Gio Giovanni Hernandez

Un grupo de chicos se ven involucrados en eventos que desencadenan tragedias en su vida pues deberán enfrentar a un ser sobre natural que amenaza con asesinarlos.


Suspenso/Misterio Sólo para mayores de 18.
9
243 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

Mi grupo

Mi nombre es Karla y vivo en un pequeño pueblo llamado Zumpango, un pueblo olvidado por todos, la vida aquí no es tan mala, tenemos buen internet y los servicios básicos sin mencionar que la zona donde vivo no esta nada mal pero tampoco es como Polanco o algún lugar de mayor de mayor prestigio pues aun hay muchas casas abandonadas y terrenos baldíos pues la vida esta iniciando por estos lados y no hay muchas familias o gente por lo que los adultos casi en su mayoría deben viajar hasta la ciudad para trabajar pero aun así no hay muchos lados donde pasar el rato, todo aquí es muy aburrido y ni los jóvenes como yo hacen algo para alegrar el lugar, suena mi alarma y es hora de irme a la secundaria, olvide decirlo pero tengo 15 años y voy en tercer grado, debo caminar al rededor de un kilometro para pasar de la unidad de CTC a Villas 2000 donde es mi escuela, el mismo camino de siempre, las mismas casas y terrenos baldíos de siempre a mi paso y veo una cara conocida, Diana Mestre, la rara del grupo, debo decir que es un clásico y todos en algún momento de nuestra vida nos topamos con alguien así, baja estatura, sobre peso, poca confianza en ella y una muy perturbadora adicción al anime y a cosas del ocultismo, no soy la chica mas guapa pero jamás usaría atuendos de personajes de anime para asistir a la escuela como ella, incluso carga un libro de hechizos con el que maldice a quien no quiere ser su amigo o ver las cosas a su gusto, mejor camine por otra calle para evitar hablar con ella, sigo mi camino y me encuentro con la que podría decir es mi mejor amiga y al igual que yo, ambas pasamos desapercibidas por todos, incluso nos dicen la tostada y la guayaba pues siempre vamos juntas a todos lados, su nombre es Yellika, baja estatura, piel morena y cabello corto pero a diferencia de mi, siempre trata de ver el lado divertido y alegre de las cosas, me saluda como cada día y nos vamos juntas a la escuela

-Karla, es bueno verte después del fin de semana, fue de locos con mis primos, casi chocamos el auto de mi tía-comento Yellika muy alegre

-Me cuentas durante el receso, ahora hay que apurarnos, la rara esta a unas calles y odiaría que nos diera una maldición con su libro-respondí cortando su platica

Aceleramos el paso pues se hacia tarde y en la entrada como siempre estaba la maestra Sandi, si me lo preguntan es mi maestra favorita, elocuente, espontanea y muy segura de si misma, maestros la han intentado cortejar pues es muy atractiva pero es una mujer que no necesita a nadie, mi escuela es pequeña, apenas un grupo por grado y una oficina que la orientadora y el director comparten, en fin, la escuela es muy pequeña y al primero que veo tras entrar como siempre es a Mauricio presumiendo sus medallas del torneo al que asistió el fin de semana, el es un poco alto, cabello muy chino y un físico de un atleta nato no lo puedo negar y unos ojos verdes lo hacen parecen un actor, aunque su actitud de sentirse sobre los demás no es de mi agrado y por eso lo evito, aunque la mitad de las chicas de la escuela lo adoran y harían lo que sea por una cita con el incluida mi amiga Yellika, pero es muy alegre y sale con múltiples chicas, me dirijo a mi salón cruzando el pequeño patio y es imposible ignorar el cabello rojo de Helena, la matada del salón las mejores calificaciones de toda la escuela y por si fuera poco es parte de la familia Avila, una familia que es dueña de casi todo el pueblo y ella era la heredera de todo eso, que pueden esperar de alguien así, uniforme impecable y siempre con las mejores tareas, la imagen de una nerd con cabello rojo, debo confesar que abecés, a veces llega a caerme mal no solo por que siempre nos aumentan la carga de tarea pues ella lo pide o por que siempre le recuerda a los maestros revisar proyectos que casi nadie hizo, si no por su pasividad ante todos, nunca se queja y obedece todo lo que le dicen como si fuera un robot, no me la imagino como se vería si fuera mas independiente y agresiva, tomo asiento en mi banca y alguien me tapa los ojos, Roy, el bromista del salón

-¿Adivina quien soy?-pregunto Roy

-Si quieres que por lo menos me tome un segundo intento no uses tu voz, me haces la misma broma cada día-respondí con una sonrisa pues no me molestan sus bromas, al contrario, me parece muy agradable, no puedo negar que lo encuentro un poco atractivo con esos ojos color miel y sus facciones finas

-Al menos podrías fingir, ya agote todo mi repertorio contigo y aun no puedo hacer que te sorprendas-me dice en todo de broma

-Es solo que internet a matado todo y ya muy pocas cosas pueden sorprenderme hoy en día-le respondo mientras unas risas en las bancas de atrás aparecen

Alizze, la brabucona del salón, una mujer conflictiva si me lo pregunta, mas alta que los demás y con un físico que podría derribarme, creo que parece de violencia familiar pues su padre nunca esta y cuando aparece siempre llega borracho a su casa, un clásico caso y nada que nunca antes se haya visto, pues como dije, este lugar es muy aburrido, como Anderson, el chico todo corazón, lo contrario a Roy si me lo preguntan, siempre tan tranquilo y respetuoso, al igual que yo el pasa inadvertido, cabello negro y siempre presentable, podría salir con el, si no fuera por su amigo, Héctor, les conté que la mitad de las chicas se mueren por Mauricio, pues la otra mitad se mueren por Héctor pero el es mas patán pero tiene algo especial pues todos los que les acabamos de presentar lo tenemos como amigo en común y es hasta cierto punto soportable, al menos para mi, la maestra Sandi acaba de entrar y la clase va a comenzar, historia, tan aburrida y no hice la tarea, tarea la cual la maestra olvido pero como siempre Helena le recordó, nos jodio a todos solo por un 10 mas en su libreta, esta vez Alizze le dejo muy en claro que saldarían cuentas a la salida, creo que esta vez la apoyo pues estoy casi segura que me va a costar un examen extraordinario, mas de lo mismo, Roy le ruega la maestra que le de mas tiempo o sus padres no le darán la guitarra que tanto quiere, Mau, a Mau le tiene sin cuidado la tarea, el pasa por su carrera deportiva, Anderson cumple pero se lleva un 8, no es perfecto, pero tras horas de tediosas clases llega el receso, salgo con Yellika apresuradas pues las gorditas de chicharrón son lo único que vale la pena de esta escuela

-Demonios, esto si me molesta, salimos rápido y aun así hay mucha gente en la tienda, las gorditas se van a terminar y de nuevo terminaremos comiendo quesadillas con ese espantoso queso-comente molesta pues en verdad tenia hambre

-Tengo en mi mochila un par de sándwiches y creo que son mejores que las quesadillas-indico Yellika como mi salvación

Le digo que solo comprare algo de tomar y regresaremos al salón, pero algo llamo nuestra atención, era Diana, no era muy común verla salir del salón, ni siquiera al baño pero tenia algo en sus manos, una caja negra con un listones rojos, lo que lo hacia mas extraño pues no era conocida por ser afectiva y muchos comenzaron a seguirle con la mirada para darnos cuenta que se dirigía a donde siempre se juntaban Héctor y Mauricio con las chicas a las que les gustaban y me llenaba de risa que Diana sintiera algo por alguno de ellos pues siempre decía que ella era muy especial por quien sabe que cosas de las fuerzas místicas y que tenia similitud con los personajes de los animes que veía, como sea, siempre se hacia la victima, al llegar fue directo con Héctor y comenzó un discurso para entregarle la caja que tenia en sus manos

-Héctor, tu camino y el mío se cruzaron por una razón, tu aun no lo sabes pero tu corazón late por el mío y el mío por el tuyo, así que como en Monin Call, el anime mas profundo que me inspiro para hacerte este regalo para iniciar nuestra historia de amor, por que desde hoy, tu me perteneces-indico Diana causando risas de burla

No lo podía creer, lo acaba de escuchar y no lo creía, ni siquiera le pregunto si quería ser su novio, solo le dijo que desde ahora es suyo, como si no tuviera opción, es muy osado de su parte pero me mata la curiosidad de saber la reacción de Héctor, despues de todo son polos opuestos, Diana la rara y la burla de todos mientras que Héctor el sueño de toda chica así que mirare atentamente, Héctor recibió la caja confundido y al abrirla encontró claras fotos alteradas para hacer un pésimo Photoshop que emulaba momentos de los animes de Diana pero con su rostro y con el de Héctor además de poemas satánicos y confusos que incluían que uno morirá por el otro, Diana paso de verla como una rara a una toxica enferma y necesitada de atención pero lo que estaba por suceder, jamás me lo hubiera imaginado

-Diana, no sabia como acercarme a ti y decirte que mi corazón late por el tuyo y que claro que quiero escribir una historia a tu lado-respondió Héctor dejando a todos en shock

Increíble, el le corresponde y Diana se ve realmente feliz, esto es lo mas extraño y hasta cierto punto emociónate que ha sucedido en la escuela y en Zumpango en general, Héctor le pide a Diana que le permita hablar con su amigo un momento y que la vera en la salida despues, a lo que Diana accedió y regreso al salón presumiendo su nuevo noviazgo como todo un triunfo en especial a las populares que siempre la molestaban, todos hablaban de lo ocurrido y querían ver si Héctor la besaría a la salida pero al regresar a clases, Mauricio y algunos mas no regresaron al salón, algo que note siendo que salía de mi monotonía diaria y creo que mi mente estaba comenzando a hilar las cosas que sucedían pero no dije nada por el morbo que me causaba la curiosidad de ver como terminarían las cosas

-Oye Karla, ¿Crees que sea enserio lo de Héctor?, despues de todo el es muy guapo y Diana es....bueno....es Diana-indico Yellika aun asombrada

-El tiempo dirá, tal vez solo sea algo pasajero o despues todos lo olviden , ya sabes como es la escuela de apática-respondí sin contar nada de la ausencia de Mauricio y sus amigos

El tiempo siguió su curso y clase tras clase extrañaba mas mi internet y seguir leyendo mi libro, una historia de fantasía que rompía mi monotonía, la campana sonó y podía ver claramente a Diana feliz por lo que seria su primer beso a la salida de la escuela, así que se apresuro mientras Héctor se tomaba las cosas con calma para verla a la salida y seguía sin tener rastro alguno de Mauricio, Diana estaba mas que feliz y no dejaba de restregarle a todos que tenia como novio a uno de los mas guapos de la escuela y cuando lo vio salir su alegría era obvia, Héctor le pidió cerrara sus ojos para besarla frente a todos pero al hacerlo apareció Mauricio tras de ella y le tiro sobre la cabeza una enorme botella de tinta liquida sobre la cabeza mientras todos comenzaban a reírse de ella, incluso Alizze se olvido de Helena y la golpiza que le daría por recordarle la tarea a la maestra

-Hay tonta, ¿Cómo creíste que saldría contigo?, te rechace de manera amigable la primera vez pero fuiste necia y me pusiste en evidencia frente a toda la escuela, quieres tu ridículo amor oscuro, pues ahí lo tienes-respondió Héctor tirando la caja que le dio Diana mientras ella lloraba y salía corriendo ante las burlas de todos, sabia que estaba mal pero no pude evitar reír pues era algo que rompía mi monotonía aun cuando la maestra Sandi salió preocupada y le pidió a Héctor y Mauricio que la acompañaran a la dirección

Un momento de risa que tal vez sea lo mas divertido y extraordinario en mucho tiempo pero mi lectura era primero así que junto a Yellika regrese a mi casa para volver a la rutina, si tenia ganas hacia la tarea o si no saldría a dar una vuelta con mi amiga pero esa noche decidí dormir un rato hasta que una abrumadora y muy desagradable sensación me despertó, una incomodidad que sentí al igual que un nerviosismo horrible que me lleno de miedo sin razón, incluso estaba sudando y mi ventana estaba muy fría, no alarme a mis padres pues sabia que no le darían mucha importancia así que por el resto de la noche me mantuve despierta pero alerta hasta que fuera hora de ir a la escuela y como siempre cumpliría mi rutina sin cambio alguno, el mismo camino de siempre, las mismas casas y terrenos baldíos de siempre a mi paso pero esta vez no apareció Diana, supuse que encontraría a sus padres en su lugar al llegar pues Mauricio y Héctor tendrían problemas, al pasar por Yellika platicamos sobre lo sucedido el día de ayer pero como siempre, se nos hizo tarde pero al llegar no estaba la maestra Sandi como siempre, si no un policía quien nos pregunto si habíamos visto algo raro en estos días a lo que respondí con una negativa y le pregunte lo que sucedía y hubiera preferido no haber sabido pues Diana había sido asesinada en su habitación y por alguna razón sentía que mi deseo de romper la monotonía se iba a cumplir pues algo me decía que cosas muy malas estaban por suceder......





















22 de Marzo de 2021 a las 03:21 3 Reporte Insertar Seguir historia
2
Leer el siguiente capítulo Un dia frio

Comenta algo

Publica!
Giles Le Coste Giles Le Coste
Pues está bien interesante tu historia, seguiré leyendo :). Y si te gustan las historias de misterio te invito a leer las mías.
March 30, 2021, 10:49

  • A Aldo
    Amigo deberías leerte los demás universos, este es uno de algo más grande, hay diferentes versiones de Karla y de los personajes como Helena, en Ragnarock es una loca ansiosa por matar a los Ávila, pero me intrigan mucho tus historias así que.igual.me.doy una vuelta, saludos mi hermano. April 01, 2021, 04:41
  • Giovanni Hernandez Giovanni Hernandez
    Gracias, te tomo la palabra y leeré tus historias con gusto. March 30, 2021, 14:50
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión