mary_ere Eréndida Alfaro

Porque más rápido cae un hablador que un cojo, Mariel descubrirá que su propia felicidad no depende de los demás, ni de las posesiones, ni del dinero... y se dará de topes en la pared cuando se vea sumergida en el peor de los desastres, el amor. Ella estaba preparada para enfrentar la vida con tantas comodidades como podía alcanzar, o eso es lo que quería, pero una serie de desafortunadas circunstancias le empujan a hacer lo que siempre creyó nunca haría, una familia.


Romance Chick-lit Sólo para mayores de 18.

#familia #embarazo #historia-corta #amor-a-primera-vista #Malos-entendidos
0
200 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

INTRODUCCIÓN

Abrió los ojos con pesadez, sintiendo la cabeza a punto de estallar y su tracto digestivo amenazando con llenar su boca de sabrá el cielo cuantas cosas provenientes de su revuelto estómago; miró a su alrededor para encontrarse en una habitación que no conocía de nada, y suspiró pensando que había sido una idiotez lo que había hecho.


Había pasado la noche con alguien, su cuerpo dolorido en su totalidad, mientras algunas partes se sentían incómodas, y ese olor sugestivo en las cobijas que le envolvían, se lo aseguraban. Pero, como estaba sola en la habitación, no tenía idea de quién había sido el afortunado que incursionó en ese cuerpo que llevaba tantos años cuidando.


Se vistió tan pronto como pudo, y dejó atrás una habitación desconocida para recorrer un pasillo desconocido también, justo como la escalera que la llevó a la primera planta que daba a lo que imaginaba sería la entrada principal.


—¿No desayuna? —preguntó una mujer saliendo de una de las puertas al lado de la escalera.


Mariel negó con la cabeza mientras sonreía llena de vergüenza, y salió después de despedirse con una inclinación de cabeza que fue respondida por otra igual de parte de la persona que la recibía.


Salió a toda prisa y, antes de llegar a la banqueta, miró detrás de sí y silbó de manera juguetona.


—Nada perdida la niña —dijo refiriéndose a sí misma por lo impresionante que se veía esa casa en que había pasado parte de la madrugada y toda la mañana pues, según su celular, pasaba ya de medio día—. Espero que la señora de la casa no sea la esposa del sujeto con el que dormí.


Dicho eso, giró de nuevo y se fue, respirando solo un poco aliviada por no recordar el rostro de ese hombre que en serio esperaba no fuera casado, y al cual esperaba no volver a encontrar jamás.


Otra cosa que esperaba era que la vida estuviera esta vez de su lado, y no en su contra, como solía estar todo el tiempo.



---------------------------------------------------------------------------------------

Inicio: 01 de Marzo de 2021, publicación diaria hasta completar historia.

27 de Febrero de 2021 a las 21:18 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo CAPÍTULO 1

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 10 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión