque yo no me equivoqué esta vez — .


Paso la palma de su mano por el filo del cuchillo clavado en el vientre de Laura, el cual no estaba oculto del todo. Cerro la mano con el fin de presionar la sangre de sus venas, y la abrió para mostrárselo a Laura.

— ¡¡Que¡¡ ¿Qué es lo que has hecho ?, nos condenaste a todos ¡¡a todos¡¡ —


— No, no es cierto, solamente gane algo más de tiempo, de esta manera podre ver mas opciones posibles —


— ¿Él te convenció verdad? ¡¡Si¡¡ de seguro lo hizo. yo lo sé, el ha intentado convencerme, aprovechando siempre esa vulnerabilidad que los sueños nos causa, pero nunca lo lograra, por eso ¡¡LO ODIO¡¡ por lo que fue, por lo que es, y por lo que ¡¡será¡¡….. pero tú, tú eras diferente Alicia, se suponía que tu ibas a crear el mas bello de los sueños, no destrozarlo, para convertirlo...….. ¡¡EN UN INFIERNO¡¡ .Ya nada me hará perder de parecer, sin importar que tan contaminada este tu sangre ahora..... — .

Callo al suelo agotada por la sangre perdida, pero la ira aun cesaba en su rostro.


— Te amo Laura, volveré por ti te lo prometo, llevare a Vidél a un lugar seguro, y nunca mas será visto, todo estará bien, pero no es necesario acabar con su vida, hay otra solución, el me la mostro — Dejo caer algunas lagrimas, en el cálido charco de sangre que se formaba alrededor de sus pies .

— La Noche Blanca, vendrá por todos nosotros, Aliz y eso no podrás evitarlo .


Arrimo el delicado cuerpo de Laura a una fría roca cerca del vacío. entre más sangre se escurría de su cuerpo, más impotente era el cielo, y más hostiles eran sus relámpagos. Alicia levanto a Vidél, moribundo aturdido por la sustancia que se hallaba en las galletas que ingirió. Alicia lo llevo entre hombros, para dirigirse cuesta abajo. Y justo cuando estaban por perderse en la frondosidad de los árboles, el cuerpo de Laura desapareció de la vista de Alicia cuando volteo la mirada hacia atrás. Extrañada dejo a Vidél alado de un tronco oscuro, desmembrado por un rayo ya hace mucho tiempo. Corrió hacia la roca empinada, sin hallar nada más que un pequeño charco de sangre que se mezclaba con las mezquinas gotas de lluvia.

— ¡¡Laura¡¡ — Grito desesperada, pero lo único que logro contestarle, fue su propio eco, y el frio murmullo del viento. Alzo su frente hacia la tempestad del cielo, una intensa luz deslumbro sus ojos, y la obligo a caminar hacia atrás. Su cabello se desmenuzaba por la intensidad del roció. Fríos terribles penetraban sus huesos al igual que un extraño hedor mesclado con el ambiente. Decidió dejarlo todo atrás, sin importarle a donde iría Laura, quiso regresar para terminar lo que había prometido, no dejaría que una estúpida predicción arruinara sus motivaciones. Pero en ese instante, por confiada no vio el puñal que amenazaba con abrirle la garganta, sometida por una fuerza mayor, cayó al suelo abruptamente, causando varios moretones en su cara.


— Esto no puede quedar así Alicia, si no es Vidél, entonces serás tú la que tome su lugar —


— ¡¡No¡¡ Estas cometiendo un grave error, si el muere, adelantaras todas las desgracias que están por venir a futuro ¿Es eso lo que quieres? — .


— ¿Quieres que te sea sincera?, la esperanza desapareció hace mucho tiempo, cuando la humanidad hizo pacto con toda la crueldad que rige todo el mundo, todo murió, todo se condenó, lo único que nos queda es esperar nuestro marcado destino — Alicia sollozando intentaba apártese de su camino.


— Nosotras nos juramos en que haríamos el mas bello de los sueños, te llenaba de sueños y esperanzas muertas, para que no te fueras de mi lado, ya que tu mente no puede aceptar la oscura realidad que nos rodea, íbamos a morir en nuestro propio mundo, tenia planeado acabar con todos, pero tu estúpida sonrisa e inocencia, no me lo permitía, pero cuando lo vi, supe que única solución a todos nuestros problemas era quitarle lo que se le dio, pero tú lo impediste, ahora escúchalos, escúchalos como protestan funestos entre los vientos, ya es tarde para entregárselos, y todo gracias a tu ¡¡EGOISMO¡¡…. La noche blanca pronto comenzara. Debemos de morir juntas, como siempre hemos estado, juntas Alicia, como la primera vez que tú te entregaste a mí y yo a ti, sin saber toda la conexión que teníamos — .


— ¡¡Por favor, Laura¡¡ Esto no tiene que acabar así —


— ¿Qué más puedo hacer? ¿Seguir rezando? la única manera de evitar el dolor, es abandonarlo todo, es acabando con nuestras vidas. Ya no tienes por qué temer, nunca nos separaremos, estaremos juntas por siempre —

Laura agarro un piedra e intento amedrentarla contra Alicia. Con todas sus fuerzas intentaba quitársela de encima nuevamente, y en un arranque de rabia, Laura con el cuchillo que había sido apuñalada, lo clavo fuertemente en la mano izquierda de Alicia, para obligarla a quedarse quieta de una vez. Observando a Vidél tirado entre la maleza como un animal moribundo, Laura corrió hacia el con intenciones de acabar su vida de una vez y para siempre, todo seria mejor si el bastardo dejara de respirar — pensó — .No obstante Alicia decidida a evitar más desgracias, apenas logro sujetar una de sus piernas, tirándola contra el piso, toda magullada, saco el chuchillo de su mano, gimiendo de dolor, y sin pensarlo lo clavo justo la frente de Laura, arriba de sus verdes ojos, como el profundo bosque que las observa en silencio.


Laura se levantó muda, con la mirada retorcida, babeando sangre, camino hacia el final del precipicio, dejándose llevar por la gravedad, cayo hacia el final de su vida. Su cabellera rizada, flotaba coma las llamas de una antorcha que estaba por extinguirse. Luego de unos largos segundos, Alicia escucharía un fuerte golpe y vería una bandada de pájaros huyendo de los arboles. Soltó un grito desgarrador, luego lloro abatida sobre sus piernas.


<<¡¡ Quise salvarla!! , quise que comprendiera a Vidél, y que el viviera como una persona normal, pero al final no logre nada, solo muerte.... ¡¡SOLO MUERTE¡¡>>


Al final el cuerpo de Laura fue encontrado luego de 2 horas de su muere , lo que quedo de Laura, fue un rostro destrozado de nariz a mentón, reducido a dos horridas piezas de carne y huesos, su torso perforado por anchas y puntiagudas ramas como el filo de mil espadas, las cuales tendían sus entrañas mientras los cuervos se deleitaban de tal festín.

Aun con su cuerpo masacrado, y la mirada vacía de vida, su belleza ardía enardecidamente como los lingotes de luz, que poco a poco iban desapareciendo, por oscuras nubes que empezaban a cubrir el cielo raso.

— ¡¡Hay que irnos de aquí Vidél¡¡ ¡¡Despierta¡¡ —

— ¿Qué sucedió? ¿Dónde está Laura? — Agacho la cabeza

— ¡¡Te llevare a un lugar seguro¡¡ solo debes de confiar en mi — .

26 de Mayo de 2021 a las 00:34 4 Reporte Insertar Seguir historia
2
Leer el siguiente capítulo VIDÉL

Comenta algo

Publica!
Gonzalo Chinchilla Gonzalo Chinchilla
Wow... Simplemente... ¡Wow!
July 27, 2021, 02:27

  • Javier Gomez Javier Gomez
    Hola amigo espero que estes disfrutando la historia, me gustaría si es que puedes, que me ayudes siguiéndome, para que esta comunidad siga creciendo y que tenga mas posibilidades de que esta historia llegue a mas gente, un gran saludo amigo, gracias por leer NIGRUMN CORE. August 05, 2021, 20:49
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 13 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión