J
Jhan N Herrera


Jhan un hombre común y corriente tal como el se describe; vive una interesante, diferente y curiosa. Historia basada en sucesos que ocurrieron en su vida. Él se encuentra profundamente enamorado de Daniela, joven que lo cautivó desde su época en la universidad, pero su profundo amor se frustra debido a diferentes circunstancias que ocurren. Vanessa, joven que logra desviar la atención de Jhan hacia Daniela, crea situaciones en las que nuestro protagonista tendrá que superar para por fin definir quién es el amor de su vida.


Drama No para niños menores de 13.
0
17 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La primera vez

De momento me presento mi nombre es Jhan, bueno por ahora eso no es de importancia, soy un adulto de clase media vivo en Bogotá, con pocas aspiraciones en la vida, como todo ser humano pienso en continuar con mi empleo y una vida perfecta, pero de momento solo tengo una vida común y corriente nada fuera de lo común, trabajo en una empresa de diseño gráfico, de momento estoy soltero y disponible, pero por ahora me conformo con lo que tengo, mi salario no es tan malo y mis amigos me apoyan en todo momento, estos siempre llegan puntualmente al bar llamado BVMC (Beer, vodka and Music company) debido a que sus precios y comidas son asequibles, además de que es un bar decente, en aquel sitio normalmente nuestras charlas son las mismas el dinero, la vida, el trabajo y las mujeres. La charla de hoy como todas las demás fueron decepcionantes pues nuestras vidas son demasiado tediosas parece un ciclo, todos los días a las 5:00 am me levanto, después a las 6:30 am voy camino al paradero, allí pasa mi bus que me deja a una cuadra de mi trabajo tengo que apurarme debido a que entro a las 7:00 am, allí tengo que prepararme para la tarea diaria, crear logotipos para empresas, después de 8 horas de trabajo vuelvo a subirme al bus de vuelta a mi casa, allí leo durante dos horas, después de comer, saco a pasear mi perro durante hora y media, este es mi fiel compañero se llama Max un hermoso Golden Retriever me ha acompañado durante bastante tiempo. Antes de acostarme me pongo a dibujar bocetos que se me ocurren si en algún momento creo mi propia empresa. Escuchando música clásica una de mis favoritas, después de media hora de dibujar observando el paisaje, ya que vivo en un doceavo piso, observo el cielo y pienso en que como sería mi vida si tuviera todo lo que quisiera para poder disfrutar de mi futuro, después de reflexionar me acuesto y otra vez se repite el ciclo día tras día hasta el final de mes normalmente un viernes ese es uno de los pocos días fuera de la rutina después de salir del trabajo me subo al bus camino al BVMC cuando llego me encuentro con mis amigos allí nos tomamos entre todos una botella de vodka nuestro lujo, después de una larga charla salimos y caminamos durante una hora aproximadamente y recorremos todo el sector allí, nos acordamos de los viejos tiempos y de las idioteces que hacíamos antes y reímos mucho. Tantos recuerdos me hacen llorar porque quizá nunca tuve una etapa tan feliz como mi adolescencia lástima que todo en esta vida tiene un fin, pero ya que no podemos cambiarla entonces aceptémosla.

Hubo un momento en mi vida en la universidad me enamoré apasionadamente de una mujer, una hermosa mujer esta preciosa mujer habla inglés y francés muy bien, tiene unos gustos muy parecidos a los míos sin mencionar que además de su hermosa figura es una persona con una extraordinaria personalidad y es adorable en todo sentido, el problema es que ella no se fijaba en mí, esa era una de las desventajas, pero aun así lo intente, convertirme en un amigo y podría decirse que lo logre, pero no del todo además de que ella ya tenía un hombre al que amaba, yo no estaba dentro de su criterio por lo tanto me sentí desesperado y quizá ella sintió mi desesperación por lo tanto perdimos comunicación. Desde ese momento pensé en maneras para contactarme con ella y entonces se me ocurrió una idea y esta se la comenté a mi amigo y este me dijo que el ser humano hace cosas inimaginables por el amor y estaba en lo cierto.

En ese momento empecé a escribirle cartas, pero nunca decía mi nombre, ella pensaba en un admirador secreto, pero yo creo que nunca se le ocurrió que fuese yo y esa fue mi ventaja por el momento. En estas cartas yo le expresaba todo lo que sentía por ella, pero ella no quería mostrárselas a su novio, ya que pensó que posiblemente era una broma, pero después de un buen tiempo supo que no, ya que siempre aparecían en su escritorio, pero nadie sabía quién era el remitente. Allí empezó la primera carta, mi primera inspiración.

20 de Abril de 2021 a las 21:48 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Milagroso Encuentro

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 14 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión