excelsior-ofni1614636626 Excelsior Ofni

La realidad y fantasía desde hace tiempo son una sola, lo que ha dado la oportunidad de eventos únicos. Uno de estos, es en una reconocida academia para los futuros protectores del mundo. Con sus puertas abiertas para nuevos estudiantes, algunos de estos destacan sobre el resto por razones reconocidas por todos...aunque otros...


Fantasía Fantasía urbana No para niños menores de 13.
0
40 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los viernes
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1

-Hermano….por favor no vayas.

-Tranquila, no tardare en volver. No te preocupes por mí.

Señor….tenemos que irnos.

-Voy enseguida. Tengo que irme. Volveré pronto ¿sí?

-…de acuerdo….

-Así me gusta. Cuídate.

Con la sonrisa que solo un hermano puede ofrecer, el chico abraza a su hermana, seguidamente, se separa del abrazo retirándose en el silencio.

………..................................................................................................

Así no tenía que pasar.

Llegamos al presente, donde podemos observar a un pelinegro, ojos de un peculiar tono plata opaco, de 22 años, sentado en su cama bastante despierto gracias a una pesadilla, a la par sudaba con una respiración agitada.

-Aún es temprano-dice para sí mismo al ver el despertador, y volviendo a recostarse, suspirando pesadamente.

En otra parte, se observa a una chica de 22 años, largo cabello escarlata al igual que sus ojos, peinándose delante de un gran espejo ovalado.

-Lazari….-con una voz alegre, una chica de 15 años, cabello corto castaño, ojos color violeta entra por la puerta dando saltos.

-Buenos días, Mei ¿Qué pasa?

-Mamá dice que bajes, ya está el desayuno.

-Dile que enseguida bajo ¿sí?

-Claro-responde la castaña, retirándose del lugar.

-….. ¿Qué preparara este día?-se pregunta la peli escarlata mientras mira por la ventana, observando una pulsera de color plata, cambiando a una expresión algo triste.

Minutos después, la chica baja hacia el comedor, encontrándose con sus padres y su hermana con una gran sonrisa en el rostro.

-¿Estas emocionada cariño?

-Un poco nerviosa mamá.

-Este es un gran día, nuestra niña se convertirá en toda una heroína.

-Creo que exageras papá.

-¿Bromeas?, vas a asistir a la mejor academia para caballeros de toda Britania, y una que se encuentra en el top 5 de las más prestigiosas-responde su hermana.

-Todavía no puedo creer que tenga que dejarte ir mi niña-le dice su madre.

-Sigo creyendo que están exagerando.

-No, no creo. Además es la oportunidad perfecta que puedas cono….

La castaña es interrumpida cuando su hermana le tapa la boca con un pan mientras ríe algo nerviosa.

En otra parte, se encontraba un joven de cabello azul oscuro, ojos azul claro, de unos 22 años, sentado en la mesa del comedor, junto a una chica peli roja, ojos color turquesa, de 21 años, con unas peculiares orejas puntiagudas.

-Gerald, ¿sigues aquí?

-Algo así…acabo de recordar que el día de hoy tenemos la prueba en la academia de la señorita Valkyrie.

Lo dicho hace que la chica sienta un ligero escalofrió recorrer su cuerpo, desviando la vista.

-N-Ni me lo recuerdes.

-Por suerte, puede que nos toque en mismo salón, lo que significa, que tendremos más comodidad a la hora de trabajar-dice confiado el peli azul.

-¿No crees que necesitas relacionarte un poco más?

-¿A quién tenemos aquí?

-A los futuros héroes, y nuestro orgullo como padres.

Dicen un hombre pelinegro, vestido formalmente, junto a una mujer de cabello azul celeste, ojos turquesa, y un rasgo peculiar, sus orejas puntiagudas.

-Pensé que no despertarían hasta más tarde-dice el chico.

-¿Y perdernos de su iniciación? Ni lo pienses-le dice el hombre.

-Sobre eso… ¿Cómo es exactamente?

-Cada año, miles de jóvenes de su edad intentan ser los mejores para poder entrar a la academia, pero para eso, tienen que pasar rigurosas pruebas que muestren que tienen lo necesario, además que se les muestra al mundo y otras academias-responde la mujer aclarando la duda de la peli roja, pero aun dejando un mar de dudas en ellos.

En el hogar del pelinegro, se podía observar a este, empacando sus cosas en varias maletas, mientras terminaba de empacar la última, se detiene para ver momentáneamente varias fotos divididas en tres secciones, como si fuera una especie de libro, cerrándolas con cuidado en absoluto silencio, para al final, arrojar una moneda al aire, y tomarla.

……………………………………………………………………………….

-¿Tienes todo?

-Sí.

-¿Segura?

-Si…

-¿Qué hay de…?

-Que sí, tranquilos, estaré bien. Supongo que no tardaran en llegar por mis cosas.

-Lazari…

-¿?

-Quiero….quiero que te lo quedes-con algo de nervios, la menor le entrega un collar.

-Mei, pero este fue tu regalo de cumpleaños. Deberías de quedártelo.

-No….serán unos años en los que no pueda verte…así que es algo para que nos recuerdes.

Dudando un poco ante la propuesta de la joven castaña, la chica termina aceptando con una sonrisa, abriendo el medallón, observando la pequeña foto de su familia.

-Gracias. No los decepcionare.

Con alegría y orgullo evidente, los padres junto a su hermana, dan un último abrazo a la chica, quien a pesar del momento, tenía una expresión un tanto tiste, observando a la aparente nada.

……………………………………………………………………………….

-De acuerdo, ropa, pertenencias personales, y….

-¿Qué cosa?

-….El Señor Bigotes-dice el peli azul sonriendo, mostrando un oso de peluche.

-¡Oye, devuélvemelo, devuélvemelo!

Entre pucheros y saltos por intentar recuperar al peluche, los intentos por recuperar el oso son interrumpidos por el sonido cuando llaman a la puerta, en el umbral, se hallaba el hombre con una expresión seria, lo que hace que ambos se tensen y pongan firmes.

-Supongo que, están bastante animados.

-B-Bueno…es un día un tanto especial.

-Eso es cierto…pero-con un paso firme, sin borrar la expresión de su rostro, se acerca hasta estar al frente de los jóvenes, observándolos fijamente-No estoy seguro si…están lo suficientemente listos.

-……..

-Entonces-

-Lo estamos. Estamos listos señor.

-Perfecto. Recuerda, eres un Wolford…no, decepciones a nuestra familia.

-…..por supuesto.

Sin decir mucho más, los jóvenes se retiran respectivamente de sus hogares, comenzando a dirigirse hacia el centro de la ciudad envueltos en sus pensamientos, pero se ven interrumpidos cuando se terminan topando justo antes de llegar a su destino.

-Lazari-con una alegría más que evidente, la peli roja se arroja abrazándola.

-Gelda, Gerald, me da gusto verlos.

-¿Lista para el desafío?

-Sí, señor.

-¡Chicos, espérenme!

¿Lawrence?

El ahora identificado como Lawrence, se detiene delante del grupo de chicos, apoyándose en sus rodillas, intentando recuperar el aliento, lo que solo hace que sus compañeros le pregunten si se encuentra bien, recibiendo un asentimiento de su parte, siguiendo con el camino entre conversaciones de cualquier tema, llegan a lo que parece ser un aeropuerto del cual despegaban aviones con un diseño un tanto peculiar, casi futurista, en el interior, cientos de familias se despedían de sus hijos, mientras que otros simplemente eran viajes diarios.

Al subirse al transporte que los llevaría hasta su destino, se podía notar como tenían expresiones distintas, desde nervios, hasta emoción, pasando por preocupación y…. ¿tristeza? En otro avión, cierto oji plata se encontraba viendo por la ventana mientras jugaba con una moneda de un diseño algo peculiar.

Entre un par de horas de vuelo, observando como el mar se extendía hasta el horizonte siendo adornado por las nubes levitando a metros de su superficie, finalmente se logran ver indicios de tierra firme, en la lejanía, una estructura muy parecida a un castillo bastante grande, lográndose distinguir a simple vista que tenía distintas salas en su interior, estando rodeada de un espeso bosque, el cual se volvía mayor mientras más se adentraba.

Al momento de aterrizar todas las aeronaves, el grupo de jóvenes cual bala emergen del interior, observando con impresión la edificación delante de ellos, dando la apariencia de ser como unos niños visitando el lugar al que tanto habían pedido ir.

-¡Es increíble!-exclama el rubio pareciendo tener estrellas en sus ojos.

-La escuela más prestigiosa de toda Britania, no puedo creer que estemos aquí-dice la peli roja aún más emocionada, sacudiendo al peli azul.

-Oigan…. ¿No creen que deberíamos entrar?

Ante el despiste de sus compañeros apunta hacia la entrada, la cual estaba a punto de cerrarse, corren hacia esta ella como alma que lleva el diablo, tras caminar un poco, admirando los alrededores como lo son los jardines, la manera en que estaba decorado el lugar, terminan llegando a la sala principal, decorada con estatuas y grandes cuadros de caballeros, además de que en el lugar se encontraban cursos anteriores, siendo a simple vista, también gracias a la organización, 4 años que se tenían que cursar. Los maestros, estando en el podio y siendo uno de los que más resaltaban, una mujer de largo cabello rubio, ojos violetas, y un vestido azul con detalles en un blanco puro.

-¿Ella quién es?-pregunta el rubio.

-Se parece a tu mamá…..sin bromear.

-La verdad sí.

-Es la directora, la señorita Valkyrie.

-¿Qué? Pero si se ve tan joven-dice la peli roja.

-Dicen que en verdad es una valquiria, así que puedes esperar muchas cosas.

De un momento a otro, el lugar se queda en silencio cuando la mujer da un paso al frente, acercándose a un micrófono.

-Buenos días.

¡Buenos días!

-Este día, puedo ver a cientos de jóvenes que buscan proteger a su nación, pero también, veo potencial para causar daño. Ustedes no solo aprenderán a proteger a su gente, sino que también aprenderán a encontrarse a sí mismos, saber para qué es lo que nacieron, de esa manera, podrán ser reconocidos no como aquellos que el “Abismo” y “El Vacío” engendro, sino como los defensores de toda una generación…y las que se avecinan. El día de hoy, demuestren que tienen el potencial, el valor y determinación para estar en este lugar. Les deseo a todos buena suerte….den lo mejor de sí mismos.

Finaliza la mujer para seguidamente retirarse, obviamente que los presentes no tardaron en gritar ovaciones, esperando con ansias empezar para demostrar su determinación.

-Ese fue un buen inicio-dice el peli azul.

-¿Ahora hacia dónde?

-Atención, todos los de primer año diríjanse hacia el patio principal, sigan las indicaciones del profesor en todo momento.

Esto es dicho por un hombre robusto de gran barba, a lo que todos hacen caso dirigiéndose hacia el patio. Una vez estando ahí, otro profesor, más delgado, con un par lentes, bata blanca con algunas quemaduras y cabello peliverde algo desordenado llega.

-De acuerdo, ya son adultos, no están en preparatoria, estas son las grandes ligas damas y caballeros, así que haremos esto, no salgan de esta área, y en cuanto lleguen al bosque, habrán obstáculos de todo tipo, así que no duden en destruir todo a su paso…o morirán. Lleguen nuevamente a la academia…buena suerte, todos los observan.

Finaliza el hombre dejando muchas dudas a los de nuevo ingreso, pero estas serían respondidas al instante, cuando un enorme círculo con símbolos e inscripciones apareciera debajo de ellos, a la vez que una luz los cegara momentáneamente, al abrir los ojos, todos aparecen en distintos lugares, solos.

-¿Magia de tele transporte?-se pregunta el peli azul levantándose del suelo-Eso es un poco cliché….

Por el bosque se podían escuchar rugidos distantes, gruñidos, y algunos susurros un tanto perturbadores.

-¿Por qué nos enviaron a este lugar?-se pregunta la peli escarlata.

GGGGGGGGGGGGGGRRRRRRRRRRRRRRRRRR

Girando su vista, observa a lo que parece ser un lobo, solo que este era mucho más grande que uno normal, siendo totalmente de color negro, algo que resaltaba eran sus ojos, estos eran de un color rojo sangre penetrante, contando no con un par, sino con tres pares, sumado a esto, dos pares de colas que aprecian ser látigos con una especie de aguijón al final de este.

-Hola perrito, dime, ¿Cómo llegaste hasta aquí?-pregunta la chica como si se tratara de una niña pequeña, con una sonrisa un tanto extraña adornando su rostro.

Ante la manera de actuar de su presa, el ser se abalanza sin titubear sobre la chica, abriendo sus grandes fauces, no dejando más que el sonido de carne desgarrándose por el bosque.

En otra parte, observamos a los profesores vigilando a los alumnos por lo que parecen ser cámaras de seguridad.

-Este año tenemos a grandes caballeros-dice un hombre con una armadura robusta.

-Sí, pero por otra parte, están algunos individuos con dudosa procedencia-dice el hombre de la barba.

-¿Qué hay de los que ingresaron por recomendación?-pregunta una mujer con un traje elegante, cabello castaño, ojos color marrón, mientras fuma un cigarrillo.

-No fueron recomendados en vano, en verdad son fuertes….pero parece que todos quisieron hacer la prueba-responde el hombre peliverde.

-Eso solo demuestra su honor-dice la rubia-pero también…

Mientras decía esto, presta atención al joven pelinegro, quien se encontraba sosteniendo a uno de lobo del cuello, caminando entre varias docenas de cadáveres de las bestias, con un semblante serio.

-¿Quién es él?

-Este…….veamos…..aja, su nombre es Lucian, parece que se centra en el combate cuerpo a cuerpo en la… ¡!

-¿Qué ocurre?-pregunta la rubia.

-En…la….

De vuelta al bosque, se observa a la peli escarlata saliendo de entre unos árboles mientras se arreglaba el cabello.

-Creo que me excedí allá.

A la vez que caminaba tranquilamente hacia el destino antes dicho, detrás de ella, emergía lo más parecido a un oso, con algunos rasgos de reptil y caninos siendo de color negro en su mayoría, pero con lo que parecían ser placas de hueso en su abdomen, espalda, brazos, y cabeza.

Estando frente a la chica, este rugía de manera amenazante mientras se acercaba lentamente, elevándose sobre sus dos patas traseras, rugiendo aún más fuerte, azotando el piso frente a él con una de sus zarpas, logra destrozar este haciendo que la chica retroceda, solo para ser sorprendida por una embestida de la bestia, evadiéndolo a duras penas, una vez más, el ser se alza sobre sus dos patas para arrojar un rugido de advertencia, pero este se queda a medias, ya que de un momento a otro este cae al suelo con una agujero en su espalda, al ver quien fue el responsable, la chica ve a un pelinegro con unos peculiares ojos color plata opaco, estrujando un bulto negro.

-¿Estas bien?-tirando el bulto al suelo, se limpia las manos en su ropa.

-Sí, gracias…

-Vamos, déjame ayudarte-dice el chico mientras se acerca para tomarle la mano.

En el momento en el que ambos se dieron la mano, notaron mejor la apariencia de quien se encontraba delante suyo, la mirada de ambos se abrió al tocar la mano del otro perdiéndose en la misma, sintiendo una ligera descarga eléctrica.

Tras ayudarla a ponerse de pie, la chica agradece nuevamente desviando la mirada intentando ignorar lo que sintió, una sensación parecida a un hormigueo, pero eso no evita que el pelinegro la vea con algo de curiosidad, acercándose un poco más.

-O-Oye……

-………..Perdón, es que me eras familiar-dice el chico para girar hacia otra dirección y seguir con su camino.

-Espera, ¿Cuál es tu nombre?

-Me llamo Lucian, ¿Cuál es el tuyo?

-Me llamo Lazari, un gusto-dice un tanto alegre la chica, lo que ocasiona que el pelinegro sonría.

-Un gusto. Lazari, lindo nombre-esto lo dice con una sonrisa, haciendo que la chica se sonroje un poco por el comentario-Por cierto, ¿estás sola?

-Pues…sí.

-¿Qué dices si vamos juntos hasta la academia? Puede que el camino sea más fácil, además, se nota que eres una persona amigable.

-Claro, ¿porque no?-dice la chica caminando en dirección de su acompañante.

A la par de estos acontecimientos, en otra parte del bosque, el peli azul se encontraba asesinando a varios lobos mientras que un aparente oso se acercaba por sus espaldas, dispuesto a atacarlo, sin embargo logra percatarse a tiempo, pero antes de que este lo atacara, una chica se monta en su cabeza de manera hábil, haciendo una llave de tal forma que rompe su cuello.

-¿Qué carajos acaba de pasar?

-Eso estuvo cerca, ¿no lo crees?-dice una chica rubia con dos coletas, ojos de un peculiar y atrayente color cereza.

-Gracias, pero podía con él.

-¡! ¿Tú eres….?

-¿?-por el cuestionamiento sin terminar, el peli azul queda algo pensativo.

-¡Tú eres Gerald Wolford!-dice la chica pareciendo tener brillos en los ojos.

-¿Cómo…?

-¿Cómo no conocerte?, eres una leyenda en prácticamente todo el mundo-le dice la chica como si se tratara de una niña pequeña- Oh, ¿Dónde están mis modales?, mi nombre es Clarisse, mucho gusto.

-El gusto es mío Clarisse-responde cordialmente el chico.

Todo esto era observado por los profesores, quienes ya empezaban a especular varias cosas, algunas un tanto coherente, otras un tanto extrañas.

-¿Qué opinas?-pregunta el hombre con barba.

-Todo parece indicar que este año tendremos diversión para rato-responde una mujer peli blanca con apariencia de niña.

-Gerald, Clarisse, Lucian, Lazari……a simple vista son equipos que parecen encajar, sobre esos dos-dice refiriéndose a Lucian y Lazari-Parece que se conocen desde hace tiempo.

Regresando con la peli escarlata y el peli negro.

-Entonces….naciste en una de las ciudades más bellas del mundo, ¿cierto?

-Aunque no lo parezca-dice la chica con una sonrisa nerviosa en su rostro.

-Eso explica muchas cosas-dice susurrando.

-¿Qué hay de ti? ¿De dónde eres?

-Pues….vengo de muchas partes, mi familia no había podido encontrar un sitio estable.

-Increíble, digo…..debe ser difícil….pero…por lo menos debes de conocer muchos sitios asombrosos.

-Si….asombrosos-dice el pelinegro en un tono algo nostálgico-Pero bueno, supongo que cuando salgamos de aquí tendremos a compañeros.

-¿Compañeros?

-Sí, cada año escogen a personas aleatoriamente o por votación, dependiendo si son casos como estos-dice señalando a ellos mismos.

-Entonces por eso algunos estaban tan emocionados-piensa la chica.

-Oye, ¿crees que necesiten ayuda?

Sin lograr percatarse de su entorno, habían llegado a un precipicio, logrando ver del otro lado como el rubio, la peli roja y otros chicos se encontraban huyendo de algo parecido a un insecto erguido, siendo su coraza de color magenta, contando con grietas que parecían cumplir la función de ojos.

-Hay que ir a ayudarlos…. ¿pero…?

-No te preocupes por eso.

Rápidamente el pelinegro abraza a la peli roja, para posteriormente dar un salto hacia el otro lado, no sin antes dejar un cráter en su posición anterior, una vez llegan al otro lado, este aterriza derrapando un poco, dejando un rastro del derrape de sus pies detrás de sí, acto seguido la chica se separa algo despeinada por el viento en contra, visiblemente nerviosa.

-Creo….que tienes….

-Ya lo sé-dice la chica mientras se retira varias ramas y hojas de su cabello.

Alejados de ellos, se encuentran la peli roja, el rubio y un chico castaño de ojos color avellana, empuñando una guadaña negra, delante de ellos se encontraba la criatura insectoide, acercándose lentamente, abriendo y cerrando pinzas cual cangrejo furioso.

-¿Alguien tiene alguna idea?-pregunta la peli roja.

-Quizás si atacamos al mismo tiempo-dice el rubio.

-¡Cuidado!

Los tres jóvenes logran reaccionar a tiempo cuando una de las pinzas de la criatura se aproxima rápidamente hacia ellos, levantando una nube de polvo que sería vista desde una larga distancia, hundiendo el suelo creando una potente onda expansiva, culminando con la bestia arrojando un rugido amenazador.

Estando aturdidos por el impacto de la onda, el pequeño grupo alcanzaría a ver como el ser se acercaba lentamente, mientras su mandíbula inferior se dislocaba cual serpiente, dividiéndose en otras dos secciones, a lo que el castaño se pone de pie como le es posible, empuñando su guadaña abalanzándose sobre la aberración, evadiendo un ataque de la misma logra cortarle una de sus ocho patas en un salto, generando un alarido de dolor.

No quedándose así, daría un salto creando un corte ascendente en su costado derecho, pero sería recompensado por un golpe de cola en un descuido mandándolo hacia los árboles, acto seguido, la aberración se daría la vuelta, creando varias púas negras de hueso arrojándolas con gran velocidad hacia sus presas, las cuales esquivarían con dificultad debido a su estado, sin embargo, el rubio extendería su mano, haciendo que aparezca una lanza blanca con la punta y detalles en dorado, contando con una gema roja al final de su mango y en la parte inferior del filo, una vez empuña su arma, se abalanza dando un gran salto, arrojando varias estocadas en la cabeza de la criatura, no pudiendo penetrar la coraza pero si logrando herir un par de ojos en cada lado.

Intentando librarse de su atacante, arroja un golpe con su pinza, pero se ve impedido por la peli roja, quien se encuentra sujetándola, siendo arrancada con poco esfuerzo por la chica, lo cual crea un alarido de dolor y frustración en la bestia, generando una onda de energía oscura alejando a sus atacantes, una vez estando en el suelo, se acerca claramente enojado hacia la peli roja, una vez que alza su pinza restante, la chica estando inmovilizada por el ataque, solo puede esperar el final, sin embargo, el ser es azotado por la peli escarlata y la rubia en sus costados con una poderosa patada, si eso no fuera suficiente, en su cabeza descienden el peli negro junto el peli azul, quienes ponen todas sus fuerzas en el impacto, haciendo descender bruscamente a la bestia, elevando una nube de polvo junto una potente onda expansiva, arrancando árboles junto al suelo agrietado.

Una vez se despeja el polvo, se aprecia a la criatura con el cráneo destrozado, y a los recién llegados viéndose entre sí, específicamente ambos chicos.

-Increíble….-dice el castaño sin salir de su asombro.

-Gerald, ¿Cómo llegaste hasta aquí?-pregunta la peli roja.

-Vimos la columna de polvo, supimos que algo no andaba bien…y aquí estamos.

-Ya veo…. ¿Quiénes son tus amigos?

-Ella es Clarisse, nos encontramos en el bosque hace unos momentos.

-Hola, mucho gusto.

-El gusto es mío, mi nombre es Gelda.

-¿Qué hay de el?-dice el rubio.

-Pues no tengo idea-dice el peli azul.

-Lucian, un gusto.

-Entonces andamos con las presentaciones ¿eh?, en ese caso, soy Zack-dice el castaño.

-Un placer-respondería de regreso.

Mientras esto ocurría, en la sala de observación la rubia y la peliblanca se encontraban hablando sobre un tema un tanto curioso.

-¿Qué piensas?-pregunta la peliblanca.

-Es un tanto interesante, sobre todo por esos dos-responde la rubia.

-A estas alturas sé cómo procederás, y créeme cuando te digo que…

-No….creo que ya se lo que sucederá este año-dice la rubia con una sonrisa en su rostro.

Pasan los minutos, los que buscan ser parte de algo más grande que sus vidas llegan a la academia, de los miles que salieron, solo unos pocos cientos llegan sanos y salvos a su destino.

-¿En serio somos los únicos que llegaron?-dice algo aterrado el castaño.

-Creo que tuvimos suerte-responde el rubio.

-Felicidades-dice la rubia presentándose en el podio-son los afortunados que tuvieron la suficiente voluntad como para superar este reto, y en cuanto al resto de aspirantes, no se preocupen, están fuera de combate, pero algunos se les reconsiderara su entrada, dependiendo de su desempeño. En cuanto a su estadía en la academia, será de la siguiente forma. Se les asignara un número, en caso de que no hayan conocido a sus compañeros ahí afuera junto a sus nombres, así podrán saber quién será su compañero por los dos primeros años que estarán aquí. Un ejemplo de cómo encontrar a su compañero es este, 15-27, 01-19, así sucesivamente. Sus asignaciones estarán en el pasillo, buena suerte, y bienvenidos.

Finaliza la mujer, haciendo que los jóvenes se dirijan hacia los pasillos, observando grandes pantallas en ellas, junto sus aulas, horarios, habitaciones, etc.

-¿Con quién estaré?....-se pregunta la peli escarlata-Puede que no tenga muchos amigos, pero puede que al menos aquí consiga algunos.

Después de caminar un rato, se detiene frente a una de las pantallas, observando cuidadosamente quien sería su compañero.

-Seria….

-Hola compañera.

12 de Marzo de 2021 a las 18:01 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Capitulo 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 8 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión