ryztal Angel Fernandez

Cuento que reflexiona sobre nuestra insólita unión con personas equivocadas. Alguna vez nos hemos enamorado de una persona que no nos merecía.


Cuento Todo público.

#teatro #cuento #mundos #romance #Amor
Cuento corto
1
57 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El amor entre mundod

¡Apenas había llegado el talento, abrieron el telón! Pero no era ningún talento… ¡Era de nuevo el amor en el proscenio!

Habían dos mitades en órbita alrededor del Sol. De vez en cuando los planetas incompletos cruzaban miradas pero ni palabras se dirigían. Vivían observando su propio interior durante los días y las noches, embebidos en su ego.

—¡Ustedes son callados! —reclamó el Sol.

La Luna, pícara, había contemplado el sinfín de vueltas de las dos mitades celestes. Cada mitad tenía seres humanos adentro.

—¡Deberíamos conspirar, somos parte del universo! —sugirió la Luna.

El Sol caviló la propuesta. Admitió que los dos planetas incompletos debían unirse para formar uno solo.

—Estimada Luna, tiene usted razón. —Muy señorial el caballero Sol—. Deberíamos conspirar para unirlos.

Como eran parte del universo, planificaron la conjunción de las mitades. ¡Entonces, las dos mitades impactaron! Inició una terrible y dolorosa metamorfosis. Las estrellas se habían reunido para presenciar el espectáculo. El resultado fue un mundo como el nuestro. Pero nada es perfecto, ni siquiera la intención de una deidad divina para crear hombres. En consecuencia, una mitad hablada y la otra también.

—¡Oh! Nos unieron —puntuó la voz femenina.

—Tarde o temprano nuestra tensión nos iba a unir —aprobó la voz lógica del hombre.

—¿Fue correcto ceder el destino de nuestra unión a los astros? —preguntó la mitad mujer.

—Contra el universo no se lucha, solo se escucha —versó la mitad masculina.

—Ahora mis sombras serán las tuyas y tus días serán los míos.

—Cultivemos la civilización y cosechemos logros de corazón.

—Dos mitades, dos mundos, y hoy somos una unidad.

—El enamoramiento es la manifestación pura del instinto colectivo de dos entidades —razonó el hombre.

—Entonces, nuestro amor hará crecer a los vástagos de la Tierra.

¡El amor era un bufón! Pobres mitades, ciegos estaban. No podían abjurar esas falacias sobre un monstruo escritor de tragedias. ¡Ah, ah, cómo bailaba ese amor en el proscenio!

Pasó el tiempo traducido en siglos. Las dos mitades convergían, ya que su relación boyaba. El Sol y la Luna estaban contentos por el éxito del trabajo conspirativo. Sin embargo, el ser humano es autodestructivo por naturaleza, y el amor no es sinónimo de paz. Por lo tanto, los seres humanos libraron una batalla por dominar las tierras de una parte y otra.

—¡Tus hombres me hieren! —vociferó la mujer.

—¡Y los tuyos me lastiman! —replicó.

—¿Cómo podemos detener esta barbarie?

—No lo sé, no lo sé.

La guerra seguía sumando vidas. El ser humano nació para ser dominado. Los grupos, engañados por falsas promesas de libertad, luchaban por los ideales de sus líderes.

Como mujer, ella estaba harta de la indecisión de su mitad. De manera que arrasó, con un desastre natural, los humanos del hombre.

—¡Despiadada eres! —gritó el hombre.

—No haces nada y ves que me lastiman, debo defenderme, ¿no crees? —replicó la mujer.

—En ese caso, ¡yo también defenderé mi parte! —bramó.

La mitad hombre produjo un cataclismo capaz de exterminar la existencia humana. Al finalizar la disputa, no pareció importarles que habían asesinado a la mayoría de sus habitantes. La mujer se sintió ofendida; el hombre se sintió invadido; una ruptura se generó en ambos.

—No quiero seguir con esto. Eres intolerable y cínico al dolor ajeno —reprochó la mujer.

—Yo tampoco deseo seguir —dijo el hombre con orgullo en la voz.

Se separaron y siguieron sus órbitas alrededor del Sol, como dos cuerpos celestes desconocidos.

—¡Qué mal hicimos! —exclamó el Sol.

—Duraron un par de efímeros siglos —admitió, la Luna contristada.

¡Cómo sorprende el teatro de la vida!

12 de Mayo de 2021 a las 17:39 1 Reporte Insertar Seguir historia
1
Fin

Conoce al autor

Angel Fernandez Escritor y fotógrafo venezonalo. Nací en Carabobo, Puerto Cabello. Tengo 23 años. Me dedico a mejorar en la escritura y mantener la meta de representar a Venezuela junto a otros escritores noveles en la literatura del siglo XXI. Todas mis obras están registradas en Safecreative.

Comenta algo

Publica!
YoSoy Giggi YoSoy Giggi
Es un cuento increíble lo he amado, no tienes idea de lo mucho que me gusta, todo lo relacionado con el universo, los astros, el sol, la luna, las estrellas. Y que ellos sean de los protagonistas principales de Esté cuento me ha dejado muy satisfecha. Disfrute de inició a Fin.
~