mal_koak M Estrada

No es nada que entiendas. Nada que este cerca de lo que piensas comúnmente. Solo depende le la perspectiva, pero tu perspectiva es demasiado diferente a la mía.


No-ficción No para niños menores de 13.
Cuento corto
0
291 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

내가 다루는 관점

No es nada que entiendas. Nada que este cerca de lo que piensas comúnmente. Solo depende le la perspectiva, pero tu perspectiva es demasiado diferente a la mía.

No lo digo con orgullo o superioridad, tampoco diría que es lo contrario.

"yo pude ver sangre en el suelo, pero pudo haber sido una rosa"

Lo que para ti es un simple camino para mi es un laberinto.

También he pensado: ¿no sería más fácil cambiar de perspectiva?

Oh, en ese momento era tan ingenua...

Una perspectiva lo es todo para nosotros, por el factor más relevante para cualquier cosa existente. "la primera impresión"

Desde algo tan complejo como conocer a una persona, o algo tan sencillo como lo que sería una simple palabra. la primera impresión es la base de nuestra perspectiva. esta nos da una idea de lo que vendrá a continuación al conocer algo nuevo.

En el caso -conocer a una persona- lo podemos interpretar con el ejemplo de una situación donde se habla de la persona x:

X vive en un complejo de apartamentos conformado por un solo edificio. Desde que llego a la vivienda, con un buen traje y con buenos modales, rápidamente capto el agrado de todos sus vecinos. X trabajaba de lunes a sábado, regresaba tarde y salía muy temprano. Sus vecinos lo vieron como una persona trabajadora y motivada por su oficio, ya que siempre poseía un rostro calmado y relajado por más de las constantes horas de trabajo. Todos los domingos, su día de descanso, iba al mercado cercano por insumos y raciones, una que otra vez ayudaba a una de sus vecinas con las compras pesadas.

"X, una persona amable, trabajadora y dedicada" diría cualquiera desde la perspectiva de sus vecinos.

Si supieran que, en realidad, X, tenía una instalación escondida, donde apresaba a personas jóvenes, era un asesino que liquidaba a sus víctimas sin remordimiento alguno.

Llegaba muy temprano por la mañana, recibía a la víctima totalmente inconsciente, cobraba el pago por sus "servicios". Se quitaba la ropa con delicadeza y la dejaba perfectamente doblada en otra habitación, y se colocaba su ropa de trabajo, prendas muy parecidas a las que usaría un cirujano, y procedía con su trabajo. sedaba por completo a sus víctimas y con facilidad las dejaba bajo el agua; mientras el sujeto se ahogaba iba a preparar café, lo serbia en su taza negra, tomaba hasta la mitad y volvía a su lugar de trabajo. alistaba sus instrumentos con paciencia en el lugar donde pertenecían. volvía hacia la victima ya muerta y encendía el sistema que dejaba que el agua pasara y que el cadáver deje de estar entre ella. Con cuidado subía la plataforma metálica y empezaba. primero removía ambos ojos del cadáver, los dejaba en frascos especiales y seguía, removiendo las huellas dactilares, una por una con total paciencia. finalizando esto, volvía a la otra habitación, tomaba una relajante ducha para entrar en calor ya que la habitación contigua era muchísimo más fría. comía la comida que había preparado la noche anterior y limpiaba todo para que quedara impecable. después de terminar de estar los requerimientos de su contrato (normalmente era el corazón o hígado) y empacarlo con todos los protocolos necesarios llegaba el equipo de recolección, quienes se llevaban lo que quedaba del cadáver y los requerimientos del contrato.

X era un completo profesional, con gran experiencia en este ámbito. Claro que eso llamó la atención de las autoridades en muchas ocasiones. Por eso cuando estos mismo intervinieron en el departamento de X sus vecinos no pudieron creer lo que las autoridades narraban. Lo vieron como algo imposible y se compadecieron de X.

La primera impresión que tuvieron los vecinos sobre X, no les permitía creer en la perspectiva que la policía tenia de X. ya que esa primera impresión construyó la perspectiva de los vecinos.

En el caso -descubrir una palabra- lo podemos interpretar con el ejemplo de una situación donde hablaremos de la palabra Y:

"Y" puede ser una palabra poco usada en el vocabulario cotidiano. El que alguien halla usado esta palabra de manera vulgar, sin necesidad de que esta sea un insulto ni mucho menos, hará que para las personas que recién descubrieron la palabra habiéndola escuchado de manera vulgar, se les hará incomodo el utilizarla o escucharla. Ya que su primera impresión fue negativa, construyeron una perspectiva en donde esta palabra es una "vulgaridad"

Aunque, no sabría con exactitud cuales son los límites de este hecho, pudo afirmar que las primeras impresiones son muy importantes y el efecto que tienen sobre nosotros, la mayoría de las veces es muy fuerte. Los casos ya mencionados (sobre todo el primero) era un caso extremo, aun si es común que nosotros manejemos nuestras primeras impresiones sobre el resto sin saberlo, pero el ser consientes lo hace un poco más poderoso.

Las perspectivas no son fáciles de cambiar, no es tan sencillo como mover una hoja para verla desde otro ángulo.

No es nada que entiendas. Nada que este cerca de lo que piensas comúnmente. Solo depende le la perspectiva, pero tu perspectiva es demasiado diferente a la mía.


-Malkoak

28 de Febrero de 2021 a las 23:24 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~