valkiri23- Lerie Valka

Un librito escondido y una niñita que escribe en el. ¿Cuál es su historia? eso vamos a ver.


Inspiracional No para niños menores de 13. © © Copyright todos los derechos reservados a Lerie Valka

#policial #diario #inspiracional #traumas #mamá #sucesos #amor-puro #paratimamá
Cuento corto
0
69 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Esto va para ti

Me das comida, me das un techo. Eso no sabes cuanto te lo agradezco, de verdad; no es mentira, ni sarcasmo. Te lo agradezco de todo corazón.


Pero ¿Qué pasa con tu cariño? ¿Qué pasa con tu amor? ¿Será real o una ilusión?


Soy muy insegura, lo siento. No se si creer que sea puro, sé que siempre me lo repites "Te amo y esa es la única verdad" y quiero creerlo pero hay algo que no me cuadra en mi realidad.


Me das un abrazo y beso cada vez que voy a salir junto conmigo y agradezco como me proteges cuando ves que algo puede salir mal si salgo con mis amigos.


Me has protegido de muchas catástrofes y de muchos daños luego de que no pudiste proteger de "aquel hecho no importante".


Está bien, lo entiendo, no te gusta hablar de eso pero es solo que aun tengo dudas que no sé con quien hablar, preguntas que quiero realizar; pero aquella cachetada me recuerda que esto te altera mucho y yo solo tengo que conocer tu verdad para que nada malo vuelva a pasar.


Aunque no sé si eso dé muchos frutos...porque algo pasa mamá, ¿eso lo sabrás?


Me ves...pero ¿acaso lo sabrás?


Una vez investigué; sé que dijiste que eso podría atormentarme más. Pero la información llegó a mi y no sabia como rechazarla para impedir conocer lo que una y otra vez te encargaste de que yo no sepa.


Entiendo por qué lo hiciste. Estas dudas ya no me dejan dormir ni comer en paz. Sé que lo notaste. ¿Tal vez si rezo todo esto se irá?


Mamá no se que hacer...


Temo que me castigues como la ultima vez.


De verdad no quise desobedecerte, esa información...ya no sé que creer.


¿Por eso papá se fue? No soportaba lo que le causé. Fue mi culpa por ser débil. Por eso debo trabajar y obedecer.

Hace poco volvió aquel señor, ese que me elige siempre y me enseñó a escribir. Le debo mucho porque el no juega conmigo y solo me enseña cosas, como leer, sumar y...aquella información que no quería tener.


No me importante que me haya hecho saber eso por lo que ahora vuelvo a ser una mala hija para ti, mamá. Porque el aún así vuelve cada día y me dejan con el por hooooras aunque no sepan que lo que hacemos no es jugar.


Esta bien, mamá. No te preocupes, aún así tengo con quien jugar. Tranquilízate, estoy bien. Aun no me divierte tanto como dijiste pero tengo con quien jugar y ¿eso es bueno, no? dijiste que lo era pero él...


No quiero llenar este librito con mis dudas, así que lo dejaré hasta aquí. Espero escribirte pronto otra vez mamá. Aunque todavía no quiera que veas esto; hice una promesa y quiero cumplirla como me dijiste que las debo cumplir. Pronto te dejaré leerlo, lo prometo. Sera cuando termine de cumplir mi anterior promesa.


Bueno, ahora sí. chaoo, te quiero, te amoo, te extraño. Aun falta una hora para verte, pero no tardes tanto.


En eso momento, la niñita tan pequeñita para su edad que estaba en ese cuarto mugroso, recibió un llamado; de seguro era que tenia nuevos amigos para jugar. Abrió la puerta como pudo y se asustó al ver un hombre corpulento seguido de 8 más.


- ¿Dónde está tu mamá? - Le preguntaron.


- Jugando - Respondió inocentemente.


Todos esos gigantes, como ella lo veía, empezaron a reír.


- Entonces jugaremos tu y yo hasta que aparezca - Le hicieron saber con sorna y malicia.


Pero ella tenía miedo, esos no eran lo amigos que su mamá le decían que eran tranquilos y buenos. Tenían cara de ogros y se veían muy, muy feos. No quería, no quería. « Esto no es un juego » Repetía aquellas palabras su cerebro. « Pero no puedo desobedecer a mamá » Se reprochaba en su interior.


Vio a aquellos hombres acercarse con sonrisas asquerosas y luego los insultos, el dolor, el ajetreo, el mareo, el vomito y muchos manos en movimiento. Su cabeza reproducía eso sin parar, sin descanso y ella solo pudo cerrar sus ojos retorciéndose en su tormento perverso. Haciéndola inconsciente de todo lo que sucedía fuera de eso mientras por dentro ella sentía con moría lentamente.


« Mamá, mamá » sollozaba mentalmente, mientras se apagaba y colapsaba en ese putrefacto suelo con una alfombra verde.


○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○


- Señor, llegamos a tiempo - Avisaba un agente a su capitán mediante el auricular - La niña y las mujeres están a salvo. Llegamos antes de que pudieran hacer algo y llevárselas.


El capitán sin decir nada ni hacer muecas de alegría solo suspiró aliviado y contento « Otra misión que sale como debería » . Rápidamente se bajó de la furgoneta en que la iba y se acercó a la casona a la que, por su misión, ya conocía. Quería ver con sus propios ojos que aquella niña que tanto se empeñó en cuidar al conocer lo que hacia ahí, estaba bien; pero todo lo que sus ojos vieron fue como una camilla la sacaba con prisa de lo que era "su habitación" y con ojos furiosos se acercó al agente que le confirmó que "la NIÑA y las mujeres se encontraban a salvo".

Con nerviosismo, el agente le explicó lo que uno de los enfermeros le dijo a sabiendas que su capitán le iba a exigir información más certera del estado de la niña y cuando soltó las palabras "tuvo un colapso nervioso por la situación de pánico y estrés a la que se vio sometida al llegar aquello tipos que tenemos detenidos y se desmayó" el capitán ya se encontraba en movimiento en busca de un carro que lo llevara al hospital en el que se encontrara la niña, el agente a pasos rápidos le siguió.


- Fue llevada al hospital militar, yo mismo lo solicité para que pueda usted ir en su búsqueda con más facilidad. También interrogamos a los tipos y dijeron que solo empezó a decir "No quiero, no quiero", a gritar y luego se desmayó antes de que ellos pudieran hacer algo - Terminó de explicar el agente justo cuando el capitán empezaba montarse en un taxi y rápidamente le entrego el objeto que encontró.


"Para ti mamá" Se leía en la portada de aquel librito que el mimo le regaló y que se le acaba de ser entregado. El capitán soltó una risita al ver aquella letra desprolija y temblorosa que sabia poseía la niña, risa que se fue desvaneciendo al recordar que aún faltaba un objetivo de su misión.


"Para ti mamá" Volvió a leer; mamá es de las ultimas cosas que se le puede llamar a aquella mujer. Pero está bien, se dijo, porque mientras miraba como reposaba aquella niña que se convirtió si esperarlo en la luz de sus ojos; se juró protegerla como en sus primeros años nunca lo hicieron y se juró amarla como desde que la conoció había hecho.


Pronto aquella niña se convirtió en su hija y pronto aquella madre se pudrió en una celda por el resto de sus días.


○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○


Esta va para ti, mamá; las últimas palabras que te escribiré. Así que léelas, por favor mamá, porque no serán más que unas 10.


Te perdono, Me perdono y espero que tu corazón sane también y si no hay más que maldad y veneno en el pues...espero que te pudras con el.


jajaja ¿A quien quiero engañar? era obvio que iba a escribir más de diez. Pero en fin, eso es todo lo que debes de saber.

5 de Mayo de 2021 a las 20:49 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Fin

Conoce al autor

Lerie Valka Me gusta creer muchos multiuniversos. Adoro escribir. Amo imaginar En mi cabeza habitan muchas palabras a la esperar de crear una historia. No soy muy buena pero sin duda aprenderé el proceso. Solo espero que lleguen a ayudar a alguien y puedan sumergirse un poco en mi mundo si decido publicar alguna.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~