mal_koak M Estrada

Aquí estoy, mirando las estrellas. Llueve y mi camisa está mojada por las gotas, aunque en ningún momento salí de casa.


No-ficción No para niños menores de 13.
Cuento corto
0
376 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

별을보고

Aquí estoy, mirando las estrellas. Llueve y mi camisa está mojada por las gotas, aunque en ningún momento salí de casa.

El cielo nocturno está totalmente despejado, con aquellas esferas de fuego a miles de años luz de distancia. Se siente tan frío aquí.

Es distante y lejano, tal vez cuando muera sea una estrella en el cielo, eso tendría sentido. Aquellas almas solitarias se quedan atrapadas en las estrellas que de lejos parecen estar tan juntas mientras cuando en realidad es todo lo contrario.

Las estrellas se ven tan pequeñas y me hacen sentir lo pequeña e insignificante que soy ahora, que por más de estar sola en la oscuridad como ellas, no tengo ningún brillo que dar.

Así el frío que siento en mi cuerpo, calando mis huesos, siendo verano. Totalmente sin sentido. No han parado de caer gotas y siguen mojando mi camisa, así como yo no he dejado de mirar las estrellas. Estás que me llenan de melancolía.

Comprendí que vivo en la ciudad sin estrellas, porque no quiero mirarlas. Son muchos recuerdos. Los recuerdos devastadores que no me dejan dormir y me atormentan, junto con los bellos recuerdos que daban calidez en mi corazón, ahora solo me traen melancolía y tristeza, me hace sentir frío pensar lo distantes que esos recuerdos son ahora.

Las palabras vagando en mi cabeza son la perfecta tortura, el castigo ideal para mí. La escala de dolor ahora solo está subiendo, mi cuerpo es tan frágil como mis sentimientos, y el mundo solo se ha encargado de hacerle daño a ambos.

Ya sin ánimos, sin poderme levantar de esta cama miro a las estrellas, dan parpadeos y hablan.

¿Qué sabrán ellas de implorarle a la luna un poco de su piedad?
¿Qué sabrá el mundo de rezar por las noches para que mañana sea diferente?
¿Qué sabrá mi cabeza que tan ideal sería la muerte sabiendo que ya lo intente?
¿Qué sabrán las personas de lo que siento si no saben de generosidad?

Si no me dan respuestas no quiero escucharlas, pasarán los años y si sigo aquí, me preguntaré lo que estaba pensando ahora así como yo me preguntó que pensaré en ese entonces.

¿Es esto una estupidez?¿Estoy haciendo lo correcto?¿Esto es culpa mía?

Siento que es estúpido, siento que no hago lo correcto, siento que es culpa mía.

Ahora no me sirve de nada lamentar mis errores, ni mis desgracias. Pero no deja de doler, no me dejan en paz las emociones, me persiguen de día y de noche.

Y cuando cierro los ojos suplicando "deténgase" me hacen abrirlos y mirar. Justo como ahora miro las estrellas.

Aquí estoy, mirando las estrellas. Llueve y mi camisa está mojada por las gotas, aunque en ningún momento salí de casa.

-Malkoak

19 de Febrero de 2021 a las 05:01 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~